viernes, 13 de enero de 2017

Un niña de 10 años comete un atentado suicida en Nigeria

La pequeña hizo estallar la bomba que llevaba adosada al cuerpo junto a un grupo de gente en la la ciudad de Maiduguri y causó varios heridos


Una niña de 10 años murió el lunes al hacer estallar la carga explosiva que llevaba adosada al cuerpo en la ciudad de Maiduguri, al noreste de Nigeria. El atentado no causó víctimas mortales, aunque sí algunos heridos.
Según los testigos, la pequeña accionó el explosivo antes de tiempo y no impactó de lleno en el objetivo del ataque, un grupo de gente reunida en una calle de la ciudad. "Murió instantáneamente, aunque una persona resultó gravemente herida", explicó a la AFP un vecino del lugar.


LINCHADA POR LA MULTITUD

La policía del Estado de Borno, donde está situado Maiduguri, su capital, una zona donde es muy activo el grupo yihadista Boko Haram, afirmó que el ataque lo llevaron a cabo dos personas. La otra también era una niña que fue "linchada por la multitud enfurecida" antes de que hiciera estallar el cinturón de explosivos.
El pasado 11 de diciembre, dos niñas de apenas 7 años de edad hicieron estallar las bomba que llevaban encima en un mercado también de Maiduguri, matando a un persona e hiriendo a otras 17.

Publicado por elperiodico.com – Internacional – AFP – KANO – 02/01/17 -

Rompiendo con una costumbre de 400 años que impedía el ingreso de mujeres a los templos en la India

Captura de pantalla del video

A través de la historia, en muchas religiones del mundo las mujeres han sido consideradas ritualmente impuras debido a la menstruación y las creencias a su alrededor. Esta percepción social condujo a que a las mujeres se les negara la entrada a sitios religiosos durante siglos. En la india, las mujeres están desafiando y cambiando estas tradiciones centenarias que restringen sus derechos.
En los últimos cuatro siglos, ninguna mujer podía entrar al templo Shani Shingnapur en el distrito de Ahmednagar, Maharashtra. El 28 de noviembre del 2015, una mujer entró al santuario interno, llamado la “plataforma sagrada”, para elevar sus plegarias. Enfurecidos por este acto, los aldeanos de Shingnapur cerraron sus negocios por un día. 

Siete agentes de seguridad fueron despedidos, la seguridad fue reforzada con más cámaras de circuito cerrado de televisión y se les advirtió a todos en el templo a estar más vigilantes con el fin de mantener a raya a las fieles mujeres.
Posteriormente, activistas de la Brigada Bhumata Mahila, liderada por Trupti Desai, intentaron entrar en el templo de Shingnapur pero se les negó la entrada. La cuestión se agravó y llegó a la Corte Suprema de Bombay el 1 de abril, la cual emitió el siguiente fallo:
·         Traducción

·         Cita original
Aquellos que prohíban la entrada a mujeres a lugares de culto serán arrestados…enfrentando seis meses de cárcel, en virtud de esta Ley.
El 8 de abril del 2016, el templo Shani Shingnapur levantó la prohibición a las mujeres. Sin embargo, todavía quedan muchos templos en la India donde continúan tales vetos.
Por ejemplo, el templo Maskoba de la aldea Veer, ubicada en el distrito de Pune del estado de Maharashtra, aún continuaba negando la entrada a mujeres al santuario interno tras la sentencia de la corte. El corresponsal comunitario de Video Volunteers, Rohini Pawar, decidió hacer algo al respecto.

Rohini, siendo ateísta y un firme defensor de los derechos de las mujeres, en un principio se ocupó del asunto con la comunidad, y luego con las autoridades del templo.

En el video, Rohini preguntó: “si todos tenemos los mismos derechos y libertades, ¿entonces por qué existe tal restricción para las mujeres?”
Ella habló con las mujeres en la comunidad y se dio cuenta de que nunca habían protestado por esta práctica, debido al miedo a represalias por violar prácticas tradicionales.
Con la ayuda de una ONG local, ella presentó una petición a las autoridades del templo de Maskoba.
La autoridad del templo honró la petición y, tras largas discusiones, permitió la entrada de mujeres al santuario interno del templo. El 13 de abril, mujeres locales rompieron con la tradición y entraron al templo.

Junto con los templos hindúes tales como Shani Shingnapur o Sabarimala, tradicionalmente el ingreso de mujeres ha estado prohibido en el lugar sagrado musulmán Haji Ali Dargah en Mumbai. La Suprema Corte de la India emitió un veredicto el 24 de octubre tras una larga batalla judicial que defendió la igualdad de acceso de hombres y mujeres al sanctum sanctorum de Haji Ali Dargah. Sólo el mes pasado un grupo de mujeres activistas fue finalmente capaz de entrar en el Dargah.

¡Excelentes noticias! Las mujeres ahora pueden entrar a toda institución religiosa en la India  – ya sea una dargah o un templo. Derecho a rezar.
India Today: Luego de que Haji Ali abriera sus puertas a las mujeres, el templo Padmanabhaswamy suaviza el código de vestimenta.
Esta sentencias judiciales han brindado las bases jurídicas en la lucha contra la discriminación de género en sitios sagrados, mientras activistas como Rohini continúan impulsando un cambio sobre el terreno.
El Tribunal Superior del estado más educado en la India orienta a las mujeres para que se vistan de acuerdo a los deseos de los sacerdotes de los templos.
No obstante, todavía hay un largo camino por recorrer.

Publicado por Global Voices – Asia – 01/01/17 -


Mujeres ganan terreno en el periodismo de Bangladesh


Wahida Zaman, de United News of Bangladesh. Crédito: Cortesía de Wahida Zaman.
El periodismo es una profesión que atrae a ambos sexos, pero dictámenes sociales y ambientes laborales hostiles hacen que el número de mujeres en los medios de Bangladesh sea ínfimo. Pero una nueva generación de reporteras avanza con el apoyo de sus colegas.
Un informe divulgado en octubre por la periodista Shahnaz Munni, del canal privado de televisión News 24, señala que solo hay cinco por ciento de mujeres trabajando en los medios impresos y 25 por ciento en los electrónicos en este país asiático.
A pesar de las dificultades y de los obstáculos, cada vez se incorporan más jóvenes recién recibidas a la profesión. Wahida Zaman es una de ellas, y se acaba integrar al servicio informativo United News of Bangladesh (UNB) como subeditora en formación.
“A diferencia de muchos de mis compañeros de clase, tanto hombres como mujeres, yo elegí estudiar periodismo. Antes era fotógrafa. Nada me emociona más que pensar en que el periodismo puede darme todas estas oportunidades en un solo paquete”, indicó Zaman a IPS.
“Puedo viajar, conocer nuevas personas, enterarme de nuevas historias, tanto de personas exitosas como otras que no lo son y, por supuesto, tomar muchas fotografías. Así comenzó a florecer mi sueño de ser periodista”, relató.
Pero ser mujer y periodista a la vez no es tan fácil. “Debes de hacer frente a algunos obstáculos, a verdaderos desafíos. Y comienzan en tu casa”, observó Zaman. La familia se muestra reticente porque quieren que las mujeres estén “seguras”, acotó.
“Primero, debes convencer a tu familia de que el periodismo no es para nada una profesión de ‘riesgo’”, se lamentó.
“En nuestra sociedad, a menudo te perjudican por ser mujer. No puedes llegar lejos porque eres mujer, no puedes mudarte sola porque eres mujer, no puedes trabajar tarde en la noche porque eres mujer, no puedes ser lo suficientemente valiente para hacer periodismo de investigación porque eres mujer, y así siguen apareciendo las excusas”, subrayó.
La periodista Nadia Sharmeen, del canal privado Ekattor TV, fue víctima de una agresión en 2013, cuando cubría una manifestación organizada por Hefazat-e-Islam para Ekushey Television, en Daca.
Sharmeen, quien obtuvo el Premio Internacional para Mujeres con Valor, del Departamento de Estado de Estados Unidos, en 2015, dijo a IPS que en este país la población femenina debe hacer frente a muchos desafíos en lo más diversos ámbitos. “Las amenazas y la intimidación forman parte de esta profesión para las mujeres”, observó.
Shameen, originaria de Bagerhat, un alejado distrito del sudoeste de Bangladesh, comentó que su familia la apoya en su profesión de periodista.
Por su parte, Sanchita Sharma, editora de noticias de Boishakhi Television, señaló que el ambiente para las mujeres es mejor que nunca en Bangladesh y que cada vez son más, aunque todavía no es satisfactorio.

Uno de los problemas, precisó Sharma, es que las mujeres siguen inclinándose por ser presentadoras de noticias, más que reporteras o editoras, lo que podría permitirles ascender en su trabajo.
Sanchita Sharma, de Boishakhi Television. Crédito: Cortesía de Sanchita Sharma.
Además de los problemas sociales, las periodistas deben hacer frente a dificultades en sus hogares y en el trabajo. “Es un doble problema para ellas”, subrayó.
Sharma también señaló que en el Club de la Prensa Nacional de Bangladesh, los hombres que dominan el comité ejecutivo son renuentes al ingreso de mujeres. “Es muy lamentable que solo hayan 54 entre los 1.218 miembros”, observó.
Rashada Akhter Shimul, una de las editoras de noticias de Somoy TV, coincidió y comentó que los periodistas malinterpretan el éxito y las mejoras laborales de sus compañeras inventando historias jugosas.
Los jefes se ponen más estrictos con las reporteras, comentó. “Podrían fácilmente ahorrarnos los turnos nocturnos si no hay una emergencia, pero no lo hacen. Por eso muchas jóvenes prometedoras terminan abandonando la profesión”, indicó.
Toda profesión tienen sus dificultades, pero en el periodismo es especialmente desalentador, y en particular para las mujeres. “La situación mejora, pero lentamente”, observó.
Shimul comentó que sus jefes también menoscaban a las periodistas y las ignoran a la hora de cubrir noticias difíciles e importantes, como delitos y la oficina del primer ministro.
Shahiduzzaman, editor de la Red de Noticias, una organización sin fines de lucro y de apoyo a los medios, señaló que el ambiente en Bangladesh para las periodistas todavía está lejos del ideal.
La Red de Noticias fue la primera que en la década de los años 90 ofreció capacitación periodística para las universitarias mediante programas de becas, indicó Shahiduzzaman, representante y asesor de IPS para Asia meridional.
Además, su organización capacitó a casi 300 jóvenes y futuras periodistas con apoyo de Diakonia, Free Press, Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la Fundación Ford, la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo, la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, el Banco Mundial y el Banco Janata, una institución pública local.
El programa resultó muy positivo con 60 por ciento de las participantes trabajando en grandes medios de este país. “Sanchita y Shimul son dos de ellas”, precisó.
Sobre la importancia de la igualdad de género en los medios de Bangladesh, Shahiduzzaman señaló que muy pocas del cinco por ciento de mujeres periodistas en medios impresos están en cargos de decisión, lo que es necesario para lograr cambios profundos.
Por último, se lamentó de que apenas haya periodistas locales trabajando a escala de distrito, y subrayó que se necesitan programas de capacitación para alentar a más jóvenes recién graduadas a dedicarse al periodismo profesionalmente.
“Estaríamos mucho mejor si consiguiéramos el apoyo de donantes como en otros tiempos”, observó.
Publicado por IPS- Mahfuzur Rahman – Daca – 11/01/17 -

Prostitución, trabajo que también ejercen hombres

Aseguran que en La Ciudadela nadie los obliga a prostituirse ni tienen que pagar una cuota a algún “padrote.”

 El parque de La Ciudadela es emblema histórico de la capital del país, ahí se desarrolló parte de la Decena Trágica y fue donde asesinaron a Gustavo A. Madero. En la época actual, el edificio que fue una tabacalera alberga la Biblioteca México y desde 1996, cada fin de semana se convierte en una pista de baile; pero también es donde por la noche se ejerce el sexoservicio masculino.

Los sábados y domingos, cuando la música que ameniza el danzón se apaga, las parejas que han mostrado sus mejores pasos de baile se van y llegan las que buscan otro tipo de acción.
De las 22:00 a las 04:00 horas, La Ciudadela es punto de reunión de hombres y mujeres que buscan sexo clandestino con desconocidos. Algunos cobran, otros no. Esta zona forma parte de un circuito sexual del bajo mundo de La Ciudad de México, del que poco se sabe.

LA DELEGACIÓN CON MÁS SEXOSERVICIO

La Cuauhtémoc es la delegación de la Ciudad de México donde más se registra el trabajo sexual, debido a que es el centro de la capital del país, aunado a que es donde hay más hoteles de paso, bares y giros negros.
El director general de Seguridad Pública de la Cuauhtémoc, Rafael Luna Alviso, explica que han contabilizado a 706 mujeres y 140 hombres que se dedican al sexoservicio en la vía pública: "Fundamentalmente a los hombres los vemos en La Ciudadela, Alameda y San Fernando.”

La delegación, aclara, no tiene la facultad de retirar a las y los trabajadores sexuales, lo que está a su alcance es "negociar” su reubicación. Sobre todo en zonas donde los vecinos se han quejado, debido a los focos rojos e inseguridad que conlleva esa práctica en la vía pública.


Publicado por El Diario de Coahuila – El Universal – 26/12/16 -

Remedios de la abuela que avala el médico


Las abuelas tienen solución para casi todo. Crecieron sin una farmacia prácticamente a la vuelta de cada esquina (aunque tampoco existía el arsenal de medicamentos de hoy en día) y debían buscar alivio a los males cotidianos con lo que tenían a mano. La eficacia de muchos de estos remedios está respaldada científicamente. El doctor Francisco Marín, del grupo de Fitoterapia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), explica la ciencia que hay detrás de las recetas clásicas de nuestros mayores.

1. Ajos para el corazón: Cocidos o crudos, el ajo es una de las drogas vegetales más eficaces para la prevención cardiovascular, según el aval de ESCOP (la Sociedad Europea para la Cooperación en Fitoterapia) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA): tiene efectos beneficiosos sobre el perfil lipídico (colesterol bueno, malo y total), la hipertensión arterial (leve o moderada) y previene embolias arteriales (y con ello, infartos e ictus). El ajo también se ha mostrado realmente útil en los resfriados e infecciones respiratorias.

2. Limón contra el dolor de estómago: Un estudio del Centro Alemán para la Investigación del Cáncer ha demostrado que el jugo de los cítricos reduce la infección causada por los virus que afectan al aparato digestivo (norovirus). Otro remedio para el estómago menos popular es el jengibre: su efecto antiemético (previene los vómitos) cuenta con el respaldo de la EMA y la ESCOP. “No sólo está recomendado para el mareo del viajero, también para los vómitos de la quimioterapia y de la embarazada”, indica Marín.

3. Clavo (aromático) para dolor de dientes: “Hay que aplicar dos gotas de aceite de clavo directamente sobre la zona dolorida o instiladas en un hisopo de algodón y aplicadas sobre la región dolorosa”, describe. Con ello se consigue un efecto anestésico local, que se mantiene durante dos o tres horas y permite, por ejemplo, comer sin dolor. El remedio es tan efectivo como económico, pero a cambio de muy mal sabor, un inconvenientes que se tolera “por el resultado, que es poco menos que milagroso”, enfatiza el facultativo.

4. Mostaza contra las infecciones respiratorias: La Comisión E del gobierno alemán concede evidencia científica a las cataplasmas a base de compresas con semillas trituradas o harina de la planta de la mostaza (Brassica sp.) para las afecciones de las vías respiratorias y para las inflamaciones osteoarticulares crónicas. Según describe Marín, las cataplasmas deben de aplicarse sobre el cuerpo durante 15 minutos en los adultos y entre 5 y 10 minutos en los niños. El problema llega cuando cada cuál quiere hacer su propia receta: “De ahí a afirmar que la mostaza del perrito caliente va bien para los resfriados, evidentemente, media un abismo”.

5. Hojas de alfalfa y zumo de naranja para la anemia: Nada tan sencillo como mezclar una fuente contrastada de hierro (alfalfa), con otra fuente rica en vitamina C que potencia la absorción de hierro. Se trata de un remedio natural, mejor tolerado que el hierro oral que se vende en las farmacias. Sin embargo, la propuesta está contraindicada en personas con enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, lupus) y en los trasplantados o que estén bajo tratamiento para prevenir el rechazo debido a que “la alfalfa junto con la naranja aumentan la inmunidad de los que las consumen”.

6. Vahos de eucalipto para la congestión nasal y de pecho: Aspirar el vaho que emana de una cacerola con agua hirviente y hojas de eucaliptos es una imagen del pasado (ahora se utilizan humidificadores con unas gotas de aceite de eucalipto). Su eficacia es reconocida por todas las autoridades sanitarias: EMA y la Comisión E aprueban la utilidad de los preparados a base de hoja de eucalipto para el tratamiento de la tos asociada a catarros de vías altas (garganta y nariz), y ESCOP comparte las recomendaciones del aceite esencial de eucalipto para las infecciones de garganta y nariz.

7. Menta contra la halitosis: Que la menta contrarresta el mal aliento lo recomienda hasta Asno, el burro parlante amigo de Shrek. El olor característico de la menta se debe a su contenido en aceite esencial que es rico en mentol (entre un 45 y un 55%) y de aquí su probable acción antihalitosis. Sin embargo, “si nos ceñimos a lo que dice la evidencia científica, es la propia EMA quien otorga a las hojas de la menta (Menta piperita L.) una acción antiespasmódica digestiva (es decir, preventiva de cólicos, gases y flatulencias)”, explica Francisco Marín. La EMA también adjudica al aceite esencial de menta “eficacia real en el tratamiento de la cefalea tensional, cuando este aceite esencial se aplica de forma tópica a la dosis correcta”. Con todo, el facultativo advierte: “Nunca utilice el aceite esencial sin la supervisión de un entendido en la materia”.


Publicado por  El País – Buena Vida – Angeles Gómez López – 28/12/16 -

Luchando contra la ablación desde los ocho años

 Nailantei Leng’ete es una veterana en la guerra contra la mutilación genital femenina que somete a las masai de Kenia

Su gente lo llama emuatare: es un obligado y despiadado rito de paso que transforma a las niñas, con un corte y un dolor indeleble, en mujeres adultas. Con solo 25 años, Nice Nailantei Leng’ete es ya una veterana en la guerra contra la mutilación genital femenina que somete a las mujeres de su pueblo, los masai del sur de Kenia.

No muy lejos de la ciudad de Loitokitok, en una ventosa sabana guardada por el monte Kilimanjaro, Nice cuenta su primera rebelión contra esta costumbre ancestral: tenía solo ocho años, era huérfana y huía por la noche de casa de sus tíos para esconderse bajo una gran acacia, esperando que el amanecer y la animación por la ceremonia lograran que no se notara su ausencia en el recuento de las chicas para cortar. Así se libró dos veces del emuatare, victoriosa al convencer a la familia para que la mantuviese intacta y la dejara estudiar, hasta licenciarse en asistencia sanitaria.
“Sabía que habría llorado, condenando a mi familia a la vergüenza. Durante la circuncisión, las niñas masai deben permanecer en silencio y quietas sobre la piedra, sin mover siquiera los ojos, o de lo contrario nadie se casará con ellas. Habría huido hasta el infinito, pero decidí enfrentarme a mi abuelo, el cabeza de familia: ‘No voy’, le dije, ‘tengo solo ocho años, tengo que terminar la escuela’. Y él, atónito por mi obstinación, cedió”.

Hoy, desde su aldea rural de Nomayianat, Nice Nailantei Leng’ete se ha convertido en embajadora mundial de un África en femenino que dice “basta” a la mutilación genital, a los matrimonios precoces, a la exclusión de las niñas de los estudios y de las mujeres de la vida económica. Un círculo vicioso del subdesarrollo, en el que el ritual del “corte” es un engranaje hipócrita. Lo primero que hizo Nice, comprometida con AMREF, la principal organización sanitaria sin ánimo de lucro de África, fue enfrentarse a los ancianos: son ellos los que gobiernan esta sociedad pastoril y seminómada, impermeable a lo moderno por miedo a perder su identidad.“Yo era la única chica de la aldea que sabía leer y escribir: me eligieron como educadora a la par”, explica.

En Kenia, el 21% de las mujeres sufrió la mutilación genital en 2015, pero entre los masai alcanza el 73%

“La primera vez me tomaron por loca”, recuerda entre risas. “Nunca se había visto que una chica se atreviera a criticar una costumbre tan antigua como el mundo”. Ella no tenía prisa y, después de un año de reuniones y sonrisas, los ancianos se convencieron de que el emuatare, al condenar a las mujeres a hemorragias, infecciones y complicaciones en el parto, perjudica a toda la comunidad. Y de esta forma Nice ha contribuido a salvar a más de 10.000 niñas.
Las repercusiones internacionales no tardaron: la joven dulce y tozuda habló de su misión en la Clinton Global Inciative en Nueva York y en el Mandela Washington Fellowship, un encuentro de jóvenes líderes africanos invitados el pasado verano a Estados Unidos por Barack Obama.

Unos 200 millones de mujeres en todo el mundo son víctimas de la mutilación genital, según Unicef. La práctica, desvinculada de cualquier religión, resiste en 30 países, 27 de ellos en África. En Kenia, el 21% de la población femenina sufrió la mutilación genital en 2015, pero el porcentaje varía mucho en los más de 40 grupos étnicos del país y entre los masai (alrededor del 2% de la población) alcanza el 73%. Para ellos, la escisión del clítoris y de los labios menores es el sustento de la pureza y una garantía de monogamia para las mujeres, mientras que a los hombres les está permitida la poligamia.
Y a pesar de todo, Kenia se considera un ejemplo en el África subsahariana de la lucha contra la mutilación genital femenina: desde el año 2003, según la última encuesta demográfica y sanitaria del Gobierno, se redujo un 22% en el ámbito nacional, y el Fondo de Población de Naciones Unidas prevé una nueva disminución del 40% para 2020. Están vigentes dos leyes estrictas: la última, de 2011, establece al menos tres años de prisión para el autor del delito y castiga a los que discriminan a las mujeres no mutiladas. Hay una Comisión gubernamental dedicada a erradicar el problema y, desde 2014, un equipo nacional de fiscales investiga minuciosamente. 

Sin embargo, entre los límites de los enkang, los campamentos masai que miran al sur, la única ley es la que sancionan los ancianos tras las huellas de la tradición, y la sangrienta ceremonia persiste aún en la clandestinidad.
“La mutilación genital es la raíz del analfabetismo femenino y de los matrimonios precoces”, explica Nice Nailantei Leng’ete. “La niña mutilada, a pesar de que solo tiene ocho o 10 años, se considera una mujer adulta, obligada a abandonar la escuela para casarse con un hombre maduro que ofrece a la familia una dote de ganado, el bien más preciado. Así, de mayor, ella no sabrá hacer nada, acarreando pobreza a su aldea”. Su sencillo lema, “la chica instruida aporta más vacas”, ha hecho mella en los ancianos masai, que hoy la bendicen como a una hija que puede guiarlos hacia el futuro.
Para evitar a las niñas un dolor injusto, se ha inventado un “rito de paso” alternativo, que respete las costumbres limpiándolas de sangre. “La ceremonia es idéntica a la tradicional” dice la joven, “con bailes y sacrificios de cabras, pero no hay mutilación. 

Los ancianos bendicen los libros para animar a las niñas a estudiar y, antes de la fiesta, estas siguen un curso de educación sanitaria y sobre los derechos de la mujer. Mi gente está aprendiendo que la auténtica transición a la edad adulta es la educación”.
Donde quiera que Nice vaya, las mujeres masai le dedican bailes y canciones reservados a los jefes, agradecidas de que esta joven hable al mundo de su África, que por fin se encamina hacia la emancipación de la mujer

Publicado por el País – Loitokitok ( Kenia ) - EMANUELA ZUCCALÀ – 29/12/16 -



Los niños frente a la violencia

Aunque no sepan interpretar los hechos violentos, los pequeños pueden comprender que algo malo sucede y experimentar malestar.
Restringir el acceso de los niños a películas o videojuegos sangrientos parece no bastar para alejarlos de la violencia. La inseguridad ciudadana ha aumentado en el país y las imágenes violentas pueden sorprender a los pequeños en un noticiero, una red social o incluso en su mismo entorno.
¿Pueden los infantes darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor? Según Iris Bello Castillo, psicóloga clínica y jurídica, la respuesta es sí.
“Los niños son esponjitas que todo lo absorben”, explica la psicoterapeuta infanto-juvenil y de adultos. “Son más perceptivos de lo que a veces queremos admitir, se dan cuenta de lo que sucede a su alrededor, aunque generalmente, y a medida que son más pequeños, no saben cómo interpretar lo que está ocurriendo, ni saben cómo categorizarlo dentro de sus esquemas mentales”.
La especialista del centro Terapia Boutique dice que, ante estas situaciones, los adultos tienen que mantenerse atentos.
“Si no se da una orientación adecuada, esto les puede afectar más negativamente de lo necesario y generar malestar”, dice Bello Castillo.
Cómo hablar con los niños sobre la violencia
Si un niño no pregunta de manera directa acerca de hechos violentos de los que ha tenido conocimiento, tal vez no haya necesidad de entablar con él una conversación al respecto.
“Lo ideal es que esperemos que los niños se acerquen con sus inquietudes”, aconseja Iris Bello Castillo, psicóloga clínica y jurídica del centro Terapia Boutique.
No obstante, aclara, si los padres observan cambios conductuales importantes en el menor y sospechan que pueden estar relacionados con la exposición a la violencia, deben acercarse a este para tratar el tema. Cuando la situación escape de su control, deberán buscar ayuda profesional.
Los cambios en la conducta incluyen comportamiento más agresivo o, por el contrario, retraimiento. Asimismo, que el chiquillo tenga pesadillas, altos niveles de miedo y ansiedad o que se muestre muy irritable.
El objetivo del adulto al conversar con el niño sobre un tema tan sensible como la violencia es que el menor se sienta protegido, confiado y seguro.
((Consejos
¿Cómo hablar con el niño sobre la violencia sin infundir en él miedo? Iris Bello Castillo, quien es psicoterapeuta infanto-juvenil y de adultos y especialista en psicoterapia breve, nos da algunas pautas:
1 Utiliza un lenguaje sencillo y adecuado para la edad del niño.
2 No le des más información de la necesaria en el momento. No lo abrumes.
3 Dale información verdadera. “Los niños y las niñas suelen preguntar lo mismo varias veces y si se dan cuenta de que la versión en algún momento cambia, esto les puede generar desconfianza y preocupación”.
4 Espera a que el niño se acerque con las dudas que pueda tener o con las aclaraciones que necesite.
5 Escúchalo y reconoce la importancia de sus emociones, pensamientos y creencias.
6 Explícale que tú y el resto de los adultos a cargo de su cuidado han tomado las medidas necesarias para protegerlo. ¡Y asegúrate de tomar esas medidas! “Es necesario que haya coherencia entre lo que se dice y se hace”, comenta la psicóloga.
7 Hazle ver que, independientemente de lo que ocurra, los adultos a cargo harán todo lo posible por cuidarlo.
8 Aunque le enseñes qué puede hacer de manera personal para protegerse en situaciones determinadas, hazle entender que los adultos son los responsables reales de su bienestar.
Controles
Mientras menos expuestos los niños estén a imágenes y noticias violentas, mejor.
“Es fundamental que los adultos supervisen los contenidos a los que los niños tienen acceso”, advierte Bello Castillo.
En la Internet y en la televisión hay mucho contenido que los niños no están preparados para afrontar.
“Les falta madurez física y psicosocial para comprender ciertas realidades crudas sobre la naturaleza humana y el acceder a esta información antes de que hayan madurado puede afectar el desarrollo integral y sano de los niños”, explica la profesional de la conducta.
(+)
ADULTOS CON MIEDO

La psicóloga Iris Bello Castillo señala que la tranquilidad de los niños depende de la tranquilidad de los adultos que lo cuidan. “Los menores perciben cuando no existe coherencia entre lo que los adultos dicen y hacen”.
No obstante, el que un adulto sea presa del miedo y la inseguridad a causa de la violencia no lo incapacita para tratar el tema con sus hijos.
“Mientras el adulto sea sincero en la información que se le proporcione a los niños, puede hacerlo”, afirma la experta.
El adulto también puede contarle a los niños lo que piensa y siente sobre la violencia y la inseguridad, pero debe evitar sobrecargar a los niños con sus preocupaciones.
“Un adulto que sienta miedo puede hablarle sobre la violencia y la inseguridad, explicarle al niño que siente miedo ante la situación, pero que, por ejemplo, el mismo adulto ha tomado medidas para proteger a la familia (como no abrir la puerta si es un desconocido, no dar información personal por teléfono)”, concluye Bello Castillo.

Publicado por Listin Diario – Santo Domingo – Jaclin Campos – 10/01/17 -

Las muñequitas de una prisionera vietnamita llevan un gran mensaje

Muñecas porfiadas

¿Algunas vez has visto una muñeca porfiada? Son llamadas también muñecas de tambor o muñecas tambaleantes. Tienen cabezas redondas, base redonda y sin extremidades. Cuando empujas la muñeca, se tambalea un poco, pero nunca se cae.
Hay una versión hecha por minorías étnicas en Vietnam, coloridas y a crochet. Y ahora hay otra versión, hecha exclusivamente por una prisionera política: Nguyen Đang Minh Man

Man Minh

Nguyen Đang Minh Man es una fotoperiodista y cosmetóloga de 31 años, quien está cumpliendo su quinto año de prisión. Fue sentenciada a ocho años bajo los cargos de subversión. Su madre, Đặng Ngọc Minh, es una ex presa de conciencia, detenida al mismo tiempo que su hija, pero fue liberada mucho antes.
Ngọc Minh recuerda el tiempo en que ella y Minh Mẫn aprendieron a hacer muñecas mientras estaban en prisión preventiva.

Nos llevaron a Nghệ An, en el campamento Nghi Kim. ¡Había algunas minorías étnicas allí y hacen estas muñecas, pero eran un poco feas! Sin embargo, nos mostraron cómo hacerlas.
Cada muñeca es especial y lleva un traje diferente. Son del tamaño de tu palma, con detalles llamativos como pestañas y pequeñas mariposas y flores hilvanadas en sus sombreros. Una muñeca lleva un sombrero que se voltea de una forma coqueta. Otra está vestida por las fiestas, adornada en rojo y verde, sus dos trenzas atadas con cinta roja con las palabras: “Feliz Navidad”, enhebradas a través de su pequeño cuerpo.
Pero el arte y la artesanía se vuelven complicados cuando estás encarcelada en un centro de detención. Ngọc Minh habla sobre la recolección de materiales para hacer las muñecas:

La cosa es que cuando aprendimos a hacerlas, estábamos en un centro de detención así que no teníamos los materiales. Cuando queríamos intentar hacerlas, tuvimos que usar hilos de nuestras toallas de baño. Eso no se ve muy bien, que digamos, cuando sacas los hilos. Pero cuando nos trasladaron a un centro de detención diferente, habían muchas presas trabajando en el bordado y nos dieron los hilos que les sobraban, todos de diferentes colores. Y encontramos algo de algodón también, así que rellenamos sus vientres.
Minh Mẫn entró en un frenesí de hacer muñecas. Hizo una para cada ocasión: una para Navidad, una para el cumpleaños de su mamá y una por el aniversario de bodas de sus padres.
En la prisión donde Minh Mẫn y su madre fueron detenidas, las reclusas se mantienen separadas unas de las otras y se les prohibe salir fuera. Los materiales de lectura están altamente regulados y las reclusas corren el riesgo de confinamiento solitario por alguna mala conducta percibida. Las muñecas porfiadas se convirtieron en una fuente terapéutica de creatividad y distracción.
Cuando su mamá estaba a punto de ser liberada, Minh Mẫn le dio un montón de cosas para que llevara a casa. Los guardias de la prisión sospecharon y pidieron que cortaran las muñecas para asegurarse de que no era una táctica para sacar algo de la prisión. Sin embargo, no encontraron nada en los vientres de las muñecas, excepto algodón. Lo que las autoridades no entendieron era que los mensajes que las muñecas llevaban, estaban justo delante de sus rostros – simplemente no podían comprenderlos.

Ngọc Minh le dice a Loa el mensaje ‘secreto’ en las muñecas:

Una tiene la bandera de la República de Vietnam y ella bordó mi nombre inglés, Ammy en ella, junto con mi fecha de cumpleaños, 04 de abril, al lado de la palabra Libertad, la flor blanca y una mariposa linda en mi sombrero.
La flor blanca, hoa mai, que aparece en muchas de las muñecas porfiadas de Minh Mẫn representa el símbolo del partido pro-democracia Việt Tân y sirve como un mensaje de solidaridad para aquellos que luchan junto a ella más allá de las paredes de la prisión. Minh Mẫn, como su madre, es miembro.

Algunas de las muñecas
Otra muñeca está vestida de negro, con la letra T y el número 4 bordado en el cuerpo: la T significa “tháng” o mes y el 4 por el mes de abril. Esta muñeca, dice Ngọc Minh, conmemora tháng tư đen, abril negro – también conocido como el 30 de abril o la caída de Sàigon. La familia había intentado, pero no pudo huir de Vietnam después de la guerra.
Ngọc Minh quiso compartir las lindas y significativas creaciones de su hija con el mundo, así que después de su liberación, publico fotos de ellas en Facebook. La gente de todo el mundo comenzó a comentar y a prestarle atención a las muñecas. Fue entonces cuando las autoridades prohibieron a Ngọc Minh y su esposo de traer más muñecas a casa después de las visitas a la cárcel.

Pero esta no es la única vez que Minh Mẫn ha recibido atención internacional. Hace unos meses, en setiembre, el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria declaró que Minh Mẫn ” fue detenida únicamente por el ejercicio pacífico de sus derechos”. Pidieron su liberación inmediata.
Y mientras Minh Mẫn está aún tras las rejas en el campo de prisioneros 5 en Thanh Hóa, durante la visita de su familia en noviembre, Ngọc Minh dijo que notaron un ligero cambio en el comportamiento de las autoridades. Ngọc Minh relata:

· 

·        Ella y su papá estaban hablando por teléfono a través de la división de cristal. Este le dijo que “las Naciones Unida le pidió al gobierno vietnamita que la liberara incondicionalmente. Te estoy dejando saber esto, pero no te apresures a tener demasiada esperanza, porque a fin de cuentas depende del Estado. Las organizaciones y la gente de todo el mundo están alzando la voz por tu libertad”. En el pasado, cuando hablábamos de asuntos relacionados al caso, nos detenían de inmediato. ¡Pero esta vez, no lo hicieron! Los cincos guardias de la prisión permanecieron inmóviles sin decir una palabra.

Ngọc Minh dice que ella y su familia desean que Minh Mẫn regrese a casa. No quieren que reciba asilo político y sea exiliada a otro país. Dice que quieren luchar juntos como una familia por un Vietnam libre, en Vietnam.
Y si las autoridades temen que algunas muñecas porfiadas salgan de prisión, uno se puede imaginar cómo se sienten por dejar libre a Minh Mẫn.

Publicado por Global Voices – Africa – 03/01/17 -