martes, 24 de marzo de 2015

Mujeres embarazadas lucen hermosos diseños en sus barrigas

Belly painting es el arte que decora divertidos diseños en las barrigas de las embarazadas.





El embarazo es una de las experiencias más emocionantes para la mujer.  Ahora esta de moda en las mujeres embarazadas pintarse sus barrigas, este arte se conoce como:  Belly painting.
Belly painting es el arte que decora divertidos diseños en las barrigas de las embarazadas.
Este arte gestante, como muchos denomina, es una forma curiosa de ver la barriga de la embarazada.  El octavo mes de gestación, es el momento ideal para pintarse la barriga, ya que es lo suficiente grande para realizar un buen dibujo.
Las futuras madres podrán realizarse diseños como: flores, animales, paisajes, entre otros.
Para realizar estos dibujos, es importante elegir pinturas inofensivas para la piel, que no causen irritaciones y que se puedan eliminar fácilmente.  Las pinturas más recomendables son las que están fabricadas a base de maquillaje, con componentes naturales, a base de agua, e ingredientes hipoalergénicos.

Publicado por laestrella.com.pa – Redacción Digital – 24/03/15 -

Mujeres pakistaníes sacan lecciones de sostenibilidad de sequías

 Las mujeres en Pakistán están en peor situación que sus congéneres de los países vecinos en términos de resiliencia al cambio climático. Crédito: Ali Mansoor/IPS.

Cuando le preguntaron a un grupo de mujeres de la remota aldea de Sadhuraks, en el desierto de Thar, en Pakistán, si en su próxima vida volverían a ser mujeres, todas respondieron con un no rotundo.
“El trabajo de una mujer no termina nunca”, señaló una de ellas al explicar la desigualdad entre hombres y mujeres en el desierto ubicado a 800 kilómetros de esta sureña ciudad portuaria, frontera natural entre India y Pakistán.
La desigualdad se siente especialmente en Tharparkar, uno de los 23 distritos de la provincia de Sindh, enlistado por el Programa Mundial de Alimentos como la zona más insegura del país.

"Los países de Asia meridional deben darse cuenta de la tremenda capacidad de liderazgo de las mujeres en la planificación de y en la respuesta a los desastres": David Line.

Unos 500 niños y niñas murieron en 2014, el tercer año seguido de sequía en la zona. La malnutrición y el hambre se generalizaron y miles de familias no logran encontrar agua.
En su estudio “Estado de la Seguridad Alimentaria”, de 2013, el Instituto de Políticas de Desarrollo Sostenible señaló a Tharparkar como la zona con el mayor déficit calórico, debido a una crisis alimentaria calificada de “crónica” y causada por el cambio climático.
Entre las 1,5 millones de personas distribuidas en 2.300 aldeas y pueblos en un área de 22.000 kilómetros cuadrados, las mujeres soportan la peor parte de un recurrente y gradual desastre.
Tanveer Arif, directora de la Sociedad para la Conservación y la Protección Ambiental (Scope, en inglés), dijo a IPS que las mujeres deben cuidar a los niños, pero también están obligadas a trabajar para cubrir la ausencia de los hombres, quienes emigran a las ciudades en busca de mejores oportunidades.
Además, deben ocuparse de los animales, de buscar agua de fuentes lejanas cuando se secan sus pozos, cuidar a las personas mayores y mantener la tradicional agricultura de susbistencia, una labor casi imposible en una región seca que va camino a convertirse en la más calurosa y árida del país para 2030, según el Departamento de Meteorología de Pakistán.
Las mujeres son conscientes de que tienen que aprender a acopiar alimentos, identificar los cultivos resistentes a la falta de agua y romper el cordón umbilical con la agricultura como único medio de subsistencia, lo que corroboran, además, varios estudios.

La conservación favorece el empoderamiento
La respuesta está en el pequeño árbol espinoso mukul myrrh (Commiphora wightii), también conocido como de mirra de mukul, que produce una resina muy utilizada en cosmetología y medicina y que en Pakistán se conoce como “guggal”.
Hasta hace poco, este tipo de arbusto estaba en peligro de extinción, lo que motivó esfuerzos de conservación para mantener viva a la especie y salvarla de la brutal extracción; 40 kilogramos de resina alcanzan para generar entre 196 y 392 dólares.
Los esfuerzos se redoblan gracias a las estrategias de adaptación y resiliencia de las mujeres de Tharparkar.
Las mujeres suelen soportar la peor carga de los desastres naturales porque son responsables del cuidado del hogar y el bienestar de sus familias. Crédito: Zofeen Ebrahim/IPS

Todo comenzó en 2013, cuando Scope lanzó un proyecto, apoyado por el gobierno escocés, con el fin de involucrar a las mujeres en actividades de conservación.
En la actualidad, son 2.000 ya las que cultivan guggal, lo que les permite mejorar los ingresos y garantizar la seguridad alimentaria de todas las familias.
“Por primera vez en muchos años, no tuvimos que emigrar para ganarnos la vida”, relató a IPS por teléfono desde Sadhuraks, Resham Wirdho, una mujer de 35 años y con siete hijos.
La organización le paga a cada familia unas 100 rupias (equivalente a unos 0,98 dólares) por cada planta. Con 500 en su terreno de 0,40 hectáreas, Wirdho gana unos 49 dólares al mes.
Sumado al salario de peón rural de su esposo, de unos 68 dólares al mes, ya no tienen que preocuparse por su próxima comida.
Con el excedente compran semillas para su huerta. “Este año por primera vez le di a mis hijos verduras frescas, en vez de secas”, relató con entusiasmo. El año pasado tampoco tuvieron que comprar a crédito en la tienda local y pudieron mandar a su hijo mayor a la escuela secundaria.


 Las mujeres del distrito de Tharparkar, en Pakistán, aquejado por la sequía, sufren lo peor de la sequía que causa estragos en todo la zona. Credito: Zofeen Ebrahim/IPS

Es un regalo inagotable, subrayó Wirdho. En los próximos tres años, cada árbol generará por lo menos cinco dólares, lo que representa una ganancia neta de 2,45 dólares al mes, una suma principesca para las familias de la zona, que solían ganar entre 78 y 98 dólares al mes.
Y además, la relación entre su marido y ella también cambia. “Me respeta más y no solo me ayuda a regar y cuidar las plantas, sino también colabora con las tareas domésticas, algo que no había hecho nunca”, confesó.
Lecciones de Pakistán para Asia meridional
Con 2015 perfilándose como un año clave, con varias conferencias internacionales previstas sobre cambio climático, muchos especialistas creen que es el momento de reducir la vulnerabilidad de las mujeres mediante su inclusión en la planificación y en las políticas.
Iniciativas como esa son muy necesarias en toda la región de Asia meridional, donde viven unos 1.600 millones de habitantes y las mujeres son la mayoría de las 660 millones de personas que viven con menos de 1,25 dólares al día. También representan la mayor parte de la mano de obra agrícola, por lo que son susceptibles a la variabilidad climática y a los cambios en los ecosistemas.
La región también es propensa a sufrir desastres naturales, y con la estimación de que en 2050 habrá 2.200 millones de habitantes, los especialistas temen a las consecuencias que pueda acarrear aun un incidente menor en los sectores más vulnerables, como las mujeres.
Un informe de la Unidad de Inteligencia de The Economist, “Índice de Resiliencia de las Mujeres en Asia Meridional”, concluyó: “Los países de (esta región) no logran considerar la inclusión de los derechos de las mujeres en los esfuerzos de reducción del riesgo de desastres ni en la construcción de resiliencia”.
Usando la referencia de Japón, con un presupuesto para asistencia 200 veces mayor al de Bangladesh, India o Pakistán, el índice mide la vulnerabilidad de las mujeres a las calamidades naturales, cambios económicos y conflictos.
En una crítica contundente de cómo se ignoran las voces femeninas, el informe coloca a Pakistán en el último lugar del índice, por debajo de Bangladesh, Bhutan, India, Maldivas, Nepal y Sri Lanka.
En las cuatro categorías consideradas para medir la resiliencia de las mujeres, economía, infraestructura, institucional y social, Pakistán figura en último lugar. En indicadores tales como presupuesto para asistencia y acceso de las mujeres a empleo y recursos económicos, este país queda debajo de sus vecinos.
El editor responsable de la Unidad de Inteligencia de The Economist, David Line, subrayó: “Los países de Asia meridional deben darse cuenta de la tremenda capacidad de liderazgo de las mujeres en la planificación de y en la respuesta a los desastres. Se ubican en el ‘frente de lucha’ y tienen un conocimiento íntimo de sus comunidades. Un mayor reconocimiento de esto podría ayudar mucho a reducir el riesgo de desastres y mejorar la resiliencia de las comunidades”.

Publicado por IPS  - KARACHI (Pakistán) – Zofeen Ebrahim – 23/03/15 -


Se cumplen 120 años del fútbol femenino

El primer partido fue medido por equipos del norte y sur de Londres. El norte doblegó por siete goles a su contrincante. | Foto: ABC

El primer partido reconocido oficialmente por la FIFA se realizó en Londres, un 23 de marzo de 1895. Hoy en día es una practica tan importante como la de los hombres. 


El fútbol dejó de ser un deporte exclusivo para hombres hasta el 23 de marzo de 1895 cuando dos equipos compuestos por mujeres desafiaron las prohibiciones y las opiniones intolerantes de la época y disputaron en el Crouch End Athletic Ground de Londres el primer partido que fue reconocido oficialmente por la FIFA. El duelo fue medido por equipos del norte y del sur de la ciudad y fue así como el norte doblegó por siete goles a su contrincante. El periódico de Manchester, auguró un futuro brillante para la disciplina femenina y en sus páginas consideró el fútbol femenino como una práctica saludable para la mujer. 

Mientras que el Bristol Mercury, mostró su rechazo a la iniciativa y coincidió con el Daily Post en que las féminas "no pueden y nunca jugarán al fútbol como debe ser jugado". En respuesta a estas criticas las mujeres se esforzaron y demostraron al mundo entero que ellas saben practicar el deporte igual o mejor que los hombres. Fue con el pasar de los años que el fútbol femenino se convirtió en una categoría tan importante que se realiza la Copa Mundial Femenina de Fútbol. 

Igualmente existen otras competiciones juveniles como la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20 y la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-17, ambas organizadas por la FIFA.

Publicado por teleSUR-EFE/ych-JR – 23/03/15


Mujeres y pobreza

Entre los pasados días nueve y veinte de este mismo mes de marzo ha tenido lugar el quincuagésimo noveno período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. En el período de sesiones participaron representantes de los Estados Miembros, entidades de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales (ONG) acreditadas ante el ECOSOC de todas las regiones del mundo. En esta reunión al más alto nivel mundial también de conmemoró el Día Internacional de las Mujeres y Beijing +20 o lo que es lo mismo se revisó la agenda que tanto la Comisión como la Plataforma de Acción de Beijing definió hace veinte años.

Hemos de recordar que la Plataforma de Acción de Beijing formuló amplios compromisos en 12 esferas de especial preocupación entre las que se encontraba "La mujer y la pobreza".
En septiembre de 2000, basada en un decenio de grandes conferencias y cumbres de las Naciones Unidas, los dirigentes del mundo se reunieron en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, para aprobar la Declaración del Milenio, comprometiendo a sus países con una nueva alianza mundial para reducir los niveles de extrema pobreza y estableciendo una serie de objetivos sujetos a plazo, conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio y cuyo vencimiento del plazo está fijado para este mismo año.
A priori en este año en el que estamos la pobreza en general y la pobreza de las mujeres en particular debería haberse reducido en un 50% como mínimo a la vista de lo definido por la ONU, a través de sus diferentes organismos. Pero aunque se ha avanzado mucho, esos objetivos están lejos de ser alcanzados.

Si tenemos en cuenta que la pobreza no es sólo un indicador económico podremos entender porqué es tan difícil de erradicar, sobre todo en las mujeres.
La pobreza está cuando el derecho a la educación es arrebatado a las niñas porque han de contribuir al sostenimiento de la familia de diversas maneras: caminar kilómetros para traer agua, ser vendidas para obtener recursos económicos, casadas o explotadas sexualmente con los mismos objetivos, verse abocadas a trabajo infantil al tiempo que han de asumir tareas domésticas y cuidados de hermanos menores, y así un largo etc.
Me niego a entrar en datos porque son demasiado dolorosos, pero estas son algunas realidades y otras muchas existen y abocan a niñas y mujeres a actividades de todo tipo para obtener misérrimas condiciones de vida para sus criaturas y para ellas mismas.
Y encima los grandes poderosos del mundo decidieron crear una crisis mundial para continuar enriqueciéndose más y reforzar el capitalismo más feroz Y ya sabemos que patriarcado y capitalismo van de la mano, con lo cual la situación de las mujeres ha empeorado más si cabe.

La destrucción de empleo es, en sí misma, una fuente de pobreza, pero no la única. El radicalismo religioso de todos los credos que, como sabemos ha aumentado considerablemente en los últimos años, ha colocado a las mujeres en una posición de vulnerabilidad máxima al considerarlas seres inferiores y por tanto, carentes de los más elementales derechos humanos.
La violencia de género estructural que en sí misma constituye la pobreza de niñas y mujeres no está siendo abordada como tal. Y esta violencia de género que promueve la pobreza y la exclusión social es inducida por quienes pretenden reforzar su papel en el mundo y redoblan sus esfuerzos para su propio enriquecimiento. Da igual si utilizan armas o si toman decisiones de carácter político o económico. El objetivo es el mismo: enriquecerse y doblegar a más de la mitad de la población para convertirla en meros objetos para la reproducción y el cuidado de la especie.
Los documentos que se elaboran por parte de Gobiernos, Instituciones y ONG’s exploran realidades, trazan soluciones, buscan estrategias y marcan rutas para obtener unos objetivos mundiales que erradiquen solidariamente la pobreza. Pero en demasiadas ocasiones quedan en papel mojado y esos objetivos definidos quedan aparcados por nuevas necesidades más inmediatas, aunque no más urgentes.

He leído algún documento de la ONU sobre este tema. Obviamente refuerza los (pocos) logros obtenidos y se emplaza a continuar trabajando solidariamente para erradicar este vergonzante tema transversalmente mundial. Pero mientras no se refuerce la igualdad real entre mujeres y hombres, mientras no se destinen recursos para combatir al patriarcado, mientras no se desmonte el androcentrismo en todas sus vertiente (económica, religiosa, política, financiera, etc) y desde la escuela más tierna se impartan valores de igualdad real, veo muy complicado que se pueda erradicar la pobreza de mujeres y niñas.
Y en este caso soy pesimista porque la pobreza femenina es una consecuencia directa del patriarcado. Y mientras este no desaparezca, se pueden y deben seguir tomando medidas para erradicarla, pero todas ellas deben ir acompañadas de lucha por la erradicación de las desigualdades culturalmente impuestas y que en demasiados casos marcan el destino de niñas y mujeres como carne de cañón del propio patriarcado.
Mientras siga habiendo tráfico de mujeres con fines de explotación sexual, mientras una sola niña sea prostituida por un cliente poderoso, mientras se sigan practicando mutilaciones sexuales, mientras haya una cultura naturalizada de la inferioridad de las niñas en tantos lugares del mundo en donde son tratadas sin derechos, no podremos hablar de erradicación de la pobreza.

Habrá indicadores de todo tipo para medir la situación de mujeres y niñas. Seguramente se seguirán diseñando políticas transversales para acabar con esta situación y habrá miles de personas trabajando para su erradicación y es necesario que así sea. Pero desde mi punto de vista, mientras no se erradique el patriarcado y sus diferentes manifestaciones culturales y de todo tipo, las mujeres y las niñas del mundo seguimos condenadas a ser los rostros de la pobreza.
Y las fauces de este monstruo llamado patriarcado son muy poderosas como para marcarnos objetivos a diez o quince años para conseguir su desaparición.

Pero a pesar de ello no podemos cejar en el empeño de formarnos y de denunciar este tipo de violencia desde cualquier espacio. Y sobre todo, no podemos olvidarnos de las mujeres, de las hermanas sin voz. Aquellas secuestradas e incluso muertas sin vida a quienes han condenado a ser poco más que animales y a vivir una vida de privaciones y carentes de los más elementales derechos humanos. Y sí, estoy pensando en las niñas secuestradas por los asesinos de Boko Haram o en las mujeres que caen en manos de ISIS o de los Talibanes. No podemos olvidarnos de ellas y hemos de continuar en la denuncia continua de sus situación siendo sus voces cada vez que podamos.
Trabajo por delante tenemos y mucho, pero no lo enfoquemos únicamente a los aspectos económicos. 
Tratemos de forma integral y radical el origen de la pobreza en su conjunto, pero haciendo especial hincapié en la de las mujeres y niñas y en su origen patriarcal.
Mientras el enfoque no sea desmontar el patriarcado que nos empobrece, el resto quizás sean parches.

Publicado por AmecoPress – Madrid – Teresa Mollá Castells – 24/03/15 -


Muere la indómita mujer de 127 años que conoció a Pancho Villa y vivió la Revolución Mexicana

Este jueves 19 de marzo de 2015 falleció una de las mujeres más longevas del mundo. A sus 127 años, Leandra Becerra Lumbreras murió en la ciudad mexicana de Zapopan, en el occidental estado mexicano de Jalisco.
La mujer nació el 31 de agosto de 1887 en el norteño estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, y murió el jueves en su casa en Zapopan, según apuntaba el DIF, un organismo gubernamental de asistencia social a la familia.
Sobre las causas de su murte, su nieto Samuel Alvear, de 70 años, dijo que tras unos meses padeciendo problemas con el pulmón, dejó de respirar.
"Siempre nos contaba de la Revolución, ella le hacía sus tortillas de comal a los soldados",

dijo su nieto.
TUVO 161 DESCENDIENTES
Guadalupe Díaz, jefa del centro del adulto mayor en Zapopan, dijo que Becerra tuvo cinco hijos, de los que ninguno está vivo, y su descendencia era de 161 personas hasta el 2011.
"Era una mujer que contaba sus anécdotas de la Revolución Mexicana, muy alegre, cariñosa, le gustaba tejer, cantar, era muy enamorada, le gustaba oír las voces masculinas y hasta el año pasado estaba lúcida",
ha explicado el organismo en un comunicado.
En noviembre de 2010, durante los inicios de la Revolución Mexicana, que terminó con la dictadura del general Porfirio Díaz, Becerra tenía 23 años de edad.Fue toda una Adelita y conoció a Doroteo Arango, mejor conocido como Pancho Villa.
Doña Leandra vivía con su bisnieta y para familiares y amigos siempre fue todo un ejemplo de vida.
Publicado por Periodista Digital – 23/03/15 -

Masivo funeral de una mujer afgana linchada

Centenar de personas en el funeral de Farkhunda

Farkhunda, de 27 años, fue víctima de una muchedumbre el pasado jueves, que la golpeó hasta la muerte tras acusarla de haber quemado un ejemplar de Corán.

Centenares de personas asistieron este domingo en Kabul al funeral de una mujer linchada el jueves en la capital afgana tras ser acusada de quemar un ejemplar del Corán.
La ceremonia, en el cementerio del barrio de Panjsad Families (norte de Kabul), se celebró sin incidentes este domingo por la mañana. Varios miembros del parlamento afgano estaban presentes, así como responsables gubernamentales.

La muchedumbre gritó “Dios es grande” y pidió al gobierno que la justicia castigue a los culpables.
El jueves, una densa muchedumbre golpeó hasta la muerte a la víctima, Farkhunda, de 27 años, de la que se sospechaba que había quemado un ejemplar del Corán cerca de una mezquita.
La mujer, cuyo cuerpo fue quemado y lanzado al río, era tratada desde hace cuatro años por problemas psiquiátricos, según la policía.

El presidente afgano Ashraf Ghani condenó con firmeza este acto, y dijo que era “claramente contradictorio con la sharia (ley islámica) y el sistema de justicia islámico”.
Hasta ahora 13 personas fueron detenidas en relación con el asesinato de Farkhunda.

Publicado pote ju.tv – Omar Pereyra – eldeber.com.bo – 22/03/15 -

Las mujeres toman la ciencia

En los 113 años de historia de los premios Nobel solo 15 mujeres han recibido el galardón en el ámbito de la ciencia. Marie Curie, Dorothy Crowfoot-Mayer o Barbara McClintok son algunas de las investigadores que tuvieron que luchar con el peso de ser pioneras en un mundo de hombres. Los años han pasado y las políticas de igualdad han aumentado. Parece difícil que casos como el de Rosalind Franklin y un largo etcétera de investigadoras olvidadas o infravaloradas se vuelvan a producir pero la desigualdad entre sexos es una realidad todavía vigente que se plasma en el mundo de la ciencia con especial virulencia.

Los largos años de carrera, la incertidumbre de no saber si el trabajo realizado tendrá sus frutos o la escasez de ayudas y becas son algunas de las pruebas a las que cualquier científico se enfrenta. Pero las dificultades aumentan cuando se es mujer. En ciencia la habitual brecha salarial entre hombres y mujeres solo es la punta del iceberg de un problema mucho mayor donde subvenciones, premios e invitaciones a conferencias llevan por lo general nombre masculino.

En la conferencia ‘Mujer en la ciencia e ingeniería’ celebrada en 2014 en Nueva York la cofudandora de The New York Stem Cell Foundation (NYSCF), Susan L. Salomon, lanzaba la pregunta que muchos ya se habían hecho con anterioridad: “Todas ustedes han llegado lejos en la carrera científica, ¿cómo lograron romper el código?”. Las destinatarias eran un grupo de treinta mujeres directivas e investigadoras de distintas ramas asistentes al evento. Todas coincidieron en denunciar la diferencia salarial, la menor posibilidad de promoción y el escaso número de mujeres invitadas a conferencias y eventos relacionados. Tampoco en los premios la situación es más igualitaria, pues según los datos arrojados por el estudio ‘Las mujeres en los premios científicos en España 2009-2014’, solo el 17,63% de los galardonados son mujeres.

En el marco de la propia conferencia surgió un grupo de trabajo, encabezado por Salomon, para tratar de buscar soluciones que equilibrasen la balanza. El resultado fueron siete estrategias que buscan conseguir dicha equidad. Las dos primeras, ambas de carácter económico, apoyan la creación de becas y fondos específicos para que las investigadoras puedan destinar una parte del dinero a pagar el cuidado de ancianos y niños o contratar mano de obra añadida con el fin de lograr cierta conciliación laboral que permita a la mujer poder desarrollarse en su trabajo. Otras tres pautas se refieren al plano cultural y consideran necesaria la creación de políticas que fomenten la equidad entre hombres y mujeres que formen parte de los distintos comités y departamentos. Además, abogan por la existencia de formación específica que aclare la situación de las mujeres en la ciencia. Por último, las estrategias restantes ahondan en la visibilidad de las científicas mediante la creación de informes que indiquen el número de personas de cada sexo en los distintos departamentos o la actualización de bases de datos dando la misma relevancia a hombres y mujeres para que estas puedan optar, igualitariamente, a empleos y actividades relacionados con su rama.

Cuando Rosalind Franklin obtuvo la Fotografía51 que demostraba laestructura de doble hélice del ADN, no podía imaginar que el descubrimiento permitiría ganar el Nobel a tres personas entre la que, irónicamente, ella no se encontraba. Maurice Wilkins, Francis Crick y James Watson, al igual que Rosalind, trabajaban en esclarecer la estructura del ADN cuando la científica hizo su descubrimiento. Wilkins, sin contar con el permiso de la científica, decidió mostrar su trabajo a Watson y Crick, con quienes posteriormente compartiría el galardón. En aquella entrega de premios Franklin no estuvo presente ni en el reconocimiento, había fallecido cuatro años antes y el Nobel no se concede de forma póstuma, ni en boca de los ganadores, quienes se repartieron los méritos obviando por completo al cuarto eslabón de la cadena. Una mujer. Medio siglo después, toca cambiar el curso de la historia.

Publicado por Argenpress.info - Noemi Portela Prol  (periodista.) – CCS – 18/03/15 -

La degradante labor de las y los limpiadores de letrinas en India

En regiones de India donde no hay sistemas de drenaje las castas más bajas, 

mujeres y varones  limpian los excrementos de los inodoros.


Human Rights Watch pide poner fin a esta práctica humillante.









Publicado por BBC MUNDO -  24/03/15 -

Detectan 23 casos de menores en riesgo y de explotación sexual en Santa Fé y Santo Tomé (Argentina)

Atención inmediata. Para la fiscal Parodi resulta fundamental y urgente que se diseñen políticas de asistencia para esos niños que, actualmente, se crían en la calle. En una sola noche de recorrida detectaron una importante cantidad de casos. Foto: Archivo Mauricio Garín

En el primer relevamiento de este tipo, coordinado por la fiscal Carolina Parodi, hallaron niños pidiendo en los semáforos, en situación de calle y prostituyéndose. Reclaman políticas públicas de asistencia a los menores y sus familias
Al calor del intenso verano santafesino, parado en una esquina, el pequeño ensaya una pirueta para atraer a los conductores, que lo ignoran en fila. Verde. Los autos avanzan para donde el sol se pone, y vuelve a sentarse contra la columna del semáforo. Es menudo, de unos 4 años, está descalzo y tiene el pelo pegoteado.
Los menores en situación de calle y en riesgo, que constituyen casos de vulneración de derechos, fueron el eje de un relevamiento -el primero- que dispuso de oficio y coordinó la fiscal Carolina Parodi, a cargo de la Unidad de Recepción de Denuncias y Atención Temprana del Ministro Público de la Acusación. El operativo se realizó en Santa Fe y Santo Tomé durante una sola noche, desde las 18 a las 21, en diciembre pasado. En la ciudad capital detectaron 19 menores en riesgo, principalmente en el microcentro, mientras que en Santo Tomé fueron sólo 4.
A partir del resultado, la funcionaria judicial advirtió sobre la necesidad de que se implementen políticas públicas de mediano y largo plazo, por parte del gobierno provincial y municipal, que aborden la problemática de la infancia en riesgo, las familias y el contexto social de fondo.
Además de la fiscalía a cargo de Parodi, el equipo que realizó el rastrillaje estuvo integrado por personal del Centro de Asistencia a la Víctima de la Defensoría del Pueblo, de la Secretaría de Delitos Complejos a cargo de Ana Viglione, de la Dirección de Prevención y Sanción del Delito de Trata de Personas, de la Subsecretaría de la Niñez, de los equipos territoriales de la Municipalidad y del Centro de Asistencia Judicial dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.
“La permanente presencia y explotación sexual de menores en la vía pública son las denuncias más frecuentes de carácter social, que recibimos en esta unidad fiscal. Por eso iniciamos la investigación y posteriormente, trabajar en una respuesta a una realidad que no siempre está relacionada con el delito”, explicó la fiscal Parodi.
En la calle
Los casos hallados en una sola noche de recorrida tienen en común la exclusión social del entorno familiar y la vulneración de derechos de todos los integrantes. Por eso el objetivo de la fiscal es continuar trabajando en el mismo sentido, con todos los organismos del Estado involucrados en la temática.

—Es la primera vez que realizan un trabajo de este tipo, coordinado con otros organismos. ¿Qué evaluación hace?
—El compromiso de las instituciones fue excelente, incluso para continuar con el proyecto. Si bien hubo falencias propias de los organismos en cuanto a la asistencia a las víctimas que detectamos, la predisposición siempre estuvo. Incluso para continuar el proyecto que se interrumpió por el receso judicial. Fue una muestra de lo que se puede hacer y el objetivo es poder seguir.

—¿Qué características comunes tenían los casos que detectaron en el relevamiento?
—El trasfondo de los casos tiene que ver con conflictos familiares de fondo, por eso insistimos en la importancia de que se aborde a partir del caso concreto, el contexto familiar. De lo contrario, podemos encontrar al niño pero si no se asiste a toda la familia, a la semana está de nuevo en la misma. Por ejemplo: hay niñas que son explotadas sexualmente en la calle y vienen de una familia que tiene naturalizada esa actividad como modo de vida. A veces incluso no tiene sentido una sentencia desde lo penal, si va a seguir ocurriendo lo mismo. Esa no es la respuesta al problema de fondo. Por otro lado, cuando realizamos el operativo, la Subsecretaría de Niñez buscó lugares para alojar a los niños que necesitaban un refugio en ese momento, pero había dos o tres plazas disponibles. Entonces ¿qué hacemos con esos chicos? Considero fundamental diseñar un programa realmente comprometido, que se destine presupuesto. La realidad exige un mayor compromiso político, tanto provincial como municipal.

—La respuesta a esa realidad excede sus funciones como fiscal. Pero ¿tienen pensado continuar con el relevamiento?

—Estamos trabajando en eso. La sanción penal no alcanza para solucionar la situación de vulnerabilidad social. El Ministerio Público tiene a su cargo el deber de asistencia y atención a la víctima. Si bien éstas no son facultades propias de los fiscales de distrito sino del fiscal regional, podemos coordinar acciones interistitucionales para la asistencia inmediata, para luego abocarnos a nuestras funciones de investigar, juntar pruebas y acusar, en caso de que surjan delitos relacionados a esa situación de vulnerabilidad. En el caso concreto, dirigí el procedimiento apuntando a menores en la vía pública, intentando determinar si existían casos de explotación sexual o laboral

Publicado por diario el Litoral – Santa Fé – Argentina – 23/03/15 -

Empoderar a las mujeres rurales les brinda dignidad y futuro.

Una mujer planta un árbol de karité en Ghana para proteger los márgenes del río y para mejorar su economía. Queda mucho por hacer para superar las dificultades que atraviesa la población femenina, en especial en áreas rurales, en términos de movilidad y participación política. Crédito: ©IFAD/Dela Sipitey
 Las campesinas realizan grandes aportes a las economías rurales al producir y procesar alimentos, alimentar y cuidar a sus familias, generar ingresos y contribuir al bienestar general de sus hogares. Sin embargo, en muchos países, las discriminan y no pueden acceder a insumos agrícolas, educación, salud y empleo, entre otros, lo que les impide gozar de sus derechos.
La igualdad de género es ampliamente reconocida como un elemento esencial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda Post 2015, siendo vital el empoderamiento de las mujeres para que las personas pobres mejoren su modo de vida y salgan de la pobreza.
Este año se aprovechó el Día Internacional de la Mujer, el 8 de este mes, para conmemorar el 20 aniversario de la cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, realizada en Beijing en septiembre de 1995, cuando se pidió a los gobiernos, a la comunidad internacional y a la sociedad civil empoderar a las mujeres y las niñas.
“Para mejorar el estatus social y económico de las mujeres, necesitamos un mayor reconocimiento del papel vital que desempeñan en la economía rural. Trabajemos juntos para empoderar a las mujeres para lograr la seguridad alimentaria y nutricional por su bien, el de sus familias y el de sus comunidades”: presidente de FIDA. Kanayo F. Nwanze.
Para ello se estimó necesario tomar medidas concentradas en 12 áreas clave: pobreza, educación y capacitación, salud, violencia, conflictos armados, economía, poder y procesos de decisión, mecanismos institucionales para el avance de las mujeres, derechos humanos, medios de comunicación, ambiente y niñas.
Pero todavía queda mucho por hacer para superar las dificultades que afrontan las mujeres, en especial las del medio rural, en términos de movilidad y participación política.
“A menudo, las campesinas realizan las tareas agotadoras”, remarcó Kanayo F. Nwanze, presidente del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA).
“Para mejorar el estatus social y económico de las mujeres, necesitamos un mayor reconocimiento del papel vital que desempeñan en la economía rural. Trabajemos juntos para empoderar a las mujeres para lograr la seguridad alimentaria y nutricional por su bien, el de sus familias y el de sus comunidades”, destacó.
Este año, las tres agencias de la Organización de las Naciones Unidas que tienen sede en Roma, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el FIDA, junto con periodistas y estudiantes de varias universidades romanas, se reunieron para compartir testimonios de intervenciones innovadoras para empoderar a las mujeres rurales en cuatro áreas clave: nutrición, movilización comunitaria, ganadería y derechos a la tierra.
Numerosas investigaciones coinciden en que facilitar a las mujeres la generación de ingresos se traduce en una mejor nutrición infantil y educación en todos los países en desarrollo.
Al explicar por qué tanto hombres como mujeres deben estar involucrados en la mejora de la nutrición, la oficial de programa del PMA, Britta Schumacher, describió cómo la iniciativa Esfuerzos Renovados contra el Hambre y la Desnutrición (Reach, en inglés) logró atender esos problemas mediante un enfoque con objetivos con perspectiva de género.
Reach, una iniciativa conjunta de la FAO, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el PMA y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se basa en el derecho humano a la seguridad alimentaria.
Además, busca transformar la forma en que los gobiernos y los donantes trabajan en materia de educación para aprovechar de forma más efectiva las inversiones existentes e identificar de manera más sistemática las prioridades para que aumenten las inversiones necesarias.
Debido a que “cuanto más permanezcan las niñas en la escuela, mejor será su salud” porque la “falta de conciencia representa un obstáculo concreto para las buenas prácticas”, Schumacher dijo que en el marco del programa Reach se realizaron actividades en Bangladesh para transferir conocimiento dentro y entre los miembros de las comunidades y las autoridades locales, a fin de mejorar el acceso de las mujeres a los servicios y fortalecer su autoestima.
Al subrayar la necesidad de movilizar a las comunidades, Andrea Sánchez Enciso, especialista en género y comunicación participativa de la FAO, ilustró uno de los logros del proyecto Dimitra de esta agencia, una iniciativa de comunicación e información participativa que contribuye a mejorar la visibilidad de las poblaciones rurales, y de las mujeres en particular.
En Níger, “el proyecto Dimitra promovió la incorporación de una perspectiva de género en la comunicación para iniciativas de desarrollo en zonas rurales tomando muy en cuenta especificidades, necesidades y aspiraciones de hombres y mujeres” y “creando espacios participativos de discusión entre hombres y mujeres, acceso a la información y acciones colectivas en sus comunidades”.
Antonio Riota, quien dirigió un proyecto de granjas pecuarias en Afganistán durante el régimen del grupo extremista Talibán, dijo que la iniciativa se desarrolló e implementó en un contexto en que las mujeres se hicieron cargo de 90 por ciento de los pollos de la aldea, que se convirtió en la única fuente de ingresos de toda la comunidad.
Según este especialista de la división de ganadería, política y asesoramiento técnico del FIDA, el proyecto, que se desarrolló por dos años, demostró que un criadero de animales pequeños puede marcar la diferencia en la vida de las mujeres rurales, pues uno de sus mayores logros fue que “ahora pueden caminar juntas”; antes, si lo hacían, las acusaban de prostitución.
“Unas 75.000 mujeres se beneficiaron del proyecto y la rentabilidad aumentó 91 por ciento”, acotó.
Por su parte, Mino Ramaroson, coordinador para África de la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra, describió dos experiencias africanas de redes femeninas, la Federación Nacional de Mujeres Rurales de Madagascar y la Iniciativa Kilimanjaro, que abogan por sus derechos a la tierra y a los recursos naturales.
En Madagascar, la Federación Nacional de Mujeres Rurales, que procura promover sus derechos, mejorar el sustento y aumentar su resiliencia a golpes externos e internos, logró que se acercaran más de 450 organizaciones femeninas de las seis provincias del país.
La Iniciativa Kilimanjaro, lanzada por mujeres rurales en 2012 con apoyo de la Coalición, usa los derechos de las mujeres a la tierra y a los recursos productivos para incentivar la movilización de las campesinas en África y que puedan definir el futuro que quieren, reclamar vidas con la dignidad que se merecen e identificar y superar los desafíos que las mantienen rezagadas.
Publicado por IPS  - Roma - Valentina Gasbarri – 23/03/15 -