lunes, 20 de febrero de 2017

Dos adolescentes asesinadas y dos heridas a la salida del boliche

Familiares reconocieron que el hombre detenido hostigaba permanentemente a Denise, que lo había dejados tres meses atrás. Foto: DPA

La policía detuvo a un hombre de 36 años, empleado de una empresa de seguridad privada, con el cual una de las víctimas mantuvo una relación. “Soy el tipo de amigo que hasta te ayudaría a esconder un cadáver...”, puede leerse en el perfil de Facebook del sospechoso.

Dos adolescentes fueron asesinadas ayer de varios balazos por la espalda y otras dos resultaron heridas cuando esperaban el colectivo tras salir de un boliche en la localidad bonaerense de Florencio Varela y les dispararon al menos veinte tiros, informaron fuentes policiales. Como principal acusado del hecho, en la tarde del sábado fue aprehendido un empleado de seguridad de 36 años que, en base a testimonios, se determinó que fue novio de una de las chicas hasta hace tres meses, la hostigaba en forma permanente y conocía a todas las víctimas.
El hecho se registró cerca de las 6 en la esquina de la avenida Senzabello y Los Andes, cuando el grupo de amigas volvía caminando después de salir de bailar de “Santa Diabla”, un local nocturno ubicado en la mencionada localidad del sur del Gran Buenos Aires. Si bien inicialmente un joven declaró que a las jóvenes se les disparó desde un auto, otros testigos dijeron que las chicas se encontraban en la parada hablando con un hombre que, luego de que se escucharan los balazos, miró cómo habían quedado los cuerpos y salió corriendo. Las víctimas fatales fueron identificadas como Denise Juárez (17) y Sabrina Barrientos (15), quienes recibieron nueve y cuatro disparos, respectivamente, y a raíz de los impactos murieron en el lugar.
Dos heridas
Los voceros precisaron a Télam que una de sus amigas, Némesis (15), fue herida en el cuello, una pierna y un hombro, mientras que la otra joven, Magalí (16), fue baleada en la pierna y en la cabeza. Ambas fueron trasladadas de urgencia al Hospital Mi Pueblo, donde fueron intervenidas, y mientras Magalí se encontraba estable, Némesis fue derivada al Hospital El Cruce de Florencio Varela ya que su estado y pronóstico son reservados.
Las fuentes informaron a Télam que los peritos que trabajaron en el lugar pudieron recoger once vainas servidas de una pistola calibre 9 milímetros y cuatro proyectiles de esa misma arma. Como ese tipo de pistolas carga un máximo de 18 proyectiles (17 en el cargador más uno en la recámara) se cree que el asesino tenía otra arma, la tuvo que recargar para seguir disparando o contaba con un cargador especial que permite colocar más balas.
Un ex novio
Por ahora, el único sospechoso del ataque es un ex novio de Denise que fue identificado por fuentes policiales como Luis Esteban Weiman (36) y en la tarde de ayer quedó aprehendido tras un allanamiento efectuado en su domicilio, ubicado en Pringles 441 de Florencio Varela. Weiman trabaja en una empresa de seguridad privada, maneja armas y en su poder se hallaron seis cartuchos nueve milímetros.
Según un investigador del caso, un tío de Denise declaró que este vigilador privado había tenido una relación con ella, pero luego su sobrina lo dejó hace tres meses y últimamente la hostigaba mucho, por lo que con esta y otras pruebas comenzó a sonar como sospechoso. Uno de los datos que les llamó la atención a los pesquisas es que en su cuenta de la red social Facebook Weiman tiene un posteo de mayo pasado con la imagen de un hombre armado que dice: “Soy el tipo de amigo que hasta te ayudaría a esconder un cadáver, pero si me traicionás recuerda... sé cómo esconder un cadáver”.
El sospechoso fue trasladado a una dependencia policial y en las próximas horas será indagado por el fiscal de la causa, Hernán Bustos Rivas, quien caratuló el expediente en forma provisoria como “doble homicidio y lesiones graves”.
Primeros auxilios
En el marco de la investigación, ya declararon varios testigos, entre ellos un joven llamado Javier que dijo que cuando transitaba con su auto por la avenida Senzabello, vio “a las cuatro chicas sentadas en el cordón de la vereda, una al lado de la otra”, una posición similar a la que luego fueron encontrados los cuerpos.
“Pasé y a los dos metros escuché varios tiros, todos seguidos”, dijo, y aclaró que luego dio la vuelta manzana con su vehículo para ver qué había ocurrido. Al pasar nuevamente por esa esquina, Javier explicó que se encontró “con una de las chicas arrodillada en el piso” que le pedía ayuda y “estaba llena de sangre”.
“Fui con el auto a la comisaría y avisé lo que había pasado, pero no pude decirle a la policía cuántas personas iban en el auto, ni la marca, y tampoco puedo reconocer a las personas del auto porque estaba ayudando a las chicas”, dijo el hombre, que es quien sostiene que fueron atacadas desde un auto.
Tres testigos
Por su parte, Adrián Sabaris, abogado de la familia de Denise, dijo que “los testigos coinciden en que en la misma parada donde las chicas estaban esperando el colectivo para llegar al barrio El Alpino, había una persona de tez trigueña, de 1,70 metros, también esperando o simulando esperar el colectivo” y tendría una remera roja, una gorra oscura y una mochila.
“Lo que relatan tres testigos es que se escuchan los impactos, no se ve pasar auto alguno, este muchacho que estaba ahí se acerca a los cuerpos y sale corriendo”, indicó el abogado, que aclaró que ninguno lo vio disparar, pero hay un domo que podría haber filmado alguna imagen.
Sabaris dijo que uno de los testigos es un remisero que pasaba por la zona, las chicas le preguntaron si podía alcanzarlas, pero él siguió su marcha y cuando estaba doblando en la esquina, escuchó las detonaciones, miró y no vio otro auto.
Las cámaras de Santa Diabla
  • Damián Faldeta, el dueño del boliche al que habían asistido las dos jóvenes que fueron asesinadas en la madrugada del sábado en Florencio Varela, aseguró que dentro del local bailable no se registró ningún problema antes de los homicidios y que entregó a la Justicia las cámaras de seguridad para ayudar a esclarecer el hecho.
El propietario de Santa Diabla contó que se enteró de los crímenes a media mañana porque empezó a recibir llamados, pero aclaró que el ataque a las adolescentes se produjo a 44 cuadras del boliche. “No puedo llegar a entender cómo pasa esto, cómo se puede llegar a hacer el destrozo de estas familias, de estas chicas”, sostuvo Faldeta al ser consultado por el canal C5N.
Según el propietario del local bailable, durante la madrugada “no hubo ningún hecho traumático, ni nada notable” dentro del boliche que podría relacionarse con el ataque ocurrido luego contra las chicas. “La verdad que esto escapa a nosotros y más allá de que lo entendemos, todavía no reaccionamos de lo que pasó, porque honestamente nos afecta. No podemos decir si es un loco que andada por la vida haciendo esto o un tema personal con las chicas”, afirmó.
Faldeta explicó que en las últimas horas se entregaron las cámaras de seguridad del local a la policía, pero por lo que ellos pudieron ver antes, no hubo peleas internas ni ningún otro inconveniente ni con ellas ni con otras personas. El dueño de Santa Diabla admitió que al local no deben entrar menores, sino sólo mayores de 18 años y especuló que tal vez las adolescentes ingresaron con una documentación que no era de ellas. A raíz del hecho, la Municipalidad de Florencio Varela ordenó esta tarde la clausura del local, según se indicó en un comunicado de prensa. e enterar de este hecho que es, claramente, un acto de violencia de género”.

Publicado por Diario El Litoral – santa Fé (Argentina) – TELAM – 12/02/17 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario