miércoles, 14 de septiembre de 2016

Santos no siempre ejemplares

Entre las críticas a Teresa de Calcuta sobresale la de que no era tanto una amiga de los pobres, como una amiga de la pobreza.
Imagen de Teresa de Calcuta en el Vaticano.
Los papas son libres de hacer santos a su gusto y manera, pero la sociedad civil tiene también derecho a juzgar esas proclamaciones. Cuando la Iglesia romana puebla sus altares, señala ejemplos para todo el orbe católico, que es inmenso e influyente. Eso convierte a los santos, muchas veces, en modelos sociales, una especie de santos laicos, de vidas ejemplares. 

Un ejemplo es la canonización de Teresa de Calcuta. ¿Es el modelo del Vaticano en la atención de los pobres y enfermos, y la manera de enfrentarse a la injusticia? No lo creen multitud de congregaciones religiosas dedicadas a la misericordia, ni algunas de las grandes ONGs del mismo sector, ni, por supuesto, los teólogos católicos. La biografía de quien antes de ser fundadora de una boyante congregación de monjas se llamó Agnes Gonxha Bojaxhiu tiene indudables luces, pero también muchas sombras. Se han enumerado estos días en algunos (escasos) medios de comunicación, con gran irritación de sus hagiógrafos, que la presentan (el papa Francisco es más comedido) como la gran mujer del siglo XX, una especie de divinidad andante.

Cómo se produjo la pasmosa sublimación en vida de la nueva santa no es un misterio. Teresa de Calcuta fue muy crítica con Juan XXIII y con las reformas del Concilio Vaticano II, y groseramente agresiva con los obispos, teólogos, sacerdotes y monjas de la liberación, así que el papa Juan Pablo II la tomó muy pronto como bandera de su restauración eclesial. El papa polaco maquinó incluso un mecanismo para facilitar, a la muerte de su admirada compañera de viaje, la pronta proclamación de la monja como beata y santa, en un proceso inusitadamente rápido. Sin duda, pensaba también en hacer lo mismo con otro de sus iconos, el fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá, también ‘santo súbito’.
Para ello, simplificó los mecanismos de selección de santos, muy exigentes hasta entonces. Lo hizo en 1983, aboliendo la figura del abvocatus diaboli (el abogado del diablo). Hasta esa reforma, los procesos en sus tres etapas (venerabilidad, beatificación y canonización) imitaban las formas de un juicio civil, que podía durar siglos, en el que un postulador del futuro santo sometía sus conclusiones al examen de un fiscal que reclamaba pruebas, o rechazaba milagros de pacotilla o deficientemente documentados.

Entre las críticas que recibe el modelo de caridad de Teresa de Calcuta sobresale la de que no era tanto una amiga de los pobres, como una amiga de la pobreza. Quien mejor ha documentado ese aspecto es Christopher Hitchens en ‘La postura del misionero. Madre Teresa en la teoría y la práctica’, autor también del documental ‘Ángel del Infierno’. Acompañó a la santa por las calles de Calcuta y escuchó de su boca cómo elogiaba la pobreza, la enfermedad y el sufrimiento como “regalos del cielo”, y decía a la gente que aceptase esos regalos alegremente. Su famosa clínica en aquella ciudad le pareció un moridero, un lugar en el que el tratamiento médico era rudimentario o inexistente. “Pero cuando ella cayó enferma, voló en primera clase a una clínica privada de California”, remacha Hitchens. 

Un resumen de su demoledor relato está publicado en español en ‘Amor, pobreza y guerra” por la editorial Debate, en 2010. Se titula ‘El diablo y la madre Teresa’, y resume su insólita (y muy sonada) comparecencia en el Vaticano ante la comisión que empezaba a debatir sobre la santidad de la madre Teresa apenas un año después de su muerte.
A Teresa de Calcuta se le adjudican dos curaciones inexplicables, pero son poca cosa en comparación con los milagros carismáticos de la Biblia. Ya puestos a meter a Dios en todo, el mejor milagro de la santa habría sido dar de comer a todos los pobres de Calcuta o curar a "paralíticos, lisiados, ciegos, mudos y muchos otros enfermos", como dice la Biblia del fundador cristiano. Prodigios como los relatados por el postulador de la causa se producen con frecuencia en los hospitales, es decir, curaciones inesperadas, “milagrosas” dice el pueblo sin faltar al respeto de nadie.
Más chocantes son las dudas de Teresa de Calcuta sobre Dios. 

En 2007 se publicaron 40 cartas de la santa en las que describía sus crisis de fe. “Incluso en lo más profundo, no hay nada, excepto vacío. Llamo, me aferro, quiero, pero nadie responde, nadie a quien agarrarme, no, nadie. Sola, ¿dónde está mi fe? Tantas preguntas sin responder viven dentro de mí con miedo a destaparlas por la blasfemia. Si hay Dios, por favor, perdóname”, escribe en 1959. Si Teresa de Calcuta flaqueó en su fe, ello no quita sino que añade valor a una vida dedicada a los pobres con semejante tesón. Sencillamente, no tenía lo que en España llamamos la fe del carbonero. Cómo vivir entre pobres; mejor dicho, cómo sufrir injusticias, violencias o tragedias sin preguntarse dónde está Dios, o por qué calla.
Woody Allen bromea en una de sus películas: Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa. El problema, para los creyentes, es la incompatibilidad de dos atributos de Dios, de su dios: el de la bondad y el de la omnipotencia. 

Lo planteó Epicuro, en una formulación que angustia a la teodicea: Dios, frente al mal, o quiere eliminarlo pero no puede; o no quiere; o no puede y no quiere, o puede y también quiere. En el primer caso, Dios no sería omnipotente, en el segundo no sería bondadoso o moralmente perfecto, en el tercero no sería ni omnipotente ni bondadoso o moralmente perfecto, y en el cuarto Epicuro plantea la pregunta acerca de cuál es el origen de los males y por qué Dios no los elimina.

Publicado por El País – Internacional – Juan G. Bedoya – 05/09/16 -


Mujeres en el cuidado sin fin

Ya sea como empelada doméstica en casa ajena o sin remuneración, en su propio hogar, las mujeres siguen llevando el peso de las labores de cuidado.

Sea con pago o sin él, en casa propia o ajena, las cubanas siguen haciendo la mayor parte del trabajo de cuidado que es vital para la vida y la economía, aunque ese esfuerzo suele transcurrir invisible a la vista social y en las cuentas nacionales.

Así fue siempre para Melania Soto. Ella no gana nada por lo que hace en casa, donde se encarga por completo de la limpieza, parte de las compras, todo lo que se cocina, se lava y se plancha, además de garantizarles un poco la vida y el descanso a los demás, "los que trabajan", dice ella.
"Mi esposo y mis hijos me ayudan mucho, pero yo soy quien está al frente de la casa; mientras ellos estudian y trabajan, yo garantizo 'la retaguardia'", explica a SEMlac esta mujer de 48 años, residente en la capital cubana.
Graduada de técnico medio en alimentos, Soto dejó su trabajo en una empresa estatal en 1993, en plena crisis de los noventa, cuando la economía cubana se deprimió considerablemente tras la caída del campo socialista y se endurecieron las sanciones económicas de Estados Unidos.
"Mi empresa cerró y me quedé sin trabajo. Luego tuve a mis dos hijos y nunca más volví a trabajar, me quedé cuidándolos porque no tenía quién me ayudara con ellos", relata.
Aunque Soto no le da valor económico a todo lo que hace en casa, especialistas e investigadores insisten cada vez más en la necesidad de valorizar el trabajo doméstico no remunerado, que recae principalmente en las mujeres.
A juicio de la economista Teresa Lara, "no puede verse solo la fuerza de trabajo cuando se están aportando valores desde la mirada de la economía convencional".

Aun cuando crece la presencia femenina en el llamado mundo público, se feminiza la enseñanza y se avanza en el camino de la igualdad, son principalmente mujeres quienes se encargan de la mayor parte de las tareas domésticas.
Ellas son "socializadas desde pequeñas en sistemas patriarcales que las consideran como las máximas responsables de que se realicen en tiempo y con la calidad requerida", señala la socióloga Magela Romero Almodóvar en su trabajo "Percepción(es) y desempeño(s) de rol. Un estudio de caso con trabajadoras domésticas no remuneradas".
La también profesora de la Universidad de La Habana estima que esa "obligación" les impone esfuerzos, sacrificios, menos tiempo libre y otras limitantes para el logro de sus metas personales.

También en su condición de madres asumen el cuidado de su descendencia y, como hijas, nietas, sobrinas y nueras, atienden a las personas ancianas, una población que cada vez es más numerosa en Cuba, un país que envejece.
Un estudio realizado por Romero Almodóvar entre 78 mujeres dedicadas al trabajo doméstico no remunerado en un municipio de la capital arrojó que más de la tercera parte decidió hacerlo de manera permanente o temporal por dedicarse a la crianza de los hijos.
Un grupo más pequeño aludió al cuidado de los nietos, de familiares enfermos, accidentados o de la tercera edad.
La exploración corroboró, además, que el 82 por ciento de las entrevistadas se encarga personalmente de distribuir el trabajo doméstico en sus hogares, sobre la base de que permanecen más tiempo en el hogar o tienen más habilidades para ello. 
"A pesar de no remitirse directamente a tradiciones patriarcales que naturalizan la división sexista del trabajo doméstico", suscribe Romero Almodóvar, estas mujeres descubren la "lógica" de una realidad en la que son ellas las responsables principales de realizarlo.

La profesora explica que, de ese modo, el sistema patriarcal "las ubica en el espacio doméstico desde pequeñas, las educa para realizar todo el trabajo que de él se desprende, las 'libera' de las tensiones del ámbito público para que sean garantía del desarrollo profesional de sus familiares y las utiliza como medios de socialización para que el esquema se trasmita de generación en generación".
Pero también gracias al trabajo no remunerado que se realiza en los hogares, existe fuerza de trabajo, desarrollo y productividad, reiteran especialistas.
Esa labor invisible tiene, además, un impacto inmediato en la economía familiar, por el ahorro que representa. Si hubiera que desembolsar dinero para pagar los servicios de lavandería, cocina, limpieza y planchado, solamente, sería necesario pagar varios salarios.
Estimaciones hechas por especialistas indican que entre el 80 y 90 por ciento de ese trabajo lo realizan las mujeres, sin paga ni vacaciones.
"Si no hay educación, alimentación, cuidado de la salud, limpieza y descanso en el hogar, no habrá personas que puedan desempeñar los empleos remunerados", ha advertido Lara, autora del trabajo "Las transformaciones económicas y sus impactos en la economía del cuidado".

Igual son mayoritariamente mujeres quienes se contratan como empleadas de limpieza, domésticas o de cuidado, tanto en el sector estatal como el privado. Para ellas, el trabajo no es de los mejor remunerados, aunque las mejores pagas se encuentran en el sector privado o cuentapropista.
Zoila Bárbara Loynaz siempre ha vivido de este tipo de labores; primero en empleos estatales y desde hace varios años en casas particulares. Aunque ronda los 60 años de edad, no piensa aún en jubilarse.
Entre las principales ventajas de hacer su trabajo por cuenta propia, en casas particulares, Loynaz enumera una mayor remuneración y mejores condiciones de trabajo
"El cambio fue notable, mejoré económicamente. Trabajo mucho, pero vale la pena y me tratan bien. Este trabajo me da la posibilidad de comprarme lo que deseo y necesito, ayudar a mi familia. También tengo la ventaja de que, en un tiempo prudencial, pueda tener derecho a mi retiro", dijo a SEMlac.
La legalización del trabajo doméstico regula, por una parte, el pago de impuesto por quienes ejercen la actividad y, por otro, les permite acumular pagos de seguridad social para recibir alguna ayuda en el momento en que decidan jubilarse.
Por la actividad de trabajo doméstico se pagan mensualmente 30 pesos (equivalentes a poco más de un dólar) por impuestos y poco más de 260 pesos (cerca de 10 dólares) trimestrales por concepto de seguridad social.

Pero, pese a tener una de la tasas impositivas más bajas, es una de las actividades que menos se declaran.
Un camino que sitúa a quienes lo ejercen, la mayor parte mujeres, en el espacio del trabajo precario, sin contratos firmados ni margen suficiente para exigir sus derechos.


Publicado por SEMLac – Cuba – Sara Más – 16/08/16 -

Presupuesto para mujeres y equidad de género es gastado en aseo de oficinas de gobierno

Un informe del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género de la Cámara de Diputados detectó que 79 de los programas para mujeres tuvieron un subejercicio de 158 millones de pesos, durante el primer trimestre del año.
Imagen: Cuartoscuro Archivo
A pesar de que lograr la equidad entre hombres y mujeres es uno de los objetivos del gobierno federal, la operación de 89 programas de las dependencias y organismos abona poco a esas tareas. 
En siete de cada 10 existen subejercicios; es decir, de enero a abril de este año no habían aplicado los recursos etiquetados, y otros programas gastan el dinero en la limpieza y mantenimiento de edificios públicos.

De acuerdo con el análisis con perspectiva de género del primer informe trimestre de 2016, elaborado por la Cámara de Diputados, los programas para la equidad de género tuvieron una reducción de 4.8% entre el presupuesto aprobado por el legislativo (25 mil 898 millones de pesos) y el autorizado por Hacienda(24 mil 645 millones de pesos) para 2016.
Sin embargo, las dependencias piden recursos para implementar programas de equidad, pero lo invierten en otros rubros.
El programa “Apoyo administrativo”, del Instituto Nacional de Perinatología Espinoza de los Reyes, tiene un presupuesto de 1.9 millones de pesos y gastó lo programado para los primeros tres meses en rubros distintos a la equidad.
Según el reporte, los gastos se orientaron en servicios de limpieza, vigilancia y comedor; transportación para el personal a diversas dependencias, mantenimientos correctivos necesarios en las instalaciones, disponibilidad de la red de internet al personal y mantenimiento general al edificio.

Sin embargo, “no se logra visualizar de qué forma el programa integra la perspectiva de género en sus actividades”, ni por qué fue integrado al apartado de equidad en el presupuesto de egresos porque “no tiene un desarrollo que atienda a la erradicación de la violencia, promoción de la igualdad entre mujeres y hombres o erradicación de la discriminación”, explica el análisis.
El reporte realizado por el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género evaluó los 349 indicadores y el ejercicio presupuestal de 104 programas presupuestales. Detectó que 79 de los programas ejecutados por el Legislativo o la Secretaría de Salud, entre otras dependencias y organismos,tuvieron un subejercicio de 158 millones de pesos durante el primer trimestre del año.
Además, algunos programas con recursos etiquetados para conseguir la equidad no tienen ese objetivo en realidad.

El programa Apoyo para la protección de las personas en estado de necesidad, que opera el DIF, incluye a la población en general, no sólo a las mujeres, por eso es que no alcanzó la meta de entregar ayuda en especie, económico temporal y atención especializada a mil 177 mujeres, como se planteó en sus objetivos. Según el organismo, el programa “no hace distinción de género y se otorga a la población abierta que cumple con los requisitos en el tiempo estipulado”.
El programa para la inclusión y la equidad educativa, operado por la Dirección general de desarrollo curricular de Educación indígena, tuvo un presupuesto de 136 millones de pesos, pero no asignó un peso durante los primeros meses del año, por lo tanto, “no reporta haber llevado a cabo acción alguna”.

Lo mismo ocurre con el programa nacional de convivencia escolar, a cargo de la dirección general de desarrollo de la gestión e innovación educativa. “No hay avance presupuestal, tampoco se visualiza avance en los indicadores” y según indica el informe, el programa entrará en marcha en el siguiente ciclo escolar e informará avances seis meses después, es decir, se sabrá cómo operó hasta diciembre de este año.

Para educar con perspectiva de género, se incluyeron recursos para la capacitación de maestros, a través del programa para el desarrollo profesional docente, a cargo de la Coordinación general del servicio profesional docente de la SEP. Sin embargo, “la poca información que existe del programa no permite visibilizar con claridad las actividades que se llevarán a cabo para el cumplimiento de su objetivo” y tampoco presenta avances presupuestales.
Para el ramo de Salud, la equidad de género se enfoca en el programa Formación y capacitación de recursos humanos para la salud, implementado en el Instituto Nacional de Cancerología, el Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinosa de los Reyes, Instituto Nacional de Salud Pública y Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Aunque en el sector salud se han documentado casos de discriminación hacia mujeres, no hay manera de comprobar que la asignación de recursos sirva para erradicarlos. De acuerdo con el informe de avances del programa, “se mencionan algunas actividades y procesos realizados pero no se logra visualizar cómo es que el programa integra la perspectiva de género en esas actividades, ni con la igualdad entre mujeres y hombres”.
El programa tuvo en el primer trimestre un subejercicio por 1.11 millones de pesos y sólo 2 de sus nueve indicadores presentan avances en el primer trimestre. Además, tampoco existe un indicador que permita ver de qué manera la capacitación y profesionalización del personal médico y administrativo impacta de manera positiva en la atención brindada a las mujeres.

Publicado por ANIMAL POLÍTICO – Fondea – Periodismo Independiente – Nayeli Roldán - 02/–9/16 -

Así murió ‘Lucy’, la australopiteca

Un grupo de investigadores realiza un análisis de los huesos del fósil y concluye que falleció al caer de un árbol desde una altura de más de diez metros.
Recreación del aspecto de la australopiteca 'Lucy'. DAVE EINSEL (GETTY IMAGES)
Lucy no lo sabía, pero hace 3,2 millones de años, en su mundo y en su cuerpo se estaba produciendo una revolución. 
La representante más famosa de su especie,Australopithecus afarensis, ya caminaba erguida, elevando la mirada para otear la sabana que empezaba a ganar terreno. 

En lo que hoy es la región de Afar, en Etiopía, los cambios medioambientales habían hecho retroceder los bosques tropicales en los que habían habitado sus ancestros y las necesidades de supervivencia estaban cambiando. La nueva forma de locomoción de aquel homínido, de algo más de un metro de alto y con un cerebro poco mayor que el de un chimpancé, dejó libres sus manos que, probablemente, ya utilizaba para agarrar herramientas.

Esas habilidades llevarían a los descendientes de la pequeña Lucy a conquistar el mundo, pero ella tuvo que pagar el precio de los pioneros. Un completo análisis de sus huesos, que se publica en la revista Nature esta semana, sugiere que se mató al caerse de un árbol. Después de someter a tomografía computerizada el fósil, completo en un 40%, estudiaron los lugares y las formas de fractura de los huesos, tratando de determinar si se partieron justo antes de la muerte o si lo hicieron durante los millones de años que pasaron hasta que Donald Johanson los encontró el 24 de noviembre de 1971.

El equipo de científicos estima que Lucy cayó de pie e incluso se aventura a afirmar que estiró los brazos para agarrarse en un intento desesperado por frenar su caída

El equipo de científicos, liderado por el paleoantropólogo de la Universidad de Texas en Austin (EE. UU.) John Kappelman, estima que Lucy cayó de pie e incluso se aventura a afirmar que estiró los brazos en un intento desesperado por frenar su caída. Stephen Pearce, un cirujano ortopédico de la Clínica Austin de Huesos y Articulaciones, confirmó que la fractura del húmero de Lucy era consistente con las que se observan en caídas similares en las que las víctimas aún conscientes tratan de frenar el impacto.

El artículo también aporta información sobre el modo de vida de los australopitecos. Los restos fósiles de estos ancestros humanos muestran que ya caminaban erguidos, pero se sigue discutiendo si continuaban pasando parte de su vida en los árboles. El análisis de Kappelman y sus colegas calcula que cuando se estrelló contra el suelo, Lucy viajaba a unos 60 kilómetros por hora. Para alcanzar esa velocidad debió de caer desde una altura de más de diez metros, algo que lleva a los científicos a especular con la probabilidad de que subiese a los árboles en busca de comida o para refugiarse durante la noche. Este tipo de uso de los árboles sería parecido al de los chimpancés, que se duermen a alturas de entre 7 y 23 metros, fuera del alcance de sus depredadores.

Esta vida híbrida entre las ramas y el suelo es en el fondo la historia de todos los seres vivos, que heredaron un cuerpo moldeado por las necesidades de un entorno y ya están recibiendo nuevas presiones para adaptarse a nuevos cambios. El descenso de los árboles, que permitió a los humanos conquistar el planeta cientos de miles de años más tarde, ofreció ventajas a Lucy en el nuevo mundo que estaba creando el cambio climático. Sin embargo, la versatilidad tiene un coste. Es probable que aquellos homínidos perdiesen habilidad para trepar y comenzasen a sufrir caídas con mayor frecuencia. 

Uno de esos fallos acabó con Lucy por los suelos y creó como beneficio colateral uno de los mejores libros en los que leer cómo empezamos a ser humanos.

Publicado por El País – Ciencia – Daniel Mediavilla – 29/08/16 -

El tratamiento contra el cáncer que sustituirá a la quimioterapia

La inmunoterapia es ya una realidad para algunos tumores. En otros se avanza para reemplazar a técnicas más agresivas, pero todavía tendrán que convivir con las más modernas durante años

Hace más de un siglo, el cirujano neoyorquino William Coley observó que los tumores con alguna infección tendían a remitir. Las bacterias o los virus en la zona donde las células se estaban multiplicando descontroladamente alertaban al sistema inmunitario, que hasta entonces no se había dado cuenta de la anomalía que estaba ocurriendo. Los científicos creen que es muy posible que nuestras defensas frenen muchos tumores antes de que sean detectables; lo que conocemos como cáncer serían aquellos casos en los que las células malignas han burlado a nuestro sistema inmunitario y han conseguido propagarse escondidas de él por varios mecanismos.
Coley experimentó con esta idea inoculando estreptococos a los tumores para avisar a las defensas del cuerpo. Lo hizo con algún éxito, pero sobre todo con fracasos, ya que la toxicidad de la bacteria provocaba más problemas que soluciones. La investigación contra el cáncer tomó otros derroteros. Se descubrieron tratamientos terriblemente agresivos, pero más efectivos, como la quimioterapia, que intoxica a las células para matarlas, o la radioterapia, que hace algo parecido, pero de forma más focalizada.

Se descubrieron tratamientos terriblemente agresivos, pero más efectivos, como la quimioterapia o la radioterapia

Los efectos secundarios y la carencia de una solución definitiva contra el cáncer provocó que la idea de estimular al sistema inmunitario, que siempre anduvo latente, volviera a cobrar fuerza hace unos años. Los avances que se hicieron en investigación básica le valieron a lainmunoterapia el reconocimiento de hallazgo científico de 2013, según la prestigiosa revista Science. Desde entonces, el campo no hay hecho más que progresar. Solo un 1% de los estudios presentados en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) se basaban en esta técnica hace tres ediciones; la cifra subió al 10% en la siguiente y fueron una cuarta parte de los trabajos los que hablaban de inmunoterapia en el último congreso.

Este crecimiento exponencial da pistas de por dónde va la investigación contra el cáncer. Dos disciplinas que prácticamente se dieron la espalda durante años (la oncología y la inmunología) van ahora de la mano hasta el punto de que estos tratamientos oncológicos han sido uno de los temas estrella en el Congreso Internacional de Inmunología que se ha celebrado la pasada semana en Melbourne.
Aunque para muchos tipos de cáncer los tratamientos inmunológicos son todavía muy experimentales, esta técnica es una realidad relativamente asentada para otros. Un ejemplo viviente es Susanne Harris, que hace nueve años sufrió un extraño melanoma que se resistía a desaparecer con las terapias convencionales. 

En 2013 se enroló en lo que entonces era un ensayo. Tenía que ir cada tres semanas desde Melbourne, donde vive con su marido, hasta Sidney para que durante media hora le inyectasen un fármaco denominado Keytruda. En menos de dos meses el tumor ya estaba remitiendo. Después de 12 casi no se podía ver. En noviembre hará un año que dejó de recibir tratamiento y el tumor ha desaparecido, tal y como mostró hace un par de semanas el último escáner, que vino a refrendar todos los anteriores. “Todo sin el más mínimo efecto secundario”, relata emocionada.

Dos disciplinas que prácticamente se dieron la espalda durante años (la oncología y la inmunología) van ahora de la mano

Su caso aislado podría ser anecdótico o fruto de la casualidad, pero es uno de los cientos que engrosan la evidencia de la efectividad de este tratamiento. Aunque las pruebas de que puede funcionar son robustas, también lo son las de su tremenda selectividad. Solo surte efecto en alrededor de un 24%de los enfermos. Jonathan Cebon, director del Insituto de Investigación del Cáncer Olivia Newton-John —que ha participado en el experimento que salvó la vida de Harris—, reconoce que uno de los grandes retos es saber por qué en los mismos tumores la inmunoterapia funciona en solo en unos pocos sujetos.

En el caso del melanoma, sin embargo, es especialmente esperanzadora. Se ha beneficiado del poco éxito que la quimio y la radioterapia tienen contra este tipo de cáncer. Media docena de tratamientos han sido ya aprobados por la FDA americana. Cebon asegura que combinándolos la efectividad alcanza el 80%. “Pero son cifras que están en constante movimiento en función de los avances que se van presentando”, matiza.

Aunque todos los tratamientos con inmunoterapia se basan en ayudar a las propias defensas del cuerpo a localizar y erradicar el cáncer, hay varios mecanismos de acción. En el caso de la Keytruda se basa en neutralizar una proteína de la superficie de las células cancerígenas conocida como PD1, que hace que los linfocitos no luchen contra ellas. Buena parte de la investigación oncológica pasa por neutralizarlos para que el organismo pueda acabar con los tumores.

Uno de los grandes retos es saber por qué en los mismos tumores la inmunoterapia funciona en solo en unos pocos sujetos

Otras técnicas pasan por extraer glóbulos blancos del paciente, ya sea del propio tumor o de fuera de él, seleccionar los que tienen mayor actividad antitumoral para cultivarlos y activarlos y, finalmente, implantarlos de nuevo en el enfermo. Es un método algo más experimental que el anterior; los científicos investigan cómo manipular estas células para hacerlas más efectivas contra los tumores.
Una tercera vía de inmunoterapia contra el cáncer son las vacunas. Pero no las preventivas, como las que se usan para frenar al sarampión o a la gripe, sino terapéuticas, cuando el paciente ya tiene la enfermedad o incluso cuando la ha superado. El objetivo es avisar al sistema inmunitario, que por alguna razón no se ha percatado de la existencia del cáncer, de que está ahí. Para ello se suelen extraer células cancerosas que se manipulan para que las defensas puedan dar una respuesta correcta al tumor. La primera vacuna de este tipo se aprobó en Estados Unidos en 2010 y se usa para algunos tipos de cáncer de próstata que se han diseminado.

Otras técnicas pasan por extraer glóbulos blancos del paciente, seleccionar los que tienen mayor actividad antitumoral para cultivarlos y activarlos, e implantarlos de nuevo en el enfermo

Pero como el cáncer no es una sola enfermedad, sino un paraguas que engloba a muchos procesos, es complicado hallar una sola vacuna que pueda frenar o tratar el avance de todos los tipos de tumores. Cada uno requiere investigaciones específicas, que toman en consideración cómo se propagan las células, sus características, su estadío…
Las vacunas pueden funcionar deteniendo la proliferación de células cancerosas, reduciendo el tumor, eliminando las que no han conseguido ser erradicadas con otros tratamientos o evitando que reaparezca. Esto último está tratando de conseguirlo con el cáncer de próstata Jay A. Berzofsky, director de la sección de inmunogenética y vacunas del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

 Los resultados de las primeras fases de su investigación, que ha presentado en el Congreso Internacional de Inmunología de Melbourne, han mostrado una evolución positiva en un 75% de los pacientes. Se trata, sin embargo, de un estadío muy prematuro, en el que todavía no se ha comparado la efectividad con un grupo de control que esté bajo un tratamiento placebo.

La otra gran pregunta sobre la inmunoterapia que hay que responder es si cura definitivamente el cáncer o simplemente lo trata

La ventaja que tiene el cáncer de próstata para investigar vacunas en él es que hay un marcador biológico que indica su evolución, el PSA. Lo que ha hecho el equipo de Berzofsky es inocular la vacuna tras eliminar el tumor y observar los niveles de esta sustancia. En tres cuartas partes de los pacientes los niveles redujeron su crecimiento tras la administración de la inmunización, lo que da pistas de su posible efectividad. “De tener éxito, esta misma vacuna podría ser también efectiva contra un tipo de cáncer de mama, lo que sucede es que es más difícil experimentar con él”, relata el investigador.
Pero lo cierto es que el camino que queda por delante es largo. En el escenario más optimista, Cebon calcula que en 10 años la inmunoterapia podrá sustituir a los tratamientos más agresivos en varios tipos de cánceres como próstata, melanoma, estómago y mama. Pero la opinión de la mayoría de la comunidad científica es que incluso en aquellos para los que sea efectiva, tendrá que combinarse a menudo con cirugía, radio y quimioterapia, según señala Robert G. Ramsay, del Instituto de Cáncer Peter MacCallum de Melbourne.

La otra gran pregunta sobre la inmunoterapia que hay que responder es si cura definitivamente el cáncer o simplemente lo trata. Los fármacos son tan nuevos que todavía se está observando a los pacientes que se han beneficiado de ellos para comprobar si los tumores reaparecen. Laurie H. Glimcher, presidenta delInstituto de Cáncer Dana-Farber de Boston, es razonablemente optimista: “Esperamos que estos tratamientos eviten que nuestros hijos y nuestros nietos mueran de cáncer. En el futuro será una enfermedad crónica, y no mortal, como ya sucedió con el VIH”.


Publicado por El País – Ciencia – Melbourne – Pablo Linde – 06/09/16 -

Estranguló y enterró a su marido: la absolvieron

El caso se descubrió 51 días después del crimen ocurrido en Santa María de Punilla. La mujer, de 52 años, estuvo casi dos años presa. Fue víctima de violencia de género. FOTO Ariel Luna -

Gladys Edith Correa (52), la mujer que había llegado a juicio acusada de haber estrangulado y enterrado a su marido, Juan Carlos Medina (61), en Santa María de Punilla, fue absuelta por la Cámara Criminal de Cruz del Eje, en un juicio con jurados populares.
Luego de dos años en prisión, la mujer recuperó la libertad porque se entendió que se trataba de un “homicidio en legítima defensa”.
Se trata de un fallo que puede marcar un antes y un después en materia judicial para este tipo de casos de violencia doméstica.
Tras el fallo conocido el miércoles último, Correa, que semanas atrás ingresaba al mismo lugar como victimaria, acusada del crimen contra su marido –que había confesado en dos oportunidades– salió por la puerta como víctima.
Incluso, las mujeres que integraban el jurado popular la saludaron cuando era liberada.
El drama se desató, a nivel judicial, el 20 de noviembre de 2014, cuando se descubrió el cadáver del exguardiacárcel Medina enterrado en los fondos de la casa donde convivía con su esposa en Santa María de Punilla.
La mujer había denunciado su desaparición 51 días atrás. Pero tras diferentes averiguaciones, Policía Judicial y Bomberos fueron a buscar el cuerpo en esa vivienda. Tenía un cinturón, una tela y un pañuelo en el cuello y la autopsia dictaminó que había muerto por ahorcamiento.
Correa, que conocía de albañilería, había construido un sendero rectangular de ladrillos y cemento, tapando todo.
Con ella detenida, la fiscalía de Cosquín a cargo de Martín Bertone continuó avanzando en la causa, en la que ella terminó por confesar el crimen. Aseguró que él era violento y la maltrataba.
“Perspectiva de género”
Ya en el juicio, ante la Cámara Criminal y Correccional, integrada por Ángel Andreu, Ricardo Py y Adriana Espeche, desfilaron numerosos testigos que fueron aportando diferentes matices de una historia muy compleja.
A cada uno de ellos, el asesor letrado Juan Martín Illia le insistía para que describieran la personalidad violenta de Medina.
Así, al momento de exponer ante el tribunal y los jurados populares, Illia (nieto del expresidente Arturo Illia) ya desde el comienzo enmarcó el caso: “Esto se trata de violencia de género”.
Y agregó: “Ha sido una ofensa a la dignidad humana, se trata sin dudas de una muerte por violencia de género”.
En ese punto, detalló las denuncias de violencia familiar que la imputada había radicado en los tribunales de Cosquín. “(Correa) acudió a la Justicia y la Justicia no hizo nada”, remarcó.
Tras criticar la instrucción de la causa, el defensor afirmó: “Se le ha negado a la verdadera víctima todo por parte de la Justicia”.
“Es absolutamente necesario que se cambie la óptica vieja, terminar de una vez por todas las relaciones desiguales con la mujer, la Justicia debe tener perspectiva de género”, enfatizó el letrado.
Al culminar su alegato, solicitó la absolución de Correa por ser víctima de violencia de género y al entender que había actuado en legítima defensa.
La fiscal Haydeé Gersicich alegó que no había situaciones extraordinarias, sino que se trató de un crimen premeditado.
Y solicitó prisión perpetua para Correa o, en su defecto, 12 años de prisión, si es que los jurados valoraban algún tipo atenuantes.
Natalia Saad, por la querella, adhirió a la posición de la fiscal.
En el fallo primó la posición que había solicitado Illia, por lo que Medina volvió a la calle tras casi dos años de estar presa.
Ahora se aguardan los fundamentos del fallo, tras lo cual la fiscal y la querella van a evaluar si apelan.

Publicado por Diario La Voz – Argentina – José Hernández – Corresponsalía – 02/09/16 -

Unos 50 millones de niños han abandonado sus hogares por razones de fuerza mayor

Unicef denuncia que uno de cada 200 niños en el mundo es un refugiado, y que dicha cifra se ha incrementado más del doble en el último decenio

Collantre, experta en políticas de infancia, recuerda el problema que plantean las decenas de menores que viajan no acompañados por padres o familiares
 Un refugiado sirio explica cuentos a sus hijos antes de dormir, en un centro de acogida en Prenzlauer Berg (Alemania).

Son datos que invitan a la reflexión. Alrededor de 50 millones de menores de todo el mundo han abandonado sus hogares por razones de fuerza mayor. Más de la mitad de esta cifra, cerca de 28 millones, están huyendo de situaciones de violencia extrema oguerra abierta. En las actualidad, uno de cada 200 niños yuno de cada tres menores que reside fuera de su país es un refugiado. Estas cifras están recogidas en un revelador e inquietante informe elaborado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y dado a conocer este miércoles.

"Es un problema en aumento, y nada indica que vaya a remitir", ha asegurado a EL PERIÓDICO Sara Collante, experta en políticas de infancia de UNICEF-España, en una conversación telefónica. "Cada foto, cada niño o cada niña simboliza a millones de menores en peligro; es necesario que la compasión que sentimos por las víctimas se traduzca en una acción en favor de todos los niños", ha proclamado en un comunicado Anthony Lake, director general de la institución.
El desglose de la cifra de 50 millones de menores desplazados, refugiados o emigrantes es el siguiente: entre la población que han abandonado sus países, un total de 31 millones son niños, incluyendo a 11 millones de "niños refugiados y solicitantes de asilo". En el último decenio, concretamente entre el 2005 y el 2015, el número de niños refugiados se incrementó en "más del doble"

Entre los 41 millones de personas que han abandonado sus hogares pero que no se han visto obligados a cruzar ninguna frontera, integrantes de la categoría de desplazados internos, 17 millones de ellos eran niños. Asia, con varias guerras en desarrollo -Siria,Yemen o Afganistán- concentra a la mayoría de ellos, un 47% de ellos.
Del informe, Collante destaca un problema especialmente lacerante: el que presentan los menores no acompañados. Más de 100.000 de ellos no viajan de la mano de alguno de progenitores o familiares, lo que supone "el triple" de lo constatado en el 2014.


ATRAER LA ATENCIÓN DE LOS PODERES PÚBLICOS

El informe intenta atraer la atención de los poderes públicos en los países destinatarios de emigrantes y refugiados, al tiempo que alertarles acerca de los abusos a los que se exponen los menores, con el objetivo de mejorar las respuestas de dichos estados ante el fenómeno, una respuesta repleta de "lagunas", en opinión de Collante.
En España, por ejemplo, UNICEF denuncia la existencia debarreras administrativas invisibles, como la "rigidez en el proceso de reunificación familiar", que, de no existir, paliaría el drama que padecen y plantean los niños refugiados no acompañados, así como el "lento ritmo de las reubicaciones", ha denunciado Collante.

Otro de los temas que inquietan en la institución de Naciones Unidas dedicada a proteger a la infancia son las denominadas "devoluciones automáticas, una práctica que impide desplegar lasgarantías jurídicas que nuestro país condece al menor aspirante al asilo. "Si hay devolución automática, no se puede identificar la identidad y la edad del menor concernido, y por lo tanto, no se pueden aplicar al menor las garantías jurídicas con las que cuenta España", sostiene Collante.
El informe difundido por UNICEF viene a ser el primero que trata de la problemática del menor refugiado, desplazado o emigrante, que se encuentra en una situación, si cabe, de mayor precariedad que los adultos o los jóvenes.
Entre las recomendaciones planteadas en el documento, UNICEF emplaza a los estados a "proteger a los niños refugiados y emigrantes, especialmente los no acompañados, de la explotación y laviolencia", así como acabar con la detención de "niños emigrantes o que esperan obtener la condicción de refugiados", al tiempo que garantizar los accesos a la "salud y a otros servicios de calidad".

Publicado por El Periódico – Barcelona – Marc Marginedas – 07/09/16 -