viernes, 27 de noviembre de 2015

Torsos desnudos para pedir la despenalización del aborto por violación en Perú

"Es mi cuerpo, es mi decisión", o "Mi útero no es del Congreso" eran algunas de las frases que pintaron en rojo y negro en sus pechos una docena de mujeres que encabezaron una marcha, en donde también hubo consignas por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

"No más feminicidios", "Es mi decisión, no de políticos", coreaban las manifestantes en rechazo a la decisión de la Comisión de Constitución que mandó el martes al archivo el proyecto de ley de despenalización del aborto, cerrando la posibilidad de que el tema se debata en el actual parlamento unicameral, que cesa funciones en julio de 2016.
La Comisión de Constitución integrada en su mayoría por los fujimoristas de Fuerza Popular, el derechista Partido Popular Cristiano, el socialdemócrata Partido Aprista y algunos independientes apoyaron archivar el proyecto de despenalizar el aborto. La minoría lo representó el oficialista Gana Perú y legisladores de izquierda.

Las manifestantes fueron recibidas por un fuerte cordón policial que les impidió llegar a la puerta del Congreso y entregar un documento para que se reconsidere el proyecto. En ese momento se descubrieron medio cuerpo y protestaron. La policía las dispersó con gas lacrimógeno.
Los legisladores izquierdistas Rosa Mavila y Sergio Tejada, que acompañaron la protesta y votaron a favor del proyecto, anunciaron que pedirán la reconsideración de la iniciativa.
Por su parte, la congresista Verónika Mendoza -candidata presidencial por el Frente Amplio de izquierda- pidió a sus colegas analizar el proyecto en función de la realidad. Recordó que, según el ministerio Público en 2014 hubo cerca de 19.000 denuncias de violación en Perú.

El archivo de esta norma representa la segunda derrota en lo que va del año para los grupos feministas, que promueven la iniciativa. En mayo, la comisión de Justicia ya había rechazado una propuesta similar.
La propuesta había sido presentada al parlamento por 50.000 personas con el respaldo de colectivos sociales feministas bajo la modalidad de una iniciativa popular, una figura legal que la legislación peruana acoge.

El presidente Ollanta Humala había expresado a fines de agosto su apoyo a la despenalización del aborto en casos de violación. "Las mujeres deben decidir sobre su propio cuerpo", aseguró entonces, al ser consultado sobre el aborto en una entrevista al canal de televisión Latina.


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Política – 26/11/15 -

Brasil: Prohibición de la píldora del día siguiente dificulta todavía más situación de las víctimas de violencia

 Proyecto de Ley tipifica como crimen contra la vida el anuncio de medio abortivo y prevé penas específicas para quien induzca a la gestante a la práctica de aborto.

El Proyecto de Ley (PL) 5069/2013, que tipifica como crimen contra la vida el anuncio de medio abortivo y prevé penas específicas para quien induzca a la gestante a la práctica de aborto, fue aprobado por la Comisión de Constitución y Justicia [CCJ], de la Cámara de Diputados. El proyecto también modifica la ley de atención a las víctimas de violencia sexual.
Los principales cambios propuestos por el PL 5069, de autoría del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha [Partido del Movimiento Democrático Brasilero – PMDB – Río de Janeiro] –involucrado en serias denuncias de corrupción y desvío de dinero público hacia cuentas en Suiza–, son: la criminalización de propaganda, abastecimiento, inducción al aborto y a métodos abortivos. Además, el Proyecto establece que la mujer víctima de estupro procure una delegación de policía y pase por exámenes, antes de ser atendida por el sistema público de salud.

El proyecto prevé el aumento de pena para profesionales de la salud que traten o inclusive informen a esas personas de cómo proceder en caso de deseo de abortar después del estupro –lo que puede incluir peligrosamente la distribución de las llamadas píldoras del día después. En la legislación actual, si una mujer relata haber sido víctima de estupro, recibe gratuitamente la píldora del día después, como medida preventiva para evitar la fecundación. Es la llamada profilaxis del embarazo, término que el proyecto también intenta eliminar de la legislación por, en teoría, crear una vinculación entre gestación y enfermedad.

Patricia da Silva, directora del Consejo Regional de Servicio Social de São Paulo [Cres-SP], afirma en entrevista con Adital que la aprobación del PL 5069/13 es un retroceso, calcado del fundamentalismo religioso, que impone el machismo, el prejuicio, la discriminación, tutelando el cuerpo de la mujer y tratando a la víctima como la primera persona a ser blanco de dudas y de investigación. "Una total falta de respeto a los derechos conquistados arduamente por la lucha feminista y de las mujeres”.
Según Rosângela Talib del equipo de coordinación de las Católicas por el Derecho a Decidir, el proyecto es un suicidio político, pues intenta cambiar la legislación actual del país en relación con las víctimas de violencia sexual. Ella también resalta que la propuesta dificultará la atención de las víctimas, exigiendo que ellas busquen primero una delegación de policía, en vez de ser atendidas por el sistema de salud.

Según datos del Anuario Brasilero de Seguridad Pública, 47.646 estupros se registraron en el país, en 2014, totalizando cinco por cada hora. Se estima, sin embargo, que sólo el 10% de los casos son notificados.
De acuerdo con Patricia, del Cres-SP, el PL afecta a mujeres víctimas de violencia sexual en dos aspectos. El primero es el del lugar en que se pone a la víctima, que es el de investigada, la persona sobre la cual primeramente se pone la duda, y por eso, es obligada al examen en el IML [Instituto Médico Legal]. Segundo, refuerza lo que el machismo impone a las mujeres hace tiempo en la sociedad, que es la subalternidad, en la que sus cuerpos y derechos son sometidos a la visión machista, que elige qué, cómo y para qué serán ofertados determinados servicios.
"La mujer víctima de violencia sexual enfrenta diversos obstáculos para llegar a la atención de salud y para hacer la denuncia. Basado en datos estadísticos y científicos, las mujeres lucharon por la atención inmediata en los hospitales, con derecho a administración de medicamentos que evitaran no sólo un embarazo, sino que también previnieran enfermedades sexualmente transmisibles. Tal medida posibilita a las mujeres el acceso a la atención necesaria, con la menor incomodidad y más agilidad, garantizando mayor protección a su salud. El PL no respeta el derecho a la salud de la mujer, impone incomodidades y crea un obstáculo en el acceso a las políticas públicas y a la protección social de las mujeres”, explica la directora del Cres-SP.

Rosângela Talib cree que los intereses religiosos fueron el principal motivo para la aprobación del Proyecto en la Cámara de Diputados. "Vivimos en un estado laico, esos proyectos de cuño religioso son un gran absurdo, el Estado debe atender a todos, independiente de la religión que profese”, comenta.
Patricia explica el motivo por el cual el proyecto es visto como una expresión de la sociedad machista y conservadora. "El machismo es el responsable de la subalternización de las mujeres en la sociedad, es el machismo que estuvo y está presente en las tesis que intentan diferenciar hombre y mujer a partir de lo biológico, comportamientos, emociones, entre otros, creando estereotipos que distinguen los géneros entre lo bueno y lo malo, el fuerte y el débil, el dominador y el dominado. Decir que la mujer no tiene derecho a su cuerpo, retirándole la autonomía y la libertad, eligiendo por ella, obligándola a probar que no está ‘mintiendo’ para tener o no acceso al derecho de tratamiento preventivo de su salud y futuro, es una práctica de dominación machista y fundamentalista”, comenta.
Proyecto prohíbe píldora del día después y dificulta la atención de las víctimas de violencia sexual.
Algunas medidas que están siendo tomadas para intentar parar el PL de Cunha incluyen manifiestos para presionar a los diputados(as) y actos en las calles, por movimientos sociales feministas, movimientos de izquierda, e instituciones como el Conjunto CFES/Cres. "La consigna es resistir, presionar, luchar por la garantía del derecho conquistado, no aceptaremos ningún derecho menos. El derecho conquistado no se toca, ningún derecho menos”, finaliza Patricia da Silva
Después de aprobada por la Comisión de Constitución y Justicia [CCJ] de la Cámara de Diputados, el proyecto ahora está listo para, en cualquier momento, ser votado por el Plenario.

Publicado por ADITAL – Brasil – Gean Rocha – 24/11/15 -

Argentina: Presentación del monitoreo sobre violencia “Ellas también tienen derechos”

El lunes 30 de noviembre a las 18,30 horas se presenta en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini el monitoreo “Ellas tienen derechos- ¿Cómo se expresaron los medios de comunicación de Argentina sobre los asesinatos de Ángeles Rawson, Melina Romero y Lola Chomnalez?” realizado por la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad sobre la forma en que 11 medios de comunicación de alcance nacional cubrieron los feminicidios de Angeles Rawson, melina Romero y Lola Chomnalez. 

El monitoreo “Ellas tienen derechos”, que se realizó con el apoyo de la Asociación Mundial para las Comunicaciones Cristianas (WACC), será presentado el 30/11 a las 18,30 hs en la Sala Pugliese del Centro Cultural de la Cooperación (CCC) Floreal Gorini – Corrientes 1543, Ciudad de Buenos Aires- en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. La presentación es convocada por el Área de Comunicación y Géneros del Departamento de Comunicación del CCC y del mismo evento participarán Mara Avila, quien presentará Del crimen pasional al femicidio: análisis en diacronía del caso mi madre(2005) y del de la joven Agustina (2015)ambas apuñaladas en Puerto Madero, un trabajo en el que analiza el feminicidio de su madre, María Elena González; e integrantes de la Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos (AMADH) que presentarán spots realizados en el marco de la Campaña de sensibilización y prevención de la prostitución, explotación sexual y trata de personas.

Comunicación para la Igualdad presentará el mencionado monitoreo y un video realizado sobre el mismo, con entrevistas a la antropóloga Rita Segato, el periodista Emilio Ruchansky y la Defensora del Público Cynthia Ottaviano. Durante al presentación, estarán presentes Sandra Chaher -presidenta de Comunicación para la Igualdad y coordinadora del monitoreo- y  Emilio Ruchansky, periodista del diario Página 12 y la Televisión Pública.
El monitoreo -realizado por Sarah Babiker, Sandra Chaher y Belén Spinetta- analizó la cobertura durante una semana de 3 diarios, 3 radios, 3 noticieros televisivos y dos portales digitales de noticias de alcance nacional. Algunas de las conclusiones del mismo fueron que la perspectiva de género está ausente en el análisis de la violencia y los asesinatos hacia las mujeres. Si bien el término violencia de género fue utilizado en algunas coberturas, aunque en un porcentaje muy bajo (7%), esto se debió mayormente a la posibilidad de las causas judiciales que investigaban los asesinatos fueran caratuladas como homicidios agravados por razones de género; pero no apareció, por parte del periodismo, la comprensión de la violencia hacia mujeres y niñas como producto de estructurales desigualdades de género.

Esta ausencia de perspectiva de género fue evidente tanto en el enfoque de las notas, en un 88% de los casos como causas policiales -donde cada caso fue analizado en forma aislada, sin vincularlo a patrones de conducta y situaciones similares de otras situaciones de violencia de género-, sino también en la falta de consulta a especialistas en el tema que podrían haber aportado justamente la evidencia de la dimensión estructural de las desigualdades, y por la ya mencionada poquísima mención a la violencia de género como explicación de los asesinatos, particularmente en los casos de Ángeles Rawson y Melina Romero.
Otra de las conclusiones de la investigación es la fuerte carga moral y el estigma de clase que influyeron en la cobertura de los asesinatosLas vidas de las tres adolescentes no fueron valoradas de la misma forma, sino que se establecieron categorías de víctimas buenas (Ángeles Rawson), malas (Melina Romero) e inmaculadas (Lola Chomnalez). A más alta clase social, mayor apego familiar, mejores promedios escolares y menores sospechas de libre administración de vínculos amorosos, mayor fue la valoración de cada una desde los medios de comunicación. 

En forma inversa, en tanto evidenciaran administración autónoma de vínculos sexuales y amorosos, problemas familiares y desvinculación del estudio, sus vidas eran desmerecidas. Esto fue llevado al extremo de no cuestionar el hecho de que algo que se inicia como una fiesta puede dejar de serlo si una persona es asesinada en ella (Melina Romero).
Muchas de estas prácticas de cobertura viciosas o inadecuadas se dieron además a través de marcas de sensacionalismo habituales cada vez más en el periodismo, pero no por ello menos nocivas. Estrategias que apuntan a generar impacto, conmoción y sensaciones de todo tipo en televidentes, oyentes y lectoras/es, y que –en sentido opuesto- resienten la reflexión y comprensión de los temas.

Es de destacar también que estas prácticas se dieron en el contexto de coberturas de asesinatos de niñas/adolescentes, frente a quienes los medios deberían haber sido mucho más cuidadosos, no sólo porque hay normativa sobre el tema sino porque es lo que indica la ética periodística: la no vulneración de los derechos humanos. Sin embargo, fue vulnerada la privacidad de las tres publicando imágenes, videos y textos posteados en sus redes sociales y las de sus amistades y familiares; se habló sin reparos de cómo se vestían, cómo eran, qué hábitos tenían, y se hurgó buscando la misma información entre sus círculos cercanos.

A la vez, no hubo consideración en profundizar las hipótesis de los abusos sexuales –dentro y fuera de las familias-, incriminándolas a ellas y a su entorno sin pruebas; y se ofreció la palabra a posibles victimarios, y a sus entornos, para que argumentaran su desincriminación. Es decir que a la vez que se expuso innecesariamente a muchísima gente –particularmente familiares y personas conocidas de las víctimas- se ofrecía la posibilidad de ofrecer argumentos de no implicación, evidenciando que lo relevante era el desfile de personas sospechosas frente a los micrófonos pero no la resolución y comprensión de los casos sin vulnerar los derechos de las personas involucradas.
Frente a esta descripción de prácticas inadecuadas, destacamos el espacio ofrecido a la cobertura de estos casos (34% de las tapas de los diarios, aunque no en la misma proporción: mientras el caso de Lola Chomnalez recibió el 75% de las tapas, la cobertura del asesinato de Melina Romero recibió sólo el 5%) . Entendemos que las situaciones de violencia y abusos, particularmente sobre niñas y adolescentes, motivan cada vez más el interés de los medios de comunicación. Si bien es cierto que esta demanda se potencia en la medida en que las coberturas ofrecen la posibilidad de generar altos puntos de rating, creemos que es una buena oportunidad para mejorar las prácticas.

Publicado por COMUNICAR IGUALDAD -  21/11/15 -


Venezolana Kerling Figueroa escalará la montaña más alta de Oceanía

La montañista venezolana Kerling Figueroa se prepara para escalar este domingo 22 de noviembre la montaña más alta de Australia, como parte de su reto de alcanzar las siete cimas más altas de cada continente.
En esta oportunidad la escaladora oriunda de Caracas subirá el Monte Kosciuszko, considerada la montaña más alta de Australia y Oceanía al reportar 2.228 metros de altura, informó en contacto telefónico con la AVN.
Figueroa ha escalado el Kilimanjaro, la montaña más alta de África, localizada al noreste de Tanzania; así como la cumbre más elevada de América, conocida como el Aconcagua, ubicada en Argentina.
Además, ha subido el Elbrus, el pico más alto de Rusia y Europa, con una altitud de 5.642 metros sobre el nivel del mar.
Esta venezolana sueña con ascender las llamadas Siete Cumbres, las siete cimas más altas de cada porción continental: en África el Kilimanjaro, en Suramérica el Aconcagua, en Europa el Elbrus; en Norteamérica el Mackinly, en Asia el Everest, en Antártida el Monte Vinson, y en Oceanía La Pirámide de Carstenz.

De lograr su meta, sería la primera mujer del territorio nacional en conquistar el riesgoso objetivo. "Es un orgullo ser la primera mujer venezolana en llevar a cabo el reto de las siete cumbre, representando a Venezuela en este importante reto de montañismo mundial, por lo que me he preparado por muchos años", expresó la montañista.
Con respecto a su preparación, Figueroa comentó que se fundamenta en un entrenamiento integral y el apoyo económico de diversos patrocinadores que impulsan el cumplimiento de su meta como atleta.
"La preparación física para este tipo de retos es constante, nunca dejamos de entrenar. Para eso se diseña un plan para todo el todo el año que se enfoca para tener fortalecimiento muscular, cardiovascular, y mental; y es acompañado por un plan nutricional acorde con las exigencias físicas de cada montaña, además de conseguir un equilibrio entre el apoyo económico y tener las mejores condiciones para alcanzar el reto de las siete cumbres continentales", acotó la venezolana.
Publicado por informe21.com – 22/11/15 -


Ser mujer y cumplir condena en cárceles diseñadas para hombres

Yolanda Díez Herrero, CNP; experta en ciberdelincuencia

A pesar de que los índices de delincuencia son bajos, sorprendentemente España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de mujeres en prisión. En las cárceles españolas hay en la actualidad alrededor de unas 5.130 penadas, consttiuyendo solo un 7,81% de toda la población reclusa.

En comparación con el número de hombres (aproximadamente unos 60.529 condenados, lo que supone un 92,29% del total), las mujeres en el ámbito penitenciario son efectivamente una minoría.
“En nuestro país la política penitenciaria ha sido diseñada para el preso mayoritario que es el varón ", según afirma Ana Ballesteros, experta de la Red Geispe, que es la Red temática Internacional sobre Género y Sistema Penal.
Factores como el tardío desarrollo del estado de bienestar con respecto a nuestros vecinos europeos, las duras penas que acompañan a los delitos contra la salud pública (principal motivo de condena para la mayoría de las mujeres penadas), y la falta de medidas alternativas a la cárcel, han hecho que miles de mujeres acaben entre rejas.
No es casualidad que las protagonistas de series como la estadounidense "Orange is The New Black" o la española "Vis a Vis" ingresen en la cárcel por tráfico de drogas.

Asì en España, puede afirmarse que la inmensa mayoría de las mujeres que están cumpliendo penas privatoivas de libertad, se encuentran condenadas por un delito contra la salud pública (1.774 reclusas) o contra el patrimonio y el orden socioeconómico (1.284), ambos relacionados con el narcotráfico.
Sin embargo, a contrario sensu, un hecho ciertamente relevante es el consistente en que las mujeres recluidas en establecimientos penitenciarios, rara vez y por regla general no son personas violentas. Por ello puede afirmarse que las prisiones de nuestro país se encuentran gestionadas por y para hombres, ocupando la mujer encarcelada  siempre una posición muy secundaria debido a su menor entidad numérica y su falta de conflictividad.

No obstante ello, desde el año 2009 se ha ido implementado paulatinamente el "Programa de Acciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el ámbito penitenciario” con acciones específicas y transversales encaminadas a:

a). Superar los factores de especial vulnerabilidad que han influido en la inmersión de las mujeres en la actividad delictiva.

b). Erradicar los factores de discriminación basados en el género dentro de la prisión.

c). Atención integral a las necesidades de las mujeres encarceladas.

d). Favorecer la erradicación de la violencia de género especialmente las secuelas psíquicas, médicas, adicciones, etc., asociadas a la alta prevalencia de episodios de abusos y maltrato en el historial personal de muchas de ellas.

Recientemente algunos personajes mediáticos, como es el caso de Isabel Pantoja, han puesto el foco de atención en los centros de internamiento para mujeres, y han hecho que prisiones como Alcalá de Guadaira se conviertan en auténticos lugares de peregrinación.
Sin embargo, los expertos alertan de que la Tonadillera es la excepción, y no la regla dentro del sistema penitenciario. La realidad es que estas mujeres tienen pocos medios económicos, y vienen de familias principalmente desestructuradas. Algunas de ellas incluso son toxicomanas, un problema que tampoco la carcel ayuda a solucionar, donde conseguir estupefacientes, pese al buen funcionamiento de las instituciones y de los funcionarios que prestan sus servicios en ella, no es una tarea extremadamente compleja.
Tampoco puede pasarse por alto el hecho de que los días encerradas entre cuatro paredes de hormigón son largos y tediosos. Además de perder su libertad, las presas dejan de ser dueñas de su tiempo.

Por ello, la monotonía, como toda persona privada de libertad en una cárcel, es una segunda condena que tienen que asumir.
Las llamadas diarias, las visitas familiares y los permisos son lo único que les ata y comunica con el mundo exterior, y lo que mantiene viva la esperanza de recuperar en algún momento la libertad, por ente la vida normal.
Pero en la mayoría de las ocasiones, debe tenerse muy presente que la condena a cumplir no constituye solo un castigo para la mujer que ha cometido el delito. Tras ella arrastra toda una estructura familiar, de la que en las mayoría de las veces es sin lugar a dudas, el pilar principal. Sus hijos suelen ser los primeros "damnificados" de los errores de sus progenitores. En la actualidad existen cuatro módulos de madres dentro de prisión: Madrid (Aranjuez), Valencia (Picassent), Sevilla ( Alcalá de Guadaira), o Barcelona ( Wad Ras).

En otro orden de cosas, debe conocerse que las madres en prisión siguen los mismos estrictos horarios que el resto de las mujeres. En este entorno, el niño recibe menos estímulos que los pequeños criados en el exterior, al menos 160 menores amanecen cada día en las cárceles españolas.
Se despiertan con el ruido de la megafonía, y ni se inmutan ni presentan el menor asombro ante ante el sonido de las celdas abriéndose y cerrándose, pues desgraciadamente la costumbre termina convirtiéndose en la norma habitual.
No aprenden a responsabilizarse de acciones tan básicas, como el hecho de apagar la luz, porque la prisión lo hace todo por ellos, incluso tales acciones que son tan elementales y de la vida cotidiana.
Sin cometer algún delito, cumplen condena junto a sus madres.
Son el "daño colateral" del derecho de sus progenitoras a cuidarlos los primeros tres años de vida. Además de la evidente limitación del espacio, para ellos es más difícil experimentar y explorar con libertad para su desarrollo cognitivo, ya que ejercicios tan sencillos, a los que se ha hecho referencia, como apagar y encender una luz o abrir y cerrar la puerta no existen.

Uno de los problemas mas trascendentes consiste en que en prisión las cuestiones de seguridad priman sobre las cuestiones de tratamiento, lo cual no proporciona un ambiente apropiado para el desarrollo de un niño, según afirma María José Gea miembro de la Red GEISPE y de Asociación GSIA (Grupo de Sociología de la Infancia y la Adolescencia), con las consecuencias que de ello se derivan para la formación y la educación del propio menor.
La experta asegura que ni las instalaciones ni los propios funcionarios de prisión están preparados para albergar y tratar con niños. Los hijos se convierten en algo secundario y puramente anecdótico en el sistema penitenciario.

Tampoco existe un protocolo de actuación para el funcionariado a la hora de tratar con ellos. Aún así, si existe escuela o centro educativo dentro de la propia prisión dotadas con profesores suficientemente preparados para dicho cometido. Por otra parte, es importante tener presente que los establecimientos penitenciarios han suscrito convenios con colegios de poblaciones cercanas a los efectos de garantizar y mejorar la prestación de dichos servicios educativos a los menores hijos de reclusas.

Cuando cumplen los tres años, los niños ya no pueden vivir en prisión. Los familiares cercanos o las propias instituciones se hacen cargo de ellos hasta que a su madre le conceden el tercer grado o extingue su condena integra. A pesar de que esta inmersión en el mundo exterior se hace de manera progresiva mediante permisos, la separación de la progenitora siempre suele ser difícil para los niños.
Si en el caso de la mujer que no ha pasado por prisión encontrar trabajo en España sigue sin ser una tarea fácil, en el caso de una penada es aún más complicada.

Todo esto se agrava si la mujer es inmigrante y no tiene una buena relación con su familia. A la situación de fragilidad económica que suelen tener las presas, se le une la falta de un tejido familiar estructurado que le pueda sostener. En muchas ocasiones la ausencia de permisos de residencia o trabajo, limita de manera considerable el acceso a un empleo que la permita salir adelante. Una extranjera no tiene prácticamente ninguna posibilidad de encontrar trabajo. Normalmente vienen aquí para solucionar un problema económico en su país y después de años en la cárcel no tienen nada.

Por ello, desde el Ministerio del Interior se está poniendo especial énfasis en la educación de las reclusas, en el que se cubren casi todos los niveles educativos fundamentalmente, especialmente en lo que hace referencia a los niveles de alfabetización y educación básica. El grado de aceptación y motivación es altísimo, pues algunas de ellas descubren en la escritura una forma nueva de comunicarse con los suyos y con el mundo que les estaba limitado. Y dado que existe una sobre representación de internas de etnia gitana y extranjeras, se trabaja con programas de integración cultural y de aprendizaje de español.
Las heridas psicológicas también permanecen cuando la condena se acaba. "Ellas manifiestan que en la frente tienen un cartel que pone ‘presa’ y creen que cuando salen a la calle la gente les va a reconocer como penadas". Tras el alto coste personal, familiar y material que les ha supuesto su paso por prisión, muy pocas son las mujeres que vuelven a reincidir.

La exclusión social constituye otro factor determinante de la inmersión de la mujer en el mundo delictivo actual. Antaño, su incidencia era muy escasa, por el poco peso de su papel social y el fuerte control de las estructuras sociales y familiares, afirma Maribel Cabello, directora del establecimiento penitenciario de Alcalá de Guadaira.
Según Concha Yagüe hay que abogar por un diseño de las políticas sociales y penitenciarias desde una perspectiva de género que tenga en cuenta el mayor sufrimiento que padecen, el conocimiento de sus peculiaridades y la atención a sus necesidades, y buscar alternativas al encarcelamiento de una mujer embarazada o con hijos.

Este es uno de los colectivos más invisible y damnificado, que antes de entrar a prisión ya se ve afectado por las desventajas sociales, políticas, económicas y culturales que condicionan sus trayectorias vitales, y que por razones obvias, les sitúa en una clara posición de vulnerabilidad o exclusión social. En definitiva, puede afirmarse que forman un colectivo cuyo paso por prisión con frecuencia se convierte en factor de exclusión añadido.

En el examen de la figura de la mujer interna en un centro penitenciario, es interesante tener en consideración alguna de las características más comunes a dichas personas:

a). Las altas tasas de analfabetismo y nula cualificación professional, que les hacen menos competentes socialmente, les avoca al desempleo, o tienen que limitarse a ocupaciones ciertamente precarias.

b). Muchas de ellas pertenecen a minorías desfavorecidas como extranjeras o de etnia gitana.

c). Exite abiertamente una falta de competencia social, traducido en la ausencia de habilidades sociales. Así, en ocasiones, su aspecto personal descuidado, como expresión de la carencia de pautas cívicas básicas. Ello se refleja en los ademanes y en los gestos de las mismas, en el caudal de voz, en sus niveles de educación, en su capacidad de ahorro, en sus hábitos alimenticios, etc.

d). La relación con el entorno de la pobreza, de la exclusión, de la marginación, de la estigmatización social. También ha de tenerse en cuenta su relación con las personas más cercanas, habitualmente genera en estas mujeres una marcada disminución de su autoestima, siendo esta ya de por si en la mayoría de los casos muy baja, pues perciben el fracaso de sus propias expectativas en general, especialmente en lo que se refiere a su papel como esposas o madres.

e). Estas mujeres sufren una dependencia psicológica de la figura masculina, y una falta de autonomía personal, siempre supeditada a la pareja actual, sin cuyo concurso se siente incompleta o fracasada.

f). Debe destacarse la altísima frecuencia en el propio historial de las mujeres encarceladas, de episodios de abusos sexuales y maltrato familiar y de pareja, y eso tiene una relación directa con los avatares de su historial delictivo, y las consecuentes secuelas físicas y psicológicas que de ello se derivan: situaciones de drogodependencia, depresión e intentos de auto lesionarse, exceso de agresividad, tendencia a la sobre-medicacion, entre otras circunstancias a destacar.

g). Con independencia de lo ya expuesto, hay que enfatizar que uno de los principales problemas de salud en esta población es el consistente en la drogodependencia, en el que la mayoría de las internas drogodependientes presentan un perfil de politoxicomania.

h). Hay una circunstancia fundamental que marca especialmente el ingreso de cualquier mujer en un centro penitenciario. Si para un hombre su encarcelamiento tiene consecuencias graves en el ámbito familiar, cuando se trata de una mujer, madre de familia, este hecho supone un auténtico cataclismo, profundizando los factores de exclusión. Su encarcelamiento suele ser más doloroso, ya que los problemas personales invaden su existencia y tienen, como se ha dicho, una especial repercusión en su entorno.

i). La mujer, a su ingreso, en su bagaje personal trae consigo la culpabilidad, la angustia y la incertidumbre por las responsabilidades familiares en el exterior: hijos, padres o personas dependientes, la pérdida de la vivienda e incluso la ruptura sentimental con la pareja. Estas situaciones provocan en la mujer interna una quiebra de su proceso madurativo y de socialización.

j). Otro de los problemas de las mujeres en dicha situación hace referencia a la salud. Muchas de ellas terminan presentado trastornos psíquicos, materializados en cuadros de depresión, estrés, ansiedad o síntomas psicóticos, siguiendo básicamente tratamiento con psicofármacos, lo que añade una nueva y grave dificultad para la recuperación integral de su salud.

Por todo ello, se puede concluir afirmando que es cierto que el cuerpo se adapta a todo, y la mente, también. Pero dichas mujeres se aletargan ante la rutina y la falta de tantas cosas. Pasar por la cárcel les deja el cuerpo sin emociones, les quita el gusto por el sexo, anula lo erótico, les vuelve desconfiandas y hurañas, les aislan de la vida real, y les impide el gesto cotidiano, les roba el amor de otros y les impide darlo, y también ver, crecer, y envejecer junto a los suyos e incluso morir. Por todo ello, dichas mujeres necesitan el apoyo y la solidaridad de la sociedad, que comprenda y perdone sus trayectorias vitales, pero que al mismo tiempo, les dé una oportunidad efectiva, para que la reinserción social sea una realidad y no un mito.


Publicado por ConfiLegal – 25/11/15 -

Por qué la masturbación femenina sigue siendo un tabú en el siglo XXI

¿Es una práctica normalizada? ¿Cuál es su estatus en comparación con la práctica masculina? BBCMundo preguntó a varios expertos.



La palabra “klittra” no está en ningún diccionario, pero en Suecia ya se le conoce significado.
Nace de la combinación de clítoris y glitter, brillantina en inglés.
Es un verbo y denomina el acto de masturbarse cuando lo hace una mujer.
Fue escogida entre las 200 propuestas que recibió la Asociación Sueca para la Educación Sexual (RFSU, por sus siglas en sueco) cuando en junio lanzó una campaña para inventar un nuevo nombre a la autoestimulación genital femenina.
“En los países del norte de Europa la actitud hacia el sexo es bastante liberal”, le explica a BBC Mundo Hedvig Nathorst-Böös, miembro de la asociación.
“Pero siempre más con los hombres que con las mujeres”, añade.
“Por eso lanzamos la campaña, para promover la igualdad entre géneros”.

Diferencia entre hombres y mujeres

La tendencia de la que habla Nathorst-Böös es general y, en otras partes del mundo, la diferencia es mucho más acusada que en la región nórdica.
De hecho, hasta en los países más liberales es común que desde la adolescencia los varones hablen con sus amigos sobre cuánto y cómo se masturban.
Mientras que entre mujeres sigue sin ser un tema de conversación recurrente, incluso cuando son adultas.
También puede resultar normal, “una necesidad”, que un niño se toque los genitales.
Pero si es una niña la que lo hace se le reprenderá e insistirá que “no hay que tocarse”.
Las diferencias también se hacen patentes en internet.
Las entradas sobre la masturbación femenina son en su mayoría pornográficas, mientras que las dedicadas a la práctica masculina suelen ser páginas informativas o de consejos.
Los pocos estudios científicos que existen sobre el tema también reflejan esta disparidad.
Y aunque ninguno de ellos es global, todos, aunque con distintos porcentajes, coinciden en quelas mujeres se masturban menos o al menos les cuesta más admitir que lo hacen.

¿Mentiras o verdades a medias?

De acuerdo al titulado Comportamiento sexual en Estados Unidos (2010), de la investigadora y educadora sexual Debby Herbenick, el 44% de los hombres se masturbaban dos o tres veces por semana, algo que sólo hace el 13% de las mujeres.
Y la versión en español del Inventario de Actitudes Negativas hacia la Masturbación, de 2009, reveló que era mucho mayor el porcentaje de los varones que informaba haberse masturbado en el último mes (46,9% frente al 4%).
Pero los resultados de estas investigaciones no son del todo fiables, advierten los expertos consultados por BBC Mundo.
“En temas de sexualidad siempre es difícil calibrar las estadísticas, datos o publicaciones que hablan de unos u otros comportamientos, modos o usos”, le cuenta a este medio la mediática sexóloga española Lorena Berdún.
“La sexualidad es algo tan íntimo que seguramente no somos completamente sinceros al decir lo que nos gusta y lo que no, lo que hacemos y lo que no”, explica.
Aun así, los especialistas reconocen que el estatus la práctica masculina y la femenina es distinto en cualquier sociedad.
“Las mujeres a nivel mundial siempre hemos tenido la masturbación como una tarea pendiente”, le dice a BBC Mundo Luz Jaimes, médica sexóloga y secretaria de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual, a BBC Mundo.
En Occidente la situación es variada, pero en general “todavía existen profundas desigualdades en el género”, señala la sexóloga venezolana Michela Guarente.
“Aun cuando la visibilización de los derechos sexuales de la mujer es cada vez mayor, también existen hombres y mujeres que bajo la visión machista sentencian y señalan las manifestaciones del placer femenino con una amplia lista de adjetivos: busconas, salidas…”, le explica a BBC Mundo.
“Incluso mal utilizan el término de ninfómanas”.

El peso de la religión

La sexóloga Luz Jaimes coincide con esta opinión y comparte cuál es en su opinión el origen de esa desigualdad.
“Nacemos con un cuerpo organizado para sentir, hay funciones específicas que se activan en el momento de recibir un estímulo agradable (…), pero las normas culturales y religiosas no permiten que las mujeres disfruten a plenitud de su sexualidad“.
Como consecuencia, “la educación sexual que las mujeres reciben es pobre o restringida en comparación a la del varón”, concluye.
Como ella, todos los expertos consultados por BBC Mundo subrayan el papel que la religión tiene en esto.
Y es que, aunque la Biblia, por ejemplo, no menciona la masturbación, durante siglos las autoridades de diversas iglesias cristianas la trataron como algo prohibido para ambos sexos.
Desde la Edad Media se multiplicaron los textos religiosos y pseudomédicos que hablaban de la “enfermedad post-masturbatoria”, especialmente perjudicial para las mujeres.
“Por ser su sistema nervioso (el de las mujeres) más débil y con una mayor inclinación natural por los espasmos, los problemas son más violentos”, escribió 1760 el neurólogo francés Samuel Tissot.
Masturbación y prohibición son dos términos que también se conjugan en el islam.
“El Corán dice que la masturbación no está permitida y es igual para hombres que para mujeres”, le dice a BBC Mundo Rehan Aslam, de Sakoon Counselling, un servicio de consejería islámica de Reino Unido.
Y remite al Consejo de la Sharia, un organismo creado en 1982 para “resolver los problemas matrimoniales de los musulmanes de Reino Unido a la luz de la ley musulmana de la familia”.
Pero Heba Kotb, una sexóloga islamista con su propio programa de televisión en Egipto, no opina igual.
“La masturbación no es totalmente haram (prohibido) o halal (permitido) en el Corán, sino que depende del criterio de cada experto”, explica.

La situación más extrema

“A diferencia de hace 14 años, cuando comencé mi práctica como sexóloga, hoy decenas de mujeres de todas las edades y de muchos países me preguntan sobre el tema”, asegura la doctora Kotb.
Aunque reconoce que la apertura no es tanta en los países del Golfo Pérsico, donde las mujeres tienen la vida pública totalmente restringida, como en los del norte de África.

Sin embargo, el escritor y activista Fadi Zaghmout dice que la sociedad de su país, Jordania, tampoco es tan abierta para con el tema.
“Tener sexo con un compañero antes de casarse no es aceptable. Y tener sexo con uno mismo es vergonzoso a los ojos de la sociedad”, escribe en su blog.
“Para los hombres no es problema (…). Pero para las mujeres es una vergüenza”, remarca.
Y hay partes del mundo en el que la situación es más extrema.
En algunas regiones de África la extirpación del clítoris para que las mujeres no puedan sentir placer es una práctica extendida, recuerda Uwemedimo Esiet, de la Federación Africana para la Salud y los Derechos Sexuales (AFSHR, por sus siglas en inglés).
Las organizaciones calculan que en ese continente el 30% de las menores de 15 años serán sometidas a ese procedimiento no quirúrgico en la próxima década.
Hasta un 98% en algunas comunidades de Somalia.

Empoderamiento

Ante esto, son muchas las voces que hoy reclaman la normalización del tema, alegando los beneficios para la salud física y mental de esta práctica.
Pero su argumento principal tiene que ver con el empoderamiento, algo por lo que el feminismo lleva décadas luchando.
“Hay que cultivar la sexualidad para hacer a la mujer más independiente de la idea que es el hombre exclusivamente el que le puede dar placer sexual”, dice en relación a esto Luz Jaimes, de FLASSES.
La sexóloga española Lorena Berdún cree que ya se está caminando en esa dirección.
“Creo que cada vez más mujeres hablan de su sexualidad sin tapujos y además se ha puesto muy de moda lo de los juguetes eróticos, que muchas mujeres usan y dicen, además, que usan”, dice a BBC Mundo.
Por ello, considera que el tema está dejando de ser un tabú.
Mark Regnerus, del Instituto el Estudio de la Familia y la Cultura, de la Universidad de Austin, en Texas (EE.UU.) tiene otra perspectiva.
“En general, a la gente todavía no le gusta hablar de masturbación”, le dice a BBC Mundo.
“Aunque las evidencias sostienen la noción de que la frecuencia en la que tanto hombres como mujeres se masturban ha aumentado”, remarca.
Y es que ya lo dijo Richard Michod, del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona (EE.UU.): “Tener sexo es natural. Hablar de ello no. Es un problema evolutivo”.
En Suecia empezaron por inventar una palabra.
Aunque la realidad sobre la masturbación femenina esté lejos de ser tan brillante y luminosa como sugiere klittra.

Publicado por ANIMAL POLÍTICO – BBCMUNDO  - 26/11/15 -