viernes, 12 de agosto de 2016

La jornada del 'burkini' anulada ante la polémica en Francia

Las presiones del Frente Nacional y la derecha hace que el parque acuático donde se iba a celebrar cancele la reserva hecha por los organizadores.
Un modelo de 'burkini'.Cris Carlson  
La jornada del 'burkini' no verá la luz en Marsella. La asociación marsellesa Smile 13 solicitó la privatización de las instalaciones del parque acuático Speedwater Park, con entrada reservada a mujeres vestidas con el polémico bañador islámico y a niños. Una iniciativacriticada por la clase política, especialmente por miembros delFrente Nacional y Los Republicanos, que tachaba el evento de “comunitarista” y “fundamentalista”.
La polémica ha terminado con la cancelación de la reserva. Este martes 9 de agosto, el parque acuático, junto al municipio de Pennes-Mirabeau (Bouches-du-Rhône), ha anunciado que “no proseguirá” con los trámites de la privatización. “Ni Speedwater Park, ni la comuna de Pennes-Mirabeau, desean ser el escenario de problemas de orden público por cuestiones que van más allá de sus actividades o de su territorio”, ha explicado en un comunicado común.

Y es que, desde el anuncio del evento, las críticas entre la clase política y el debate en las redes sociales no han cesado. El pasado 3 de agosto, el senador y alcalde de la comuna, Michel Amiel (DVG, Izquierda Diversa), amenazó con emitir una prohibición municipal para evitar la celebración de la jornada.
“Posiciones ideológicas extremas están utilizando la controversia ligada a esta jornada para resolver conflictos en los que Speedwater Park y la comuna de Pennes-Mirabeau, no desean participar”, prosigue el comunicado.
Por su parte, la asociación Smile 13, cuyo objetivo es organizar actividades para mujeres musulmanas y niños, ha reaccionado en las redes sociales remarcando su “asombro” y “tristeza” ante la amplitud de la polémica.

ESTRECHA DE MIRAS

En el anuncio del fallido evento, se puntualiza el acceso exclusivo al parque de mujeres vestidas con burkini (prenda que cubre el cuerpo de la cabeza a los tobillos, dejando ver el rostro), con jilbab de baño (una prenda algo más amplia que el burkini), o con bañador de una pieza acompañado con un short-calzón o un pareo.
Un evento pensado para “acercar al agua a aquellas mujeres que no pueden ir normalmente a bañarse durante la estación, por pudor. Se trata de ofrecerles esta oportunidad, pero la gente es estrecha de miras”, explicaba Melisa Thivet, tesorera de la asociación.
Sin embargo, las explicaciones de la organización no han conseguido calmar los ánimos entre sus detractores. En el centro de la polémica, Smile 13 denuncia haber recibido amenazas y múltiples mensajes racistas.
En su comunicado, publicado en su cuenta de Facebook, la asociación recalca que su único objetivo era “ofrecer una jornada de ocio y de relajación a mujeres y niños, independientemente de sus afinidades y confesiones, que comparten cierta noción del pudor, sin juzgar a quienes no la compartan”.
Publicado por elperiodico.com – Internacional – Irene Casado Santos – 09/08/16 -


No hay comentarios:

Publicar un comentario