lunes, 8 de junio de 2015

¿Qué dice la iglesia católica del cambio de sexo?

Bruce Jenner se convirtió en Caitlyn Jenner.
La iglesia católica a través de los Papas y dicasterios vaticanos ha abordado este delicado tema 

El caso de Bruce Jenner, el excampeón olímpico estadounidense que apareció en la portada de una popular revista de moda luciendo como una mujer tras someterse a procedimientos para cambiar de sexo.
La iglesia católica a través de los Papas y dicasterios vaticanos ha abordado este delicado tema en las últimas décadas, destaca el portal aciprensa.com.
1. Varón y mujer los creó
Según la ideología de género, "el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido (...). El hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho preestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear. Según el relato bíblico de la creación, el haber sido creada por Dios como varón y mujer pertenece a la esencia de la criatura humana. Esta dualidad es esencial para el ser humano, tal como Dios la ha dado. Precisamente esta dualidad como dato originario es lo que se impugna. Ya no es válido lo que leemos en el relato de la creación: «Hombre y mujer los creó» (Gn 1,27). No, lo que vale ahora es que no ha sido Él quien los creó varón o mujer, sino que hasta ahora ha sido la sociedad la que lo ha determinado, y ahora somos nosotros mismos quienes hemos de decidir sobre esto. Hombre y mujer como realidad de la creación, como naturaleza de la persona humana, ya no existen. El hombre niega su propia naturaleza. Ahora él es sólo espíritu y voluntad. La manipulación de la naturaleza, que hoy deploramos por lo que se refiere al medio ambiente, se convierte aquí en la opción de fondo del hombre respecto a sí mismo".
Benedicto XVI, Discurso a la Curia Romana con motivo de las felicitaciones navideñas, 21 de diciembre de 2012
2. La diferencia sexual no es solo biológica
«La diferencia sexual que caracteriza el cuerpo del hombre y de la mujer no es un simple dato biológico, sino que reviste un significado mucho más profundo: expresa la forma del amor con la que el hombre y la mujer llegan a ser —como dice la sagrada Escritura— una sola carne, pueden realizar una auténtica comunión de personas abierta a la transmisión de la vida y cooperan de este modo con Dios en la procreación de nuevos seres humanos».
Benedicto XVI, Discurso a los participantes en un Congreso internacional organizado por el Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el matrimonio y la familia, 11 de mayo de 2006
3. Resucitaremos como hombres y mujeres
"Las palabras pronunciadas por Cristo sobre la resurrección nos permiten deducir que la dimensión de masculinidad y feminidad —esto es, el ser en el cuerpo varón y mujer— quedará nuevamente constituida juntamente con la resurrección del cuerpo en el “otro siglo”. (...) En ese otro mundo, la patria definitiva del hombre, que llamamos reino de Dios o casa del Padre, entraremos en la dimensión eterna del ser humano mediante la resurrección. Será una dimensión y estado nuevo de vida, en el que el cuerpo del hombre y de la mujer, mantendrá sus peculiaridades propias, revestido de inmortalidad y con una espiritualización de la naturaleza humana, que lo hará semejante a los ángeles".
San Juan Pablo II, Audiencia general, 2-12-1981
4. Mutilar el cuerpo no es lícito
"No se puede violar la integridad física de una persona para el tratamiento de un mal de origen psíquico o espiritual. En estas circunstancias no se presentan órganos enfermos o funcionando mal; así que su manipulación medicoquirúrgica es una alteración arbitraria de la integridad física de la persona. No es lícito sacrificar al todo, mutilándolo, modificándolo o extirpándole una parte que no se relaciona patológicamente con el todo. Es por esto que no se puede correctamente asumir el principio de totalidad como criterio de legitimación de la esterilización antiprocreativa, del aborto terapéutico y la medicina y cirugía transexual". Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios. Carta de los Agentes Sanitarios, 1995.
5. Los padres cumplen un papel clave
"Los padres, por su parte, cuando advierten en sus hijos, en edad infantil o en la adolescencia, alguna manifestación de dicha tendencia o de tales comportamientos, deben buscar la ayuda de personas expertas y cualificadas para proporcionarles todo el apoyo posible".

Publicado por Diario La Estrella de Panamá – 05/06/15 -

Mujeres en Zimbabwe tejen un futuro próspero con la cestería

Siduduzile Nyoni termina uno de sus productos de palma de ilala, para venderlo a través de su cooperativa de mujeres en el oeste de Zimbabwe. Crédito: Busani Bafana/IPS

Grace Ngwenya, una artesana de Zimbabwe de 77 años, emplea hojas de palma ilala para tejer hermosas cestas. Es meticulosa con “los detalles, la pulcritud y la creatividad”. Una vez que decidió la forma y el color del artículo, trabajará durante siete días seguidos para completar la tarea.
Cuando está terminada, inspecciona la calidad de la canasta, la embala con cuidado y la envía al comprador, que podría estar en Alemania, Estados Unidos u otro país. Así gana unos 50 dólares al mes, una pequeña fortuna en un lugar donde antes las mujeres tenían suerte si obtenían unos pocos dólares en el correr de varias semanas.
“La cestería transformó mi vida, incluso en la vejez”: Grace Ngwenya.
Ngwenya vive en la aldea de Shabula, en el árido distrito de Lupane, que se encuentra en la provincia de Matabeleland Norte, la región más occidental  de Zimbabwe.
Unas 90.000 personas viven en esta zona propensa a las sequías y con antecedentes de hambruna.
Hoy, las mujeres rurales de Lupane dirigen una innovadora empresa de cestería que les genera un ingreso digno, preserva una artesanía local y les permite armarse contra los fenómenos meteorológicos extremos mediante la inversión de sus ganancias en agricultura sostenible.
Mezcla de arte y talento
Todo comenzó en 1997 cuando varias mujeres se reunieron para producir cestas y otras artesanías con productos forestales locales y venderlas en la carretera entre la ciudad de Bulawayo y Victoria Falls, una importante ruta turística.
En 2004, con solo 14 integrantes, instalaron el Centro de Mujeres de Lupane con el fin de agilizar su producción.
Una década después tienen 3.638 integrantes oriundas de todo el distrito. Sus ingresos promedio pasaron de un dólar por mes a 50, y en mayo una de las artesanas llegó a ganar 700 dólares con sus ventas.
Para una comunidad que apenas podía cumplir con sus tres comidas diarias, es un gran paso hacia una vida más sana.
La “cestería me cambió la vida, incluso en la vejez”, aseguró Ngwenya a IPS, mientras señalaba una casa de ladrillo de dos habitaciones a medio construir, no muy lejos de donde estaba sentada, algo que en este pueblo empobrecido es casi una superestructura.
“Si Dios quiere, mi casa estará terminada el próximo año. Ya compré las ventanas y voy a enyesar y pintar yo misma”, explicó.
También compró una cabra y levantó una cerca alrededor de su huerta.
En una competencia de cestería en 2014 ganó un arado tirado por bueyes y recientemente invirtió sus ahorros en la compra de una vaca y algunas herramientas agrícolas.
Teniendo en cuenta que ingresó a la cooperativa durante la sequía de 2008, estará eternamente agradecida por su reciente prosperidad.
Las mujeres de Lupane invierten las ganancias que obtienen con sus artesanías en sus cultivos. Crédito: Busani Bafana/IPS

Vencer la batalla contra el hambre con las cestas
No es casualidad que estas empresarias hayan surgido de la tierra seca de Lupane. La zona es la pesadilla de todo granjero, ya que solo produce cultivos tolerantes a la sequía, como el sorgo y el mijo, y apenas recibe entre 450 y 600 milímetros anuales de lluvia, insuficiente para plantar maíz.
Las estadísticas del Departamento de Agricultura y Servicios de Extensión indican que Lupane experimenta escasez alimentaria todos los años. Este año decenas de personas correrán riesgo de hambre, ya que la región solo producirá la mitad de las 10.900 toneladas de alimentos necesarios para la población.
Las familias que practican la agricultura de subsistencia tendrán que comprar alimentos para compensar la merma de las cosechas, una situación que podría dejar a muchos sin comida dadas las escasas oportunidades de generación de ingresos.
Zimbabwe importará este año 700.000 toneladas de maíz para cubrir el déficit heredado de la última mala cosecha. El país consume 1,8 millones de toneladas de maíz al año.
El Centro de Mujeres de Lupane ataca estos problemas ayudando a las artesanas a ganar dinero.
“Las mujeres… asumieron las actividades agrícolas y están trabajando junto con los hombres para mantener a sus familias”, señaló Hildegard Mufukare, la administradora del Centro.
Las integrantes del colectivo aportan cinco dólares anuales a los gastos operativos del Centro, lo que representa 31 por ciento del total.
El 69 por ciento restante lo aportan los donantes, entre ellos los Servicios de Desarrollo de Liechtenstein, pero el Centro apuesta a una mayor autosuficiencia mediante la instalación y gestión de un restaurante, un centro de conferencias y una granja que servirá el doble propósito de proporcionar más alimentos y brindar formación a la comunidad.
A medida que capten más mercados extranjeros, no será difícil obtener fondos adicionales. Algunas de las socias ya venden sus productos a clientes en Alemania, Australia, Dinamarca, Estados Unidos y Holanda.
Los ingresos por la venta de artesanías se triplicaron en dos años, de 10.000 dólares en 2012 a 32.000 dólares en 2014. Las socias se distribuyen las ganancias y el Centro se queda con 15 por ciento para cubrir sus gastos administrativos y el pago de impuestos.
 Las artesanas esperan comercializar estos “cajones ecológicos”, ataúdes biodegradables elaborados con materiales de la zona. Crédito: Busani Bafana/IPS

Las cestas cumplen varias funciones, ya que pueden emplearse como papeleras o fruteras. Las artesanas también planean hacer ataúdes biodegradables, para garantizar la sostenibilidad, incluso en la muerte.
No están seguras cuál será la reacción de los clientes a la idea, pero la audacia de su propuesta sugiere un compromiso con la creatividad que trasciende la búsqueda de más ingresos o mejor nutrición.
Preparación para el cambio climático
Las iniciativas comunitarias contra las nefastas consecuencias del calentamiento global son absolutamente necesarias en Zimbabwe, un país de 14,5 millones de habitantes que padece varios riesgos climáticos, como las inundaciones y las sequías.
Sin los fondos internacionales necesarios, este año el gobierno redujo el presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente a 52 millones de dólares, frente a los 93 millones que tuvo en 2014.
El recorte paralizó la capacidad de respuesta del país a los desastres naturales, ya que el departamento de servicios meteorológicos, encargado de los pronósticos y las alertas correspondientes, también recibió una partida presupuestal menor.
Siduduzile Nyoni, madre de tres hijos que ingresó a la cooperativa en 2008, dice que el simple acto de tejer cestas la ayudó a prepararse para los tiempos de crisis.
Utilizó sus ahorros para comprar una cabra, y también mantiene una granja avícola y una próspera huerta. Cuando el tiempo ayuda, el plantío alimenta a su familia. Si no, recurre a sus ahorros para mantener a los suyos hasta que la tierra vuelva a producir.
“Me uní al centro aunque no sabía tejer”, indicó. Su marido está desempleado, pero los ingresos de ella alcanzan para ambos.
Otras mujeres aprovecharon los cursos de formación del Centro y se dedican al cultivo de papas, la apicultura, la fabricación de velas y la cría de ganado. La cría de pollos también es muy popular porque es fuente adicional de ingresos y de alimentos.
La salvación de los bosques
Las miles de mujeres que integran la cooperativa son cuidadoras naturales de los bosques, ya que practican desde hace años la recolección sostenible de los productos forestales. El arte de la cestería de palma, tanto ilala como sisal, se transmite desde hace generaciones.
Por otra parte, las comunidades locales dependen de los bosques linderos para sus medicinas, madera, combustible y frutas, por lo que tienen gran interés en la protección de estas ricas zonas de biodiversidad.
Zimbabwe perdió unas 327.000 hectáreas de bosques por año entre 1990 y 2010, según el  Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, por lo que es fundamental empoderar a los guardianes de las áreas forestales restantes.
Con más de 66.000 comerciantes de madera, y millones de familias que dependen de los bosques para su combustible, la deforestación será un tema definitorio para este país en la próxima década.
Una vez más, las mujeres de Lupane se preparan para lo peor y cultivan pequeñas plantaciones de palmeras ilala para asegurar la propagación de la especie, incluso ante la rápida destrucción de su hábitat natural.
Este reportaje forma parte de una serie concebida en colaboración con Ecosocialist Horizons.

Publicado por IPS – Busani Bafama – LUPANE (Zimbabwe) – 06/06/15 -




La agenda oficial del G7: clima, salud y mujeres

Aunque la cumbre del G7 de este domingo y el lunes debería centrarse principalmente en las crisis internacionales, la presidencia alemana puso oficialmente en el orden del día otros temas, como el clima, la salud o las mujeres.

- Clima
Para Angela Merkel, apodada "la canciller del clima" en 2007 durante su anterior presidencia del grupo de potencias económicas mundiales, los avances en este campo son "la prioridad absoluta", según Berlín.
En este sentido, el comunicado final podría representar una señal importante, en un sentido o en otro, de cara a la conferencia internacional de la ONU sobre clima prevista en diciembre en París.

Los observadores estarán muy atentos al grado de 'descarbonización' al que se comprometerán los países del G7, es decir, las promesas de limitar el uso de las energías fósiles y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Los países europeos integrantes del G7 parecen determinados a adoptar una redacción ambiciosa con, por ejemplo, una renuncia al uso de fuentes fósiles en la producción de electricidad antes de 2050. Sin embargo, es poco probable que Canadá, Japón y, especialmente, Estados Unidos sigan los pasos de sus socios europeos en este sentido.

La presidencia alemana quiere que el G7 "apoye y haga avanzar" el plan de lucha contra las pandemias elaborado por el Banco Mundial y secunde las diferentes iniciativas en curso para impulsar las investigaciones sobre el ébola.
Asimismo, el grupo de superpotencias debe "proponer planes de acción", inspirados en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para mejorar la prescripción de antibióticos con, por ejemplo, criterios más limitados con el objetivo de luchar contra la resistencia a estos.

Respecto a las enfermedades tropicales olvidadas, por las que los laboratorios farmacéuticos se interesan poco, Berlín busca lograr un compromiso "para una mejor coordinación en la investigación".

- "Buen trabajo"
El comercio internacional también se encuentra en la agenda oficial, aunque, más allá de los esfuerzos para hacer avanzar las negociaciones de acuerdos de libre comercio, el G7 debería priorizar la importancia de los estándares sociales y medioambientales que deberían respetar las empresas en todo el mundo.
La cumbre debería acordar la creación de un fondo, bautizado Vision Zero Fund y supervisado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuyos medios se destinarán a la prevención para generalizar las buenas prácticas laborales y evitar accidentes como el derrumbe hace dos años del edificio Rana Plaza en Bangladés, donde murieron más de 1.100 trabajadores. Sin embargo, no se espera ningún compromiso económico por el momento.

- Lucha contra el hambre -
El G7 quiere definir un nuevo objetivo: rescatar antes de 2030 a 500 millones de personas de los 2.000 millones que padecen actualmente hambre y malnutrición.
En general, los debates sobre la ayuda al desarrollo servirán de preparativos para la conferencia de Naciones Unidas sobre la financiación al desarrollo prevista el próximo mes en Adís Abeba.

- Mujeres -
Alemania puso dos asuntos en el orden del día: una mejor educación y formación de niñas y mujeres y un mejor acceso de las mujeres a la actividad empresarial.
En el primer punto, "nos esforzaremos por obtener compromisos" concretos por parte de los países en desarrollo, indicó Berlín.
Respecto al segundo, que afecta también a los propios países del G7, se trata de poner por escrito un determinado número de principios, por ejemplo, sobre el acceso a la financiación de las autónomas, que las grandes potencias se comprometan a respetar.


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Política – 07/06/15 -

En Provincia de Buenos Aires (Argentina)se dictarán contenidos sobre prevención de la violencia de género en escuelas provinciales

En las escuelas secundarias públicas y privadas de la provincia de Buenos Aires se comenzará a dictar contenidos sobre la prevención y la lucha contra la violencia de género. El programa “Los y las jóvenes decimos maltrato cero” es una iniciativa en conjunto entre la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires y el Consejo Provincial de las Mujeres.
La propuesta, que se desarrollará en el marco del Plan Integral “Maltrato Cero”, fue presentada en el polideportivo “La Patriada” de Florencio Varela por la directora General de Cultura y Educación, Nora De Lucia; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; el secretario de Deportes, Alejandro Rodríguez; el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía y el intendente Local, Julio Pereyra.
Durante el acto, De Lucia señaló que “es una decisión política del gobernador Daniel Scioli trabajar en este flagelo social y desde el Estado ponerse al frente de esta lucha a través del Consejo Provincial de las Mujeres. Hoy incorporamos a la Escuela porque en las aulas se debe trabajar sobre lo que pasa en la sociedad y cumplir el rol de agente multiplicador”.
En tanto, la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, llamó a los jóvenes a no naturalizar los paradigmas de la cultura patriarcal vinculados al poder del hombre sobre la mujer y explicó: “En los libros de texto de historia, las mujeres nunca aparecieron como protagonistas, sólo como espectadoras. Se nos asocia a la maternidad, al hogar y a la espera del príncipe azul, pero la vida real va por otros caminos, hay que rebelarse, hacer ‘lío’ como dice el Papa Francisco”.
El programa -que se implementará en todas las escuelas secundarias a través de materiales de difusión y de capacitación con propuestas pedagógicas- tiene el objetivo de generar que los jóvenes sean protagonistas en la prevención y la lucha contra la violencia de género, el ejercicio de los derechos humanos y de las mujeres, la construcción de valores basados en la igualdad, el respecto y la convivencia responsable.
En este marco se realizarán jornadas de discusión y reflexión con chicos representantes de centros de estudiantes y organizaciones estudiantiles para que sean ellos quienes propicien las campañas en sus comunidades educativas y al interior de las instituciones. Los alumnos desarrollarán el tema a través de 3 talleres: “Reconocer las Señales” donde trabajarán sobre los signos tempranos de violencia en las relaciones, “Jóvenes contra la Trata” y “¿Es Amor?” en donde se analizarán distintas situaciones de pareja.

 Publicado por El Ciudadano del Gran Buenos Aires – Florencio Varela – 08/06/15 -

Condenada una mujer turca porque su marido se dañó la mano cuando la golpeó DEBERÁ INDEMNIZARLE ECONÓMICAMENTE

No denunció a su esposo por maltrato por temor a que su padre la obligara a casarse con otro hombre si se separaba

Un juzgado turco ha sentenciado a una mujer a pagar una compensación económica a su marido porque el hombre se dañó una mano cuando la pegaba, informa el diario 'Milliyet'. El caso fue visto por un Tribunal Penal de Ankara que, basándose en un informe forense que determinó heridas tanto en el hombre como en la mujer, multó a ambos cónyuges con 1.000 euros, aunque más tarde suspendió la sentencia.

La mujer, que tras ser golpeada había buscado refugio en la casa de un vecino, fue trasladada a un centro de acogida donde el marido siguió maltratándola cuando acudía para visitar a su hijo. Durante la audiencia, la mujer no denunció al marido por maltrato por temor a que su padre la obligara a casarse con otro hombre si se separaba y volvía a la casa de sus progenitores.

Yildiz Ecevit, profesor de sociología de la Universidad Técnica de Oriente Medio y especialista en estudios de la mujer, ha asegurado que, pese a todas las reformas legales de los últimos años para proteger a las mujeres, este tipo de sentencias animan a algunos hombres a continuar maltratando a sus esposas.


Publicado por elperiodico.com – Ankara – EFE – 07/06/15 - 

Bajo el cielo del femicidio

 FOTO Ana Laura Beroiz
 Bajo el cielo de la pirotecnia de las redes sociales, el poder oculta los cuerpos sin vida de miles de mujeres que se amontonan junto al polvo de la hipocresía con la que el capital busca arrebatar las luchas populares. Los poderes concentrados sacan a relucir sus camaleónicos mecanismos de supervivencia e intentan hacerse de los reclamos populares mercantilizándolos para despojarlos, así, de toda su potencia liberadora. Allí, donde lo orgánico es una moda rentable y elitista, el capital se recicla a sí mismo e invita cínicamente a hacerlo mientras con el codo destruye los bienes comunes y nos siembra muerte. Allí donde los indios engalanen museos pendiendo de los altares folclóricos, el poder seguirá el centenario genocidio silencioso. Allí donde una remera sea más que la idea que luce su estampa, estaremos un paso más lejos de la revolución y uno más cerca de la caricatura.

El tres de junio gritaremos basta y apretaremos el puño para que el “ni una menos” sea una realidad. Saldremos a encontrarnos en la multitud con el grito ahogado de las que no tuvieron voz. Las cifras, incapaces de leer los mapas y los calendarios, seguirán su loca deriva y, como cada treinta horas, otra mujer caerá ante los ojos atónitos que verán girar la ruleta esperando no ser salpicados. Luego, la prensa usará su lengua bífida para que juzguemos las ropas de las víctimas, sus comportamientos y así iluminarnos en la idea nunca caduca de que algo habrán hecho.

La justicia también hará lo suyo y con su batallón de tecnócratas seguirá alimentando al dolor. “Crimen pasional”, “violencia doméstica” dirán como si se tratase de casos aislados empujados por un arrebato de locura individual, como un hecho que nace, vive y muere en el reducido universo del hogar.

Más de la mitad de los femicidios registrados en el último año fueron llevados a cabo por novios, maridos o amantes de la víctima pero eso no avala la idea de excepción dentro del plano doméstico, sino que se inscribe en el seno de una sociedad que intenta disciplinar los cuerpos y las mentes de las mujeres asignándoles comportamientos, roles, formas de ser y de estar que, en caso de incumplirlas, podrán ser castigadas. El femicidio comienza en el seno de una sociedad patriarcal y en sus instituciones y dispositivos que imponen modelos y castigos a fin de mantener un status quo. Las que no se ajusten a la única meta posible para una mujer, que es ser poseída por una pareja – heterosexual, claro – podrán tener su condena.

El 10% de las víctimas que fueron asesinadas por el mero hecho de ser mujeres durante el año pasado, eran menores de edad. Son más de dos millones de niñas en el mundo las que pierden la niñez y la libertad arrojadas al negocio de la prostitución. Cada femicidio es un golpe a todas las mujeres que ven caer rítmicamente a la guillotina día a día.

Mientras, arriba la hipocresía es reina y señora. El Secretario de Seguridad Sergio Berni luce el cartel que proclama el “ni una menos”, también lo hacen las fuerzas represivas de la Ciudad de Buenos Aires encabezada por su subjefe, Ricardo Pedace. Ambas fuerzas policiales se abrazaron en la represión del Parque Indoamericano y vomitaron sus balas de plomo sobre Rosemary Chura Puña, quien no pudo siquiera soñar con retratarse en un cartel. El flamante subjefe no dudó tampoco en ingresar con las topadoras en el barrio Papa Francisco derribando la casas del lugar ¿Dirán los dueños de los relojes ni una más trabajando en condiciones de precariedad sin poder acceder a derechos básicos? Mauricio Macri se adhirió también a la marcha, mientras muchas niñas se lloran los callos de las manos y ahogan el llanto en la noche húmeda de los talleres clandestinos. ¿Dirán desde el púlpito de la moral que ni una menos por embarazos no deseados que arrebatan centenares de vidas por abortar en condiciones clandestinas mientras se oponen religiosamente a la educación sexual y a la entrega de anticonceptivos en todas las instituciones educativas?
Marcelo Tinelli también se sumóa la viralización del cartel mientras recibe premios por sus aportes a una cultura misógina y machista que objetiva a la mujer y la reduce al lugar de una mercancía, siempre dispuesta a ser poseída por el hombre. Donde el cuerpo de la mujer se vuelve un territorio presto a ser colonizado por el hombre desde donde reafirma su masculinidad desdibujada en la explotación. ¿Dirán entonces “no” a un sistema opresor cimentado sobre el patriarcado o seguiremos consumiendo lo que el capital recicla para que metabolicemos livianamente? ¿Dirán basta a las de 600 mujeres víctimas de las redes de trata garantizadas por el Estado y sus instituciones?
Para todas aquellas para las que el grito se hundió en el pecho antes de alumbrarse, para las que el abuso rompió la quietud de la niñez dejándola en harapos para siempre. Para las que deben ocultar un vientre juvenil bajo tierra. Para todas las que rompieron los espejos desobedientes. Para las que se les niega la construcción de su propia identidad. Para las que soñaron por última vez con la libertad tras el ventanal que empañaba un cuerpo sudando angustia antes de presentir los olores del basural.
Para todas aquellas que no conocen calendarios para la lucha ni esperan vientos propicios y bracean sin cansancio. Para las que nos siembran huellas y caminos en la lucha cotidiana. Para las que a su modo fueron Lilith, desafiando con el cuerpo y la mente las cadenas de Dios y del hombre; condenadas al destierro y la demonización, el 3 de junio será una fecha para consolidar un gran movimiento de mujeres y pelearle como demonios recuperando el paraíso negado sin ceder un ápice ante la hipocresía de arriba.


Publicado por Agencia de Noticias Pelota de Trapo – Mariano González – Ape – 03/06/15 -