lunes, 3 de agosto de 2015

Revelan verdadera historia de las “matrioskas” en Rusia

Para muchos turistas, las "matrioskas" son un recuerdo indispensable de Rusia pero pocos conocen la verdadera historia de esta muñeca multicolor, que nació en Japón antes de convertirse en un símbolo ruso.

El Museo de Artes Decorativas de Moscú alberga hasta el 13 de septiembre la exposición "Matrioska: No es un simple juguete" que recorre la historia poco conocida de las célebres muñecas rusas.
En Rusia, la gente piensa erróneamente que las “matrioskas” son el resultado de cientos de años de herencia de torneadores de madera rusos. En realidad, estas figuritas que representan una mujer robusta con su colorido pañuelo de campesina son originarias de Japón.

El pintor Serguei Maliutin creó una versión rusa del juguete nipón en su taller de artesanía popular en Serguiev Posad, una ciudad del Anillo de Oro, donde se encuentra el famoso monasterio de la Trinidad. El artista representó una campesina feliz que acoge dentro de ella toda su descendencia hasta su recién nacido.

La muñeca se hizo rápidamente muy popular en Rusia y recibió el nombre típico "matriona" (campesina), cuyo diminutivo es “matrioska”. En el año 1900 el juguete causó sensación en la Exposición Universal de París, donde ganó una medalla de bronce.

En su versión más tradicional, estas figuras, con su encanto intemporal, una silueta sólida y un rostro sereno son actualmente un símbolo en Rusia porque encarnan el estilo ruso y el carácter nacional.

Publicado por El Diario de Coahuila – msn Noticias – 03/08/15 -


Rescatan a 71 niñas de manos de Boko Haram

 Soldados nigerianos rescataron a 71 personas, en su mayoría niñas y mujeres, en enfrentamientos en el noreste del país en los que murieron varios extremistas del grupo Boko Haram, informó ayer jueves el ejército.
Algunas de las secuestradas dijeron a The Associated Press que estuvieron en manos de los extremistas islámicos hasta un año.

“Estaba esperando la muerte... a menudo amenazaban con matarnos”, dijo Yagana Kyari, una mujer de unos 20 años, que dijo que fue secuestrada de su aldea de Kawuri y llevada a un campo militar en Walimberi, a unos 40 kilómetros al sureste de Maiduguri, la ciudad más grande del noreste del país y lugar donde se originó Boko Haram.
Kyari señaló que a menudo pasaba hambre, debido a que los extremistas nunca les daban alimento suficiente.

“Nuestras valientes tropas rescataron a un total de 59 civiles de dos campamentos del grupo terrorista”, dijo el vocero del ejército, el coronel I.T. Gusau. “Muchos de los terroristas fueron abatidos durante los enfrentamientos, pero las operaciones continúan”.
Las 59 personas, todas mujeres y niños con excepción de cinco hombres de edad avanzada, fueron liberados, recalcó. Otras 12 mujeres y niñas fueron rescatadas el miércoles en Kilakisa, a unos 90 kilómetros al sureste de Maiduguri, informó.

Publicado por El Diario de Coahuila – MAIDUGURI (Nigeria) – 31/07/15 -

Reinventando el flamenco, un arte sin edad

Taconeando al ritmo de una guitarra flamenca, Merche Esmeralda, de 68 años, hacer girar su mantón al sol mientras, tras ellas, el tráfico de Madrid rueda alrededor de la rotonda, en el centro de la cual baila.

A una edad en que la mayoría de bailarinas han colgado las zapatillas, esta estrella del flamenco sigue iluminando el camino de una nueva remesa de 'bailaores'.
"El flamenco vive un grandísimo momento, yo creo que hay una generación joven de flamenco que es impresionante, que técnicamente es de un nivel altísimo tanto en cante como principalmente en la guitarra y en al baile", afirma David Calzado, un bloguero especialista de este arte que escribe para el diario ABC.

Esmeralda fue la cabeza de cartel del festival Suma Flamenca de Madrid de junio pasado, para el que su baile al aire libre era una forma de promoción. Otros dos eventos estivales permitirán a la vieja guardia flamenca desplegar su talento junto a sangre nueva.
Del 6 al 22 de agosto, la pequeña localidad de La Unión (Murcia) celebra su Festival internacional del Cante de las Minas, el más importante del mundo flamenco, según Rafael Manjavacas, director del portal 'flamenco.com'. Después, un segundo festival Flamenco on Fire atraerá a Pamplona a algunos de los principales nombres de este arte del 22 al 30 de agosto.

- Un arte en evolución -

Nacido hace siglos entre los gitanos de Andalucía, el flamenco se ha visto sacudido recientemente por la crisis y por la muerte de su figura contemporánea más respetada: el guitarrista Paco de Lucía. España se sumió en el dolor cuando este genio de la guitarra murió en febrero pasado a los 63 años y hasta el rey Felipe VI acudió a darle su último adiós.
"Internacionalmente hablando, era Paco de Lucía la cabeza que representaba el flamenco", dice Manjavacas, antes de añadir que "ahora no hay una cabeza clara que sepamos todavía". No obstante, "hay muchísimos muy buenos guitarristas, vinculados a la figura de Paco de Lucía, pero evolucionando muchísimo" como hiciera también esta leyenda, que impactó a los puristas flirteando con el jazz y el rock. De igual manera, en el baile también "hay una generación de artistas muy buena que van adaptando los caminos", mezclando su arte con estilos contemporáneos, afirma.

Cuatro años después de la muerte de otro gigante, el 'cantaor' Enrique Morente, la desaparición de Paco de Lucía ensombreció al mundo del flamenco, ya muy afectado también por la crisis económica.
Los jóvenes artistas, "especialmente en el mundo del baile, viven con lo que ganan fuera de España", dice Calzado, pero en agosto, las estrellas ascendentes vuelven a casa.
Entre las figuras de Flamenco on Fire está Farruquito, un 'bailaor' de 33 años de largos cabellos, alabado por la crítica por sus rápidos giros y taconeos, vestido todo de negro. En Las Minas, actuarán la 'bailaora' Sara Baras, de 44 años, y el 'cantaor' David Lagos, de 42, dos figuras que traspasan fronteras.

- Arte y sabiduría -

Los 'olés' y las palmas suenan en un sinnúmero de 'tablaos' a través del verano madrileño y andaluz. "Hay un importante resurgir de los tablaos en Madrid" desde hace tres o cuatro años, liderado por legendario Corral de la Morería de la capital, explica Calzado. "Algunos artistas que antes de la crisis no bailaban en tablaos porque tenían otras opciones y no les faltaba el trabajo, han vuelto al tablao", añade.
Uno de los grandes nombres en Pamplona y La Unión será la cantaora Estrella Morente, de 34 años e hija de Enrique, que compartirá escenario con Israel Galván, un bailaor de 42 años. Unos artistas relativamente jóvenes en un arte en el que, incluso, los bailaores llegan a su madurez a una edad tardía.

"Se dice que es un arte que no tiene edad", afirma Manjavacas, quien añade que "lo tienen muy difícil hasta los 30 años", pero "hay artistas que con 70 años siguen triunfando" como es el caso de Esmeralda, cuyo "duende" flamenco sigue siendo grande. "En la vida tiene uno que darse cuenta de sus limitaciones y yo ya tengo una edad", dijo la 'bailaora' a El País en junio. No obstante, "me queda la sapiencia de tantos años", afirma, asegurando que todavía "voy sobrada de fuerza para salir ante el público".


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Música – 02/08/15 -

Mujer, negra y migrante: conozca la experiencia de las latinoamericanas en Brasil

Latinoamericanas y caribeñas representan cerca del 30% del total de mujeres que migraron hacia Brasil, aproximadamente 83,8 mil, según informe de las Naciones Unidas, difundido en 2014.

El deseo de mejorar la vida financiera de la familia, de ofrecer oportunidad de estudios a los hijos, de huir de la violencia o de trabajar en una misión humanitaria. Éstos son ejemplos de las motivaciones que llevaron a mujeres inmigrantes a dejar sus países de origen. Con miras al día en que se celebra el Día de la Mujer Afro-Latina-Americana y Caribeña, el 25 de julio, Agencia Brasil publica historias de mujeres negras que eligieron a Brasil para construir una nueva historia.

La colombiana Jennifer Anyuli, la nicaragüense Yadira Campbell y las haitianas Beatrice Dominique y Experience Altagrace comparten más que el mismo territorio americano identificado como latino. La ascendencia africana confiere otras semejanzas a sus historias de vida, como la necesidad de lidiar con el racismo y las diferencias de género en forma severa.
La socióloga Marilise Sayão, profesora de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC), destaca que muchas de esas mujeres se desplazan por la necesidad de romper con el ciclo de pobreza y miseria en el que se encuentran. "¿Qué une a esas mujeres en América Latina y el Caribe? Esa herencia de la diáspora, de la época de la esclavitud, y después, esa diáspora de desplazamiento, de migración, de búsqueda de mejores condiciones en otros países”, señala.

También identificada como afrodescendiente, Marilise considera que es fundamental recordar y celebrar la especificidad de la mujer negra, latina y caribeña. "Las mujeres negras estaban en situación de subalternidad, tanto de los hombres, como en relación a las mujeres blancas”, explica. Ella destaca como ejemplo la lucha de las mujeres por el derecho de trabajar afuera. "La mayoría de las mujeres negras siempre trabajó. Ella era la empleada doméstica, la esclava. Aquellas reivindicaciones no representaban a esas mujeres”, señala.
"Emigrar por necesidad de supervivencia, de ir más allá”
La socióloga Jennifer Anyuli, 23 años, vino con sus padres y dos hermanos desde Colombia, hace nueve años. "La motivación fue la cuestión económica, porque allá no se tenía la misma facilidad para arreglarse en los 30 como aquí. La cuestión de la violencia también. Vivíamos en una villa miseria”, nos dice. Hoy, ella recuerda el comienzo difícil en el nuevo país. "Hasta que conseguimos levantarnos, yo, mi hermano y mi padre salimos a la calle a vender [agua, gaseosas] en el faro”, relata.
Jennifer evalúa que el proceso de adaptación fue más difícil para los padres. "Hasta hoy ellos hablan portuñol. Para mis hermanos y para mí, fue más fácil”, relata. A pesar de la facilidad con el idioma, la joven, que no tiene acento, cree que eso se debe a la presión vivida en la fase escolar. "Muchos inmigrantes enfrentan el bullying”, señala. Ella cree que es preciso desarrollar políticas públicas para la acogida de esos extranjeros, no sólo en el campo de la asistencia social, sino también en la salud y en la educación.
Con rasgos andinos, ella se identifica como afro-indígena. Jennifer cuenta que pasó por un proceso de autoconocimiento a partir del trabajo como voluntaria en la Pastoral del Migrante, dando clases de portugués a extranjeros. "La cuestión de la identidad fue algo muy fuerte a partir de entonces, tanto como uno puede verlo en mí”, dice, señalando las artesanías y los elementos étnicos en la ropa. Los tirabuzones en el cabello también fueron asumidos por la joven como una afirmación de sus orígenes, tanto indígena, como africana.

"Era la primera vez que trabajaba con gente parecida a mí”
La médica nicaragüense Yadira Campbell, 44 años, vivió en Brasil por cinco años, cuando acompañaba al marido en una misión de las Naciones Unidas, en Río de Janeiro. Antes de pasar por el país, ya había desarrollado un trabajo en Angola. Fue cuando tuvo, por primera vez en la vida, la experiencia de trabajar con médicos y pacientes con los cuales se identificaba por los rasgos fisonómicos. "Yo soy del Caribe y toda mi vida fui minoría. En Nicaragua, soy afro-caribeña, [que representa a] un grupo pequeño”, declara.
Hoy, ella vive en España y encuentra una situación en la que nuevamente es minoría. "Aquí, era la única médica afrodescendiente”, relata. En Brasil, el hecho de ser una médica negra también mostró ser una novedad entre los profesionales del área. "En el postgrado, había cerca de 100 personas y yo era la única negra de toda esa cantidad de médicos. Eran médicos más viejos, casi todos especialistas. Después, cuando hice trabajo en la Santa Casa, encontré a gente más joven, que estaba haciendo la residencia. Encontré más afrodescendientes”, relató.
Al hablar acerca de cómo se sentía en esa situación, Yadira explica que cuando era joven no se daba cuenta del hecho de formarse en Medicina como un privilegio. "Cuando uno crece, va entendiendo que, por ser la única, no es que sea más inteligente, sino que los que quedaron atrás fue por alguna razón”, señala. Ella cree que es fundamental un día para celebrar las contribuciones a la sociedad y las dificultades enfrentadas por las mujeres afro-latinas. "Cuanto más lejos de afro, uno es mejor profesional. Queremos cambiar esa forma de verlo. Por eso llevo el afro en todos mis actos, haciendo bien a mi profesión y celebrando a los antepasados”, declara.

"El terremoto se llevó lo que tenía”
La comerciante haitiana Beatrice Dominique, 37 años, aguarda ansiosa el momento en que un empleador vaya a la Misión Paz –centro de referencia para inmigrantes, en el Centro de la capital paulista– a ofrecerle un empleo. En Brasil desde hace dos meses, ella dejó Haití con la esperanza de reconstruir su vida después que perdió todo en el terremoto devastador de 2010. "La vida se hizo difícil allá”, relata.
El viaje hacia Brasil ya anticipó las dificultades que encontraría en el nuevo país. "En el paso por Ecuador, un ladrón se llevó todo. Quedé sin nada. Tuve que pedir a parientes que mandaran dinero”, recuerda. Después, ella siguió viaje hasta la entrada por Acre y la llegada a São Paulo.

Pensaba que iba a trabajar, pero embarazada es más difícil”
Embarazada de seis meses, la haitiana Experience Altagrace, 30 años, llegó a Brasil hace cerca de un mes. A diferencia de la mayoría de los haitianos que entran al país por tierra, por el Estado de Acre, ella viajó por avión, con una visa conseguida en su país. Fue acogida por la Misión Paz, donde duerme y come. "Está difícil conseguir un empleo. Mi esposo está en Haití. Yo pensaba que iba a trabajar, pero por estar embarazada es más difícil”, se lamenta.
Es común que los haitianos rechacen ser fotografiados para exponer las imágenes en diarios y en internet. Sin entrar en detalles, Experience señala que no le gustaría que algunos parientes sepan que ella está en Brasil.

Publicado por ADITAL – Brasil – Camila Maciel – 29/07/15 -


Muere una adolescente apuñalada en la Marcha Gay de Jerusalén

Los médicos, atendiendo a uno de los manifestantes heridos en el desfile del Orgullo Gay en Jerusalén el pasado jueves.

La adolescente israelí Shira Banki, de 16 años, murió ayer por las heridas que le causó Yishai Schlissel, el judío ultraortodoxoque la apuñaló, junto a cinco personas más, el jueves pasado en la Marcha Gay de Jerusalén.
Schlissel acababa de salir de la cárcel tras cumplir condena por haber apuñalado a tres participantes en el desfile gay del 2005.
Banki, que era estudiante de secundaria, resultó gravemente herida y ha permanecido con respiración asistida y sedada mientras los médicos han intentado salvarle la vida sin éxito. Los padres de la joven han anunciado que donarán los órganos de su hija.
“Seguiremos permitiendo la libertad de expresión en esta ciudad, seguiremos apoyando a todos los grupos y comunidades, reforzaremos la educación y la tolerancia hacia los demás en nuestro sistema escolar y no nos disuadirán”, dijo el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat.


"EL DESFILE DE LA ABOMINACIÓN"

Cada año, un pequeño grupo de religiosos sale a protestar contra la marcha gay, a la que llaman “el desfile de la abominación”, pero se limitan a gritar contra el desfile y, en algunas ocasiones, a insultar a los participantes, no los agreden.
Tras el ataque, los manifestantes han coreado “Jerusalén para todos” y eslóganes contra la homofobia y la violencia. El desfile gay en Jerusalén se celebra desde el año 2002. Es mucho más pequeño y menos llamativo que el de Tel Aviv, donde la marcha gay se lleva a cabo desde los años 90. A diferencia de Tel Aviv, una ciudad “gay friendly”, Jerusalén es mucho más religiosa y conservadora y el desfile gay tiene muchos detractores.


Publicado por elperiodico.com – Jerusalem – Ana Alba – 02/08/15 -

Legalizar el trabajo sexual

AMINISTÍA INTERNACIONAL (AI) con seguridad no tenía programado causar tanto escándalo. Su propuesta, que ni siquiera ha sido adoptada como la posición oficial de la ONG pues será discutida en un evento la semana entrante, era el resultado razonable de un proceso de investigación y debate que duró dos años.

Aun así, hoy enfrenta fuertes críticas de activistas que, en otros contextos, son sus aliados habituales. ¿Qué causó el escándalo? La legalización de la prostitución.
“Las trabajadoras sexuales —dice el comunicado de AI— son uno de los grupos poblacionales más marginados en la sociedad”. Y sí. En Colombia, por ejemplo, una trabajadora sexual tiene 40 veces más posibilidades de ser asesinada que una mujer que no ejerza la prostitución. Dada la ambigüedad con que son tratadas por el Estado, en nuestro país y en el mundo, son más propensas a sufrir abusos policiales, extorsiones, acosos, además de no ser escuchadas por la justicia cuando son violadas (lo que pasa a menudo). Su oficio, por estar condenado a la clandestinidad, no ofrece las protecciones laborales que dan otros más “dignos”, y se prestan para ser cultivo de actividades ilícitas: el narcotráfico suele ir de la mano de los burdeles, y la trata de personas está motivada por el comercio sexual. El pudor y el moralismo hipócrita ha hecho popular la actitud de mirar hacia otro lado en este tema, pero, y en esto acierta AI, hay que hacer algo.
La solución propuesta es la legalización. Los argumentos de AI, que compartimos, son claros: primero, el acto de vender y comprar sexo entre adultos es un ejercicio de la libertad individual que no debería ser prohibido por el Estado. Segundo, el mundo perverso de explotación de las trabajadoras sexuales no desaparece con la criminalización. De hecho, empeora, se vuelve más clandestino y peligroso. La mejor forma de proteger a las trabajadoras sexuales —usamos el femenino porque son mayoría las mujeres y mujeres trans que ejercen la prostitución, pero no queremos dejar por fuera a los hombres— es con reglas claras y una protección estatal fuerte: así se puede combatir mejor el tráfico de personas o la epidemia de VIH.
Por eso es extraño que el escándalo contra AI venga desde la izquierda liberal. Un grupo de feministas, incluyendo actrices famosas de la talla de Lena Dunham, Meryl Streep, Anne Hathaway y Kate Winslet, firmaron una carta de la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres rechazando la medida. En su opinión, la legalización sólo va a fortalecer a los proxenetas y a las redes que se aprovechan de las trabajadoras sexuales.
La coalición apoya medidas como las que se están considerando en Francia, Inglaterra e Irlanda, y que ya se tomaron en Canadá y Suecia, donde no se penaliza a las personas que ejerzan la prostitución, pero se sanciona a sus clientes. Esto disminuye el número de personas que buscan servicios de prostitución, pero causa condiciones indeseables: oculta el comercio sexual que no deja de existir y, además, censura deseos sanos de las personas. Un ejemplo fácil: la prostitución suele ser muy útil para personas con discapacidad que deseen explorar su sexualidad en ambientes cómodos, lejos de la hostilidad y los prejuicios.
Ya llevamos mucho tiempo, en este y otros temas, con la estrategia de la criminalización y la clandestinidad. El fracaso es evidente. Legalizar es un paso maduro para, precisamente, proteger a un grupo marginalizado, empoderarlo y, de paso, dejar de ignorar la fuerza del deseo. El pudor es inútil y dañino.


Publicado por el Espectador – 02/08/15 -

Karen Atala: jueza, activista, lesbiana y mamá

La chilena Karen Atala es directora de la Fundación Iguales. Terra.cl

La chilena Karen Atala es famosa en el continente por ser la primera y única jueza en su país que declaró públicamente su condición de lesbiana. A raíz de esto, y de su vida en común con una pareja del mismo sexo, tuvo que librar una batalla jurídica hasta que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) obligó al Estado chileno a restablecer y respetar sus derechos.

Antes de declarar públicamente su homosexualidad, Atala estuvo casada con el abogado Jaime López, con quien tuvo tres hijas. Fue López quien inició un pleito jurídico que llegó hasta la Suprema Corte chilena. Ante esta instancia afirmó que la decisión de Atala de reconocer públicamente su orientación sexual y vivir con una mujer afectaba el desarrollo psíquico y social de sus hijas, y solicitó que ellas estuvieran bajo su cuidado. La Corte le dio la razón y separó a Atala de sus tres niñas, con un argumento que cada día parece más arcaico: inhabilidad entre ser mamá y ser lesbiana, debido a que las menores podrían ser discriminadas por esa situación.

Atala no se rindió. Habiendo agotado los recursos ante la justicia en su país, el 24 de noviembre de 2004 interpuso una demanda contra el Estado chileno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El 24 de febrero de 2012, la Corte IDH emitió una sentencia que es emblemática y que dejó precedentes muy importantes en el continente en materia de la igualdad de derechos de los homosexuales. El tribunal decidió que Chile había vulnerado los derechos de la jueza al quitarle a sus tres hijas en razón de su orientación sexual y ordenó que se las devolvieran. Además señaló que un derecho reconocido no puede ser negado o restringido, por ninguna razón y bajo ninguna circunstancia, por la orientación sexual de una persona.

Hoy Karen Atala es integrante del directorio de la Fundación Iguales y sigue en la lucha por el pleno reconocimiento de la dignidad y los derechos de la población LGBTI.

A partir de la sentencia del caso Atala vs. Chile, ¿cómo han cambiado la legislación y la percepción de la homosexualidad en su país? ¿Hay algún avance significativo?

La legislación ha mejorado un poco: se dictó la ley anditiscriminatoria y se aprobó la unión civil. Pero aún falta la plena igualdad legal en muchos aspectos. Sobre la percepción de la homosexualidad, ahora se habla del tema; por ejemplo, algo bien simple, en las teleseries muestran parejas del mismo sexo. Eso demuestra que hay una apertura.

¿Es suficiente que se haya aprobado recientemente la unión civil en su país?

Sin duda es un gran paso, dado que no existía unión civil para ningún tipo de pareja en Chile, era una institución inexistente. Pero es insuficiente.

¿Qué hace falta para que el Estado chileno brinde protección integral e igualitaria a la población LGBTI?

Faltan muchas cosas. Primero, implementar el cumplimiento de la condena internacional en el caso Atala y Niñas contra Chile, en el sentido de que se implementen las capacitaciones permanentes a todos los funcionarios públicos y del Poder Judicial, en materia de diversidad sexual y derechos humanos, acompañada de políticas públicas y campañas de educación y sensibilización hacia la ciudadanía en general, para terminar con los prejuicios y estereotipos negativos que existen desde la sociedad mayor hacia las personas de la diversidad sexual. Esa es la base: educar. De ahí sigamos con reformas legales.

¿Qué derechos de la población LGBTI se están vulnerando en países como Chile y Colombia, entre otros, que no permiten el matrimonio igualitario, aunque permitan la unión civil entre parejas del mismo sexo?

El matrimonio es la puerta de entrada a muchos y variados derechos que superan la institución matrimonial como tal. Por lo que el derecho primordial que se está violando a las personas LGBTI es el de la igualdad en todos sus ámbitos y, en el caso de las personas transexuales, peligra incluso el derecho más básico, el de la vida y la integridad corporal.

Usted se ha dedicado al activismo en su país. ¿Qué logros ha alcanzado? ¿Cuál es su meta?

Mi meta es lograr el pleno reconocimiento en dignidad de las personas de la diversidad sexual o LGBTI y, en consecuencia, lograr la plena igualdad jurídica.

¿Cuáles son las raíces profundas de la estigmatización de los homosexuales o de los hijos de homosexuales?

La ignorancia, que es la base de los prejuicios.

¿Qué impacto cree usted que ha tenido la sentencia del caso Atala vs. Chile en la protección de la población LGBTI en el continente americano?

Un potente impacto jurídico que ha traído cambios interpretativos jurisprudenciales que antes eran impensados: la Suprema Corte de la Nación Mexicana ha ampliado la institución del matrimonio a las parejas del mismo sexo, haciendo un trabajo de argumentación jurídica utilizando la herramienta interpretativa del Control de Convencionalidad, basado en los derechos humanos y tomando como antecedentes la sentencia de la Corte Interamericana en el caso Atala, por ejemplo.

Y voy a citar lo resuelto: “Considerar que la finalidad del matrimonio es la procreación constituye una medida no idónea para cumplir con la única finalidad constitucional a la que puede obedecer la medida: la protección de la familia como realidad social (...).  Como la finalidad del matrimonio no es la procreación, no tiene razón justificada que la unión matrimonial sea heterosexual, ni que se enuncie como ‘entre un solo hombre y una sola mujer’. Dicha enunciación resulta discriminatoria en su mera expresión. (...)  Así pues, bajo ninguna circunstancia se puede negar o restringir a nadie un derecho con base en su orientación sexual. Por tanto, no es factible hacer compatible o conforme un enunciado que es claramente excluyente”. Así quedó asentado en la tesis jurisprudencial 43/2015 (10a.) de esa Corte.

En Colombia estamos en pleno debate sobre la legalización del matrimonio igualitario. ¿Por qué sería conveniente para un Estado de derecho adoptar una medida como esta?

Siempre me gusta sacar a colación las palabras del que fuera presidente de España cuando se aprobó allá el matrimonio igualitario, José Luis Rodríguez Zapatero: “No estamos legislando, señorías, para gentes remotas y extrañas. Estamos ampliando las oportunidades de felicidad para nuestros vecinos, para nuestros compañeros de trabajo, para nuestros amigos y para vuestros familiares, y a la vez estamos construyendo un país más decente, porque una sociedad decente es aquella que no humilla a sus miembros”. Esas palabras lo dicen todo y me representan plenamente.

En Colombia, cualquier decisión en esta materia se debe adecuar a los estándares interamericanos. ¿Qué ha dicho el sistema interamericano frente a los conceptos de “matrimonio” y de “familia”?

La Corte Interamericana ha dicho que la Convención Americana no protege un único modelo de familia. Hago otra cita textual, del párrafo del resumen oficial de la sentencia: “la Corte observó que en la Convención Americana no se encuentra determinado un concepto cerrado de familia, ni mucho menos se define y protege sólo un modelo ‘tradicional’ de la misma. El concepto de vida familiar no está reducido únicamente al matrimonio y debe abarcar otros lazos familiares de hecho donde las partes tienen vida en común por fuera del matrimonio”.

En Colombia se aprobó la adopción para parejas del mismo sexo, pero a medias, porque las parejas sólo pueden adoptar cuando la solicitud recaiga en el hijo biológico de su compañero o compañera permanente. ¿Cómo ve este avance en Colombia y cómo se ha avanzado frente a la adopción en su país?

En mi país la ley de adopción es bastante restrictiva: la heteronormatividad es el non plus ultra, al encontrarse en la pirámide de la jerarquía para poder adoptar las parejas heterosexuales casadas. Así que cualquiera otra legislación sobre adopción es un avance.

*¿Qué hace la Fundación Iguales?

Karen Atala hace parte del directorio de la Fundación Iguales, que tuvo una fuerte influencia en el impulso y las modificaciones que hicieron que se aprobara la Ley de Unión Civil en Chile, que permite que el estado chileno reconozca que las parejas del mismo sexo también son familias. Para lograr esto, Iguales tuvo un activo trabajo legislativo. Actualmente la Fundación está trabajando en conseguir una Ley de Identidad de Género que permitirá, entre otras, que las personas adecuen sus documentos de identidad a su vivencia de género. La Fundación lucha por la plena inclusión e igualdad de derechos entre todos/as los/as ciudadanos/as, por lo que también aboga por la adopción homoparental y el matrimonio igualitario.

Publicado por elespectador.com - Daniel Salgar Antolínez – 01/08715 -


«Hay que hacer más visibles los nuevos modelos de vejez»

La periodista Natalia Muñiz fue una de las expositoras de una reunión que se realizó en Tucumán para reflexionar sobre los modos en que se comunican los temas vinculados a los mayores. “Hay que darles voz, mostrar cuerpos y rostros sin photoshop”, convocó.
- Cada segundo, en el mundo, 2 personas cumplen 60 años.
- En 2050, por primera vez habrá más adultos mayores que menores de 15.
- Hacia 2050, 1 de cada 5 personas tendrá 60 años y más.
Las cifras fueron dadas a conocer por la periodista de Diario Popular Natalia Muñiz, responsable de la sección de adultos mayores, durante las jornadas “La Comunicación y Los Adultos Mayores” realizadas el 21 y 22 de mayo en la ciudad de San Miguel de Tucumán.
En ese marco, la periodista desarrolló la exposición “Visibilizando Nuevos Modelos de Vejez”, donde afirmó que “a todos nos compete derrumbar los prejuicios que atentan contra un envejecimiento activo”.
“El envejecimiento de la sociedad no es un proceso nuevo, aunque muchos aún no lo crean, no se lo quiera ver y desde los medios de comunicación se invisibilice. “El envejecimiento de la población plantea múltiples desafíos en todos los ámbitos, pero también genera múltiples oportunidades para aprovechar en todas las áreas. Por primera vez en la historia de la humanidad conviven varias generaciones. Es un momento único. No hay que dejarlo pasar”, manifestó.
En su exposición, se refirió a “los nuevos modelos de vejeces (en plural, porque cada uno envejece como ha vivido)” y en ese sentido recordó la inmensa cantidad de “adultos y adultas mayores activos, con proyectos educativos, deportivos, recreativos, sociales. Lo vemos en el trabajo, en los centros de jubilados, las universidades, sociedades de fomento. Solo se necesitan ganas para observarlo y una mirada libre de prejuicios”, resaltó.
“La vejez no es un tema de adultos mayores. La vejez es un tema de todos: los adultos mayores y los jóvenes y adultos, quienes seremos los futuros mayores”, aseveró.
A continuación enumeró algunos prejuicios contra la vejez que aún circulan socialmente y los contrarrestó con estadísticas y datos utilizados en algunas de las notas que publicó en Diario Popular:
- La vejez es una enfermedad. Falso. Es un proceso gradual, natural, universal e inexorable. De hecho en la Encuesta Nacional de Calidad de Vida de Adultos Mayores (ENCaViAM, INDEC, 2012), al consultarles sobre su autopercepción de la salud, el 60 por ciento de las personas mayores consideró que es de buena a excelente.

- La vejez conlleva al deterioro cognitivo. Falso. El Alzheimer es el tipo de demencia más frecuente. Pero no forma parte de un envejecimiento normal.

- Los adultos mayores son como niños. Falso. Se los infantiliza, se les habla en diminutivo, se toma una actitud paternalista, no se les consulta en la toma de decisiones/otros deciden por ellos. Esto significa que se vulneran sus derechos.

- Los adultos mayores son sabios/serenos/ansiosos/ depresivos, etc. Falso. Cada uno envejece como ha vivido. Se generaliza el sector social más heterogéneo. Se etiqueta, estigmatiza.

- Los adultos mayores no tienen sexualidad. Falso. En la ENCaViAM, al consultar a las personas mayores si creen en la práctica de actividad sexual entre adultos mayores, el 77,8% sostuvo que sí.

- La mayoría de los adultos mayores está institucionalizado. Falso. Según datos del INDEC, la población censada en vivienda colectiva representa el 1,1% del total de la población.

- Ya no pueden manejar bienes ni dinero. Falso. Esta es otra forma de vulnerar sus derechos.

- Ya no pueden aprender. Falso. Lo vemos en los cursos y talleres en centros de jubilados, universidades de tercera edad, instituciones barriales, organismos gubernamentales y ONG’s.

- No les interesa esta informados. Falso. Datos de la Encuesta Nacional de Hábitos y Prácticas de Lectura (Ministerio de Cultura, 2011): El 82% de los adultos mayores de 61 años es lector.
La periodista destacó que “obviamente, los adultos mayores son grandes consumidores de noticias y de los distintos mensajes que se transmiten desde los medios de comunicación, pero ¿qué temas los tienen como protagonistas?, ¿cómo se los presenta? ¿cuáles son las imágenes de vejez que se reproducen?”
Y contestó que “con frecuencia solo son noticia cuando son víctimas de la delincuencia; se habla del sistema previsional, de los servicios asistenciales/sanitarios/cuidados/geriátricos o cuando son récord Guinness”.
De esta forma, “se transmite una imagen deficitaria de la vejez haciendo hincapié en las pérdidas, cayendo en generalizaciones, reproduciendo prejuicios. Lejos se está de mostrar el envejecimiento de la sociedad como lo que es: un triunfo de la humanidad”.
Y opinó que “así como los medios tienen poder para retroalimentar modelos obsoletos de vejez; también tienen un gran poder para visibilizar nuevos modelos; analizar y profundizar los múltiples desafíos que se plantean, pero también promover y mostrar la amplia variedad de oportunidades”.
En este marco concluyó: “Hay que darles voz, mostrar cuerpos y rostros sin photoshop. Visibilizar los nuevos modelos, donde puedan identificarse; y las futuras generaciones, proyectarse”.
Campaña Buen Trato
Las jornadas “La Comunicación y Los Adultos Mayores”, organizadas por la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores del Ministerio de Desarrollo Social y el Gobierno de Tucumán, se realizaron en la ciudad de San Miguel de Tucumán en el marco de la campaña “Buen Trato”.
La idea de las jornadas fue sensibilizar a la comunidad acerca de los nuevos paradigmas de vejez en pos de una sociedad para todas las edades. En este sentido, la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia de Tucumán, Graciela Sare destacó que “los medios de comunicación son fundamentales cuando se trata de cambiar cosas en la sociedad porque son formadores de opinión” y consideró como un “desafío incorporar en los medios la sensibilización acerca de nuestros adultos mayores”.
En tanto, la directora de Juventud y Adultos Mayores provincial, Analía Sánchez, sostuvo: “Apostamos a nuevas imágenes de la vejez, a pensar los mensajes, ver de qué manera nos preparamos y preguntamos cosas que nos permitan sincerarnos y tener una construcción diferente donde todos los saberes y disciplinas se junten”.
También participaron la directora del Centro de Comunicación y Adultos Mayores de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, Adriana Frávega (La Cita dio cuenta de este espacio en su número de abril) y el docente de la Universidad Nacional de Tucumán, Ricardo Bocos.
Publicado por Red Latinoamericana de Gerontología – La Cita – Comunicación y envejecimiento – 15/07/15 -


Entra en vigencia en Argentina el nuevo Código Civil y Comercial El texto simplifica el divorcio y hace más fáciles las adopciones

Un nuevo Código Civil y Comercial empezó a regir este sábado en Argentina después de 144 años de vigencia de la legislación anterior, con importantes modificaciones en la vida cotidiana de los argentinos en aspectos como matrimonio, adopción y contratos.

Aprobado en octubre del año pasado por el Congreso, el Código une ahora bajo un mismo texto el derecho civil y el comercial, indicó Efe.

Aspectos como el matrimonio, el divorcio y los contratos comerciales son algunos de los ámbitos en los que habrá importantes cambios.

El Código introduce también modificaciones en materia de reproducción asistida, la responsabilidad parental y protección de consumidores y de indígenas.

La legislación no distinguirá ahora entre el sexo de quienes contraigan matrimonio y simplifica el trámite de divorcio, que a partir de ahora puede ser pedido por cualquiera de los cónyuges sin invocar una causa.

"La puesta en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial representa un gran avance y cambio en nuestras relaciones sociales, tal el caso del nuevo régimen de adopción, el reconocimiento de las uniones convivenciales, el divorcio abreviado y la voluntad procreacional", sostuvo Esteban Paulón, de la federación de lesbianas, gays, bisexuales y trans.

Uno de los puntos que han sido polémicos desde el debate parlamentario sobre la nueva legislación es la definición del carácter de persona para los embriones, lo que incluye concepción in vitro.

Aunque no se admiten nombres extravagantes, el Código respeta los términos "aborígenes o derivados de voces aborígenes autóctonas y latinoamericanas".

El trámite de adopción también es más simple y priorizará el interés del menor sobre el del adoptante.


Publicado por Diario El Universal de Caracas – 02/08/15 -

El atleta al que los nazis obligaron a convertirse en mujer

Ganar y demostrar que la raza alemana era la más poderosa, era el único objetivo de Adolfo Hitler. Los Juegos Olímpicos celebrados en Berlín en 1936 eran la oportunidad perfecta para demostrarle al mundo su absurda teoría.
Alemania contaba con los atletas más poderosos, y quedó demostrado al final de la competencia. Ganó 89 medallas, 33 más que Estados Unidos, que terminó segundo en la tabla de medallería.
Aunque se pensaría que el führer haría cualquier cosa para ganar, no fue así. El político prefirió arriesgar la gloria deportiva a permitir que una atleta judía representara a su país.
Gretel Bergmann, era la reina del salto con altura. Su medalla de oro era una de las más seguras.
Ni en Alemania, ni el mundo, había una atleta superior a ella. Pero había un problema (para los alemanes) era judía.
La federación alemana de atletismo no podía permitir la posibilidad de una victoria judía en nombre de Alemania. Ese escenario, sin duda, desataría la furia de Hitler. Decidieron expulsarla tres años antes de la competencia.
Bergman se fue para Gran Bretaña y rápidamente se convirtió en una de las candidatas para el oro olímpico. Sin embargo, antes de las olimpiadas, el Comité Olímpico Internacional exigió que los judíos participaran. Si Alemania no aceptaba, los juegos en ese país estaban en riesgo.
En 1934, a la fuerza, la regresaron a Alemania. La inscribieron en el equipo, pero extrañamente, a última hora, las autoridades nazis argumentaron “bajo rendimiento” para no dejarla participar.
“Me hubiera gustado competir, sin duda”, dijo, “sólo para mostrar lo que una chica judía puede hacer”, dijo muchos años después, en diálogo con la BBC.
El gobierno nazi había encontrado la excusa perfecta para evitar que una judía los representara en las olimpiadas, pero ahora, tenían que buscarle remplazo, y ahora sí, al precio que fuera. La solución tuvo una alta dosis de crueldad.
Para llenar el cupo y pelear por la medalla, el gobierno nazi decidió engañar al Comité Olímpico Internacional. Presentaron a Heinrich Ratjen (un hombre) como Dora Ratjen.
Dora clasificó a la final olímpica pero no logró medalla. Logró el cuarto puesto luego de alcanzar un salto de 1.58. Estuvo a punto de subir al podio, nada mal para ser su primera vez en la competencia. Era la heroína nazi del futuro.
Tiempo después, durante un campeonato europeo en Viena, Dora o Heinrich logró conquista la medalla de oro con un salto de 1.70, pero la trampa se descubrió durante el viaje de regreso a casa.
Viajaba en un tren cuando un revisor llamó a la policía porque había visto en uno de los vagones “a un hombre vestido como si fuese una mujer”. Fue arrestada y obligada a someterse a un estudio médico que dictaminó que biológicamente era un hombre. El médico de la SS, que desconocía la razón por la que él se había hecho pasar como ella, dio aviso a la justicia. Se la acusó de haber traicionado al Tercer Reich y de inmediato le arrebataron todos sus logros deportivos y los premios que había ganado.
Para limpiar su nombre, el régimen de Hitler señaló que tras los estudios médicos, se determinó que el deportista sufría de nacimiento una malformación en los genitales que fue lo que hizo dudar a la partera y a quienes la criaron.
Según cuenta la revista Time en 1966, en un amplio reportaje, Dora –o Heinrich- confesó que nunca había vivido como una mujer, pero que fue víctima del nazismo, que la había forzado a competir en el salto de altura femenino “por el honor y la gloria de Alemania”, y que por tanto desde ese momento había tenido que vivir como una mujer. Durante tres años.

“Ni hermafroditismo –la excusa usada entonces- ni nada”, habría declarado Hermann. “Yo siempre he sido hombre, pero el régimen nazi, obsesionado con ganar una medalla, me obligó a competir como mujer”. Cuando fue descubierto, significó una liberación, y prometió cesar de inmediato con la práctica deportiva –y en realidad con toda práctica- como mujer.
Faltar de esta forma a las estrictas reglas nazis habría significado la muerte para cualquiera. Sin embargo, el régimen, consciente de que había sido el patrocinador del engaño, llevó al deportista a un juicio en el que quedó absuelto.
Según la BBC, Heinrich fue reclutado en el ejército y más tarde trabajó como camarero en Hamburgo y Bremen antes de su muerte registrada en el 2008.
El diario británico conversó también con Sra Lambert, entonces compañera de Dora en el equipo de atletismo.
Según dijo, solo supo la verdad sobre Dora en 1968, cuando leyó un artículo de la revista.
“Cuando lo leí me reí como loca”. Según dijo, no sabe por qué Horst Ratjen habría llevado a cabo un engaño tan elaborado.
“Le escribí hace unos años, pero nunca tuve una respuesta. ¿Por qué se hizo esto? No lo sé. Tal vez se vio obligado por los nazis, tal vez fue por su propia autoestima, no tengo ni idea,” puntualizó.
Publicado por KIEN&KE – 31/07/15 -


Cuba: Pastoras bautistas retan la tradición

Aunque la dominación patriarcal ha prevalecido en el escenario de las religiones protestantes, las mujeres cristianas en Cuba han iniciado un proceso de reinterpretación de la presencia y la acción de Dios en su propia historia personal y de servicio religioso.

Las vidas de las pastoras bautistas Raquel Suárez Rodés, Xiomara Díaz Gutiérrez y Mayra Pardo Ramírez dan fe de esa realidad, e ilustran cómo cada paso ganado en el reconocimiento del papel de las mujeres en las iglesias cristianas ha significado mucho esfuerzo y no poco sacrificio personal.
Para Suarez Rodés, hija de pastores y pastora ella misma de la Iglesia Bautista Ebenezer, de Marianao, en la capital cubana, la vocación religiosa se fue formando de manera natural, pero se hizo más evidente cuando en los años noventa, en medio de la aguda crisis económica "y la apertura entre la iglesia y el Estado, muchas personas volvieron la vista hacia la religión".

Díaz Gutiérrez, hoy pastora de la Iglesia Bautista de Yagüajay, en Sancti Spíritus, a unos 350 kilómetros de La Habana, fue misionera durante años y una de las primeras mujeres ordenadas en Cuba, pero ya era líder de su comunidad, "una pastora para todo el pueblo", como ella misma se califica, desde mucho antes.
Pardo Ramírez, de la capitalina Iglesia El Jordán, de Guanabacoa, es una de las pastoras más jóvenes de la Fraternidad de Iglesias Bautistas y fue víctima de los que hacen de la fe un dogma. 
Para ella, la mujer pastora enfrenta más desafíos "porque el hombre tiene la compañía de su esposa, pero la mujer tiene que enfrentar el reto de ser madre, de llevar el hogar y, además, de trabajar como pastora en la iglesia".

Estas tres mujeres brindaron sus historias y testimonios para el documental Las hijas de Eva en tierra cubana, que constituyó la tesis de Diploma de Periodismo de Daína Caballero Trujillo, defendida el pasado julio en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
Acompañado de un informe de tesis escrito, que relata el proceso de investigación y realización del documental, el ejercicio académico abunda en el rol que han desempeñado las mujeres en la religión protestante en Cuba. 
"El documental expone cómo tantas mujeres han tenido que sortear obstáculos -personales, sociales, eclesiales- para construir otra imagen de las mujeres cristianas y una iglesia más inclusiva", aseguró a SEMlac Daína Caballero, la joven realizadora, ya periodista.

Tradición persistente
Se estima que alrededor del 80 por ciento de quienes integran las comunidades eclesiales protestantes son mujeres, según datos recopilados durante el proceso de investigación previo al rodaje de Las Hijas de Eva... 
A pesar de ser mayoría y de sus propios esfuerzos por abrirse espacios, ser mujer en un mundo como el de la iglesia protestante en Cuba sigue siendo un desafío para muchas cristianas.
"La conceptualización de las mujeres como 'complementarias, costillas y ayuda idónea' de los hombres ha obstaculizado su reconocimiento como personas con intereses, derechos y potencialidades, y ha dificultado su acceso a espacios y desempeños en lo social y eclesial", precisa la investigación de Caballero. 

En el caso particular de la religión bautista, múltiples actividades cotidianas de estas congregaciones son realizadas por mujeres, aunque a veces no sea reconocido. 
"Ya no solo realizan las tareas tradicionales que les son confiadas, sino que también ocupan roles de liderazgo en sus iglesias y otros espacios", detalló Caballero a este servicio. 
Esta realidad las ha acompañado históricamente, desde el minuto en que deciden iniciar su formación para el servicio eclesial, aun cuando estudian los mismos años y reciben iguales asignaturas que los hombres en los seminarios teológicos.
Al inicio, hace algunas décadas, las mujeres incluso recibían "un título inferior", una vez graduadas en Teología, asevera Midiam Lobaina Gámez, coordinadora del Programa de Género del Consejo de Iglesias de Cuba, en su Tesis de Licenciatura del Instituto Superior de Estudios Bíblicos y Teológicos, titulada "El ministerio de la mujer entre los bautistas cubanos".

Luego se decidió entregarle el mismo título que a los hombres: el de Bachiller en Teología. Pero "aunque técnicamente son iguales en formación, en la práctica continúan las diferencias en cuanto a sus funciones", completa el estudio de Lobaina Gámez.
Sin embargo, como la vida misma, el ámbito religioso tiene también sus matices.
Hoy en la isla conviven un "protestantismo más fundamentalista, heredero de una tradición jerárquico-patriarcal", con otro que promueve "relaciones más equitativas e inclusivas (…) y a la construcción de una comunidad de fe más diversa", detalla la investigación de grado de Caballero Trujillo.
Cuatro grupos conforman el panorama de la congregación bautista en Cuba, escenario al cual pertenecen las tres pastoras que motivaron este trabajo.
La Convención Bautista Occidental y la Oriental; un grupo más pequeño conocido como Bautistas Libres y, por último, la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba. Cada uno de ellos manifiesta posiciones diferentes con respecto a la situación de la mujer dentro de sus comunidades:

La Convención Bautista de Cuba Occidental no acepta la ordenación de la mujer al ministerio pastoral. Ellas se mantienen en una posición de subordinación al hombre y no ocupan cargos ejecutivos de importancia dentro de la jerarquía. Lo mismo se puede decir de los Bautistas Libres.
Por su parte, la Convención Bautista de Cuba Oriental mantiene parecida posición, aunque ya se han ordenado algunas mujeres y existe una mayor incorporación de ellas a cargos de dirección dentro de la iglesia.
La Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba, en tanto, se pronunció en defensa de la mujer desde su fundación en 1989. En ese sentido, acepta y promueve la ordenación femenina, y que las mujeres compartan diferentes espacios de liderazgo.
La reverenda Clara Rodés, madre de Raquel Suárez Rodés, fue una de las tres primeras mujeres ordenadas al ministerio pastoral en Cuba, presidió la Fraternidad y logró ordenar a otras seis mujeres comenzando, de esta manera, un resurgir de la mujer cristiana en la formación para el liderazgo de sus comunidades.

Lecciones de tres historias
"Si bien es cierto que las denominaciones protestantes no son de las más fundamentalistas, y que algunas han incorporado nuevas concepciones del papel que ocupan las mujeres en la iglesia y la sociedad, aún es largo el camino para que las mujeres puedan conquistar el protagonismo y ejercer roles de liderazgo en sus iglesias", aseveró Caballero Trujillo a este servicio. 
En ese sentido, su obra audiovisual va más allá de lo meramente descriptivo y enlaza las batallas individuales de sus tres protagonistas por conquistar un espacio de liderazgo en sus comunidades bautistas, con la historia de la participación de las mujeres en las religiones cristianas.
Pero también pone el lente en los escollos personales que tuvieron que superar las tres pastoras para acceder a su ministerio religioso.

Para Díaz Gutiérrez y Suárez Rodés, esos avatares toman el rostro de los prejuicios y la lucha por la aceptación. La primera, fue discriminada por casarse con otro pastor, pero de piel negra y durante muchos años fue relegada a labores sin reconocimiento en su iglesia.
"Fuimos ordenadas el 12 de enero de 1992, hacía 26 años que me había graduado en el Seminario", cuenta Días Gutiérrez en el documental.
Luego, "incluso ya ordenada y trabajando, bauticé hasta que me quedé sola en una iglesia", pero no era reconocida. "Yo nunca cuestioné nada…", agrega, intentando explicar su indefensión ante situaciones que entonces no comprendía completamente.

Suárez Rodés, en tanto, tras muchos años de ejercicio pastoral, cuenta en el documental lo difícil de aceptarse ante su comunidad religiosa como una mujer con una orientación homosexual.
"Si me decidí a ser pastora, porque tenía la vocación, fue también porque muchos hermanos de la iglesia me fueron reconociendo ese ministerio, al cual yo me había entregado. La controversia no vino en ese momento…, lo más difícil debe haber sido el tema de mi orientación sexual, también difícil para mí a lo largo de la vida, por la formación cultural que teníamos", confiesa en Las Hijas de Eva... 
Mientras, la joven Pardo Ramírez, originalmente parte de la iglesia presbiteriana, pasó a la congregación bautista cuando su pastor la obligó a escoger entre su vocación religiosa y su relación de pareja.
"Yo me enfrenté a mi pastor y le dije: yo estoy enamorada, no entiendo que yo tenga que dejar mi relación de noviazgo para servir en la iglesia presbiteriana", narra.
Pero, actualmente, un miembro de su congregación no acepta que su pastora sea una mujer.
"Él me ha dicho: yo te amo, te respeto, pero mi posición bíblico-teológica es que la mujer no puede ser pastora porque eso dice la Biblia", detalló en el audiovisual.

Para Caballero Trujillo, "Xiomara, Raquel y Mayra representan en Las hijas de Eva en tierra cubana a otras mujeres de fe que han logrado soltarse de las ataduras e inspiran a otras muchas que aún continúan en esa lucha", explicó.
Para Midiam Lobaina Gámez, se trata de un material muy valiente, "sobre todo por el testimonio de Raquel Suárez, pues uno de los temas en discusión vinculados al género en las iglesias, y que nos está dividiendo, es justamente el de la diversidad sexual", evaluó durante el acto de defensa de Caballero Trujillo.

La joven periodista aspira a que este material pueda servir para que la problemática específica de la mujer en la iglesia cubana, con todas sus ramificaciones, sea más y mejor tratada en los medios de comunicación del país. 
Con ella coincide Suárez Rodés, una de las pastoras protagonistas. 
"Este es un material que tiene gran valor, por sus características audiovisuales puede ser una herramienta tremenda en la educación popular, para compartir historias y sensibilizar a las personas con esta realidad. Propone debates muy complejos que deben ser amplificados", reflexionó con SEMlac.

Publicado por Agencia de Noticias de la Mujer Latinoamericana y el Caribe (SEMLac) – 08/08/15 -