viernes, 24 de marzo de 2017

El drama de ser mujer. Cifras y costos

Nos detendremos sólo en 4 fechas de 20 conmemorativas e inadvertidas y desde allí haremos una lectura del trágico albur que viven las mujeres en Colombia y el mundo: 6 de febrero (día mundial Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina MGF); 8 de marzo (día internacional de la mujer); 5 de septiembre (día internacional de la mujer indígena) y 25 de noviembre (día internacional de la no violencia contra las mujeres). Parafraseando a la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, toda mujer debe militar en sus propias causas y en todas aquellas que aún no tienen voz. 

Los debates de género se iniciaron hace 20 años con el texto de Zenayda Osorio Porras: “Mi mamá me mima. Mi papá fuma pipa. Por una educación con igualdad de oportunidades…”. Allí se denunciaba cómo en los textos escolares, de 10.713 dignatarios, 1847 personajes productivos y 31 científicos, sólo eran mujeres 1861, 143 y 3 respectivamente. De 293 ilustraciones de celebridades, el diccionario Larousse registraba sólo 46 figuras femeninas. Alrededor de 30 millones de niñas no tienen acceso a la educación básica. Planeación Nacional alertó que en Colombia un tercio de la población femenina no termina sus estudios porque queda embarazada en plena pubertad. 

120 millones de mujeres (1 de cada 10), han sufrido el coito obligado u otro tipo de relaciones sexuales forzadas. Mientras que la cifra promedio mundial sobre víctimas de la violencia es de 4 por cada 10, 7 de cada decena de mujeres en Colombia son víctimas de alguna forma de agresión. En el 73% de los casos de abuso sexual registrados, las víctimas son menores de edad. Cada año, alrededor de 35.000 mujeres son maltratadas por sus parejas y 22 de cada 100, denuncian la agresión de que han sido víctimas. Según la ONU, Más de 700 millones de mujeres se casaron siendo niñas; alrededor de 250 millones (1 de cada 3), se casaron antes de cumplir 15 años.

Según Unicef, 200 millones de niñas menores de 12 años, en 30 países (90% de Sierra Leona, 98% de Somalia, 84% de Guinea y la mitad de Indonesia), han sido sometidas a la MGF llamada también circuncisión femenina, ablación clitoriana o infibulación. Esta práctica conocida desde los tiempos de los historiadores griegos Heródoto y Estrabón, introducida en Colombia por esclavos negros musulmanes del siglo XVIII, a pesar de las medidas pedagógicas y restrictivas, aún subsiste entre la población embera, una de nuestras etnias más numerosas (250.000 habitantes)… La lucha sigue… El drama continúa.


Publicado por eldiario.com.co – Gonzalo H. Vallejos – 15/03/17

No hay comentarios:

Publicar un comentario