miércoles, 11 de mayo de 2016

La fuerza de una fotografía: el desafío de una mujer sueca a los nazis

El desafío de una mujer sueca a los nazis el 1º de mayo. Tess Asplund, con el puño alzado frente a la marcha nazi.

Una activista negra de 42 años se planta ante una marcha fascista

Suecia tiene una nueva heroína. Su nombre esTess Asplund, tiene 42 años y es negra. Su imagen ha dado la vuelta al mundo estos días, gracias a un sencillo y a la vez enorme gesto: el plante con el puño levantado ante una marcha de 300 nazis violentos. Los hechos ocurrieron el domingo, en la localidad sueca de Borlange, donde los militantes fascistas del Movimento de Resistencia Nórdico, de ideología nazi, se manifestaban con motivo del Primero de Mayo en una marcha que había sido autorizada por las autoridades.
Desde entonces, la imagen de esta mujer plantada con el puño en alto cerrando el paso a los fascistas uniformados con camisa blanca y corbata verde se ha viralizado en las redes sociales de los países escandinavos y más allá. Para muchos, la fotografía es ya un icono en la historia moderna de Suecia, donde los movimientos de extrema derecha y contra la inmigración están en auge desde hace años. Y ante esa muestra de intolerancia creciente, Asplund, armada solo con la fuerza de su mirada, cara a cara frente a los tres dirigentes nazis que encabezan la marcha.

El eco que ha tenido su valiente gesto ha sorprendido a la propia Asplund, activista desde hace 26 años y miembro de la organización Dalarna contra el Racismo, que el domingo también había organizado una marcha en Borlange con motivo del día internacional del Trabajo. "Yo me manifiesto normalmente con el puño en alto. No es nuevo para mí", afirma. Recuerda el momento en que topó de frente con los dirigentes nazis . "Uno de ellos me miró y le devolví la mirada. Él no dijo nada. Yo tampoco. Entonces la policía se me llevó, como era su trabajo, por supuesto".
Plantarse ante los nazis fue un "impulso", afirma. "Estaba muy enfadada y estaba pensado: 'Diablos, esta gente no puede estar aquí. Los nazis no pueden estar aquí. Me subió la adrenalina", ha explicado al diario 'The Guardian'. Y no fue consciente de que ese subidón había dado la vuelta al mundo hasta el lunes por la noche, cuando la fotografía empezó a correr por las redes sociales. "Es un espectáculo. Estoy en shock", confiesa.

Sin miedo

El Movimiento de Resistencia Nórdico, registrado como partido político, es un grupo nazi violento cuyo objetivo es establecer un un "Gobierno nórdico nacionalsocialista" en una lucha que quizá requiera un "baño de sangre". Muchos de sus dirigentes están acusados de delitos violentos, pero Asplund dice "no tenerles miedo".  Aunque cuando se vio ante ellos, con su 1.60 de altura y apenas 50 kilos pensó: "Estos nazis son muy grandes y están locos y yo soy muy poca cosa. Oh....! No debería haber hecho esto. He de mantener la calma".
David Lagerlof es el fotógrafo que tomó la imagen. En su página deFacebook, escribió: "Una mujer sola se planta en la calle ante la organización nazi sueca más violenta. En un gesto simple, levanta su puño. '¿Que estára pensando?' me pregunté mientras elevaba mi cámara para tomar la fotografía", ha recordado Lagerlof.
Asplund sabe perfectamente lo que estaba pensando en ese momento. "Esa manifestación no debería haber sido nunca autorizada. Son nazis", recrimina a las autoridades. "Extienden elodio. Quieren un país blanco. Si llegan algún día a gobernar, me echarán, echarán a mi familia", ha dicho al diario 'The Independent'.

Publicado por elperiodico.com – Marta López – 04/05/16 -




No hay comentarios:

Publicar un comentario