miércoles, 13 de abril de 2016

Esta es la diputada británica que usa sus vacaciones para operar a enfermas de cáncer en los territorios palestinos La doctora Whitford es parlamentaria por una circunscripción escocesa


La diputada británica Philippa Whitford realiza una operación a una paciente palestina en Jerusalén.

Los diputados británicos acostumbran a emplear las vacaciones parlamentarias para sacar adelante el papeleo atrasado, peroPhilippa Whitford ha preferido hacer más de 3.000 kilómetros para operar a mujeres afectadas de cáncer de mama en losterritorios palestinos.
Esta especialista en cáncer, que accedió al Parlamento británico en el 2015 como diputada electa por una circunscripción del sudoeste de Escocia, realizó la semana pasada cuatro intervenciones quirúrjicas en Cisjordania.
Una de las mujeres intervenidas sufría un cáncer "en un estado muy avanzado", segúne relara la cirujana, de 57 años. "La operación ha sido difícil; sabíamos que iba a ser así", declara, añadiendo que, según los primeros resultados, la intervención fue un éxito. Whitford se desplazó después a Gaza, donde impartió clases a los profesionales de los hospitales de la franja.

NACIONALISTA ESCOCESA

Esta miembro del Partido Nacional Escocés asegura sentirse obligada a ofercer su ayuda ante las carencias en la lucha contra el cáncer en los territorios palestinos, que sufren de falta de recursos, de organización y que padecen restricciones por parte de Israel.
En Gaza, el cáncer de mama mata a más mujeres que cualquier otro tipo de cáncer, según un informe del 2011 de la Harvard Medical School. La tasa de recidiva es dos veces mayor que la del Reino Unido, según la diputada escocesa.
Además, por falta de formación y de equipos técnicos, los médicos de Gaza acostumbran a quitar todo el seno en muchas operaciones por las que en el Reino Unido solo se retiraría la parte afectada. Las enfermas sufren también la escasez de medicamentos. Además, el acceso a la radioterapia es muy limitado.

OBSTÁCULO EVITADO

Por su parte, el Gobierno de Israel sostiene que acoje en sus hospitales a título humanitario a los enfermos de Gaza y de la Cisjordania ocupada. Más de 120.000 palestinos, principalmente de Cisjordania, entraron en Israel en el 2015 para recibir tratamiento médico, según las autoridades israelís.
Pese a que desde el 2009 ninguna delegación de parlamentarios británicos ha recibido permiso de Israel para entrar en gaza, la doctora Whitford ha salvado el obstáculo pidiendo su permiso como facultativa. Para ella, ha supuesto un regreso al pasado, pues a principios de los 90 ya trabajó como cirujana en Gaza durante 18 meses con la organización británica Medical Aid for the Palestinians. "Ha sido como volver a casa", ha explicado.
Publicado por elperiodico.com – France Press/Gaza – 09/04/16 -



No hay comentarios:

Publicar un comentario