lunes, 14 de diciembre de 2015

Internet se vuelca para que Safyre Terry recupere la sonrisa

Cientos de personas envían tarjetas navideñas a una niña que sobrevivió a un terrible incendio

Cientos de personas envían tarjetas navideñas a una niña que sobrevivió a un terrible incendio
Hace dos años, la fatalidad se cebó con la familia Terry. Un desaprensivo prendió fuego a la escalera que llevaba a la puerta de su apartamento en la ciudad de Schenectady, en el estado de Nueva York (Estados Unidos), y causó un incendió que mató al cabeza de familia y a tres niños menores de tres años. Solo hubo una superviviente: Safyre. Su padre murió, pero fue capaz de proteger a su hija para que las llamas no la consumieran. 

Cuando los bomberos llegaron al lugar de los hechos, encontraron a la pequeña de 6 años malherida. Su rostro estaba completamente quemado, y tenía graves heridas en las manos y en las piernas. Los medicos tuvieron que amputar su mano derecha y su pie izquierdo y tardaron meses en curar las quemaduras que cubrían el 75% de su cuerpo. La pequeña tuvo que pasar más de 50 veces por quirófano.

Para su desgracia, la madre de Safyre se declaró incompetente para cuidar a una niña tan enferma, así que ahora la pequeña vive con su tía Liz Dodler. La mujer explica que “con el incendio, Safyre perdió todo: sus hermanos, su padre, su casa, sus juguetes, y también a la larga, a su madre”. 

Y no solo eso: “También ha perdido algo de lo que todo disfrutamos gratis a diario: mirarse en el espejo. Pero no ha perdido su sonrisa. Es la viva imagen de la esperanza, de la fe y del amor”. 

Para hacerse cargo de los carísimos gastos médicos, Liz Dodler ha abierto 
una página de donaciones online y una página en Facebook para informar sobre los progresos de la pequeña. El pasado 3 de diciembre, Liz publicó una foto de Safyre en la que se la veía junto a un árbol de Navidad, con el siguiente texto: “Me pregunto cuántos amigos escribirán una tarjeta para felicitar las Navidades a Safyre para que ella pueda colgarla en su árbol”. Liz incluía la dirección postal, para que quien quisiera enviara una tarjeta.
La publicación ha generado un auténtico tsunami de solidaridad: ha sido compartida más de 30.000 veces y el cartero de Safyre no da abasto. La niña no para de recibir tarjetas navideñas de todas partes del mundo. 

“Cada vez que recibe una, se le pone un brillo en los ojos y sonríe. Y eso no tiene precio, explica Liz a la revista People. 

Quien lo desee, puede mandar sus felicitaciones a Safyre, P.O. Box 6126, Schenectady, New York, 12306. 

Publicado por Yahoo Noticias – WTB – 11/12/15 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario