sábado, 26 de marzo de 2016

Cadenas, abusos sexuales y descargas eléctricas para "tratar" a enfermos mentales en Indonesia

El informe detalla una larga lista de castigos y torturas a las que son sometidos los enfermos mentalesHUMAN RIGHTS WATCH / INDONESIA
Cerca de 20.000 personas ( MUJERES Y VARONES)  con enfermedaes mentales permanecen encadenados y sometidos a malos tratos en Indonesia, según ha documentado en un nuevo informe Human Rights Wach
Familias, curanderos e instituciones comparten crueles métodos para "tratar" a los pacientes, como encadenarles, aunque el gobierno de Indonesia ilegalizó estas prácticas en 1977
Las personas con problemas de salud mental sufren hacinamiento, enfermedades y abusos sexuales.

El informe distingue tres lugares de tortura: el hogar familiar, los recintos dirigidos por curanderos y las instituciones de atención social HUMAN RIGHTS WATCH / INDONESIA
"Me aplicaron descargas eléctricas en la frente y en las sienes; era muy doloroso. Tenía las manos atadas a la cama mientras el doctor me daba los electroshock. Nadie, ni siquiera mi familia, me había explicado lo que ocurría. Yo no podía decir nada porque si me hubiera resistido, mis parientes me habrían golpeado. Ya lo habían hecho antes; me consideraban loca". Carika solo tiene 29 años pero su vida ya rebosa de terribles experiencias generadas por una sociedad incapaz de hacer frente a su enfermedad mental. Durante más de 4 años su familia la mantuvo encerrada, 24 horas al día, en un pequeño y sucio establo de cabras. Sin apenas espacio para moverse, tenía que vivir entre los excrementos de los animales y los suyos propios. Cuando por fin fue enviada a una institución, los malos tratos, las humillaciones y las descargas eléctricas hicieron que terminara añorando aquel asqueroso establo.
Carika es una de las 57.000 personas con discapacidad intelectual que han sufrido, al menos una vez en su vida, el pasung, un término indonesio que significa literalmente “atar” o “encadenar”. El pasung es solo uno de los crueles métodos que se emplean en ese país contra quienes son etiquetados como “locos”.

El destino de todos ellos es permanecer encerrados en condiciones infrahumanas, atados con cadenas a paredes o camas, sometidos a todo tipo de malos tratos, humillados, violados… Aunque el gobierno de Indonesia ilegalizó estas prácticas en 1977, la falta de recursos, la incultura y también las supersticiones imperantes en buena parte del país han hecho que los abusos continúen.
La sarna y los piojos mortifican a unos enfermos que no disponen de aseos HUMAN RIGHTS WATCH / INDONESIA
Según el informe que hará público este lunes la organización Human Rights Watch (HRW), al menos 18.800 hombres y mujeres son víctimas en este mismo momento del pasung. El documento de 74 páginas aporta elocuentes fotografías y lleva la firma de la experta en derechos humanos Kriti Sharma: "Estas personas permanecen encadenadas o encerradas en sus casas o en instituciones, simplemente, por sus problemas de salud mental. Estos lugares carecen de condiciones higiénicas. Se ata a los pacientes con cadenas metálicas y deben comer, dormir, defecar y orinar en el mismo lugar; y así durante años".

Víctimas de sus familias y de los brujos

El informe detalla una larga lista de castigos y torturas a las que son sometidos las personas con enfermedades mentales en este país asiático y distingue tres lugares de tortura: el hogar familiar, los recintos dirigidos por curanderos y las instituciones de atención social.
El primero de ellos es el más extendido y el que más prolonga su agonía. Los investigadores de HRW se han encontrado con enfermos que permanecían recluidos por sus familias durante lustros. Engkos Kosasih, un agricultor de 75 años, explicaba así la situación en que mantenía a su hija: "Se volvió destructiva, dañaba los cultivos y se comía el maíz crudo de la planta; la encerré hace 15 años. Al principio le ataba las muñecas y los tobillos con cables pero siempre conseguía liberarse, así que decidí encerrarla porque los vecinos tenían miedo. Hace sus necesidades en la habitación. Nadie lo limpia, solo dejamos que se seque. No la bañamos. Hace años que nadie entra en su habitación. Le damos la comida dos veces al día por un agujero…".
Kriti Sharma denuncia que "esto ocurre porque las familias no saben qué hacer ante un caso así y las autoridades no hacen su trabajo de ofrecer alternativas humanitarias". En toda Indonesia, una nación de 250 millones de habitantes, tan solo ejercen entre 600 y 800 psiquiatras; tocan, por tanto, a un especialista por cada 350.000 personas. La ausencia de profesionales sanitarios provoca además que las familias pongan a los enfermos en manos de los curanderos.
"Decía que yo estaba poseído. Poseído por un extraño espíritu. El cobertizo en que estaba encerrado era muy pequeño y tenía que permanecer siempre sentado". Agus fue una de las víctimas de esos “sanatorios” dirigidos por chamanes que recurrían a la magia para “curar” su enfermedad. Kasmirah, de 43 años, también recuerda la terapia que le aplicó el chamán de su pueblo: "Me dijeron que me darían un masaje. Me tiraron al suelo. Una persona me sujetó de los brazos y otra de las piernas. Sentía como si me azotaran. Frotaron hasta que todo mi cuerpo se puso rojo. No fue un masaje sino una tortura. No sé exactamente lo que me hicieron pero dolía tanto que no podía caminar.".

Hacinamiento, insalubridad y abusos sexuales

La situación en numerosas instituciones privadas y/o gestionadas por ONG no es mucho mejor. Las habitaciones o, mejor dicho, las celdas, están abarrotadas y carecen de ventilación. La sarna y los piojos mortifican a unos enfermos que no disponen de aseos. Human Rights Watch ha podido constatar que muchos de estos internos fueron encerrados contra su voluntad y sin ningún informe psiquiátrico que avalara la medida.
Una vez dentro, los enfermos son sometidos a descargas eléctricas y obligados a tomar una medicación que les provoca convulsiones y todo tipo de efectos secundarios. El personal que les custodia recurre con frecuencia a la violencia. Las mujeres, como siempre, sufren aún más la dantesca situación que se vive en estas instituciones. "Los hombres del staff me miran mientras me ducho. Esta mañana uno de ellos me tocó la vagina solo por divertirse", asegura una enferma de 26 años llamada Tasya.
La sarna y los piojos mortifican a unos enfermos que no disponen de aseos HUMAN RIGHTS WATCH / INDONESIA

La ausencia frecuente de personal femenino deja a las pacientes en situación de especial vulnerabilidad. Los investigadores de HRW también denuncian que personas con discapacidad psicosocial de diferente sexo son encadenados, unos junto a otros, por lo que las mujeres no pueden escapar en caso de ser atacadas por sus compañeros. Igualmente, señalan que en estas instituciones se suministra anticonceptivos a las enfermas sin su conocimiento.
Kriti Sharma espera que su informe provoque la reacción inmediata del gobierno de Indonesia: "Hay una necesidad urgente de que las autoridades controlen estos lugares y se aseguren de que se cumple la prohibición del uso de grilletes en los hogares y en las instituciones". Mientras tanto, enfermos como la joven Asmirah no pueden seguir esperando: "Imagine lo que es vivir en el infierno; así es este lugar".
Publicado por eldiario.es – Carlos Hernández – Desalambre – 20/03/16 -

Internas de la cárcel de mujeres de Armenia se presentarán en Festival Iberoamericano de Teatro

Llega al Teatro Nacional Fanny Mickey la obra ‘Nuestra Natacha’, porque el talento carcelario pisa los escenarios de los grandes del teatro. Con iniciativas como el teatro se dan oportunidades a reclusos de varios centros de reclusión del país.
En el marco del XV Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá (FITB), 15 internas del Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario de Armenia serán traídas a la capital para presentar ‘Nuestra Natacha’, obra de Alejandro Casona y ganadora del II Festival Nacional de Teatro Carcelario, certamen en el que participaron seis grupos conformados por reclusos.
Luego de una reñida competencia entre seis agrupaciones conformadas por internos de las cárceles de Armenia, Montería, Cúcuta, Itagüí, Jamundí y Bogotá, llega al Teatro Nacional Fanny Mickey una obra que pretende demostrar que las segundas oportunidades son posibles, de la misma manera que lo son la resocialización y la inclusión social de la población carcelaria.
Esta iniciativa es liderada por la Fundación Teatro Interno en alianza con la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), y cuenta con el apoyo del Ministerio de Justicia y el Inpec. Su objetivo es el de encontrar oportunidades, ideales de grupo e igualdad para aquellas personas que están saldando su deuda con la justicia y que no cuentan con un espacio para desarrollar sus destrezas.
A la presentación de la obra asistirán el ministro de Justicia y del Derecho, Yesid Reyes Alvarado; el viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, Carlos Medina; la viceministra de Promoción de la Justicia, Ana María Ramos Serrano; el director general del Inpec, brigadier general Jorge Luis Ramírez Aragón; la directora de la Fundación Teatro Interno, Johana Bahamón;  y la directora de Innovación Social del CAF, Ana Mercedes Botero. (Foto: Caracol Radio)
Publicado por Diario del Huila – Actualidad – 17/03/16 -


Thelma West, una perla rara nigeriana en el mundo de los diamantes

Si bien los principales países productores de diamantes se hallan en África, los expertos de estas piedras son esencialmente occidentales o indios. Thelma West, nigeriana radicada en Londres, es una de las escasas mujeres y africanas en el negocio.

Esta joven de 32 años, que lleva diamantes relucientes en sus dedos y muñecas, recibe a la AFP en la oficina de sus empresas de comercio de diamantes y joyas de la capital británica.
La discreción y la seguridad son esenciales: edificio anónimo, puerta blindada y cámaras de seguridad.
Su perfil es atípico en más de un sentido: pertenece a la pequeña comunidad judía de Nigeria -unos 40.000 miembros entre 140 millones de personas-, y es la primera de su familia en trabajar en el mundo de los diamantes, cuando Nigeria es productor de piedras preciosas pero no de estas.
"Sí, soy la única mujer judía nigeriana en el comercio de diamantes, y no conozco ningún otro africano", dijo a la AFP, confesando que no ama "demasiado las etiquetas".

- De Lagos a Amberes -

"A los 16 años, me fui de Lagos y vine a terminar la secundaria al Reino Unido", dijo la mayor de cinco hijos, que tuvo una "infancia muy feliz" en un entorno privilegiado.
Tenía en perspectiva una carrera importante: médico, ingeniera, banquera..., pero su atracción a los diamantes, que empezó ante el joyero de su madre, resultó irresistible.
A los 17 años decidió ir a Amberes, la capital de los diamantes del mundo, "sin conocer a nadie allí", para estudiar en la internacionalmente reconocida escuela Hoge Raad voor Diamant.

"Los cursos no eran suficientes para mí. La mayor parte del conocimiento viene de la manipulación diaria de los diamantes", dijo.
Buscó entonces una pasantía y, después de seis meses la encontró con un joyero llamado David, con el que empezó con la más fácil de las tareas, pesar los diamantes.
En Londres, pinzas de metal en la mano, explicó a la AFP las especificidades de algunos de sus diamantes.
"Este vale un poco más de 100.000 libras. Su color es un poco débil, pero está perfectamente tallado y refleja la luz muy bien."

- Menos de 50 clientes -

Después de Amberes, fue reclutada "por uno de los proveedores de diamantes más grandes de Europa", con sede en Barcelona.
"Era como ser arrojada a los leones. Tenía 19 años y era responsable hasta del último diamante de la empresa".
Pasaron cuatro años hasta que creó su propia compañía en Londres, ayudada por antiguos amigos de Lagos que se habían convertido en banqueros.
Thelma West trabaja para "menos de 50 clientes, entre ellos 12 inversores". Son suizos, rusos, y "un puñado de franceses". También hay africanos, de Ghana y Nigeria. Amas de casa, banqueros, hombres de negocios.

Rodeada por un equipo de 10 mujeres, fabrica ella misma todas sus creaciones, que reciben una garantía de por vida.
¿Su obra más ambiciosa? Un collar hecho a medida casi 2 millones de libras. Además, quiere crear un taller en Nigeria para enseñar a las jóvenes a cortar piedras preciosas, gemología y joyería de creación.

¿Su sueño? Acabar de fabricar un "objeto revolucionario" que ha ideado. Destinado a todos los joyeros, pretende modernizar una antigua herramienta de la profesión. Tradición e innovación, un matrimonio que ilustra su ambición.


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Economía – 25/03/16 -

¿Tienen las mujeres menos interés en el dinero? Claves del machismo financiero

 La gestión de las finanzas personas es una asignatura pendiente de las mujeres, aunque no de todas. EFE

Según diversos estudios, las mujeres no tienen entre sus temas de conversación las finanzas personales y todavía el 80% de los hombres lidera las decisiones de inversión a largo plazo en las familias
Los expertos recomiendan que cuando una mujer decida adoptar medidas de "conciliación", la pareja invierta en complementar su independencia financiera ya que con casi toda seguridad su pensión será exigua
Apenas un 19% de los matrimonios opta por la independencia que ofrecen las cuentas separadas

¿De qué hablan las mujeres cuando están entre amigas? Responder a esta cuestión podría dar para varias tesis doctorales, pero si damos la vuelta a la pregunta la respuesta es mucho más fácil. Casi con toda seguridad las mujeres no hablan de sus finanzas personales. Las conversaciones sobre dinero, en concreto sobre cómo afecta a su situación personal, están en el último lugar de su interés. “El 56% de las encuestadas lo considera demasiado personal”, asegura el estudio Money Fit Women realizado por Fidelity Investment.
En pleno siglo XXI, mujeres que no tienen ningún pudor en hablar abiertamente de su tendencia política o sexual, por ejemplo, son casi incapaces de plantear una conversación sobre lo que implica para las finanzas familiares y personales tomarse una excedencia, ahorrar para el colegio de los niños o qué va a ocurrir con su pensión en el futuro. Tras este tabú se esconden estragos financieros que no son detectados hasta que es demasiado tarde: en caso de viudedad, divorcio o, generalmente, en el momento de la jubilación.
Como ha advertido la Comisión Europea, "las mujeres, solo por una cuestión de género, son un 12% más vulnerables" que los hombres en el riesgo de sufrir pobreza superados los 65 años. "Hablar de los temas financieros e implicarse en ellos a fondo es el primer paso para acabar con cualquier tipo de discriminación", aconseja Isca Nogueras, experta en planificación fiscal de Optima Capital.
Porque ganar alrededor un 24% menos por hacer el mismo trabajo no es solo una injusta distinción que afecta a los ingresos en tiempo real de cualquier mujer. La brecha salarial también tiene perniciosas repercusiones en diferido. Menos salario implica menos cotizaciones y por lo tanto da derecho a prestaciones y pensiones públicas más bajas. Según un estudio de la Comisión Europea, La brecha de género en las pensiones, "las mujeres reciben prestaciones un 41% inferiores y una pensión pública un 34% más baja que la de los hombres".
En este ámbito el futuro es aún más oscuro, si cabe. La última reforma legal que amplió en España el número de años necesarios para acceder a una pensión pública es una clara discriminación de género que atenta directamente contra el futuro financiero de las mujeres. "Se necesitan efectos correctores en el tratamiento de la mujer, ya que de lo contrario la exclusión femenina de las pensiones públicas será una realidad en pocos años. Sobre todo para aquellas que optan por ser madres", asegura un informe dirigido por Nuria Chinchilla y elaborado por La Caixa y el IESE.
A esto se une que la crianza de los hijos, las excedencias por motivos familiares o el cuidado de personas dependientes expulsan a las mujeres del mercado laboral durante una media de 14,7 años, frente a 1,6 años en el caso de los hombres. Estos datos, recogidos por Optima Capital, tienen todavía en cuenta a las muchas mujeres que en los años 70 y 80 del siglo pasado abandonaron sus puestos de trabajo para cuidar a sus hijos. Una opción, que con el paso de las generaciones posteriores, cada vez es más inusual.

Riesgos indirectos de las medidas de conciliación

Lo que no cambia con el paso de las generaciones es que tal y como están diseñadas las actuales medidas de conciliación, tan aparentemente generosas con las mujeres, en realidad son una peligrosa arma de doble filo. Y es que cuando una mujer decide acogerse a la reducción de jornada o a un contrato a tiempo parcial los criterios que suelen sopesarse para tomar la decisión suelen ser muy cortoplacistas. ¿Quién de los dos miembros de la pareja tiene el sueldo más alto? ¿Quién tiene el puesto más elevado? ¿Podemos sufragar los gastos familiares con la reducción de suelo? En cambio, en escasas ocasiones se tiene en cuenta la repercusión futura para las finanzas de la mujer que eso puede representar. "Una estrategia razonable debería implicar que durante esos momentos de desconexión laboral, la unidad familiar se plantee aportar más dinero a un plan de pensiones o algún producto de ahorro a largo plazo de ellas, para compensar el sacrificio", recomienda Isca Nogueras.
Pero, en la mayoría de los casos, ni las condiciones financieras familiares ni las convicciones personales están alineadas con esa intención. Las aportaciones al plan de pensiones de las mujeres (no así el de los hombres) suelen estar entre las últimas prioridades del presupuesto de cualquier familia . Mucho más durante esos momentos de mayor intensidad de gasto. Hipoteca, cuidado y educación de los hijos siempre están por delante. Las damnificadas por esas restricciones, de nuevo, son ellas. Las mujeres aportan alrededor de un 20% menos a los planes de pensiones privados, 1.798 euros frente a los 2.156 de media que aportan ellos, según los datos manejados por Abante Asesores. Eso se traduce en que tras la jubilación reciben un 41% menos.
La situación se agrava, teniendo en cuenta que las mujeres viven una media de cinco años más. "Solo por vivir cinco años más ya deberían ahorrar un 35% más", asegura Belén Alarcón, responsable de Asesoramiento Patrimonial y Planificación Financiera de Abante.
Aquí es donde se entra en otro terreno pantanoso. Las mujeres son conocidas por ser unas excelentes gestoras de las finanzas familiares y del ahorro. En el 91% de los casos, son las encargadas de asumir la gestión económica de la compra doméstica del hogar y el ahorro. Estos datos, extraídos de un estudio realizado porUBS (Couples and money: Who decides?), muestran que para todo lo demás el liderazgo de las decisiones económicas en la familia sigue estando en el lado masculino. En el 40% de los casos es el hombre quien asume las decisiones de inversión. De manera conjunta solo se toman en el 28% de los casos, y apenas un 16% de las mujeres las asume en solitario. Pero como recuerda Alarcón, "ellas suelen ser las que ahorran pero conviene advertir que el ahorro tradicional de meter el dinero bajo el colchón o incluso en depósitos no suele ser la mejor solución para asegurarse un futuro holgado financieramente. La inflación juega en contra, por ejemplo", comenta. 
La situación es mucho más descarada si nos centramos en quién gestiona las inversiones puramente financieras (excluyendo vivienda y vehículos). Éstas recaen en el 80% de los casos en manos del hombre. "En más ocasiones de las deseadas llegan viudas y divorciadas que apenas tienen claro qué cuentas hay a su nombre o las repercusiones que tienen las inversiones de sus maridos", asegura la directiva de Abante. La casuística en este ámbito es inmensa. Desde deudas desconocidas que dejan sin patrimonio a las viudas, hasta inversiones de alto riesgo con consecuencias directas para la manutención de lo hijos. 

Cuentas separadas

Aunque no lo parezca a estas alturas de siglo, otro de los grandes hándicaps que pesan sobre las finanzas de las mujeres es su falta de independencia, A pesar que aportan alrededor del 40% de los ingresos de sus hogares, apenas el 19% de los matrimonios están en régimen de cuentas separadas y solo el 16% de las mujeres toman las decisiones de inversión de forma individual.
La buena noticia es que cada vez más las mujeres están haciendo caso, de forma consciente o por intuición, de uno de los principales consejos del gurú financiero estadounidense David Bach: “No es ni práctico ni seguro confiar en que el hombre de tu vida cuidará de tus finanzas".
Tal y como recoge estudio " Mujeres y decisiones de Inversión" de Abante Asesores, el futuro rezuma optimismo. "Entre las mujeres 'millennials' (menos de 30 años), el 31% son las responsables de las decisiones financieras del hogar, frente al 11% de la Generación X (nacidas entre 1970 y 1980), el 9% de las Babyboomers (nacidas entre 1942 y finales de los 1960) o el 1% de las generaciones más maduras.
Publicado por eldiario.es – Economía – Pilar Vázquez – 24/03/16 -

#Romper las cadenas

Antes de morir, esta mujer vivió en las cadenas en un centro de curación en Indonesia durante más de dos años. © 2011 Andrea estrella Reese

A pesar de la prohibición de 1977, en grilletes - conocido como pasung -  en Indonesia, la práctica continúa. Más de 18.000 personas con discapacidad psicosocial percibidas (condiciones de salud mental) están encerrados en las cadenas, las existencias de madera, o plumas de animales, porque las familias no saben qué más hacer o debido a la falta de acceso a servicios de salud mental. 

Ellos se limitan a las condiciones insalubres e inhumanas, a veces durante décadas . Sólo hay 48 hospitales mentales y menos de1000 psiquiatras en un país de más de 250 millones de personas. Debido a que el gobierno de la negativa a suministrar la medicación adecuada y los servicios de salud mental, muchas familias grillete sus familiares con discapacidad porque no saben qué más hacer.
   
Nadie debería tener que recurrir a encadenar a sus seres queridos.   Es el momento deTERMINAR la sujeción de las personas con discapacidad. Únete a nosotros y pedir a la Secretaría de Salud para proporcionar medicamentos de salud mental en los centros de salud y servicios de apoyo local para los que la buscan .


Es hora de que este acto inhumano que será desterrado de Indonesia una vez por todas.Visita  http://hrw.org/breakthechains  para mostrar su apoyo.


Publicado por HUMAN  RIGHTS WATCH – Kriti Sharma – marzo/16

La semana, en clave de derechos humanos

La UE ha dado el portazo definitivo a los refugiados. Europa se ha quitado la careta: ya no hablaba de las promesas (incumplidas) para acoger refugiados sino de expulsarlos a Turquía. A todos. En la cumbre europea del jueves y viernes, acordaron cómo hacerlo. Primero, maquillaron un poco el acuerdo: ya no serían deportaciones colectivas, y por tanto ilegales, sino que se estudiarían caso por caso, pero se deportaría de manera masiva a suelo turco. Después, acordaron los detalles para intentar atar el pacto a las normas internacionales y que entrase en vigor lo antes posible: en la medianoche del domingo.

En las horas previas a la firma, los refugiados que ya estaban en Grecia expresaban su inquietud ante el pacto con Ankara, aunque a ellos no les afectara. “Allí nadie va a protegernos”, decía una mujer siria. Esa es la denuncia de numerosas ONG, que ha vuelto a documentar Amnistía Internacional: tras la firma del acuerdo, Turquía devolvió a 30 afganos “pese al temor de ataques talibanes”. Esto demuestra, dicen, que "es un no país seguro". Aquí te detallamos siete claves para entender por qué eso es importante.

La muerte de dos niñas pequeñas y de dos hombres en el Egeo marcaron la entrada en vigor del acuerdo. Grecia ponía en marcha su maquinaria de expulsiones, aunque sin los medios necesarios para ello. Algunos centros de refugiados pasaron a convertirse en campos cerrados de detención para retener a los ‘migrantes’ hasta su devolución. En este vídeo, varias familias alertan de que algunos refugiados acaban tras el candado y las verjas. Sin mantas, ni leche suficiente para los bebés.

Las autoridades griegas han convertido los centros de registro en centros de detención. Los voluntarios y las ONG pequeñas han sido expulsadas del campo de Moria, en Lesbos. Acnur y Médicos Sin Fronteras se retiran de estos centros: no quieren ser “cómplices” de las expulsiones de refugiados. La desesperación estalló ante la frontera cerrada en Idomeni con un hombre que se prendió fuego a lo bonzo.
Nos hemos preguntado sobre los porqués de este pacto. “Nadie se cree que la UE no pueda acoger a los refugiados: es su miedo a perder votos”, resumía Nicolás Sartorius

La incoherencia del Gobierno de España también ha quedado en evidencia. Después de hacer gala de su petición en Bruselas de las garantías de expulsiones individualizadas de refugiados, no colectivas, la Guardia Civil las ha ejecutado este domingo en la valla de Melilla. Allí, seguimos la política migratoria de nuestra frontera sur. Un juez ordenó readmitir en el CETI  a un inmigrante expulsado. Pasó seis semanas acampado en la calle.

Los atentados terroristas en Bruselas volvieron a sacudir el miedo al terrorismo. Y una vez más, a pesar de los grupos xenófobos que se empeñan en relacionar religión, migración y terrorismo, las amenazadas del ISIS, como esta con la imagen de Aylan Kurdi, mostraban que los refugiados también huyen de estos grupos extremistas.


Publicado por eldiario.es – Desalambre – 24/03/16 -

Sellos por los derechos LGBT provocan malestar en la ONU

Sellos de la campaña "Libres e Iguales" de la ONU en defensa de los derechos de las personas LGBT, 2016. Crédito: Administración Postal de la ONU.

Cuando la Administración Postal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó seis nuevos sellos conmemorativos, en el marco de la campaña global por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT), no esperaba generar el malestar que despertó.
Las molestias surgieron principalmente de los 54 miembros del grupo africano y de Rusia, una potencia del Consejo de Seguridad con poder de veto.
En nombre del grupo africano, el ministro consejero de la misión de Tanzania en la ONU, Justin Kisoka, hizo llegar al secretario general su profunda preocupación por la “alarmante” presentación, impresión y distribución de sellos en el marco de la campaña “Libres e Iguales”.
Los nuevos sellos, arguyó, “contradicen los principios de la ONU, así como la cultura, las normas y las creencias de muchos estados miembros, lo que deja dudas sobre el cumplimiento de las normas y las reglas que rigen el uso del logo y de los recursos” del foro mundial.
En la Comisión de Administración y Presupuesto de la ONU (también conocida como Quinta Comisión), Kisoka reclamó la segunda semana de este mes, incluso, “el cese inmediato de la campaña” y solicitó que se implementaran medidas para determinar responsabilidades, como la recuperación de los fondos destinados a financiar la campaña de sellos.
También pidió al secretario general Ban Ki-moon detalles sobre los fondos utilizados para la iniciativa, así como sobre las reglas y las normas vinculadas al asunto.
IPS consultó al portavoz de la ONU, Farhan Haq, al respecto: “Conoce el fuerte y sostenido apoyo del secretario general a la campaña ‘Libres e Iguales’ y su convicción de defender los derechos humanos de todas las personas”.
“No tengo más que agregar sobre el asunto de los sellos”, acotó.
En respaldo del grupo africano en la ONU, Sergey Khalizov, de Rusia, dijo que las actividades del secretario general “plantearon cuestiones serias a numerosas delegaciones”.
Considerar el uso de los recursos del presupuesto regular de la ONU era la prerrogativa de la Quinta Comisión, puntualizó.
Khalizov también cuestionó la justificación de los mandatos de los principales órganos de la ONU y dijo que estaba dispuesto a debatir en la Comisión sobre diversos asuntos planteados por el grupo africano.
La campaña en defensa de los derechos de las personas LGBT está a cargo de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, con sede en Ginebra.
Boris Dittrich, director de campaña del programa de derechos de personas LGBT de la organización Human Rights Watch, con sede en Nueva York, reafirmó en diálogo con IPS que los sellos se publicaron en el marco de la campaña “Libres e Iguales” de la ONU.
“Reflejan que los derechos fundamentales, así como la libertad de expresión, el derecho a la privacidad y la no discriminación pertenecen a cada persona, independiente de su orientación sexual o identidad de género”, precisó.
Los sellos postales reflejan el espíritu de dos resoluciones de la ONU, adoptadas en 2011 y 2015 por el Consejo de Derechos Humanos, y que denuncian la discriminación y la violencia contra las personas sobre la base de su orientación sexual o identidad de género.
“En vez de atacar a la ONU por publicar una serie de sellos, el grupo africano y Rusia deberían concentrarse en eliminar la discriminación y la violencia contra las personas LGBT en sus países”, declaró Dittrich.
Actualmente, hay una lista de unos 79 países con leyes que discriminan a la comunidad LGBT, 34 de ellos están en África e incluyen a Angola, Botswana, Kenia, Nigeria, Tanzania, Uganda y Zimbabwe.
El artista que diseñó los sellos contó en una entrevista que tenía una gran influencia artística de las corrientes del primer cuarto del siglo XX.
Sergio Baradat, de origen cubano, explicó que su producción artística es consecuencia de su interés por el Art Deco francés y de haber crecido en la ciudad de Miami, en el estado estadounidense de Florida.
“En uno de los sellos hay una persona transgénero”, explicó Baradat en Radio ONU, en referencia a uno de los diseños que muestra a una persona con alas de mariposa y que representa a alguien “que se convierte en quien realmente es y florece”.
“Vivimos en un mundo en el que aun si las naciones (ricas) adoptan el matrimonio igualitario y la igualdad LGBT, todavía tenemos mucho camino por delante, pero estamos dando pasos importantes”, destacó.
“Hay países en el mundo donde no solo no nos celebran ni nos respetan, sino que nos golpean y nos asesinan. Pensé que sería una oportunidad maravillosa de usar el arte mediante sellos postales como vehículo para cambiar corazones y mentes”, explicó.
También subrayó que los derechos LGBT son derechos humanos y que todas las personas merecen ser tratadas de forma justa y equitativa según la ley.
La serie de sellos cuenta con el apoyo de las misiones permanentes de Alemania, Argentina, Australia, Chile, El Salvador, Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda, Israel, Noruega y Uruguay, la delegación de la Unión Europea, además de la Oficina Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la Administración Postal de la ONU.
Publicado por IPS – Naciones Unidas – Thalif Deen – 23/03/16 -Traducido por Verónica Firme
 


Las indígenas son clave para lograr un desarrollo sostenible

Indígenas brasileños durante una protesta en demanda de que se cumplan sus derechos como pueblos originarios, en la ciudad de Río de Janeiro. Crédito: Mario Osava/IPS.

 “Nosotras, las indígenas, queremos ser consideradas como parte de la solución al desarrollo sostenible porque tenemos capacidades y conocimientos”, subrayó la periodista quechua Tarcila Rivera, defensora de los derechos de las comunidades indígenas de Perú, en una conferencia de prensa sobre el “Empoderamiento de las Mujeres Indígenas”.
Rivera, al igual que muchas mujeres más que luchan por los derechos de las comunidades autóctonas en América Latina, el norte de Europa, Canadá, Asia, Australia, Nueva Zelanda y África, participa en la 60 sesión anual de la intergubernamental Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW60), que concluirá este jueves 24.

En tanto que comisión del Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas (Ecosoc), la CSW se reúne con representantes de los países miembros de la ONU, agencias del foro mundial y organizaciones no gubernamentales internacionales, así como otras entidades de la sociedad civil para el avance político, económico y social de las mujeres y la eliminación y la prevención de todas las formas de violencia contra la población femenina.
En la inauguración de la CSW60, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien en sus nueve años al frente del foro mundial designó a más de 150 mujeres como secretarias generales adjuntas o subsecretarias generales, urgió a los gobernantes a tomar medidas para poner fin a la desigualdad de género.
“En los países donde hay niñas y niños ‘desaparecidos’, las abuelas organizadas reclaman justicia. En zonas asoladas por el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), las madres con VIH (virus de inmunodeficiencia humana) reemplazan el estigma con esperanza. En las sociedades homofóbicas, lesbianas víctimas de violación sobrevivieron y se organizaron (…). Mientras se violen los derechos humanos de una mujer, nuestra lucha no termina”, declaró.
En el marco del lema de la convocatoria de este año “El empoderamiento de la mujer y su vínculo con el desarrollo sostenible” y de la Agenda 2030, las indígenas reclaman a los gobiernos que las reconozcan como fuerza para lograr el desarrollo económico y social.
En Kenia son principalmente las mujeres las que desempeñan un papel clave en la manutención de las familias, pese a vivir en una sociedad patriarcal, explicó Valerie Kasaiyian, una abogada maasai y educadora de derechos sexuales y reproductivos.
Hay grupos de mujeres indígenas, como las de Samburu, que desde hace 20 años se ocupan de su comunidad construyendo casas y escuelas. También crearon actividades económicas autosustentables mediante la venta de ganado y joyas tradicionales para sacar a sus familias de la pobreza, continuó Kasaiyian.
Mujeres de Marsabit, en el norte de Kenia, crearon granjas sostenibles en las que cultivan tomates y otros productos en invernaderos, que luego venden en su comunidad sin la participación de los hombres.
“El desarrollo sostenible se trata de preservar los recursos y la tierra para las generaciones futuras. Las comunidades indígenas, que durante siglos vivieron en aislamiento, encontraron su propio sistema para trabajar la tierra y conservarla”, acotó Kasaiyian en diálogo con IPS.
“Está en nuestra identidad y nuestra cultura ancestral”, recalcó.
“Sin embargo, vemos un etnocidio sistemático de nuestra cultura indígena a manos del gobierno, en que se pretende homogeneizar a las mujeres indígenas e integrarlas a una cultura dominante”, se lamentó.
Desde la adopción de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, en 1995, junto con la resolución de la ONU 1325 sobre la importancia de las mujeres en las negociaciones de paz, así como la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de 2007, hubo varios avances importantes para elevar las voces de las mujeres indígenas en el concierto internacional. Pero a un ritmo lento.
Las mujeres y las niñas indígenas, que no son campesinas, tienen su propia identidad, definida por su propia lengua, educación, valores socioeconómicos y conocimientos tradicionales, subrayó Rivera, fundadora del Centro de Culturas Indígenas de Perú (Chirapaq).
Sin embargo, ellas suelen quedar fuera de las políticas gubernamentales, pues no las tratan con dignidad humana, se lamentó la activista peruana.
“Muchos programas nos consideran como sujetos de asistencia. Pero no queremos depender de ese tipo de programas de alimentación. Tratamos de que nos consideren como sujetos de cambio y de desarrollo desde adentro gracias a nuestra capacidad”, subrayó.
A pesar de la falta de estadísticas nacionales exhaustivas, las indígenas sufren una enorme discriminación, violencia sexual y doméstica, pobreza extrema, trata, falta de acceso a los derechos a la tierra, educación y mala atención materna e infantil.
La indígena mixteca Myrna Cunningham, de la comunidad Waspam en Nicaragua, conversó con IPS sobre el problema de la falta de datos estadísticos en ciertos países, donde no cuentan a las poblaciones indígenas o las excluyen de algunos indicadores.
“Al hablar sobre estadísticas, la autodeterminación debería ser el principal indicador, que podría utilizarse para complementar otro tipo de preguntas indagatorias”, precisó Cunningham, quien preside el Centro para la Autonomía y Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Cadpi).
“Además, las estadísticas oficiales deberían utilizar indicadores culturalmente más sensibles, lo que ayudaría a definir las políticas públicas e implementarlas”, añadió quien también fuera presidenta del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU.
Con la adopción de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas, la ONU creó un marco que impulsará la asociación entre los estados miembros y las comunidades indígenas a través del diálogo, propuestas y proyectos a fin de implementar el texto del documento y reconocer, así como proteger, a las mujeres indígenas, dijo a IPS la secretaria del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, Chandra Roy-Henriksen.
“Vamos a impulsar una declaración de la ONU sobre los derechos de las mujeres indígenas, en especial, para que puedan entablar demandas en tribunales internacionales en casos de violación de sus derechos”, precisó Kasaiyian.
Las mujeres indígenas deben acortar la brecha entre académicos, profesionales y activistas creando su propia jurisprudencia y teorías del derecho en lo que respecta a la erradicación de la violencia contra las mujeres y el empoderamiento de las futuras generaciones.

Publicado por IPS – Naciones Unidas – Valentina Ietri – 23/03/16 - Traducido por Verónica Firme