viernes, 13 de enero de 2017

Rompiendo con una costumbre de 400 años que impedía el ingreso de mujeres a los templos en la India

Captura de pantalla del video

A través de la historia, en muchas religiones del mundo las mujeres han sido consideradas ritualmente impuras debido a la menstruación y las creencias a su alrededor. Esta percepción social condujo a que a las mujeres se les negara la entrada a sitios religiosos durante siglos. En la india, las mujeres están desafiando y cambiando estas tradiciones centenarias que restringen sus derechos.
En los últimos cuatro siglos, ninguna mujer podía entrar al templo Shani Shingnapur en el distrito de Ahmednagar, Maharashtra. El 28 de noviembre del 2015, una mujer entró al santuario interno, llamado la “plataforma sagrada”, para elevar sus plegarias. Enfurecidos por este acto, los aldeanos de Shingnapur cerraron sus negocios por un día. 

Siete agentes de seguridad fueron despedidos, la seguridad fue reforzada con más cámaras de circuito cerrado de televisión y se les advirtió a todos en el templo a estar más vigilantes con el fin de mantener a raya a las fieles mujeres.
Posteriormente, activistas de la Brigada Bhumata Mahila, liderada por Trupti Desai, intentaron entrar en el templo de Shingnapur pero se les negó la entrada. La cuestión se agravó y llegó a la Corte Suprema de Bombay el 1 de abril, la cual emitió el siguiente fallo:
·         Traducción

·         Cita original
Aquellos que prohíban la entrada a mujeres a lugares de culto serán arrestados…enfrentando seis meses de cárcel, en virtud de esta Ley.
El 8 de abril del 2016, el templo Shani Shingnapur levantó la prohibición a las mujeres. Sin embargo, todavía quedan muchos templos en la India donde continúan tales vetos.
Por ejemplo, el templo Maskoba de la aldea Veer, ubicada en el distrito de Pune del estado de Maharashtra, aún continuaba negando la entrada a mujeres al santuario interno tras la sentencia de la corte. El corresponsal comunitario de Video Volunteers, Rohini Pawar, decidió hacer algo al respecto.

Rohini, siendo ateísta y un firme defensor de los derechos de las mujeres, en un principio se ocupó del asunto con la comunidad, y luego con las autoridades del templo.

En el video, Rohini preguntó: “si todos tenemos los mismos derechos y libertades, ¿entonces por qué existe tal restricción para las mujeres?”
Ella habló con las mujeres en la comunidad y se dio cuenta de que nunca habían protestado por esta práctica, debido al miedo a represalias por violar prácticas tradicionales.
Con la ayuda de una ONG local, ella presentó una petición a las autoridades del templo de Maskoba.
La autoridad del templo honró la petición y, tras largas discusiones, permitió la entrada de mujeres al santuario interno del templo. El 13 de abril, mujeres locales rompieron con la tradición y entraron al templo.

Junto con los templos hindúes tales como Shani Shingnapur o Sabarimala, tradicionalmente el ingreso de mujeres ha estado prohibido en el lugar sagrado musulmán Haji Ali Dargah en Mumbai. La Suprema Corte de la India emitió un veredicto el 24 de octubre tras una larga batalla judicial que defendió la igualdad de acceso de hombres y mujeres al sanctum sanctorum de Haji Ali Dargah. Sólo el mes pasado un grupo de mujeres activistas fue finalmente capaz de entrar en el Dargah.

¡Excelentes noticias! Las mujeres ahora pueden entrar a toda institución religiosa en la India  – ya sea una dargah o un templo. Derecho a rezar.
India Today: Luego de que Haji Ali abriera sus puertas a las mujeres, el templo Padmanabhaswamy suaviza el código de vestimenta.
Esta sentencias judiciales han brindado las bases jurídicas en la lucha contra la discriminación de género en sitios sagrados, mientras activistas como Rohini continúan impulsando un cambio sobre el terreno.
El Tribunal Superior del estado más educado en la India orienta a las mujeres para que se vistan de acuerdo a los deseos de los sacerdotes de los templos.
No obstante, todavía hay un largo camino por recorrer.

Publicado por Global Voices – Asia – 01/01/17 -


No hay comentarios:

Publicar un comentario