viernes, 13 de enero de 2017

Los niños frente a la violencia

Aunque no sepan interpretar los hechos violentos, los pequeños pueden comprender que algo malo sucede y experimentar malestar.
Restringir el acceso de los niños a películas o videojuegos sangrientos parece no bastar para alejarlos de la violencia. La inseguridad ciudadana ha aumentado en el país y las imágenes violentas pueden sorprender a los pequeños en un noticiero, una red social o incluso en su mismo entorno.
¿Pueden los infantes darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor? Según Iris Bello Castillo, psicóloga clínica y jurídica, la respuesta es sí.
“Los niños son esponjitas que todo lo absorben”, explica la psicoterapeuta infanto-juvenil y de adultos. “Son más perceptivos de lo que a veces queremos admitir, se dan cuenta de lo que sucede a su alrededor, aunque generalmente, y a medida que son más pequeños, no saben cómo interpretar lo que está ocurriendo, ni saben cómo categorizarlo dentro de sus esquemas mentales”.
La especialista del centro Terapia Boutique dice que, ante estas situaciones, los adultos tienen que mantenerse atentos.
“Si no se da una orientación adecuada, esto les puede afectar más negativamente de lo necesario y generar malestar”, dice Bello Castillo.
Cómo hablar con los niños sobre la violencia
Si un niño no pregunta de manera directa acerca de hechos violentos de los que ha tenido conocimiento, tal vez no haya necesidad de entablar con él una conversación al respecto.
“Lo ideal es que esperemos que los niños se acerquen con sus inquietudes”, aconseja Iris Bello Castillo, psicóloga clínica y jurídica del centro Terapia Boutique.
No obstante, aclara, si los padres observan cambios conductuales importantes en el menor y sospechan que pueden estar relacionados con la exposición a la violencia, deben acercarse a este para tratar el tema. Cuando la situación escape de su control, deberán buscar ayuda profesional.
Los cambios en la conducta incluyen comportamiento más agresivo o, por el contrario, retraimiento. Asimismo, que el chiquillo tenga pesadillas, altos niveles de miedo y ansiedad o que se muestre muy irritable.
El objetivo del adulto al conversar con el niño sobre un tema tan sensible como la violencia es que el menor se sienta protegido, confiado y seguro.
((Consejos
¿Cómo hablar con el niño sobre la violencia sin infundir en él miedo? Iris Bello Castillo, quien es psicoterapeuta infanto-juvenil y de adultos y especialista en psicoterapia breve, nos da algunas pautas:
1 Utiliza un lenguaje sencillo y adecuado para la edad del niño.
2 No le des más información de la necesaria en el momento. No lo abrumes.
3 Dale información verdadera. “Los niños y las niñas suelen preguntar lo mismo varias veces y si se dan cuenta de que la versión en algún momento cambia, esto les puede generar desconfianza y preocupación”.
4 Espera a que el niño se acerque con las dudas que pueda tener o con las aclaraciones que necesite.
5 Escúchalo y reconoce la importancia de sus emociones, pensamientos y creencias.
6 Explícale que tú y el resto de los adultos a cargo de su cuidado han tomado las medidas necesarias para protegerlo. ¡Y asegúrate de tomar esas medidas! “Es necesario que haya coherencia entre lo que se dice y se hace”, comenta la psicóloga.
7 Hazle ver que, independientemente de lo que ocurra, los adultos a cargo harán todo lo posible por cuidarlo.
8 Aunque le enseñes qué puede hacer de manera personal para protegerse en situaciones determinadas, hazle entender que los adultos son los responsables reales de su bienestar.
Controles
Mientras menos expuestos los niños estén a imágenes y noticias violentas, mejor.
“Es fundamental que los adultos supervisen los contenidos a los que los niños tienen acceso”, advierte Bello Castillo.
En la Internet y en la televisión hay mucho contenido que los niños no están preparados para afrontar.
“Les falta madurez física y psicosocial para comprender ciertas realidades crudas sobre la naturaleza humana y el acceder a esta información antes de que hayan madurado puede afectar el desarrollo integral y sano de los niños”, explica la profesional de la conducta.
(+)
ADULTOS CON MIEDO

La psicóloga Iris Bello Castillo señala que la tranquilidad de los niños depende de la tranquilidad de los adultos que lo cuidan. “Los menores perciben cuando no existe coherencia entre lo que los adultos dicen y hacen”.
No obstante, el que un adulto sea presa del miedo y la inseguridad a causa de la violencia no lo incapacita para tratar el tema con sus hijos.
“Mientras el adulto sea sincero en la información que se le proporcione a los niños, puede hacerlo”, afirma la experta.
El adulto también puede contarle a los niños lo que piensa y siente sobre la violencia y la inseguridad, pero debe evitar sobrecargar a los niños con sus preocupaciones.
“Un adulto que sienta miedo puede hablarle sobre la violencia y la inseguridad, explicarle al niño que siente miedo ante la situación, pero que, por ejemplo, el mismo adulto ha tomado medidas para proteger a la familia (como no abrir la puerta si es un desconocido, no dar información personal por teléfono)”, concluye Bello Castillo.

Publicado por Listin Diario – Santo Domingo – Jaclin Campos – 10/01/17 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario