martes, 6 de junio de 2017

Taiwán será el primer país asiático en legalizar el matrimonio homosexual La justicia dictamina que la definición de "hombre y mujer" es discriminatoria

Activistas a favor del matrimonbio homosexual se manifiestan durante el pasado mes de diciembre en Taiwán. 

Taiwán será el primer país asiático donde gays y lesbianas puedan casarse. El Tribunal Supremo de la isla ha aclarado este miércoles que las actuales leyes civiles que definen el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer son inconstitucionales y que atentan contra las garantías de libertad de matrimonio y la igualdad de la población.
La histórica decisión, que requería al menos diez de los 14 votos, se ha aprobado con la oposición de dos magistrados. “La libertad de matrimonio de personas del mismo sexo, una vez sea legalmente reconocida, constituirá la base de una sociedad estable”, ha afirmado el tribunal. La sentencia obliga al Gobierno a aprobar en dos años las nuevas leyes que acaben con la discriminación y establece que, en caso de que transcurra ese plazo sin novedades, los gays y lesbianas podrán casarse sin necesidad de esperar más.


30 AÑOS DE LUCHA

La sentencia ha sido recibida con júbilo por los activistas que esperaban frente a las puertas de la sede judicial, donde también se habían congregado grupos conservadores contrarios al matrimonio homosexual. La victoria del movimiento LGBT llega treinta años después de que Chi Chia-wei, un conocido activista, denunciara por primera vez ante la justicia la imposibilidad de casarse. El Gobierno de Taipei ha apoyado la postura de Chi. El debate social se recrudeció en octubre cuando un profesor francés se suicidó tras haber intentado durante décadas casarse con su pareja.


80 AZOTES

Taiwán será la excepción en Asia, el continente más poblado del mundo y donde la comunidad LGBT sufre a menudo discriminaciones sociales y condenas judiciales. Dos personas han  recibido 80 azotes en Indonesia esta semana por mantener relaciones homosexuales consentidas y decenas de homosexuales han sido detenidos en una sauna. También esta semana, un soldado surcoreano gay ha sido condenado en una campaña definida como de caza de brujas en el estamento militar por los activistas. Myanmar establece penas de cárcel para los homosexuales mientras Brunei contempla la muerte por lapidación.

Publicado por El Periódico – Pekín – Adriá Foncillas – 24/05/17 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario