domingo, 12 de julio de 2015

Una mujer santafesina recibirá medalla de honor en Viena

El premio reconoce la obra de Boidi como feminista, pionera y experta en políticas públicas para las mujeres y en el campo de la migración. Foto: ARCHIVO EL LITORAL

María Cristina Boidi, filósofa y profesora residente en Austria, recibirá este lunes la Medalla de Oro de Honor al Mérito del Estado de Viena, por su trabajo político y social

Egresada como profesora de Filosofía en la Universidad Católica de Santa Fe, fue docente universitaria en institutos superiores y en escuelas medias de nuestra provincia. Incansable luchadora por la justicia y la dignidad, el Estado de Viena (Austria) decidió premiarla por su labor en el campo de la migración y de los derechos de las mujeres.
Su historia
María Cristina Boidi fue activa protagonista en el proceso de sindicalización docente en la provincia. En la década del 60, fue una de las fundadoras de la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior y en 1971, junto con otras entidades, conforman el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Santa Fe. Al año siguiente se constituye la Federación Sindical de Trabajadores de la Educación, entidad fundante de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) en el Congreso de Huerta Grande, de 1973.
El eje fundamental de este proceso de sindicalización, que fue consolidándose en el tiempo, es la concepción de los docentes como trabajadores de la educación y protagonistas en la defensa de sus derechos laborales junto con las demás organizaciones sindicales.
Asumirse como trabajadores de la educación y concretar el proceso de sindicalización implicó un largo camino en el que Cristina, junto con miles de compañeros, sufrieron persecución, cesantías, cárcel, exilio, muertes y desapariciones.
En 1975, Boidi fue detenida, desaparecida y torturada. En octubre de 1976, la trasladan al penal de Villa Devoto. En 1979, por el derecho a opción, se exilia en Viena, Austria, donde vive hasta la actualidad.
En 2009, imposibilitada de viajar por problemas de salud, envió su testimonio por escrito al Tribunal Oral de Santa Fe que juzga al ex juez Víctor Brusa y a cinco policías, entre ellos el ex jefe de la 4ª, Mario Facino, uno de los lugares en los que estuvo detenida.
Su relato aporta información fundamental sobre uno de los circuitos represivos de la dictadura en nuestra ciudad, desde el secuestro en la comisaría 4ª hasta las torturas en un centro clandestino ubicado en las afueras de Santo Tomé.
Su trabajo en Austria
En 1985 Boidi, junto con otras mujeres exiliadas latinoamericanas funda Lefo, organización que ofrece asesoramiento, formación y acompañamiento para mujeres migrantes en Austria, a través de apoyo legal, psicosocial y en aspectos de salud. Uno de los objetivos principales es la integración real de las mujeres marginadas, basado en la participación, capacitación y autoorganización.
En los primeros años, Lefo se definió como un Centro de Trabajo de Mujeres Exiliadas Políticas Latinoamericanas, luego amplio su misión a todas las Migrantes Latinoamericanas.
En la década del 90, extendió su radio de acción a todas las mujeres migrantes, creando dos áreas específicas para responder a las necesidades específicas: mujeres migrantes afectadas por la trata y mujeres migrantes trabajadoras sexuales.
Además, es miembro del Consejo de Administración de la Fundación Internacional Tampep, proyecto europeo de salud para las trabajadoras migrantes sexuales.


Publicado por Diario El Litoral – Santa Fé (Argentina) – junio/2015 -

Mujeres debaten los desafíos para garantizar la salud en la mesa y los ingresos en el campo

La actuación de las mujeres en la construcción de la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional es tema del encuentro de mujeres promovido por el Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Consea) y por la Cámara Interministerial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Calesan), en Porto Alegre (Estado del Río Grande do Sul). En los días 8 y 9 de julio, representantes de movimientos sociales de varias regiones de Brasil y representantes del gobierno estarán reunidas con el objetivo de fortalecer la articulación entre las políticas públicas para las mujeres y la seguridad alimentaria y nutricional.

Este miércoles 8, las mujeres del campo, de la floresta y de las aguas presentarán sus experiencias en la producción de alimentos y los desafíos enfrentados para garantizar la salud en la mesa y los ingresos en el campo. El jueves 9, la Secretaría de Políticas para las Mujeres (SPM) presentará datos de violencia contra la mujer en el país.
Éste es el segundo de cuatro Encuentros Temáticos preparatorios para la 5ª Conferencia Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, que se realizará en Brasilia, en noviembre de 2015. El objetivo de estas actividades es ampliar la participación y profundizar el proceso de discusión de temas estratégicos para la Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Datos de participación de las mujeres
La representatividad de las mujeres para garantizar el derecho humano a la alimentación adecuada es significativa en el país. En el Programa de Adquisición de Alimentos (PAA), la participación de las mujeres creció. En 2009, ellas representaban el 21% de los proveedores. De acuerdo con la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), el número de proveedoras subió al 50%, en 2014. Los datos muestran que, en la región Nordeste, la participación femenina en el PAA es del 60%.
De acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social y Combate al hambre (MDS), el 93% de las 14 millones de familias que reciben la transferencia de ingresos, las mujeres son las responsables del retiro del dinero. 

De ese total, el 68% son mujeres negras.
De acuerdo con la Secretaría de Políticas para las Mujeres, el 67% de las vacantes del Programa Nacional de Acceso a la Enseñanza Técnica y Empleo (Pronatec) son ocupadas por mujeres. Datos del Portal del Emprendedor muestran que el 48% de los microemprendedores individuales (MEIs) formalizados son mujeres. En los Estados de Alagoas y Ceará, las mujeres representan el 51% de los MEIs.


Publicado por ADITAL – Brasil – 08/07/15 -

Malala festeja su cumpleaños junto a niños refugiados de Siria

La joven vive desde 2012 en Birmingham / AFP

Malala Yousafzai, la joven pakistaní premio Nobel de la Paz, festejó su cumpleaños número 18 en un campo de refugiados en Líbano, donde acusó a los líderes mundiales de haber abandonado a los niños sirios desplazados.

La joven, que sufrió una herida de bala en la cabeza en octubre de 2012 en un ataque de los talibanes, inauguró una escuela para 200 niñas que viven en el campo de refugiados informal instalado en el valle de Beka, en el este de Líbano.
"Me siendo honrada de celebrar mi 18 cumpleaños con las valientes einspiradoras niñas de Siria", dijo Malala en una declaración difundida desde Londres.

La joven afirmó que representa a 28 millones de niños que no pueden asistir a la escuela debido a los conflictos armados.
"En este día, tengo un mensaje para los líderes de este país, de la región y del mundo: están fallándole a la gente de Siria, especialmente a los niños. Esta es una tragedia que te rompe el corazón, es la peor crisis de refugiados en décadas", afirmó Malala.

En Líbano están refugiados cerca de 1,2 millones de personas que huyeron de Siria, según los datos oficiales.
Malala vive en Birmingham con su familia desde 2012, donde viajó para recibir cuidados médicos tras el ataque sufrido por los talibanes.
Publicado por elespectador.com – AFP – 12/07/15 -


La cara de la violencia doméstica que estremece las redes.

 Emma Murphy decidió contar su historia de sobrevivencia en un video en Facebook y millones se solidarizan

La crudeza de la violencia doméstica tiene muchas caras. La de la irlandesa Emma Murphy (26) ha sacudido las redes.
La madre de dos niños  colocó un video en su página de Facebook que en menos de dos días cuenta con más de 6 millones de visitas, sobrepasó los 170,000 Likes y ha sido compartido más de 112,000 veces.
En la grabación, la madre relata los abusos de los que fue víctima por parte de su hoy expareja y cuánto le costó revelar su verdad.

“Yo pensé por mucho tiempo antes de publicar este video, esto es muy difícil, pero yo tengo que hacer lo que es CORRECTO, si tú o alguien que conoces está en una situación similar, por favor comparte este video para inspirar a otras mujeres alrededor del mundo, violencia NO es la respuesta!!!!”.
Murphy mantuvo una relación de tres años con el padre de sus dos hijos hasta que tomó el valor de salir del círculo vicioso.

“El era el amor de mi vida”, repite entre lágrimas aún con los moretones que le dejó el hombre en el rostro. De fondo, se ve a uno de sus hijos jugando.

“Tuve el coraje esta vez. Una sola vez es inaceptable. Que te hagan sentir que es aceptable, es incluso peor. Que te hagan sentir que estás paranoica o insegura. Eso es tortura mental, y ningún hombre debe hacerle eso a una mujer”, reflexiona la madre.

Publicado por La Opinión –Redacción Impre-Media – 08/07/15 -












































En TUCUMAN (Argentina) una Asociación impulsa un proyecto para incorporar intérpretes que acompañen a mujeres sordas embarazadas

La Asociación Tucumana de Sordos, junto con el INADI y el Ministerio de Salud de la Provincia, impulsan un proyecto para incorporar intérpretes que acompañen a mujeres sordas embarazadas, durante los controles médicos, el parto y pos parto.

El objetivo es garantizar el acompañamiento a mujeres sordas durante los controles de todo su embarazo, el momento del parto y en el post parto.

 Recién cuando entró en el séptimo mes de embarazo, Karina supo que tenía que tomar ácido fólico, una vitamina que los médicos recomiendan durante los primeros meses para evitar anomalías en el proceso de formación del bebé. Es sorda y la comunicación con los médicos que la atendieron en todo el proceso previo al parto no fue fácil. 

A partir de ello, la Asociación Tucumana de Sordos y el Ministerio de Salud de esa provincia, junto con la delegación local de INADI, impulsan un proyecto que busca incorporar intérpretes para mujeres sordas embarazadas. Una apuesta que busca el acceso a maternidades más igualitarias.

El objetivo es garantizar el acompañamiento a mujeres sordas durante los controles de todo su embarazo, el momento del parto y en el post parto. Para esto se instrumentará la incorporación de intérpretes de lengua de señas argentina y otras estrategias. El rol de la intérprete pretende facilitar el acceso a información durante todo el recorrido. En la idea participan activamente la comunidad médica y también la sorda. “Se trata de socializar información”, manifestó Gustavo Díaz Fernández, representante del INADI tucumano.
“Empezamos con las maternidades pero no todas las mujeres sordas quieren ser madres, entonces la idea es avanzar sobre la construcción de esos significantes. Es una estrategia para seguir ampliando derechos”, dijo Díaz Fernández.

La iniciativa la presentaron en el Hospital Eva Perón, de Banda del Río Salí, el último 20 de mayo, día del parto respetado. “Estamos seleccionando a los intérpretes que después tendrán que capacitarse sobre los vocablos específicos que ellos tienen que traducir para las mujeres sordas”, dijo a Infojus Noticias, Elizabeth Ávila, la directora del Hospital.
El circuito comenzará en los centros de atención primaria. Ese será el primer contacto con ellas. A partir de ahí, los profesionales le darán turnos en el Hospital donde empezará a implementarse el proyecto. “Entre agosto y septiembre ya podremos dar turnos”, explicó Ávila.

El proyecto se divide en dos etapas. En un momento inicial, la experiencia se pondrá en marcha en Hospital del Este Eva Perón de Banda del Rio Salí. Luego, se sumará el de Hospital de Clínicas Nicolás Avellaneda de San Miguel de Tucumán y en la ciudad de Concepción, el Hospital de Concepción.

Los casos que recogió la Asociación Tucumana de Sordos señalan que cada vez que las embarazadas se reúnen con un médico, son los parientes quienes le dan una versión resumida de lo informado. Muchas veces ese resumen se acotaba a “está todo bien”. Ellas se pierden la mayor parte de una charla que se prolonga en el tiempo. También cuentan que los médicos, en un esfuerzo por hacerse entender, les hablan despacio pero sin quitarse el barbijo. Ninguna puede leerles los labios.

Publicado por Boletín HF Noticias N° 445 - Fuente: Infogei – 10/07/15 -


En qué consisten las controvertidas mallas vaginales

La sobrecarga del embarazo y el proceso del parto, suponen un enorme estrés para el cuerpo de la mujer. Estas tensiones pueden debilitar las estructuras naturales de soporte del suelo pelvico, y con el tiempo dar lugar al prolapso de órganos pélvicos e incontinencia.
Los síntomas que se presentan cuando el suelo pélvico se ha debilitado pueden variar de leves a severos, y pueden afectar la posibilidad de llevar una vida activa e incluso de mantener una vida íntima sexual.
Para corregir los problemas relacionados con el prolapso de órganos pélvicos y la incontinencia existen opciones quirúrgicas y no quirúrgicas.
Entre las primeras están los implantes de mallas transvaginales que han sido motivo de controversia en Estados Unidos y en el Reino Unido después de que pacientes se quejaran de sufrir fuertes y constantes dolores abdominales y vaginales tras la operación.
Pero, ¿qué son exactamente estos implantes y cuáles son sus riesgos?

Mallas transvaginales

Se estima que cerca del 50% de las mujeres experimentará en su vida algún tipo de prolapso de órganos pélvicos, de las que un 11% requerirá cirugía, según el uroginecólogo Eduardo Cortés, especialista en los problemas de suelo pelvico e incontinencia de la mujer del Kingston Hospital NHS Foundation Trust, en Londres.

Cortés explicó a BBC Mundo que en algunas operaciones se utiliza el implante de malla transvaginal, un dispositivo sintético que se coloca en el tejido vaginal para proporcionar soporte adicional a los órganos que se han desprendido o para sostener la uretra en los casos de incontinencia urinaria.
Ambas condiciones son comunes entre las mujeres que han tenido múltiples partos vaginales, aquellas que han necesitado una histerectomía o han entrado en la menopausia.
Factores como problemas respiratorios, estrenimiento, obesidad o determinados ejercicios pueden contribuir a agudizar el problema.
Los médicos empezaron a utilizar estas mallas en los años 90.

Complicaciones

Las complicaciones de las mallas vaginales salieron a la luz pública en 2008, cuando más de 1.000 informes en contra fueron hechos a la Agencia de Alimentos y Medicamentos, FDA, por mujeres en Estados Unidos.
Cortés explicó que existen varias complicaciones potencialmente serias asociadas con la malla vaginal:
§  Erosión de la malla a través de la vagina
§  Dolor pélvico
§  infección grave
§  Sangrado y dolor durante las relaciones sexuales
§  Perforación de un órgano
§  Problemas urinarios.
En un comunicado en 2011, la FDA recomendó a los pacientes y médicos considerar tratamientos alternativos para los problemas de suelo pélvico.

Último Recurso

Los médicos recomiendan a las mujeres que han tenido un parto vaginal realizar ejercicios de suelo El experto hizo hincapié en que la implantación de la malla transvaginal tiene que considerarse como el último recurso para corregir un prolapso.
En casos leves se suele recomendar ejercicios de suelo pélvico los cuales pueden proporcionar un mejoramiento temporal de los sintomas.
Algunas mujeres por diversas razones prefieren el uso de pesarios (un aparato que se coloca en la vagina para corregir el descenso de la matriz), para controlar los sintomas. Aunque estos no estan exentos de complicaciones, son una alternative valida para aquellos casos que no pueden o no quieren contemplar cirugia.
Pero cuando estamos ante casos más avanzados de prolapso en que las medidas conservadoras no producen los resultados deseados, Cortés dijo que la cirugía es el principal recurso.
No obstante, la cirugía moderna se sustenta en intentar reconstruir la anatomia pelvica utilizando el tejido nativo, y sólo cuando falla esta se considera la posibilidad de utilizar la malla vaginal.
"Debido al alto riesgo de complicaciones, en la actualidad se recomienda que los procedimientos con el uso de malla vaginal se utilice sólo en los casos donde los beneficios justifiquen los riesgos", dijo Cortés.
"Aunque los sistemas comerciales disponibles o kits pueden dar la apariencia de ser operaciones faciles, es la seleccion cuidadosa del paciente, el estudio preoperatiorio riguroso y la especialidad del cirujano, lo que potencialmente reducira el riesgo de complicaciones", añadió.

Publicado por BBC Mundo – Salud – 10/07/15 -


El purgatorio de una transgénero víctima de un pasaporte con sexo masculino

Eliana Rubashkyn sufrió un limbo legal porque era mujer, pero sus documentos decían lo contrario.
El purgatorio (sin papeles) de Eliana
Desde el 9 de junio, cuando se emitió el decreto 1227 de 2015, en las notarías colombianas cualquier persona puede cambiar legalmente la casilla ‘sexo’ en su cédula. Dejaron de ser necesarios los exámenes y pruebas invasivas que el Estado pedía a la población transgénero para declarar válido su cambio de género. En pocas palabras, corregir el sexo en el documento de identidad tiene ahora casi las mismas condiciones que un trámite de cambio de nombre.
Realizar este cambio consiste en cambiar una letra en un documento. No parece mucho, pero el paso es inmenso. Una decisión burocrática, una vuelta más en la notaría, puede tener consecuencias radicales en el futuro de aquellos que no están conformes con el sexo que se les asignó al nacer.
El drama lo vivió Eliana Rubashkyn, una mujer transgénero colombiana que vivió por más de ocho meses la peor experiencia de su vida.
La primera vez que hablé con Eliana se encontraba recluida en una habitación de seis metros cuadrados. Llevaba esperando en Hong Kong, casi sin papeles por siete meses, a que la ONU encontrara un país que la recibiera. Hasta que esto no sucediera, debía quedarse confinada y prácticamente sola, sin posibilidad de trabajo o de estudio en una ciudad que le era hostil.
La razón de su estadía forzada en la inmensa ciudad del sudeste chino fue que no le era posible presentar un pasaporte debidamente reconocido por las autoridades. Pues, hasta el pasado 9 de junio, en Colombia el género inscrito en el pasaporte (esa ‘M’ o esa ‘F’ que se halla bajo la categoría ‘sexo’) debía corresponder a la realidad genital del individuo.
Eliana hoy vive y trabaja en Auckland, Nueva Zelanda. Recuerda su historia y desea que nadie más viva lo que ella vivió. Solo hasta hace unos días es posible hacer lo que a Eliana le hubiese ahorrado meses de sufrimiento.
*****
“Fue en mi adolescencia que decidí que mi género no representaba lo que yo era”, dice Eliana al recordar su vida en Colombia.
Aunque para el Estado colombiano Eliana nació hombre, desde joven decidió que el nombre Luis Alexander le era ajeno. Ella se sentía mujer y se llamaría Eliana.
Con familia de ascendencia rusa y judía, Eliana vivió exteriormente la vida de un niño normal. Pero desde pequeña le gustaba ponerse ropa de mujer, usar el maquillaje de su madre y, encerrada en su cuarto, verse mujer frente al espejo. Cuando llegó a los veinte años “sentí un deseo frenético de mostrarle al mundo la persona que era” y, sin atreverse a compartirlo con su familia, salió a la calle vestida de mujer.
Bogotá la recibió con odio. En 2009, en uno de los primeros intentos de salir de su casa como Eliana, casi muere luego de recibir una puñalada de 6 cm. Meses más tarde, tras casi recibir un disparo mientras huía de una jornada de ‘limpieza social’, decidió que no podía permanecer en Colombia. Eliana había estudiado un pregrado y sabía ruso, español, inglés, portugués y algo de mandarín. De algún modo saldría a estudiar en el exterior.
Cuando Eliana se ganó una beca para estudiar en la Universidad de Taiwán no se lo creía. Lo que había sufrido mientras estudiaba Química Farmacéutica en la Universidad Nacional, quedaría atrás. Por fin saldría del país.
Además de que iba a estudiar una carrera de alta demanda, un MBA en Administración de la Salud, en esta ciudad podría empezar a ser una mujer en pleno sentido.
Y por un tiempo así lo fue. Durante el año que estudió en Taiwán, Eliana pudo adelantar su tratamiento médico para continuar su transformación en una mujer. Tomó las hormonas prescritas y el resultado la sorprendió: “podía ver y sentir que mi cuerpo cambiaba, no me esperaba que el tratamiento fuera así de efectivo. En poco tiempo mis pechos crecieron, mi voz cambió y me sentía aún más como una mujer”.
Allí hizo amigos y tuvo su propio hogar, un pequeño apartamento donde estudiaba y cocinaba postres que vendía en la universidad para ganar dinero extra. Avanzaba en maestría y su tratamiento iba por buen camino.
Sin embargo luego de un año de estudio, Eliana debía renovar su pasaporte. Y para hacerlo tenía viajar al consulado más cercano, en Hong Kong.
Llegó a la ciudad e inmediatamente la detuvieron en inmigración. Cuando las autoridades vieron su pasaporte la recibieron con confusión y hostilidad. Una mujer con pasaporte de hombre había llegado a sus puertas. No podían registrar su entrada en el sistema. Le dijeron que no entraría a China hasta que la situación fuese aclarada. China no podía recibirla con los papeles que portaba; ella era una mujer y sus papeles debían decir lo mismo.
Sin embargo, ese cambio de letra en la casilla de sexo era imposible. Para eso debía declarar un trastorno sicológico o removerse los genitales con los que nació.
Pese a que Eliana tiene un pene, aunque durante gran parte de su vida se presentó como hombre, es una mujer. Sus genitales son masculinos, pero esa persona que se encontraba en la fotografía del documento ya no era ella. Eliana no tenía ni tiene ningún trastorno sicológico y quería ser mujer “sin mutilar mi cuerpo”.
Esto, al momento de su llegada y su estadía en Hong Kong, era imposible. Para entonces, Colombia no permitiría corregir el sexo de su documento de identidad mientras tuviese genitales masculinos.
Aún si hubiera querido realizarse estas pruebas o someterse a dicho tratamiento, ya era muy tarde; Eliana se encontraba recluida en el aeropuerto de Hong Kong y no podía salir. No la dejaban usar el teléfono.
“Me metieron en una celda de detención en el aeropuerto. Me hacían preguntas violentas y me obligaban a usar el baño de hombres que se encontraba en la misma celda, donde todos los detenidos podían verme”. Allí la interrogaron, la desnudaron y se burlaron de su figura. La tocaron y maltrataron –sin que esto contara legalmente como abuso, pues en China ‘abusador sexual’ es una categoría que aplica a quienes abusan de mujeres y niños, pero Eliana era un hombre, su documento lo decía–.
Detenida junto a criminales, contrabandistas e inmigrantes ilegales, aún tenía batería en su celular y “desesperada le escribí a todos mis contactos, a todos mis amigos en Facebook y Twitter y distintos grupos LGBT para que me ayudaran”.
Al parecer funcionó. Luego de emitir la orden de deportación, el Gobierno de China le ofreció libertad condicional. Eliana podía entrar a la ciudad pero no salir a ninguna parte que no fuera Colombia. Ahora se encontraba en una ciudad que no conocía, no tenía a donde ir y le aterraba la idea de tener que volver a su país natal.
Sin Estado, y solo con carácter de residente temporal en China, Eliana buscó ayuda de la ONU para encontrar asilo. De nuevo, su carencia de identidad oficial y su realidad genital le hicieron las cosas difíciles. Dado que Eliana no tenía papeles, el país que la recibiera debía emitir un pasaporte según sus leyes y condiciones.
De los 40 países que tienen convenios de reasentamiento con la ONU, solo cinco la podrían reconocer como mujer.
Hasta que Eliana se presentó, la ONU no había otorgado a ninguna persona trans el carácter de refugiado. Aunque ella fue la primera “la primera refugiada transgénero que no se ha realizado la cirugía de reasignación de sexo en ser reconocida como mujer”, esto no fue más que un alivio temporal. Durante meses ningún país aceptó su solicitud de reasentamiento.
Eliana, en su vacío burocrático y como muchas víctimas de guerra, fue una exiliada sin papeles.
Hong Kong no recibió a Eliana como lo hizo Taiwán. Aunque la organización Rainbow Action le encontró la pequeña habitación de 4×1.5, temía salir a la ciudad. La orden de deportación seguía en píe y “en cualquier momento me podía coger la policía y armar problemas”.
Durante el tiempo que esperó sin la posibilidad de trabajar o estudiar, Eliana recibía una pequeña cantidad de comida y solo contaba con un sustento de 150 dólares mensuales, entregados por el Gobierno de Hong Kong, una de las ciudades más caras del mundo.
Su situación era difícil. En octubre del 2013 se desmayó en la calle y, una vez en el hospital, por su condición de transgénero, no fue tratada por el déficit hormonal que sufría; en cambio, la internaron en el pabellón siquiátrico.
Durante más de ocho meses Eliana estuvo en Hong Kong, quedándose en distintos hogares de paso que lograba encontrar. En ocasiones se quedaba en centros de detención destinados a personas con problemas legales por solucionar o en pequeñas oficinas de las organizaciones que la buscaban. En ningún sitio podía residir mucho tiempo, no tenía papeles que mostrar, nada se podía decir oficialmente de ella.
*****
Eliana encontró hogar gracias a Nueva Zelanda. El país de Oceanía, que conocía su caso desde el principio, se demoró meses considerando su aplicación, pues en el momento se encontraba recibiendo refugiados de Siria. “Yo sé que un sirio se quedó sin puesto por cuenta mía”, reconoce.
Pero ahora Eliana tiene pasaporte de refugiada, vive en Auckland y China ya quedó en el pasado. Esto significa que, aunque aún no tiene Estado, ella goza de todas garantías propias de un ciudadano neozelandés, de una mujer neozelandesa.
Allá es famosa. Salió en los periódicos más leídos del país y en ocasiones la reconocen en las calles. Está contenta.
“Ellos se sienten muy orgullosos de mi historia. Con ella quieren reafirmar la idea de que su país es un país abierto. Aquí me brindan toda la asistencia que necesito”. Vive en el centro de la ciudad con su marido; trabaja como operadora logística en una aerolínea de vuelos privados y, cuando tiene tiempo, escribe en su blog –donde ha registrado sus vivencias y pensamientos, desde su vida en China hasta el encuentro con su esposo.
La vida es en entero distinta allí. Su visa de residencia tiene ‘indefinido’ como fecha de expiración y, aún más importantemente, en la casilla ‘sexo’ dice ‘femenino’.   Hace poco hizo los trámites para obtener su licencia de conducción, algo que meses atrás hubiera sido imposible. “Es la primera vez en mi historia como Eliana que tengo un documento que me identifica”, escribió en una entrada de su blog.
En Colombia, según un informe sobre los derechos de la comunidad LGBT realizado por Colombia Diversa, las mujeres trans son víctimas de la mayor parte de los ataques y muertes que se presentan en la comunidad.

Alejandro Lanz, abogado de la organización Colombia Diversa y director de PARCES, explicó que el reconocimiento legal de sexo sin necesidad de una revisión genital o sicológica, es una inmensa batalla que se ha ganado.
Por eso tal vez es momento de recordar la historia de Eliana y la invisibilidad que una simple casilla en un documento oficial le causó.
Eliana vivió las consecuencias extremas de la imposibilidad de documentarse. Su pasaporte decía ‘masculino’ pero lo que vieron al otro lado del mundo fue a una mujer. Esta disparidad significó para Eliana una estadía de más de ocho meses en China, en un limbo burocrático como una especie particular de refugiada.
Tuvo que esperar a que la burocracia internacional le diera un lugar, a que en algún país reconocieran lo que ella es.
Cuando le pregunté a Eliana sobre la posibilidad de la corrección de sexo en la cédula colombiana, ella respondió, casi riendo: “No es sorpresa para mí. Es como un ‘por fin, ya era hora’”

Publicado por KIEN&KE – Alejandro Vesga – 11/07/15 -

El nuevo cuerpo de policía de Kiev

Dos jóvenes oficiales de la policía de Kiev dejándose fotografiar mientras patrullan, este jueves.

Cuentan con 2.000 nuevos jóvenes miembros y destaca la presencia femenina

Las autoridades policiales ucranianas han sufrido un duro golpe dedesprestigio a causa de la corrupción que había en la entidad y también por la cruel imagen que se forjaron tras las violentas cargas contra los manifestantes en la plaza Maidan del año pasado, donde más 100 personas perdieron la vida para que Víktor Yanukovichfuera derrocado de la presidencia.

Por ello,
 Ucrania, todavía en pleno conflicto, está tratando de mejorar su servicio de policía de la manera más agradable posible: los cambios en el cuerpo incluyen la contratación de nuevos agentesjóvenes y, además, fotogénicos.

CAMBIO RADICAL

Como resultado, la nueva Administración en Kiev ha estado tratando de reformar sus fuerzas policiales, empezando con un cambio de nombre y seguido por la contratación de entrenadores procedentes de Estados Unidos y Canadá. 

La
 reestructuración de la plantilla es también significativa: los policías de más edad han sido destituidos y se han fichado 2.000 oficiales nuevos -una cuarta parte de los cuales son mujeres-.

La nuevos agentes empezaron a patrullar las calles de la capital de Ucrania durante el fin de semana pasado y desde entonces ha sido un gran éxito en las redes sociales, ya que
 el nuevo personal destaca por su juventud y su estética. Estas patrullas se concentran sobretodo en las zonas más turísticas y concurridas de la capital ucraniana.

CONECTAR CON LA POLICÍA

Los selfis que corren por la red se publican en Facebook por la página de noticias locales Nash Kiev (“Nuestro Kiev”). En Twitter, el hashtag #KyivPolice se ha usado 3.500 veces en menos de una semana.

Con esta iniciativa que está triunfando en internet se esperamejorar la imagen
 de la policía ucraniana en general y recuperar la confianza de la ciudadanía, además de ser una excelente forma de llamar la atención.

Publicado por elperiodico.com – Kiev (Ucrania) – 09/07/15 -

El doble castigo de las mujeres presas por tráfico de drogas

En Brasil, 20.541 mujeres están en situación de cárcel. La información es del Infopen 2015 – Relevamiento Nacional de Informaciones Penitenciarias, un informe del Ministerio de Justicia divulgado recientemente sobre la población carcelaria brasilera.

En el documento se señala que el 63% de las mujeres están en situación de cárcel por delitos relacionados con el tráfico de drogas: 5.096 son acusadas de tráfico, 421 por tráfico internacional y 832 por asociación con el tráfico. La variedad de acusaciones se verifica desde la promulgación de la Ley 607.431, de 2006, que hizo más severos los castigos por tráfico; al establecer nuevos criterios que no aclaran quién debe ser considerado usuario y quién traficante, la ley abrió un margen para interpretaciones que contribuyeron al encarcelamiento por tráfico.

"El peor castigo de la mujer es la pérdida del poder familiar sobre los hijos”. Juliana Belloque, defensora pública en el Estado de São Paulo.
En 2005, antes de la aprobación de la Ley, el 34% de la población carcelaria femenina respondía por delitos vinculados con el tráfico. En menos de 10 años, esa proporción sobrepasa el doble. Esta información se vincula con un fenómeno internacional de aumento del encarcelamiento femenino por la criminalización de las drogas: el 60% de la población femenina mundial responde por delitos de esa naturaleza.
En Estados Unidos, país con la mayor población carcelaria mundial, el aumento de detenciones de mujeres por tráfico aumentó un 800% en los últimos 30 años. Los datos son de la organización internacional de derechos humanos The Witchcraft and Human Rights Information Network(WHRIN), que divulgó una infografía, el pasado 26 de junio, día de la Acción Global "Support, Don’t punish” (Apoyo, no castigo). La campaña tiene como objetivo discutir las políticas de drogas bajo una perspectiva de apoyo y preservación de los derechos humanos de los usuarios.
"Estas mujeres no representan nada para el tráfico, cometen delitos menores y sólo comprueban la falencia del sistema carcelario, que con una política de encarcelamiento llena las prisiones y no resuelve el verdadero problema”, critica Juliana Belloque, defensora pública en el Estado de São Paulo.
Para ella, uno de los mayores problemas del encarcelamiento femenino es lo que considera la "extensión de la pena”, más allá de la libertad perdida por las detenidas: la familia.

Maternidad amenazada
"El peor castigo de la mujer es la pérdida del poder familiar sobre los hijos”, se lamenta. Sin embargo, su denuncia tiene el carácter de sentencia en la mayoría de los casos en que, en los tribunales, el lado de los acusados está ocupado por mujeres. Mientras son presas provisoriamente y pasan meses a la espera de un juicio, su maternidad es amenazada por la Justicia: en muchos casos, al final de la pena judicial, la egresada encuentra que, en libertad, ha perdido la custodia de sus hijos, enviados para adopción.
Para evitar estas situaciones, el proyecto Madres en la Cárcel surgió a partir de demandas de grupos de la sociedad civil que hacen un seguimiento del problema, como la Pastoral Carcelaria. Instituido en mayo de 2014, el programa es una asociación entre la Defensoría Pública y el Sistema de Administración Penitenciaria (SAP). A partir de la prisión, el Convive, grupo de la SAP responsable del relevamiento y el envío de las informaciones, recibidas por núcleos de situación carcelaria de la Defensoría Pública y por núcleos de la Infancia y Juventud, se realiza un registro de la detenida. De esa forma, hay un trabajo para que haya una defensa del ejercicio de la maternidad dentro del sistema carcelario del Estado de São Paulo, con el seguimiento de historias como la de una madre que, debido a su embarazo de riesgo, cumplió su detención provisoria con carácter domiciliario. Sin embargo, el niño falleció, y la mujer, incluso en período de luto, respondió a la intimación judicial. En el tribunal, se decretó su prisión.
"El juez la miró y no vio el luto, sólo el hecho de que ella no ejercía la maternidad y no tenía motivos aparentes para continuar en casa. Sabiendo de este caso, pudimos intervenir”, cuenta Bruno Shimizu, defensor público y coordinador auxiliar del Núcleo Especializado de Situación Carcelaria de São Paulo. Señala que, en el Estado de São Paulo, en la mayoría de los casos, las madres tienen sólo seis meses garantizados para el amamantamiento de los hijos recién nacidos, tiempo que, en la Ley de Ejecución Penal, es considerado mínimo. En 2009, la resolución Nº 3 del Consejo de Política Criminal y Penitenciaría (CNPCP) presenta recomendaciones específicas para la situación de hijos de madres encarceladas, e instituye el plazo mínimo de un año y nueve meses para que queden en contacto, norma que no es respetada en el Estado de São Paulo, según el defensor.

Conservadorismo del Poder Judicial
Shimizu responsabiliza al "compromiso ideológico con el conservadorismo” del Sistema Judicial Brasilero, que extrapola la Ley y sus recomendaciones. "Es una postura de exterminio de clase y de machismo. La mujer, cuando es juzgada, es moralmente expuesta. El juez insiste en exponer que no la considera digna del ejercicio de la maternidad, ya que cometió una infracción y sobrepasó los límites de lo que él considera que es el lugar de la mujer en la sociedad”, explica. También señala cómo las prisiones, en esos casos, son más punitivas para las mujeres: mientras que los hombres reciben visitas de esposas y compañeras, los visitantes de las prisiones femeninas son madres y hermanas, que muchas veces incluso dependen del sustento de la encarcelada.
Las declaraciones de los defensores también son confirmadas por números y otras informaciones recogidas durante nueve meses por las profesoras Bruna Angotti, antropóloga y profesora de Derecho de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, y por Ana Gabriela Mendes Braga, doctora en Criminología y profesora de la Universidad Estadual Paulista (Unesp), en el informe "Dar a luz en la sombra”. La investigación, publicada en noviembre de 2014, es parte del proyecto"Pensando el Derecho”, una serie de iniciativas de la Secretaría de Asuntos Legislativos del Ministerio de Justicia (SAL/MJ), para que sean accesibles para la sociedad civil datos sobre la práctica legislativa brasilera.
En el caso del informe, el objetivo era hacer el seguimiento de modelos penitenciarios que buscaban atender a las demandas de la Ley relacionadas con la maternidad. Además de la consulta a especialistas, a empleados del sistema carcelario y otras informaciones de cuño oficial, las investigadoras entrevistaron a 80 detenidas, que denunciaron la violación de derechos básicos, principalmente el de defensa.
Durante la investigación se constató que sólo seis estados tienen políticas dirigidas a la maternidad en situación de cárcel: Ceará, Bahía, Paraná, Minas Gerais, Río de Janeiro y São Paulo. En esos estados, se implantaron sectores de maternidad y programas como Madres de Cárcel. Sin embargo, las investigadoras constataron que no hay, en ninguna de ellas, respeto integral a las leyes sobre la maternidad, principalmente en relación con la resolución Nº 203. En el informe también se constata el defasaje de la atención pública a la defensa: las mujeres están sujetas a la tasa nacional de 16.043 detenidos por defensor.
"Específicamente en relación con el acceso a la justicia, pudimos percibir el doble impacto de su precariedad, el primero de orden material, identificado en la falta de acceso a la información, poca participación en el proceso criminal y civil, y ejercicio precario de la autodefensa y defensa técnica; el segundo subjetivo, con aumento de la ansiedad generada por la sensación de abandono, impotencia y angustia frente al sistema de justicia y a su propio destino”, se relata en el documento.

Para Angotti, además de las informaciones en relación con el ejercicio de la maternidad en las prisiones, en el informe se expone aún más el problema de las detenciones provisorias, ya que buena parte de las mujeres encarceladas están en esa condición. El tenor de los delitos demuestra, para la investigadora, cómo el Poder Judicial no tiene capacidad para evaluar la complexidad de los casos, que están lejos de ser considerados como de una "alta peligrosidad” que justifique el encarcelamiento.
"Muchas mujeres cometieron los delitos por ser madres. Porque no tenían condiciones para sustentar a su familia y necesitaban changas, trabajos adicionales a otros que ya tenían. El Poder Judicial no tiene capacidad para entender que está deteniendo sólo a mulas, o víctimas del tráfico, que cometieron el delito sólo por una cuestión de supervivencia”, se lamenta.

Publicado por ADITAL – Brasil - Agnes Sofia Guimarães – 09/07/15 -