miércoles, 7 de diciembre de 2016

Hay violencia en las construcciones de género, aseguran especialistas de Cuba

Alumnos y profesores de Psicología discutieron sobre algunas formas de maltrato contenidas en las concepciones de lo femenino y lo masculino.
El rechazo, la discriminación y la vulneración de derechos son también formas de violencia, según especialistas.
Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Los roles relacionados con lo femenino y lo masculino suelen implicar ciertas manifestaciones de violencia y discriminación bastante aceptadas o vistas como “algo normal”, trascendió en un encuentro con estudiantes de la Facultad de Psicología de laUniversidad de La Habana.

Yasmani Díaz, psicólogo y especialista del no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero, estuvo a cargo del taller realizado la víspera con alumnos de primer año, como parte de la Jornada Nacional por la No Violencia hacia las Mujeres y las Niñas, que se desarrolla cada año en noviembre y diciembre.
Dentro del currículo de Psicología existen muy pocos temas referidos a la violencia y luego, cuando comenzamos a ejercer, faltan herramientas para enfrentar esos casos, alertó Díaz, que se especializó en sexualidad.
Incluso, en la propia enseñanza todavía se continúan reproduciendo muchos patrones binarios hombre-mujer, sin abarcar la cantidad de gradaciones que implica el género, añadió,
Para el experto, la violencia no puede verse de manera abstracta. “A veces, creemos que es un hecho alejado, que no nos va a tocar. Pero hay también pequeñas manifestaciones de violencia que pasan desapercibidas y están muy arraigadas en el entramado social”, abundó

Nuestros progenitores siguen reproduciendo los mismos patrones de los progenitores de sus progenitores, por ejemplo, en cuanto a lo referido a todo lo que “se espera” de una mujer, que se reduce a formar una familia y tener hijos, puso como ejemplo.
Por su parte, los estudiantes cuestionaron el papel de los medios de comunicación en la conformación y validación de esos estereotipos.
A juicio del especialista, los medios reproducen estereotipos desde la “heteronormatividad” y con base en un patrón patriarcal, que le exige a la mujer esos roles: parir, criar a los hijos, cuidar la casa…
Hay construcciones y estereotipos sociales que asocian el ser mujer con debilidad y falta de capacidad o fuerza para hacer determinadas cosas, es decir, ubican lo femenino en una posición de inferioridad con respecto a lo masculino, ahondó.
Cuando un grupo señala como fuera de lo normal ciertos comportamientos comienza así un ciclo de violencia y discriminación, advirtió.

Asimismo, llamó la atención sobre las diferentes denominaciones despectivas para referirse a aquellas personas con identidades de género diversas y diferentes al patrón heterosexual.
“Se usan palabras con tono peyorativo: cherna, yegua, mariposa, pájaro, pato… y esa forma de categorizar pretende establecer también una posición de poder”.
Del mismo modo, Díaz insistió en la necesidad de mantener una mirada inclusiva y abarcadora cuando se abordan los asuntos de género.
“Ser mujer abarca todas las formas de ser mujer, pero todavía debemos visualizar más esos otros tipos de mujeres, por ejemplo, las trans”, instó.

En tanto, el profesor Jorge Enrique Torrealba enfatizó en el papel de los especialistas en estas ramas como agentes de cambio: “los psicólogos suelen verse como voces autorizadas y actor de transformaciones”.
La edición de 2016 de la jornada está dedicada a las mujeres lesbianas y transexuales, pues “a estas últimas a veces no se las ve como mujeres”, dijo el pastor Luis Carlos Marrero, profesor del Instituto Superior Ecuménico de Ciencias de la Religión Marrero, en otro de los talleres realizados por estas fechas. (2016)

Publicado por IPS Cuba – Redacción Género – 24/11/16 -


No hay comentarios:

Publicar un comentario