sábado, 20 de junio de 2015

Violación colectiva: adolescentes habrían sido blanco de violencia sexista

Multitud en el entierro de una de las víctimas del estupro coletivo en Piauí.

El delito cometido en el Estado de Piauí y que conmocionó a Brasil el último 27 de mayo tiene repercusión internacional. Tanto que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su Agencia para la Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) resolvió posicionarse en relación con el estupro colectivo, que victimó a cuatro adolescentes entre 15 y 17 años. El delito fue cometido también por adolescentes del sexo masculino, de la misma franja etaria. Una de las víctimas, Danielly Rodrigues Feitosa, murió a causa de las heridas recibidas. Sus cuerpos fueron violados, torturados y mutilados.

La Agencia de la ONU afirma que las adolescentes fueron blanco de violencia sexista, con sus cuerpos violados, torturados y mutilados. En nota pública, se solidarizó con las cuatro víctimas del estupro que ocurrió en la ciudad de Castelo do Piauí, ONU Mujeres destaca que desde marzo de este año Brasil aseguró el femicidio –asesinato de mujeres y niñas con características de crueldad– como delito horrendo en el Código Penal mediante la Ley nº 13.104/2015.

Como 16ª nación latinoamericana con castigo previsto en ley al femicidio, Brasil fue elegido como primer país-piloto para adaptar el Modelo de Protocolo Latinoamericano para la Investigación de Muertes Violentas de Mujeres por Razones de Género, elaborado por ONU Mujeres y por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, debido a las políticas y a la red de servicios públicos de enfrentamiento a la violencia.

Sin embargo, más allá de la responsabilización del poder público a los agresores, justicia y reparación a las víctimas, son necesarias transformaciones de comportamiento y actitud de parte de la sociedad y consciencia pública sobre la gravedad y los altos índices de violencia contra mujeres y niñas: cerca de 50.000 estupros y 5.000 asesinatos por año. "Esto implica cambios diarios y movilizaciones, a todos los niveles, sobre la manera como mujeres y hombres, niñas y niños se relacionan, adoptando valores y prácticas afirmados en la igualdad y libres de cualquier forma de violencia”, señala Nadine Gasman, representante de ONU Mujeres Brasil.


Publicado por ADITAL – Brasil – 16/06/15 -

Una mujer presidirá, por primera vez, la Corte Suprema en Afganistán

El nombramiento de la jueza Anisa Rasooli ha generado una ola de reacciones en un país donde la legislación va por delante de la idiosincracia de una sociedad fuertemente conservadora.
Pese a que la legislación reconoce la igualdad entre diferentes sexos, la sociedad afgana, de confesión musulmana suní entre un 80-89% de la población, es muy conservadora y la figura del mulá o lider religioso tiene gran peso.
El Consejo de Ulemas (clérigos islámicos) de Afganistán ha sido el primero en protestar y ha exigido que se revoque esta nominación porque, según ellos, la ley islámica o sharía no permite que una mujer ocupe el puesto de jueza.
Este argumento divide a los juristas musulmanes y está sujeto a diferentes interpretaciones ya que, por ejemplo, la “capacidad de arbitraje de las mujeres”, según el dictamen de algunos juristas chiíes no presenta ningún inconveniente. De hecho, en países mayoritariamente chiíes como Irán, las mujeres desempeñan el cargo de juez con facilidad.
El nombramiento de Anisa Rasooli por parte del presidente afgano, forma parte del impulso dado
por Ashraf Gani al nombramiento de mujeres en puestos de responsabilidad.
Otras cuatro mujeres ocupan carteras ministeriales como la de Trabajo, Educación, Antinarcóticos y Mujer. El presidente afgano ha anunciado, además, que habrá más mujeres en puestos de embajadoras y gobernadoras regionales.
Asociaciones especializadas en la lucha por los derechos de la mujer como la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán dieron la bienvenida a la nominación de la jueza Rasooli.
Rasooli, licenciada en Derecho en 1986 por la Universidad de Kabul, fue directora y una de las fundadora de la Asociación de Juezas Afganas. En la actualidad, encabeza la Corte de Apelación Juvenil.

Publicado por EURONEWS Noticias – 16/06/15 -

Trabajadoras domésticas subsisten en la indefensión en México

Trabajadoras en el servicio del hogar celebran la aprobación del Convenio 189 sobre las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos, en la sede de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra, en junio de 2011. Crédito: OIT
Los dos últimos empleos le han dejado un sabor amargo a Yoloxochitl Solís, una mexicana de 48 años y madre soltera, que ella resume con dos conceptos: abuso y discriminación. 
“La señora me tiraba la comida, los medicamentos. Empezó a ser grosera conmigo, porque no le gustaba que saludara a las personas que la visitaban, quería que estuviera encerrada en la cocina, no podía pasar ni al baño”, confió Solís a IPS, al relatar algunas penurias que ha soportado como empleada del servicio doméstico.
Esta madre que crió sola a su hijo, ahora  de 24 años, y cuyo nombre significa “flor de corazón” en lengua náhuatl, trabajó entre 2000 y 2005 como empleada externa en una casa en Villa Olímpica, un barrio de clase media del sur de Ciudad de México, donde además de limpiar y cocinar debía cuidar a una mujer octogenaria.
“Las trabajadoras son despedidas sin justificación, acusadas de robo, las meten a la cárcel por acusaciones de cualquier tipo para no pagarles, sufren acoso sexual. Están en el desamparo, el trabajo está desvalorizado”: Marcelina Bautista.

“Era muy extraño la agresividad del trato, porque no tenían por qué discriminar a nadie”, dijo sobre la anciana y su hijo de unos 60 años.
Ganaba unos 20 dólares diarios, de los que dos se le iban en transporte,  por una jornada muy larga, de lunes a sábado, a la que se sumaban dos horas de traslado, mientras como beneficios solo recibía un pequeño aguinaldo anual. Cansada de los malos tratos, renunció.
Pero su siguiente experiencia fue incluso peor. Recomendada por un sobrino, aceptó atender, también en Villa Olímpica, a una señora que había sufrido una embolia y que tenía dos hijos.
En teoría, su jornada laboral era de 8:30 a 15:00. “Pero salía hasta las ocho de la noche, siempre había algo que hacer y aunque me enfermase, no podía faltar”, rememoró.
En marzo, Solís padeció una alergia y un cuadro febril y la obligó a permanecer en su casa, en el populoso barrio de Magdalena Contreras, también en el sur capitalino.  “Me gritaron, me insultaron, no quisieron escucharme”, contó, por lo que dejó el trabajo en que estaba desde 2006.
Historias como la de Solís son moneda corriente en México, donde las trabajadoras del hogar padecen discriminación, explotación, acoso sexual y salarios bajos, sin que la legislación azteca las defienda.
Pese a este contexto, México aún no ratifica el Convenio 189 sobre Trabajadoras y Trabajadores Domésticos, que se suscribió en 2011 dentro de la Organización Internacional del Trabajo y entró en vigor dos años después.
El convenio, que México sí firmó en 2011 y es vinculante, define estándares laborales, como salario mínimo, libertad de asociación, el derecho a la negociación colectiva, protección del abuso y el acoso, un día de descanso semanal, contratos formales, seguridad social y descanso por maternidad.
Ese acuerdo se acompañó con la Recomendación 201, en este caso no vinculante,  que representa una guía práctica para el fortalecimiento de las leyes y políticas nacionales hacia el trabajo en el servicio doméstico.
El instrumento aborda también asuntos no cubiertos por el Convenio 189, como políticas y programas para el desarrollo profesional de los trabajadores, datos y cooperación internacional, como la protección de los derechos de las empleadas de personal diplomático.
“Las trabajadoras son despedidas sin justificación, acusadas de robo, las meten a la cárcel por acusaciones de cualquier tipo para no pagarles, sufren acoso sexual. Están en el desamparo, el trabajo está desvalorizado”, señaló Marcelina Bautista,  fundadora y directora no gubernamental Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (Caceh).
Bautista, quien también es coordinadora regional para América Latina de la Red Internacional de Trabajadoras del Hogar, habla desde su propia experiencia, según contó a IPS, porque empezó a trabajar como empleada doméstica en la capital cuando tenía 14 años.
Originaria del sureño estado de Oaxaca, los vejámenes de que fue víctima la hicieron tomar conciencia de la precariedad del trabajo doméstico y retomó sus estudios, para poder ayudar a mejorar las condiciones de vida de quienes se emplean en el sector.
Caceh recibe entre tres y cinco quejas diarias, las más comunes por despido injustificado y discriminación, que si no se resuelven mediante el diálogo pasan a un grupo de abogados voluntarios. El Centro también asesora a las empleadas del hogar sobre sus derechos y opera un programa de colocación laboral.
Datos de la indefensión
En el informe “Condiciones laborales de las trabajadoras domésticas”, publicado en abril por la estatal Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación, resalta el clasismo, la violencia, el racismo y los agravios que padece ese colectivo.
Se calcula que 2,3 millones de personas, más de 90 por ciento mujeres, trabajan en el servicio doméstico en este país latinoamericano de 120 millones de habitantes.
Ese reporte evidenció la baja escolaridad, el trabajo heredado de familiares, la contratación irregular y las jornadas como rasgos distintivos en el sector.
A partir de encuestas a trabajadoras y empleadores, ese organismo halló que los principales conflictos provienen de falsas acusaciones de robo, revisiones a sus pertenencias, maltrato verbal, uso de lenguaje peyorativo e incluso abuso físico.
Las empleadas mencionaron desventajas como falta de seguridad social, malos salarios, el maltrato, trabajo pesado y demandante, sin horario fijo e incumplimiento de las pautas de la contratación.
Además, enumeraron la falta de dinero y de estudios y carencia de opciones como razones para desempeñar esas labores.
La muestra encontró un promedio de edad de 35 años. Del total,  la mayoría, 28 por ciento, tiene entre 18 y 25 años, mientras que cinco por ciento es menor de edad.
De las trabajadoras encuestadas, 36 por ciento empezó a trabajar como menos de 18 años y 21 por ciento cuando aún no tenía edad legal para hacerlo,  que en México es de 15 años.
Además, 23 por ciento son de origen indígena y de este segmento, 33 por ciento sufrió trato despectivo y a 25 por ciento se le prohibió hablar en su propia lengua.
Durante la 104 sesión la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, que se celebró en Ginebra entre el primero de este mes y este sábado 13, el gobierno mexicano comunicó a la organización que analiza cómo compaginar los dos instrumentos internacionales y la Ley Federal del Trabajo, reformada en 2012 sin incluir los compromisos del Convenio 189.
Pero el gobierno no acató la previa invitación de la Comisión de Expertos en Cumplimiento de Convenciones y Recomendaciones de la OIT de enviar lo antes posible el texto al Senado para su ratificación y entrada en vigor en el país.
Por América Latina, Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana y Uruguay ya lo ratificaron, según datos de la OIT.
Solís reconoció que desconoce la existencia de un convenio internacional que podría protegerla.  “Es muy importante que se nos oriente sobre cuál es el trabajo y nuestros derechos”, demandó.
Para Bautista, es difícil sensibilizar a los tomadores de decisiones. La activista sostuvo que el Convenio 189 es “primordial”, porque “es mejor que cualquier ley nacional. Además, hay que adecuar las leyes conforme al convenio, la ley no es buena para las trabajadoras del hogar”.
Publicado por IPS – Emilio Godoy – México – 16/06/15 -


La peripecia de la sacerdotisa de Egtved, enterrada hace 3.400 años con minifalda

MUSEO NACIONAL DINAMARCA / EIGENES WIRK
Restos de ropas de la muchacha, en el Museo de Copenhage y una reconstrucción de su aspecto

Un estudio de sus restos, hallados en 1921, concluye que nació en la Selva Negra y recorrió el norte de Europa poco antes de morir a los 16-18 años
Esta historia acontece pocas décadas antes de la Guerra de Troya, la batalla que definió el mundo griego en la Edad de Bronce. Mientras los héroes se mataban frente a Ilión, en el norte de Europa las mujeres llevaban una vida llena de viajes y sobresaltos. Así lo demuestra el estudio realizado a los sorprendentes restos de la chica de Egtved, hallados en 1921 y cuyas pertenencias hoy se conservan en elMuseo Nacional de Dinamarca. Entre ellas, sorprende todavía la moderna ropa que vestía, con una minifalda hecha de trenzas y una blusa que dejaba la cintura al aire. Como una chica de hoy, de siempre.
Hallada en un sarcófago de roble, la muchacha de Egtved tenía entre16 y 18 años cuando murió, aunque no se han conservado restos óseos, debido a la acidez y humedad del medio en el que el enterramiento estuvo durante más de tres milenios. Sin embargo sí quedaban restos del pelo, dientes y uñas, más algunos tejidos blandos, piel y encéfalo. El ataúd apareció alineado con el amanecer, mirando al este, y cuando se abrió cambió algunas de las ideas preconcebidas que se mantenían sobre la Edad de Bronce en el norte europeo.
Ahora el análisis de los isótopos de estroncio, realizado por un equipo de científicos multidisciplinar y publicado en «Scientific Reports», ha abierto un montón de nuevas sorpresas sobre la vida -y sobre todo sobrela vida de las mujeres- en aquella remota época. Se han aplicado análisis biomoleculares, genéticos, bioquímicos y geoquímicos de los restos y las zonas del norte de Europa desde Dinamarca a Alemania y el norte de Gran Bretaña, a la busca de coincidencias. Porque la alimentación durante sus múltiples viajes ha dejado huellas en los tejidos que demuestran por dónde anduvo la muchacha. ¡Y qué años de peregrinaje sin fin!


Enterrada junto a un niño de 5 años

Para empezar, su vestimenta no se hizo con lana local, lo cual muestra un trasiego comercial de materias primas. A la minifalda de cuerdas y la blusa corta se suma un cinturón con un disco de bronce decorado. Este disco simboliza el sol, motivo por el cual los especialistas asociaron a la chica con los cultos solares en los que ejercería un cierto protagonismo como sacerdotisa probablemente. Junto a su cabeza, en el interior del ataúd, había una urna con losrestos cremados de un niño de 5 años, que han sido sometidos también a análisis.


Enterrada en Egtved, en el centro de Dinamarca, los restos dentales de un molar que se forma a los 3-4 años muestran niveles de estroncio compatibles con la zona de la Selva Negra, por ello el estudio concluye que la sacerdotisa procedía de esa zona del sur de la actual Alemania. A muchos cientos de kilómetros. Los restos del niño enterrado también muestran que era originario de fuera de Dinamarca.
Pero el análisis de los cabellos registra también una vida muy viajera. Elcabello que tenía cuando murió había crecido durante casi dos años y por ello los expertos lo dividieron en cuatro segmentos que corresponden a los últimos 23 meses de su vida. Tanto en el extremo como en las raíces, y debido al estroncio acumulado en los tejidos capilares, el equipo ha concluido que viajó intensamente por el norte de Europa. Tal vez era una sacerdotisa importante o inquieta. Tal vez la población se desplazaba de continuo para contactar con otras.
Los restos han permitido recuperar 28 millones de secuencias de ADN que serán analizados para tratar de asociarlos con personas actuales. Pero mientras tanto, el trabajo de estos científicos ha alumbrado mejor la vida de la mujer en la Edad de Bronce

El túmulo fue excavado en 1921, y en él se encontró el ataúd que había sido alineado hacia el este y oeste. Además de sus ropas perfectamente conservadas, la muchacha fue cubierta con una piel de vaca. Además de su blusa de manga corta y minifalda lucíapulseras de bronce y el cinturón con el disco ya mencionado. Por las semillas y restos vegetales asociados se supo que fue enterrada en verano. Entre los objetos hallados junto a su cuerpo había cerveza de trigo, miel, mirto y arándanos.
Publicado por ABC.es – J.G.C. – Madrid – Mayo/2015 -

La justicia australiana impide a una mujer dar el pecho a su hijo por tener un tatuaje

Una mujer, dando el pecho a su bebé.

El padre interpuso la denuncia y el magistrado cree que el bebé se expone a un riesgo de salut "inaceptable", pese a que la madre se sometió a pruebas para descartar hepatitis y VIH

Un juez australiano ha prohibido a una mujer que se grabó untatuaje hace cuatro semanas que le dé pecho a su hijo de 11 meses por considerar que expone a su bebé a "un riesgo inaceptable", según han informado este jueves medios locales.
La decisión del magistrado se da a pesar de que los resultados de las pruebas a la que se sometió la mujer para descartar hepatitis y VIHfueron negativos, según la cadena local ABC.
El juez ha determinado en este caso -cuya denuncia fue presentada en los tribunales en Sídney por el padre del pequeño en medio de una amarga disputa familiar- que las pruebas clínicas no son concluyentes.

Críticas al juez

Por su lado, la directora ejecutiva de la Asociación Australiana deLactancia Materna, Rebecca Naylor, ha expresado su preocupación por el precedente que pueda sentar este fallo en el sentido de dar mayor poder a los jueces para pronunciarse sobre los riesgos a los que se exponen las mujeres.
Naylor también asegurado que la industria del tatuaje en el país está muy regulada y las posibilidades de contraer una infección son muy bajas, por lo que ha remarcado que "a menos de que exista alguna evidencia de que haya contraído una infección a raíz de su tatuaje, la decisión no es razonable".
Publicado por elperiodico.com – Sidney – Efe – 18/06/15 -

La indomable, una historia de dignidad

La activista contra la mutilación genital femenina Fátima Djarra, natural de Guinnea-Bissau y vecina de Pamplona, trata de concienciar a la sociedad a través de un libro que recoge sus desafíos y sus confesiones más personales.

“Quiero concienciar y sensibilizar a la población sobre la ablación porque es grave para la salud ” “17.000 chicas menores de quince años en España están en situación de riesgo de que se les practique la mutilación genital”
Son 140 millones las mujeres que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), han sufrido la mutilación genital en su cuerpo y Fátima Djarra lucha cada día por dar voz a todas ellas, por evitar que esta cifra aumente y por conseguir que los derechos sean los mismos para africanos y africanas. “A la mutilación genital, que sigue siendo un tema tabú en millones de hogares, se suma la violencia de género, entendida como algo natural”.
A Fátima le practicaron la ablación “a golpe de navaja” con cuatro años en su país, Guinea-Bissau. Esto despertó en ella un deseo de lucha contra aquellas tradiciones de su cultura que suponen un ataque a los derechos de la mujer. En el momento en el que se la realizaron lo vio como algo normal por la cultura en la que vivía, pero cuando estudió el aparato reproductor femenino en un internado cerca de la capital, se sintió incompleta. “El profesor no criticó la ablación ni habló sobre sus estragos, bastó con que dijera que el clítoris concentra la mayor parte de la sensibilidad sexual de la mujer”.
Las personas que practican la ablación en estos países no son cirujanos, por lo que no siguen pasos médicos seguros para la salud de las niñas. “Emplean hojas de afeitar, cuchillos o espinas de acacia”, instrumentos que no están esterilizados y, por otro lado, tampoco se les aplica anestesia, “como mucho algún ineficaz mejunje casero a base de barros, hierbas o cenizas”.
Fátima considera que el problema es, que las víctimas no entienden la mutilación genital como un ataque a su integridad física o a su salud, ni como una forma de sumisión y control de su libertad sexual frente a la dominación masculina porque no tienen referencias sobre otros estilos de vida. Por ello, a través de sus actividades quiere quitar la venda de los ojos a aquellas mujeres que no ven lo que esta tradición supone para ellas.
Después de pasar por Cuba, donde se graduó como técnica superior en Construcción Civil; por Bruselas, donde completó su formación en el Instituto de Transportes y Logística Routiers; y por Bilbao, donde realizó cursos de auxiliar de geriatría y mediación intercultural, el 1 de abril de 2008 se incorporó a Médicos del Mundo Navarra. “No compartí mi historia con el resto de mis compañeras hasta un año después”, pero una vez que lo hizo se dedicó a dar conferencias, talleres y ampliar la lista de contactos. Asegura que sabe que despierta odio y admiración a partes iguales. Admite haber soportado el rechazo de muchos porque cuando hablaba sobre derechos sexuales y la ablación, las mujeres tendían a ponerse a la defensiva, “posiblemente por pudor, pero cuando les narraba mi historia, se abrían a mí”.
Fátima afirma amar a su cultura y su tierra, pero su vida está dedicada a prevenir la mutilación genital, ya que en España hay 17.000 niñas menores de 15 años en situación de riesgo. Asimismo, trata de cambiar el estereotipo de la mujer dócil y apocada, consiguiendo la igualdad entre los hombres y las mujeres africanos. Para ello, su principal arma es la información y su historia, una vida llena de obstáculos y luchas constantes, pero que al mismo tiempo le han llevado a afrontar el desafío que realiza cada día.
INDOMABLE Es el libro que da voz a Fátima Djarra con la colaboración del escritor Gorka Moreno. “Escribir este libro ha sido una experiencia muy dura, pero a la vez he sentido alivio porque he sacado todo lo que llevaba dentro”. A Fátima le ha costado mucho tiempo contar su historia, su experiencia marcada por la ablación. Nunca había hablado con profundidad con nadie y a través de este libro ha explicado toda la angustia que llevaba dentro. El proyecto del libro comenzó en febrero de 2014 y tras varias entrevistas, conversaciones y confesiones, el relato da lugar a la historia de una mujer Indomable. “He experimentado dos sensaciones con el libro, por un lado, tristeza por la duda o preocupación de no saber la grandeza que alcanzaría; y por otro lado, mucha felicidad porque puede llegar a personas de toda España y ayudar a muchas mujeres en la misma situación”. Estas dos sensaciones corren por ella durante las presentaciones del libro, ayer en Madrid y hoy en Barcelona.
El objetivo de Fátima con este libro es dar a conocer la ablación, tanto a españoles que “lo sienten como algo muy lejano a este país”, como a aquellas africanas que se encuentran en esa tesitura. “Quiero concienciar a la población, sensibilizarles respecto a este tema porque es grave para la salud” y para ello cree que este libro es una buena oportunidad. Fátima confiesa que a través de reuniones, conferencias y charlas que da a través de Médicos del Mundo Navarra no puede llegar a un público amplio, “sin embargo con este libro puedo expresarme y llegar a personas de toda España”.

Publicado por Noticias de Guipuzcoa - UN REPORTAJE DE MYRIAM OJUEL HERREROS. FOTOGRAFÍA OSKAR MONTERO 17/06/15 -

En 2014 murieron 118 mujeres en Francia por violencia de género

Un total de 118 mujeres murieron en Francia el pasado año por violencia de género, tres menos que en 2013, según los datos comunicados hoy por el Gobierno.
En términos globales, eso significa que "una mujer muere cada tres días" a manos de sus parejas o de sus ex parejas, señalaron en un comunicado conjunto los ministerios del Interior y Sanidad y Asuntos Sociales, así como la secretaría de Estado de los Derechos de las Mujeres.
También fallecieron siete niños por hechos concomitantes al homicidio de su madre o de su padre en relación con violencias conyugales.
Según las mismas fuentes, 25 hombres fueron asesinados por sus parejas.
Si se incluyen los suicidios y las llamadas "víctimas colaterales", el número total de decesos como consecuencia de violencia entre parejas fue de 202 en 2014, 19 menos que el año anterior.
Un portavoz de la secretaría de Estado de los Derechos de las Mujeres señaló que esa evolución para una población de más de 65 millones de personas no es muy significativa estadísticamente.
En 2013, el número de condenas por violencia conyugal fue de 16.723, tras las 15.504 en 2012.
El pasado año el Gobierno francés extendió a todo el territorio un dispositivo que anteriormente se había experimentado en 13 departamentos para dotar con el llamado "teléfono de gran peligro" a las mujeres que corren gran peligro de ser víctimas de violencia de género. El objetivo es la distribución de unos 500 de esos aparatos.

Publicado por eldiario.es – EFE – Francia – Junio/2015 -

Cuando una niña con baja autoestima sueña con ser presidenta

Alumnos de una escuela para hijos de trabajadores de una plantación de té en el centro de Sri Lanka. Crédito: Kanya D'Almeida/IPS
Es posible que usted tenga una vaga idea de qué es la Educación para la Ciudadanía Mundial (ECM), pero si no se mueve en los círculos internacionales del desarrollo, probablemente no tenga la certeza del significado real del término.
En su intervención en un seminario sobre el tema realizado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York el lunes 15, Sofía García, de Aldeas Infantiles SOS, una organización que atiende las necesidades de más de 80.000 niños y niñas en 133 países, ofreció un excelente resumen.

"Junto al derecho a la vida y el derecho a la libertad debe estar el derecho a la educación. Es la clave de todas las libertades y el fundamento de la dignidad": Usman Sarki.

García se refirió a un reciente proyecto del Movimiento Mundial por la Infancia de América Latina y el Caribe, que su organización integra, y explicó qué sucedió cuando se les preguntó a 1.080 niños, niñas y adolescentes de 10 países latinoamericanos cuáles son sus prioridades para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que está elaborando la ONU.
“SOS trabaja con niños sin cuidado parental, y por lo general… tienen una autoestima muy baja”, señaló García.
“Pero 10 minutos después de que les explicamos la iniciativa y les dijimos ‘queremos escuchar tu voz, tú eres el agente de cambio’, niños que ni siquiera se consideraban como oradores de repente querían llegar a ser presidentes de sus países”, relató.
El ejercicio concluyó con la publicación de El mundo que queremos, una versión ilustrada, dirigida a niños y niñas, de los 17 ODS propuestos.
“Este es el verdadero poder de la educación para la ciudadanía mundial”, afirmó García.
El seminario tuvo el respaldo de varias misiones ante la ONU, incluidas las de Corea del Sur y de Estados Unidos, y fue auspiciado por Concord, una alianza de más de 2.600 organizaciones no gubernamentales europeas, Soka Gakkai Internacional e  Inter Press Service (IPS).
“Junto al derecho a la vida y el derecho a la libertad debe estar el derecho a la educación”, subrayó Usman Sarki, representante permanente adjunto de Nigeria ante la ONU.
“Es la clave de todas las libertades y el fundamento de la dignidad. Todos los demás derechos deberán depender del derecho a la educación”, aseguró.
Pero la realidad actual no refleja esa convicción.
Vivimos en un mundo donde 58 millones de niños y niñas no asisten a la escuela y donde 100 millones más no terminan el ciclo primario, según el último informe de seguimiento de la Educación para Todos, que publica laOrganización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
Si añadimos el dato de que hay 168 millones de niños y niñas que trabajan, y 200 millones de adultos desempleados, entonces la urgencia de la situación se hace evidente.
En total, unos 781 millones de personas no saben leer ni escribir, una estadística asombrosa en una época en que no solo la alfabetización básica, sino también la alfabetización informática, determinan cada vez más la diferencia entre una vida digna o la pobreza.
Sin embargo, la ECM trasciende la cantidad de personas que hay en las aulas, ya que el concepto de ciudadanía mundial refiere a un “sentido de pertenencia a una comunidad más amplia y a la humanidad”, según Unesco.
Su objetivo es transformar la pedagogía del aula, crear lazos de entendimiento cultural y conciencia cívica y forjar una ciudadanía mundial para el siglo XXI basada en los derechos humanos, la paz y la equidad.
La aplicación de la ECM será de naturaleza local, realizada de conformidad con los ministerios de educación de los países y adaptada a las necesidades específicas de los Estados o comunidades.
La ECM reconoce que la alfabetización básica no alcanza para conquistar la igualdad de condiciones en un mundo plagado de desigualdades, donde la brecha entre la riqueza de los países más ricos y los más pobres pasó de una proporción de 35 a 1 durante la época colonial a 80 a 1 en la actualidad.
Hoy en día, las 85 personas más ricas del planeta poseen más riqueza acumulada que 50 por ciento de la población mundial.
Es la calidad de la educación la que cerrará esas brechas y alcanzará objetivos esquivos, como la paz, la seguridad y la contención del extremismo violento.
Sarki, el diplomático de Nigeria, llamó la atención sobre el creciente número de personas del Norte industrial que se involucran en los “teatros de la guerra de Medio Oriente”.
“¿En verdad podemos decir que estas personas no son educadas? Muchos lo son. De hecho, los autores intelectuales de la actividad terrorista son muy educados. La pregunta es, ¿qué tipo de educación recibieron? Podemos ser educados y seguir con una mentalidad cerrada”, dijo.
El concepto de ECM se remonta a 2012, cuando el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lanzó la Iniciativa Mundial por la Educación en Primer Lugar, y después de mucho trabajo, en el que Corea del Sur tuvo un papel importante, la iniciativa se incorporó al  borrador cero del documento para la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015, que se definirá con las negociaciones a fines de mes.
Ya surgieron decenas de iniciativas internacionales y comunitarias centradas en la ECM.
Por ejemplo, la ECM es una de las áreas estratégicas clave en el programa de educación de la  Unesco para el período entre 2014 y 2017, mientras que grupos como Aldeas Infantiles SOS le dieron prioridad al concepto en su labor, con el fin de incluir a la población más vulnerable.
García, la asesora post 2015 de Aldeas Infantiles SOS, dijo a IPS que la organización trabaja muy de cerca con las familias en riesgo de separación o con niños sin atención parental. Por eso, “para nosotros, la educación no formal es tan esencial como la educación formal”, explicó.
“Hay muchos lugares para aprender, y el aula es solo uno de ellos”, aseguró a IPS en el marco del seminario del lunes 15.
Publicado por IPS – Naciones Unidas – Kanya D’almeida – 20/06/15 -


Crean las primeras muñecas con discapacidad y son un éxito

Los padres consideraron que el mercado de los juguetes es muy excluyente en discapacidad y mediante un hashtag se creó Makies. Las muñecas con discapacidad resultaron un éxito en Internet

El mercado de los juguetes es excluyente en el tema de discapacidad, por lo cual algunos padres de familia decidieron crear el hashtag #ToyLikeMe para mostrar como se verían los juguetes con discapacidad debido a que sus hijos no se identificaban con los que existen actualmene por verse diferentes a ellos.

Debido a esto nació Makies una empresa que se dedica a crear juguetes personalizados y se especializa en muñecos con discapacidad, lo que ha logrado que los niños se sientan más identificados.

La empresa ha recibido cientos de solicitudes a través de su página de Facebook para saber en dónde se pueden comprar las muñecas y si se podían hacer diseños exclusivos.

Por ahora, la compañía ha creado 3 muñecas: una con una marca de nacimiento, otra con un aparato auditivo y la última con un bastón.

Lo que ha resultado un rotundo éxito ya que la compañía hace envíos de sus juguetes a todo el mundo.


Publicado por Boletín N| 443 -  HF Noticias – el debate mx - 15/06/15 -

“Amigas legales” contra la violencia machista en India

 La familia de Phulkali Bai la torturó por unirse a la organización de mujeres Narmada Mahila Sangh (NMS), en el centro de India, pero no se dejó intimidar. Crédito: Stella Paul/IPS
 Mamta Bai, de 36 años, recuerda claramente la primera vez que la policía acudió a su aldea en el centro de India: fue en diciembre de 2014, su vecina había quedado inconsciente tras recibir una golpiza de su marido alcoholizado, y ella tuvo que realizar una llamada de auxilio a la comisaría más cercana.
Los oficiales retiraron al agresor de su casa y le preguntaron a las mujeres presentes si querían que lo detuvieran. Sí, respondieron al unísono.
Pero primero pidieron que lo dejaran atado a un poste en medio de la aldea dentro del municipio rural de Betul. “Queríamos que todos vieran lo que le pasaría a los golpeadores que agredían a sus esposas de aquí en adelante”, recordó Mamta Bai, quien se desempeña como “kanooni sakhi” (amiga legal, en hindi) en la organización Narmada Mahila Sangh (NMS).
“Queremos una vida digna y libre de violencia. No hay nada más importante que eso”: Ramvati Bai.
La agrupación, que ayuda a las víctimas de violencia machista a buscar justicia, está presente en 213 pueblos del central estado de Madhya Pradesh.
A sabiendas de que el abusador pasaría unas pocas noches en prisión y volvería a su casa y a los mismos hábitos, las mujeres unidas lograron que el hombre le firmara una carta al jefe de policía en la que se comprometía a nunca más volver a golpear a su esposa.
“Queríamos que aprendiera la lección. La detención y la humillación de estar atado a un poste a la vista de todos le dio miedo”, relató Santri Bai, otra integrante de NMS. “Ahora lo sabe, somos 42 mujeres dispuestas a mandarlo a prisión si vuelve a golpear a su mujer”, subrayó.
Tortura, quemaduras, muerte
NMS trabaja en los distritos (municipios) de Betul y Hoshangabad en Madhya Pradesh, un estado con un grado de violencia de género excepcionalmente alto, con 62 por ciento de las mujeres víctimas de alguna forma de abuso, 10 puntos por encima del promedio nacional de 52 por ciento.
Los abusos incluyen violencia sexual, violación marital, asesinato, golpizas, asesinatos por asuntos vinculados a la dote, y en el caso de mujeres acusadas de brujería, tortura y quemaduras.
Entre 2013 y 2014, el estado registró 10.000 actos de violencia contra mujeres, 4.000 de los cuales ocurrieron en Betul.
Pero NMS no se fundó en 2002 para frenar la violencia de género, sino para ayudar a las mujeres a lograr el empoderamiento económico.
Según la Comisión de Planificación de India, 35 por ciento de la población de Madhya Pradesh vive en condiciones de extrema pobreza, superando el promedio nacional de 25 por ciento. Es decir que 30 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día.
“Comenzamos a participar en reuniones y visitar nuestras casas para discutir distintas formas de ingresos y nos interesamos en asuntos familiares, como la educación de los hijos”, relató Asha Ayulkar, de la aldea de Chiklar, cerca de Betul.


Mujeres que integran la organización femenina Narmada Mahila Sangh (NMS) están reunidas en la aldea de Borgaon, en el central estado de Madhya Pradesh, en India. Crédito: Stella Paul/IPS.
“Los hombres se enfurecieron porque lo vieron como un desafío a su autoridad y un rompimiento con la tradición, y las golpeaban como castigo”, subrayó.
En 2013, con 9.000 integrantes, NMS comenzó su cruzada con el convencimiento de que la situación de las mujeres no mejoraría si no se atendían al mismo tiempo los valores patriarcales profundamente arraigados.
Educación colectiva, apoyo comunitario
El primer objetivo fue asegurar la capacitación, ya que muchas mujeres en áreas rurales apenas tienen educación formal, cuanto menos un conocimiento legal especializado.
La alfabetización en Madhya Pradesh ronda 70 por ciento de su población, pero cae a 60 por ciento en el caso de las mujeres, lo que tampoco refleja la realidad, pues muchas adolescentes suelen abandonar la escuela antes de terminar la secundaria.
Con ayuda de organizaciones de la sociedad civil como Prada, 30 integrantes de NMS se capacitaron en asuntos parajudiciales y luego se conviertieron en talleristas que capacitaron a otras mujeres sobre leyes y políticas vigentes y sobre cómo realizar una investigación básica antes de recurrir a la policía.
“También aprendimos sobre cómo hablarle a una sobreviviente y ayudarla, una Kanooni Sakhi debe reunirse con ella a solas, mirarla a los ojos y ser firme, pero comprensiva”, explicó a IPS.
“Aprendimos sobre el Código Penal y sus artículos vinculados a la tortura, la agresión, la violación y la muerte relacionada con la dote”, acotó Ayulkar, quien tiene 50 años y a pesar de solo estudiar hasta sexto grado, actualmente es la especialista parajudicial más respetada del distrito y con un éxito superior a 80 por ciento de los casos.
Menos burocracia
La iniciativa puede parecer pequeña dada la generalización de la violencia machista en este país de 1.200 millones de habitantes.
El abuso sexual y físico está muy subregistrado en toda India. Unestudio de la revista American Journal of Epidemiology reveló que solo dos por ciento de las víctimas denuncian episodios violentos.
Parte de la explicación puede ser la lamentable escasez de condenas. La Oficina Nacional de Registro de Delitos estima que solo 30 por ciento de los casos terminan en una pena. Es decir que siete de cada 10 imputados quedan libres.
Y aun los condenados quedan libres a los pocos años, o a veces, incluso, a los pocos días.
“NMS capacita a las mujeres sobre cómo realizar la denuncia, cómo pedir un abogado público cuando no pueden pagarse uno y cómo realizar un seguimiento de su expediente mediante la ley de Derecho a la Información”, dijo Mamta Bai a IPS.
“Las mujeres ahora llevan registros de cada caso”, relató Angana Gupta, directora adjunta de L&T Finances, una de las organizaciones asociadas con Prada.
Repercusión social
El aprendizaje de cuestiones legales resultó ser la parte más fácil, lo más difícil fue, y sigue siendo, cambiar los comportamientos y actitudes sociales en las áreas rurales.
Ramvati Bai, de la aldea de Bakud, era una viuda con dos hijos que tuvo que soportar durante tres años los abusos sexuales y las agresiones de su suegro hasta que juntó valor para denunciarlo, pero la policía consideró que se trataba de un “asunto familiar”.
Con ayuda de NMS, la policía registró la denuncia y detuvo al hombre. Pero la familia se puso en contra de Ramvati y la echaron de su casa. Por suerte pudo rehacer su vida gracias a la ayuda de esta organización.
Pero Nirmala Bai, de 28 años, no tuvo la misma suerte. Murió en 2013 presuntamente estrangulada por su esposo, quien luego le prendió fuego. La policía detuvo al hombre, quien fue acusado de incitar al suicidio, pero le otorgaron la libertad condicional.
Aunque NMS no se detuvo y buscó justicia para Nirmala, finalmente tuvo que abandonar el caso porque su familia se negó a declarar como testigo.
Las integrantes de NMS no se dejan desanimar por esos reveses. Mantienen los programas de microcrédito y defienden a quienes necesitan su ayuda.
“Queremos una vida digna y libre de violencia”, subrayó Ramvati Bai en conversación con IPS. “No hay nada más importante que eso”, acotó.
Publicado por IPS – BETUL (India) – Stella Paul – 16/06/15 -