lunes, 30 de mayo de 2016

Un error puede costar la vida de las víctimas Juezas de España piden formación obligatoria en violencia de género.

Marcha contra la violencia de género en Madrid

Dentro de unas semanas, la Asociación de Mujeres Juezas de España, planteará la formación obligatoria de todas las personas que intervienen en un proceso de violencia de género. Ya en 2009, la ONU editó el Manual de legislación sobre violencia contra la mujer , un documento muy centrado en la formación de profesionales, pero en España ha sido inútil, tanto este manual, como lo firmado en informe Sombra Cedaw. Y ello pese a contar con una Ley Integral de VdG que lo contemplaba desde 2004.

En lo que llevamos de año, 37 mujeres han sido asesinadas por varones. De ellas, solo 18 se reconocen oficialmente en el marco de la ley de violencia de género. De las 18, la mitad había denunciado. Dejaron 14 menores huérfanos. La actuación de jueces y juezas sigue siendo cuestionada precisamente porque, a diferencia de otras especialidades en el que puedan cometerse errores, en violencia de género el error cuesta la vida de las víctimas. Y es difícil, largo, penoso, y casi imposible que una víctima demandante pueda recusar a un juez.
Para Joaquín Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia, “si la acción es arbitraria e injusta se pueden ejercer acciones contra el juez que hace mal su trabajo, llevándolo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Porque no puede ser que una parte del proceso se quede sin protección. Hay tribunales competentes, o en su caso el Consejo, que tienen que analizar la situación". De hecho, el juzgado de violencia de la mujer de Gijón ya está siendo investigado ante las quejas presentadas por la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas por el tratamiento dado a las víctimas. Llegar a conseguir esa investigación significa que detrás ha habido una penosa experiencia.

Otra vuelta de tuerca
Recordarán los lectores y lectoras de bez.es el caso de Inés, imputada por defenderse. Ahora está intentando llevar ante el Consejo General del Poder Judicial a la jueza que ignoró sus lesiones y la imputó. Quiere denunciarla y se ha sentido amenazada. “Me he armado de valor, y he ido este mes de mayo durante varios días al Juzgado número 1 de Arganda del Rey para preguntar a otras víctimas si también ellas se han sentido maltratadas por la jueza. Llevo recogidas tres firmas de mujeres en mi situación, pero ya no he seguido yendo porque la Secretaria Judicial me ha dicho que podría llamar a la policía si continuaba”. Son pasos que está dando esta mujer de manera excepcional, aunque no es la norma denunciar a un juez que no ha tomado en cuenta las lesiones.

 Tienen que prepararnos para detectar cuando están ante a una víctima de violencia de género, para evitar que pueda ponerse en peligro su vida. Gloria Poyatos. Presidenta de la Asociación de Mujeres Juezas

Según afirma a bez.es Joaquín Bosch, el juez instructor tiene que analizar la tipología de las lesiones: “No es lo mismo tener lesiones de tipo defensivo que de tipo ofensivo. Si ella tiene un hematoma en un ojo, es evidente que no se lo ha causado el hombre para defenderse, sino para atacar. Si el hombre tiene lesiones en los brazos es probable que esa lesión se la haya hecho ella para defenderse". Pero este análisis no siempre se hace y, por ello, se está pidiendo con urgencia la formación transversal de todas las personas participantes en los procesos de violencia de género.
La presidenta de la Asociación de Mujeres juezas de España,Gloria Poyatos, insiste en que tiene que ser transversal y no por categorías, porque este es un mal que se persigue entre todos. “Así, entre todas las partes se pueden estudiar donde están las brechas del sistema que hace que exista violencia, maltrato y asesinatos. Nosotros proponemos una formación sistemática obligatoria trimestral. Tienen que prepararnos para detectar cuándo están ante a una víctima de violencia de género para evitar que pueda ponerse en peligro su vida. Lo que tenemos que conseguir es que una mujer que se dirige a la Administración a denunciar o trasladar una situación de violencia, no se vaya”.

Pedagogía el próximo curso para evitar el maltrato
Hay consenso sobre la necesidad de educar en igualdad y libre de violencia. Sin embargo, el año pasado hubo un 15,4% más de chicas menores de 18 años con orden de protección. ¿Qué se está haciendo para combatirlo? En la Asociación de Mujeres Juezas han diseñado un programa para estudiantes entre 9 y 16 años que se incluirá en los Planes de Educación. Pretenden formar en valores de género, justicia igualitaria, acercarles la Justicia a instalaciones judiciales y ver juicios en directo. “Queremos -asegura Gloria Poyatos- acercarnos nosotros, jueces y juezas a los colegios para que vean que no somos un estamento alejado de la realidad. Este próximo curso empezamos en Canarias, trabajando con alumnado de bachillerato. Ya contamos con un equipo de jueces y juezas voluntarios del Arrecife, fiscales, psicólogos y  forenses”.


Publicado por bez.es -  lo que debes saber – Reuters – Susana Vera – 24/05/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario