domingo, 14 de junio de 2015

Una niña concurría alcoholizada a la escuela en Santa Fe, Argentina.

"Nos enteramos de este caso por el relevamiento que hacen nuestros profesionales y por el informe de la directora de la escuela pública de la isla (Guaycurú) adonde concurre, y de inmediato acudimos a atenderla. Estuvo internada 5 días, a fines de mayo, aunque el alta médica ya lo tenía a los dos días", dijo a Télam el bioquímico Raúl Medina, coordinador del Nodo de Salud de la ciudad de Reconquista.
"Aprovechamos que estaba también su madre acompañándola para abordar la problemática del alcohol", agregó. La niña de 10 años vive en la Isla Guaycurú, en cercanías de la ciudad de Reconquista, en la finca de su abuela, junto a dos hermanitos.
Medina explicó que los padres de la menor "están separados y no se encuentran en la vivienda" y destacó que "el gobierno provincial, a través de los ministerios de Salud y Educación, se interesó en el tema y prestó todo su apoyo. El tratamiento seguirá con controles una vez al mes, trayéndola el efector de Reconquista. Además, la semana próxima iremos a la isla para hacerle un control más amplio a ella y su familia, aunque no se detectaron en estos primeros pasos más casos en otros integrantes de la misma".
Recordó que para llegar a su vivienda "se demora una hora y media de recorrido en lancha" y que hasta allí "la fuimos a buscar porque tenía un cuadro de anemia muy severa, le hicimos transfusiones de sangre, y además, le hicimos un tratamiento por alcoholismo".
La menor "no presentó síndrome de abstinencia, no era una problemática tan grave como parecía, pero la abordamos y seguiremos tratándola igual junto a sus familiares", añadió.
Según el coordinador, "habitualmente a la isla van un médico y una enfermera a controlar la salud de toda la población" y afirmó que se trata de "una población bastante sana la de esa isla, a pesar de las precarias condiciones de vida que llevan".
Luego Medina explicó que "hay cuestiones culturales, de costumbres, que muchas veces los llevan a recurrir a remedios naturales para curarse los parásitos u otras enfermedades, mezclando bebidas alcohólicas con productos naturales, pero en este caso hubo un consumo mayor y eso abordamos buscando la solución".
Finalmente dijo que "es la primera vez que sucede algo así en esta zona". "Hablamos mucho con la abuela y la madre de la niña para que entiendan la problemática, pero cuesta hacerles entender porque tienen costumbres que deberán cambiar para bien de los niños", señaló.

Publicado por Diario Rio Negro – 10/06/15 -

Condenados a la mortalidad (pero aferrándose a la vida)

"(...) Soy cada vez más consciente, desde hace unos 10 años, de las muertes que se producen entre mis contemporáneos. Mi generación está ya de salida, y cada fallecimiento lo he sentido como un desprendimiento, un desgarro de parte de mí mismo. Cuando hayamos desaparecido no habrá nadie como nosotros, pero, por supuesto, nunca hay nadie igual a otros. Cuando una persona muere, es imposible reemplazarla. Deja un agujero que no se puede llenar, porque el destino de cada ser humano —el destino genético y neural— es ser un individuo único, trazar su propio camino, vivir su propia vida, morir su propia muerte. (...)".

"La obsesión de la medicina moderna por prolongar la existencia puede recortar la libertad de las personas en la última fase de sus vidas": fue la conclusión de la periodista española Cristina Galindo cuando tuvo que sintetizar una investigación acerca de la mortalidad en el siglo 21.

¿Morir en casa o en el hospital? ¿Reanimación en caso de parada cardiorrespiratoria? ¿Suministro de antibióticos si se detecta una infección, pese a que se trate de un enfermo terminal o de muy avanzada edad? ¿Afrontar los riesgos asociados a una operación o vivir fuera de un hospital los últimos meses? ¿Vivir menos pero con mayor calidad de vida o ir tirando? 
"Joseph Lazarov padecía un cáncer de próstata incurable. Un día su pierna se paralizó y fue hospitalizado. La enfermedad se había extendido a la columna. Pese a que no existía la posibilidad de una recuperación razonable, que le permitiera una calidad de vida aceptable para él, quiso someterse a una operación de alto riesgo para extirpar la creciente masa tumoral", explicó Atul Gawande en su libro "Being Mortal" ("Ser Mortal, la medicina y lo que importa al final", de Galaxia Gutenberg). 

Ambiguo como casi siempre, con un pie en el paganismo y otro en el cristianismo, Santo Tomás de Aquino sostuvo que el alma es inmortal y sobrevive a la muerte del cuerpo, pero su destino no es ese, sino volverse a unir con el cuerpo para ser persona, algo tan difícil de demostrar como la metempsicosis o reencarnación, que postula la posibilidad de perfeccionamiento progresivo a través de vidas sucesivas, ejes del hinduismo y el budismo. 

Pero en el umbral de la muerte, uno se aferra a lo que tiene. “No den mi caso por perdido”, suplicó Joseph Lazarov a los médicos. La intervención fue técnicamente perfecta. Pero resultó el detonante de decenas de molestas y dolorosas complicaciones (fallos respiratorios, infecciones, coágulos, hemorragias…). 
Cristina Galindo recordó en el madrileño diario El País: "El paciente, de sesenta y tantos años, pasó sus últimas horas postrado en una cama en una fría sala de cuidados intensivos, entubado. Todo salió mal. Murió 15 días después". 
“Le torturamos durante dos semanas, y luego murió; pasara lo que pasara, lo cierto es que no podíamos curarle”, reconoció Atul Gawande, uno de los cirujanos que le atendió, hace ya una década.
El paciente no estaba preparado para morir, ni sus médicos supieron cómo hablar con él sobre la verdad de su estado, a pesar de que las consecuencias de la operación eran muy previsibles. 
“Aprendí muchísimas cosas en la facultad, pero la mortalidad no figuraba entre ellas. Nuestros libros no decían casi nada sobre el envejecimiento. A nuestro modo de ver, y al de nuestros catedráticos, el objetivo de la enseñanza de la medicina era que aprendiéramos a salvar vidas, no a cómo ocuparnos de su final”, afirmó Gawande, también profesor de Harvard, en la introducción de su libro "Ser Mortal". 

La inmortalidad ha sido un sueño constante en la historia de la humanidad: desde el libro bíblico del Génesis a El Retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde; desde el elixir de la eterna juventud simbolizado en la búsqueda del Santo Grial al río cuyas aguas confieren la inmortalidad, tal como cuenta el soldado Rufus en 'El inmortal', de Jorge Luis Borges.
Desde una perspectiva más pragmática, tal y como dice Sydney Brenner: “La magia no funciona, la religión no es fiable, nos queda la ciencia”, y la ciencia ha dado muestras de avances significativos, porque es una de esas tentaciones de las que lord Henry le hablaba a Dorian Gray: “La única forma de escapar a una tentación es dejarse arrastrar por ella”.
A finales del siglo 19 o principios del siglo 20, la expectativa de vida media era de poco más de 50 años; hoy es de más de 70, incluso de más de 80, si se es mujer y se vive en el mundo industrializado o casi industrializado. El avance es consecuencia de 2 adelantos científicos decisivos: 

> los antibióticos, y 
> las vacunas.

Junto a mejoras en la salud pública (o sea que no es el caso de la Argentina), fueron las bases fundamentales del avance. 
Hoy las causas más importantes de mortalidad no son ya los agentes infecciosos, sino los problemas cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas (Alzhéimer, Psrkinson), las enfermedades metabólicas o las inflamaciones crónicas, patologías que resultan de alteraciones en nuestro material genético.
Ni hablar de la  de la contaminación: centenares de estudios científicos demuestran la relación entre la mala calidad del aire que se respira en la mayoría de las ciudades y las enfermedades respiratorias, cardiovasculares, el ictus y el cáncer. Incluso con el bajo peso de los bebés al nacer, lo que indica que también afecta al desarrollo del feto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una advertencia clara de su 68va. Asamblea Mundial: cada año se producen más de 8 millones de muertes en el mundo por la contaminación. 
La polución atmosférica –básicamente, la que provocan los gases de los motores de los vehículos, sobre todo los diésel, y las emisiones de las centrales térmicas que usan combustibles fósiles– es culpable de 2,6 millones de fallecimientos. Los otros 4,3 millones corresponden a la mala calidad del aire dentro del hogar.

Ahora sí es posible regresar a "Ser Mortal - La medicina y lo que importa al final", ya publicado en español, y que refleja uno de los grandes debates actuales: el papel de los médicos en un mundo en el que cada vez más gente vive hasta bien entrada la vejez.
Los importantes avances registrados en medicina en el último siglo han proporcionado gran parte de la humanidad una existencia mejor y más larga. En 1970, las personas de 65 años o más suponían menos del 2% de la población en USA; hoy son el 14%. En Alemania, España, Italia y Japón, rondan el 20%. China se ha convertido en el primer país del mundo con más de 100 millones de personas ancianas. Y las cifras van en aumento. Pero existe cierto consenso en que, en más ocasiones de las deseadas, se llevan demasiado lejos los intentos por prolongar la vida y se habla poco con el paciente sobre sus preferencias.

La definición de cómo debe ser la última parte de nuestra existencia está en el centro de un intenso debate. Frente a la creencia de que vivir muchos años suele dar la felicidad, cada vez se pone más el énfasis en que no todos aspiran a batir marcas de longevidad. 
“Somos criaturas mortales, con cada vez menos salud, y debemos aspirar a tener la mejor vida posible hasta el final. La medicina debe ayudar en ese proceso. Hemos medicalizado la última fase de la vida, que cada vez dura más años. La gente tiene más objetivos aparte de vivir más”, explicó Gawande cuando fue entrevistado por Galande vía telefónica.
Para complementar el tema, importante leer a la médica inglesa Iona Heath, autora de "Ayudar a Morir" (Katz Editores). 
Ella cita un estudio realizado en USA entre pacientes con cáncer avanzado y demencia avanzada: en el 24% de los casos se intentó reanimar al moribundo, mientras el 55% de los pacientes con demencia murieron con los tubos de alimentación. 

“Uno de los encuentros más desafortunados de la medicina moderna es el de un anciano débil e indefenso, que se acerca al final de su vida, con un médico joven y dinámico que comienza su carrera”, explicó Heath.
Uno de los efectos del enorme avance científico es que la muerte se ha trasladado a los hospitales. La gente fallece rodeada de máquinas y de profesionales sanitarios a los que no conoce. En 1995, la mayoría de los fallecimientos en USA se producían en el domicilio; en los '80, solo el 17% de los casos. La tendencia en Europa es similar. “La medicina actual ha convertido las vidas cortas y las muertes rápidas del pasado en unas vidas largas y unas muertes lentas”, según el psicólogo Ramón Bayés, profesor emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona, octogenario estudioso de la salud (oncología, sida, envejecimiento y cuidados paliativos), que también ha escrito sobre el tema. 

El problema es que la posibilidad de demorar el proceso de morir se ha convertido, en muchos casos, en el objetivo a alcanzar. Bayés le citó a Galande un ejemplo del cambio de paradigma: “Un campesino viudo que durante su larga existencia ha vivido siempre en un entorno familiar físico y afectivo le sobreviene un derrame cerebral y una ambulancia lo traslada con rapidez a un gran hospital de la ciudad, donde muere solo, en un lugar extraño, en ninguna parte”. Hace 50 años, casi con toda seguridad, habría muerto en casa.
La sociedad occidental envejece a pasos de gigante, el número de médicos geriatras –especialistas en mayores- está estancado. 
El catedrático de Neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, Oliver Sacks, autor de numerosos libros, tales como "Despertares" y "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero", acaba de publicar sus memorias (On the Move). Antes, difundió una emotiva y esperanzadora carta en The New York Times en la que anunció que sufría un cáncer terminal y que le quedaban semanas de vida. Es oportuno releer ese texto:

"Hace un mes me encontraba bien de salud, incluso francamente bien. A mis 81 años, seguía nadando un kilómetro y medio cada día. Pero mi suerte tenía un límite: poco después me enteré de que tengo metástasis múltiples en el hígado. Hace nueve años me descubrieron en el ojo un tumor poco frecuente, un melanoma ocular. Aunque la radiación y el tratamiento de láser a los que me sometí para eliminarlo acabaron por dejarme ciego de ese ojo, es muy raro que ese tipo de tumor se reproduzca. Pues bien, yo pertenezco al desafortunado 2%.
Doy gracias por haber disfrutado de 9 años de buena salud y productividad desde el diagnóstico inicial, pero ha llegado el momento de enfrentarme de cerca a la muerte. Las metástasis ocupan un tercio de mi hígado, y, aunque se puede retrasar su avance, son un tipo de cáncer que no puede detenerse. De modo que debo decidir cómo vivir los meses que me quedan. Tengo que vivirlos de la manera más rica, intensa y productiva que pueda. Me sirven de estímulo las palabras de uno de mis filósofos favoritos, David Hume, que, al saber que estaba mortalmente enfermo, a los 65 años, escribió una breve autobiografía, en un solo día de abril de 1776. La tituló 'De mi propia vida'.
“Imagino un rápido deterioro”, escribió. “Mi trastorno me ha producido muy poco dolor; y, lo que es aún más raro, a pesar de mi gran empeoramiento, mi ánimo no ha decaído ni por un instante. Poseo la misma pasión de siempre por el estudio y gozo igual de la compañía de otros”. 

He tenido la inmensa suerte de vivir más allá de los 80 años, y esos 15 años más que los que vivió Hume han sido tan ricos en el trabajo como en el amor. En ese tiempo he publicado cinco libros y he terminado una autobiografía (bastante más larga que las breves páginas de Hume) que se publicará esta primavera; y tengo unos cuantos libros más casi terminados.
Hume continuaba: “Soy... un hombre de temperamento dócil, de genio controlado, de carácter abierto, sociable y alegre, capaz de sentir afecto pero poco dado al odio, y de gran moderación en todas mis pasiones”.
En este aspecto soy distinto de Hume. Si bien he tenido relaciones amorosas y amistades, y no tengo auténticos enemigos, no puedo decir (ni podría decirlo nadie que me conozca) que soy un hombre de temperamento dócil. Al contrario, soy una persona vehemente, de violentos entusiasmos y una absoluta falta de contención en todas mis pasiones.
Sin embargo, hay una frase en el ensayo de Hume con la que estoy especialmente de acuerdo: “Es difícil”, escribió, “sentir más desapego por la vida del que siento ahora”.
En los últimos días he podido ver mi vida igual que si la observara desde una gran altura, como una especie de paisaje, y con una percepción cada vez más profunda de la relación entre todas sus partes. Ahora bien, ello no significa que la dé por terminada.
Por el contrario, me siento increíblemente vivo, y deseo y espero, en el tiempo que me queda, estrechar mis amistades, despedirme de las personas a las que quiero, escribir más, viajar si tengo fuerza suficiente, adquirir nuevos niveles de comprensión y conocimiento.
Eso quiere decir que tendré que ser audaz, claro y directo, y tratar de arreglar mis cuentas con el mundo. Pero también dispondré de tiempo para divertirme (e incluso para hacer el tonto).
He sido un ser sensible, un animal pensante en este hermoso planeta.
De pronto me siento centrado y clarividente. No tengo tiempo para nada que sea superfluo. Debo dar prioridad a mi trabajo, a mis amigos y a mí mismo. Voy a dejar de ver el informativo de televisión todas las noches. Voy a dejar de prestar atención a la política y los debates sobre el calentamiento global.
No es indiferencia sino distanciamiento; sigo estando muy preocupado por Oriente Próximo, el calentamiento global, las desigualdades crecientes, pero ya no son asunto mío; son cosa del futuro. Me alegro cuando conozco a jóvenes de talento, incluso al que me hizo la biopsia y diagnosticó mis metástasis. Tengo la sensación de que el futuro está en buenas manos.
Soy cada vez más consciente, desde hace unos 10 años, de las muertes que se producen entre mis contemporáneos. Mi generación está ya de salida, y cada fallecimiento lo he sentido como un desprendimiento, un desgarro de parte de mí mismo. Cuando hayamos desaparecido no habrá nadie como nosotros, pero, por supuesto, nunca hay nadie igual a otros. Cuando una persona muere, es imposible reemplazarla. Deja un agujero que no se puede llenar, porque el destino de cada ser humano —el destino genético y neural— es ser un individuo único, trazar su propio camino, vivir su propia vida, morir su propia muerte.
No puedo fingir que no tengo miedo. Pero el sentimiento que predomina en mí es la gratitud. He amado y he sido amado; he recibido mucho y he dado algo a cambio; he leído, y viajado, y pensado, y escrito. He tenido relación con el mundo, la especial relación de los escritores y los lectores.
Y, sobre todo, he sido un ser sensible, un animal pensante en este hermoso planeta, y eso, por sí solo, ha sido un enorme privilegio y una aventura."

Publicado por JuntosBien.org – Buenos Aires (Argentina) – 13/06/15 -


Tel Aviv celebra el día del orgullo gay con el mayor desfile de Asia

El desfile, en el que se calcula que participarán más de 100 mil personas  tiene este año como tema principal los derechos de la comunidad transexual

Tel Aviv celebró hoy su día del orgullo gay, el mayor de toda Asia, con más de 100.000 personas que desfilaron por las calles de la ciudad festejando una jornada centrada este año en los derechos de la comunidad transexual.

"Tel Aviv ama a todos los géneros" fue el eslogan bajo el que, entre mucho calor y mucho color, decenas de miles de personas cruzaron algunas de las principales avenidas del centro de la ciudad, preparada para recibirles con varias calles cortadas y un notable despliegue policial.

"Nos sentimos orgullosos en nuestro país, que nos da derechos e igualdad", dijo a Efe Oren, un israelí de 17 años que marchaba junto a varios amigos rumbo al parque de Charles Clore, donde la ganadora de Eurovisión en 2014, la artista austríaca Conchita Wurst, tenía previsto ofrecer un concierto para cerrar la fiesta.

"Ahora estamos luchando por el matrimonio homosexual y esperamos tener éxito", explica un amigo de Oren sobre un país en el que no existen las uniones civiles y, por tanto, el matrimonio homosexual no está permitido.

A este respecto se pronunció el alcalde de la ciudad, Ron Huldai, quien llamó la atención a los políticos israelíes porque "todavía queda mucho trabajo legislativo por hacer para promover a la comunidad LGTB".

Nathanael, un uruguayo residente en el país, se define ante Efe como "no homosexual" pero participa en el desfile porque le parece importante respaldar a la comunidad LGTB en una sociedad en la que la religión es un elemento tan arraigado.

"Poco a poco las personas religiosas comienzan a entender que esto es parte de la realidad y que hay que lidiar con ello de alguna manera", argumentó sobre un tema especialmente sensible a pocos kilómetros, en Jerusalén, donde la celebración del orgullo gay apenas reúne a un par de miles de personas y la tensión es permanente en la ciudad, santa para las tres religiones monoteístas.

Además de batucadas, pistolas de agua, maquillajes imposibles bajo el sol y vestimentas reducidas a la mínima expresión, abundaron en la marcha representantes de organizaciones de apoyo a la comunidad LGTB de Israel, que daban así visibilidad a su labor.

Es el caso de Hoshen, un colectivo educativo que recorre escuelas o centros oficiales para allanar el camino a jóvenes que necesitan reconocer su propia identidad.

"En los colegios, por ejemplo, contamos nuestras historias personales de cuando salimos del armario y fuimos libres. Estamos convenciendo a directores de escuela, a gente del Ejército para que hablen con ellos", expone uno de sus miembros, Oded Wilson, aunque reconoce que no es fácil adentrarse en la esfera pública porque la mentalidad conservadora sigue imperando en Israel.

Mijail Finkelstein colabora con un servicio centrado en la comunidad LGTB, que atiende por teléfono, en persona e incluso por chat para infundir ánimos, aclarar dudas, dar consejos o incluso prevenir posibles suicidios.

Este joven anima a todo el mundo a aceptarse tal cual es, independientemente de la procedencia u orientación sexual.

"Siéntete orgulloso de ti mismo" es el mensaje que lanza junto a otro de ánimo para la comunidad transexual, protagonista de la presente edición.

"Le deseamos a la comunidad transexual todo lo mejor, ser como cualquier otro y que nadie pregunte si eres gay, transexual, heterosexual o lesbiana", enuncia.

Con los eventos de hoy, Tel Aviv puso punto y final a cinco días de festejos que tratan de mantener en alza el nombre que se ha forjado la ciudad como uno de los principales destinos turísticos para la comunidad homosexual, en los que las autoridades esperaban recibir al menos a 30.000 visitantes extranjeros. 

Publicado por diario La Estrella de Panamá – EFE – 12/06/15 -

Trabajadoras sexuales de Nicaragua rompen silencios y suman derechos


María Elena Dávila, coordinadora nacional de la Red de Trabajadoras Sexuales de Nicaragua, durante su participación en un foro sobre Regulación del Trabajo Sexual en el país centroamericano. Crédito: Cortesía de RedTraSex
Tras vivir en las sombras de la semiclandestinidad, miles de mujeres nicaragüenses que se dedican al trabajo sexual, han roto el silencio y conquistado el respaldo institucional de los poderes del Estado para irrumpir en funciones públicas y obtener derechos que antes les estaban vedados. 
María Elena Dávila, coordinadora nacional de la Red de Trabajadoras Sexuales de Nicaragua (TraSex), explicó a IPS que tras 15 años de organización en silencio, las mujeres que prestan servicios sexuales por dinero, lograron convertirse en facilitadoras judiciales de la Corte Suprema de Justicia y promotoras de salud sexual y reproductiva del Ministerio de Salud.
También forman parte de la Defensoría de Derechos Humanos y cuentan con una procuradora especial que vela por sus derechos y acaban de ser invitadas a capacitarse en derechos políticos y a servir como funcionarias temporales del Consejo Supremo Electoral en los comicios generales de 2016.
“Esta invitación a capacitarnos en materia electoral nos fortalece para demandar y defender nuestros derechos ante los partidos políticos y candidatos”, dijo Dávila a IPS.
TraSex representa a Nicaragua dentro de la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe,integrada además por organizaciones de Argentina, Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.
En Managua, la red se fundó en noviembre del 2007 con apoyo de organizaciones no gubernamentales locales y fondos de asistencia social de agencias de cooperación.
Nacieron como la Asociación de Trabajadores Sexuales Girasoles e inicialmente eran 125 mujeres que ya desde 1997 asistían a capacitaciones de salud y charlas de educación sexual reproductiva, aunque todo de manera informal.
En 2009 la gubernamental Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos firmó un convenio de cooperación y asistencia con ellas y la organización empezó a ganar espacios.
Ahora tienen un registro de 14.486 trabajadoras sexuales entre los 18 y 60 años, de las cuales 2.360 se han asociado a la red.
“El resto de mujeres fuera de la red aún desconfían de la organización o desconocen nuestros objetivos de apoyo, pero estamos trabajando para capacitarlas en defensa de sus derechos como mujeres y como trabajadoras sexuales”, explicó Dávila.
Pajarita de Nandaime, el nombre ficticio que dio a IPS para proteger su identidad, es una de las mujeres que rechaza todo tipo de organización de su gremio.
“Yo me valgo por sí misma y no confío en grupos y sociedades. Esas mujeres se meten a eso por agarrar dinero, dólares, y luego se olvidan de una. Esta vida me ha enseñado que entre putas no hay amistad, solo competencia”, dijo a IPS la joven de 27 años.

Ella labora por citas telefónicas en horarios diurnos en moteles de Managua, asegura que estudia la carrera de Turismo por las noches y los fines de semana regresa a su hogar en Nandaime, una pequeña ciudad del oriental departamento de Granada, a 67 kilómetros de la capital.
Las trabajadoras sexuales nicaragüenses participan en actividades de prevención del virus de inmunodeficiencia humana, como esta feria de salud organizada por la Comisión Nicaragüense del Sida. Crédito: Cortesía de RedTraSex

No obstante, la organización sigue ganando terreno en las instituciones públicas. Ellas ahora tienen aliados en laAsamblea Nacional Legislativa, que les permiten incidir en las leyes que atañen a sus condiciones laborales y sociales.
Carlos Emilio López, diputado nacional y vicepresidente de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Niñez, Juventud y Familia, es uno de los funcionarios que apoya a la red.
“Son mujeres valientes, luchadoras, que históricamente han sido estigmatizadas y discriminadas y ahora vienen a demandar una atención que nunca se les ha dado. Es una deuda histórica del Estado y es hora de pagarla”, dijo López a IPS.
El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado Marvin Aguilar, presidió en abril un acto en que 18 mujeres de la red recibieron sus credenciales de facilitadoras judiciales.
Entonces explicó que la labor asignada a estas mujeres les permite actuar como auxiliares y mediadoras en administración de justicia en conflictos y faltas leves, como un mecanismo de solución de conflictos mediante el diálogo.
“Somos el único país del mundo que trata a las trabajadoras sexuales como facilitadores judiciales. El único país del mundo que no intenta arrestarlas y donde la actividad no es criminalizada. No las llevamos a prisión por el trabajo sexual”, ha detallado Aguilar.
En mayo,  las autoridades de la Policía Nacional nombraron a una jefa especial para atender directamente las demandas de seguridad de la red de TraSex y estableció una directriz institucional para atender sus denuncias de violencia general y doméstica con todo el rigor que fija la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres.
Antes de este acercamiento, las trabajadoras sexuales denunciaban constantemente a los policías por abusos de autoridad, discriminación y persecución.
Esta nueva relación con los poderes del Estado permitió a la red TraSex incidir en el contenido de  la Ley contra la Trata de Personas en Nicaragua, que entró en vigor en abril.
En el texto original se establecía una conexión entre la prostitución y el proxenetismo con el delito de la trata, y al mismo tiempo se destacaba que las mujeres, incluidas las prostitutas, eran sus mayores víctimas.
Según Dávila, las trabajadoras sexuales eran perjudicadas con esa doble vinculación de víctimas y victimarias, por lo que la red propuso una modificación del texto que fue aceptada y en el texto final se eliminó el trabajo sexual como delito conexo a la trata de personas.
Dentro de su empoderamiento en la sociedad nicaragüense, la red celebró públicamente el 2 de junio por primera vez el Día Internacional de las Trabajadoras Sexuales, que celebra desde 1976 en conmemoración de la protesta un año antes, en la ciudad francesa de Lyon, de mujeres prostitutas contra la discriminación de que eran víctimas.
Antes, en 2014, en un acto público y ante medios de comunicación promovieron la publicación del libro testimonial “Ni putas ni prostitutas, somos trabajadoras sexuales”, donde cuatro mujeres narran sus experiencias en esta ocupación y sus aspiraciones sociales.
Además,  desde 2014 cuentan con un puesto con voto en la Comisión Nicaragüense del VIH/Sida y participan, también con voz y voto, en la Mesa Coordinadora del País sobre VIH/Sida, donde instituciones oficiales, organizaciones sociales y organismos internacionales elaboran acciones contra el VIH (virus de inmunodeficiencia humana).
Pese a los avances que ellas celebran, Dávila reconoció a IPS que aún sigue la discriminación social y hay muchas “batallas por librarse” para su colectivo en este país centroamericano.
Una de ellas es establecer comunicación con el Ministerio de Educación para que alfabetice y refuerce la educación de las trabajadores sexuales y garantice, además, la protección a sus hijos e hijas, víctimas habituales de “bullying (acoso escolar)” por parte  de maestros y estudiantes, cuando se enteran del oficio de sus madres.
Otra batalla, dijo Dávila, es dialogar con las autoridades judiciales para que el nuevo Código de la Familia, vigente desde abril, no sea interpretado por jueces para despojar a las trabajadoras sexuales de sus hijas e hijas por razón de su oficio.
“Tenemos ahora mismo varios casos de madres trabajadoras sexuales que las autoridades les quieren quitar a sus hijas porque alguien denunció la labor que ejercen”, explicó.
Publicado por IPS – MANAGUA . Jose´Adán Silva – 16/05/15 -

Una mujer a la que se le extrajo un ovario antes de pubertad logra tener un hijo

Un equipo de médicos belgas logra por primer vez que una mujer a la que se le extrajeron tejidos ováricos antes de la pubertad lograra tener un hijo, informó una revista especializada que registró el caso.

El caso de esta mujer, de 27 años, quedó registrado por la revista especializada Human Reproduction, una publicación mensual editada por la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE).
En el mundo, 35 mujeres han logrado tener hijos tras recibir un trasplante de sus propios tejidos, pero no había hasta ahora ningún caso de pacientes en las cuales el injerto se hubiera obtenido antes de la pubertad.

Sin embargo, el equipo médico encabezado por la doctora Isabelle Demeestere, ginecóloga de la Clínica de Fertilidad y del Laboratorio de Reproducción Humana del Hospital Erasme, de la Universidad Libre de Bruselas, advirtió de que todavía hay que estudiar la capacidad real de tejidos ováricos inmaduros de producir ovocitos funcionales.
La paciente, nacida en República del Congo, padecía una anemia falciforme, también conocida como drepanocitosis, que le fue diagnosticada cuando tenía cinco años.

Cuando la niña tenía 11 años emigró a Bélgica, donde los médicos determinaron que su enfermedad era muy grave y que debía recibir un trasplante de médula ósea de su hermano, lo que requiere un tratamiento de quimioterapia previo.
Entonces, los médicos procedieron a extirparle el ovario derecho y a congelar los fragmentos, pese a que la niña todavía no había tenido la regla, aunque sí presentaba algunos signos de la pubertad como el desarrollo de los pechos.

Después del trasplante, la joven tuvo que tomar inmunosupresores durante 18 meses y, cuando tenía 15 años, debido a la falta de actividad del ovario restante, se le administró un tratamiento hormonal sustitutivo.
Diez años más tarde, la paciente expresó su deseo de tener un hijo, para lo cual los doctores descongelaron una parte de sus tejidos ováricos guardados y se los reimplantaron.

Tras la operación, la paciente logró producir ovocitos maduros, pero no pudo tener un hijo debido a que su compañero era infértil. Sin embargo, dos años después del trasplante, logró quedarse embarazada de otro hombre y tuvo un hijo en noviembre de 2014, que pesó 3, 140 kilos al nacer.


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Salud – 10/06/15 -

¡Hablan los dueños de la funeraria que la prepararon! Marilyn Monroe falleció desdentada y sin glamour

Pardon My Hearse’, revela que la icónica rubia del cine murió físicamente destrozada, de una sobredosis de Nembutal, desdentada y sin prótesis mamarias / Instagram

Los dueños de la funeraria que la amortajaron revelan que la actriz estaba envejecida, sucia y no lucía guapa ni glamorosa. De hecho, en un libro de próxima publicación, titulado ‘Pardon My Hearse’, revela que la icónica rubia del cine murió físicamente destrozada, de una sobredosis de Nembutal estirada bocabajo en su cama.
Así, el eterno mito sexual de Hollywood, Marilyn Monroe, fallecido hace 53 años por una sobredosis, y que enloquecía a los varones, al ser encontrado sin vida en su habitación quedaba muy poco… pues estaba muy envejecida para sus 36 años, además de que no traía sus prótesis mamarias para incrementar el busto, ni dentadura postiza, llevaba tiempo sin depilarse las piernas y su cuello estaba amoratado e hinchado, según difundieron los dueños de la funeraria Abbot & Hast de Los Ángeles que se encargó de los servicios de la actriz.
En la madrugada del 5 de agosto de 1962 Allan Abbott debió ir a recoger el cuerpo de Norma Jean Baker, como realmente se llamaba, a su casa de Brentwood para llevarla a la morgue y luego enterrarla. Ahora, 43 años después, el encargado del servicio funerario, editó un libro donde cuentan los detalles.
Según comentó el Daily Mail, el libro Pardon My Hearse narra los entierros de muchos famosos de Hollywood pero el de la megaestrella de cine es perturbador. Allí asegura que aparentaba mucho más que 36 años, la edad que tenía cuando falleció.
Además, no llevaba ropa interior y tenía “pequeños pechos falsos, mucho más pequeños que los que había visto hasta ese momento”. Esos pechos se los ponía encima de sus senos naturales para realzarlos. También tenía una “dentadura postiza”.
“No nos creímos que fuese su cuerpo. Parecía una mujer normal muy envejecida. Su cabello no había sido teñido desde hacía tiempo, no se había afeitado las piernas al menos en una semana, sus labios estaban muy agrietados y necesitaba una manicura y una pedicura”, escribe Abbott en el libro.
El día en que la encontraron, ya con el rigor mortis de primer estadio (entre seis y ocho horas después de la muerte), estaba sin depilarse las piernas hacía semanas, sin ropa interior… El forense tuvo que hacer una reconstrucción del cadáver que le llevó varias horas para que se pareciese al ícono sexual del cine que todo el mundo adoraba, incluso tuvo que trabajar parte de su cuello para que apareciera “normal” el día del funeral.
“Debido a las tremendas implicaciones que tenía esta muerte, llevó mucho más tiempo practicar su autopsia. El doctor Thomas Noguchi tardó tres veces más de lo normal”, añade el escritor.
 Publicado por Venezuela al día - Con información de excelsior.com.mx – 12/06/15 -


Revelan estremecedores detalles de la muerte de Marilyn Monroe

 A pocos días de haberse cumplido el aniversario del nacimiento de Marylin Monroe, fuertes revelaciones sobre sus últimos días de vida y el estado en el que fue encontrada han comenzado a surgir.
En el libro ‘Pardon My Hearse' publicado por Alan Abbott y Ron Haste, se revela que la rubia murió de una sobredosis de Nembutal en su cama. Los autores del libro fungían como ‘enterradores' de las estrellas de Hollywood, y ellos fueron los que recogieron el cuerpo de la estrella.
Cuentan que les costó trabajo reconocer el cuerpo de Marylin pues se veía envejecido y en mal estado: “No creímos que fuese su cuerpo. Parecía una mujer normal muy envejecida. No se había teñido el pelo desde hacía tiempo, no se había afeitado las piernas”.
En cuanto a su cuerpo, Abbott contó que sus senos eran mucho más pequeños, pues no llevaba las prótesis mamarias que hacía que lucieran más voluptuosos.
 “El forense tuvo que hacer una reconstrucción del cadáver que le llevó varias horas para que se pareciese al icono del cine que todo el mundo adoraba”.
“Debido a las tremendas implicaciones que tenía esta muerte, llevó mucho más tiempo practicar su autopsia. El doctor Thomas Noguchi tardó tres veces más de lo normal”, añade el escritor.

Publicado por La Opinión – Univisión – 14/06/15 -

Derechos Humanos de las personas adultas mayores:

De las declaraciones de intención a los compromisos concretos

Coincide el próximo 15 de Junio de 2015 la celebración del Día Mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejezcon la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA),en la que se someterá a votación de todos los gobiernos del continente, el Proyecto de resolución Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, previamente aprobado por el Consejo Permanente de la OEA en sesión del 9 de junio de 2015.
Será esta la ocasión para evidenciar la voluntad política de todos los gobiernos de América Latina y el Caribe de comprometerse, en la práctica, con la promoción y  protección de los derechos humanos de las personas adultas mayores, votando favorablemente la aprobación de este proyecto de Convención, de carácter interamericano.

La demanda por el establecimiento de un instrumento jurídicamente vinculante que proteja los derechos humanos en la vejez –no por ser diferentes, sino porque se hayan insuficientemente protegidos y muy frecuentemente irrespetados- surge de la cada vez mayor conciencia por parte de la sociedad en general y de las personas adultas mayores en particular, del derecho, coherente con la dignidad humana en todas las épocas de la vida, a ejercer plenamente sus derechos, teniendo en cuenta, tanto a las personas viejas del presente, como a las del futuro.
Se trata entonces de una doble coincidencia, aunada a la necesidad de una doble reflexión que a todos nos implica: buscar la protección de los Derechos Humanos a lo largo de toda la vida y particularmente en la vejez, cuando suelen ser más vulnerados; al tiempo que abogar por el compromiso de dejar atrás toda forma de  violencia contra las personas que viven hoy la vejez y las que la vivirán en el futuro. En ello estamos todos involucrados, porque cada vez es más probable llegar a vivir la vejez.

Dejar atrás toda forma de violencia contra las personas que viven y vivirán la vejez significa darnos cuenta de que violencia no solamente implica maltrato directo, o violencia visible, sino también violencias menos evidentes o ‘invisibles’, como la violencia cultural, representada en actitudes, creencias e imaginarios estereotipados, prejuiciados y orientados a la discriminación de las personas por ser viejas.
Asimismo y sobre todo, se trata de evidenciar violencias de tipo estructural, las cuales implican, por ejemplo, el predominio de medidas asistencialistas que perpetúan la dependencia y convierten a las personas en ‘objetos de beneficencia’, desconociéndolas como sujetos de derechos.

Esa toma de conciencia se acrecienta en la medida en que las generaciones viejas van cambiando, dándose cuenta cada vez más que tienen derechos inalienables; rechazando que se les considere incapaces, dependientes, ‘carga’ para la sociedad, y objetos de magros programas sociales de corte asistencialista y paternalista.
Así, con cada nueva generación de personas viejas, incluyendo la presente, y en coherencia con el cambio permanente de tiempos, costumbres y contextos, habrá menor espacio para la vulneración de los derechos y de la dignidad humana. Esta realidad representada en una mayor conciencia de ser sujetos permanentes de derechos, de rechazo a toda forma visible e invisible de violencia, será aún más potente en las generaciones del futuro.

En coherencia con ello y con la necesidad de seguir trabajando conjuntamente en tal dirección, es fundamental prestar atención, buscar incidencia y mantener vigilancia sobre la forma en que votarán nuestros países latinoamericanos y caribeños el mencionado Proyecto de resolución de esta Convención Interamericana que busca proteger los Derechos Humanos de las personas adultas mayores.

Estamos todos invitados a seguir el próximo lunes 15 de junio a las 12 del día –hora de Washington, D.C.- la reunión de la Asamblea General de la OEA a través del siguiente enlace:
http://www.oas.org/es/centro_noticias/webcast_agenda.asp

Publicado por Boletín RLG - Año XVI, Edición Especial – 15/06/15 -



La 'crucifixión' de una modelo transexual en un multitudinario desfile en Sao Paulo desata la ira de sectores religiosos

Contra la homofobia 8 Viviany Beleboni, durante el desfile, el pasado domingo en Sao Paulo.

Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras. El pasado domingo, la imagen de la modelo transexual brasileña Viviany Beleboni con el rostro ensangrentado, corona de espinas y simulando una crucifixión similar a la de Jesucristo, resultó el colofón del desfile de dos millones de personas en el 19º Desfile LGBT de Sao Paulo, el mayor acontecimientto de este tipo en el mundo.
Sin embargo, el atrevimiento de la performance, que únicamente pretendía denunciar el «calvario» del colectivo LGBT (lesbianas, gais. bisexuales y transexuales) en un país caracterizado por su doble moral, ha provocado bastante más que mil palabras, la mayoría de ellas insultos e incluso amenazas de muerte. «Me han dicho que me matarán, que debería sufrir un cáncer y que debería ser crucificada de verdad», explica a EL PERIÓDICO la joven, de 26 años, quien asegura «sentir pánico» de salir a la calle o atender números desconocidos en el móvil.

No es para menos. Según los datos de la oenegé Transgender Europe, entre el 2008 y el 2013 Brasil registró 486 asesinatos de travestidos y transexuales. Unas cifras escalofriantes que se quedan cortas en comparación con las que ofrece la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales de Brasil (Antra), 121 víctimas tan solo en el 2013. De hecho, Brasil es el país número uno en muertes violentas del colectivo LGBT, con una media de un asesinato cada 28 horas. De cada cinco víctimas de la homofobia en el mundo, cuatro son brasileñas.
Como Beleboni relata, la religión juega un papel fundamental en el rechazo social, la violencia y el desamparo en torno al colectivo LGBT en Brasil. «Gran parte de la Iglesia evangélica y sus representantes en el Congreso no quieren que las leyes reconozcan nuestra situación, sino un pueblo fanático e ignorante que les vote con fervor», dice en referencia a los diputados de la llamada bancada evangélica del Congreso, cuya popularidad e influencia en la política del país se apoya en una creciente base social que en la actualidad abarca el 22,2% de la población.

Una vez más, el discurso homófobo del diputado evangélico del Partido Social Cristiano (PSC) Marco Feliciano, quien llegó a presidir la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, encendió las redes sociales tras el desfile de Sao Paulo. Su texto de denuncia fue compartido por 546.000 personas aquel día. «Imágenes que chocan, agreden y hieren. Es libertad de expresión, dicen ellos. ¿Se puede blasfemar en la puerta de una iglesia? ¿Se pueden meter un crucifijo en el ano? ¿Se pueden utilizar símbolos cristianos como ropa interior? ¿Soy yo el intolerante, no?», escribió el político en Twitter.


Petición de prisión

Pero no solo el sector evangélico reaccionó con contundencia. Brasil es la mayor reserva católica del mundo, con 164 millones de fieles cuya máxima representación, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, por sus siglas en portugués), exigió el pasado jueves la aplicación del artículo 208 del código penal, que prevé penas de prisión de entre un mes y un año para aquellas personas que «menoscaben públicamente un acto o un objeto religioso». Además, el arzobispo de Sao Paulo, Odilo Scherer, al que muchos daban como nuevo Papa en la elección del 2013, recordó en un mensaje escrito en su muro de Facebook que «si se quiere respeto, se debe respetar».
«Mi mensaje era de amor y de apoyo a todos los que sufren en este país y en el mundo. Por desgracia, consiguieron distorsionarlo todo y poner a la gente en mi contra», lamenta la modelo. Sin embargo, Beleboni no está sola. El próximo 28 de junio, diferentes colectivos LGBT intentarán repetir la acción de Sao Paulo en el Desfile LGBT de Río de Janeiro, en la playa de Copacabana.
«En Río de Janeiro todos deben ir bien crucificados porque una Beleboni en Sao Paulo es poco. Tiene que haber más», explica el evento creado en Facebook y que el sábado ya sumaba 400 personas. La imagen de Beleboni tuvo un poder hasta entonces nunca visto en Brasil. Del tiempo dependerá que esta se convierta en la imagen del Brasil tolerante del siglo XXI o en la de una mártir de la homofobia en el país, una más.


Publicado por elperiodico.com – Río de Janeiro – Edu Sotos – 14/06/15 -