lunes, 20 de febrero de 2017

Marcha por una chica de 13 años que se suicidó tras ser drogada y violada

Familiares y amigos de una adolescente de 13 años que se suicidó en Catamarca, supuestamente tras haber sido drogada y abusada sexualmente, marchaban hoy en la capital provincial en reclamo de justicia, ya que, afirman, la causa se encuentra parada en los tribunales.

Los allegados a la chica marcharán desde las 19 desde el Hospital de Niños “Eva Perón” hasta la plaza central de San Fernando del Valle, en reclamo del esclarecimiento de lo ocurrido. La madre de la chica, Jacqueline Quevedo, relató que su hija Luz se suicidó el pasado 12 de noviembre, poco después de haber estado desaparecida durante varias horas, hasta que regresó a su casa drogada y con notorios signos de abuso.


Posteriormente, la autopsia, aseguró, determinó que había sido abusada y la presencia de droga en el cuerpo. La familia presentó la denuncia tanto por la agresión sufrida por la chica como contra médicos del Hospital de Niños ‘Eva Perón‘ y personal judicial.
Los padres consideraron que su hija no fue asistida como correspondía cuando fue llevada al centro de salud público y tampoco cuando presentaron la denuncia de su desaparición.

Quevedo, además, dio el nombre del supuesto abusador de su hija, pero como se trata de un menor de edad, el caso pasó a la Justicia de Menores.
Luz Villafañe decidió quitarse la vida luego de padecer un ataque sexual.
Foto: Captura de inter
Desde entonces, y a tres meses de ocurrido el hecho, aseguró, la investigación no avanzó por lo que los familiares y amigos, acompañados por organizaciones no gubernamentales llamaron a marchar hoy portando velas para exigir “Justicia por Luz”.
Sin atención
La madre relató que su hija le pidió el 11 de noviembre pasado salir con una amiga y dijo que regresaría a las 19, pero como no volvió en horario y le dijeron que la chica con la que se había encontrado se drogaba comenzó a buscarla.
Al no encontrarla quiso hacer la denuncia en la Unidad Judicial número 6, aseguró, pero supuestamente le dijeron que no podían intervenir porque hacía poco tiempo que faltaba de su casa. Finalmente, su hija apareció en su vivienda con signos de estar drogada y rastros de un posible abuso, por lo que la llevó al Hospital de Niños, donde poco después le dieron el alta y se negaron a revisarla para determinar si había sido violada.
Cuando Luz regresó a su casa “estaba que no podía mantenerse en pie, tenía marcas en el cuello. Es por eso que la llevé urgente al hospital”.
“Ahí la atendieron rápido. La hicieron hablar con una psicóloga y le hicieron análisis de sangre. Yo les dije que no podía llevármela en ese estado, pero se negaron a dejarla un tiempo más. La dejé en casa y quedó dormida. Me fui a buscar a mi hijo y cuando regresé ya se había matado”, relató al diario El Ancasti.
“Ella me dijo el nombre del chico (que la habría abusado), pero como es menor no han siquiera investigado”, lamentó.

Publicado por Diario el Litoral – santa Fé (Argentina) – D y N – 13/02/17 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario