miércoles, 13 de abril de 2016

Narcomujeres, dueñas de las cárceles en Panamá

827 féminas están detenidas por posesión ilícita, venta y tráfico internacional de drogas
DELITOS
Patricia* se preparaba para abordar el avión, pero justo antes de pasar por el chequeo de Migración fue detenida. El motivo: llevaba droga adherida a su cuerpo.
Esta mujer de 36 años hoy en día forma parte de las 827 mujeres que están detenidas en las cárceles panameñas por delitos contra la seguridad colectiva.
Este tipo de delitos incluyen: posesión ilícita y tráfico de drogas o armas.
De esa cantidad, 162 están presas por la venta y tráfico internacional de droga; el resto (665) están privadas de libertad por delitos contra la seguridad colectiva.
Las 827 mujeres representan el 67% de las 1,236 detenidas en todo el país.
Según informes de la dirección del Sistema Penitenciario, estos delitos son los más cometidos por las mujeres en Panamá.
Las estadísticas muestran que el robo y los delitos contra el patrimonio siguen en la lista con 170 reclusas.
Para Tirso Castillo, sociólogo y criminólogo del Observatorio de Violencia del Sistema Integrado de Estadísticas Criminales (SIEC), es común que estos tipos de delitos sean aquellos por los que las mujeres son encarceladas, pues generalmente son las que se dedican al trasiego de drogas.
‘Son usadas como 'mulas' para transportar la droga, la ingieren o la llevan en su equipaje', dijo.
Resaltó que estas féminas, por lo general, son extranjeras procedentes de Colombia, Perú y países de Centroamérica y Europa.
Pero esta es solo una cara de la moneda, pues aunque las panameñas muy poco se dedican a ser 'mulas', en el delito que sí incurren es en el 'narcomenudeo'; es decir, la venta de droga al detal como la marihuana, crispy, el crack (piedra) y la cocaína, destacó Castillo.
El perfil
Las 'narcomujeres', a pesar de no ser pandilleras per se , tienen un vínculo con el pandillerismo. Castillo afirma que son madres, hermanas, esposas, hijas o amigas de pandilleros y que, gracias a la relación afectiva entre ellos, se les hace más fácil convencerlas de entrar al mundo de las drogas.
La psiquiatra Juana Herrera, del Instituto Nacional de Salud Mental, coincide con Castillo y señala que la mujer crea ese vínculo afectivo debido a una conducta predisponente.
Esto significa que son mujeres, hijas de padres alcohólicos, drogadictos o delincuentes, que siguen un patrón aprendido desde la infancia.
La situación de las detenidas por robo, hurto y estafa es un poco diferente. En estos casos las mujeres buscan un ingreso propio y utilizan sus dotes femeninos para hurtar, principalmente a hombres.
Otros delitos
Aunque solo representan el 9.7% de las faltas cometidas por mujeres (121), los homicidios también tienen su razón de ser. En el caso de Panamá, el 90% se relaciona a la defensa personal, según Castillo.
El especialista señala que las homicidas tienen poco que ver con el crimen organizado y se caracterizan por ser víctimas de maltrato o matan por venganza. Otro porcentaje de estos asesinatos se vincula con los celos y la infidelidad. "Las mujeres no perdonan la traición", precisó el sociólogo.(*Nombre ficticio).

Publicado por EL SIGLO – Panamá – Judit Peña – 11/04/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario