miércoles, 3 de agosto de 2016

Personas trans defienden su identidad de género

Imagen registrada por: ww.w.emol.com - (presentada como referencia)

“Mi hijo tiene cuatro años y medio, y me llama papá”, cuenta Patricia Gantier, un hombre trans que, en medio de muchos, pasa desapercibido porque su atuendo no llama la atención. De baja estatura, con anteojos que acentúan su perfil varonil, contaba ayer impaciente los minutos para iniciar el trámite ante el Servicio de Registro Cívico (Sereci) para que dentro de 15 días pueda llamarse legalmente Patrick.
El vivir como se siente, sin máscaras ni caretas y el amor por su hijo, el poder dar una familia es lo que ha impulsado a Patrick a luchar junto a hombres y mujeres trans por más de ocho años como parte de la Red de Personas Trans de Bolivia (Trebol) para que el Estado le permita ejercer los derechos que fueron cohibidos por su identidad de género.
“A mis 13 años he dejado de usar esas cosas de vestiditos, falditas rosaditas que mi mamá me compraba y he optado por usar la ropa que a mí me gusta”. Seis años antes, Patricia —como le bautizaron— se había dado cuenta que no le gustaban los chicos sino las chicas; por eso decía a sus padres que quería ser un hombre y “ellos siempre respondían que eso no existe y ante las leyes de Dios no se puede”.
Después, sus padres, sus tres hermanos y donde iba Patrick fue aceptado como él se sentía, un hombre. “Yo creo que todo depende de la actitud, de cómo te crían en la casa. Siempre he sido así, entonces siempre me han visto como un hombrecito, nunca como una mujercita, incluso en el colegio, en la universidad en el trabajo yo soy ‘Pato’, nunca he sido Patricia ni Pati”.
Ahora, con 34 años, Patrick fue el primer hombre trans en Cochabamba en iniciar el trámite para el cambio de nombre y dato de sexo, lo que le permitirá después obtener una cédula de identidad y otros documentos que requiera con  nuevos datos.
“He conseguido todos (los requisitos), pero es un poco complicado esto del examen técnico psicológico que nos han pedido porque lleva bastante tiempo, son ocho sesiones repetidas en la mañana y en la tarde, es un poco complicado y te quita un poco de tiempo y después los otros trámites son accesibles y muy fáciles de sacar”, contó.
Junto a Patrick, presentaron ayer su trámite de cambio de nombre y dato de sexo Chantal y Sharon, pero otras personas también reúnen los requisitos.

CASADOS Y MENORES DE EDAD
La directora del Servicio de Registro Cívico (Sereci), Ana María Villarroel, recordó que son ocho requisitos que deben cumplir las personas trans que quieran iniciar su trámite; sin embargo, éstas no pueden ser casadas y tampoco menores de edad. La Ley 807 de Identidad de Género y su reglamentación establecen como requisitos el llenado de un formulario, examen técnico psicológico, certificado de nacimiento, certificación de datos de personas, sin observaciones, certificado de descendencia, certificado de Registro Judicial de Antecedentes Penales y fotografía actualizada de la imagen de la personas con la nueva identidad de género.
La presidenta de la Red Trébol, Raiza Torriani, señaló que pasaron ocho años desde la primera vez que las personas trans se reunieron para hablar de una normativa de identidad de género, impulsados por la violencia, discriminación y abandono del Estado a este sector vulnerable.
Sin embargo, es consciente de que falta mucho por caminar, sobre todo a nivel educativo. Informar a la población sobre qué es lo que permite la Ley de Identidad de Género y que no, tomando en cuenta que existe susceptibilidad sobre el tema.

  
Publicado por Diario Los Tiempos – Bolivia  - July Rojas Medrano – 02/08/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario