sábado, 3 de octubre de 2015

Varones se comprometen con “cosas de mujeres” en Argentina

Un grupo de varones suscribe el “Compromiso por la igualdad”, durante un encuentro en Buenos Aires, convocado por Red de Hombres por la Igualdad, creada hace un año en Argentina. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

La reunión era sobre la igualdad de género y de manera excepcional la presencia masculina fue muy superior a la femenina. El encuentro marcó un hito en la lucha en Argentina porque el compromiso por la equidad deje de ser apenas “cosas de mujeres”.
La cita en Buenos Aires fue organizada por la Red de Hombres por la Igualdad (HxI), que surgió hace un año con el compromiso  de “generar un espacio para incorporar a todos los hombres que promuevan la igualdad de género y la prevención de la violencia hacia las mujeres, y lograr el compromiso de realizar de ahora en más, acciones en dicho sentido en sus ámbitos de influencia y/o de trabajo”.
La iniciativa la impulsan la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Argentina y el gubernamental Consejo Nacional de las Mujeres, junto con dos organizaciones privadas del país: la Fundación Avon y la filial del grupo alimentario francés Carrefour.

“No habemos puros, no habemos hombres que nunca hayamos caído en un acto discriminatorio, es algo de lo que hemos venido tomando todos conciencia poco a poco los hombres en lo público, en lo personal, como padres, como hijos, como esposos, de la necesidad de la importancia de hacer algo desde nuestra instancia”: René Mauricio Valdés.

Acostumbrada a encuentros de este tipo en que las mujeres, como principales víctimas de la desigualdad son mayoría, la presidenta del Consejo, Mariana Gras, se mostró muy sorprendida por ser en este caso minoría.
“Siempre somos mujeres las que estamos. Cuando hablamos con diferentes referentes y decimos vamos a hacer una reunión por la igualdad de género te dicen: ‘te mando a las chicas’. Los hombres se incomodan, hacen chistes y prefieren no ir a estos encuentros”, relató en entrevista a IPS.
“Esto ha venido acumulando fuerza entre un grupo de varones que nos reuníamos muchas veces en eventos de esta naturaleza y en la que compartíamos una preocupación muy puntual. A casi todos los eventos que hacíamos sobre derechos de las mujeres, casi solo llegaban mujeres”, comentó por su parte a IPS el coordinador residente en el país de la ONU, René Mauricio Valdés.
En el encuentro, celebrado el 22 de este mes, participaron representantes del gobierno y el poder judicial, junto con exponentes de los sectores empresarial, social y académico.
Allí, varios participantes sumaron sus firmas al “Compromiso por la igualdad”, que forma parte de las iniciativas de la Red de HxI.
“Me comprometo a realizar una cotidiana evaluación personal de mis comportamientos y actitudes, para no reproducir los prejuicios y estereotipos que sostienen la discriminación sistemática hacia las mujeres y evitan que las mismas accedan a sus derechos en igualdad de condiciones que los hombres”, dice el compromiso que suscribió, entre otros, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
Se trata de estereotipos machistas que, según Gras, afectan también a los varones de este país de 43 millones de personas.
“El machismo es algo que nos atraviesa a todos en esta sociedad porque está en nuestros parámetros culturales y es algo que te va marcando. Al revés, si un hombre es quien va a una comisaría a denunciar que una mujer lo golpeó, le responden ‘no seas maricón, andá a resolverlo vos solo’”, provocó a la audiencia durante su intervención.
“No habemos puros, no habemos hombres que nunca hayamos caído en un acto discriminatorio, es algo de lo que hemos venido tomando todos conciencia poco a poco los hombres en lo público, en lo personal, como padres, como hijos, como esposos, de la necesidad de la importancia de hacer algo desde nuestra instancia”, añadió Valdés.
El desafío es que este compromiso salga de un grupo de líderes influyentes e intelectuales de la sociedad y  se refleje en todas las provincias, en áreas urbanas y rurales, en cada barrio. .
“No estamos invitando a que puros se sumen a esto sino que todos se sumen y vayan tomando un compromiso personal  para que en primerísimo lugar en nuestra propia vida no toleremos y no permitamos estas cosas en los espacios donde vivimos donde estudiamos donde vamos a la iglesia, donde nos divertimos”, explicó Valdés.
Es lo que intentan organizaciones como la “Campaña Lazo Blanco”, promoviendo por ejemplo talleres mixtos de jóvenes en clubes de fútbol de la central provincia de Córdoba.
“Tenemos un trabajo en clubes de fútbol con inferiores, de cómo se genera el proceso de socialización masculina y el deporte, especialmente el úutbol, generando los estereotipos de masculinidad normalmente vinculados a la violencia, al no respeto hacia otros y otras”, ilustró a IPS el coordinador en el país de la Red de HxI, Hugo Huberman.
Esta organización surgió en Canadá en 1991, como una iniciativa contra la violencia machista.
Pero el machismo también se percibe en actos cotidianos tan simples como ir a un médico.
“Trabajamos sobre salud masculina para hacer pequeñas campañas para que los hombres vayan más al médico. No vamos al médico por construcción de identidad: el que va al médico es flojo, el que va al médico es vulnerable, no cumplimos con los tratamientos, comemos cualquier cosa”, analizó el activista.
La empresa Carrefour lo intenta aplicar dentro de su cadena de supermercados en Argentina,  promoviendo por ejemplo asueto tanto para hombres como para mujeres en el día de cumpleaños de sus hijos, o para asistir a sus reuniones de adaptación escolar.
También estableció las reuniones de trabajo solo por la mañana o como última hora de reunión a las cuatro de la tarde, para no atrasar al final el regreso a casa de ninguno de sus empleados.
“Es cierto que hoy la sociedad le da un rol de trabajo al hombre y la mujer asume -entre comillas – el rol de sostener la familia, administrar el hogar, etc. Si uno no le da oportunidades al hombre de que haga estas cosas, al mismo tiempo le está quitando posibilidades a la mujer de que haga y desarrolle su trabajo”, argumentó a IPS el director de asuntos corporativos de la empresa, Leonardo Scarone.
Para promover el desarrollo profesional de las mujeres, la compañía también estableció como condición  que en cada terna de candidatos para cargos directivos, haya por lo menos una mujer, y que sus comités de carrera también analicen y apuesten el potencial profesional de sus empleadas mujeres.
“A nivel gerencial teníamos 20 por ciento de mujeres, lo que sí costaba era romper este famoso techo de cristal y llegar a posiciones de directoras”, explicó Scarone.
Hoy después de tres años de implementar su programa de diversidad, la empresa tiene seis directoras mujeres, alrededor de 15 por ciento del total, cuando antes era cero.
“La posibilidad de construir una resolución hacia la violencia de género requiere de todas las partes porque si yo tengo una parte de la sociedad afectada y considero que la solución está solo en aquel que lo sufre, lo primero es que tengo una sociedad de absoluta insolidaridad, y segundo que no estoy entendiendo los efectos que tiene el otro en mi sociedad. Somos todos y todas los actores”, resumió Gras.

Publicado por IPS – Buenos Aires (Argentina) – Fabiana Frayssinet – 28/09/15 -

Protesta desnuda; está ‘harta de todo’

La policía acudió a la llamada, y según los comentarios online, estaban “un poco confundidos” por la protesta.
 Una mujer se pegó a la vidriera de una tienda de indumentaria con una banda como única vestimenta, que la proclama como "la vieja más gruñona del planeta".

La semidesnuda protestante eligió como objetivo un local de la cadena Debenhams, situado en un centro comercial en Croydon, donde fue el centro de atención de los visitantes, muchos de los cuales postearon fotos del incidente.

En la imagen, puede verse una mujer canosa vistiendo una banda con la leyenda "la vieja más gruñona del planeta", parada sobre un taburete y sosteniendo un micrófono.

La mujer, que respondería al nombre de Kay Bishop, aparentemente declaró que organizó la protesta porque estaba "harta de todo".

Publicado por El diario de Coahuila – Agencias – Washington DC – 28/09/15 -



Para conmemorar la Semana por la Igualdad Un carnaval LGBTI en Bogotá

 José Peña hará parte de la cuarta comparsa del carnaval.

“Soy mucho más que una prostituta transgénero. Soy una artista. Artista en convertir mi cuerpo y transformar mi espacio”, dice Pamela Mena en una reunión con otras chicas trans de la ciudad que, como ella, trabajan en proyectos de inclusión de la comunidad LGBTI. Se llaman las Chicas T y en los últimos días estuvieron preparando el baile que presentarán hoy en el carnaval Noche de Colores, que organizó el Distrito como remate de la Semana por la Igualdad.
Este colectivo ganó el primer lugar de la convocatoria del Instituto Distrital de Turismo (IDT) y por eso encabezará el desfile, representando el color rojo de la bandera del orgullo gay.
Participar en el carnaval fue para ellas una idea tan emocionante que, con tal de tener todo a tiempo y hacer una gran presentación, no les importó que el Distrito se hubiera demorado en entregarles el apoyo económico ($5 millones) para vestuario y maquillaje. Como solución, pidieron dinero prestado para confeccionar sus vestidos.
Sacar adelante su comparsa fue relativamente fácil. Y todo, gracias a su experiencia en proyectos culturales y a que se sienten como una familia. Pamela recuerda que, cuando llegó a Bogotá y empezó a trabajar como prostituta, se tenía que esconder de la policía para que no le pegara. Cuando pensó que tenía que aceptar esos maltratos, las Chicas T la acogieron y empezó a vivir con otro propósito.
Hoy puede juntarse con sus amigas a charlar, bailar y reírse de las cosas que le pasan en el día. Esto hace que se sienta plena, algo que se nota cuando disfruta cada nota de La pollera colorá, mientras sube el mentón, saca su voluptuoso pecho y mueve las caderas como le enseñó el mar Caribe.
El hecho de que este y otros colectivos transgéneros puedan bailar en el carnaval Noche de Colores tiene una connotación especial: podrán exhibir su talento ante la ciudad sin avergonzarse.
Junto a ella desfilarán Cindy Núñez, Nicol Ortiz, Yoko Ruiz, Íngrid López y Luna Márquez, quienes, con corsés cargados de pedrería, tocados de flores y enormes faldas de boleros rojos y dorados, aludiendo a la bandera capitalina, bailarán esta noche por las calles de Chapinero, en el carnaval de colores LGBTI.
El desfile
El colectivo Chicas T es tan sólo uno de los que desfilarán esta noche por la ciudad. La marcha saldrá a las 6:00 de la tarde del Parque Nacional, recorrerá la carrera Séptima y llegará al parque Lourdes (carrera 13 con calle 63), donde terminará con un concierto de Mike Bahía, Marbelle y The Mills. Durante el carnaval se podrá ver una bandera arcoíris de 200 metros, las comparsas de seis agrupaciones de baile, harlistas de la ciudad y una batucada conformada por más de 40 personas.
Esta es la primera vez que el carnaval se llevará a cabo en la ciudad. Se trata de una estrategia más con la que el Instituto Distrital de Turismo (IDT) busca ofrecer a Bogotá como destino turístico para las comunidades LGTBI y poner a la capital al nivel de grandes ciudades del mundo como Buenos Aires y Río de Janeiro, que han desarrollado ese concepto con éxito.
Sus promotores aclaran que el evento es diferente a la marcha del Día Internacional de la Lucha contra la Homofobia y la Transfobia, que se realiza todos los años el 17 de mayo desde 2005. “La marcha de mayo es importante por su componente social, pero le falta el espectáculo, las plumas, el brillo. El componente turístico que tiene, por ejemplo, el Carnaval de Río de Janeiro en Brasil”, dice Tatiana Piñeros, directora del IDT.
A pesar de que el objetivo es principalmente turístico, para las comunidades tiene otra connotación. Se podría decir que este certamen es posible gracias a la política pública contra la discriminación de la comunidad LGBTI de la ciudad, que empezó en 2004 y se ha fortalecido durante las últimas administraciones.
“Este momento es especial, porque nos podemos lucir y mostrarnos tal y como somos. Hablan tanto de la paz y mira, esto es paz: incluirnos, así sea por un momento esquivo, buscando la forma de responder a nuestras necesidades, no desde el punto de vista económico sino en el trato que nos da la sociedad. Queremos ser incluidas, no como entes ‘anormales’ sino como seres humanos útiles, que podemos dar mucho a la ciudad”, concluye Íngrid López, quien participará en el carnaval.

Publicado por elespectador.com – Susana Noguera Montoya – 03/10/15 -

Niños y mujeres pagan un tributo "desproporcionado" por la guerra en Siria

Los niños y las mujeres pagan un tributo "desproporcionado" por la guerra en Siria, según un estudio universitario que reclama el "cese urgente" de los ataques contra las zonas pobladas por civiles.
"Nuestro análisis muestra que el uso de armas explosivas en las zonas pobladas de Siria tiene efectos mortales desproporcionados en mujeres y niños y debería ser prohibido con total urgencia", explican los autores del estudio.

Estos trabajos, publicados el martes en el diario médico británico BMJ y presentados como los primeros de este tipo, analizaron los decesos de 78.769 civiles por muerte violenta entre el 18 de marzo de 2011, fecha del inicio del alzamiento, y el 21 de enero de 2015.
A efectos de comparación, un informe de la ONU había señalado un total de 191.369 muertes violentas en Siria (esencialmente por la guerra) entre marzo de 2011 y abril de 2014, cifra que incluía víctimas civiles y combatientes.
"Aunque la mayoría de los muertos sean hombres, casi un 25% de las víctimas sirias son mujeres o niños", señalan los investigadores de las universidades belgas de Lovaina y Lieja, Massachusetts (EEUU), Cambridge (Gran Bretaña) y la Universidad Americana de Beirut (Líbano) que firman el trabajo.

Según este análisis, basado en cifras facilitadas por la oenegé Violation Documentation Center in Syria, los niños corren mayor riesgo que los hombres no combatientes de morir en un bombardeo aéreo, por obuses o por armas químicas.
Las mujeres corren más peligro de perder la vida en este tipo de ataques que los hombres civiles, que "mayoritariamente" son víctimas de obuses, disparos y ejecuciones.
"Nuestra investigación indica que el uso de armas químicas ha afectado particularmente a las mujeres y niños, y la destrucción parcial de esas armas después de mediados de 2012 ha salvado probablemente muchas vidas", escriben los autores.

La "proporción elevada de niños" entre las víctimas de armas explosivas podría ser el resultado de ataques intencionados en zonas pobladas de civiles o con fuertes proporciones de niños, señalan.
"Nuestro estudio muestra que los civiles se han convertido en el blanco principal de las armas y representa una parte desproporcionada de las víctimas de los bombardeos. Si debemos encontrar las raíces de la crisis actual de los inmigrantes y refugiados en Europa, ésta es ciertamente una razón importante", comentan.

Publicado por Boletín Globedia – Redacción Política – 29/09/15 -


Ni una menos por abortos clandestinos

 Foto realizada en el Parque España. Integrantes de la Campaña en Rosario. Fuente: Frente de Mujeres Evita.

El aborto legal, seguro y gratuito sigue sin ser debatido en el Congreso de la Nación. Tras cumplirse otro nuevo día de lucha por la Despenalización y Legalización, la Campaña Nacional se movilizó en diferentes lugares del país. Un recorrido por los avances, los reclamos y las narrativas en torno al aborto con voces de socorristas y militantes feministas. 
Cada 28 de septiembre se conmemora el Día Internacional por la Despenalización y Legalización del aborto en América Latina y el Caribe. Esta fecha fue instituida en el marco del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en San Bernando, en noviembre de 1990. En aquel entonces, las organizaciones feministas denunciaban que la principal causa de muerte materna eran los abortos clandestinos. Y esto decían: no estamos dispuestas a seguir permitiendo que nuestros cuerpos sean usados para reproducir el sistema que nos oprime y nos margina; no estamos dispuestas a que se siga legislando sobre nuestros cuerpos sin que se tomen en cuenta nuestras necesidades, nuestros deseos y sin nuestra intervención. El aborto legal y la anticoncepción segura y eficaz son derechos humanos a los que debemos acceder todas las mujeres del mundo, más allá de nuestra condición social y económica, de la etnia, religión y/o país a los que pertenezcamos.
Pasaron 25 años y el derecho a decidir sobre el propio cuerpo que tienen las mujeres sigue siendo un asunto de materia penal. El negocio de la clandestinidad arroja a cientos de mujeres a una muerte evitable.  El aborto en nuestro país es un delito, salvo excepciones, y al mismo tiempo, un tema de justicia social. El poder legislativo tiene una deuda con las mujeres: el demorado debate de un proyecto de ley que fue presentado en cinco oportunidades por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. En marzo de 2016 –en caso de continuar con esta misma postura- perderá estado parlamentario.
 “Notamos que es ahí donde está la mayor traba para tratar el tema. El consenso social ha ido creciendo pero no se dá la discusión en el ámbito donde surgen las leyes. Entonces, la cuestión pasa a nivel político. Lo que queremos es que hayan jornadas de debate pero vemos que hay un intento de adherir con las firmas pero al momento de abrir el debate no se hace. Nuestro trabajo es seguir insistiendo para que al fin Argentina tenga una Ley de aborto”, dice Silvia Guidobaldi, integrante de la Comisión de Articulación de la Campaña en Rosario.
La foto visibiliza la unión. Esa fuerza que desde hace 10 años y a pesar de las diferencias, sigue caminando con un solo objetivo: que el aborto sea legal. Entre los avances, es fundamental remarcar el crecimiento de un consenso social que apoya la necesidad de un debate en el Congreso de la Nación. Este acompañamiento es producto del trabajo sostenido que realizan las organizaciones feministas en el país. Sin ellas “muchas mujeres estarían en condiciones peores, la visibilidad del tema es porque están las organizaciones feministas que nos reunimos, reclamamos, nos pronunciamos”, apunta Silvia.
“El 80% de la población dice que quiere que el proyecto se debata. El debate nos va a permitir poner blanco sobre negro un montón de prejuicios que tiene la gente. Es una cuestión de libertad, del derecho a decidir, y es una deuda pendiente del Congreso. En marzo pierde estado parlamentario, por eso estamos avanzando en la elaboración de un nuevo proyecto que de cuenta de los últimos avance como el Fallo Fal, la objeción de conciencia, etc” explica por su parte, la militante Mabel Gabarra, de la Colectiva feminista Julieta Lanteri.
Ante la posibilidad cierta de que el  actual proyecto de Ley elaborado por la Campaña vuelva a perder estado parlamentario, las organizaciones ya se encuentran trabajando en uno nuevo que profundiza aspectos vinculados a la objeción de conciencia, los servicios de salud, etc, y que está siendo elaborado a partir de numerosos foros realizados a lo largo y ancho del país. “Principalmente se revisarán los puntos que tienen que ver con los plazos para realizar o no la práctica del aborto, la posibilidad de interrumpir un embarazo ante malformaciones embrionarias fuera de las primeras 12 semanas, la capacidad legal, el registro de objeción de conciencia y la atención de los servicios de salud”, informó la ex diputada Silvia Augsburguer. Las conclusiones de dichos foros serán retomadas por la Comisión Redactora para la construcción del proyecto de ley.
 La Campaña, en sus diez años de lucha, sigue diseñando estrategias políticas para avanzar en la ampliación de derechos.
Organizaciones y profesionales que acompañan
Mientras que el Congreso se niega a dar el debate por la despenalización, son las organizaciones las que intentan garantizar que las mujeres acceden a prácticas seguras. Este es el caso de dos experiencias a las que enREDando accedió: Socorristas en Red y la Línea Aborto de Feministas y Lesbianas por la Descriminalización del aborto. Con diferentes recorridos, ambas organizaciones acompañan e informan a mujeres que deciden abortar con Misoprostol.
En lo que va del año, 1293 mujeres abortaron de forma segura con medicamentos en Argentina acompañadas por el accionar de Socorristas en Red (feministas que abortamos), señala en un comunicado La Revuelta, organización feminista de Neuquén. “El Congreso Nacional y sus representantes tienen responsabilidades ineludibles en este tema. Y esas responsabilidades son directamente proporcionales a la cantidad de bancas que ocupan. En particular, el gobierno del FpV debería dar explicaciones a toda la sociedad sobre su negativa a debatir el proyecto de Ley de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que presentamos desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Porque sabemos: la ilegalidad del aborto expropia nuestro cuerpo, favorece el negociado del aborto clandestino y profundiza las desigualdades sociales. Junto a esa exigencia, y para fortalecerla también, las Socorristas en Red seguimos acompañando a quienes recurren a nosotras para abortar. Como cientos de miles tomamos por asalto el derecho que nos asiste a decidir sobre nuestro propio cuerpo. Porque sabemos: abortamos en el pasado, abortamos en el presente y abortaremos en el futuro”, apuntan en este documento.
En el 2014 según un relevamiento realizado por las Socorristas, 1650 mujeres fueron acompañadas desde la red. De esos acompañamientos, el informe estadístico reúne datos de 1116 mujeres. Un 94% de las mujeres logró abortar de manera segura con medicación en su casa; un 87% abortó en el primer tratamiento (12 pastillas) y el otro 7% debió reiterar el uso; un 16% tuvo que acudir a guardia médica y de éstas el 75% no necesitó internación. El 78% del total de mujeres acompañadas concurrió a controles médicos post-aborto.
En Rosario, Socorristas en Red acompañó a 137 mujeres durante el 2014, de las cuales 130 decidieron interrumpir su embarazo. De las mujeres acompañadas, el 56 por ciento no tenía antecedentes de hijos, y el 44 sí lo tenía.
“Nosotras damos información, buscamos que haya seguridad en los procesos de interrupción de un embarazo no deseado, pero además generamos momentos de reflexión, de solidaridad y de construcción emancipatoria entre las mujeres que les estamos poniendo el cuerpo a estos abortos”, nos decía Pilar Escalante, militante del colectivo feminista Mala Junta e integrante de Socorristas en Red, al ser entrevistada por enREDando tiempo atrás.
Por su parte, la escritora Dahiana Belfiori quien integra Socorristas en Red en Rafaela señalaba: “Justamente lo que nos permite tener estos datos es derribar mitos en torno al aborto. Por ejemplo que abortan mayoritariamente las adolescentes, pues no. Otro mito: que no hay católicas que abortan. Y esta sistematización lo que nos permite es dar cuenta de esto”.
La Red actúa a través de la línea  telefónica (0341)156-146-625 que es autogestionada. También reciben colaboraciones de quienes quieran donar una carga de crédito a este número perteneciente a la empresa Personal.
Por su parte, La Línea Aborto: “Más Información, Menos Riesgos” 011 15 66 64 7070, recibe llamadas de todo el país, todos los días del año. Es gestionada por Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto, organización de Buenos Aires que aquí en Rosario brinda consejerías a través de Mujeres de Nuevo Encuentro. “Nuestro trabajo tiene como principal objetivo desclandestinizar el aborto y sobre todo el acceso. El Misoprostol está en la lista de medicamentos esenciales, tiene que ver con la salud sexual y reproductiva de las mujeres, por lo cual es un medicamento legal  y debe estar disponible”.
Desde la organización denuncian el aumento de los precios en el mercado farmacéutico. “En enero del año pasado el costo era de 530 pesos y había subido a 700. Pero la empresa monopólica decide modificar la cantidad de pastillas de Misoprostol pasando de 16 a 20 comprimidos, y se duplicó nuevamente el precio”, advierten desde Lesbianas y aseguran que están trabajando actualmente en una campaña nacional para que las mujeres denuncien esta maniobra fraudulenta y misógina, producto de la posición dominante del laboratorio Beta en el país.” Entre las acciones que llevó adelante la organización, se destaca la publicación del Manual para abortar con pastillas.  “Es una herramienta pedagógica para la autonomía de las mujeres. Ya publicamos más de 20 mil por todo el país, se han descargado más de un millón por internet, y sabemos que circula por toda América Latina”
Al mismo tiempo, existe una Red de Profesionales por el Derecho a Decidir que fue lanzada a principio de 2015 y está integrada por médicos, médicas, enfermeras, parteras, trabajadoras sociales, psicólogas, entre otras disciplinas. En la carta pública de presentación dejaron sentada su posición: “Desde nuestro punto de vista, someterse a un embarazo forzado atenta contra la salud integral de cualquier mujer. No respetar la autonomía de las mujeres en sus decisiones reproductivas, negarles el acceso a un aborto seguro implica tener para con ellas un trato cruel e inhumano. Esto atropella los principios de bioética que deben regir todas nuestras prácticas en salud.”
La corporación médica y el Protocolo ILE
El aborto no punible sigue teniendo obstáculos para su plena realización en los efectores de salud. La guía actualizada emitida por el Ministerio de Salud de la Nación incluye los lineamientos del fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia, y avanza en un aspecto fundamental: pasar del concepto jurídico a uno de tipo sanitario. El Protocolo establecido por la cartera de salud nacional incorpora el concepto de Interrupción Legal del Embarazo en reemplazo del aborto no punible. De esta forma, establece que la interrupción del embarazo es un derecho de las mujeres y también de personas trans con capacidad de procrear. “La decisión de la mujer es incuestionable y no debe ser sometida por parte de las/los profesionales de la salud a juicios de valor derivados de sus consideraciones personales o religiosas”, señala el Protocolo.
Pese a ello, la corporación médica sigue presentando resistencias al momento de cumplir con la ley y garantizar un derecho esencial para la mujer. En el mes de mayo de este año, profesionales del Hospital Provincial dilataron la realización de la práctica a una joven que había acudido a realizarse un aborto no punible. Es por ello que la Campaña, de manera enérgica, exige la plena aplicación efectiva en todo el territorio nacional del Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo emitido por el Ministerio de Salud y el que establece con claridad que no deben mediar autorizaciones judiciales para realizar la interrupción del embarazo.  “Vamos a ser totalmente inflexibles ante los casos donde no se cumpla con los ANP. Las socorristas fueron las que estuvieron acompañando a una mujer que había ido sola a hacerse una práctica en el Hospital Provincial, y fue el socorrismo quien la acompañó. Los profesionales no cumplieron con lo que está vigente”, señala Silvia Guidobaldi. “No se puede permitir que un objetor de conciencia vulnere derechos”, opina Gabarra. “En el Hospital Provincial hubo dilaciones y maltrato a una joven para ejercer su derecho a un aborto no punible. Desde Socorristas en Red hicimos una querella a los funcionarios y profesionales que estuvieron a cargo y que nosotras consideramos que ejercieron violencia institucional. Esa denuncia se está tramitando en el Ministerio Público de la Acusación” explicaba Majo Gerez,Secretaria de Género de CTA Rosario, al ser consultada días atrás por enREDando.
Por su parte, la concejala Norma López presentó un proyecto  para adecuar la ordenanza 8186 al Protocolo establecido por el Ministerio e incorporar, de esta forma, el cambio de paradigma que establece el concepto de Interrupción Legal del Embarazo. “Este derecho implica incorporar no sólo a las mujeres sino a toda persona con capacidad biológica de gestar como puede ser el caso de personas trans. Es avanzar en el sentido de los cambios que se han producido en materia de identidad de género e igualdad en el acceso a derechos”, expresó López en diálogo conRosario/12. En esta misma nota, además se detalla que la iniciativa de la concejala “también limita el uso de la objeción de conciencia, e impide que el derecho de los profesionales de la salud a no realizar determinadas prácticas implique una vulneración del derecho de las pacientes a recibirlas. Además, se incorpora el modelo de consentimiento informado y la declaración jurada del Protocolo ILE, firmado por el ministro de Salud de la Nación, el rosarino Daniel Gollán.”
El Comunicado emitido por la Campaña Nacional, este 28 de septiembre,exige a su vez, la aplicación efectiva de la Ley Nacional 26.150 de Educación Sexual Integral en las escuelas del país, que contribuya a la conformación de nuevas subjetividades y a relaciones no jerárquicas ni discriminatorias entre las personas, así como también la conformación de consejerías post y pre aborto en cada efector primario de salud. Para Mabel Gabarra, “la aplicación de la ley ESI depende de los gobiernos provinciales, y hay provincias que directamente tiran los cuadernillos a la basura. Si una política nacional queda supeditada a la voluntad de los gobiernos provinciales es una barbaridad. Los Ministerios de Educación deberían obligar al menos a que la ley se cumpla”. La Campaña también exige que no se deroge el artículo 8 de la Ley 1420 que garantiza la educación laica del estado. “La Laicidad es la única posibilidad de garantía de los Derechos Humanos”.
Narrativas en torno al aborto
Experiencias de mujeres que han decidido abortar y de mujeres que acompañan en este proceso. Desdramatizar y desclandestinizar el aborto es una de las tareas que las organizaciones emprenden, acompañando también, las diversas situaciones de vida, y poniendo en palabras, construyendo relatos, tejiendo en escritos “ a modo de gesto político” socorrismos, “acontecimientos que vivimos de manera especial”. Que las palabras sigan diciendo algo, para seguir aportando pensamientos y acciones que nos hagan más inteligibles y visibles las prácticas de abortar. Estos relatos se pueden encontrar en la sección “Socorristas en red- Relatos de feministas que abortamos”, un emprendimiento conjunto de Comunicación para la Igualdad y Socorristas en Red para poner en palabras las prácticas del acompañamiento del aborto y el aborto mismo. Aquí, los relatos son escritos por las propias socorristas.
Otra experiencia puesta en palabras es la publicación del libro Código Rosa, relatos sobre aborto, realizado por la escritora Dahiana Belfiori. Un libro, que a través de relatos ficcionados, nos acerca a las experiencias de las mujeres socorridas.
En su presentación en Rosario, Dahiana nos decía: “es un libro activista, feminista, y es posible gracias a una conjunción de afectos y decisiones políticas que de otro modo no hubiera sido posible hacer. Tiene que ver con la decisión de un grupo de feministas que ponen a circular otras narrativas en torno al aborto. El libro surge a partir de una propuesta de la colectiva feminista la Revuelta de Neuquén, de escribir relatos ficcionados a partir de testimonios de mujeres que ellas recolectaron durante el año 2012 a mujeres que ellas habían acompañado a abortar con misoprotol. Recibí cerca de unas 30 entrevistas semiestructuras, allí ya había un trabajo previo de la Colectiva, los testimonios, el material, las grabaciones y la desgrabación. Y finalmente, a partir de una selección de esas entrevistas, quedaron finalmente 17 relatos ficcionados”.
Código Rosa lleva el prólogo de la escritora Selva Almada quien también relata su experiencia personal en torno al aborto. “Me llevo años pronunciarme con absoluta convicción a favor del aborto legal, seguro y gratuito. Años de anécdotas de mujeres cercanas que tuvieron que abortar no en condiciones aberrantes, pero si riesgosas para su vida y, en algunos casos, de mucha humillación y bastardeo por parte de los propios profesionales de la salud que las atendieron. Entonces me hubiese gustado que un libro como este, Código Rosa, cayera en mis manos”.
“Es una decisión política, ética y estética de una Colectiva por instalar otras narrativas en torno al aborto, eligiendo en este caso el discurso literario. Hay relatos, por ejemplo, en dónde la pareja está pasando por una situación de aborto, y se hacen chistes permanentemente de lo que están viviendo como una manera de descontracturar la situación y me parece interesante que se pueda mostrar desde el discurso literario. Las experiencias que están relatadas en el libro no constituyen un antes y un después en la vida de la persona porque no constituyen una marca en sentido traumático. Si el aborto fuera legal, si tuviera este tipo de acompañamiento, la carga de culpa desaparece. Son otras las cuestiones que aparecen, en todo caso. La experiencia de abortar puede ser más o menos dificultosa pero no tiene esa impronta en la culpa que tradicionalmente aparece y que es la culpa católica”, decía Belfiori.
El libro cuenta con el acompañamiento de ilustraciones de Luis Rafael Acosta y Gisela Martino y el epílogo, de Nayla Vacarezza, “permite pensar y revisar la propia experiencia socorrista. Aborda dos cuestiones centrales –dice Dahiana-, por un lado la experiencia y por el otro los afectos. Dá cuenta del hacer socorrista.”
Relatos sobre abortos es un libro que acerca y abraza al mismo tiempo. Experiencias en torno al aborto que despejan miedos y tabúes. Dice Nayla Vacarezza: “En cada historia de Código Rosa vibra la apertura de nuevas formas de experimentar, pensar y sentir el aborto que tienen como horizonte la transformación de un paisaje social hostil e injusto en otro más equitativo donde el aborto sea, por fin, legal, seguro y gratuito”.
Publicado por Boletín  enREDando – setiembre 2015 -

Nawal al Saadawi: “Para ser feminista, no basta con ser mujer”

La escritora y psiquiatra, de 84 años, firme defensora de los derechos de la mujer, lleva décadas luchando contra el machismo y el extremismo religioso

Nawal al Saadawi (Kafr Tahl, Egipto, 1931) rehúsa retratarse con el cartel de la institución que la invita. Cuando una asistente a las jornadas que la cooperación española organizó el 9 y 10 de septiembre sobre igualdad de género en el Norte de África y Oriente Próximo le pidió una fotografía, la novelista, feminista y médico egipcia sugirió con una sonrisa un fondo alternativo. “Mejor la pared de un pasillo que un cartel, no voy a hacer propaganda a ningún Gobierno”, dijo en alto sin reparos, a pesar de que acababa de participar en la inauguración del evento.
Al Saadawi está “en contra de todos los Gobiernos”. Y lo afirma sin pudor frente a sus anfitriones. Lo único que oculta son sus manos, en unos coquetos guantes blancos. “No estoy segura de que me vuelvan a invitar, de hecho ni siquiera sé por qué me han invitado”, afirma sin dejar de sonreír antes de comenzar la entrevista en la sede de laAgencia Española de Cooperación Internacional (AECID). Pero sus credenciales como feminista en Egipto y en el mundo árabe hacen imprescindible su presencia allá donde se traten los derechos de la mujer. 
Doctora y psiquiatra, ha escrito más de medio centenar de libros entre novelas, cuentos y obras de teatro, en los que aborda tanto los problemas de la mujer en el mundo, desde la mutilación genital y la violencia machista a la prostitución, como los efectos perniciosos del extremismo religioso. Su libro La mujer y el sexo,publicado en 1972, con duras críticas a la extirpación del clítoris, que ella misma sufrió cuando tenía seis años –“me mutilaron con una navaja de afeitar”– fue la causa de que perdiera su trabajo como directora general de salud pública en Egipto.
No ha sido la única consecuencia “de haber hablado siempre alto”. En 1981, bajo el Gobierno de Anwar el Sadat, pasó varios meses en prisión por criticar al régimen, aunque aprovechó su estancia para escribir sus memorias en un rollo de papel higiénico con un lápiz de contrabando. Ha “sufrido el exilio durante diez años”, a causa de las amenazas de grupos extremistas islámicos. Ahora, bajo el Gobierno de Abdelfatá Al Sisi, trabaja en Egipto para que los jóvenes sean “cada vez más radicales”.
Pregunta. ¿No hay ningún Gobierno en el mundo que le guste?
Respuesta. No. Estoy en contra de todos los Gobiernos, porque solo apoyan a las mujeres que trabajan para ellos. Por eso me sorprende que me haya invitado el Gobierno español.
P. ¿Ni siquiera si los dirige una mujer?
R. No, ni siquiera, porque yo no distingo entre hombres y mujeres. Lo más importante es la mente. Mire aHillary Clinton [aspirante a la candidatura del Partido Demócrata en las próximas elecciones de Estados Unidos]. Ella está en contra de las mujeres y solo usa el tema de la mujer para ganar las elecciones. Sin embargo, lo único que quiere en realidad es dinero y poder. Para ser feminista no es suficiente con ser una mujer, porque Clinton es mujer pero también es a la vez capitalista, patriarcal y religiosa, que son las causas por las que las mujeres están oprimidas en el mundo. Yo no divido a las personas por sus órganos genitales sino por lo que hay en su cabeza.
P. ¿Cree que las mujeres que llegan a puestos de poder político son machistas?
R. Exacto. No tiene más que mirar a Margaret Thatcher [ex primera ministra de Reino Unido]. Cuando Thatcher estaba en el poder, yo estuve en Reino Unido y las mujeres en aquel país estaban en contra de Thatcher porque perdieron muchos derechos durante su Gobierno.
P. ¿Qué es entonces el feminismo para usted?
R. El feminismo es liberar la mente del sistema patriarcal, de la religión y del capitalismo, que son las principales amenazas para la mujer. Aunque no solo son amenazas para la liberación de la mujer sino también para los pobres. Yo no separo entre la opresión de clase y la opresión patriarcal. Para mí, están relacionadas y siempre van juntas de la mano. De hecho, para mí una mujer es independiente cuando se alimenta por sí misma.
P. ¿Hay algún lugar libre de estas amenazas?
R. No, la opresión de la mujer es universal, no solo afecta a los países pobres. Se da por ejemplo en todas las religiones: en el cristianismo, en el judaísmo, en el islam o en el budismo la mujer es siempre inferior. Como ve, no me gustan las divisiones, tampoco separo entre Oriente y Occidente o entre Norte y Sur, porque todos vivimos en un solo mundo.
P. Usted participó en las manifestaciones de la revolución de Egipto de enero de 2011. ¿Cómo vive bajo el régimen de Abdelfatá al Sisi?
R. En Egipto hubo dos revoluciones. En enero de 2011, la gente se levantó contra el régimen de [Hosni] Mubarak y la dominación de Estados Unidos, que siempre ha intentado que Egipto dependa comercialmente de ellos. Washington impulsó a los Hermanos Musulmanes hasta el poder. Así que la segunda revolución, en junio de 2013, surgió en contra de los Hermanos Musulmanes y consiguió expulsarlos del Gobierno. Y Abdelfatá al Sisi fue positivo porque apoyó al pueblo en su lucha contra los islamistas, ya que el pueblo egipcio no podía ser libre bajo el régimen teocrático de los Hermanos Musulmanes. No obstante, yo siempre he estado en contra de todos los Gobiernos, también de los de Egipto.
P. Los observadores internacionales consideraron, sin embargo, las elecciones de junio de 2012, que llevaron a Mohamed Morsi al poder, como las primeras elecciones libres en Egipto.
R. Esa es una gran mentira. No fueron elecciones libres, dependieron del dinero que muchos Gobiernos dieron a Morsi. Los países europeos y Estados Unidos propagaron mentiras sobre Egipto. También los medios de comunicación, que siempre están mintiendo y ofrecen una mala imagen de los pobres, porque son propiedad de los Gobiernos y de los millonarios.
P. Pero usted... ¿vive ahora libre en Egipto?
R. Me dejan trabajar con libertad porque ahora Al Sisi necesita mujeres como yo. De lo contrario, ya me habrían mandado a la cárcel.
P. ¿Cree que hoy en día su libro La mujer y el sexo produciría reacciones similares en Egipto?
R. Sí, porque hoy en día mis libros siguen causando fuertes reacciones.
P. ¿Está escribiendo?
R. Yo ahora tengo 84 años y no sé hasta cuándo voy a vivir. Tampoco me importa. Solo tenemos una vida y tenemos que hacer lo mejor que podamos con ella. Pero incluso aunque muera, mis libros van a estar ahí, mi mente va a seguir viva en mis libros. Aunque soy médico, me siento fundamentalmente novelista. Yo cada vez soy más radical y mi sueño ahora es enseñar a la gente joven, que los jóvenes egipcios hagan una verdadera revolución.

Publicado por El País . Internacional – Patricia Blanco – 27/09/15 -