miércoles, 14 de septiembre de 2016

Presupuesto para mujeres y equidad de género es gastado en aseo de oficinas de gobierno

Un informe del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género de la Cámara de Diputados detectó que 79 de los programas para mujeres tuvieron un subejercicio de 158 millones de pesos, durante el primer trimestre del año.
Imagen: Cuartoscuro Archivo
A pesar de que lograr la equidad entre hombres y mujeres es uno de los objetivos del gobierno federal, la operación de 89 programas de las dependencias y organismos abona poco a esas tareas. 
En siete de cada 10 existen subejercicios; es decir, de enero a abril de este año no habían aplicado los recursos etiquetados, y otros programas gastan el dinero en la limpieza y mantenimiento de edificios públicos.

De acuerdo con el análisis con perspectiva de género del primer informe trimestre de 2016, elaborado por la Cámara de Diputados, los programas para la equidad de género tuvieron una reducción de 4.8% entre el presupuesto aprobado por el legislativo (25 mil 898 millones de pesos) y el autorizado por Hacienda(24 mil 645 millones de pesos) para 2016.
Sin embargo, las dependencias piden recursos para implementar programas de equidad, pero lo invierten en otros rubros.
El programa “Apoyo administrativo”, del Instituto Nacional de Perinatología Espinoza de los Reyes, tiene un presupuesto de 1.9 millones de pesos y gastó lo programado para los primeros tres meses en rubros distintos a la equidad.
Según el reporte, los gastos se orientaron en servicios de limpieza, vigilancia y comedor; transportación para el personal a diversas dependencias, mantenimientos correctivos necesarios en las instalaciones, disponibilidad de la red de internet al personal y mantenimiento general al edificio.

Sin embargo, “no se logra visualizar de qué forma el programa integra la perspectiva de género en sus actividades”, ni por qué fue integrado al apartado de equidad en el presupuesto de egresos porque “no tiene un desarrollo que atienda a la erradicación de la violencia, promoción de la igualdad entre mujeres y hombres o erradicación de la discriminación”, explica el análisis.
El reporte realizado por el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género evaluó los 349 indicadores y el ejercicio presupuestal de 104 programas presupuestales. Detectó que 79 de los programas ejecutados por el Legislativo o la Secretaría de Salud, entre otras dependencias y organismos,tuvieron un subejercicio de 158 millones de pesos durante el primer trimestre del año.
Además, algunos programas con recursos etiquetados para conseguir la equidad no tienen ese objetivo en realidad.

El programa Apoyo para la protección de las personas en estado de necesidad, que opera el DIF, incluye a la población en general, no sólo a las mujeres, por eso es que no alcanzó la meta de entregar ayuda en especie, económico temporal y atención especializada a mil 177 mujeres, como se planteó en sus objetivos. Según el organismo, el programa “no hace distinción de género y se otorga a la población abierta que cumple con los requisitos en el tiempo estipulado”.
El programa para la inclusión y la equidad educativa, operado por la Dirección general de desarrollo curricular de Educación indígena, tuvo un presupuesto de 136 millones de pesos, pero no asignó un peso durante los primeros meses del año, por lo tanto, “no reporta haber llevado a cabo acción alguna”.

Lo mismo ocurre con el programa nacional de convivencia escolar, a cargo de la dirección general de desarrollo de la gestión e innovación educativa. “No hay avance presupuestal, tampoco se visualiza avance en los indicadores” y según indica el informe, el programa entrará en marcha en el siguiente ciclo escolar e informará avances seis meses después, es decir, se sabrá cómo operó hasta diciembre de este año.

Para educar con perspectiva de género, se incluyeron recursos para la capacitación de maestros, a través del programa para el desarrollo profesional docente, a cargo de la Coordinación general del servicio profesional docente de la SEP. Sin embargo, “la poca información que existe del programa no permite visibilizar con claridad las actividades que se llevarán a cabo para el cumplimiento de su objetivo” y tampoco presenta avances presupuestales.
Para el ramo de Salud, la equidad de género se enfoca en el programa Formación y capacitación de recursos humanos para la salud, implementado en el Instituto Nacional de Cancerología, el Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinosa de los Reyes, Instituto Nacional de Salud Pública y Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Aunque en el sector salud se han documentado casos de discriminación hacia mujeres, no hay manera de comprobar que la asignación de recursos sirva para erradicarlos. De acuerdo con el informe de avances del programa, “se mencionan algunas actividades y procesos realizados pero no se logra visualizar cómo es que el programa integra la perspectiva de género en esas actividades, ni con la igualdad entre mujeres y hombres”.
El programa tuvo en el primer trimestre un subejercicio por 1.11 millones de pesos y sólo 2 de sus nueve indicadores presentan avances en el primer trimestre. Además, tampoco existe un indicador que permita ver de qué manera la capacitación y profesionalización del personal médico y administrativo impacta de manera positiva en la atención brindada a las mujeres.

Publicado por ANIMAL POLÍTICO – Fondea – Periodismo Independiente – Nayeli Roldán - 02/–9/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario