miércoles, 7 de diciembre de 2016

El Parlamento de Holanda aprueba la prohibición del velo integral en algunos espacios públicos

Una vez que lo adopte el Senado el uso de prendas que cubran el rostro en escuelas, hospitales y transportes públicos estará vetado.
Dos musulmanas vestidas con el velo integral, en una calle de Lleida.

Holanda ha dado el primer paso para sumarse a los países que limitan el uso del burka o el niqab en lugares públicos. El parlamento holandés ha dado este martes vía libre a un proyecto de ley que pretende prohibir la utilización del velo integral islámico así como otras prendas destinadas a cubrir el rostro -como máscaras, cascos o pasamontañas- por motivos de seguridad. La medida, que en Europa ya aplican países como Bélgica o Francia, será efectiva una vez que sea aprobada también en el Senado.

“Todo el mundo tiene derecho a vestir como quiere”, sostiene el gobierno que lidera el liberal Mark Rutte en un comunicado emitido por su ejecutivo. Pero “esa libertad está limitada cuando es esencial que la gente se vea como por ejemplo para garantizar un buen servicio o la seguridad”, añaden sobre los motivos de un proyecto de ley muy demandado por la ultraderecha que lidera el Partido de la Libertad de Geert Wilders.

Holanda celebra elecciones en marzo de 2017 y con el aumento de la ultraderecha en las encuestas hay quien ve en esta decisión del partido liberal de Rutte un gesto hacia el electorado más crítico con los musulmanes. Es más, según el Consejo de estado, el órgano asesor de mayor rango en el país, la legislación holandesa ya tiene disposiciones suficientes para que los ciudadanos enseñen sus rostros.


MULTAS DE 400 EUROS

Una vez que obtenga vía libre en el Senado, la legislación prohibirá no solo el uso del velo integral sino de cualquier otra prenda que cubra el rostro en lugares como escuelas, hospitales, transporte público y edificios gubernamentales. La policía podrá requerir a toda aquella persona que lleve cubierto el rostro que se quite la prenda y si se niega podrá imponer multas de hasta 405 euros, según el portal de información Dutchnews que cifra –según declaraciones del profesor universitario Annelies Moors- en 150 el número de mujeres en todo el país que se cubren la cara de forma diaria y entre 400 y 500 las que lo hacen de forma ocasional.

Actualmente la situación en Europa es diversa pero son cada vez más los países que deciden legislar en este terreno. Francia fue el primer país europeo en prohibir el uso del burka o de cualquier pañuelo destinado a disimular el rostro en espacios públicos. Lo hizo en octubre de 2010 y la medida es de aplicación desde abril de 2011 con multas para los infractores que van hasta los 150 euros. Bélgica o Bulgaria también aplican restricciones, lo mismo que Dinamarcaaunque el debate también ha resurgido en países como Alemania eItalia.

Publicado por elperiodico.com – Silvia Martínez – 29/11/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario