martes, 6 de junio de 2017

Ni la mitad de denuncias de violación llega a juicio

Un flagelo sin fin. | Ramiro Moncada
Los casos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes son cada vez más crueles. Sin embargo, sólo el 40 por ciento llega a juicio, dijo la directora del Centro Una Brisa de Esperanza (CUBE), Verónica Roque.
“La violencia sexual siempre ha existido, pero ahora se están animando a denunciar. Sin embargo, llama la atención que los casos se están volviendo más agresivos. Sólo podemos imaginar que se debe a un adultocentrismo y androcentrismo que aún existen”, lamentó.  
Siguió: “Los varones creen que tienen derecho sobre las mujeres y los niños, pero lo peor es que los agresores suelen ser quienes deberían cuidar a los niños: hay padres, padrastros, hermanos, primos, tíos, abuelos y demás”.   
Ante esta situación, Roque indicó que se debe seguir trabajando en la prevención desde la primera infancia, de 1 a 6 años.
Además, fortalecer las instancias del Estado para agilizar los procesos y las sanciones contra los agresores que pueden ser condenados a 25 años de cárcel.   
La abogada de CUBE, Carmen Arispe, explicó que en la actualidad llevan adelante 240 procesos penales. Cada año reciben entre 100 y 120 nuevos casos que ameritan atención, sin embargo, sólo el 40 por ciento llega a juicio oral (ver infografía).  
Desde 2004, CUBE trató 1.500 casos. Pero, “en el camino, muchas víctimas abandonan o dejan de ir a las pericias, por lo que se declara sobreseimiento. El proceso es muy largo y revictimiza constantemente, son algunos motivos por los que deciden dejarlo”, afirmó Arispe.
La abogada explicó que una víctima llega a declarar entre 10 y 15 veces durante todo el proceso. El mismo suele durar un año y medio hasta que se conoce la sentencia. Sin embargo, recién se logra ejecutoriar cuatro años después, pues la mayoría de los procesados recurre a los recursos de apelación y casación.
“Los ambientes y el proceso no son amigables con las víctimas. Hemos tenido casos en los que familiares o amigos del agresor gritan: ‘mentirosa’ o insultan a las niñas, incluso de cuatro años cuando se ingresa a alguna audiencia donde además deben ver a sus agresores. La Corte Interamericana de Derechos Humanos recomendó al Estado modificar la norma y esperemos que se haga pronto para mejorar esta situación”, afirmó.
Cada año se reportan más de un centenar de violaciones sólo en el municipio de Cercado.

DEFENSORÍA EJECUTA CINCO PROGRAMAS PREVENTIVOS
Ante los constantes hechos de violencia en contra de los infantes, la Defensoría de la Niñez apela a cinco programas preventivos. El primero es Semillas de Paz, que busca evitar el “bullying” e incentivar a los niños y adolescentes a recurrir al diálogo para resolver problemas, informó el jefe de la institución, Jhonny Bustamante.  
El segundo programa es Cuentos que no son Cuentos. Se trata de relatos cuyo objetivo es informar y evitar la violencia sexual. De igual forma, está el trabajo de Cero Niños en Situación de Calle para integrar a la sociedad a esta población.   
Asimismo, se trabaja en el plan Mochila Segura que busca identificar y detener el microtráfico en escuelas, la posesión de armas, el “cutting” y la pornografía. Finalmente, se tiene la Escuela de Padres, que en estos momentos está en una pausa para reanudarse en junio, afirmó Bustamante.  
El jefe de la Defensoría explicó que el objetivo es llegar a todas las unidades educativas de la ciudad que superan las 250. Por el momento, se abarcaron 40. Indicó que es necesaria la participación de los papás o tutores en los trabajos de prevención que se realizan frente a varias problemáticas.


Publicado por Diario Los Tiempos – Bolivia – Redacción – 24/05/17 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario