miércoles, 11 de mayo de 2016

Una refugiada somalí se prende fuego en el centro de detención de Nauru

El drama de los refugiados no se detiene. Una ciudadana somalí se encuentra en estado grave tras prenderse fuego como protesta por las condiciones del centro australiano en el que se encuentra retenida en la isla de Nauru, en el Pacífico central. 

Hace apenas una semana, un joven iraní se prendió fuego por las mismas razones. Falleció dos días después.

El ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton, culpa de los hechos a los abogados de los refugiados:
“Es muy preocupante que una persona recurra a un acto de autolesión tan extremo. He expresado mi frustración a los abogados de los refugiados y a otras personas que están en contacto con ellos. Les inducen a estos actos, creyendo que ejercerán una presión que provocará cambios en nuestras medidas de protección de fronteras”.
El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) critica desde hace tiempo las condiciones “inhumanas” que existen en los centros de detención que Australia mantiene en este estado de Micronesia y Papúa Nueva Guinea.
Muchas de estas personas que viajan a Australia huyen de conflictos o de la discriminación que existe hacia ellos en sus países.

Publicado por Euronews – 03/05/16 -


No hay comentarios:

Publicar un comentario