lunes, 14 de diciembre de 2015

Fue mantenida en cautiverio y violada durante 18 días para hacer que viva “como Dios manda”.

En 2007, una mujer lesbiana de 17 años de edad fue mantenida en cautiverio por su propia madre y su pastor por 18 días en Jamaica. Durante este período, hombresreligiosos la violaron reiteradamente, día tras día, en un intento por “hacer que reciba hombres” y “que viva como dios manda”. (Información presentada a la CIDH por organizaciones LGBTI del CARICOM)
La violencia sexual, particularmente contra mujeres lesbianas, bisexuales y trans, a veces también es llamada –de manera incorrecta- “violación correctiva”. Este tipo de violencia sexual busca modificar, o más bien castigar, sancionar o disciplinar a las personas por su orientación sexual, identidad de género o expresión de género percibidas como desafiantes de las normas tradicionales del género y la sexualidad.
El concepto mismo de “violación correctiva” es incoherente y deplorable, dado que todo intento de “corregir” un aspecto fundamental de la identidad de un ser humano a través de la violencia es incompatible con la dignidad humana.
Publicado por : cidh.org/LGBTI-violencia - diciembre/2015 -


No hay comentarios:

Publicar un comentario