viernes, 12 de agosto de 2016

Un afgano casa a su hija de 6 años con un hombre de 55 a cambio de una cabra

"La vendí porque no teníamos para comer y el hombre me juró que no tendría relaciones sexuales con ella hasta que cumpliese los 18 años", justifica el progenitor.

 Un hombre casa a su hija de 6 años con un hombre de 55 a cambio de una cabra.

Un hombre ha casado a su hija de 6 años con un hombre de 55 a cambio de una cabra, arroz, azúcar y aceite para cocinar. Ha ocurrido en Afganistán, país en el que la ley permite que las mujeres se casen a partir de los 16 años y los hombres, a partir de los 18 años. Los hechos han saltado a la luz después que un familiar del novio lo denunciara a la policía. La pequeña se encuentra de vuelta con su madre en un centro de seguridad.
"La vendi porque el hombre me juró que no tendría relaciones sexuales con ella hasta que cumpliese los 18 años", ha justificado el padre. "No teníamos para comer y estaba tan desesperado que vendí a mi hija para comprar alimentos", ha añadido el hombre.
El vídeo en el que aparece la niña  llorando, grabado por familiares en el momento en el que se la llevaban, se está haciendo viral en las redes sociales en las últimas horas.

Después de la boda, el hombre se llevó a la niña a casa de un familiar donde le sorprendieron "desvistiendo a la niña mientras esta lloraba y suplicaba que no lo hiciese", según ha públicado elrotativo The Observer. Fue este familiar el que pidió a un amigo que denunciara el caso a la oficina de derechos de las mujeresde la provincia de Ghor. Esta oficina llamó a la policía que al día siguiente, el 31 de julio, detuvo al hombre de 55 años y luego fue a detener al padre. Fuentes de la policía afgana han asegurado que hay otros dos hombres detenidos por su implicación en los hechos.
En estos momentos la niña está viviendo con su madre en una casa de seguridad en Firozkoh. Negineh Khalili, el jefe de la oficina de derechos de la mujer de la provincia de Ghor, ha asegurado que hará todo lo posible para asegurarse de que el padre pierde sus derechos de paternidad y que la niña obtiene el divorcio.

Publicado por elperiodico.com –  Barcelona -  09/08/16 -


Serbia podría tener por primera vez una ministra homosexual


El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, anunció este lunes que propondrá para dirigir la cartera de Administraciones Públicas a una política abiertamente homosexual.
Ana Brnabic podría convertirse, si es confirmada por el Parlamento, en la primera lesbiana en ser nombrada ministra en Serbia.
"Sus opciones personales no me interesan, ella es bienvenida en el Gobierno serbio", declaró Vucic al ser interrogado por la prensa. "Le dije que lo que me interesa es el trabajo que pueda hacer", explicó.

El Parlamento serbio, donde Vucic cuenta con una cómoda mayoría, debe reunirse el martes para confirmar al nuevo Gobierno.
Si Brnabic, de 40 años de edad, es confirmada en su puesto sería la primera mujer lesbiana en ejercer un cargo tan importante en Serbia, un país tradicionalista donde la mayoría de sus 7, 1 millones de habitantes son cristianos ortodoxos.

En este país, los desfiles del Orgullo Gay son organizados bajo fuertes medidas de protección policial y en el pasado se han registrado disturbios en las calles, que en 2010 dejaron más de 150 heridos.
En Serbia, la homofobia está muy extendida, al igual que en muchos otros países de los Balcanes y desde el inicio de las conversaciones para entrar en la UE, Belgrado enfrenta las presiones de mejorar la protección para las minorías, incluyendo a la comunidad LGBT.

Publicado por Boletín Globedia – Redacción Política – AFP – 08/08/16 -

Primera olímpica de EEUU con velo musulmán busca combatir la intolerancia

La esgrimista Ibtihaj Muhammad quiere ayudar a combatir el fanatismo cuando se convierta en la primera deportista estadounidense en competir en los Juegos Olímpicos llevando un velo musulmán.
Esta elocuente mujer de 30 años, afroamericana y musulmana, saltó a la fama en enero después de conseguir su lugar en el equipo olímpico de Estados Unidos en el Mundial de Grecia.
La participación de Muhammad en los Juegos de Rio de Janeiro-2016 llega en medio de una campaña presidencial en Estados Unidos marcada por la retórica contra el islam, mientras que las amenazas y el vandalismo contra las mezquitas alcanzó un récord histórico el año pasado.
Es un ambiente muy familiar para Muhammad, que se ha enfrentado a la discriminación desde la niñez, porque la combinación de su color de piel y su velo atraía a menudo miradas inquisitiva e insultos.

 Con un título en relaciones exteriores -

De hecho, parte de la atracción de la esgrima fue que Muhammad podía integrarse más o menos sin problemas.
"Probé distintos deportes cuando era joven y mi madre y yo pasamos un día en auto cerca de un liceo y vimos a un grupo practicando esgrima", recordó.
"Mi madre vio que usaban pantalones largos y camisetas de manga larga, y no sabía qué deporte era, pero quiso que lo probara porque se ajustaba a mis creencias religiosas".
Muhammad no estaba muy convencida al principio, pero persistió cuando se dio cuenta que el deporte podía ser un pasaporte para una educación mejor.
"Las 10 mejores escuelas del país tenían programas de esgrima, así que la vi como una puerta de entrada y por eso insistí" dijo Muhammad, que a la larga se graduó en la prestigiosa Universidad de Duke en 2007 con un título en relaciones internacionales y estudios africanos.

- Cambiando actitudes -

Muhammad tiene la esperanza de que su periplo olímpico ayude en algo a cambiar las actitudes que se han visto en la campaña electoral de Estados Unidos.
"Es un ambiente político difícil, el que estamos viviendo, no es fácil", dijo Muhammad.
"Los musulmanes están siendo examinados con lupa, y espero cambiar la imagen que la gente tiene de las musulmanas".
"Sé", continuó, "que las musulmanas son muy diversas, especialmente aquí en Estados Unidos. Venimos en diferentes formas, colores y tamaños, de orígenes diferentes, y somos miembros productivos de la sociedad. Quiero que la gente lo vea".
El candidato presidencial republicano, Donald Trump, ha sido acusado de alimentar el sentimiento antimusulmán, y ha llegado a defender que se prohíba la entrada al país a los fieles de esta religión.
Diplomáticamente, Muhammad se negó a especular sobre cómo sería la vida de los musulmanes si Trump es elegido para dirigir la Casa Blanca en noviembre.
En cualquier caso, insiste, quiere ayudar a mejorar las cosas haciendo un buen papel en Rio.
"Recuerdo que siendo una niña había gente que me decía que no pertenecía a este deporte por mi color de piel, porque era musulmana. Así que si puedo ser un motivo de cambio para otras minorías, me sentiría afortunada".


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Deportes – 04/08/16 -

Peruanas en pie de guerra por las declaraciones machistas del cardenal Cipriani.

En un momento en que Perú libra una batalla contra el feminicidio, las declaraciones lanzadas por el ultraconservador cardenal Juan Luis Cipriani insinuando que la mujer es víctima de abusos por su propia culpa han provocado la ira de las peruanas.

Conocido por sus posiciones políticas de derecha y cara de las campañas antiaborto de la Iglesia católica y contra la unión civil entre personas del mismo sexo, Cipriani dijo en su programa radial Diálogos para la Fe que si hay abusos se debe "muchas veces, a que la mujer se pone como en un escaparate, provocando".
"En un país que ocupa el tercer lugar en el ranking mundial de violaciones sexuales, una declaración de esta naturaleza no merece solo mi rechazo como mujer sino también como ministra (...) Aquella declaración invisibiliza y quita de toda responsabilidad al agresor", le respondió la ministra de la Mujer, Ana María Romero.

La segunda vicepresidenta del flamante gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, Mercedes Aráoz, le espetó: "Yo puedo usar una minifalda y nadie tiene derecho a tocarme (...) Una mujer puede dedicarse a la prostitución y no quiere ser violada, no puede ser violada. Nadie tiene derecho a afectar nuestra dignidad y no la provocamos las mujeres".
En las redes sociales, los comentarios de Cipriani desataron la indignación el fin de semana, con mujeres y hombres exigiendo su renuncia. Muchos los ven como un intento de restarle importancia a la marcha contra la violencia machista, convocada en todo el país para el 13 de agosto y a la que han anunciado que asistirán la vicepresidenta Aráoz y la primera Dama, Nancy Lange.

Bajo el lema #NiUnaMenos, la marcha denunciará las agresiones y asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o exparejas y contra la laxitud de la justicia peruana, que no sanciona con firmeza a los agresores en un país con una fuerte cultura machista y conservadora.
"Cipriani (...) ya hizo declaraciones desde el púlpito contra la marcha 'Ni una menos', diciendo que esas campañas que pretenden imponer la 'ideología de género' no son 'humanas'", escribió el psicoanalista Jorge Bruce en el diario La República.

Malinterpretado
Tras la polémica levantada, Cipriani -el arzobispo de Lima y cabeza visible del Opus Dei en América Latina- aseguró el lunes que había sido malinterpretado.
"Realmente he estado fastidiado, leyendo interpretaciones que, utilizando una frase totalmente desafortunada y equivocada, pretenden criticar de una manera francamente baja la responsabilidad que tengo como pastor", aseguró el lunes en radio RPP.
"Estoy seguro de que él no ha querido decir lo que se está interpretando", dijo también el lunes Kuczynski, aunque aseguró que su gobierno trabajará para combatir la agresión contra la mujer.
"La violencia contra las mujeres, los feminicidios, violaciones de menores, asesinatos de mujeres y otro tipo de discriminación (...) son fenómenos que no deben estar en una sociedad moderna", dijo el presidente para quien "hay culpa de los agresores".

Perú es un país de abrumadora mayoría católica (85%), y de grandes confrontaciones teológicas: aquí nació hace más de cinco décadas la Teología de la Liberación. Para frenar ese embate, Juan Pablo II nombró en 1999 a Cipriani como arzobispo, convirtiéndolo en el primer primado del Opus Dei en el mundo.
Al controvertido cardenal, de 73 años, le quedan un par de años antes de presentar su renuncia al cargo, como exige el derecho canónico.
Integrante también de la curia romana, como parte de una comisión que revisa la economía del Vaticano, Cipriani se ufana de contar con el respaldo del Papa Francisco.


El reportaje es publicada por Religión Digital, 03-08-2016.

Publicado por ADITAL – Perú – Religión Digital – 05/08/16 -


Pañuelos para ‘existir’ en India

Mujeres de Varanasi (India). ANTONIO PAMPLIEGA

Los pinceles se sumergen en un líquido azulado. Las manos, ajadas y castigadas por los años y por el duro trabajo de recoger basura, se mueven con extremo cuidado. Concentradas, tratan de que el color no salga de los bordes y arruine todo el trabajo. Dibujan y colorean sobre frágiles y delicados pañuelos de seda. Risas. Complicidad. Esta docena de mujeres han encontrado un diminuto refugio donde se sienten poderosas. Importantes. Empresarias. Emprendedoras. Y no es para menos. Han conseguido fundar un pequeño proyecto autosostenible donde venden sus propios pañuelos. 
Pero el camino no ha sido sencillo. “Al principio fue difícil porque no sabían ni coger el pincel. Tuvieron que aprender a hacer líneas, círculos… fueron seis meses de pruebas hasta que salió la primera partida para ser comercializada”, recuerda María Bodelón, fundadora de la ONG Semilla para el Cambio y alma mater de este pequeño proyecto bautizado como Marina Silk.
El sudor comienza a resbalar por sus rostros. El calor cae a plomo sobre las mujeres. Las ventanas permanecen cerradas para evitar que la pintura no seque uniformemente sobre la seda. Con tres horas diarias llegan a producir cerca de 200 pañuelos al mes que posteriormente acaban vendiendo en España y a través de los socios de esta organización. El objetivo de Marina Silk no es sólo que estas mujeres tengan un lugar de esparcimiento donde poder evadirse de la realidad la mayoría viven en slums (barrios chabolistas) sino también que puedan llevar un sueldo a casa y empoderarlas en una sociedad patriarcal en la que la mujer está supeditada a los designios del marido, sean cuales sean.
“Al tener cierto nivel de ingresos, estas mujeres tienen más capacidad de decisión en la familia. Marina Silk las ha hecho darse cuenta de que son más de lo que ellas pensaban. Ha subido su autoestima, han ganado confianza y se están haciendo fuertes”, relata una orgullosa María Bodelón, viendo los progresos de las artesanas. En ciudades como Varanasi las mujeres no dejan de ser las parias de la familia. Encargadas de cuidar a los críos. De mantener la casa limpia. De hacer la comida. De rebuscar entre los desperdicios para luego venderlos al reciclaje. Están sometidas a sus maridos. Los malos tratos. Las vejaciones. “Las mujeres sienten que el marido tiene derecho a pegarlas, por lo que jamás se quejan. Es algo que acaba pasando de generación en generación porque se vive en el ámbito doméstico y los hijos maman de lo que ven en el seno del hogar”, comenta Bodelón.

“Al tener cierto nivel de ingresos, estas mujeres tienen más capacidad de decisión en la familia”

En este sentido, la docena de mujeres que trabajan en Marina Silk son unas privilegiadas. La mayoría recogía basura o lavaba platos por salarios míseros. Ahora tienen unos ingresos constantes que las convierten en una pieza fundamental dentro de la familia. Las empodera. Las hace importantes. “Me he comprado un pequeño terrenito en mi aldea natal, cerca de Calcuta. Quiero salir del slum y que mi hijo pueda tener una vida diferente”, comenta Laltusi, una de las mujeres que trabajan en Marina Silk. Su marido tiene una parálisis que le impide trabajar, por lo que trabaja a sol y a sombra y además recibe un sueldo extra por encargarse de la cocina para sacar a su familia adelante.
Barro. Inmundicias. Ratas. Toneladas de plástico y papel amontonadas en inquietantes pilas. Niños sentados en el suelo clasificando en montoncitos lo que otros desechan, en función del material y de la calidad. Muchachos descalzos y a medio vestir corriendo entre la basura. Este slum de Varanasi es una bofetada de realidad. Una visita obligada para los miles de turistas que visitan cada añouna de las ciudades más místicas de la India, el lugar donde los hindúes son incinerados y esparcidos en el sagrado Ganges. En esta ciudad hay una realidad invisible que se vuelve nítida y cristalina…
Tajkera, una de las féminas de Marina Silk, trabajó durante años en la recolección de basura. Un trabajo duro. Desagradable. Deshonroso. Y con el que a duras penas se puede sobrevivir. “Por un kilo de papel nos pagaban ocho céntimos de euros; 13 por el de plástico y  33 por el de material sanitario (jeringuillas, vías usadas, etc…)”, comenta. En los mejores meses, su familia, de siete miembros, logra reunir cerca de 120€.  “Para ellas es importante tener un sueldo fijo, estabilidad, horario y vacaciones”, sentencia María Bodelón. “A mí me gustaría salir del slum e ir a un edificio de ladrillo, pero cuesta como mínimo 2.000 rupias (algo más de 27 euros) al mes ¿Quién se puede permitir eso?”,  comenta Baisun.
  • Esta mujer vive con su marido y sus siete hijos. Por el pequeño trozo de tierra en el que han montado su precario hogar pagan unas 300 rupias (algo más de cuatro euros). Aunque no pagan suministros. Tienen luz de forma ilegal y extraen agua de un pozo cercano. Así conviven unas 100 familias hacinadas entre la basura. Baisun es otra las de las trabajadoras de Marina Silk y que viven en este slum pero se puede considerar afortunada. Clases de alfabetización. Frunce el ceño. Está concenconcentrada. Mueve el lápiz dubitativamente. Las matemáticas le siguen costando un poco.

Aisha es india, sobrepasa la treintena y es madre de cuatro hijos. Desde hace varios meses acude a las clases de la ONG Semilla para el Cambio para aprender a leer y a escribir. Una mueca de satisfacción se dibuja en su rostro cuando la profesora le corrige el ejercicio y la felicita. A pesar de tratarse de un ejercicio básico de sumas y restas, para Aisha supone un gran éxito. “Antes no quería ir a un hospital porque no entendía los papeles o en la calle no sabía leer las indicaciones”, cuenta Bodelón. “Quiero aprender a leer y a escribir para que no me puedan engañar y para poder sentirme orgullosa de mi misma”, afirma la propia Aisha al tiempo que se ruboriza y sonríe.  

Esta mujer también vive en Varanasi, que con 300 slums reconocidos más del doble ilegales es una de las poblaciones menos desarrolladas de India. Aquí la tasa de analfabetismo entre las mujeres ronda el 80%, según un informe presentado por Naciones Unidas. Junto a Aisha, su compañera Pyari Bibi usa su dedo índice para leer cada sílaba. Tiene 39 años, está embarazada de su cuarto hijo y está aprendiendo a leer. De niña no fue a la escuela porque su familia no tenía dinero para pagar su educación y tuvo que empezar a trabajar en la recogida de basura, actividad a la que se sigue dedicando toda su familia. Su motivación supera a la vergüenza que algunas adultas sienten cuando tienen que aprender como si fueran niñas. “Vengo incluso cuando estoy enferma. Ahora comprendo lo que pone en los letreros, en la calle…”, comenta.  

“Por un kilo de papel nos pagaban ocho céntimos de euros; 13 por el de plástico y 33 por el de material sanitario”
El marido de Pyari no ha puesto ningún problema a que acuda a esta clase porque ella no ha abandonado en ningún momento las labores domésticas. Pyari Bibi es la mayor de un grupo de aprendizaje que hoy forman 25 mujeres, casi la mitad de las que empezaron hace dos años. “Al no tener aliciente económico muchas se desmotivan. Su forma de vivir es al día: ganan, gastan. No están acostumbradas a hacer cosas que requieran continuidad o que vayan a ser rentables a futuro. Es difícil para ellas ver el medio y el largo plazo.", apunta Bodelón. "Hay otras que no pueden venir porque tienen que seguir trabajando o porque tienen dificultades de aprendizaje y se sienten avergonzadas”.
Desde la creación de este proyecto de alfabetización para personas adultas, financiado por la Diputación Foral de Bizkaia, sólo un hombre acudió a clase, pero se marchó enseguida porque se reían de él. Sangeeta, de 27 años, no se ruboriza sino todo lo contrario. “Quiero aprender para poder ayudar a mi hija con sus deberes y que tenga un futuro”, sentencia mientras anota el resultado de las operaciones matemáticas que acaba de realizar. Ella sola, con los 40€ mensuales que gana lavando platos, se hace cargo de su hija. Vive con su madre y su hermana desde que se separó de su esposo. “Era un mal marido”, nos confiesa sin entrar en más detalles.

El divorcio no es habitual en India pese a que la violencia de género alcanza índices altísimos. “Hace unos día, la madre de uno de los niños que participan en nuestro proyecto educativo murió quemada con ácido a manos de su esposo. Le atribuía una infidelidad”, cuenta Virat Gautam, coordinador de educación en la ONG. Precisamente, para que esto no vuelva a ocurrir, Semilla para el Cambio hace hincapié en el empoderamiento de las mujeres indias. El futuro está en manos de personas como Aisha, Sangeeta o Laltussi. El futuro es de ellas.

Publicado por El País – Planeta Futuro – Varana (India) – Antonio Pampliega – 09/08/16 -

Nueva York dispondrá habitaciones públicas para madres lactantes

El proyecto obliga a ciertas agencias estatales a contar con una habitación, separada del cuarto de baño, para que madres puedan dar el pecho a sus bebés con privacidad.


Foto: Archivo EFE
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ratificó este jueves una ley que obligará a que determinadas agencias públicas de la ciudad tengan unahabitación para que las madres puedan amamantar en privado a sus bebés.
De acuerdo con la nueva legislación, los edificios de las agencias de los departamentos de Salud, de Servicios a Niños y de Servicios Socialesdeben tener una habitación disponible, separada del cuarto de baño, para que las madres puedan dar el pecho a sus bebés con privacidad.

La habitación debe tener un asiento, toma de corriente y acceso cercano a agua, así como estar convenientemente señalizada.
"Este es un proyecto sobre justicia, acceso y salud y lleva a la ciudad un paso adelante para ser un lugar donde las madres se sientan cómodasamamantando cuando sea y donde sea", afirmó De Blasio.

En Nueva York, las mujeres pueden amamantar a sus hijos en cualquier lugar, si bien algunos establecimientos privados han restringido el derecho, lo que ha ocasionado algunas quejas.
La semana pasada el Concejo de la ciudad dio el visto bueno al proyecto, que fue recibido con beneplácito por madres, que se dieron cita en el Ayuntamiento para celebrarlo, y solo faltaba para su aprobación final la ratificación de De Blasio.

La directora del Departamento de Salud del Ayuntamiento, Mary T. Bassett, recordó que la leche materna "es perfecta, hecha a la medida para alimentar a un bebé y todas las madres deben ser apoyadas en dar el pecho".
Bassett destacó que la agencia que dirige será la responsable por vigilar que se eliminen las barreras que impidan a una madre amamantar cuando y donde sea.
"Cada madre merece el derecho básico de dar el pecho a su bebé en privado, en un lugar seguro y conveniente. Proveer de estas habitaciones es un paso hacia promover familias saludables", dijo Gladys Carrión, directora de la Administración de Servicios a los Niños.

En un comunicado, el departamento de Salud de la ciudad recordó queamamantar tiene "innumerables beneficios para los infantes" como bajos índices de problemas respiratorios o infecciones de oídos y reduce los riesgos de enfermedades cardiovasculares y cáncer en las mujeres que dan el pecho. 

Publicado por elespectador.com – EFE – 11/08/16 -

Los Juegos Olímpicos entre el patriarcado y el elitismo


Los Juegos Olímpicos han sido elitistas desde sus inicios. (Llamados Juegos Olímpicos de la Antigüedad desde 776 a. C., hasta 393 d. C) También fueron exclusivos para hombres, cosa que ha ido cambiando conforme van pasando los años y más mujeres incursionan en disciplinas que hace 120 (al inicio de los Juegos Olímpicos Modernos) años el mundo jamás hubiera imaginado. Rompiendo paradigmas el género femenino ha demostrado que no hay nada en el mundo que sea absoluto de un género (salvo parir) como el patriarcado pretende que lo memoricemos.
Derribar las murallas en lo deportivo ha sido un trabajo arduo para las pioneras que tuvieron que enfrentarse a todo tipo de rechazos y humillaciones, para que hoy sean tantas las mujeres que puedan participar y encontrar la realización en algo que a las ancestras les fue negado. No olivemos que en los Juegos Olímpicos de la Antigüedad las mujeres no podían participar siquiera como espectadoras mucho menos como protagonistas.

Sin embargo el trabajo por la equidad de género sigue siendo cuesta arriba, falta mucho para que la sociedad, el sistema y el mundo del deporte eliminen los patrones patriarcales y misóginos para darle espacio a una nueva humanidad: diversa y enriquecida por el respeto. Esto incluye también la participación de la comunidad LGBTI sin que sea insultada y discriminada desde los estereotipos y la misoginia.
Rechazados también en este tipo de competencias fueron los hombres que para el patriarcado mostraban debilidad física y mental. Fueron creados en exclusiva para el hombre con todas las características del macho alfa. Por esa razón era tan importante visibilizar a la mujer cuando las Olimpiadas regresaron a Atenas en el 2004. Quedará para la historia la imagen de aquella mujer vestida de blanco, como anfitriona de los Juegos Olímpicos, enviándole con esto un mensaje claro y directo al mundo patriarcal: la equidad de género nos engrandece como humanidad.

Los Juegos Olímpicos de París, conocidos también como la II Olimpiada, marcaron por primera vez la participación de las mujeres en tenis, golf y croquet (cabe destacar que son deportes elitistas también desde el estatus social, por la exclusividad de los recursos materiales y económicos para practicarlos. Con esto se sobreentiende que las participantes fueron mujeres de un estatus social probablemente burgués, pasarían muchos años para que la mujer de arrabal pudiera participar) hasta la fecha siguen siendo elitistas desde la clase social, no digamos el color de piel, la religión y lo cultural. No podemos engañarnos. Estamos derribando muros pero faltan muchos todavía.
Ubicándonos en Río 2016, hemos visto la forma en que Estados Unidos y sus aliados a través del Comité Olímpico Internacional ha politizado la participación de la delegación rusa, castigando a deportistas privándolos de participar, a consecuencia de las decisiones políticas de Putin. El antidoping es más político que otra cosa, tiene poco que ver con el espíritu del juego limpio.
Los Juegos Olímpicos de Río 2016 han hecho historia en la inauguración, por primera vez una persona transexual escolta a una delegación, tal fue el caso dela modelo Lea T, que pedaleaba un triciclo anunciando a la delegación de Brasil. Esto gracias a las políticas de inclusión de los gobiernos de Lula y Dilma al hacer realidad el Matrimonio Igualitario y revalidar los Derechos Humanos de la comunidad LGBTI. Ejemplo que deben seguir todos aquellos países con sistemas misóginos. El cambio es necesario y urgente.

Pronto vendrá el tiempo también en el que se caigan las telarañas de la cabeza de la sociedad mundial y sea común ver como protagonistas en justas deportivas de nivel internacional como los Juegos Olímpicos o Mundiales, a personas transexuales, porque tienen todo el derecho del mundo. No se les puede privar en nombre de religiones misóginas, estereotipos y normas patriarcales.
Hemos visto de todo en lo que va los de los Juegos Olímpicos, desde comentaristas deportivos que exigen que las gimnastas usen escotes más pronunciados, hasta titulares de periódicos en Estados Unidos, como el caso del Chicago Tribune, que invisibilizó a la atleta Cory Cogdell quién ganó medalla de bronce en tiro, cuando se refirió a ella como la esposa de un jugador de los Osos de Chicago. "Esposa de jugador de los Osos de Chicago gana medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río”.
La vergüenza mundial tuvo que haber sido ver un equipo de refugiados participando, ¿A dónde hemos llegado como humanidad que tenemos el descaro de aceptar algo así? Con nuestra doble moral los aplaudimos, nos emocionamos, pero dejamos de ver la profundidad del mensaje que es la terrible situación de los refugiados alrededor del mundo, a causa de guerras impuestas por un grupo de políticos que nos manipulan a su antojo.
Lo personal es político, y se ha demostrado una y otra vez. La atleta brasileña Rafaela Silva, primera en ganar Oro para Brasil, nacida y crecida en la favela Ciudad de Dios (ajá, la de la película) pudo practicar deporte gracias a la Bolsa Atleta, proyecto impulsado por Lula. Mujer negra de arrabal que fue insultada y discriminada por su color en Londres 2012, le dio la gloria a Brasil en nombre las favelas que tanto odia Temer y la clase media brasileña. Rafaela tanto como Marta están con Dilma, por supuesto.
También hemos visto la forma en que la policía detiene y encarcela a cualquier persona que dentro de las instalaciones olímpicas donde se llevan a cabo los juegos, se manifieste en contra del gobierno golpista de Temer. Cosa que nunca sucedió con Lula y Dilma, dejaron que el pueblo se manifestara donde quisiera porque es su legítimo derecho.

La tristeza de las imágenes de niños de las favelas viendo la inauguración desde las afueras de la ciudad, porque para ellos no había entrada. Eso es en Brasil y en cualquier lugar del mundo. Los deportes tanto como las artes han sido exclusividad de una clase social y para el hombre blanco y patriarcal. Estamos derribando muros, hacen falta tantos.
Una sociedad que está más entusiasmada por la mención de Vogue a los uniformes de las delegaciones deportivas, que de la misma participación de los atletas y sus circunstancias y limitaciones impuestas por el Comité Olímpico de sus países para estar ahí. Tal es el caso del Comité Olímpico Guatemalteco que descontó salario a los atletas, pero eso sí, el personal administrativo con todo pagado y sus viáticos. La injusticia nos restriega en la cara sus andanzas y no hay forma que como sociedad reaccionemos.
La medalla de Oro en Judo que ganó la deportista Majlinda Kelmendi, para Kosovo. Un mensaje político en su totalidad cuando dedicó la medalla a la infancia de su país, que aún con consecuencia de una guerra atroz se atreve a soñar. No habrá nunca en la historia medallista de ningún país catalogado como potencia mundial que se le compare. La medalla ganada desde el sacrificio y la carencia siempre sabe a gloria, distinto es tener todos los recursos para lograrlo. No nos engañemos en nombre del amor al deporte.
Por eso es tan valiosa la participación de atletas de países en desarrollo porque fueron capaces de ganar plazas contra todo pronóstico. El solo estar ahí los hace ganadores sin necesidad de podio ni medalla. Eso nos debe recordar como sociedad que debemos elegir gobiernos que inviertan en políticas de desarrollo. En salud, deporte, educación, cultura. En infraestructura y en crear lazos que ayuden a reconstruir el tejido social de nuestros países fragmentados por el odio de unos cuántos.

El lema de Río 2016, es "un nuevo mundo” y no debemos dejar de lado el cambio climático del que todos tenemos culpa. Un nuevo mundo en integración, identidad, respeto, en sensibilidad. Un nuevo mundo que nos transforme de seres manipulados a partícipes de la realidad política y social de su entorno. Los Juegos Olímpicos siempre son el escenario perfecto por su visibilidad mediática, para que como seres políticos por naturaleza, pasemos de la pasividad a la acción. Son la ejemplificación de la magnitud de las mafias mundiales que corroen el deporte y la política. Del patriarcado, la misoginia y la discriminación de género. Son mejor exposición cultural que se puede dar en dos semanas de eventos, que si le ponemos atención nos escupe a la cara lo que somos como sociedad.
Lo imprescindible que es tener un sistema de educación que incluya a la actividad física y a las artes como médula espinal para el desarrollo integral de una sociedad sana, que no excluya por ninguna razón.
Y para terminar de lo más hermoso que ha sucedido en los Juegos Olímpicos es la declaración de amor de una voluntaria brasileña a su novia, seleccionada de rugby, para pedirle matrimonio. Hecho que quedó impreso para la historia de los Juegos Olímpicos en un país que en crisis política debido a un golpe traidor a la democracia, demuestra al mundo que en las políticas de inclusión el amor siempre triunfa. Y eso se lo debe Brasil a Dilma y a Lula, a nadie más. Es obligación del pueblo brasileño defender esos logros.

Como ven hay mucho de qué hablar en torno a los Juegos Olímpicos, desde el patriarcado, la religión, la política, la cultura y el mismo deporte. No guardemos silencio, no pretendamos no ver, no tengamos la hipocresía deignorar la crisis humanitaria de los millones de refugiados alrededor del mundo y se nos llenen los ojos de lágrimas al ver desfilar a 10 de ellos en un evento por demás elitista. Que la atleta de Kosovo, las que están participando con su hijab puesto, las negras que han sido discriminadas, los atletas de la comunidad LGBTI, los deportistas que están participando desde el arrabal, sean nuestra motivación para crear sistemas incluyentes en nuestros países. No por los Juegos Olímpicos ni para que participen en ellos, sino para una vida sana, integral de niños felices que de adultos sean parte de una sociedad transformadora. Siempre, siempre, el deporte como las artes debe ser político, como todo en la vida.


Publicado por ADITAL – Mundo – Ilka Oliva Corado – 10/08/16 -

Las mujeres se organizan contra las agresiones machistas en las fiestas

Concentración de repulsa a las agresiones sexuales ocurridas en Pamplona durante los Sanfermines
Los Sanfermines situaron el tema en las pantallas de televisión y las portadas de los medios. Las agresiones sexuales se convirtieron en noticia y las denuncias se fueron sucediendo entre concentraciones de repulsa y titulares que llamaban la atención sobre el todo vale que reina en los ambientes festivos. Mientras, el movimiento feminista veía cómo sus tradicionales reivindicaciones comenzaban a calar y nutrían el protocolo elaborado por el Ayuntamiento de Pamplona.
Fue hace tres años cuando la institución navarra se sumó a las demandas que los colectivos feministas de la ciudad llevaban haciendo desde los años 90 y creó el grupo de trabajo Sanfermines en Igualdad, un protocolo, una caseta informativa y un teléfono de urgencia. Otros ayuntamientos como los de Vitoria, Huesca o Málaga también han puesto en marcha campañas que beben de las aportaciones del feminismo.
Pero muchos grupos de mujeres se siguen autogestionando contra las agresiones machistas y diseñan sus propios protocolos al margen de las instituciones, muchos inspirados en los que han ido elaborando los movimientos sociales vascos y catalanes desde hace años, pioneros en esta materia. Es el caso del barrio madrileño de Lavapiés, en fiestas desde la semana pasada, donde por primera vez se ha puesto en marcha un protocolo para asegurar un ambiente "libre de violencias machistas".

Hartas de la victimización

"Nace del hartazgo de ser sistemáticamente consideradas víctimas por el sistema y que nos quieran mantener en ese papel. No hay campañas que digan 'mujer, defiéndete'", sostiene Esther Reyero, vecina del barrio. La denuncia de una violación en los primeros meses de este año encendió todas las alarmas y un grupo de mujeres comenzó a reunirse en el centro social La Eskalera Karakola.
De ahí nació la Red de Vecinas de Lavapiés, que comenzó a trabajar la idea de diseñar el protocolo que se está utilizando. Como muchos de los empleados en otras ciudades y municipios españoles, cuenta con la instalación de un punto de información y denuncia –'punto morado', en el barrio madrileño–, contempla parar la música en caso de "cualquier agresión de origen patriarcal a mujeres, trans..." y una serie de pasos para llevar a cabo si ocurre.
"Es importante dar espacio a la decisión individual sobre la gestión de la situación por parte de la persona agredida", para después acompañarla en lo que necesite –interponer denuncia, acudir a los servicios médicos...–. Además, se comunicará a esa persona que "ha realizado una agresión machista y que la persona agredida se ha sentido violentada. Se le hace saber que si no cesa, será expulsada de la plaza", explican.

Concentraciones tras cada agresión

"Lo que intentamos es que el agresor se sienta señalado", afirma Idoia Gómez, integrante del movimiento feminista de Vitoria, que finaliza sus fiestas este martes. También allí el colectivo ha elaborado un protocolo y ha habilitado un número de teléfono de denuncia con el que "cubrimos los huecos que deja el del Ayuntamiento", que también por primera vez ha hecho un manual específico para las Fiestas de la Virgen Blanca.
Gómez contrapone el funcionamiento de la caseta informativa y de asesoramiento del consistorio que cierra a las 21.30 horas con "la nuestra, que está teniendo mucha acogida, y que está activa hasta las 2:00 de la mañana", afirma la activista. Este mismo martes una joven de 21 años ha denunciado un intento de violación, en el primer caso que se produce en el marco festivo, y el Ayuntamiento ha activado su protocolo y convocado a una manifestación ciudadana de repulsa.
La mayoría de mecanismos ideados por los movimientos sociales contemplan la celebración de concentraciones tras las agresiones, tanto las llamadas "de alta intensidad" como aquellas más naturalizadas como tocamientos, insultos o acoso. La misma dinámica se siguió en Sanfermines y se ha trasladado a Lavapiés para visibilizar la violencia. Ya el pasado domingo se celebró una concentración de repulsa por las seis agresiones que el movimiento feminista lleva contabilizadas en el barrio madrileño.
Otro de los puntos en común de muchos de los protocolos es poner en marcha las llamadas "brigadas moradas". A juicio de las activistas vitorianas, esta es una laguna del dispositivo desplegado por el Gobierno municipal a pesar de ser una de las demandas. En Lavapiés varias personas pertenecientes a la Red de Vecinas, y otras que se han ido uniendo, están ataviadas con un brazalete morado, que se coordinan con la caseta de asesoramiento e intentan mediar en caso de agresión.
Al igual que en Vitoria y en barrios barceloneses como Poble Sec o Gracia, en Bilbao los movimientos sociales son activos desde hace años en este tema. Los colectivos populares que participan en la Semana Grande, que se celebrará a finales de este mes, cuentan con sus propios mecanismos para afrontar las agresiones sexuales, pero este año el Ayuntamiento ha ideado una campaña que presentará en unos días. "Se ha hecho tarde, pero este año después de lo de Sanfermínes tenía que salir", apunta una activista de la ciudad.

Los ayuntamientos diseñan sus campañas

Las fiestas de Pamplona han motivado también que el consistorio de Huesca haya diseñado una campaña "más intensa" que los dos años anteriores , asegura el concejal de Igualdad, Manuel Rodríguez. Esta vez ha primado "la coordinación con la Policía. Hemos contratado educadores sociales y empapelado el recinto ferial con mensajes como 'no continúes si no tienes mi permiso'”.
Málaga es otra de las ciudades que este año ha elaborado un protocolo en coordinación con el Colegio de Abogados de la ciudad, que mantendrán un servicio de atención a las víctimas mediante un teléfono 24 horas a partir del próximo día 12, cuando empieza la feria. Será un abogado quien reciba la llamada y asesorará o acompañará a la persona en lo que necesite. Además, se han realizado varias acciones de sensibilización y reparto de material informativo.
"El protocolo es una reivindicación histórica del movimiento feminista y nos gustaría que quede claro que es el movimiento feminista quien lo ha liderado", aseguran en Vitoria sobre el protocolo municipal. La dinámica se repite en casi todas las ciudades: las instituciones han comenzado a alimentarse de las reivindicaciones de los colectivos, algo que "es una buena noticia", afirma Gómez.
"Los protocolos de los ayuntamientos son una reacción a lo que el movimiento feminista lleva peleando mucho tiempo. Las mujeres estamos en pie y no les queda más remedio. Yo creo que tanto trabajo feminista desde las asociaciones y los movimientos autónomos está calando", matiza Reyero.

Publicado por eldiario.es – Sociedad – Marta Borrás – 09/08/16 -

Las luchadoras mongolas e indias pelean contra la tradición


 Las luchadoras mongolas e indias, durante largo tiempo impedidas de entrar en la cancha de este deporte masculino por excelencia, lograron romper la tradición gracias a sus éxitos internacionales y al valor de algunos entrenadores y esperan brillar en los Juegos de Río-2016.
"La gente nos mira mal cada vez que nos ponemos la ropa de entrenamiento. Dicen que 'es malo'", explica a la AFP la india Vinesh Phogat, de 21 años, originaria de una familia de prestigiosos luchadores del norte del país.
"Es más fácil para un hombre ser luchador en Mongolia. Las mujeres están obligadas a ser mentalmente mucho más fuertes", confirma Soronzonboldyn Battsetseg, de 24 años y que creció en la estepa combatiendo con niños de su edad.
"Los hombres pensaban que el tatami era un lugar sagrado y que las mujeres no deberían estar autorizadas a pisarlo porque son impuras", coincidió Tumendembereliin Sukhbaatar, uno de los entrenadores -todos hombres- del centro de entrenamiento en la región de Ulan Bator, la capital de Mongolia. El preparador vendió su apartamento para financiar los desplazamientos internacionales de sus pupilos.

 - La culpa de Puccini y 'Turandot' –
Coraje y perseverancia es lo que necesitaron Vinesh Phogat, su prima Babita y su compañera de equipo Sakshi Malik porque crecieron en Haryana.
Esta ciudad cercana a Nueva Delhi es famosa por sus consejos locales dominados por hombres, que controlan y administran la vida de la comunidad y en los que la mujer no tiene voz ni voto.
Los matrimonios fuera de casta o de religión siempre conllevan castigos, incluidos "asesinatos de honor" (generalmente de mujeres que han deshonrado a su familia). La selección del sexo mediante el aborto también es común.
Los locales tenían también la costumbre de reñir a los padres de Sakshi cuando, siendo todavía muy joven, se vestía de una manera poco ortodoxa.
"Me dolía y no entendía por qué la gente decía tantas bajezas siendo yo tan joven", recordó Sakshi, que comenzó a entrenarse con solo 12 años.
En Mongolia, la leyenda cuenta que una princesa del siglo XIII que se negaba a casarse con un hombre incapaz de derrotarla en combate pudo originar la prohibición de las mujeres luchadoras.
Su historia, que llegó a Occidente con Marco Polo, inspiró la ópera de Puccini 'Turandot'.


- Medallas antes que tradición -
La mirada de los indios comenzó a cambiar después de la medalla de oro de Geeta Phogat, la hermana mayor de Babita, en los Juegos de la Commonwealth de 2010, convirtiéndose de paso en la primera india clasificada para unos Juegos Olímpicos, los de Londres-2012.
El clan Phogat atribuye su éxito a su padre y a su tío, el también luchador Mahavir Singh Phogat: "Las niñas recibían más palos que los niños repitiendo que no somos más débiles que ellos", recuerda Vinesh, la sobrina de Mahavir, el entrenador señalado por los tradicionalistas de Haryana, cuya carrera fue llevada a la pantalla por Bollywood.
Como los Phogats, Sakshi se convirtió en una estrella local tras su medalla de plata en los Juegos de la Commonwealth de 2014.
"Es muy sorprendente ver cuánta gente puede cambiar tan rápido y cómo se interesan por mí ahora que soy famosa", se alegra Sakshi hablando de la gente de su pueblo, que se pelea por hacerse fotos con ella.
Tercera en la categoría de 63 kilos en los Juegos de 2012, la primera medalla olímpica de Mongolia desde 1980, la sonrisa de Battsetseg adorna ahora las vallas publicitarias de Ulan Bator. "Cuando vuelvo a casa, me reciben como si fuera el presidente", explicó a la AFP.
A pesar de sus dos títulos mundiales y una medalla de plata, está convencida de que nunca la autorizarán a practicar el 'naadam', los "tres juegos de los hombres" -lucha, equitación, tiro con arco- de su país.
Pero la luchadora se burla y adelanta su teoría: "¡Tienen miedo de que los derrotemos!".
Si Battsetseg se benefició plenamente del sacrificio y de la "locura" del entrenador Sukhbaatar, Sakshi y Vinesh gozaron del respaldo inquebrantable de su familia.
"Mi vida es muy especial con respecto a la de mis amigas. Algunas han estudiado un poco antes de regresar a las tareas del hogar. Las que se casaron, se ocupan de su marido y de sus hijos", dice Sakshi.
Las dos indias lucirán un sari orgullosas en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos en Río.

Publicado por Boletín Globedia – Redacción Deportes - 04/08/16 -