sábado, 19 de marzo de 2016

Mujeres que cambian el mundo A TRAVÉS DE 24 TRAJES DE PAÍSES DE LOS CINCO CONTINENTES.

Los vestidos llegan desde uno de los desfiles de la World Fashion Week de París

Millones de mujeres y niñas ven cada día como sus derechos son vulnerados, como por creencias ideológicas o religiosas, son totalmente discriminadas y apartadas de la sociedad. Incluso ven y sufren grandes aberraciones que atentan contra el ser humano como la mutilación genital. Y todo ello, ¿por qué?. Por el simple hecho de ser mujer. Esta es la realidad, que se impone sobre todo en algunas zonas de África y Oriente Medio, y que llega hoy en forma de exposición hasta la capital española de la mano del Museo del Traje y la ONG Mundo Cooperante. 'Mujeres que cambian el mundo' es el nombre de esta muestra que habla de la situación de las mujeres y las niñas en todo el planeta y, sobre todo, de la importancia que éstas tienen en el desarrollo de sus comunidades.

Ello, a través de 24 trajes exclusivos, que desfilaron en la World Fashion Week de París 2014, y que sirven ahora como hilo conductor de la exposición. Los vestidos fueron realizados por diseñadoras de diversos países de los cinco continentes y donados a Mundo Cooperante para que la ONG pueda conseguir fondo para seguir luchando contra la erradicación de la ablación. Y es que precisamente la muestra reserva un lugar protagonista a la lucha contra la Mutilación Genital Femenina, ya que el pasado 6 de febrero fue el Día Internacional de Tolerancia Cero con esta forma de violencia que ya han sufrido más de 125 millones de personas en todo el mundo. Y que sigue sumando tres millones más cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Ofrecemos una exposición que aúna lo vistoso de la moda y la educación en igualdad de género, ofreciendo además la posibilidad de colaborar con la iniciativa, adquiriendo los trajes expuestos", según indicaron desde el Museo del Traje.

TALLERES
Esta exposición, que podrá verse hasta el próximo 27 de marzo, estará acompañada además por talleres educativos gratuitos sobre igualdad de géneros y desarrollo, que han sido posibles gracias a la colaboración de la Dirección General de Igualdad entre Mujeres y Hombres del Ayuntamiento de Madrid. Estarán dirigidos a colegios en horario escolar y a familias los fines de semana. Uno de los objetivos es poner fin a las desigualdades existentes entre hombres y mujeres porque como decía Ángeles Perillán "ser mujer en el primer mundo es difícil, pero serlo en el resto del mundo es heroico".
Pulseras y sandalias contra la Mutilación Genital Femenina
Bajo el lema 'La solución está en tu mano' y a través de la página web Tiendamundocooperante.org, todas aquellas personan que lo deseen pueden adquirir tanto los trajes que se muestran en la exposición 'Mujeres que cambian el mundo' como otros artículos realizados por mujeres artesanas masai como pulseras, sandalias y calendarios. El fin último del dinero recaudado en la venta irá destinado a generar una alternativa real de ingresos a todas estas luchadoras que han sufrido la mutilación genital femenina o que la han rechazado por sí mismas. Los objetos están realizados de forma artesanal en Kenia y Tanzania. Mundo Cooperante fue una de las entidades galardonadas el pasado año por el Gobierno de España por su lucha para terminar con esta formas de violencia contra las mujeres y las niñas.


Publicado por Gente digital – Cristina Rodrigo – 13/03/16 -




Las mujeres de la minoría yazidí no tienen nada que celebrar este 8 de marzo

"Estamos volviendo a métodos de la Edad Media"

No celebran nada, centenares de mujeres de la minoría yazidí han aprovechado el Día de la Mujer para lanzar un llamamiento a la comunidad internacional sobre la suerte de miles de mujeres y niñas secuestradas por yihadistas de grupo Estado Islámico en la región de Sinjar en el norte de Irak.
La protesta ha tenido lugar en el campamento para refugiados de Dohul en el kurdistán iraquí.
“Queremos que toda la comunidad internacional sepa que, desde 2014 y después de haber sido secuestradas, muchas mujeres jazidíes siguen siendo asesinadas, violadas y vendidas como esclavas sexuales algo que no debería ocurrir en el siglo XXI. Estamos volviendo a métodos de la Edad Media”, ha dicho Susan Safar, directora de la ONG “Madre”.

Por suerte, el pasado fin de semana, unas 33 mujeres de esta minoría fueron liberadas de manos de los yihadistas de Dáesh gracias a una operación de rescate en la región de Sinyar, a 120 kilómetros al oeste la ciudad septentrional de Mosul, por parte de milicianos de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) iraquí.


Publicado por EURONEWS NOTICIAS – CET – 09/03/16 -

La infancia interrumpida de los niños del norte

Hadidjatou y Alassane, mellizos y desplazados a causa del conflicto en el norte de Malí. Lola Hierro
Sufrieron secuestros, violaciones y el asesinato de familiares a consecuencia del conflicto que sigue vivo en Malí. Aún menores de edad, hoy rehacen su vida lejos de ese horror e intentan olvidar

Sus testimonios, acusadores unos, tímidos otros, dicen a los adultos que un conflicto armado tiene consecuencias irreversibles para los más vulnerables: ellos, los niños. Que una guerra es más que una estrategia, una decisión tomada en un despacho o unas ganancias por vender armas. Ellos provienen del norte de Malí, de aldeas y ciudades como Tombuctú, Kidal o Gao que fueron tomadas por grupos separatistas de tuaregs y yihadistas como el Movimiento para la unidad y la yihad en África Occidental (MUJAO), el Movimiento de liberación Nacional del Azawad (MNLA), Al-Qaeda en el Magreb islámico (AQMI) y Ansar Dine. Corría el año 2012 y comenzaba una crisis que aún colea. Unos reclamaban la independencia de un territorio que consideran propio, otros querían instaurar un Estado regido por la ley islámica. Francia y el ejército maliense intervinieron y frenaron la amenaza, aunque la violencia continua y los ataques de grupos rebeldes en la región se producen con frecuencia. Y en medio, siempre ellos:  Ramatoulaye, Kadidiatou, Aliou o Ibrahim, niños y niñas con una infancia interrumpida.

A raíz de este conflicto, los refugiados y desplazados internos en Malí se cuentan por miles. Más de 150.000 en 2012 y 2013, cuando la guerra vivía su peor momento. En febrero de 2016 aún quedaban más de 52.000 fuera de sus hogares, según la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), y otros 53.000 se encuentran todavía en países como Burkina Faso, Mauritania y Níger.
Miles de niños sufrieron en sus carnes las consecuencias de una guerra que no conocían ni entendían: amenazados, raptados, víctimas de violencia sexual, física y psicológica, usados como esclavos, separados de sus familiares y obligados a huir de sus hogares y sus ciudades. Han crecido de golpe.  Además, la inestabilidad del entorno los hizo especialmente vulnerables a la radicalización.Tal y como denunció Dina Kawar, representante permanente de Jordania en las Naciones Unidas, algunos de los combatientes encontrados en las filas rebeldes del norte de Malí tenían apenas 15 años. Si bien algunos habían sido reclutados como niños soldados, otros fueron adoctrinados en la ideología de Al-Qaeda.

La falta de acceso a la educación ha sido otra de las principales consecuencias.Más de 380.000 niños de entre siete y 15 años del norte del país están sin escolarizar, según alertó Unicef en diciembre de 2015, muchos desde hace cuatro años. Además, unas 280 escuelas (una de cada seis) aún permanecen cerradas después de haber sido saqueadas, destruidas o ocupadas por algunos de los bandos beligerantes. En Kidal, una de las zonas más afectadas por el conflicto, el 79% de los centros educativos han desaparecido. Muchos padres han optado por mantener a sus hijos alejados de los que sí están abiertos porque temen que sean víctimas de las miles de minas diseminadas por el territorio.

En este contexto nació un proyecto para apoyar a la reinserción social de los niños víctimas de la crisis. Lo puso en marcha la Asociación para la Consolidación de la Paz, el Desarrollo, Promoción y Protección de los Derechos Humanos(Temedt), una Ong local con sede en Bamako que fue creada en 2006 y hoy cuenta con 40.000 asociados y cuyo presidente fue galardonado con el premio UNESCO-Madanjeet Singh por la promoción de la tolerancia y la no violencia en 2014.
"Los beneficiarios de esta iniciativa son niños de entre 11 y 18 años de Tombuctú, Gao y Kidal que fueron víctimas o tuvieron relación con grupos armados durante la crisis de 2012", explica Ibrahim Ag Idbaltanat, presidente de Temedt, que ha desarrollado esta iniciativa con apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y del club de fútbol italiano Juventus."Nuestro niños han sido víctimas de violaciones, han visto matar o maltratar a sus padres, han estado en contacto con grupos armados... Empiezan de recaderos y luego les enseñan a usar un arma, poco a poco les introducen", detalla. "No tenían ninguna ningún interés por su formación, yo creo que por falta de confianza en sí mismos, pero ahora están dándose cuenta de que pueden avanzar". "Han sufrido episodios de violencia muy fuertes y eso les ha generado problemas de salud y dificultades para relacionarse con los demás", añade María Muñoz, coordinadora del proyecto desde la oficina de la Unesco en Malí.

De momento 65 chicos y chicas han completado el programa, que ofrece apoyo psicosocial, cursos de alfabetización y formación profesional en costura, carpintería, mecánica, soldadura, producción de jabones y tinte de telas, así como la realización de actividades culturales y deportivas. Lo que tuvieron que abandonar sus ciudades y ahora viven en Bamako son matriculados en cursos acelerados para reintegrarles en el año escolar. "Las familias que vinieron a la capital tenían un nivel económico más o menos bueno en sus ciudades de origen pero al llegar aquí se encuentran con que la subsistencia es más difícil y necesitan una ayuda extra", detalla el presidente de Temedt.

Súper héroes prematuros

Estos son los relatos de 12 menores como Kadidiatou, Ibrahim, Aliou o Ramatoulaye, que representan una realidad que afecta a miles de niños como ellos que tuvieron que crecer demasiado pronto, afrontaron experiencias traumáticas y perdieron el interés y la alegría. Hoy intentan curar sus heridas y mirar hacia un futuro que quieren que sea brillante. Pero no olvidan.
Publicado por El País – Planeta Futuro – Lola Hierro – 09/03/16 -

Las niñas continúan siendo las principales excluidas de la educación


Uno de cada ocho niños de entre seis y quince años de edad no tiene acceso a la educación básica, siendo las niñas las primeras en ser excluidas. Esto es lo que revela el reciente Atlas de la Unesco [Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura] sobre la Desigualdad de Género en la Educación, que engloba resultados de más de 200 países. Según el estudio, más de 63 millones de niñas están fuera de la escuela y, si persiste la tendencia actual, casi 16 millones de niñas de entre seis y once años nunca irán a la escuela primaria en comparación con 8 millones de niños.

La mayor diferencia de género continúa ocurriendo en los países árabes, en el África Subsahariana y en Asia Meridional y Occidental. Esta última es una región en la cual el 80% de las niñas nunca recibirán educación formal, comparado con el 16% de los niños.

Para Irina Bokova, directora general de la Unesco, los Objetivos de Desarrollo Sustentable nunca serán alcanzados si no terminan la discriminación y la pobreza, que paralizan la vida de niñas y mujeres por varias generaciones. "Debemos trabajar en todos los niveles, desde la base social hasta los dirigentes mundiales, para hacer de la equidad y de la integración los ejes de toda política, de modo que todas las niñas, cualesquiera sean sus circunstancias, vayan a la escuela, prosigan sus estudios y lleguen a ser ciudadanas emancipadas”.
A pesar de enfrentar más dificultades para iniciar la escuela primaria, las niñas logran un progreso más sustentable que los niños. Los datos indican que es más probable que los niños repitan el año (18 millones en relación con 15 millones de niñas) y abandonen sus estudios (19 millones comparados a 16 millones de las niñas). En América Latina, las niñas cursan en promedio 14 años de instrucción, mientras que los niños estudian en promedio 13 años.

Publicado por ADITAL JOVEN -  Cristina Fontenele – 13/03/16 -

Violencia institucional y de género en las cárceles

El pasado 4 de marzo cinco mujeres detenidas en el penal de San Vicente denunciaron haber sido torturadas por la policía. Según su testimonio fueron sometidas a agresiones verbales y físicas. La Comisión Provincial por la Memoria pidió su inmediato traslado siendo que además, se le suma como agravante la cuestión de género, tipificada en la Ley de Prevención, Sanción y Erradicación de Violencia de Género (N°26.485) en términos de “violencia institucional”.
Verónica Manquel, socióloga e integrante del Área de Género y Diversidad Sexual de la Procuración Penitenciaria, en comunicación con Graves y Agudas (Radio Sur), aseguró que las torturas, tormentos, maltratos y abusos son recurrentes, “no es un hecho aislado sino que forma parte de las prácticas sistemáticas que ofrece el servicio penitenciario y las fuerzas de seguridad en los distintos dispositivos de encierro ya sean alcaldías, comisarías cárceles, etc”.
Sin embargo no es fácil que las mujeres denuncien esas violaciones: Manquel asegura que lo que prima es el temor a posibles represalias. Todos los organismos que trabajan en la tarea de visibilización de estos atropellos tienen la misma disyuntiva, “no podemos garantizar que después de la denuncia no se repitan los hechos. Lo que tratamos de hacer es activar toda una serie de dispositivos que protejan a la persona”.
Las mujeres por su condición de ser mujer están expuestas también a otro tipo de violencia, como las formas en las que se aplican las requisas, porque implican el desnudo total y la inspección vaginal y anal. Otro de los modos de violencia que atraviesan las mujeres reclusas es la violencia obstétrica. Hay una variedad de torturas y tormentos que en general suelen ser poco denunciados, poco visibilizados.
El Área de Género y Diversidad Sexual de la Procuración Penitenciaria recorre semanalmente las unidades penitenciarias de mujeres, hace visitas presenciales, recorridas por los pabellones y entrevistas individuales con las mujeres detenidas para poder detectar los casos más gravosos.
Manquel explicó que las múltiples violencias que sufren las mujeres están atravesadas por su condición de género, el caso más extremo es el de violencia sexual y es un caso muy difícil de relevar porque si en cualquier mujer es complicado poder denunciar un caso de violencia de género, es peor para las víctimas de violencias perpetradas por las mismas personas que las están custodiando.
Desde un análisis sociológico, Manquel aseguró que las fuerzas de seguridad no escapan a la propia estructura social, con una mirada sexista y machista que pone siempre a la mujer en un lugar de desigualdad. En ese sentido, en las instituciones de encierro se ejerce de manera mucho más violenta pero no escapan a la situación en la que viven las mujeres en toda la sociedad.
Hasta la actualidad “nunca se ha podido resolver ningún caso a favor de las víctimas de violencia institucional dentro de las cárceles”, lamentó la entrevistada y adelantó que el Área de Género y Diversidad Sexual de la Procuración Penitenciaria se reunió con el Consejo Nacional de las Mujeres para articular políticas de protección y acompañamiento y para poder denunciar de manera eficiente y generar canales efectivos a nivel nacional. En ese contexto firmaron un convenio para formalizar los acuerdos pero así y todo “las expectativas con la nueva gestión macrista no son buenas”, concluyó.
Publicado por NOTAS Periodismo Popular - Inés Farina, integrante de Graves y Agudas Radio Sur FM 88.3. – 16/03/16 - (Argentina)




El 2015 fue el año más violento contra la prensa en México: 1 agresión cada 22 horas

Periodistas protestan por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinsoa, en una imagen de archivo. –  Manu Ureste

La organización Artículo 19 presenta hoy su informe M.I.E.D.O. sobre las agresiones a periodistas y medios de comunicación en 2015. La Ciudad de México y Veracruz fueron las entidades con más ataques a la prensa.
En México, cada 22 horas un periodista es agredido. Este es uno de los principales datos que expone la organización Artículo 19 en su informeM.I.E.D.O. (Medios, Impunidad, Estado, Democracia, Opacidad), en el que advierte que el año 2015 fue el más violento para la prensa en general, y también para las mujeres periodistas en particular. 
En total, Artículo 19 documentó 397 agresiones el año pasado, incluyendo siete asesinatos de periodistas, 109 ataques físicos/materiales, y 84 amenazas, entre otros ataques.

La cifra de 397 agresiones representa un alza de 21.8% en comparación con 2014, año en el que se contabilizaron 326, o una agresión cada 26 horas.
De hecho, subraya el reporte que se presenta este jueves 17 de marzo, en los tres primeros años de Enrique Peña Nieto como presidente –desde el 1 de diciembre de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2015- la suma de agresiones asciende a mil 073 hechos documentados, frente a las mil 832 registradas de 2009 hasta 2015. Esto es, que el 58% de las agresiones contabilizadas contra la prensa en siete años se produjeron en los últimos tres años con Peña Nieto en Los Pinos.

En cuanto a las mujeres comunicadoras, el informe advierte que se registró la cifra récord de 84 casos, de los cuales 9 son por violencia de género en redes sociales. Desde el 2009, año en que Artículo 19 comenzó a documentar agresiones contra la prensa, nunca antes se habían contabilizado tantos ataques a mujeres periodistas. Las cifras lo constatan: los 84 casos de 2015 suponen un aumento de 33% en comparación con 2014 (63 casos); 42% más que en 2013; y 162% más que en 2012. 

CDMX, con más ataques, pero Veracruz es la más peligrosa

Por zonas geográficas, el informe M.I.E.D.O. subraya que “el periodismo se ha convertido en una actividad de alto riesgo” principalmente en la Ciudad de México y Veracruz, con 67 agresiones cada una. Le siguen Guerrero (56),Puebla (38) y Oaxaca (35). Estos datos reflejan que en tan solo cinco entidades en el país se concentra el 66% de las agresiones a periodistas y medios de comunicación.

En el caso de la Ciudad de México, que es la entidad con más casos de agresión –especialmente por amenazas (14) y hostigamiento (14), Artículo 19 matiza que esto se debe “principalmente al abuso policial en contexto de protesta social”.
“Como la Ciudad concentra el mayor número de manifestaciones, de ahí que el deficiente profesionalismo de su policía tenga a la Ciudad de México en el primer lugar (de agresiones)”, explica Darío Ramírez, director de Artículo 19 en la oficina para México y Centroamérica, quien destaca que Veracruz, a pesar de tener el mismo número de casos de agresión en 2015 que la capital del país, “es el espacio geográfico del continente más peligroso para ejercer el periodismo”.

“Durante la administración del gobernador Javier Duarte (2010-lo que va de 2016),15 periodistas han sido asesinados, colocando a Veracruz como la entidad más peligrosa de México para ejercer el periodismo”, enfatiza Ramírez.
Asimismo, Artículo 19 apunta que a pesar de algunos intentos locales por brindar protección a periodistas en la entidad, “la realidad es que su indefensión es absoluta y el miedo de los periodistas en el estado es generalizado”, tal y como demuestra que sea el estado con el mayor número de desplazados, con 4 –de 5 casos en total-, el mayor número de asesinatos (3), y de casos de violencia sexual (2) contra periodistas.

Otro caso preocupante, expone el informe, es el de Guerrero; entidad donde el aumento de las agresiones es notable, ya que se pasó de 28 casos en 2014 a 56 en 2015, ubicándola como la tercer entidad con mayor número de registros.
“La violencia contra la prensa en esta región se duplicó debido a los niveles de ingobernabilidad, donde el crimen organizado tiene un amplio control ante un Estado débil”, apunta Darío Ramírez.
Otra entidad donde el aumento de la violencia ha sido creciente es Guanajuato,donde de una agresión por año en 2013 y 2014, se pasó a 13 en 2015. Además, el año pasado se registró el primer asesinato de un periodista en la entidad.
Puebla es otro ejemplo: pasó de 3 agresiones en 2013, a 16 en 2014, y 38 en 2015. Asimismo, la entidad que gobierna Rafael Moreno Valle presentó una creciente incidencia de ataques a medios de comunicación digitales, concentrando el 30% de los 59 ataques cibernéticos en el país registrados de 2009 a 2015.

Funcionarios, los más agresores; reporteros, los más agredidos

En cuanto a los agresores de la prensa, Artículo 19 documentó que de 397 agresiones en 2015, los funcionarios públicos son quienes más atacan a los periodistas: 165 casos, frente a 85 en los que no se identificó al agresor, 78 de particulares, 35 del crimen organizado, y 34 de fuerzas partidistas. Los funcionarios de autoridades estatales, con 97 casos, son los más agresores. Le siguen autoridades municipales (38) y autoridades federales (30).

De hecho, en el acumulado de 1 mil 832 agresiones en el periodo 2009-2015, el 46.9% provienen de algún servidor público. 
Mientras que los comunicadores más agredidos en 2015 fueron los reporteros (183 casos), fotoperiodistas (44), directores (35), y locutores (23).
Además, Artículo 19 enfatiza que los ataques a las instalaciones de medios de comunicación continúan en ascenso: 69 en 2015, frente a 60 en 2014, y 41 en 2013. Esto equivale a 24.8% de los 278 registrados en los últimos siete años.

Por primera vez, apunta la organización al respecto, la mayor incidencia de los ataques en un año se dirigieron contra medios digitales, con 32 en 2015. Los medios impresos (periódicos y revistas) le siguen, con 18.
“En contraste, durante 2014, estos últimos recibieron una mayor proporción de las agresiones, con 42, mientras que los digitales, 13”, indica el informe M.I.E.D.O., en el que, además de los datos estadísticos sobre la violencia contra la prensa, también incluye cuatro “historias del miedo”, sobre los riesgos de la profesión periodística en estados como Tamaulipas, Veracruz, Puebla y Oaxaca.


Publicado por ANIMAL POLÍTICO – Manuel Ureste – 17/03/16 -

Mujeres violadas no tienen a quien recurrir en Kenia

 Fatma W. con su hijo de siete años producto de una violación. Tres hombres que acusaron a su familia de esconder integrantes de la tribu “enemiga” en su casa de Nairobi, la violaron cuando tenía 17 años, tras lo cual abandonó la escuela. Y ahora se lamenta de la estigmatización que sufre su hijo. Crédito: © 2015 Samer Muscati / Human Rights Watch.
 La hermana adolescente de Owuor P. hizo todo lo posible por realizarse un aborto cuando se dio cuenta de que estaba embarazada tras haber sido violada por varios hombres durante la violencia postelectoral que se desató en Kenia entre 2007 y 2008.
“No estamos seguros de cuántos la violaron”, contó Owuor a IPS. “Ella nos dijo que vio a tres hombres antes de desmayarse. Estaba callada casi todo el tiempo después de la violación”, acotó.
Sumida en la desesperación, Nekesa, de 16 años, se suicidó después del parto; ahora Owuor cría al bebé que sobrevivió aunque con graves deficiencias intelectuales, mientras todavía sufre por la pérdida de su hermana.
La legislación de Kenia prohíbe el aborto, salvo que esté en riesgo la vida de la madre, lo que hace que cientos de mujeres y niñas violadas durante la violencia postelectoral, se vean obligadas a vivir con las terribles consecuencias de embarazos no deseados.
Nekesa no pudo acceder a un aborto seguro, aun después de haber sido víctima de un acto atroz.
La legislación de Kenia prohíbe el aborto, salvo que esté en riesgo la vida de la madre, lo que hace que la familia de Nekesa, al igual que cientos de mujeres y niñas violadas durante la violencia postelectoral, se vean obligadas a vivir con las terribles consecuencias de embarazos no deseados.
De las entrevistas que se hicieron para la investigación de Human Rights Watch a 163 mujeres y niñas que sufrieron la violencia sexual en ese período pudimos constatar que cientos de ellas todavía padecen graves lesiones físicas y emocionales, además de pobreza y exclusión social.
El informe “I Just Sit and Wait to Die: Reparations for Survivors of Kenya’s 2007-8 Post Election Sexual Violence” (“Espero sentada a la muerte: Reparaciones para sobrevivientes de la violencia sexual postelectoral en Kenia de 2007 a 2008”) revela que el gobierno de Kenia no reconoció como corresponde a ese grupo de víctimas ni les ofrece justicia ni los servicios de salud que les urgen.
La violencia que se desató en Kenia hace unos ocho años dejó 1.133 personas muertas y otras 600.000 desplazadas. Muchas de ellas quedaron con lesiones de por vida.
Además, hubo una destrucción generalizada y saqueos de casas y otras propiedades, así como la expulsión de la gente de sus casas.
Pero la violencia sexual contra mujeres y niñas, y en menor medida contra hombres y niños, fue menos visible que otros abusos, aunque igualmente devastadora.
Entre las mujeres y niñas entrevistadas, 37 quedaron embarazadas a raíz de la violación, y ninguna pudo acceder a servicios de aborto. Algunas se practicaron intervenciones ilegales e inseguras y, ocho años después, todavía están lidiando con las consecuencias sanitarias. Otras confesaron sus sentimientos de vergüenza y culpa por el estigma en torno al aborto en este país.
También pudimos conversar con mujeres que dieron a luz y que viven con sentimientos ambiguos y encontrados hacia sus hijos, quienes también sufren el estigma, el rechazo y abusos físicos y verbales de sus propias familias.
“Agredía a mi hija, solía pegarle mucho”, confesó Adhiambo.
Adhiambo violada y golpeada por un grupo de hombres hasta que quedó inconsciente. Hace poco comenzó a recibir asistencia psicológica y pudo mejorar la relación con su hija.
Muchas mujeres con hijos nacidos producto de una violación también compartieron su experiencia y sus sentimientos de amor y odio hacia sus hijos. Y muchas familias contaron cómo se hacen cargo de niños y niñas cuyas madres violadas no pudieron aceptar ni cuidar de ellos.
Durante la violencia postelectoral en Kenia, y en otros países donde es común la violencia sexual vinculada a conflictos locales, las organizaciones humanitarias se esfuerzan por ayudar a las mujeres para que reciban cuidados en esas difíciles circunstancias.
Pero un elemento fundamental de la atención de mujeres violadas, la posibilidad de practicarse un aborto en condiciones seguras, es inalcanzable, lo que las deja sin posibilidades de tomar decisiones de manera informada sobre su salud y sus vidas tras episodios de violencia sexual.
En enero, la Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos lanzó una campaña continental contra la discriminación del aborto en África, centrada en las condiciones inseguras de abortos, que atenta contra los derechos de salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas.
Si los gobiernos se toman en serio las necesidades sanitarias de mujeres y niñas violadas en conflictos, deben incluir la atención posterior a la violencia sexual y tomar las medidas necesarias para atender a todas las que la necesiten.
El gobierno de Kenia debe revisar las leyes restrictivas en materia de aborto para asegurarse de que las mujeres que quedaron embarazadas tras una violación puedan interrumpir el embarazo en condiciones seguras.
Quizá haya una luz de esperanza para algunas de las mujeres entrevistadas, y tal vez también para sus hijos e hijas.
En 2015, el presidente Uhuru Kenyatta prometió crear un fondo de indemnización para las víctimas. La iniciativa debe llevarse a cabo de forma rápida y transparente, y las mujeres deben participar en la decisión de cómo utilizar el dinero.
Los recursos deben asignarse de forma urgente para atender las necesidades prioritarias en materia de atención médica para las sobrevivientes y las necesidades de sus hijos.
No todas las mujeres que quedaron embarazadas a raíz de una violación van a optar por interrumpir la gestación, pero todas merecen la posibilidad de decidir y recibir el apoyo y la atención médica que necesitan.
Publicado por IPS – Agnes Odhiambo- Nairobi – 20/02/16 - Traducido por Verónica Firme-

En Brasil las mujeres negras continúan siendo las menos remuneradas en el trabajo

Basado en datos obtenidos por la Encuesta Nacional de Muestreo por Domicilios (Pnad) de 2014, del Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE), el Ministerio del Trabajo, en cooperación con el Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (Ipea), vinculado al gobierno federal, divulgan el análisis Mujeres y trabajo: breve análisis del período 2004-2014. En el estudio se señala que, entre 2004 y 2014, hubo una disminución en el desequilibrio profesional entre hombres y mujeres, en Brasil. Sin embargo, la desigualdad todavía no fue superada.

De acuerdo con la nota, en el período citado, el ingreso del brasilero en general aumentó cerca del 50%. En ese mismo período, el aumento del rendimiento de las mujeres negras llegó al 77%, mientras que el de las mujeres como un todo obtuvo un incremento del orden del 61%. Entre tanto, los hombres continúan ganando más –y, si fuesen blancos, la diferencia aumenta. Las mujeres negras, por su lado, continúan ocupando la punta opuesta de la jerarquía profesional, con el menor promedio salarial: R$ 946 (2014).
La nota explica también que cerca del 14% de la población femenina brasilera trabaja como doméstica. En este grupo, las mujeres negras son también mayoría (17,7% ocupan la función, contra el 10% entre las mujeres blancas).

Revisando conceptos
Luana Simões Pinheiro, que es investigadora del Ipea y una de las autoras del análisis, explica, mencionando la metodología, que es preciso entender que la diferencia en la vida profesional entre los sexos puede ser mayor que el señalado en la nota. "El IBGE trabaja con un concepto que excluye todo trabajo doméstico no remunerado, hecho en el espacio privado, que son aquellas actividades que las mujeres hacen en su vida cotidiana, que es continua y no ha cambiado a lo largo de los años (...) Las mujeres que cuidan a hijos, ancianos y enfermos, y las trabajadoras rurales, que están fuera de los datos estadísticos”, señala Luana.
La investigadora muestra que el ‘tercer turno’ vivido por las mujeres (que alcanzan la independencia financiera, pero que continúan siendo responsables de las tareas domésticas) y otras contribuciones que dan, en forma no remunerada, al hogar (realidad "que no ha cambiado a lo largo de los años”), así como la trabajadora rural, no están contemplados en las estadísticas presentadas.

La nota revela, por ejemplo, que de las mujeres que respondieron a la PNAD en 2014, el 90% afirmó ‘realizar algún tipo de trabajo doméstico no remunerado’, mientras que sólo el 51% de los hombres respondió afirmativamente a la pregunta. Y también en comparación con los que ayudan, el tiempo dedicado a la jornada de actividades domésticas de las mujeres es más que el doble del dedicado por los hombres (25,3 horas de ellas contra 10,9 horas de ellos).
"Para la discusión de género e igualdad entre mujeres y hombres en el mundo del trabajo, el concepto adoptado nos limita y disminuye la contribución que las mujeres dan en ese campo”, explica Luana.

Sugerencias
Los autores de la nota indican sugerencias de políticas públicas para la disminución de las desigualdades:

i) Acciones que aumenten la permanencia de las mujeres en el mercado de trabajo, con garantía de igualdad de rendimiento y ascenso profesional;

ii) Continuación de la política de valorización del salario mínimo, en el largo plazo;

iii) Capacitación profesional de mujeres;

iv) Políticas de protección y seguridad social, especialmente para las que están en situación de vulnerabilidad;

v) Políticas que incentiven el compartir las responsabilidades familiares y la promoción de estudios comparativos internacionales sobre el enfrentamiento de las desigualdades entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo.


Publicado por ADITAL Brasil – Paulo Emanuel Lopes – 16/03/16 -

“La identidad le pertenece a las personas, ni a los médicos ni a los padres, es el hecho más individual que tenemos”

El Dr. Adrián Helien, especialista en psiquiatría y sexólogo, trabaja dentro de la División de Urología del Hospital Durand como Director del GAPET (Grupo de Atención a Personas Transgénero). Es el primer grupo interdisciplinar de atención de la salud integral para personas trans que comenzó sus actividades en el 2005 y continúa hasta el día de hoy recibiendo consultas.

¿Cómo se conforma el GAPET?
Estamos desde el 2005 como grupo, antes trabajaba con pareja y sexualidad recibiendo consultas, hasta que vi que las personas trans eran maltratadas y no recibían la atención adecuada. Tengo a cargo la coordinación del equipo, soy quien realiza el ingreso al programa; existe una suspicacia o sospecha subyacente -soy psiquiatra- y se piensa que el psiquiatra patologiza; esto es un prejuicio instalado, acá el trabajo es y fue desde el comienzo de despatologización, la idea es tener equidad y respeto en la atención, se nos forma en una visión biologicista y binaria; hoy nuestra bandera política es poder romper con esa visión.
No es sencillo, es una postura política visibilizar esta problemática y por eso hemos sufrido ataques y críticas del poder médico hegemónico. Ahora parece fácil hablar de estos temas pero en el 2005 no era así; te decían: “¿Dónde los vas a atender? ¿Con las demás personas? mirá que en el hospital hay lugares y ciertos horarios…”, para mí no era así, mi pelea fue siempre para que estén en el mismo horario, misma sala de espera. Llamarlos por el nombre de elección cuando no había Ley de Identidad de Género fue una tarea de re educación muy grande, hoy el hospital está totalmente integrado, en el 2005 era difícil. Este proceso de re educación fue del equipo, nunca tuvimos apoyo oficial, somos un grupo autogestivo, no tenemos apoyo, no tenemos jerarquía. Vos entrás al servicio de urología y no estamos nombrados, el que llega es porque investigó y todos los caminos conducen a pocos lugares, porque cuando se dice que hay atención en todos los hospitales, no es así, no hay atención en todos y menos con este equipo interdisciplinario, que abarca la salud integral.

¿Cómo funciona el equipo?
Quienes vienen a atenderse pueden ingresar por endocrinología, también por consulta directa para la intervención de reasignación de genitales. El equipo trata de dar cuenta de la salud integral de las personas transgénero, que no es solamente hormonas y cirugías. Mucha gente no iba a los hospitales porque se los expulsaba, no se los atendía. Acá tenemos atención urológica y ginecológica (le hemos cambiado el nombre, ahora se llama calidad de vida). Realizamos cirugía de reasignación o reafirmación de genitales, tenemos cirugía plástica que hace masculinización de tórax en varones trans, también un laboratorio específico para el tratamiento con hormonas, dosaje y seguimiento de tratamientos hormonales, de reasignación o cruzados como se los quiera llamar.

¿Qué se modificó luego de la aprobación de la Ley de Identidad de Género?
La edad de la primer consulta bajó, antes era arriba de los 35 años hoy está debajo de los 18 y en descenso; estamos armando un equipo que atienda niñez y adolescencia trans. Es un gran cambio, y paradójicamente también se dieron muchas consultas de gente mayor de 50 años, que esperó tener algún respaldo legal para hacer la transición por un montón de situaciones que se vivían en otro contexto social en el que era muy difícil salir del closet. Pero aún no hay equipos que trabajen con niñez y adolescencia con experiencias trans dentro del sistema de salud público.

¿Cuál es hoy en día la expectativa de vida de una persona trans?
Lo que se decía de una expectativa de 35/40 años está cambiando, depende de la población que estemos hablando, no hay una estadística fiable hoy en día en Argentina, la población que se acerca a nosotros no responde a las características de esas encuestas que dan expectativa de vida de 35 años. En este tiempo hemos atendido 1000 personas y nuestra casuística supera ampliamente esa edad promedio que se decía.

¿Qué opinión tiene acerca de la Guía de Atención de Salud Integral para las Personas Trans que sacó el Ministerio de Salud en el 2015?
Me parece que la idea está buena, intervenimos en algunas sugerencias y modificaciones, da una buena base como punto de partida, pero de ahí a la realidad hay un abismo, ojalá haya algo más concreto de apoyo para que realmente mejore la atención de personas trans en la salud pública.

¿Cómo se trabaja en la salud pública en los casos de reasignación de sexo?
La medicina recién ahora se está ocupando un poco desde el punto de vista ético y de cómo se comporta respecto a la asignación de sexo a un recién nacido. Por ejemplo en el caso de personas intersex la medicina siempre actuó binariamente, con un bisturí intentó corregir y asignarles un sexo. En ese sentido entramos en el terreno de la biopolítica y la bioética respecto a cómo se interviene un cuerpo sin que el dueño de ese cuerpo preste consentimiento y por qué alguien va a asignar con un bisturí la identidad a una persona. La identidad le pertenece a las personas, ni a los médicos ni a los padres, es el hecho más individual que tenemos. Se intervenía para normatizar los cuerpos dentro del binario, nos estamos cuestionando y replanteándonos eso, la idea es ver cómo esa persona podrá decidir y que el rol de la medicina sea el de acompañante y no quien define un proceso identitario que puede tener infinitas trayectorias. Esto es lo que pretendemos que ocurra pero de ahí a la realidad queda un largo trecho. Quisimos hacer una reunión con los hospitales de pediatría hará 2 o 3 años, la organizó Diana Maffía, participó el activista trans Mauro Cabral y fue una batalla en la que el poder médico hegemónico cerraba filas en una postura muy sesgada, hoy quizás con la ley haciendo punta esto puede cambiar.

¿Cómo ve la educación universitaria? ¿Se abordan estos temas en la Facultad de Medicina?
Tengo una encuesta que realizamos alrededor del país donde de 800 médicos encuestados, la mayoría coincide en que no hay formación ni en género ni en diversidad. Actualmente coordino el capítulo de sexología de Apsa (Asociación de Psiquiatría Argentina), lo bauticé sexología y diversidad para hacer visible la temática. Estos temas no entraban en los congresos de psiquiatría, recién pude tratarlos de la mano del sponsoreo de un laboratorio. De hecho no hay formación, en especial en los psiquiatras, fui muy cuestionado por el sistema médico por trabajar diversidad, se ve muy poco y nunca se aborda de forma integral. Mi formación fue personal, haciendo talleres de pareja y familia, muy autogestivamente y haciéndome cargo de la atención a personas trans porque nadie lo hacía. Hago docencia con mi equipo.
La frase del Dr. resume la situación de atención de la salud de personas trans en nuestro país: “Los servicios de salud que existen son esfuerzos aislados, no hay una red, no tenemos datos cruzados entre nosotros, no hay información oficial; generalmente algunos funcionan con apoyos locales o como nosotros con nada y a remar…”.


Publicado por REVISTA FURIAS -  Sofía Espul – 15/03/16 -

Será canonizada el 4 de septiembre la madre Teresa

La madre Teresa de Calcuta será declarada santa.

El Papa Francisco firmó ayer martes el decreto de canonización de la madre Teresa de Calcuta, quien será declarada santa el próximo 4 de septiembre, dentro de los festejos del llamado Año de la Misericordia.
Durante un Consistorio Ordinario Público, dicho decreto fue firmado por Jorge Bergoglio, quien siempre se ha referido con elogios a la madre Teresa, diciendo que "se ocupaba de los más pobres entre los pobres".

Desde hace algunos meses se preveía ya que su canonización se realizaría en septiembre, por ser el mes en que ella murió, en 1997. Hoy quedó confirmado por el Papa.
Bergoglio también confirmó la canonización del mártir mexicano José Sánchez del Río, quien será llevado a los altares el próximo 16 de octubre, un mes después de la madre Teresa de Calcuta.
Conocido como "El niño cristero", Sánchez del Río nació en Sahuayo, Michoacán, en marzo de 1913, y se unió al movimiento cristero en 1926. En 1928 fue hecho prisionero por las tropas gubernamentales.

A Sánchez del Río le cortaron las plantas de los pies y lo condujeron descalzo hasta el panteón de Sahuayo, donde fue ahorcado y acuchillado por sus verdugos. Lo remataron con un tiro en la sien.


Publicado por El Diario de Coahuila – APRO- Ciudad de México – 16/03/16 -