miércoles, 23 de diciembre de 2015

"Brindamos apoyo a mujeres que quieren dejar la prostitución" La religiosa Teresa Díaz desde hace 13 años se ha dedicado a rescatar vidas

Teresa Díaz decidió hacerse religiosa a los 18 años. Sus hermanos no entendían la decisión de una joven alegre y vanidosa a la que le gustaban las fiestas. Y su madre le reprochaba que le echara a perder su sueño de verla en el altar con velo y corona. 

"Aunque inicialmente mi mamá estaba renuente, ella era una mujer de mucho servicio y comprometida con la Iglesia. Un día, varias hermanas de la congregación Adoratrices visitaron mi casa en Socopó, Barinas, y le dijeron que lo más importante era que yo me sintiese feliz y realizada", recuerda Díaz, quien poco después de esa visita recibió el apoyo familiar para hacerse monja. El sacerdote de su pueblo y varias religiosas la ayudaron a descubrir su vocación. 

Díaz ingresó hace 22 años a la congregación de las Hermanas Adoratrices, quienes llevan adelante un proyecto de promoción y liberación de mujeres en contexto de prostitución y otras formas de explotación. "Desde hace 13 años ayudo a mujeres que quieren dejar la prostitución. Visito los prostíbulos de Nuevo Circo y La Hoyada, la plaza Alí Primera (en la Av. Lecuna) para abordar a las mujeres. Hablo con ellas y las invito a iniciar un proceso de sanación y cambio de vida. Algunas aceptan y otras no. Tenemos una casa de acogida para estas muchachas". 

La religiosa lamenta que no existan políticas públicas para las mujeres que están en la prostitución. "Hay una cultura que juzga y maltrata pero no de acercamiento. Cada vez que rescatamos a una de ellas, se rescata a una familia. Es un proceso de paciencia, de estar con ellas, de ayudarlas a reconstruir sus vidas y descubrir sus potencialidades. Tenemos talleres de promoción laboral y le damos apoyo espiritual".


Publicado por Diario El Universal – Caracas – 22/12/15 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario