lunes, 6 de abril de 2015

La suerte de nacer mujer

A partir de 1975, las Naciones Unidas promulgaron el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, esta conmemoración anual invita a reflexionar sobre cuáles han sido los logros alcanzados.
Una serie de preguntas podrían ser parámetro para medir dichos resultados: ¿se ha erradicado todo tipo de violencia contra la mujer?, ¿se han eliminado las prácticas de ablación/mutilación genital femenina?, ¿se ha terminado con la discriminación de género?, ¿se ha combatido la pobreza?, ¿las prácticas del matrimonio infantil han disminuido?
Sin duda la violencia contra las mujeres no se limita a una cultura, región o país, creencias religiosas, edad, grupos étnico-raciales, condición económica y social, entre otras; lamentablemente el origen de este flagelo deviene, principalmente, de la discriminación constante y si a esto le sumamos la creación de estereotipos y roles que la sociedad le ha impuesto a la mujer, se puede concluir que la violencia contra la mujer es consecuencia de discriminación por razón de género.
La violencia que sufren algunas mujeres en cualquier etapa de su vida puede ser física, psicológica y sexual y ésta repercute en su salud, así como en sus relaciones familiares y sociales. Es alarmante saber que una de las principales formas de violencia que sufre el género a nivel mundial es originada por la pareja sentimental.
Un dato sorprendente es que a nivel internacional, una de cada cinco mujeres es víctima de violación o intento de violación; asimismo, se habla de violencia sexual a las injustas prácticas de matrimonios infantiles, estos casos se dan principalmente en África-Asia, y de acuerdo con datos de la Unicef, México ocupa el noveno lugar a nivel internacional.
Ahora bien, sí las mujeres nacemos libres e iguales es inaceptable que en muchas partes del mundo como Benín, Camerún, Egipto, Etiopia, Kenia, Liberia, Nigeria y Uganda, por mencionar algunos, se siga llevando a cabo la ablación/mutilación genital femenina, esta práctica muestra una desigualdad entre los sexos y, por tanto, constituye una violación a los derechos de las niñas y mujeres tales como el derecho a la salud, la integridad física, el derecho a no ser sometido a torturas y a tratos crueles, inhumanos o degradantes y el derecho a la vida, cuando este procedimiento acaba causando la muerte.
El Banco Mundial refiere que las mujeres entre 14 y 44 años de edad corren mayor riesgo de ser violadas o maltratadas en casa que sufrir cáncer, accidentes de vehículos, guerra o malaria.
Otro factor principal que afecta de forma particular a las mujeres es la pobreza, ya que esta situación nos impide gozar de necesidades básicas tales como: alimentación, educación, tener una vivienda digna y poder acceder a servicios de salud, etcétera.
Evidentemente, todas estas circunstancias nos ponen en desigualdad con el sexo opuesto y, por tanto, obstaculizan la promoción y protección de nuestros derechos humanos. Por tal razón es necesario que sumemos esfuerzos y compromisos para combatir este fenómeno y así poder decir: ¡qué suerte ser mujer! 

Publicado por milenio.com – Carmen Angélica Casado García – 04/04/15 -

Mujeres policías: no sólo ganan la calle, también dan contención (Argentina)



Mónica está embarazada y realiza "tareas pasivas"; Gabriela es administrativa. Foto: Laura Frank

Gabriela tiene apenas 23 años y lleva la institución policial en la sangre, su padre es comisario inspector y sus hermanas son policías. Ésta es una de las tantas historias de mujeres policías que ya son un número importante en todas las comisarías de la provincia desde que la fuerza admitió el ingreso del personal femenino.
Gabriela es administrativa pero está convencida de que algún día va a dejar los papeles y sellos a un lado para pasar a formar parte de las filas uniformadas. Tiene bien en claro que está para darle soluciones a la gente y desde su escritorio hace las veces de psicóloga o de "doctora corazón" al escuchar los "dramas amorosos" de los hombres y mujeres que se acercan a la comisaría para iniciar los trámites de divorcio.
Ellas ganaron terreno en la calle y se sienten protegidas porque descansan en las espaldas de sus compañeros hombres. No hay jerarquías adentro de la comisaría y aseguran que el trato "es de par a par". A pesar de ello algunas unidades todavía no están del todo preparadas para las mujeres. Un ejemplo de ello son los baños.
Las chicas son coquetas, usan collares y anillos. Sus ojos están delineados de color negro fuerte pero a su vez es muy discreto. Se animan a usar maquillaje y su pelo, con algún tratamiento estético a la vista, está recogido. Ellas no dudan en contar que todas sus noches tienen una fiel compañera: su arma, porque tienen en claro que es lo más buscado por los delincuentes y por eso deben guardarla en los lugares menos pensados. Saben que tiene que usarla únicamente en una situación extrema.
Gisell es alta, delgada y su gorra azul le da sombra a sus ojos un tanto achinados. Con voz de complicidad cuenta que siempre quiso ser policía y que se inscribió a escondidas de su padre. Pese a que su familia piensa que es un riesgo, ella está orgullosa de lo que es. Su compañera, Ruth, tuvo como objetivo sacar las últimas materias del secundario para que la admitan dentro de las filas.
La agente Mónica tiene 24 años y cursa un embarazo de cinco meses. Con un poco de pesar en sus expresiones dice que a los tres tuvo que dejar su chaleco, sus esposas y la pistola. Ahora está con "tareas pasivas" y piensa "seguir brindando el servicio" hasta los últimos meses de gestación. La pasión por la institución y sus ganas de ser madre la llevan a asegurar que va a poder cumplir con los dos roles. Quien dice que quizás su varoncito en el futuro forme parte de la fuerza.
Ellas son guías dentro de la ciudad, enfermeras en los accidentes y también tienen que soportar a los "babosos". "Llevame preso mamita" o "poneme las esposas" son los piropos más comunes que reciben mientras recorren las calles. Igual se sienten protegidas por sus compañeros hombres. "Vení que te llevo preso yo", contaron que le contestó un suboficial a quién intentaba "pasarse" con una de estas policías.
Aunque su presencia demuestre que a estas jóvenes mujeres nada las puede sorprender, no siempre es así. Ruth recuerda como si hubiese sido ayer el día que entró a un inquilinato para hacer un allanamiento. "Abrí un cajón en busca de armas y salieron un montón de cucarachas", dice con impresión y agrega que eso no fue lo más fuerte. Le causó más tristeza y dolor ver a niños de dos y tres años dormir en un ínfimo colchón tendido en el suelo. Es así. Ellas no le temen a la sangre y en los accidentes, aseguran, siempre es mejor una mujer policía que un hombre. En esos momentos, dejan a la vista su costado de enfermeras.
Los allanamientos son como una caja de Pandora. Aunque los hechos simples no siempre son los más comunes. En un procedimiento tuvieron que sacar a una mujer a través de una reja. "La levantamos de a dos y la pasamos por el portón porque se resistía". Las mujeres, las que acostumbran a estar fuera de la ley, son más "bravas" que los hombres. Cuentan que siempre sufren "un mechoneo" o las rasguñan o les pegan trompadas. Constantemente padecen las amenazas "sabemos donde vivís" o "cuidá a tu familia". La vida de una mujer policía tiene un antes y un después. Ellas iban al secundario, salían a los boliches y lucían vistosos pantalones y polleras. Como suboficial, nada es igual. "Afuera siempre te reconocen y te dicen 'usted es la cabo de tal comisaría' y una tiene que comportarse, honrar el uniforme", relatan.
Publicado por rionegro.com.ar – Belen Coronel / Juan Cruz García – 05/04/15 -


Una aymará conservadora le propina al partido de Evo Morales una paliza electoral

Las cosas parecen cambiar muy rápido en esta Bolivia de la estabilidad y el crecimiento económico. Evo Morales ganó las presidenciales de octubre pasado con el 61%. Pero los bolivianosdecidieron anoche recortar el poder del Movimiento al Socialismo (MAS) en las elecciones regionales. El oficialismo ganó en cuatro de las nueve gobernaciones, y aunque el vicepresidente Á dijo que el MAS se consolidó como fuerza nacional, tuvo derrotas cuyas heridas tardarán en curarse. 

El partido de Morales perdio en tres regiones, entre ellas La Paz, donde había arrasado seis meses atrás. Pero, además, cayó nada menos que en El Alto, la ciudadela que rodea a La Paz y ha sido elbastión político del presidente desde 2002. En El Alto, una aymará, como “El Evo”, Soledad Chapetón Tancara, de la derechista Unidad Nacional (UN), se consolidaba como la gran ganadora de la jornada con un 55% de los votos, según el sondeo a pie de urna de la consultora Ipsos. Hija de un policía y una vendedora de comida en la calle, La” Sole”, señalaron de inmediato los analistas, le arrebató al mandatario un territorio simbólico y lo puso en manos de los conservadores. “Gracias por confiar en esta mujer, por ayudar a difundir esta propuesta de Gobierno, gracias por compartir este programa de Gobierno municipal. 

A los 34 años, la licenciada en Educación Chapetón Tancara emerge como un nuevo referente de la derecha. A pesar de sus rasgos aindiados, ella ha reemplazado la pollera colorida, el sombrero bombín y el mantón por prendas de vestir que hablan de otros gustos. “Queremos la modernidad”, ha dicho durante la campaña. Aunque la “Sole” no reniega de su linaje, prefiere presentarse como la mujer que ha ascendido socialmente. Por eso les habló a los alteños principalmente de prosperidad. Les dijo que la pujanza de la ciudadela necesita de otro tipo de gestión. Y así venció a Edgar Patana, uno de los protagonistas de las grandes movilizaciones políticas que terminaron en 2003 con la era neoliberal. 

El Alto, que ahora se comunica con La Paz a través de un teleférico costó 130 millones de dólares y que queda en la capital como uno de los legados de Morales, está unido además por el espíritu opositor. Samuel Doria Medina, el líder de UN, se mostró eufórico por el resultado: “Se inicia una nueva etapa política en el país; la gente comenzó a cansarse del MAS y su arbitrariedad”.
La oposición se ha quedado a su vez con Tarija y Santa Cruz, la región más rica de Bolivia, y donde se concentra parte de la dirigencia más enemistada con el MAS, donde Morales también se había impuesto en octubre. En las provincias de Beni y Chuquisaca tendrá lugar una segunda vuelta. Los seguidores de Morales tienen allí la posibilidad de vencer.

El presidente se reunió con sus ministros pero se abstuvo de mostrarse ante la prensa. El que lo hizo fue García Linera. “Felicitamos lo logrado, celebramos este compromiso democrático de los bolivianos y agradecemos el apoyo militante de tantas personas al partido gobernante. Igualmente felicitamos a aquellos partidos de oposición que lograron la victoria en algunos departamentos y algunos municipios”, dijo. El vicepresidente recomendó a los adversarios del Gobierno no sacar conclusiones apresuradas de lo que ocurrió en los comicios del domingo.

Publicado por elperiodico.com – Buenos Aires – Abel Gilbert – 30/03/15 -


Madres indocumentadas dejan huelga de hambre; piden libertad

Foto: Reuters en español

Las 78 madres detenidas en el centro para familias inmigrantes de Karnes City, Texas, finalizaron hoy la huelga de hambre que habían empezado este lunes y dieron un plazo de 10 días a las autoridades estadounidenses para negociar su liberación.

"Las mujeres anuncian el fin de la huelga de hambre y dan 10 días al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) para concederles la libertad antes de decidir sus próximos pasos", explicó en un comunicado la organización Raíces, que representa legalmente a algunas de las madres detenidas en Karnes City.
Aunque en un principio las mujeres, la mayoría jóvenes inmigrantes provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador, habían dicho que no suspenderían las protestas hasta "lograr la libertad", hoy pusieron fin a la huelga de hambre sin especificar los motivos.

Durante esta semana, la empresa privada GEO Group, que gestiona el establecimiento, había puesto en régimen de aislamiento a algunas de ellas y había elaborado una lista con las líderes de la protesta, denunció Raíces.
Además, amenazó con quitarles a sus hijos si seguían adelante con la huelga de hambre.
Raíces criticó que el ICE, la agencia federal de la que depende el establecimiento, no solo ignore la petición de libertad por parte de estas mujeres, sino que "siga incluso negando que algo sucede en Karnes".
Karnes City, ubicado a unos 80 kilómetros al sur de la ciudad de San Antonio (Texas), es uno de los cuatro centros de detención para familias con los que cuenta Estados Unidos y que dependen del ICE.

Los otros están ubicados en Dilley (Texas), Artesia (Nuevo México) y Leesport (Pensilvania), y en pleno rendimiento pueden albergar a cerca de 4.000 inmigrantes indocumentados.
Karnes City, que abrió en agosto de 2014, ya había sido foco de otros escándalos en los últimos meses, entre ellos varias denuncias por abuso sexual de guardias de GEO Group a reclusas.

Publicado por AL DÍA CON TERRA – EFE -  EE.UU. – 05/04/15 -

Una mujer, Ruth Porat, al frente de la gestión financiera de Google

A pesar de que conocemos varios nombres propios femeninos en cargos claves de la economía, las mujeres están infrarrepresentadas y esto se agudiza en el sector financiero y tecnológico.

Hace unos días una investigadora española decía que ya no es noticia que una mujer llegue a lo más alto. Pero cuando esa mujer se convierte en una de las más poderosas del mundo de la tecnología, cuando esa mujer pasa a dirigir una empresa que tiene en su balance 64.000 millones de dólares en efectivo, sí es una noticia. Esa mujer es Ruth Porat, la nueva directora financiera de Google. Y la noticia es de tal magnitud que las acciones de la compañía subieron un 2% cuando se hizo efectivo el anuncio de su contratación.

Porat ya formaba parte de ese exclusivo grupo de 14% de los puesto directivos de las grandes empresas americanas que están ocupados por mujeres. En EE.UU., a pesar de que conocemos varios nombres propios femeninos en cargos claves de la economía, las mujeres están infrarrepresentadas y esto se agudiza en el sector financiero y tecnológico.

Pero si comparamos estos datos con los europeos, lo cierto es que el viejo continente adelanta a los norteamericanos en el número de mujeres que dirigen empresas en el selecto grupo de las 200 firmas más grandes del planeta. El Comité Internacional de Mujeres Directivas (CWDI) afirma que es Francia el país que lidera el ranking con un 29,7% de los cargos de grandes empresas en manos femeninas. ¿Son los franceses más igualitarios, menos sexistas? No exactamente. Este liderazgo es la consecuencia directa de la ley aprobada en 2010 sobre la paridad, que exige a las empresas elevar a 30-40% la proporción de mujeres en sus órganos de gobierno. La política de cuotas se aplica actualmente en 22 países, y no sólo de Europa. Noruega abrió el camino y hoy ya ha alcanzado ese codiciado 40%.

Son muchos y muchas las que persisten en denostarlas y rechazarlas pero lo cierto es que objetivamente las cuotas funcionan. Francia pasó de tener una tasa de 7,2% a otra de 29,7%. Italia de un 1,8% a un 25,8%. Italia ha entrado en el top con tres grandes firmas que representan más del 30% de mujeres en sus consejos.

Hace una década nadie hubiese podido imaginar siquiera que una firma transalpina pudiera contar con un modelo paritario. La ley de cuotas ha permitido que se produjera el cambio.

Tal vez esto sirva para convencer a quienes abogan por la meritocracia y el cambio natural para alcanzar la paridad. Ojalá las cuotas no fuesen necesarias, ojalá las capacidades y la formación fuesen los únicos criterios, pero lamentablemente si les dejamos actuar sólo a ellos no sólo no avanzaremos sino que, probablemente, volveremos atrás.

Publicado por  MUNDIARIO –  Carla Reyes Uschinsky – 05/04/15 -


La primera mujer referí


Fue en la cancha del club Victoriano Arenas, categoría Primera D, el día 4 de abril de 1998 cuando la joven estudiante de arquitectura Florencia Romano anunció el inicio del partido, entre los locales y Muñiz.
Este hecho ocurrió luego de un largo conflicto político y judicial iniciado por Romano para poder obtener el derecho de ejercer su profesión.


Publicado por Telam Agencia Nacional de Noticias – Argentina - 04/04/15 -

La justicia sigue eludiendo los abusos de la guerra en Sri Lanka

Jessi Joygeswaran parece una típica mujer de 23 años, con una sonrisa contagiosa, como la de millones de jóvenes de su edad en el mundo. “Quiero ir a la universidad, quiero tener un buen trabajo”, dijo a IPS en la capital de Sri Lanka, segura de poder realizar sus sueños.
Pero la vida de Joygeswaran ha sido cualquier cosa menos común. Creció en una zona de guerra en el norte de este país y ahora piensa tanto en la investigación de los crímenes de guerra y la reconciliación nacional como en su propio futuro.
Tanto las fuerzas gubernamentales como las del LTTE son acusadas de violaciones de los derechos humanos durante los últimos combates de la guerra civil. 
Procedente de la minoría tamil, la joven nació y se crió en Vanni, una región en la Provincia del Norte que sufrió la peor parte de la guerra civil que cesó en mayo de 2009, tras 26 años de enfrentamientos entre el gobierno y el movimiento separatista Tigres para la Liberación de la Patria Tamil Eelam (LTTE), que pretendía un estado propio en las provincias de habla tamil en el norte y el este del país.
La violencia obligó a Joygeswaran a huir en 2006, con apenas 14 años, de su hogar ancestral en el pueblo de Andankulam, en el noroccidental distrito de Mannar.
“Huimos de las balas y la artillería durante tres años”, recuerda. En 2009, ella y su familia finalmente se escaparon del horror. “La muerte era una posibilidad cada segundo”, aseguró, la sonrisa ausente de su rostro.
Aun después de la guerra, los problemas continuaron en la región de Vanni. Unas 250.000 personas que escaparon de la guerra fueron confinadas en campos de refugiados que parecían centros de detención, donde permanecieron hasta finales de 2010.
Al volver a sus casas, las escenas de devastación recibieron a más de 400.000 personas que huyeron de la región durante la guerra, obligándolas a reconstruir sus vidas desde cero y a asumir la muerte o la desaparición de miles de sus seres queridos. La falta de vivienda, el trauma y el miedo eran cosas cotidianas.
Un nuevo gobierno, ¿una nueva era?
Todo eso cambió el 8 de enero cuando Maithripala Sirisena ganó las elecciones presidenciales y al día siguiente sucedió al frente del gobierno a Mahinda Rajapaksa, a quien la derrota del LTTE le había permitido controlar el país con mano de hierro.
Ese 8 de enero, por primera vez en su vida, Joygeswaran votó junto a sus compatriotas. A pesar de la discriminación que su comunidad minoritaria sufrió en el pasado, la joven confía en el nuevo gobierno nacional.
“Votamos por la justicia y la paz para todos”, afirma. Es una aspiración humilde, pero compartida por la mayoría de la gente en este país insular de 20 millones de habitantes, donde el derramamiento de sangre, que causó entre 80.000 y 100.000 víctimas, hizo que muchos dudaran de que alguna vez se pudiera volver a la normalidad.
Las primeras semanas del gobierno de Sirisena han sido dispares, especialmente para los tamiles del norte. Las restricciones a sus desplazamientos y la presencia militar sofocante, dado que las fuerzas armadas controlan prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana, se han flexibilizado, pero el avance en asuntos más delicados, como una investigación real sobre los abusos cometidos en tiempos de guerra, sigue siendo limitado.
En los últimos días de la guerra se podría haber producido la muerte de unos 40.000 civiles, según una comisión asesora creada por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon. El gobierno anterior disputa esa cifra.
Pero un libro de la respetada organización de investigación Profesores Universitarios por los Derechos Humanos, titulado Palmyra fracturada, advierte que la cifra podría ascender a los 100.000 muertos.
Tanto las fuerzas gubernamentales como las del LTTE son acusadas ​​de violaciones de los derechos humanos durante los últimos combates de la guerra civil.
A las fuerzas armadas se las acusa de realizar ejecuciones sumarias de dirigentes del LTTE que se habían rendido, así como posibles casos de abuso sexual contra personas en cautiverio. Las fuerzas separatistas son acusadas de utilizar a civiles como escudos humanos y de reclutar a niños y niñas en sus filas, entre otras cosas.
Tres resoluciones presentadas en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, solicitaron una investigación internacional sobre el final de la guerra. El gobierno de Rajapaksa, decidido a no permitir la “injerencia extranjera” en lo que calificó de una cuestión puramente interna, creó su propia Comisión sobre Lecciones Aprendidas y Reconciliación, pero sus recomendaciones fueron ignoradas en gran medida.
Existe una comisión permanente sobre las desapariciones, y elComité Internacional de la Cruz Roja  comenzó un estudio nacional sobre las familias de los desaparecidos.
Pero ninguna de estas medidas dio lugar a un solo procesamiento o queja judicial contra los responsables.
Gestiones locales y normas internacionales
El gobierno de Sirisena prometió una investigación nueva, con aportes internacionales. El ministro de Relaciones Exteriores, Mangala Samaraweera, ha recorrido el mundo desde que asumió el cargo, tratando de convencer a la comunidad internacional para que le dé un respiro a Sri Lanka que le permita aplicar un proceso de reconciliación propio y creíble.
Hasta ahora sus encantos parecen estar funcionando. Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países ricos acordaron aplazar la publicación de un informe de investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la violación de los derechos humanos durante la guerra, previsto inicialmente para marzo y que ahora se dará a conocer en septiembre.
El gobierno anunció el 18 de marzo que estaba considerando levantar las prohibiciones contra la diáspora tamil, en un movimiento que muchos piensan que busca el respaldo de tamiles moderados en todo el mundo. Si bien no existen cifras oficiales, se cree que la población tamil fuera de Sri Lanka asciende a unas 700.000 personas.
“El gobierno del presidente Sirisena está seriamente comprometido a agilizar el proceso de reconciliación. Al hacerlo, la diáspora de Sri Lanka, ya se trate de cingaleses, tamiles o musulmanes, tiene un papel sumamente importante que desempeñar”, declaró el canciller Samaraweera ante el Parlamento, el 18 de marzo.
A pesar de este guiño a la diáspora, el gobierno dejó en claro que el mecanismo para investigar posibles crímenes de guerra cometidos por ambas partes debe ser una iniciativa nacional sin injerencia extranjera.
“Cualquier acusación […] contra nuestras fuerzas de seguridad debe ser investigada, [pero] tiene que ser manejada por el mecanismo local, eso es lo que siempre hemos declarado”, señaló en febrero el ministro de Energía, Patali Champika Ranawaka, a la Asociación de Corresponsales Extranjeros.
Publicado por IPS – Colombo – Amantha Perera – 06/04/15 -




"He levantado a mi familia haciendo empanadas"

Para María el trabajo debe hacerse con un amor JUAN CARLO BARRETO

María Barreto es la más famosa del Paseo de Las Empanadas


Al despuntar la alborada con el radiante sol de Maturín, hay una mujer que ha visto durante 50 años muchos amaneceres, porque madruga vendiendo sus sabrosas empanadas.

Se trata de la señora María Inagas de Barreto. Su edad, para muchos es un misterio, porque están acostumbrados a verla trabajar todo el tiempo en el Paseo de las Empanadas, ubicado en la avenida Libertador de Maturín.

Desde su trinchera y rodeada de masa y los distintos ingredientes como carne mechada, queso, pollo y pescado, relató que gracias a esta labor, logró forjar una familia apoyando a su esposo, quien trabaja en el área agrícola, mientras ella se ocupaba del negocio de noche y de madrugada.

Cuando los comensales llegan, muchos exclaman "Estas sí son unas buenas empanadas", porque dicen que el gusto que poseen no tiene comparación.

Cuenta la señora Barreto que el negocio surgió primero en Morichal y luego, fue cambiando hasta cuando se mudó a Maturín y llegó a la avenida Libertador.

"Comencé hace prácticamente 50 años. Primero vivía en el campo, En La Unión de Morichal Largo, en el sur de Monagas. Éramos 8 hermanos, pero se murió uno y yo soy la mayor. Cuando papá murió, quedé de 14 años y tuve que ponerme a trabajar, decidiendo venirme a Maturín. Primero lavaba y planchaba , luego inventé el ponerme a hacer empanadas. Inicialmente, las vendía a locha. Comencé en la calle San José de Maturín porque mi tío tenía una bodeguita y allí prácticamente arranqué".

Después, poco a poco, comencé a hacerlas en el Paseo de Las Empanadas donde todas las noches, la gente va a buscarlas. Aseguran sus fieles clientes que la sazón que tiene María de Barreto es inconfundible. Tanto, que en el Paseo de Las Empanadas, del cual ella es una de las fundadoras, siempre la buscan para pedírselas. Por ser una de las más experimentadas en el arte de hacer empanadas, ha sido reconocida por las autoridades municipales. Actualmente trabaja con un sobrino que le ayuda a atender a los clientes y su jornada va desde las 10:00 pm. hasta las 2:00 de la madrugada. Conoce familias enteras que van a comer a toda hora y lo bueno es que una vez las prueban, siempre regresan. 


Publicado por El Universal – Maturín – Estrella Velandra – 06/04/15 -

El trabajo invisible de las mujeres rurales

Las horas extras que una mujer invierte a criar sus hijos o a los quehaceres del hogar no tienen ninguna retribución económica. Kidder habla sobre la importancia de involucrar este trabajo de cuidado dentro de la agenda nacional.

La crianza de los niños, las tareas de cocina y limpieza, el mantenimiento general del hogar y la atención de enfermos o personas discapacitadas, son las tareas que conforman el trabajo de cuidado. El tiempo y el esfuerzo que demandan estas tareas no tiene ninguna retribución monetaria y tampoco cuentan con el reconocimiento de la sociedad.

La alta consejera para la ONG británica Oxfam, Thalia Kidder, con más de 18 años de experiencia en África, Asia y Latinoamérica, habló con El Espectador sobre la importancia de reconocer y reivindicar el trabajo de cuidado de las mujeres rurales colombianas, un sector de la población que incluye campesinas, indígenas y afrodescendientes.

¿Cómo se identifica a la mujer rural colombiana?

Se caracterizan por contribuir en gran medida a la producción agrícola, pero sin mucho reconocimiento, pues no se es común llamarlas productoras. Además, una particularidad de las mujeres colombianas es que han tenido que vivir décadas de inseguridad, conflicto armado, desplazamiento, acoso sexual, trabajos no dignos en varias fábricas y muchas otras dimensiones de violencia.

¿De qué manera ha impactado esta violencia en las mujeres rurales de Colombia?

Desde el trabajo con la Oxfam, hemos visto que los efectos están en la posibilidad que tienen las mujeres de acceder a servicios y estructuras  que, de no estar en conflicto, les ayudaría a desempeñar su trabajo de cuidado. He escuchado testimonios de mujeres que fueron obligadas a lavar ropa y cocinar para grupos paramilitares. Lo hicieron para asegurar que no mataran a sus hijos. Pero sé que también hay historias que no son tan extremas. A pesar de los años de conflicto, las mujeres colombianas han salido adelante con iniciativas y propuestas muy fuertes.

¿De qué tratan estas propuestas?

Todas tienen que ver con el trabajo de cuidado. Ellas están conscientes del gran peso de la desigualdad que viven por ser responsables de estas actividades. Por ejemplo, en una encuesta sobre el uso del tiempo, las mujeres dedican cinco horas diarias a actividades de cuidado, frente a la cifra de los hombres, que es de una hora y 50 minutos. La historia implica que la mujer rural tiene muchas desventajas y retos que son diferentes a los del hombre.

¿Cuáles son específicamente esas desventajas?

Naciones Unidas publicó un informe en 2013 en el que asegura que en el trabajo de cuidado no pago constituye una barrera para la participación de la mujer en el mercado laboral e impide que acceda a  otros derechos. La intensidad y la responsabilidad de su trabajo perpetúan la desigualdad de derechos de la mujer en la política, salud, educación, seguridad social, y también a  disfrutar adelantos científicos y a descansar. La lista es larga. Aunque esta no es la única causa de la desigualdad de la mujer, hasta ahora ha sido bastante invisible. Entonces, lo que estamos diciendo es que el Estado debe implementar políticas para aliviar la intensidad del trabajo de cuidado, invertir en ello y no pensar que es un gasto.

¿Cuál es la importancia del trabajo de cuidado?

Las horas que se dedican a estas tareas y que no son remuneradas son equivalentes al 20% del PIB, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia (PNUD). Por eso, hay que ponerle toda la atención a este tema e invertir en la productividad de esa fuerza laboral. Si ese trabajo no existiera, si las mujeres estuvieran completamente obligadas a trabajar en otros campos  y no existieran esas horas extraordinarias que dedican a cuidar a personas discapacitadas, ancianos o niños, el costo sería muy grande. Es un trabajo de mucho valor para la sociedad, es un subsidio para la economía del país. 

¿Cómo hacer para que este trabajo deje de ser invisible?

Varias personas del Gobierno y de comisiones y organizaciones de mujeres rurales dijeron que la única manera de promover los derechos de la mujer es reconocer ese trabajo invisible y redistribuir la carga de ese trabajo entre el Estado, el sector privado y la sociedad civil. No es solo responsabilidad de las familias y de la condición natural de las mujeres. Por eso la importancia del análisis tan sofisticado de las propuestas que hay en Colombia.

¿A qué se refiere con ideas sofisticadas?

El planteamiento de la mujer rural es que es imposible que ellas logren equidad y plena participación en la política, fuerza laboral, cultura, sociedad y educación, si tienen esa responsabilidad desigual. Pero lo sofisticado también se encuentra en que están hablando de su realidad cotidiana. Ellas saben que lo que necesitan es acceso a las tierras, créditos, educación y capacitación. Sus ideas están pensadas en cambiar las estructuras en la toma de decisiones y por eso una de sus propuestas es lograr representación de las organizaciones de mujeres rurales en las juntas directivas y en los espacios de decisión del Gobierno.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

Podemos hablar en diferentes niveles. Primero se debería asegurar que las mujeres rurales puedan acceder a programas de capacitación, educación y extensión agrícola, porque cuentan con el apoyo de los bienes que reducen el trabajo de cuidado: guarderías, sistemas de agua potable y acueducto, y servicios de electrificación. Esto es lo básico. También podríamos decir que el Estado, la sociedad civil y organizaciones comunitarias tienen la obligación de hacer esfuerzos para cambiar la mentalidad de que el cuidado es únicamente responsabilidad de la mujer y que es algo natural de ella.

¿Y qué podría hacer el sector privado?

En varios países en vía de desarrollo, como Nepal e India, existen leyes para que las empresas privadas con cierta cantidad de mujeres empleadas, provean una guardería, horas y lugares para que las mujeres amamanten a sus infantes. En otros países se ha visto que la divulgación de cuñas radiales y campañas con material educativo pueden promover la idea de que el hombre no solo puede hacer parte del trabajo de cuidado, sino que debe.

¿Y la sociedad civil?

Hay que aprender que un hombre puede disfrutar cuando toma un papel más activo y amplio en la labor de ser padre; en cuidar a los hijos, en participar en la casa, en atender a los ancianos o enfermos, en aprender a cocinar y a limpiar. Es importante entender que lo único desagradable del trabajo de cuidado se da cuando la infraestructura o los servicios que deberían facilitar ese trabajo del seno familiar son escasos.


¿Quién es Thalia Kidder?

Radicada en Oxford (Inglaterra),  la estadounidense Thalia Kidder es reconocida mundialmente por su trabajo con mujeres en África, Asia y Latinoamérica. Desde hace 18 años trabaja en la ONG británica OXFAM como alta consejera en asuntos de derechos económicos de la mujer. Ha coordinado iniciativas de aprendizaje sobre e mpoderamiento económico de las mujeres en el este de Asia y en Latinoamérica. Además, Thalia tiene un amplio registro en publicaciones académicas, dentro de las que se destaca su aporte a la teoría de la equidad de género y la visibilización de la economía del cuidado.


Seis puntos  del Foro  ‘Propuestas de las mujeres rurales al Plan Nacional de Desarrollo’

Acceso a tierras

Las mujeres rurales piden el 50% de las tierras que adjudique el Incoder y  mayor atención a las mujeres cabezas de hogar, en condiciones de vulnerabilidad, pobreza o víctimas del desplazamiento.

Fondo de fomento para las mujeres rurales

Le piden al Ministerio de Agricultura que destine por lo menos el 10% del presupuesto de inversión a este fondo. 

Economía del cuidado

Hacen un llamado a los ministerios de Ambiente y Vivienda para que garanticen la cobertura de servicios eléctricos, agua potable y acueducto, para reducir esfuerzos y  tiempos.

Institucionalidad

Las mujeres piden un Viceministerio o Dirección de la Mujer Rural en el Ministerio de Agricultura, con presupuesto, metas, capacidad técnica y de decisión.

Participación

Piden representación en las juntas directivas y espacios de decisión en entidades como el Sena, Finagro, Comisión Nacional de Crédito, Incoder y Colciencias.

Cambio climático

Las mujeres rurales piden que se fortalezca la institucionalidad para garantizar el cumplimiento de las normas ambientales y que, además, exista un mejor poder sancionatorio en contra de los megaproyectos mineros.

Publicado por elespectador.com -  María José Medellín Cano – 04/04/15 -



EE.UU. Policía arresta a mujer por querer unirse al Estado Islámico

Muchas mujeres de occidente se han sumado a las filas del Estado Islámico.
Foto: Getty Images

Una mujer de Philadelphia fue arrestada este viernes por tratar de sumarse al grupo extremista Estado Islámico en Siria, un día después de que dos mujeres en New York fueron acusadas de planear construir una bomba y usarla en un ataque como el lanzado contra el Maratón de Boston.

Keonna Thomas, de 30 años, se estaba preparando para viajar al extranjero y esperaba llegar a Siria con la idea de sumarse al grupo extremista, dijeron las autoridades. La mujer fue arrestada en su casa, que tiene tres banderas estadounidenses en el portal.

Las autoridades dicen que la mujer se comunicó con un combatiente del Estado Islámico en Siria que le preguntó si quería ser parte de una operación de martirio. Ella le dijo al combatiente que la oportunidad "sería maravillosa", de acuerdo con documentos.
Un juez federal ordenó que Thomas quedara detenida en espera de una audiencia el miércoles. La fiscalía dijo que va a pedir que no sea dejada en libertad.

El mes pasado, Thomas compró un boleto para volar a Barcelona el 29 de marzo. Fiscales dicen que una redada de su casa el 27 de marzo impidió ese viaje y cualquier esfuerzo para sumarse al Estado Islámico.

En la corte, Thomas, que lucía una burka, dijo que entendía los cargos en su contra; la corte le asignó un defensor público.

Las mujeres en el caso en New York están acusadas de querer librar una yihad (guerra santa) construyendo una bomba y usándola en un ataque similar al atentado con bombas contra el maratón de Boston en el 2013. Ambas quedaron bajo arresto hasta una audiencia el jueves sobre su detención.

Publicado por AL DÍA CON TERRRA – EE.UU. – AP – 04/04/15 -



De esta forma la Iglesia Católica se prepara para enfrentar al diablo

En El Vaticano preparan la ofensiva contra el mal. Una mujer Beatrice Ugolini dará lecciones sobre  “Rituales mágicos-ocultistas y el influjo demoniaco”.

La Iglesia católica vuelve a organizar en Roma del 13 al 18 de abril su ya famoso curso de exorcismos, esta vez abierto también a los laicos, y con el objetivo de formar y defenderse contra “el maligno” y el peligro de las sectas y el esoterismo. 
El programa de la décima edición de este curso con el título de “Exorcismos y oración de liberación” prevé dar los instrumentos de formación para aprender a gestionar los casos de posesión demoniaca y diferenciarlos de posibles problemas psiquiátricos. 
 El curso, organizado por el Instituto Sacerdos en colaboración con el grupo de investigación e información socioreligiosa (Gris) y el patrocinio de la Congregación vaticana para el Clero, en esta ocasión no sólo se centrará en el tema de los exorcismo sino que se adentrará en los peligros de la sectas, de la magia negra y del ocultismo.
El director del Instituto Sacerdos, el español Pedro Barrajón, explicó en la nota de presentación del curso cómo “en esta sociedad tan secularizada existe una tendencia a abrir la puerta al ocultismo y al esoterismo y la acción diabólica se ve favorecida por las prácticas mágicas y por el recurrir a los adivinos, lo que puede tener una influencia real y llegar incluso a la posesión”.
Los organizadores explican que se profundizará sobre “la base teológica sobre la acción de ángeles y demonios” y también se abordará “el rito y la parte litúrgica de las prácticas exorcistas” y “la parte bíblica en relación con la acción exorcista de Jesús Cristo”.
El curso viene avalado por un vasto equipo contra el maligno formado no sólo de exorcistas sino también expertos, psicólogos, médicos y juristas, que impartirán sus lecciones durante esos seis días.
Por ello entre los relatores se podrá seguir la intervención del fiscal sustituto de Roma Michele Nardi, quien introducirá los aspectos y problemas legales vinculados a las prácticas del exorcismo.
Pero también se contará con el teólogo Helmut Moll, el responsable del servicio antisectas de la Comunidad papa Juan XXIII, Aldo Buonaiuto, o la profesora de Psicología general de la Universidad La Sapienza de Roma.
Se podrá así asistir a lecciones como la que dará la profesora Beatrice Ugolinisobre “Rituales mágicos-ocultistas y el influjo demoniaco”.
Los cursos, según explican los organizadores, aunque están abiertos también a los laicos, nacen con la intención de dar “ayuda a los obispos en la preparación de los sacerdotes asignados al ministerio del exorcismo”.
Por ello, se podrá asistir a algunas clases en las que se hablará de cuestiones más practicas, como la que impartirá el teólogo y exorcista Giuseppe Mihelcic, sobre “aspectos mágicos y adivinatorios y algunas terapias alternativas”.
Así como la de Helmut Moll, que explicará las “señales establecidas en el ritual romano para reconocer la obsesión diabólica” y distinguirla de eventuales problemas psicológicos.
Mientras que el padre Cesar Truqui se adentrará en el ritual de la “oración de liberación”, y Don Paolo Morocutti explicará “la celebración del exorcismo con sus praxis litúrgica y la ‘regula fidei'”.
El curso se cerrará con una mesa redonda donde participarán los exorcistas Francesco Bamonte, François Dermine, Cesar Truqui y Benigno Palilla.
El gran ausente de este año será el decano de los exorcistas, el padre Gabriele Amorth, de 89 años, y que en otras ocasiones había hablado de su experiencia de cerca de un centenar de exorcismos.
La atención del Vaticano a la “lucha contra el maligno” se está intensificando en estos últimos años y es por ello que en 2014 obtuvo su reconocimiento jurídico por parte de la Congregación para el Clero la Asociación Internacional de Exorcistas (Aie), que preside uno de los participantes en estas jornadas, el padre Francesco Bamonte.
A ellos, el papa Francisco les “animó a manifestar en este especial ministerio” del exorcismo “ejercitado en comunión con los propios Obispos” para que se manifieste “el amor y la acogida en la Iglesia de quienes sufren debido a la obra del maligno”.
Publicado por KIEN & KE – EFE – 04/04/15 -