jueves, 7 de abril de 2016

Mujeres trans relatan agresiones en centros de detención para inmigrantes en EEUU

Mujeres transgéneros que emigraron a Estados Unidos en busca de protección encuentran una realidad semejante a la de sus países de origen: agresiones, asedio y abuso sexual. Esto es lo que se revela en el informe "¿Pueden ver cuánto estoy sufriendo? Abuso contra mujeres transgéneros en centros de detención inmigratoria en Estados Unidos”, publicado por la ONG Human Rights Watch.

El estudio relata el caso de 28 mujeres transgéneros –la mayoría venida de México, Guatemala, El Salvador y Honduras-, que estuvieron detenidas en centros de detención inmigratoria en el país estadounidense, entre los años 2011 y 2015. En los relatos, ellas revelan haber sufrido agresión, asedio y abuso sexual dentro de los centros de detención, o haber permanecido en régimen de aislamiento por tiempo indeterminado. Según el documento, la mayoría de ellas también estuvo presa en establecimientos para hombres, en algún momento.
Un ejemplo es el de Nicoll, que huyó de Guatemala después de haber sido golpeada, abusada sexualmente y torturada por el hecho de ser transgénero. Llegó a Estados Unidos en 2014, en busca de asilo, pero se deparó con un centro de detención para hombres, donde pasó seis meses y fue agredida sexualmente.
"Cuando las mujeres trans son colocadas por el Estado en un centro para hombres, [las autoridades] están creando el escenario perfecto para que ocurran actos de violencia sexual”, denuncia Isa Noyola, directora de Programas del Transgender Law Center y defensora de las mujeres transgénero inmigrantes en San Francisco, California.

Para el coordinador del Programa sobre los Derechos de Lésbicas, Gays, Bisexuales y Personas Transgéneros (LGBT) de la Human Rights Watch, Adam Frankel, el gobierno estadounidense no debe colocar a las inmigrantes en riesgo y en situaciones inadecuadas. "Si el Gobierno de Estados Unidos es incapaz o no quiere tomar todas las medidas necesarias para mantener a salvo a las mujeres trans en los centros de inmigración, entonces, en primer lugar, no debería detenerlas”, señala.
De acuerdo con el informe, la mayoría de las mujeres transgéneros detenidas por motivos inmigratorios, en Estados Unidos, actualmente permanece en la unidad segregada del centro penitenciario Santa Ana City Jail, California. Pero, a pesar de que el lugar es específico para ellas, las detenidas reclaman por tratamientos humillantes y abusivos, además de la falta de servicios médicos y la existencia también de celdas de aislamiento.

Aunque el gobierno haya anunciado cambios el año pasado, las políticas de detención vigentes continúan permitiendo que las autoridades de inmigración mantengan a las mujeres transgéneros aisladas o encarceladas en lugares propios para hombres.
En virtud de esto, la Human Rights Watch recomienda que Estados Unidos reconsidere su política sobre la detención inmigratoria de mujeres transgéneros y den prioridad al desarrollo y alternativas de detención para extranjeros, de modo general. También pide investigación y el fin de las prácticas abusivas en el centro de detención Santa Ana City Jail, entre otras medidas.

Más informaciones, en inglés, entre en:www.hrw.org/node/287599


Publicado por ADITAL Brasil – Tatiana Félix – (Estados Unidos)n – 30/03/16 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario