miércoles, 20 de abril de 2016

Rohani critica a los policías que velan por la "moral islámica" en Irán

Unos 7.000 agentes, mujeres y hombres de paisano, van a la caza de chicas con el hiyab mal ajustado o chicos con la musica muy alta en el coche

El presidente de Irán, el reformista Hasán Rohani, ha criticado el uso de miles de policías camuflados que pertenecen al cuerpo que vela por la moral islámica y que se dedican desde el pasado lunes a informar sobre las chicas que no llevan bien ajustado el hiyab (velo islámico) o aquellos jóvenes que ponen la música a todo volumen en el coche.
La operación policial se centra de momento solo en Teherán, capital del país, y en ella participan más de 7.000 agentes, entre mujeres y hombres. El jefe de policía ha aclarado que los agentes no tienen autorización para detener a nadie sino únicamente informar a la central de policía de los casos a través de mensajes de texto.
Preguntado sobre la operación policial, Rohani ha dicho que este tipo de decisiones no deberían de ser tomadas por el Gobierno y que mantendrá su promesa de preservar las libertad de los ciudadanos.
"Nuestro primer deber es respetar la dignidad y la personalidad de las personas. Dios ha conferido la dignidad a todos los seres humanos," ha afirmado Rohani.
La policía iraní forma parte de las Fuerzas Armadas y el cuerpo está bajo la supervisión del líder supremo, el ultraconservador ayatolá Ali Jamenei, el verdadero hombre fuerte del país.

TRADICIONALES BATIDAS

La nueva estrategia de este cuerpo policial es nueva, ya que no utilizan uniforme, y se suma a las tradicionales batidas que lleva a cabo la policía para detener a las mujeres que visten con colores llamativos, no se cubre bien el cabello o van en exceso maquilladas. Acción policial que se repite con los chicos que visten con ropa o se cortan el pelo al estilo occidental.
Rohani llegó a la presidencia de Irán en el 2013 gracias principalmente al voto de los jóvenes que confiaron que con la llegada de un presidente reformista se reducirían las estrictas normas islámicas.
Pero la línea dura del régimen se sigue imponiendo. Rohani fue muycriticado por los ultraconservadores el año pasado cuando afirmó que la polícía debía de hacer cumplir la ley más que el islam. En el 2014, afirmó que "no se puede enviar a la gente al cielo a través el látigo", un comentario que no gustó nada a Jamenei.

Publicado por elperiodico.com -  Teherán – REUTERS – 20/04/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario