sábado, 10 de octubre de 2015

TDPM: ¡Bah: solo son cosas de mujeres!

Versa sobre las alteraciones más extremas del síndrome premenstrual, que se engloban dentro del cuadro conocido como TDPM. 
Se trata de un trastorno complejo pero descrito clínicamente y pautado por un protocolo para distinguirlo de otros trastornos como el bipolar. 

Las víctimas del TDPM, entre un 3% y un 1,5% de las mujeres, son presa de depresiones abismales, agresividad inusitada, instintos suicidas y aislamiento radical entre una y dos semanas antes de menstruar. Después regresan a la normalidad más absoluta y son lo que llamaríamos "mujeres encantadoras" Dándole la vuelta al argumento, algunos podrían decir que mientras sufren el TDPM son "mujeres complicadas".
En absoluto es así: tanto antes como después del sangrado, en su infierno y en su normalidad, son personas de carne y hueso, madres y profesionales cualificadas que necesitan y reclaman si no una solución a su problema, sí al menos ser escuchadas, tenidas en cuenta, respetadas como enfermas. Por lo tanto, reclaman que el sector de la investigación médica les dé la importancia que merecen.
Tres de estas mujeres, valientes como pocos hombres lo serían, han dado la cara en el reportaje y han puesto su voz en cuatro vídeos, haciendo del TDPM una realidad a la vez que eliminaban la sensación de que es un problema lejano, una cosa de mujeres que deben callarse y esconder como una vergüenza. Las encontramos, cuando nos propusimos escribir el reportaje, gracias a una columna de una de ellas, Marta Soler, en eldiario.es: ¡Qué suerte tengo, no estoy loca! 
A partir de ahí contactamos con su grupo en Facebook y conocimos a las personas que vivían detrás de las siglas TDPM. Marta Soler, Marta Sorribas y Daniela Reis se prestaron a encarnar el padecimiento de muchas otras mujeres, sus compañeras, porque decidieron que de una vez por todas la sociedad tenía que saber que existía una enfermedad que se llama TDPM y que puede alcanzar hasta a diez millones de mujeres en el mundo, si no más...
Una de ellas nos comentó por el messenger que al ver los vídeos editados se había quedado profundamente impresionada por oírse relatando su propia castración química. Sabía que miles de personas la verían y escucharían, pero lo que más le asustaba era escucharse a ella misma ante una verdad tan terrible.
Nosotros le mandamos este extracto de un poema de Gabriel Celaya:
“Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,
cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.
Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.”
Creemos que resume perfectamente el motivo por el que ellas se prestaron a dar su testimonio, y también lo que nos impulsó a nosotros a recogerlo y plasmarlo en el reportaje. Hay que mirar de frente al TDPM, decir exactamente lo que es y hacer que la sociedad lo escuche, que lo asuma y que no lo estigmatice, sino que lo entienda como una enfermedad que debe ser abordada en toda su complejidad.
Ellas, las enfermas, han pedido al Ministerio del Interior que las reconozca como asociación, pero de momento han recibido la callada por respuesta.
El 'tomatazo de toda la vida' -tal como lo refiere un lector-, la 'limitación' de las mujeres, desarreglos pasajeros, histerias... En definitiva: solo un problema de mujeres. Así es como esta sociedad patriarcal y machista tiende a ver algo tan cotidiano como el síndrome premenstrual, que afecta a tres de cada cuatro mujeres, es decir personas de pleno derecho. Por supuesto, al TDPM no lo ven.
Seguimos soslayando la menstruación, su fisiología y sus patologías inherentes como si fuera algo sucio, desagradable y vergonzoso, sobre todo para las que la tienen. Las mujeres son mujeres con y sin la regla; no son princesas de blanco con un aura divina, sino personas normales y corrientes, con las circunstancias derivadas de su condición de hembras igual que los hombres tienen otros condicionantes causados por su condición de machos.
Las mujeres sangran por la vagina cada 28 días y los hombres fabrican esperma continuamente y se convierten a partir de la adolescencia en unos seres obsesionados por el sexo. ¿Y qué? Ya es hora de abordar estos hechos, derivados de la biología de los mamíferos, como una realidad neutra, ni blanca ni negra, de la que además depende la pervivencia de nuestra especie.
No cabe la vergüenza en ninguno de estos apartados. Ojalá lo viéramos ya así, porque va siendo hora. Sin embargo, un telón de doble moral e higiene mental mal entendida se eleva ante nuestra comprensión para evitar que nos adentremos en las particularidades del otro y lleguemos a comprenderle.
Parece que interesa a alguien que las cosas de hombres sigan siendo de hombres -por lo tanto importantes- y las de mujeres sean, ¡bah, solo cosas de mujeres! Este muro rígido e impenetrable es la peor barrera para que nos mojemos no solo con el TDPM sino con el síndrome premenstrual en su conjunto, un condicionante que no discapacita para nada a ninguna mujer ni le impide ser tan competente como el que más.
Si lo superamos, el camino hacia el respeto, la consideración y la actitud de integrar a las enfermas de TDPM será llano y despejado. Si no conseguimos tirar ese muro, estaremos una y otra vez en la primera frase de la entradilla de este editorial: "El miércoles pasado publicamos el reportaje ' Hace menos de un siglo, las mujeres que lo sufrían acababan en el manicomio."

Publicado por eldiario.es – Consumo Claro – 08/10/15 -

Svetlana Alexievich, una periodista, gana el Premio Nobel de Literatura 2015

Svetlana Alexiévich, periodista bielorrusa, conocida por su crónica del desastre de Chernobil, es la ganadora del Premio Nobel de Literatura de 2015. Su nombre es una sorpresa y, a la vez, no lo es. Alexiévich es una autora casi desconocida en España, con sólo un libro publicado en España (su crónica de Chernobil, precisamente, editado en 2006 por Siglo XXI y reeditado en enero por Debate), pero era también una de las favoritas desde hace años.

Hablamos por aproximación, por tanto. De aquella Voces de Chernóbil existe la noticia de un relato monumental en el que la voz narradora apenas se deja notar. Aparecen los físicos que llevaban la planta, diciendo que es estupendo el olor del ozono después de un pronto nuclerar. Aparecen los vecinos explicando el desamparo en el que fueron abandonados. Aparecen los políticos con sus corruptelas... Y al lado, aparece la investigación sobre las negligencias que se sucedieron antes y después.

Jaume Bonfill, su editor en Debate, explica que el valor de Alexiévich y de aquel libro está en el hallazgo de un método que siempre estuvo allí y que nadie había explotado en este tipo de temas: la historia oral. "Alexiévich", explica Bonfill, "organiza las voces como si fuera el coro de una tragedia griega, pero consigue un efecto muy íntimo".

Ahora falta prepararse para lo que nos espera: La guerra no tiene nombre de mujeres el otro gran libro de Alexiévich. Las reseñas de su edición en inglés haban del gran libro que retrata el después de, lo que ocurrió en la Unión Soviética desde una óptica casi doméstica cuando terminó la Gran Guerra Patriótica, cuando los alemanes volvieron hacia el oeste y se acabó el cerco. La guerra no tiene nombre de mujer aparecerá este otoño en España con el sello de Debate.

La tercera gran obra de Alexiévich habla de Afganistán. Zinky boys, escrito en 1992, fue el primer gran libro escrito en Rusia sobre el desastre de aquella guerra. La estrategia era la misma: dar voz a los veteranos de los combates, a sus madres, a sus mandos...
Alexiévich fue acusada de "pacifista" y de "retratar a la Unión Soviética de una manera poco heroica" durante los tiempos la URSS. También se vio acosada por el régimen del presidente bielorruso, Aleksander Lukashenko. Una primera lectura del fallo apunta al argumento geopolítico: el Nobel se dirige a una voz contracorriente y de mujer en un territorio en el que la libertad está en entredicho. 
La otra tentación es interpretar el fallo como la dignificación de un oficio, el periodismo, que siempre ha estado en las afueras de la literatura. Cómo no alegrarse.


Publicado por El Mundo (España) – 08/10/15 -

Regiones de Colombia donde más maltratan a las mujeres. En 2014 hubo 21.115 denuncias por abuso sexual, las mujeres fueron las más afectadas.

Lugares donde las mujeres son más abusadas
El más reciente informe de Medicina Legal, realizado con estadísticas de las denuncias hechas en el 2014, hace un promedio entre el número de denuncias y la tasa poblacional de 100 mil habitantes. El estudio arroja que los departamentos con las tasas más altas por cada 100 mil habitantes de violencia sexual contra la mujer son: Casanare con 307 casos (87%), Meta 801 casos (84%), Quindío con 414 casos (73%), Amazonas con 51 casos (67%), y Risaralda con 545 casos (57%).
En cuanto a las ciudades donde las mujeres sufren más abusos y violaciones son Bogotá con 3.959 casos, Medellín 1.070 casos, Cali 920 casos, Barranquilla 571 casos y Cartagena 504 casos.Medicina Legal informó que en el 2014, de 21.115 denuncias por delito sexual, la mujer sigue siendo la más victimizada con el 85 por ciento de los casos.
El estudio también señala que el 41 por ciento de las mujeres agredidas sexualmente están entre los 10 a 14 años, un 21 por ciento entre los cinco a nueve años, y el once por ciento entre los 15 a 17 años.
De igual manera, un 26 por ciento de los abusos sexuales contra las mujeres, con 512 casos, se produjeron por consumo de sustancias psicoactivas, el once por ciento contra niñas y adolescentes bajo protección del Icbf, el ocho por ciento contra mujeres en estado de discapacidad, y el nueve por ciento contra mujeres desplazadas.
De otro lado, el 40 por ciento de los abusos con 6.670 casos, fueron cometidos por un familiar; el 23 por ciento con 3.803 casos, por un conocido; un diez por ciento con 1.666 casos, por un amigo, y otro 10 por ciento, con 1.786 casos, por la pareja o expareja.
Lugares donde las mujeres son más golpeadas
El informe de Medicina Legal expone que los municipios donde hay un riesgo extremo de violencia física contra la mujer son: Popayán con 26 %, Bogotá 25 %, Cartagena 24 %, Bucaramanga 23 % y Soacha con 23%.
En cuanto a los departamentos más afectados por violencia contra la mujer el informe reporta a Bogotá con 10.144 casos, Antioquia 5.992, Cundinamarca 4.779, Valle del cauca 3.845, y Santander 2.626.
Entre los grupos o poblaciones en los que la mujer es más agredida físicamente están las consumidoras de sustancias psicoactivas con 2.318 casos y la mujer cabeza de hogar, con 1.194 casos.
En el 2014, 19.730 casos de la violencia contra la mujer, o sea un 47 %, fue provocada por el compañero permanente, el 27 % por el excompañero permanente con 11.466 casos, y un 13 por ciento por el esposo con 5.54 casos.
Según datos de Medicina Legal, los casos de violencia contra la mujer se presentaron en la mayoría de los casos en actividades de trabajo doméstico del propio hogar con 11.718 casos, equivalente al 31 por ciento, y actividades que demandan el desplazamiento de las mujeres de un lugar a otro con 9.574 casos, que equivale a un 25 %.
Asimismo, el 50 por ciento de las agresiones contra la mujer se da por intolerancia, con 17.832 casos, mientras que el 32 por ciento por celos, desconfianza e infidelidad con 11.536 casos, y un 15 por ciento por alcoholismo o drogadicción con 5.492 casos.
De otro lado, el 73 por ciento con 27.794 casos de agresiones se presentaron en la vivienda, mientras que un 20 por ciento con 7.633 casos se presentaron en la calle o vía pública.
Publicado por  KIEN&KE – Augusto Aponte – 06/10/15 -.





Premio Nobel: Tu Youyou, primera mujer china en conseguirlo. El galardón premia nuevos tratamientos contra infecciones de parásitos y malaria.

 Tu Youyou - Foto: Internet/Medios - 

La investigadora Tu Youyou, casi una desconocida en su propio país, se ha convertido en la primera mujer de China que recibe un premio Nobel en cualquiera de sus campos, además de ser el primer científico con esta nacionalidad que recibe el preciado galardón.

De 84 años y estudiosa de la Academia de Medicina Tradicional China, Tu comparte este año el nobel con el irlandés William C. Campbell y el japonés Satoshi Omura por sus avances en la lucha contra las enfermedades parasitarias, que en el caso de la doctora se centraron en el combate contra la malaria.
Antes que la doctora Tu, sólo dos personas de nacionalidad china habían obtenido los prestigiosos premios escandinavos, pero no en disciplinas científicas: el escritor Mo Yan, galardonado en 2012 con el Nobel de Literatura, y el disidente encarcelado Liu Xiaobo, que obtuvo en 2010 el Nobel de la Paz.

El escritor Gao Xingjian, Nobel de Literaura en 2000, había cambiado su nacionalidad china por la francesa en 1998, después de haber salido de su país y pedir en Francia estatuto de refugiado, tras ser prohibidos algunos de sus escritos en su país.
Otro caso aparte es el del Dalai Lama, Premio Nobel de la Paz en 1989, ya que técnicamente nació en la provincia china de Qinghai y nunca ha renunciado públicamente a esa nacionalidad ni el régimen chino se la ha retirado, aunque reside en la India como refugiado desde 1959 y generalmente no se le asocia con la República Popular.
En el mundo de las ciencias, otros cuatro investigadores orientales nacidos en China recibieron con anterioridad el Nobel, aunque todos ellos tenían nacionalidad estadounidense, el país donde habían desarrollado la mayoría de sus investigaciones, cuando recibieron el galardón de manos de la academia sueca.

Tsung Dao-lee (nacido en Shanghái) y Chen-Ning Yang (de la ciudad oriental de Hefei) recibieron el Nobel de Física en 1957 cuando ambos eran ya profesores de las universidades estadounidenses de Columbia y Princeton, respectivamente, aunque Yang reside nuevamente en China desde hace unos diez años.
Daniel Chen Tsui, nacido en la provincia central china de Henan en 1939, también tenía ya la nacionalidad estadounidense cuando en 1998 recibió el Nobel de Física por sus avances en el estudio de la mecánica cuántica.

Charles Kuen Kao, quien vio la luz en Shanghái en el año 1933, comparte la nacionalidad estadounidense con la británica, ya que vivió en Reino Unido en las décadas de los sesenta y los setenta, y fue premiado con el Nobel de Física en 2009.
Otros científicos de padres chinos ya nacidos en Estados Unidos, como Samuel Ting, Steven Chu o Roger Tsien, también habían obtenido premios Nobel de Física o Química.
China no reconoce la doble nacionalidad con ningún país.
Tu Youyou marca además un hito por haber basado sus descubrimientos en la medicina tradicional china, una disciplina que debido a sus bases empíricas, diferentes al método científico puro, no siempre es reconocida en Occidente.

Tu ha sido premiada con el Nobel por el descubrimiento de la artemisinina, un tratamiento contra la malaria que ha salvado millones de vidas.
La científica tiene además el mérito de haber desarrollado sus estudios en los años sesenta y setenta, época en la que debido a la Revolución Cultural todos los intelectuales, incluidos los investigadores, eran perseguidos por el régimen maoísta.

Mao Zedong, cuentan los biógrafos, hizo una excepción con los estudios contra la malaria, que estaban causando una gran mortandad en el sur del país, lo que permitió a Tu, que entonces contaba tan sólo con 39 años, descubrir el tratamiento en 1969.
En los primeros tests de la artemisinina con humanos, tras el éxito con animales, ella fue la primera voluntaria que probó su propio tratamiento.

Publicado Al Día con Terra – 05/10/15 -

Niños salvajes que se criaron de manera inusual

“Feral children” (niños salvajes) es el último proyecto fotográfico de la fotógrafa alemana residente en Londres Julia Fullerton-Batten. Consiguió la fama en 2005 gracias a su serie “Historias adolescentes”, en la que exploraba la transición de niña a mujer; con “Feral children” echa una mirada más oscura a lo que es crecer en circunstancias inusuales. 

La Niña Sin Nombre “me inspiró para investigar más sobre otros casos de niños salvajes,” dijo 
Fullerton a Feature Shoot. “Encontré que había un número considerable de ellos. En algunos casos era porque el niño se perdía, y se lo quedaban animales salvajes, y especialmente aquellos abandonados o desatendidos por sus padres. Estos casos documentados existen en 4 de los 5 continentes.” 


Chica Lobo, México, 1845-1852 
En 1845 se vio a una niña corriendo a 4 patas con una manada de lobos que atacaba a unas cabras, y después devorándolas. Fue capturada pero escapó. En 1852 se la vio con dos lobeznos pero corrió a la espesura y no se la volvió a ver. 

Oxana Malaya, Ucrania, 1991 
 Oxana fue encontrada viviendo con perros en 1991. Tenía 8 años y llevaba 6 viviendo con ellos. Sus padres eran alcohólicos y una noche la dejaron fuera, y se fue con los peros a buscar calor. Al encontrarla, se comportaba como un perro, andaba a 4 patas y solo sabía decir sí y no. Con terapia intensiva Oxana aprendió a hablar y comportarse como una niña de 5 años. Ahora tiene 30 y vive en una clínica de Odesa, trabajando en el hospital de animales bajo supervisión. 

Shamadeo ,India, 1972
En mayo de 1972, descubrieron otro niño, de cerca de cuatro años de edad, en el bosque de Musafirkhana, a unos 32 kilómetros de Sultanpur. El muchacho jugaba con cuatro o cinco lobeznos. Tenía la piel muy oscura, uñas largas y retorcidas, el pelo largo y callos en sus palmas, codos y rodillas. Tenía dientes afilados, comía en el suelo, cazaba pollos, le gustaba la oscuridad y la compañía de los perros y los chacales. Lo llamaron Shamdeo y fue llevado a la aldea de Narayanpur y de ahí a la misión católica en Sultanpur. Según el padre José de Souza, Shamdeo aprendió a estar parado verticalmente en cinco meses, y en el plazo de dos años él hacía tareas sencillas en la misión. Aunque dejó de comer carne cruda, todavía lo alteraba el olor de la sangre. Nunca aprendió a hablar, pero aprendió una cierto lenguaje de signos 

Prava (el niño pájaro), Rusia, 2008 
Prava tenía 7 años y fue encontrado en un apartamento diminuto, viviendo con su madre de 31 años, encerrado en un cuarto lleno de jaulas con pájaros y sus excrementos, y trataba al niño como a otra mascota. Nunca le pegó ni le dejó sin comer, pero jamás le habló. Él solo se comunicaba con los pájaros y no podía hablar, pero agitaba sus brazos como las alas de las aves. Fue llevado a un centro de atención psicológica donde los médicos intentan rehabilitarle. 

Marina Chapman, Colombia, 1959 
Marina fue secuestrada en 1945 cuando tenia 5 años y abandonada en la jungla. Vivió 5 años con unos monos capuchinos y aprendió de ellos a trepar y lo que se podía comer. Cuando fue rescatada por cazadores no sabía hablar, la vendieron a un burdel y luego fue convertida en esclava, hasta que un vecino la rescató y la llevó a Bogotá, donde fue adoptada junto a sus 5 hijos. En 1977 se mudaron a Reino Unido, donde aún viven. Se casó y tuvo hijos, la más joven de ellos, Vanessa James le ayudó a escribir un libro con su historia: La chica sin nombre. 

Madina, Rusia, 2013 
Madina vivió con perros desde que nació hasta los 3 años. La encontraron unos trabajadores sociales en 2013, desnuda, andando a 4 patas y gruñendo. Su padre la abandonó y su madre se volvió alcohólica. Los otros niños no jugaban con ella porque se comportaba como los perros. Los médicos dicen que Madina está fisica y mentalmente sana a pesar de su comportamiento. Probablemente lleve una vida normal cuando aprenda a hablar. 

Publicado por TARINGA – Utopic – 09/10/15 -

Mujeres y niñas indígenas, las más vulnerables de los vulnerables

El informe anual de la Relatora Especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas estima que una de cada tres mujeres indígenas ha sido violada. Estas violaciones pueden darse por personas conocidas como una forma de control o maltrato, o por funcionarios estatales o autoridades militares que acuden a la violencia sexual “como herramienta para socavar la determinación de las comunidades indígenas”, reporta el informe.

El 22 de septiembre pasado, la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, presentó ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU su informe anual. Además de referirse a sus actividades y visitas a diversos países, este año centró su reporte en el tema de las mujeres y niñas indígenas quienes, además de sufrir las mismas violaciones a sus derechos que los hombres indígenas, son víctimas de otras.
En su documento, Tauli afirma que los grandes proyectos construidos en tierras indígenas (con el consecuente despojo de territorio) afectan más a las mujeres pues, entre otras razones, la compensación que se da y los puestos de trabajo que surgen, benefician más a los hombres. Por otro lado, los proyectos turísticos se prestan para la trata de mujeres y niñas.
Un dato alarmante del informe es que se estima que una de cada tres mujeres indígenas ha sido violada. Estas violaciones, afirma, pueden darse por personas conocidas como una forma de control o maltrato; o por funcionarios estatales o autoridades militares que acuden a la violencia sexual “como herramienta para socavar la determinación de las comunidades indígenas”. También menciona la vulnerabilidad de las trabajadoras domésticas en ese sentido e informes recibidos de organizaciones no gubernamentales sobre violaciones “en el contexto de actividades comerciales en tierras indígenas”.
Sobre la salud, Tauli menciona los elevados índices de mortalidad materna e infantil que existen en las poblaciones indígenas y el problema de que los sistemas de salud no indígenas suelen ignorar el concepto indígena de salud, además de que las necesidades específicas de las mujeres de este sector de la población no se contemplan en las políticas nacionales.
En cuanto a la pobreza, la relatora especial hace énfasis en que la pobreza general en la que se encuentran la mayoría de los pueblos indígenas afecta más a las mujeres “debido a su función de cuidadoras y administradoras de los recursos”. Explica también que “la práctica de proporcionar transferencias monetarias condicionadas a las familias indígenas pobres a cambio del cumplimiento de ciertas condiciones previas, como enviar a sus hijos a la escuela o que las mujeres embarazadas se realicen controles médicos y den a luz en clínicas rurales u hospitales” no son eficaces pues no se adaptan al contexto cultural y no atacan las causas de la pobreza. (Cualquier parecido con el PROSPERA y la Cruzada contra el Hambre es mera coincidencia).
Los anteriores son solamente algunos de los temas que se tratan en el informe, el cual concluye con una serie de recomendaciones a los Estados y a los mecanismos de Naciones Unidas. Entre ellos, plantea la necesidad de mejorar el acceso de los pueblos indígenas a la educación y a servicios de salud que atiendan el contexto cultural; concientizar a la población no indígena sobre las realidades culturales de las comunidades indígenas, particularmente a los funcionaros públicos, y desarrollar la capacidad de las líderes indígenas para defender los derechos de las mujeres y niñas.
Publicado por ANIMAL POLÍTICO - Margarita Warnholtz Locht  - 05/10/15 -
 /


Mujeres indígenas y libre determinación

De las barreras estructurales que han superado las mujeres indígenas al aprendizaje que han dejado a sus compañeros hombres y a las feministas en México.
Según el censo de 2010 del INEGI, en el país existen más de 15 millones de personas que se identifican como indígenas y que hablan 68 familias lingüísticas con más de 350 variantes; el mismo año, el Informe sobre desarrollo humano de los pueblos indígenas[1] en México del PNUD muestra que estos índices son más bajos en esta población en comparación con la no indígena.
Como en lo demás, las mujeres son la mitad de todo. Según estas cifras, se calcula en más de 8 millones a las habitantes indígenas que en estos contextos padecen fuertes problemáticas en las que se entretejen múltiples discriminaciones.

Foto: Instituto de Liderazgo de BeauvoirPatricia Torres Sandoval, P´urhépecha de Michoacán. Integrante de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas.

Aunque es muy difícil tener datos certeros porque no hay una cultura de la desagregación de información por adscripción étnica y de género, se sabe que los índices de mortalidad materna[2] y las tasas de analfabetismo[3] siguen siendo mayores entre las mujeres indígenas, que están subrepresentadas en distintas estructuras de toma de decisiones y que viven tipos particulares de violencia que siguen sin documentarse.
Es evidente que bajo estas condiciones las posibilidades de ejercer derechos fundamentales son mínimas y que por tanto son necesarios cambios estructurales para revertir estas situaciones.
Con esta convicción, las mujeres como parte del movimiento indígena han recorrido un largo camino por el reconocimiento de la pluriculturalidad del país, con el propósito de sacar de la invisibilidad a la población indígena ignorada de muchas maneras desde la estructura estatal. Gracias a ello, actualmente se considera a los Pueblos Indígenas como sujetos de derecho colectivo con libre determinación para regirse por sus propias instituciones dentro de sus territorios. Para hombres y mujeres indígenas, estos derechos son indispensables para la sobrevivencia de sus pueblos, reivindicando así el derecho a ser culturalmente distintos.
Un hito en esta historia fue la reforma en materia indígena de 2001. Durante los debates de dicha reforma, la Comandanta Esther habló frente al Congreso de la Unión y describió cómo las discriminaciones étnicas provocan la ausencia de servicios básicos, y cómo las mujeres viven los efectos de esta situación de manera diferente a los hombres, sufriendo muchos tipos de violencia.
Así interpeló a toda la nación desde la tribuna de San Lázaro, y desde su identidad como mujer indígena, expresó:
“Nosotras además de mujeres somos indígenas y así no estamos reconocidas –en la Constitución- (…) por eso queremos que se apruebe la Ley de derechos y cultura indígena (…) para que seamos reconocidas y respetadas como mujer e indígena que somos”.
Esta exigencia reflejó que los componentes étnicos y de género están unidos en la conformación de la identidad de las mujeres indígenas, cuestionando desde ahí su situación subordinada como parte de un país y de una comunidad, e interpelando con ello al racismo y sexismo estructural que permea a las sociedades.
En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas se vuelve necesario resaltar que las mujeres han tenido decisivas contribuciones dentro de movimientos tan importantes como el zapatismo, y han desarrollado un protagonismo cada vez mayor en el movimiento internacional que avanza la agenda de derechos indígenas, participando en un sinnúmero de mecanismos como en el reciente Periodo de Sesiones de expertos sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, realizado durante julio en Ginebra, Suiza.
De manera simultánea a este trabajo organizativo, buscan desde adentro cambiar las prácticas discriminatorias de género que las marginan y violentan en sus pueblos. En términos de derechos humanos, han sido particularmente activas en insistir en la interdependencia de los derechos de los pueblos indígenas con los derechos de las mujeres, argumentando cómo la autonomía de sus territorios indígenas es indispensable para ejercer a plenitud sus derechos como mujeres; y cómo la garantía de los derechos de las mujeres es imprescindible para robustecer la vida y la defensa de los pueblos indígenas.
Esta ha sido la perspectiva que ha aglutinado procesos organizativos de mujeres indígenas que, superando todas las barreras estructurales, se ven a sí mismas como actoras de cambio.
Quizá el mayor aprendizaje que las compañeras indígenas han dejado a las feministas es que México es un país culturalmente diverso y que no puede avanzar ignorando esta realidad. Quizá el mayor aprendizaje que las mujeres indígenas han heredado a sus compañeros hombres es que no es posible lograr la libre determinación de los pueblos sin la participación y el ejercicio pleno de sus derechos como mujeres indígenas.

Publicado por ANIMAL POLÍTICO -* Christian Aurora Mendoza Galán es investigadora del Instituto de Liderazgo de Beauvoir (@ISBeauvoir) – 14/08/15 -

NOTAS 
[1] El índice de desarrollo humano (IDH) es un indicador de logro propuesto por el PNUD como una medida aproximada de la libertad de las personas para poder elegir entre diferentes opciones de vida. Se compone de tres dimensiones: una vida larga y saludable, educación y un nivel de vida digno.
[2] Según datos del Observatorio de Mortalidad Materna en México, el mayor porcentaje de mortalidad materna se concentra en mujeres hablantes de lengua indígena en cinco entidades federativas: Oaxaca, Guerrero, Chihuahua, Yucatán y Chiapas.
[3] Según datos del Censo INEGI 2010, la tasa de analfabetismo para mujeres indígenas es de 34.4 %, mientras que para los hombres es de 19.8%



Mujeres ganarán lo mismo que los hombres en California

Ahora se podrán interponer demandas por discriminación de género en diferencia de pago.

La nueva ley ofrecerá a las mujeres las protecciones laborales más fuertes de todo el país
Por fin, las mujeres en California van a ganar lo mismo que los varones en los mismos puestos y por empleos similares.
El gobernador Jerry Brown hizo ley el Acta de Pago Justo que prohíbe pagar sueldos menores a las mujeres por un trabajo sustancialmente similar, no sólo por un empleo igual o con el mismo nombre.
“Esta medida es un parteaguas muy importante, ayudará al estado a alcanzar una mayor equidad”, dijo el gobernador en la ceremonia de firma en Richmond al norte de California.
La ley que entrará en vigor el 1 de enero, permite entablar quejas por diferencias en el pago en distintos sitios laborales. Por ejemplo, los trabajadores de una tienda pueda pelear por los salarios más altos que el mismo dueño les paga a otros empleados en otro supermercado.
También prohíbe las represalias para quienes buscan un salario equitativo, y los patrones demandados tendrán que probar que la diferencia salarial no es por discriminación de género sino relacionada al desempeño y antigüedad.
La nueva ley SB 358 de la senadora demócrata Hannah Beth Jackson da las mismas protecciones a ambos sexos.

Latinas en mayor desventaja salarial

En 2014, en Estados Unidos, las mujeres ganaban 79% menos que los hombres, una diferencia de 21%. En California el 84% de lo que ellos devengan.
Las latinas son las más afectadas pues ganan 44 centavos por cada dólar que los anglosajones obtienen, mientras que las afroamericanas 64 centavos.
“Cuando las compañías les pagan menos a las mujeres que a los hombres por el mismo trabajo, familias enteras son engañadas”, dijo Fiona Ma, presidenta de la organización no lucrativa CA Women Lead, que motiva y entrena a las mujeres a participar en la política.

Disparidad en el gobierno de LA

El año pasado, el reporte Mujeres en el Trabajo del contralor de Los Ángeles, Ron Galperín reveló que las mujeres en el gobierno local ganan menos que sus colegas hombres. En promedio, 83 centavos por cada dólar de ellos.
La investigación del contralor  encontró casi en todos los departamentos del gobierno local una gran brecha en salarios entre hombres y mujeres.
Publicado por La Opinión (México) – California – Jerry Brown – 06/10/15 -



30° Encuentro Nacional de Mujeres: una marea de 60 mil mujeres llega a Mar del Plata

Desde el sábado 10 de octubre la ciudad de Mar del Plata será la sede del 30° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM). Se cumplen tres décadas ininterrumpidas del evento anual que reúne a miles de mujeres durante tres días. Y tal como resaltan muchas de las que han participado, algo cambia en cada mujer que participa: la que vuelve tiene los mismos problemas que dejó al partir, pero no la misma mirada.
Los encuentros son la expresión más alta del movimiento de mujeres que existe en Argentina. Un movimiento que construyó paciente pero a paso firme la instancia autoconvocada de debate y de intercambio de experiencias más federal, masiva y democrática desde el retorno de la democracia.
El movimiento de mujeres en estos 30 años logró avances y los ENM fueron útiles para hacer visible la grave situación que padecen las mujeres tanto en el ámbito público como en el privado, en los lugares de trabajo como en situaciones de precariedad laboral o desocupación.
Desde este espacio también se gestaron importantes conquistas, como la ley de divorcio, la patria potestad compartida, el programa de salud sexual y reproductiva, la ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género, la ley de educación sexual integral, entre otras.
Pero las mujeres se siguen encontrando y debatiendo porque aún quedan sin resolver muchos problemas de fondo. En primer lugar las políticas públicas necesarias para frenar la creciente violencia de género y los femicidios.
La ciudad de Mar del Plata será anfitriona por tercera vez. Mientras que el VI Encuentro fue en 1991 y estuvo atravesado por el debate sobre el inminente quinto centenario de la conquista y colonización del continente, el XX Encuentro de 2005 fue el que repudió la venida de George Bush a la Cumbre de las Américas. Días antes de dicha cumbre, las mujeres dijeron no al intento de Estados Unidos por crear en la región un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), funcional a sus intereses y contrapuesta a las necesidades de los pueblos. Negativa que se plasmaría semanas después con el triunfo de la Cumbre de los Pueblos y el No al ALCA.
En esta ocasión, las mujeres volverán a reunirse a tan sólo 15 días de las elecciones presidenciales que cerrarán una campaña donde el debate sobre la violencia de género y las propuestas de políticas concretas para hacerle frente estuvieron ausentes. Aunque sí estuvo presente la negativa de abrir el debate sobre la legalización del aborto por parte de los principales candidatos.
Pero las mujeres también vienen de protagonizar el histórico 3 de junio del Ni Una Menos, la enorme movilización que hace suponer una gran afluencia desde diferentes puntos del país. Las recibirá una ciudad con realidades muy distintas al estereotipo de “los bañeros más locos del mundo” y el “sucundum”. Una ciudad con altos índices de femicidios, precarización laboral, consumo de prostitución típico de los lugares balnearios y trata de mujeres para la explotación sexual en íntima convivencia con los empresarios hoteleros. Y como si esto fuera poco, una ciudad en la que el candidato del PRO-Cambiemos, Carlos Arroyo, personaje misógino y xenófobo muy ligado a la dictadura, tiene series chances de ganar la intendencia.
Sobran los motivos para viajar a Mar del Plata. Y según los datos proporcionados por la Comisión Organizadora, se esperan alrededor de 60 mil mujeres, número que surge de los pedidos de alojamiento en escuelas y las reservas hoteleras que ya están totalmente ocupadas.
Muy lejos de la imagen de ciudad invadida y tomada por mujeres que van a destruirla, el ENM incluye una agenda política y cultural muy abultada. Están propuestos 65 talleres con temáticas muy variadas, que giran en torno al feminismo, la sexualidad, el lesbianismo, las mujeres trans, la familia, la anticoncepción y aborto, la violencia de género, el trabajo, la organización sindical, la economía popular y la organización barrial, entre muchos otros.
También habrá talleres autoconvocados que ya se comenzaron a difundir en las redes sociales, como Estrategias para la implementación de la Educación Sexual Integral y Experiencias de acompañamiento a mujeres que deciden abortar. Y la gran novedad de este 30° ENM será una comisión del taller “Mujeres, cárceles y servicio penitenciario” que funcionará en la cárcel de Batán y donde participarán mujeres privadas de su libertad.
Además, habrá un importante espacio para las actividades culturales, que incluirá obras de teatro, muestras de fotografías, festivales musicales y literarios, charlas sobre temas específicos y actos, entre otras intervenciones. Entre las más salientes figuran el Festival de las Socorristas en Red, el acto de la Marcha Mundial de las Mujeres a 10 años del No al Alca, la plenaria de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, charla debate con la presencia de mujeres kurdas, mesa de feministas latinoamericanas y la asamblea de las convocantes al Ni Una Menos.
El acto de apertura se realizará el sábado 10 en el Estadio Mundialista mientras que la marcha de cierre comenzará el domingo a las 19 y tendrá un recorrido oficial que incluirá la pasada lugares que son hitos de la lucha de las mujeres en Mar del Plata, como el ex prostíbulo “La Posada” donde operaba una red de trata, el Tribunal Oral Federal donde se hizo el primer juicio oral y público contra la trata que condenó a los proxenetas y el Ministerio de Trabajo donde se exigirá Basta de trabajo en negro, igual salario por igual trabajo.
La jornada del domingo concluirá con la típica gran peña, en el Patinódromo Municipal. Y el lunes a las 9 será el acto de cierre, con lectura de las conclusiones y, como es tradicional, la elección de la sede del 31º Encuentro Nacional de Mujeres 2016.
Con las mochilas cargadas y prontas a subir a los micros, miles se preparan para protagonizar el tan esperado 30° Encuentro Nacional de Mujeres. Al menos durante tres intensos días, y a pesar de la prácticamente nula cobertura mediática nacional que tienen los encuentros, Mar del Plata será el epicentro de las felices que luchan.
Publicado por Notas (Periodismo Popular) - María Paula García – 09/10/15 -



Menor de 12 años era "vendida" por sus familiares para ser abusada sexualmente

El hecho tiene conmocionada a la comunidad del barrio Bachué, al occidente de Bogotá.

En las últimas horas se conoció en Bogotá un aberrante caso de violencia en contra de los menores de edad. De acuerdo a las autoridades, una menor de 12 años era prostituida por su propia familia en un hecho que tiene conmocionada a la comunidad del barrio Bachué, al occidente de la capital.

La menor era vendida para que fuera accedida sexualmente por algunos habitantes del mismo sector.
La madre de la pequeña, quien se percató del hecho, denunció que sus yernos eran quienes la estaban entregando para ser abusada sexualmente. “El mismo cuñado la estaba sacando para venderla a hombres mayores”, relató la desconsolada mujer.
De acuerdo al testimonio de la menor, al cuñado le pagaban por los servicios sexuales y a ella le llegaron a dar un celular.
De momento uno de los señalados como responsable del abuso sexual se defendió y desmintió el hecho.
El aberrante caso está en manos de la Fiscalía General de la Nación y el Instituto de Bienestar Familiar, órgano que tiene a la menor en custodia para resguardarle los derechos. 

Publicado por elespectador.com – Bogotá – Redacción – 05/10/15 -