martes, 6 de junio de 2017

La ficción, una forma poderosa para hablar del aborto

El libro «Código Rosa. Relatos sobre abortos» es una creación colectiva, surgida de una idea de La Revuelta Colectiva Feminista. La Colectiva, durante el año 2012, tomó testimonios a mujeres que abortaron con medicamentos y que fueron acompañadas en esa decisión por ellas, como parte de Socorristas en Red (Feministas que abortamos). AWID conversó con Dahiana Belfiori, activista feminista y socorrista, autora del libro.

El contexto argentino

En Argentina se realizan entre 400.000 y 500.000 mil abortos clandestinos por año, y alrededor de 100 gestantes mueren a causa de procedimientos inseguros. Gracias al accionar incansable de feministas y activistas por los derechos de las mujeres, se ha ido instalando el debate en la sociedad, y también se comenzó a acompañar a las gestantes que lo necesitaran.
La ya histórica «Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito», que desde 2005, viene no solo instalando el debate en la sociedad y en la agenda de los medios, desde 2007 presenta proyectos de ley para la interrupción legal del embarazo. En junio de 2016 se presentó el sexto proyectopara una Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo.

Lxs Socorristas en Red, cuyo accionar se inició en 2012, «es una red de grupos y colectivas feministas de Argentina que brinda información y acompañamiento por vía telefónica y en encuentros cara a cara a mujeres que deciden abortar con Misoprostol, un medicamento que posibilita la interrupción del embarazo y que puede ser utilizado de manera segura por las mujeres hasta la semana 12 de gestación».

De cuerpo a cuerpo, de boca en boca

Las experiencias de las mujeres que decidieron compartirlas se fueron conociendo, de manera más pública, en páginas web, foros de intercambio feministas, hacia finales de 2004. La primera persona singular fue la forma de llevar lo personal a lo político, el «Yo aborté» se empezó a leer y a escuchar en línea, en las consignas de las marchas.
El libro «Código Rosa. Relatos sobre abortos», se inscribe en esta historia, pero va más allá en la presentación de los testimonios. A partir de los relatos compartidos con las socorristas, la escritura de Dahiana Belfiori ayuda a que las experiencias se expandan, y no es sólo la de la mujer que se practicó un aborto la que se puede leer, es incluso también, la de una doctora aliada que enseña sobre aborto en la Universidad. La primera persona cruza la frontera de lo real hacia lo ficcional, creando una poderosa combinación creativa-política.
«A fines del año 2013, la Colectiva me invitó a escribir un libro de relatos ficcionados que tomara como material de trabajo esas experiencias registradas por ellxs», dice Dahiana Belfiori, y señala que dicha propuesta la estimuló en dos aspectos centrales de su vida, como activista y como escritora.

«Como feminista y activista por el derecho al aborto legal y libre, me comprometió de un modo particular a pensar y revisar esos testimonios desde otra perspectiva y entendí inmediatamente que construir otras narrativas en torno a las experiencias de aborto de esas mujeres -que se alejara de los discursos disponibles e instalados socialmente sobre el tema-, se tornaba una tarea ética, estética y política ineludible y a la vez compleja».

Como escritora, fue un desafío en varios aspectos.
«Quienes han trabajado con testimonios sabrán reconocer la sucesión de pequeñas -a veces insorteables- inquietudes que nos asaltan cuando operamos sobre las voces de otrxs. Y me preguntaba, de esas voces reales que tan amorosamente se brindaron en una entrevista que indagó sobre un breve pero significativo espacio y tiempo en sus vidas, ¿cómo seleccionar lo relevante? ¿Qué criterios usar a la hora de pensar el punto de vista, el lugar de quien narra? Y lo más importante: ¿hasta dónde era legítimo operar sobre esas voces?»
La autora confiesa que la guió ese poderoso deseo que las mismas protagonistas expresaban una y otra vez, ‘quiero que mi testimonio les sirva a otras’, y con «mi convicción de que la ficción es un arma poderosa para pensar el mundo y crear otros mundos posibles, me sumergí en algo más de un año de escritura, que se conjugó con las bellas e inquietantes ilustraciones realizadas por Luis Acosta y Gisela Martino».

La necesidad de debate

Durante 2015, la autora recibió invitaciones para participar de algo más de treinta presentaciones a lo largo y a lo ancho de Argentina, tanto en espacios académicos como en espacios activistas y culturales muy variados, con público también muy diverso.
Belfiori recuerda que «lo vivido fue muy movilizador. Pude dimensionar la avidez por debatir socialmente este tema sin prejuicios, a la vez que pude constatar cómo el relato sobre cada experiencia de cada mujer de carne y hueso que aborta es mucho más potente ante los discursos que se oponen al mismo, incluso ante algunos de los argumentos que las feministas esgrimimos en su defensa; la experiencia articulada a la ficción constituye un discurso poderoso para abordar temas complejos, contribuyendo a desarmar prejuicios y habilitando el surgimiento de voces, la mía incluida».

Mientras Argentina espera que el Estado cumpla con la parte que le toca, y sobre todo deje de criminalizar a las mujeres, las activistas y feministas no dejan de manifestarse, trabajar sobre proyectos y asistir a las mujeres que lo necesitan. El libro Código Rosa. Relatos sobre aborto es un libro necesario, justamente como disparador de debates y como trabajo literario que va más allá de la recopilación de testimonios.

Como dice Belfiori, «creo que es un aporte más en el gran concierto de voces por acceder al aborto legal  en Argentina, y en ese sentido no puede pensarse sin historia y descontextualizado de otras prácticas y discursos que van en ese sentido».

Publicado por AWID (América Latina) – Gabby de Cicco – 22/05/17 -


No hay comentarios:

Publicar un comentario