jueves, 7 de mayo de 2015

México: Mujeres de la tercera edad, sin salud, pensión o empleo

Más del 90 por ciento de las mujeres mayores de 60 años no reciben una pensión; no tienen trabajo ni herencia, según los informes del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) actualmente este grupo de mujeres llega a los 4 millones de personas, que por su edad, además padecen en un 60 por ciento enfermedades crónico degenerativas.

El promedio de mujeres mexicanas sin pensión es de 8.7. En algunos estados como Guerrero, esa proporción es de 3.7 por ciento; en Nuevo León es hasta de 11 por ciento, pero en Michoacán es apenas del 4.2 por ciento, todas entidades donde hay mujeres buscando la gubernatura.
Paralelamente las mujeres en México trabajan en promedio el 42 por ciento, pero en algunos estados llegan al 50 por ciento como en Sonora, donde una mujer es candidata al gobierno y en Nuevo León hasta el 48 por ciento. Es decir la tarea por la salud y los derechos de las mujeres es muy amplio.

Las principales causas de muerte son: enfermedades cardiovasculares y del corazón se llevan a mujeres menores de 70 años hasta un 60 por ciento; padecen de cáncer, diabetes, pierden la masa muscular y no tienen seguridad social ni pensión. Entre 8 y 16 por ciento tienen negocios propios y producen hasta el 21 por ciento del Producto Interno Bruto, por su tarea de cuidado sin reconocimiento.

Veamos algunos estados, donde habrá elecciones este 7 de junio:

Tamaulipas: 45 de cada 100 mujeres de 14 años y más tiene empleo en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 10 por ciento dispone de una jubilación.(A nivel nacional solo el 2 por ciento de las mujeres ocupadas son empleadoras.

Campeche: 41.6 por ciento de las mujeres de 14 años y más participa en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 7.2 por ciento dispone de una jubilación.

Sonora: 50 de cada 100 mujeres de 14 años y más están empleadas en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 8.3 de cada 100 disponen de una jubilación. Pero sólo 3 de cada 100 mujeres ocupadas son empleadoras.

Colima: 55 de cada 100 mujeres mayores de 14 años están empleadas en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, sólo nueve de cada 100 disponen de una jubilación. Tres de cada 100 mujeres mayores de 14 años son empleadoras.

San Luis Potosí: 39.7 por ciento de las mujeres de 14 años y más tiene empleo en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 5.9 por ciento dispone de una jubilación. Tres de cada 100 mujeres ocupadas son empleadoras.

Michoacán: 40.6 de cada 100 mujeres de 14 años y más tiene empleo en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 4.2 por ciento dispone de una jubilación. Tres de cada 100 mujeres ocupadas son empleadoras.

Nuevo León: 48 de cada 100 mujeres de 14 años y más tiene empleo en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 11 por ciento dispone de una jubilación. Dos de cada 100 mujeres ocupadas son empleadoras.

Guerrero: 41 de cada 100 mujeres de 14 años y más tienen empleo en el mercado de trabajo. De las mujeres mayores de 60 años, 3.7 por ciento dispone de una jubilación. Es empleadora una de cada 100 mujeres ocupadas.


Publicado por AmecoPress/SEM México – Sara Lovera – 07/05/15 -

Por más de cinco años violó a sus once hijas

Un aterrador caso de violencia sexual se reveló tras la captura de un hombre de 62 años, quien al parecer abusó por más de cinco años de sus once hijas.
Una de las once víctimas consiguió huir del yugo de su padre e instauró la denuncia en la fiscalía del Socorro (Santander) en 2010. Gracias a ello -y desde entonces- se emitió una orden de captura contra el abusador.
El hombre fue detenido el pasado martes en el municipio de Vélez acusado del delito de acceso carnal violento agravado. Aunque se declaró inocente y negó las acusaciones, fue remitido a la cárcel departamental de ese municipio santandereano
Tras conocerse la noticia sobre la captura del hombre, a la fiscalía seccional del Socorro llegaron dos de las víctimas abusadas, quienes hoy tienen 25 y 27 años, con el fin de ampliar la denuncia inicial.
Lo que se ha podido establecer dentro de la investigación, es que meses después de que la esposa de este hombre, y madre de las jovencitas, falleciera en el año 2.000, él empezó a abusar de sus hijas más grandes, hasta que poco a poco abusó de todas ellas. Para la fecha de los abusos las niñas tenían entre 6 y 17 años.  Según lo dieron a conocer las denunciantes, tres de las jóvenes abusadas quedaron en estado de embarazo y dieron a luz hijos engendrados por su propio papá.
 La fiscalía ordenó exámenes genéticos al capturado, a la joven abusada y a su hijo, para determinar si la paternidad del niño coincide con la versión de las jóvenes, y así tener más pruebas contra el sujeto.
En la desgarradora denuncia que pusieron las mujeres sobre su progenitor, contaron que cuando ellas no accedían a sus pretensiones sexuales, en la soledad de su pequeña finca, ubicada en el municipio de Simacota (Santander), las colgaba de una viga y las golpeaba con palos como castigo.
Según lo narraron las víctimas, el brutal abuso se prolongó hasta el año 2.006. Con el paso de los años todas las niñas lograron escapar de su padre cuando vieron la oportunidad de hacerlo.
Las  denunciantes dieron a conocer que durante los años en que soportaron los vejámenes, el hombre se turnaba a diario a sus hijas para violarlas. Las menores, aparte de ser sus esclavas sexuales, tenían que atenderlo a él y las labores domésticas.
Una fuente judicial cercana al proceso indicó que aunque aparentemente la madre de las niñas falleció por muerte natural, se está investigando si el acusado tuvo algo que ver en el deceso de la señora para poder quedarse con el control y poder sobre sus hijas.
“Viendo la maldad de este hombre, no se descarta que pudiese haber atentado contra su esposa para que le quedara el camino libre para violar a las niñas”, dijeron las autoridades.
La fiscalía está en la tarea de ubicar al máximo número de hijas de este sujeto para que lo denuncien y pase una larga temporada tras las rejas.
Publicado por KIEN&KE – Mauricio Cárdenas – 25/04/15 -

Niña de 11 años embarazada que no quiere abortar genera polémica

La menor quedó embarazada del abuelo de su medio hermana.

Una niña de 11 años embarazada que no desea abortar ha generado polémica en Uruguay, luego de que su caso fuera revelado en la prensa local este jueves.

La menor quedó embarazada del abuelo de su medio hermana, durante visitas frecuentes que realizaba para cuidar de su sobrino, informaron a la AFP fuentes cercanas al caso que pidieron el anonimato. "Es en estas visitas que se produce el abuso por parte del adulto", precisaron los informantes.
El abuelo tiene 41 años. Todos residen en Montevideo según las fuentes.

La niña está en la décimosexta semana de su embarazo, aproximadamente, y fue admitida en el Centro Hospitalario Pereira Rosell de la capital uruguaya con doce semanas de gestación. Allí se encuentra en el área pediátrica.
Uruguay legalizó el aborto en 2013, después de décadas de debate sobre el tema. La ley nacional, en casos de violación, permite abortar hasta las catorce semanas de gestación. 
Según precisaron fuentes cercanas a la familia, la niña presenta un leve retardo y problemas de aprendizaje, aunque no ha sido declarada discapacitada.
La prensa local apunta que, de acuerdo a los informes médicos remitidos por el Centro Hospitalario Pereira Rosell y a la evaluación de un equipo especializado del Instituto del Niño y Adolescente de Uruguay (Inau), la pequeña de 11 años "no tiene capacidad para entender las consecuencias del embarazo, la maternidad y la relación con un hombre que triplica su edad, además de ser ella portadora de un retardo al menos leve".
El caso ha sido evaluado en las últimas semanas por el Inau, el equipo médico del Centro Hospitalario Pereira Rosell, la ONG El Faro, el Ministerio de la Salud y especialistas de la Universidad de la República. 
Según informó el periódico La Diaria, la directora de la División de Salud del Inau, Mónica Silva, aseguró: "No existe riesgo de vida para la niña ni para el bebé, no podemos obligarla a que aborte".
Voceros del Centro Hospitalario informaron que la menor está en buen estado de salud y bajo observación médica. 
Por su parte, el diario El Observador reseñó que en los últimos tres años el Inau ha atendido tres casos de niñas de 11 y 12 años embarazadas.
En 2008, el presidente Tabaré Vázquez, entonces en su primer período, vetó un proyecto de ley que legalizaba el aborto, a pesar de la presión dentro de su propio partido político, el Frente Amplio. Actualmente está permitido abortar dentro de las 12 primera semanas de gestación por la sola voluntad de la mujer, o de las 14 semanas en caso de violación. 
Publicado por elespectador.com -  AFP – 07/05/15 -

La operan de un tumor y le encuentran en el cerebro... ¡a su gemela con pelo y dientes!

 Esta estudiante de doctarado de la Universidad de Indiana tenía dificultades de comprensión de lectura

Yamini Karanam una mujer estadounidense de 26 años fue sometida a cirugía para que le fuera extirpado el supuesto tumor que tenía en el cerebro, sin embargo para su sorpresa lo que tenía en su cabeza era a su gemelo embrionario

. Fue después de realizarle la operación cuando el equipo de cirujanos descubrieron que lo que acaban de extirpar no era un tumor.
El equipo de cirujanos Hrayr Shahinian, del Skukkbase Institute de Los Ángeles descubrieron que la verdadera razón por la cual Yamini presentaba esos síntomas era el embrión de su gemelo que nunca llegó a desarrollarse.

Pese a esto los médicos afirman que este presentaba huesos, pelo y dientes, ante este hecho los doctores explicaron que en el 2009 hubo caso similar donde hombre tenía a su gemelo embrionario en el abdomen.
CASOS MUY RAROS
El médico Harry Shahinian en una entrevista para la NBC aseguro que este de tumores conocidos como teratoma son muy raros.
"Este es mi segundo caso, y eso que probablemente habré extirpado entre 7.000 u 8.000 tumores cerebrales",
explicó.
Publicado por Periodista Digital – 24/04/15 -

Unicef urge proteger a las niñas paraguayas de los abusos sexuales

Unicef manifestó el miércoles su preocupación por la desprotección de las niñas paraguayas que sufren abusos sexuales, tras la confirmación del embarazo de una niña de 10 años, sometida por su propio padrastro, actualmente prófugo de la justicia.
"En Paraguay, cada día dos niñas de entre 10 y 14 años dan a luz. Estos casos son consecuencia de abuso sexual y, en la mayoría de las situaciones, de abuso sexual reiterado ante el cual las víctimas no han recibido protección oportuna y apropiada", dijo a la AFP Andrea Cid, oficial de protección a la Infancia de Unicef.

La experta de la agencia de Naciones Unidas cuestionó el nivel del gasto que Paraguay asigna a la educación, uno de los factores que incrementa la vulnerabilidad de las niñas.
"Mientras otros países de la región invierten el 7% y 8% de su presupuesto de gastos en educación, Paraguay no excede de 4%. Es una secuela de la desprotección de la niñez que está en permanente riesgo", afirmó.
La niña de 10 años embarazada tras la violación de su padrastro se encuentra actualmente bajo la protección del hospital de la Cruz Roja en Asunción y con la supervisión de médicos, psicólogos y psiquiatras, bajo observación del ministerio de Salud.
El padrastro, Gilberto Benítez Zárate, de 42 años, fue declarado prófugo de la justicia y su madre está detenida en la cárcel de mujeres, acusada de obstrucción a la investigación judicial, tras descubrirse que intentó ocultar a su pareja.

- Polémica por el aborto -

La situación de virtual abandono familiar ha generado un fuerte debate en la sociedad paraguaya, entre los partidarios del aborto "por violación" y los contrarios a la interrupción del embarazo, en un país cuya constitución prohíbe este procedimiento salvo riesgo de vida para la madre.
El ministro de Salud, Antonio Barrios, se pronunció en contra del aborto, en primer lugar por la interdicción que establece la Constitución y, en segundo, porque en su opinión, "técnicamente es contraproducente porque el período de gestación ya excedió las 23 semanas".
El juez de garantías Tadeo Fernández rechazó el miércoles un pedido de la madre de convocar a una junta médica para evaluar si es posible o no la interrupción de la gestación.
Su abogada defensora, Gladys López, dijo que "la madre quiere la junta médica para saber si es posible suspender este embarazo".
"La interrupción del embarazo no está contemplada en el código penal", reiteró de su lado la directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud, la médica Karen Díaz.
"Llegar a esa instancia depende estrechamente del estado de salud de la paciente, si se presenta una emergencia obstétrica o si se observa que la salud fetal se halla comprometida", explicó.

La oficial de protección de Unicef dijo que el caso de la niña embarazada es el primero, después de mucho tiempo, que cobra estado público y es objeto de un subido debate, en un país donde la despenalización del aborto se constituye todavía en un deseo de políticos de izquierda, profesionales y feministas.
La experta reveló que unas 650 niñas de 10 a 14 años dieron a luz en 2014 y otras 20.000 jóvenes de 15 a 19 años concibieron en el mismo período.
"Las adolescentes no reciben la atención adecuada. Es nuestra preocupación y esperamos que a la luz de este caso se adopten medidas más efectivas para protegerlas de la violencia intrafamiliar", remarcó.
En tanto, La representación local de Amnistía Internacional (AI) lanzó la campaña "#NiñaEnPeligro", para advertir que no se puede obligar a la menor a concebir.


Publicado por Boletín Globedia – Redacción Sociedad – 06/05/15 -

El escalofriante relato de Zunduri, la esclava de la tintorería de Ciudad de México

 Zunduri cumplirá 23 años el próximo mes pero los exámenes médicos determinaron que sus órganos tienen el desgaste de una persona de 81 años.

 Durante dos años permaneció encadenada del cuello para obligarla a planchar ropa día y noche. Ahora que está libre pide que le llamen Zunduri.
Es el nombre con que pretende rehacer su vida después de ese período de esclavitud en una tintorería en el sur de Ciudad de México.
La chica sufrió golpes, quemaduras con la plancha que usaba para el trabajo forzado, con poca comida y frecuentemente sin poder dormir.
La justicia mexicana asegura que los presuntos responsables fueron los miembros de la familia que la mantuvo cautiva, aunque el maltrato más grave provino de la dueña del negocio, identificada por las autoridades como Leticia Molina Ochoa.

"Me golpeaba muy feo", le contó Zunduri a la cadena Televisa. "Me llegaba a golpear con palos, fierros, con lo primero que pudiera estar en sus manos".
"Había días que no dormía, nada, me obligaba a mantenerme despierta para seguir trabajando".

Tortura

El maltrato le provocó severos daños. Zunduri cumplirá 23 años el próximo mes aunque su cuerpo es como el de una adolescente de 14.
Pero los exámenes médicos determinaron que sus órganos tienen el mismo desgaste de una persona de 81 años.
Los captores de la joven están detenidos acusados de trata de personas por trabajo forzado

La semana pasada aprovechó un descuido de quienes la esclavizaban y escapó. Una amiga le ayudó a denunciar el caso en la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).
Los captores de la joven están detenidos acusados de trata de personas por trabajo forzado.

En total son cinco arrestados, entre ellos la propietaria de la tintorería, su hermana, dos hijas y la pareja de la dueña.
En la capital mexicana el delito de trata de personas es castigado hasta con 40 años de cárcel.
Sin embargo, el ministro de Trabajo, Alfonso Navarrete, aseguró que los responsables podrían ser acusados de secuestro y recibir una condena de hasta 70 años de prisión.

El encierro

Este es el primer caso de esclavitud laboral que se conoce en la capital mexicana.
Y el escándalo por su revelación crece en la medida que se conocen más detalles del cautiverio de Zunduri.
Me golpeaba muy feo. Me llegaba a golpear con palos, fierros, con lo primero que pudiera estar en sus manosZunduri
Según las autoridades, la chica permaneció encadenada dentro de una habitación de cuatro metros cuadrados, detrás del mostrador de la tintorería que se ubica bajo el departamento en que vivían sus propietarios.
Ella cuenta que sus captores la dejaban sin comida ni agua, a veces hasta por cinco días.
"Llegué a estar mucho tiempo sin comer, no tomaba agua, masticaba los plásticos con el que se cubría la ropa", narró a la televisora.
"Los masticaba y me los comía".
Los clientes de la tintorería no podían verla pues estaba escondida detrás de pilas de ropa.
Además no hacía ruido. Según contó al diario El Universal, gritar o pedir ayuda era castigado con una severa golpiza.

Deuda impagable

Zunduri nunca pensó que sería esclavizada. Hace varios años escapó de su casa y se refugió en el negocio.

Conocía a la dueña: es madre de una excompañera de su escuela. La mujer la contrató para planchar ropa a cambio de 300 pesos semanales (US$20), comida y una cama.
 La mujer fue contratada para planchar ropa a cambio de 300 pesos semanales (US$20), comida y una cama.

Pero la chica dejó el trabajo para vivir con su novio. La relación no funcionó y entonces volvió a la tintorería.
Ya no fue lo mismo. Para regresar tuvo que aceptar más trabajo y menos comida.
Allí empezó su esclavitud. "A medida que fue aumentando el trabajo yo me sentía más cansada, entonces yo le llegué a quemar varias prendas", narró al diario El Universal.
Los clientes reclamaban el pago de su ropa, y Molina Ochoa, la dueña del negocio, resarcía sus pérdidas con el sueldo de Zunduri.

Sorpresa

También aumentó la jornada de trabajo que llegó a ser de 14 horas diarias. La joven, cansada, cometió más errores y su deuda se volvió impagable para ella.
Los golpes aumentaron. Su cuerpo empezó a llenarse de cicatrices.
Y Zunduri recuerda como un día de noviembre pasado, la familia realizó una fiesta para celebrar el futuro nacimiento de un nieto, y Leticia Molina le ordenó a la chica que bajara a la tintorería.

"Me dijo que tenía preparada una sorpresa para mí. Así me dijo", contó. "Me puso la cadena en el cuello durante todo ese día. Todo el tiempo, día y noche amanecía y dormía con la cadena".
"Me decía que no me daría de comer hasta que tuviera el trabajo que exigía. Me dejó sin comer. Lo más que aguanté fue alrededor de cinco días".
Esto ocurría puertas adentro de la "Planchaduría Express", ubicada en la manzana 134, lote 22, de la calle Izamal, en la Colonia Lomas de Padierna, en Tlalpan.
En un albergue de la fiscalía de la capital mexicana, Zunduri recibe atención médica y psicológica

El barrio

"Para que luzcas, como un maniqí (sic), planchamos para tí", dice el cartel en la entrada de la tintorería.
La persianas metálicas permanecen bajas y llevan cintas de la PGJDF en las que se aclara que se trata de un delito de "trata de personas".
En el barrio pocos acceden a dar su nombre, prefieren el anonimato al momento de hablar de sus vecinos.
"No queremos enfrentarnos a la familia", dice una mujer.

Pero todos los consultados por BBC Mundo aclaran que nunca vieron ni percibieron nada extraño en los movimientos ni las actitudes de las familias involucradas.
Cuentan que poco se podía ver desde afuera del local de la polémica. La reja se mantenía baja durante todo el día y no había gente atendiendo al público.
Apenas cuando se tocaba el timbre, alguien aparecía para recibir o entregar las prendas de ropa a través de un espacio cuadrado en la reja.
Decenas de prendas impedían ver qué había más allá.
Leticia tenía un pinche (despreciable) carácter de los mil demonios, con Leticia tuve problemas de dinero y le dejé de hablarEliseo López, vecino y primo lejano de Leticia Molina Ochoa
Quien solía atender al público era Leticia. Se dice que ni los buenos días daba.
"Leticia no tenía amigos en la zona, no se hablaba con los vecinos, era muy antisocial", le dice a BBC Mundo una mujer que hasta el mes pasado era propietaria de una óptica en la calle Izamal.
Fanny, su hermana, atendía el salón de belleza contiguo a la tintorería.
El comentario generalizado en el barrio es que las hermanas no estaban en buenos términos.
"Fanny me dijo que no se hablaba con su hermana. Leticia se enojaba con los de su casa, no tenía buen carácter", asegura otra vecina.
Eliseo López, primo lejano de los implicados, no cree en la versión de la justicia mexicana. Trabaja en un puesto de venta de frutas a unos 30 metros del lugar.
"Te puedo decir que son buenas personas. Entré a la casa dos veces este año, mi tío me daba permiso para ir al baño, y nunca vi ni oí nada raro", asegura.
El ministro de Trabajo aseguró que los responsables podrían recibir una condena de "Leticia tenía un pinche (despreciable) carácter de los mil demonios, con Leticia tuve problemas de dinero y le dejé de hablar", dice, pero hace hincapié en que no cree en la historia.
"Si en verdad dice que es la persona que escapó, que dé la cara", añade López, "siento que es una difamación".
Al declarar ante la justicia Molina Ochoa dijo que castigó a la chica "porque era muy violenta y no obedecía cuando se le ordenaba hacer las cosas", señala El Universal.
Hace dos años, aseguró la imputada, Zunduri tomó 100 pesos (US$6,5) para escapar de la tintorería y fue por eso que decidieron encadenarla.
Además, en una ocasión la chica trató de defenderse, y los castigos y golpes aumentaron, confesó Molina, pues le pareció "injusto" que respondiera de esa manera cuando en su casa recibía comida y trabajo.
La investigación sigue en marcha, y en un albergue de la fiscalía de la capital mexicana, Zunduri recibe atención médica y psicológica.
Bajo un nuevo nombre, busca un nuevo comienzo.

Publicado por BBC Mundo – Ciudad de México – Alberto Nájar/Juan Paullier – 29/04/15 -


Un cáncer milenario

Por desgracia para la humanidad, hay cánceres que jamás tendrán cura por más que los "atiendan" y todo lo que se gaste en el intento y esfuerzo por erradicarlos, siempre quedarán rezagos y vuelven a retoñar.
Al menos en México, no conozco una cárcel o penitenciaría o en los igual llamados Centros de Readaptación Social (Cereso), donde no existan mafias, abusos, prostitución, insalubridad, chantajes, etc.
Puedo jactarme de conocer la mayoría de las ergástulas de Coahuila, incluyendo las llamadas penitenciarías a excepción de la Federal que se encuentra en Monclova, pues he estado en ellas, aclarando, que afuera de sus barrotes y por razones de trabajo periodístico.

Durante cuatro años en Torreón cubrí la información de las fuentes policiacas y posteriormente seguí entrando y saliendo laboralmente en esos mal llamados Ceresos en el curso de los casi 58 años que cumplo en mayo de este año de andar en el traqueteo de la reporteada.
En días pasados, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos denunció públicamente la situación que encontró en las cárceles de mujeres del país, que es lo mismo en las de varones, tras realizar visitas en 77 de las 102 prisiones existentes en la república mexicana y en las que se alberga a 12 mil 690 reclusos.
Señala que existen constantes violaciones a los derechos humanos, abusos sexuales, extorsiones y hacinamiento, prostitución carente de higiene, pésima alimentación, mal trato, los autogobiernos, o sea que la autoridad en el interior de esos lugares la ejerce cierto grupo de reclusas o reclusos.
El dictamen de la Comisión remarca los privilegios de algunas pocas y algunos pocos internos que disponen en sus celdas de televisores, servibar, boiler, pisos y muros de material de lujo, teléfonos privados, celulares, cuotas en visitas conyugales, etc.

Recomienda la CNDH a los gobiernos estatales y federal, se subsanen esas deficiencias, mas no dice con qué recursos económicos contarán esos gobiernos para remediar los señalamientos, cuando en realidad enfrentan en sus entidades con múltiples y viejas carencias como escuelas, agua potable, luz, viviendas, etc.
De este cáncer no hay país que se haya escapado hasta el momento y como muestra en días pasados en los medios de comunicación de los Estados Unidos, se exhibió la imagen fotográfica de un joven de 18 años de edad, preso en una cárcel en Georgia, de la Unión Americana, tras ser golpeado y atado con una correa y atrás de dicho joven maltratado aparecen dos reos fortachones que fueron sus victimarios, porque aunque duela decirlo en el interior de las ergástula se impone la fuerza encima de los débiles.
La fotografía que ha dado la vuelta al mundo fue tomada con un celular introducido de contrabando al Centro Correccional de Formación Burruss. ¿Cómo metieron el celular en un penal de EEUU que se jactan son de los más estrictos y vigilados?
Y no es que las reclusas y reclusos no tengan derecho a tener mejor calidad de vida, después de que en su mayoría cometieron delitos de diferentes niveles, desde leves, regulares y hasta de lo más bestial que pueda tenerse memoria, en fin.

Por desgracia ese cáncer carcelario tiene historia milenaria no sólo en México, sino hasta en los países más desarrollados, donde podrán tener celdas limpias, no haber apilamiento o hacinamiento de reos y donde no se tengan otros males que inundan las penitenciarías de nuestro país, pero no se escapan de la promiscuidad de internas e internos; de la compra de derechos para tener una mejor vida tras las rejas; de las extorsiones cuando no son de las y los mismos reclusos, lo son de los celadores o vigilantes; del tráfico de drogas y otras calamidades que viven estas y estos desafortunados que fallaron a las leyes.
Cuando se tiene acceso a las penitenciarías, se aprende que "con dinero baila el chango", lamentablemente y que podrá haber limpias en determinado tiempo, pero que vuelve a retoñar este maligno cáncer predestinado para todas las cárceles del mundo, sin que eso suene a consuelo para México, pues es una realidad.
 www.intersip.com


Publicado por El Diario – México – Carlos Robles Nava - 25/04/15 .

Mujeres también sufren violencia económica

La violencia económica se basa en la división sexual del trabajoSEMlac

Cuando se utilizan las finanzas y bienes materiales como medio de chantaje, abuso o coacción contra las mujeres, debido a la posición subordinada que históricamente ellas han tenido dentro de las familias, se ejerce violencia económica, una de las formas más comunes pero solapadas de la agresividad machista.

El poder monetario que la sociedad otorga a los hombres como proveedores por excelencia es utilizado frecuentemente como un mecanismo de control hacia sus parejas, explicó la economista Teresa Lara durante una conferencia convocada por el autónomo proyecto cultural Circuito Líquido, en la Editorial de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas.

"El abuso económico forma parte de un patrón de violencia doméstica que también puede incluir maltrato verbal, emocional, físico y sexual", abundó la experta durante la charla, que cerró la capacitación sobre "Economía de la cultura", realizada el pasado 10 de abril entre una veintena de jóvenes vinculados a las artes y la comunicación en la isla caribeña.
Lara significó que la violencia económica frecuentemente acompaña a las agresiones físicas y psicológicas por motivos de género, porque su génesis radica en las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres.
También influye la división sexual del trabajo que establece empleos típicamente masculinos y femeninos, con diferente remuneración.
Desde su salida al espacio público a inicios del siglo XX, ellas terminaron copando áreas vinculadas a los servicios como reproducción de sus roles privados, mientras los hombres siguen siendo mayoría en las especialidades técnicas y científicas, que garantizan mayores ingresos.

En Cuba existen más de dos millones 766.000 mujeres económicamente activas y ellas son 66 por ciento de la fuerza profesional y técnica, según el último Censo de Población y Viviendas, realizado en 2012 por la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información.
No obstante, la misma pesquisa reporta más de un millón 698.000 cubanas amas de casa, que representan 92 por ciento de las personas dedicadas a los quehaceres del hogar en el país.
La falta de autonomía económica por parte de algunas mujeres las hace más vulnerables al maltrato, especialmente si no ejercen ningún trabajo remunerado o carecen de la preparación académica para lograrlo.
Entre los ejemplos de violencia económica citados por la investigadora durante su conferencia se encuentran la negativa a que la mujer -ya sea esposa, novia o hija- alcance un empleo que independice sus ingresos.
Muchas de ellas, dedicadas únicamente, al hogar tienen muy restringido el manejo del dinero y la administración de los bienes propios o familiares, debido que supuestamente no les pertenecen.
"Impedir a un cónyuge la adquisición de recursos, como restringir su habilidad para encontrar empleo, mantener o avanzar en sus carreras e impedir a la víctima la obtención de educación" fueron manifestaciones de violencia económica por motivos de género citadas por la economista.
La falta de ingresos propios es uno de los motivos que usualmente frena a las víctimas de este maltrato para salir de esa situación.

En otro orden, tampoco se reconoce el aporte del trabajo doméstico desarrollado casi siempre por las mujeres, sean o no empleadas en actividades públicas.
La reproducción de la vida es imprescindible para sostener la fuerza de trabajo, porque si en el hogar nadie limpia, plancha, lava la ropa o cocina los alimentos, es imposible que alguien logre un rendimiento en su puesto laboral, ilustró la conferencista.
Según la única Encuesta del Uso del Tiempo realizada en Cuba en 2002 por la entonces Oficina Nacional de Estadísticas, las cubanas dedican 71 por ciento de sus horas laborales al trabajo doméstico no remunerado.
Diariamente, ellas trabajan 20 horas más que los hombres en actividades simultáneas como cocinar, limpiar, lavar y atender a niños y niñas, refiere la investigación cuyos resultados aún son vigentes a criterio de especialistas.
Sin embargo, estas labores no son reconocidas como aportes a la economía doméstica ni se incluyen en el Producto Interno Bruto del país.
Lara defiende la responsabilidad compartida de las tareas familiares como vía para superar la violencia económica por motivos de género en las parejas.
Para superar este tipo de agresividad ancestral, es preciso cambiar estereotipos y prejuicios que definen el poder económico según el género, defendió la experta.
A su juicio, la violencia es construida a nivel social y puede ser transformada si se enseñan patrones diferentes de relación entre hombres y mujeres.

Entre el alumnado se defendió la idea de crear productos culturales que muestren nuevos modelos de pareja en los cuales las mujeres no sean violentadas.
Para ello, se requiere también de una voluntad política que a nivel legal e institucional contribuya a eliminar las causas de esta agresividad, consideró Lara.


Publicado por SEMLac – Cuba – Helen Hernandez Hormilla – 13/04/15 -

En Argentina los trolebuses de Córdoba cumplen 26 años: las conductoras están de festejo

Mercedes Rocha chofer de trolebuses

"A los hombres todavía les cuesta aceptarnos", dice Mercedes Rocha, quien lleva 23 años como conductora de trolebuses. Ese servicio público cumple hoy 26 años.

Mercedes Rocha se sentó anoche frente al volante de un trolebús, tal como lo hizo más de ocho mil veces desde que en el año 1992 comenzó a trabajar en el servicio de transporte de la ciudad de Córdoba. Al igual que ella, más de 100 mujeres conducen esos “ómnibus colgados del cielo” todos los días por las calles de la Capital. Hoy, 7 de mayo, el servicio cumple 26 años.
Mercedes es una de las “conductoras viejas”, como ella misma dice. De los primeros años de ese proyecto que se presentó en 1989, durante la intendencia de Ramón Mestre y la gobernación de Eduardo Angeloz, quedan unas 10 ó 15 mujeres.
“Ahora tenemos compañeras hijas de las que fueron conductoras”, cuenta la mujer que desde arriba del trolebús ha visto en estos años cambios no solo en la ciudad, si no también en la sociedad. Eso sí, aclara que lo que no cambia es que “a los hombres todavía les cuesta aceptar que somos mujeres las que conducimos”. “Les cuesta darnos respeto”, asegura.
Para las más experimentadas eso no es un problema. “Yo prefiero dar el paso. Las más nuevas, en cambio, tienen como primer objetivo cumplir con las frecuencias y si tienen que encarar, encaran”, dice.
La operadora sostiene que su trato es muy solidario, y que, por su parte, los usuarios de los barrios son muy fieles.
“Tenemos pasajeros desde que empezaron a circular los trolebuses. En mi línea, la C, la gente es muy fiel, sobre todo la de los barrios. Los conozco desde años; a veces dejan pasar el colectivo y nos esperan especialmente a nosotras. Tratamos de acercar a las personas mayores lo más que podemos a la vereda, o si vemos alguien fuera de la parada no lo dejamos. Por ejemplo, hay padres que suben a sus hijos y nos dicen, ‘se baja en tal escuela’ y nosotras los sentamos en el primer asiento y nos aseguramos de que baje donde tiene que ser”, cuenta.
Las calles tras los años
La mayoría de las unidades que circulan son las mismas que empezaron con el servicio hace 26 años.
Mercedes dice que el parque automotor creció mucho. “Cuando yo empecé, la Belgrano no tenía semáforos. Ibas y venías sola. Ahora hay que lugar con la enorme cantidad de autos, bicis y muchísimas motos”. La vuelta que hace un tiempo le llevaba 45 minutos, hoy, en hora pico, en 60 minutos.
En cuanto a los usuarios, reconoce que se ha perdido el respeto sobre todo entre los jóvenes. “Yo manejo de noche y los viernes, por ejemplo, llevo muchos chicos al baile. Ahí me doy cuenta de que la juventud está muy atrevida. Ellos suben, toman y fuman. Y ya no son cigarrillos. Van al baile y ya no les decimos nada, porque tampoco hacen caso”, reconoce.
Las mujeres conducen en turnos de siete horas, desde las 4.30 de la mañana, hasta la 1.40 de la madrugada. Mercedes siempre trabajó en el último turno: “No me da miedo manejar de noche. Por suerte, en estos 23 años sufrí sólo tres asaltos. Me pedían los cospeles que llevábamos en las riñoneras”, recuerda.
La mitad de unidades
Hoy, las “chicas de los troles” celebrarán 26 años desde que se cumplió el primer servicio, que partió desde calle Viamonte y Oncativo, con Mestre y Angeloz a bordo, hasta plaza Colón.
Sin embargo, no habrá un gran festejo: “La venimos peleando desde hace mucho tiempo. Hemos luchado siempre por la continuidad del sistema de troles y nos han puesto colectivos para paliar la falta de coches. Pero de 60 que llegamos a tener, hay menos de 35 en funcionamiento y ninguno es nuevo”, reconoce Mercedes.

Publicado por Diario La Voz – Córdoba (Argentina) – Natalia García – 07/05/15 -