domingo, 19 de junio de 2016

Explotación infantil, un tema aún no resuelto.

Imagen EFE
La eliminación de la explotación infantil, es aún un tema pendiente a ser superado en el país, es “una realidad en la que se debe trabajar de manera urgente” para proteger a los miles de niños y adolescentes obligados a trabajar, manifestó el Defensor del Pueblo, David Tezanos, según un comunicado institucional.
La autoridad reconoció que el  problema persiste no obstante los avances normativos dados en el país y con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se celebró este 12 de junio, llamó a reflexionar sobre la situación de esos menores, que por razones económicas están obligados a trabajar exponiéndose a situaciones peligrosas y ser víctimas de explotación laboral afectando su integridad física y psicológica.
Las Naciones Unidas dedicó este año, este día, a la eliminación  del trabajo infantil en las cadenas de producción, a los millones de niños en el mundo que hacen trabajos domésticos, remunerados o no, en los hogares de terceras personas, cuyas “vidas transcurren ocultas a la mirada de la sociedad y lo habitual es que se encuentren aislados y alejados de sus familias. Por ello, estos menores son particularmente vulnerables a la explotación y las historias de abuso son muy frecuentes”.
Según los datos de la ONU, 168 millones de niños todavía son víctimas del trabajo infantil, en todas las cadenas de suministro: de la agricultura a la manufactura, de los servicios a la construcción.
En Bolivia, según el INE, en base al Censo 2012, el 60,1 por ciento de los menores que trabaja asiste a la escuela; el 27,9 por ciento de los niños y adolescentes, entre 5 y 17 años, participa en actividades productivas económicas (remuneradas o no). Por grupo ocupacional, 50,2 por ciento trabaja como productor y trabajador en agricultura, un 21,4 por ciento se dedica a la venta y 13,8 por ciento es operario o artesano.
Por rama de actividad económica, la mayoría de los puestos de trabajo de niños y adolescentes está en el sector agropecuario y minería, con 53,4 por ciento, seguido  por  los sectores  comercio con 17,4 por ciento, manufactura con 10,0 por ciento y servicios con 8,1 por ciento.

PAPA PIDE POR LOS NIÑOS
El papa Francisco denunció ayer la explotación infantil, que calificó como una forma de esclavitud moderna, e hizo un llamamiento para erradicarla, en la jornada en la que se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.
Francisco realizó estas reflexiones antes del rezo del Ángelus de este domingo en el Vaticano. “Hoy se celebra la Jornada Mundial contra el Trabajo Infantil. Renovemos todos unidos el esfuerzo para acabar con las causas de esta esclavitud moderna, que priva a los menores y a los niños de algunos derechos fundamentales y les expone a graves peligros. Hay en el mundo muchos niños esclavos”, lamentó el Pontífice.
El Papa denunció en diversas ocasiones, en el pasado, la existencia en las sociedades modernas de diferentes expresiones que son formas de una esclavitud moderna, tales como la explotación infantil, las escasas oportunidades de trabajo, la prostitución o el tráfico de órganos.

Publicado por Diario Los Tiempos – Bolivia - Junio 2016 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario