lunes, 14 de diciembre de 2015

Mujeres día por día














9 DE DICIEMBRE
- 1948: Nace la escritora Gioconda Belli, en Managua (Nicaragua). En Filadelfia estudió publicidad y periodismo; regresó a su país y se opuso a la dictadura de Anastasio Somoza. Integró el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Comenzó a publicar sus trabajos literarios en el diario La Prensa de su país, causando gran revuelo por su manera de abordar la sensualidad femenina. En 1972 su libro “Sobre la grama” obtiene un importante premio en su país. Fue traducida a varios idiomas; su última novela, de 2014, es “El intenso calor de la luna”. Ese año recibe el premio al Mérito Literario Internacional Andrés Sabella.
10 DE DICIEMBRE
- 1998: Muere Berta Singerman. Nació en Minsk (Rusia) en 1901. Era de origen hebreo. Siendo muy pequeña llegó con sus padres a Argentina y se relacionó con el mundo del teatro. En 1920 participó en la película muda “La vendedora de Harrods”, y comenzó allí su relación con los escenarios. En 1942, bajo la dirección de L. Saslavsky, participó en el film “Ceniza al viento”. En la década del ‘60 protagonizó el unipersonal “Sarah Bernhard”. Pero su actuación más destacada fue “La voz humana” de Jean Cocteau, considerada la mejor del mundo. En 1945 recibió el Primer Premio municipal y en 1967 la Casa de la Cultura Americana de México le otorgó el Premio América.
11 DE DICIEMBRE
- 2004: Muere Leticia Cossettini, maestra y pedagoga argentina nacida en San Jorge (Santa Fe). Obtuvo su título de maestra en Rafaela, en 1921. Junto a su hermana Olga, realizó una importante tarea docente, desarrollando un proyecto que llamaron “Escuela Serena”, basada en diferentes criterios pedagógicos. En 1947 edita su libro “Teatro para niños”. En 1985 la Municipalidad de Rosario la declara “Ciudadana ilustre”. Un año después recibe el premio Konex a las Humanidades. En 1990 es condecorada por la República italiana. Falleció al poco tiempo de haber cumplido cien años. Una vida dedicada por entero a la enseñanza y a las artes.

12 DE DICIEMBRE
- 2000: Muere Libertad Lamarque, actriz argentina nacida en 1906, en Rosario. Desempeñó múltiples roles: música, cine y teatro. Grabó discos y participó en telenovelas. Comenzó su carrera en la década del ‘30 grabando discos. Debutó en cine con Argentina Sono Film en 1933, con Tango. Junto a Zully Moreno y Mirtha Legrand eran los rostros populares de la pantalla. Pero hubo un enfrentamiento con la entonces ascendente Eva Duarte y tuvo que abandonar el país. México fue el destino elegido y allí desarrolló una importante carrera dirigida por nombres de la talla de Emilio Fernández y Luis Buñuel. Dejó grabados más de cuatrocientos registros discográficos.
13 DE DICIEMBRE
- 1920: Nace Amelia Bence, seudónimo de María Amalia Batvinik. Actriz argentina, fue alumna de Alfonsina Storni en el teatro Infantil Lavardén. Pero su carrera comienza a ser conocida a partir de su papel en “La guerra gaucha”, en 1942. Fue una de las principales figuras de la edad de oro del cine argentino. En 1943 protagoniza “Los ojos mas lindos del mundo” mote con el que se la conoce desde entonces. Desarrolló una importante carrera en cine y en teatro, sobre todo en la década del ‘60. Hizo también TV. En 1989 recibió el premio Cóndor de Plata a la Trayectoria y en 1962 el Premio Podestá. En 2010 se retiró por problemas de salud.
14 DE DICIEMBRE

- 1993: Muere Silvina Ocampo. Fue toda su vida la “hermana de Victoria Ocampo”. Sin embargo era dueña de una exquisita sensibilidad que volcó en sus obras, tanto en cuentos como poemas. Su esposo, Adolfo Bioy Casares, como el amigo de la familia Jorge Luis Borges, fueron demasiado famosos como para que pueda brillar por su propia luz. Sin embargo, logró hacerse un lugar en el parnaso argentino. Antes de eso fue artista plástica ya que estudió dibujo y pintura en París. Publicó varios libros; el último en 1988, “Cornelia frente al espejo”. Editó prosa y poesía, teatro y cuentos infantiles. El mal de Alzheimer opacó sus últimos años.

Publicado por Diario El Litoral - Santa Fé - Argentina - Ana María Zancada-

Tragedia en Mariana: el lodo de la Samarco (Vale/BHP) afecta la vida de las mujeres

Alojamiento de los afectados en el Hotel Providencia
El vestíbulo del Hotel Providencia, en el centro histórico de Mariana (Estado de Minas Gerais), tiene siempre mucho movimiento. El lugar es uno de los tantos de la ciudad que hospeda desde hace casi un mes a los desamparados debido a la ruptura de la represa de la Samarco (perteneciente a las transnacionales Vale y BHP-Billiton). Son cerca de 300 familias las que están en esa situación, sin contar las que se fueron a casas de parientes. Además de estos huéspedes inusitados, periodistas, fotógrafos, investigadores, asistentes sociales, empleados de la empresa y del Gobierno Municipal de Mariana y tantos otros circulan todo el tiempo por allí para desesperación de la recepcionista, que intenta poner orden en el caos.

– Ésta es la última entrevista que doy –avisa Rosilene da Silva, mientras vamos hacia la habitación donde está alojada su familia, en el fondo del hotel, después de las canchas de futsal y voley. Los afectados, en general, están divididos entre el deseo de que no se apague la memoria de aquel trágico 5 de noviembre y la super-exposición del último período.
Aunque en el hotel no necesiten hacer ningún trabajo doméstico, la falta de privacidad incomoda. En el alojamiento donde está Rosilene, por ejemplo, 12 camas simples comparten el espacio. La mudanza de las familias de los hoteles a casas alquiladas por la Samarco es lenta. La primera meta de la empresa era transferir a 25 familias por semana, lo que significaría que las últimas vivirían en hoteles hasta el Carnaval. Presionada por los damnificados, la empresa duplicó la meta y ahora promete mudar a 50 familias por semana.

– Me demoré, pero llegué –avisa la tan aguardada empleada de la Samarco, con la carpeta en la mano. Los integrantes de la familia agraciada por la mudanza, aquel lunes (30 de noviembre) iban y volvían varias veces, llevando sus pertenencias desde la habitación del hotel hacia el transporte. No llevaban ni siquiera una maleta, sino solamente bolsitas negras con elementos de higiene, algunas ropas y cajas de alimentos, todo fruto de donaciones. Subían en el ómnibus de la Manserv, una de las tercerizadas de la Samarco, y partían hacia la nueva residencia provisoria. Por cuánto tiempo vivirán allí todavía es un misterio.

La espera
– Para nosotros que estamos acostumbrados a una sala, cocina, todo separado, esto aquí está difícil –comenta María Imaculada da Silva, 58 años, sentada en la cama de una habitación en el tercer piso del hotel Aguas Claras. La habitación con tres camas simples es compartido con su hija y su hijo, ya jóvenes. En aquel espacio, se ocupa de la pequeña Emily, de dos años, hija de su vecina. Antes del lodo, cuando vivía en Paracatu de Baixo, ya cuidaba a la niña, pues su madre trabaja afuera. Ahora, en el hotel, la rutina continúa, pero la preocupación es mayor: la habitación está en el tercer piso y su miedo es que la niña caiga por las escaleras.

La Samarco entrega marmitas a los damnificados en el almuerzo y en la cena. Muchas son las quejas sobre la calidad de las comidas. Imaculada se negó a comer la comida provista por la empresa desde que se sintió mal y fue a parar al hospital, con dolores de estómago. Las tres hijas que viven en la ciudad se turnan para llevarle comida a su madre.
Ella ya visitó una casa para alquilar, pero no le gustó: las habitaciones eran pequeñas y apenas comenzó la estación lluviosa, las paredes ya tenían moho. En Paracatu de Baixo, su casa continúa en pie, pero el lodo dejó un olor fuerte debido a la cantidad de animales muertos. Con la noticia del riesgo de ruptura de otra represa de desechos de la Samarco, se le aconsejó abandonar el lugar.


– Voy a esperar sólo otra semana para ir a una casa, si no, voy a volver allá, al campo.
María Imaculada, su hija Clarice y la pequeña Emily, en la habitación del Hotel Aguas Claras

Elisabete Messias, 37 años, también está ansiosa, pero por otro motivo. Aguardaba el nacimiento de su primer hijo para comienzos de diciembre. El Hotel Providencia, probablemente, será el primer hogar del niño. Ex habitante de Bento Rodrigues, el distrito más afectado por el lodo, no se queja del tratamiento del hotel, pero cuestiona la demora de la mudanza hacia las casas.
– Ellos dijeron que había prioridad para embarazadas, ancianos, quienes tienen niños, pero ocurrió que las primeras personas que salieron de aquí fue sólo la pareja.

Trabajo
– ¿Nombre completo?
– Rosilene Gonçalves da Silva.
– ¿Cuál es su edad?
– Tengo 38 años.
– ¿Profesión?
– Ahora soy "sin ton ni son”, ¿no? –Rosilene ríe a carcajada. – 

No escriba eso, ¡no! Yo antes hacía de todo un poco: trabajaba en el almacén medio día con mi hermano, cuidaba niños, hacía limpieza para afuera, manejaba la casa, hacía crochet y tortas para vender, ayudaba al Caé [apodo de su esposo] en la venta de miel, no me quedaba parada un minuto, era todo el día de pie.
Con casi un mes viviendo en el Hotel Providencia, la ex habitante de Bento Rodrigues se preocupa. Como muchas mujeres afectadas, perdió su fuente de ingresos. Rosilene explica que quienes eran "solamente amas de casa” eran la excepción en Bento, "sólo quienes no querían trabajar”. Algunas trabajaban fuera de la comunidad, principalmente en las tercerizadas de la Samarco. Otras hacían crochet o limpieza, algunas hasta recogían leña para vender, o iban al río a buscar oro. Fuentes de ingreso que se perdieron con el lodo.
Esposo e hija de Rosilene visitan Bento Rodrigues.

Mientras no reconstruyan los distritos devastados por el lodo, la Samarco tendrá que pagar un monto mensual para que cada familia sobreviva. El Movimiento de Damnificados por Represas (MAB), que ha actuado en la organización de las familias, propuso el valor de un salario mínimo por persona. La empresa contrapropuso un salario mínimo por familia, con un incremento del 20% por cada dependiente. Con la presión de los afectados, la propuesta final debe cerrarse de la siguiente manera: el "jefe de familia” va a recibir una tarjeta con R$ 1500 más el 30% por dependiente.

– Sobre quién es el jefe de familia, si la tarjeta va a estar a nombre del hombre o de la mujer, vamos a tener que analizar caso por caso. Ya recibimos pedidos para no entregarla en mano al hombre, por miedo a que él lo gaste en bebidas –explicó Stanislau Klein, representante del área Social de la Samarco, el pasado 1º de diciembre en una reunión con una comisión de habitantes de las comunidades impactadas.
Como los ingresos de las mujeres eran vistos, en la mayoría de los casos, como complementarios al ingreso de las familias, la tendencia en este momento es la pérdida de una conquista importante en la vida de ellas: la autonomía financiera.

Las más afectadas
Ya fueron ampliamente divulgados los estragos realizados por el lodo de la Samarco, en éste que ya es considerado como el mayor desastre ambiental de la historia del país.
Aquel 5 de noviembre a las 16h, reventó la represa de Fundão, liberando entre 55 y 65 millones de metros cúbicos de residuos y destruyendo en pocos minutos a Bento Rodrigues y Paracatu de Baixo, ambos distritos de Mariana. De madrugada, llegó a la tranquila ciudad de Barra Larga, dejando desamparadas a más de 130 familias que, desorientadas por la empresa, creían que el lodo no llegaría hasta allí. Los residuos desembocaron en el Río Doce, atravesaron las compuertas de la hidroeléctrica de la Candonga y recorrieron más de 800 kilómetros, afectando a una población de más de un millón de personas que viven a lo largo de la cuenca y de ella dependen para el abastecimiento de agua, la pesca y la agricultura. 

Después de un viaje de 17 días, el lodo llegó al mar en Linhares (Espírito Santo).
Hasta ahora, se confirmaron 13 muertes y 11 personas continúan desaparecidas. Entre las desaparecidas está la suegra de Celis Felicio, 32 años, María das Graças Celestino da Silva. Hasta el día de hoy, ella y su marido luchan para que la empresa y el poder público no abandonen las búsquedas. Ambas vivían en Bento Rodrigues, el primer poblado adonde llegó el lodo.
Celis es auxiliar de servicios generales en la Manserv. El 5 a la mañana, salió para ir al trabajo, sin imaginar que no tendría dónde volver al final del día. Estaba en el área de la empresa minera cuando la represa reventó, e intentó avisar a su familia lo más rápido posible. Muchas vidas, en Bento Rodrigues, fueron salvadas de esta manera, con el aviso de familiares que trabajaban en la obra, ya que la empresa no contaba con un plan de evacuación de las comunidades en caso de ruptura de las represas.

En el MAB, decimos que las mujeres son las más afectadas en el proceso de construcción de represas. Relatos de norte a sur del país muestran problemas como pérdida de los trabajos generadores de ingreso, separación de la comunidad, aumento de la prostitución y de la violencia, y muchos otros impactos particularmente graves para las mujeres. La misma constatación apareció en 2010, en un informe del Consejo de Defensa de los Derechos de la Persona Humana [actual Consejo Nacional de Derechos Humanos] sobre violaciones a los derechos en la construcción de represas: "Las mujeres son afectadas de una forma particularmente grave y encuentran mayores obstáculos para recomponer sus medios y modos de vida”, se dice en el documento.

Pregunté a todas las entrevistadas acerca de esta cuestión, si ellas creían que eran los hombres o las mujeres quienes estaban sufriendo más. Aunque hayan sido afectadas de manera distinta de las mujeres afectadas por la construcción de las represas, fueron unánimes.

– Las mujeres, claro. Ah, porque los hombres viven más fuera de casa y las mujeres están allí todo el día. 

Cada rinconcito de la casa, la mujer lo conoce más que el hombre, da más amor incluso a los niños, a las plantas, si cambia algo de lugar la mujer va a saberlo, el hombre no lo sabe. No es que el hombre no sufra
Celis y su sobrino, en Bento Rodrigues.
Su hermana Rosilene concuerda:
– La ocupación de los hombres es más el servicio, es traer las cosas y dejarlas a la familia. La mujer presta más atención a lo que está ocurriendo. El hombre es blando. Aunque ése ahí [señala al marido] no estaba allá ese día [de la ruptura de la represa], pues iba a dar trabajo.

El domingo pasado (29 de noviembre), Rosilene, su hermana Celis, su esposo Expedito, y dos de sus hijos, un niño de 17 y la más pequeña de 8, fueron a visitar "Bento”. Defensa Civil les prohibió ir hasta su casa, entonces observaron de lejos el antiguo poblado, completamente destruido, bañado por un arroyo donde ahora corre lodo contaminado. La niña se quedó casi todo el tiempo en la espalda de su padre, tal vez con miedo de hundirse en el lodo, todavía blando en algunas partes. El niño preguntaba cuándo iban a tener autorización para volver a la casa, pues tenía esperanza de rescatar su guitarra, o por lo menos las cuerdas.

– Nos destrozó la vida. Murió un pedazo de nosotros junto con lo que construimos –así Rosilene finalizó su última entrevista.

Publicado por ADITAL – Brasil – Para la Revista AzMina – 08/12/15 -

“Falleció Vânia Bambirra, una de las más importantes teóricas marxistas de la dependencia”:

La semana pasada falleció la gran intelectual marxista brasileña, una de las creadoras de la teoría de la dependencia, en Río de Janeiro.

Graduada por la Universidade Federal de Minas Gerais (UFMG), Maestra por la Universidade de Brasília (UnB) y doctora en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es más conocida en la América Latina, de lengua castellana, que en su proprio Brasil, donde fue exiliada por la dictadura militar y apenas tiene tres libros publicados.
Ao lado de intelectuais, como Ruy Mauro Marini, André Gunder Frank y dos Santos, formuló la Teoría Marxista de la Dependencia, una interpretación crítica, marxista, no dogmática, de los procesos de reproducción del subdesarrollo en la periferia del capitalismo.
Em 1961, se incorporó com un grupo de intelectuales como voluntaria para defender la Revolución Cubana. Participó de la Organización Revolucionaria Marxista: Política Operária (ORM-POLOP por sus siglas en portugués), que luchó contra el régime militar instaurado en 1964.
Exilada en Chile, integró el Centro de Estudos Socio-Económicos (CESO) con un grupo de marxistas que desarrollaron una nueva lectura de la realidad latinoamericana y un instrumental teórico-analítico y metodológico de la realidad que influenció el programa de la Unidad Popular (UP) del gobierno de Salvador Allende, electo presidente en 1970. Tres años después, el golpe de Estado promovido por las fuerzas militares causó un nuevo exilio de Vania que partió para México donde impartió cátedra en la Universidad Nacional Autónoma de México. Regresó al Brasil en los años 1980 y se comprometió en la construcción del nuevo PTB con Leonel Brizola. Sin embargo, emprendió una crítica del partido y se desafilió en el año 2000.
Entre sus obras más importantes figuran:
“A Revolução Cubana – uma reinterpretação”, que es uno de los mejores trabajos producidos fuera de Cuba sobre el proceso revolucionario cubano con prólogo de Ruy Mauro Marini. En castellano: La revolución cubana: una reinterpretación, Editorial Nuestro Tiempo, México, 1974 (agotado).
En portugués:
• A teoria marxista da transição e a prática socialista. Brasília, Editora da Universidade de Brasília, 1993.
• Cuba – 20 anos de cultura (entrevistas), 1983.
• O capitalismo dependente latino-americano, IELA-Editora Insular, 2013.
En castellano:
• La estrategia y táctica socialista: de Marx y Engels a Lenin. Em co-autoria com Theotônio dos Santos, Era, México, 2 tomos (1980-81).
• Teoria de la dependencia: una anticritica. Era, México (1977).
• Integración monopólica mundial e industrialización. Universidade Central de Caracas, Caracas Venezuela (1974).
• La revolución cubana: una reinterpretación. Prensa Latino-Americana, Santiago do Chile (1973). Nuestro tiempo, México (1974); Centelha, Coimbra, Portugal (1977); Otsuky Shoten, Tóquio (1981).
• El capitalismo dependiente latinoamericano. Prensa Latino-Americana, Santiago do Chile (1972); Feltrinelli, Milão (1974); Sigilo XXI, México (1974).
• Diez años de insurrección en America Latina. Prensa Latino-Americana, Santiago do Chile (1971); Mazotta, Milão (1973).
• América Latina: história de medio siglo, organizado por Pablo Gonzalez Casanova, Siglo XXI, México (1978). Reeditado pela editora UnB, Brasília (1988).
• El control político del Cono Sur, organizado pela Casa do Chile e pelo ILDES, Siglo XXI, México (1978).
• América Latina: dependencia y subdesarrollo, organizado por Antonio Murga e Guilherme Boils, Editorial Universitária Centroamericana, São José da Costa Rica (1973).
• Imperialismo y dependencia, Cadernos do CESO, Santiago do Chile (1969).
• Las relaciones de dependencia en America Latina: Bibliografia, CESO, Santiago do Chile (1968).


Publicado por Marxismo Crítico – Adrían Sotelo -  14/12/15 -

Mejor higiene contra la brecha de género en la pesca de India

Las pescadoras se encargan de actividades subsidiarias como la venta y el procesamiento, pero carecen de un suministro adecuado de agua, saneamiento y les falta higiene menstrual. Crédito: Malini Shankar/IPS.
El procedimiento estándar dispuesto por la Ley de Gestión de Desastres de India indica evacuar a las comunidades vulnerables hacia refugios anticiclónicos, pero la infraestructura de agua y saneamiento, aunque funcional, resulta una pesadilla, en especial para mujeres, niñas y niños del oriental estado costero de Odisha.
“Nos evacuaba la policía y el ejército antes del ciclón Phailin, en octubre de 2013, y no nos daba tiempo de empacar nuestras pertenencias”, relató Jeeja Behera, esposa de un pescador en la aldea de Sannapatna, en el distrito de Puri, propenso a los ciclones, cuya temporada se extiende de octubre a enero.
Las mujeres representan 49 por ciento de la mano de obra de la industria pesquera de India, que emplea a unas 14,49 millones de personas.

No había nada de higiene personal en los refugios, añadió Behera, de 34 años.
Las mujeres representan 49 por ciento de la mano de obra de la industria pesquera, que emplea a unas 14,49 millones de personas en India, pero el sector no atiende bien sus necesidades en materia de agua y saneamiento e higiene personal.
También padecen condiciones de explotación, analfabetismo, inseguridad de ingresos y alimentaria, relación desigual entre los sexos, agotamiento de la captura, abuso doméstico y violencia de sus parejas y compañeros de trabajo.
Además, las pescadoras sufren especialmente desastres naturales como la penetración del mar, los ciclones, las tormentas, la elevación del nivel del mar, los vientos fuertes y los ocasionales tsunamis.
“Ochenta por ciento de las pescadoras sufren violencia doméstica por parte de sus maridos e hijos alcohólicos”, contó a IPS la directora de cuestiones de género en Sneha, P. Vanaja.
Mientras dependamos de los caprichos del clima no tendremos un sustento seguro”, se lamentó Malay Arasan, de 41 años, quien sobrevivió al tsunami de 2004, aunque perdió su casa en el barrio de MGR Thittu Old, en Killai Chidambaram.
En el viejo asentamiento del distrito de Cuddalore, arrasado por el fenómeno meteorológico, murieron 64 personas, entre ellos 25 niños y niñas.
“En las nuevas casas de concreto del nuevo barrio en Killai, hay saneamiento, pero en el viejo no existía el concepto de inodoros y saneamiento”, recordó el pescador Sudhakar.
A muchos los indemnizaron con nuevos barcos de plástico reforzado con fibra y casas de material con agua y saneamiento, pero sus residentes se niegan a usar los baños interiores por motivos culturales. Es el gran obstáculo para superar el problema de los retretes al aire libre en este país.
En las islas Nicobar, donde se proporcionó a los indígenas casas con baños, la mayoría de los que los usan nacieron después del tsunami.
“La playa es el gran retrete al aire libre para la mayoría de los pescadores de India”, según el informe sobre Pesca y Pobreza Costeras, del Colectivo Internacional para el Apoyo a los Trabajadores de la Pesca (ICSF), patrocinado por el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (IFAD).
“Aunque las plantas de procesamiento de pescado para la exportación generaron oportunidades de empleo para las mujeres, las condiciones de trabajo y el salario a menudo dejan mucho que desear”, señala el estudio de ICSF-IFAD.
“A pesar de contribuir al sustento mediante opciones alternativas de ingresos, congeladores en los mercados de pescado, centros de procesamiento, barcos de plástico reforzado con fibra, mejores salarios y mejores precios para la captura, las condiciones de agua y saneamiento, en especial para mujeres, siguen siendo lamentables”, añade.
La Fundación de Investigación M.S. Swaminathan (MSSRF) creó la Unidad Higiénica de Procesamiento de Pescado con estándares de Análisis de Peligro y Puntos de Control Crítico (HACCP) en el Centro de Investigación y Capacitación Pesca para Todos.
Tiene “gestión de residuos pesqueros con estrategias de eliminación de residuos higiénicos y retretes y aseos higiénicos y bien ventilados. Es muy popular entre los pescadores”, destacó Ms. Velvizhi, coordinadora de la fundación.
“Las más de 100 vendedoras de pescados de Poompuhar y sus alrededores usan las instalaciones del centro y producen distintos productos con valor agregado y con calidad. Hay una enorme demanda de esos productos de calidad”, explicó a IPS.
“Antes del tsunami no teníamos ni idea del significado de la ropa lavada y limpia. Pero después, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación nos enseñó la importancia crítica del agua, el saneamiento, los inodoros con cisterna y la higiene menstrual”, detalló Sushila, integrante del Colectivo de Pescadoras de Pondicherry.
 “Ahora tenemos inodoros en nuestras casas, usamos ropa lavada después de bañarnos a diario y tenemos infraestructura de agua potable y saneamiento; redujo nuestra propensión a adquirir enfermedades transmitidas por el agua contaminada”, destacó.
“También se necesita una sala de lactancia con privacidad en donde desembarcan el pescado”, comentó una mujer en la aldea de Akkarepettai, en el sureño estado de Tamil Nadu, quien sobrevivió al tsunami en un refugio temporal con un embarazo a término.
El sector pesquero se caracteriza por “bajos niveles de alfabetización, relación desigual entre los sexos y malas condiciones de vivienda en comparación con el promedio estadual y nacional, lo que aumenta la vulnerabilidad frente a peligros como eventos extremos hidrometeorológicos resultantes del cambio climático”, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).
Además, será uno de los que más sufrirá el recalentamiento planetario y requiere de significativas medidas de adaptación. Los pescadores migrantes también dependen de la infraestructura costera, como agua y saneamiento, cuya falta refleja la posición en el Índice de Desarrollo Humano.
Las medidas de adaptación con perspectiva de género para un desarrollo sostenible inclusivo son la forma más políticamente correcta de crecimiento. Por ejemplo, las pescadoras que pasan días y semanas en barcos necesitan agua, saneamiento y condiciones de higiene a bordo.
“La evidencia también sugiere que las comunidades pesqueras experimentan un deterioro en su calidad de vida por la contaminación, la erosión del mar, la mayor presión sobre las tierras costeras, la degradación del ambiente costero y el desplazamiento”, según el estudio de ICSF-IFAD.
El suministro de agua, saneamiento y la generación de conciencia, así como la disponibilidad de infraestructura para la higiene menstrual para la mitad de la comunidad pesquera significará una gran diferencia en la reducción del riesgo de desastres para uno de los sectores más vulnerables de India.

Publicado por IPS .- Puri (India) – Malini Shankar – 14/12/15 -

Pulseras contra la mutilación genital

Niñas massai que huyeron de la mutilación genital. | Mónica Batán
Alrededor de 140 millones de mujeres han sufrido cortes en sus partes más íntimas debido a tradiciones de distintos países del mundo. La etnia keniata massai mara es una de las poblaciones con mayor índice de mutilación. Distintas ONG intentan acabar con estas prácticas mediante iniciativas como convencer a las mutiladoras massai para que dejen el bisturí y se dediquen a la confección de bisutería
“Me escapé de mi casa cuando tenía 9 años para huir de la mutilación genital femenina. En Tasaru encontré un lugar donde me ayudaron y donde me han dado una educación” relata Silvia, una niña de la etnia massai de Kenia.
Entre 125 y 140 millones de mujeres han sido mutiladas en todo el mundo. Y esta cifra asciende cada año con una media de tres millones de niñas cortadas en sus partes más íntimas. Pero “afortunadamente” para la ONG Mundo Cooperante, especializada en este problema, cada vez es mayor el número de niñas que escapan de sus hogares para no sufrir esta situación.
“Son niñas con perfiles de muchísimo carácter. No es fácil tomar la decisión porque rompen con su sociedad y son repudiadas. Pero cada vez más ellas tienen acceso a la información gracias al trabajo de campo de las ONG.” asegura Mónica Batán, portavoz de Mundo Cooperante. La positividad es su forma de vida. La ONG no piensa caer en “sensacionalismos de desgracia” sino que pretenden enfocarse en “ser la voz de las mujeres y ser parte del cambio” cuenta Batán a Estrella Digital.
Los voluntarios buscan ofrecer a las mujeres otra vida, explicándoles los peligros que supone esta tradición. “No son bárbaros, simplemente tienen una visión diferente y una información poco clara con los peligros de la mutilación”. Por ello, apuestan por la educación.

“Mientras las niñas realizan el ciclo formativo, la ONG hace todo el trabajo con las familias, es decir, asegurar que cuando la niña vuelva a casa ya no correrá ningún riesgo. Pero, además de la educación, también es importante suplir la parte económica, que en muchos casos justifica la mutilación” puntualiza la cooperante.
Mujeres massai elaboran la bisutería tradicional de tu tribu. | Mónica Batán
Para esto, han apostado por convencer a algunas mutiladoras keniatas de dejar su trabajo de bisturí y dedicarse a la confección de bisutería massai. Estas pulseras y abalorios se venden en España bajo la campaña “la solución está en tu mano”, que busca empoderar a las mujeres y ayudar a las niñas con una educación de calidad y gratuita. Además, busca concienciar a la población española de la gravedad de la mutilación, que según Batán "todavía no es muy consciente de la situación". 
“Muchas veces los ciudadanos confunden la mutilación con la ablación, pero ésta es sólo uno de los tipos de mutilación. La ablación consiste en cortar únicamente el clítoris, mientras que hay otras más graves como una mutilación  en la que se cortan clítoris, labios mayores y labios menores y luego se cose para dejar únicamente un orificio para la orina" explica Mónica Batán. 
La mutilación genital es una de las violaciones más graves de los derechos de las mujeres. “Tenemos que decir a la gente que esto está existiendo” asegura la portavoz de la ONG, mientras toca suavemente las pulseras massai de su muñeca.  
"Si me encontrara con una niña a la que le van a hacer la mutilación genital femenina le explicaría los peligros que corre, lo que ocurre después de la circuncisión, y la convencería para que no se la hiciera” relata Silvia, la niña massai de 15 años, que hace seis que no ve a su familia. Y añade: "si me encontrara con una niña española que no quiere estudiar le convencería para que siguiera y le recordaría que hay muchas niñas que les gustaría tener la oportunidad que ella tiene”
Publicado por La Estrella digital – Nuria Arranz Granero – 11/12/15 -



Internet se vuelca para que Safyre Terry recupere la sonrisa

Cientos de personas envían tarjetas navideñas a una niña que sobrevivió a un terrible incendio

Cientos de personas envían tarjetas navideñas a una niña que sobrevivió a un terrible incendio
Hace dos años, la fatalidad se cebó con la familia Terry. Un desaprensivo prendió fuego a la escalera que llevaba a la puerta de su apartamento en la ciudad de Schenectady, en el estado de Nueva York (Estados Unidos), y causó un incendió que mató al cabeza de familia y a tres niños menores de tres años. Solo hubo una superviviente: Safyre. Su padre murió, pero fue capaz de proteger a su hija para que las llamas no la consumieran. 

Cuando los bomberos llegaron al lugar de los hechos, encontraron a la pequeña de 6 años malherida. Su rostro estaba completamente quemado, y tenía graves heridas en las manos y en las piernas. Los medicos tuvieron que amputar su mano derecha y su pie izquierdo y tardaron meses en curar las quemaduras que cubrían el 75% de su cuerpo. La pequeña tuvo que pasar más de 50 veces por quirófano.

Para su desgracia, la madre de Safyre se declaró incompetente para cuidar a una niña tan enferma, así que ahora la pequeña vive con su tía Liz Dodler. La mujer explica que “con el incendio, Safyre perdió todo: sus hermanos, su padre, su casa, sus juguetes, y también a la larga, a su madre”. 

Y no solo eso: “También ha perdido algo de lo que todo disfrutamos gratis a diario: mirarse en el espejo. Pero no ha perdido su sonrisa. Es la viva imagen de la esperanza, de la fe y del amor”. 

Para hacerse cargo de los carísimos gastos médicos, Liz Dodler ha abierto 
una página de donaciones online y una página en Facebook para informar sobre los progresos de la pequeña. El pasado 3 de diciembre, Liz publicó una foto de Safyre en la que se la veía junto a un árbol de Navidad, con el siguiente texto: “Me pregunto cuántos amigos escribirán una tarjeta para felicitar las Navidades a Safyre para que ella pueda colgarla en su árbol”. Liz incluía la dirección postal, para que quien quisiera enviara una tarjeta.
La publicación ha generado un auténtico tsunami de solidaridad: ha sido compartida más de 30.000 veces y el cartero de Safyre no da abasto. La niña no para de recibir tarjetas navideñas de todas partes del mundo. 

“Cada vez que recibe una, se le pone un brillo en los ojos y sonríe. Y eso no tiene precio, explica Liz a la revista People. 

Quien lo desee, puede mandar sus felicitaciones a Safyre, P.O. Box 6126, Schenectady, New York, 12306. 

Publicado por Yahoo Noticias – WTB – 11/12/15 -

Falleció icono transgénero Holly Woodlawn, musa de Andy Warhol

La estrella transgénero Holly Woodlawn  murió en Los Ángeles a los 69 años tras varios años sufriendo cáncer
Llevaba varios años luchando contra un cáncer en el hígado y en el cerebro, informó el diario “The Guardian”.
Woodlawn logró la fama en los años 70 por trabajar con el pintor de arte pop Andy Warhol en varios clásicos del cine “underground” e inspiró también la exitosa canción “Walk on the Wild Side” de Lou Reed.
Haroldo Santiago Franceschi Rodriguez Danhakl, su nombre real, nació en Puerto Rico y se crió en Miami.  A los 16 años abandonó la casa de sus padres para emigrar a NY, lo cual fue cronicado en el tema de Reed, lanzado en 1972.
Participó en cintas como “Trash”, “Women in Revolt” (ambas dirigidas por Warhol) y “Billy’s Hollywood Screen Kiss”, así como en varios espectáculos de cabaret.
Publicado por LA OPINION -  Juan Puig – 10/12/15 -




Fue mantenida en cautiverio y violada durante 18 días para hacer que viva “como Dios manda”.

En 2007, una mujer lesbiana de 17 años de edad fue mantenida en cautiverio por su propia madre y su pastor por 18 días en Jamaica. Durante este período, hombresreligiosos la violaron reiteradamente, día tras día, en un intento por “hacer que reciba hombres” y “que viva como dios manda”. (Información presentada a la CIDH por organizaciones LGBTI del CARICOM)
La violencia sexual, particularmente contra mujeres lesbianas, bisexuales y trans, a veces también es llamada –de manera incorrecta- “violación correctiva”. Este tipo de violencia sexual busca modificar, o más bien castigar, sancionar o disciplinar a las personas por su orientación sexual, identidad de género o expresión de género percibidas como desafiantes de las normas tradicionales del género y la sexualidad.
El concepto mismo de “violación correctiva” es incoherente y deplorable, dado que todo intento de “corregir” un aspecto fundamental de la identidad de un ser humano a través de la violencia es incompatible con la dignidad humana.
Publicado por : cidh.org/LGBTI-violencia - diciembre/2015 -


El tratado climático de París debe ser sensible al género

Las mujeres en la COP21 levantan la bandera por la equidad de género en los acuerdos climáticos. Crédito: Stella Paul / IPS
 Aleta Baun, de Indonesia, es una guerrera climática. La mujer de 53 años lideró entre 1995 y 2005 un movimiento ciudadano que logró cerrar cuatro empresas mineras de mármol que contaminaban el ecosistema de una montaña, a la que su comunidad en la provincia de Timor Occidental considera sagrada.
Tras el cierre de las cuatro empresas en 2006, Baun se convirtió en conservacionista y recuperó 15 hectáreas de tierras montañosas degradadas, reactivó decenas de manantiales secos y logró el reasentamiento de 6.000 habitantes desplazados por la minería.
"No queda claro si el acuerdo (de París) va a detener el calentamiento global en 1,5 o en dos grados. El segundo sería catastrófico… ya que significará más desastres y más padecimiento para las mujeres, que de por sí son las personas más vulnerables": Farah Kabir.

El lunes 7, en la víspera del Día de Género en la actual 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que se celebra en París hasta el día 11, Baun, más conocida como Mama Aleta en Timor Occidental, llevó un fuerte mensaje a los negociadores del nuevo tratado climático universal.
Para que el acuerdo sea eficaz, también tiene que incluir la equidad de género y reconocer el liderazgo femenino.
La realización de un proyecto de recuperación del paisaje cuesta mucho. Hasta el momento, Baun gastó 50.000 dólares, reunidos por miembros de la comunidad y organizaciones no gubernamentales locales. El proyecto necesita mucho más para su conclusión, lo cual es todo un desafío ya que no cuenta con financiación oficial.
Esta situación tiene consternada a Baun, que siente que aunque las mujeres protagonizan excelentes ejemplos de liderazgo climático, estos no son reconocidos oficialmente por los gobiernos y las autoridades políticas internacionales.
Por ejemplo, en la COP21, que comenzó el 30 de noviembre, no hubo comunicación oficial entre la delegación de negociadores de Indonesia y las mujeres activistas de base como ella. “No sabemos quiénes son los negociadores y no sabemos qué están negociando. Sentimos que nosotras, las mujeres indígenas, estamos solas en esta lucha contra el cambio climático”, expresó.
La decepción de Baun es compartida por otras activistas que expresaron su opinión sobre el tratado climático que se negocia en París. El proyecto, presentado al final de la primera semana de las negociaciones formales, “dista mucho de ser ideal” porque tiene “demasiados paréntesis que complican el texto”, observó una activista.
“El propósito de las numerosas secciones no está claro. Además, faltan algunos elementos cruciales. Por ejemplo, la igualdad de género está, pero los indígenas no. Una cosa muy importante es la equidad intergeneracional. Para nosotros es un tema central, y no está muy claro” en el texto, según Sabina Bok, de Mujeres en Europa por un Futuro Común.
Farah Kabir, directora de la organización humanitaria ActionAid en Bangladesh, coincidió en esa postura. Su país ha padecido fenómenos meteorológicos extremos, como inundaciones y catástrofes marítimas, que afectaron a millones de mujeres de localidades sumidas en la pobreza. Al borrador del tratado climático “le falta claridad en varios de estos puntos”, aseguró.
Entre los principales reclamos de las dirigentes activistas en la COP21 se incluye el compromiso de todos los gobiernos de mantener el calentamiento del planeta por debajo de 1,5 grados Celsius para evitar un cambio climático catastrófico.
Con ese fin, las medidas climáticas que se tomen deben incluir el reconocimiento de los derechos humanos, la igualdad de género, los derechos de los pueblos indígenas y la equidad intergeneracional, y ofrecer también fondos públicos adicionales y previsibles con perspectiva de género.
Pero los negociadores parecen estar divididos sobre la meta del calentamiento global, lo cual asombra a Kabir. “No queda claro si el acuerdo va a detener el calentamiento global en 1,5 o en dos grados. El segundo sería catastrófico… ya que significará más desastres y más padecimiento para las mujeres, que de por sí son las personas más vulnerables”, sostuvo.
La CMNUCC estima que las mujeres constituyen una de las poblaciones más vulnerables ante las variaciones del clima. A medida que se agrava el impacto del cambio climático, la vulnerabilidad de la población femenina crece y se acentúa la necesidad de permitirles a las mujeres un mayor acceso a las tecnologías renovables, señalaron muchas de las activistas presentes en París.
Sin embargo, esas tecnologías también deben ser seguras y sensibles al género, de manera que respondan a las necesidades diarias y diversas prioridades de las mujeres. También es necesario invertir  en la formación en el uso de estas tecnologías.
Otra necesidad es la inversión que facilite el liderazgo femenino en las medidas de mitigación y de adaptación, exhortó Neema Namadamu, fundadora de Mama Shuja, una organización de República Democrática del Congo que forma a las congoleñas en la acción climática y la lucha contra la violencia de género utilizando herramientas de medios digitales.
“En (R.D.) Congo, las mujeres están ocupadas con la plantación de árboles para ayudar a reforestar nuestras selvas. En primer lugar, necesitamos inversiones aseguradas para iniciativas como ésta, que son el combate directo contra el cambio climático. Las negociaciones bizantinas pueden continuar después de eso”, subrayó Namadamu.
Sin embargo, para garantizar un mayor acceso de las mujeres a los fondos climáticos, las tecnologías renovables y la capacidad de adaptación, el tratado de París deberá tener un enfoque de género más preciso, declaró Mary Robinson, ex primera ministra de Irlanda.
“Habrá un acuerdo climático en París. No va a ser un ‘gran’ acuerdo, pero será bastante ambicioso”, consideró.
“Pero es sumamente importante contar con un acuerdo climático que sea ambicioso, justo y también equitativo en cuestiones de género. En verdad necesitamos un acuerdo que fomente el liderazgo de más mujeres”, concluyó.
Publicado por IPS – Indonesia – Stella Paul – 14/12/15 -