domingo, 7 de diciembre de 2014

Violaciones y tortura: el infierno del "peor hospital psiquiátrico de América"

Un hospital en Guatemala ha sido denominado por activistas de la salud como uno de los más brutales y peligrosos centros de salud mental en el mundo.
Algunos expacientes dicen que en este lugar los violaban después de sedarlos.
De hecho, el mismo director admitió –mientras era grabado por una cámara oculta de la BBC- que los pacientes continúan siendo abusados sexualmente.

Lo cierto es que donde quiera que miro veo cuerpos estáticos acostados sobre el suelo de concreto del patio.
Los pacientes tienen la apariencia de haber sido fuertemente sedados. Están totalmente rapados, vestidos con túnicas y descalzos.
Otros van desnudos, exponiendo su piel sucia con su propia orina y excremento. Ellos parecen más prisioneros de un campo de concentración que pacientes.

El hospital Federico Mora es la casa de 340 pacientes, incluyendo 50 criminales violentos con problemas mentales.

Pero de acuerdo con el director del hospital, Romeo Minera, solo una pequeña minoría tiene un problema mental serio: un impactante 74% de las personas ha llegado a este lugar para recibir un poco de atención y cuidado, y deberían haberse quedado en la comunidad.

Encubierto

Minera cree que mi equipo y yo somos trabajadores de caridad que estamos aquí para ayudar a su fallida institución.
Los periodistas no son bienvenidos aquí. Hacer una historia de encubierto fue la única manera de acceder a las instalaciones del hospital que ha sido denunciado por diversos grupos defensores de los derechos humanos. Adentrarse hacia una de las salas es como entrar en un infierno en la Tierra. Allí se ven más pacientes vestidos con harapos sentados en el suelo o en sillas de plástico, meciéndose ellos mismos para reconfortarse un poco.
En este espacio oscuro y reducido, no parece existir otra forma de estímulo.
Apenas nos ven, los pacientes intentan alcanzarnos, desesperados por contacto humano. Un hombre me abraza y me ruega que lo saque de allí.
Un enfermero me dice que tres miembros del personal tienen que estar pendientes de entre 60 y 70 pacientes, otros explican que la única manera que tienen para controlarlos es sedarlos.
Mientras mi traductor distrae al director, yo logro escabullirme hacia los dormitorios por un largo y oscuro pasillo.
Allí me encuentro con más pacientes, que yacen sobre unas camas de metal oxidadas y rotas.
Los enfermos parecen estar muy sedados para ir al baño por sus propios medios.
Se pueden apreciar manchas de orina en los colchones y la ropa de algunos pacientes está cubierta con sus propias heces.
El hedor de la suciedad humana me sobrecoge y trato desesperadamente de no vomitar.
En respuesta a nuestra investigación, el gobierno de Guatemala señaló que el hospital "usa la dosis mínima de sedantes recomendado por la Organización Mundial de la Salud" y defendió las condiciones en las que se encuentra el hospital.
"Se cuenta con enfermeros cualificados para atender las necesidades de los pacientes, incluido mantenerlos limpios y vestidos. Y un equipo que se encarga de mantener las salas limpias", declaró.                                                                

Violaciones repetidas

Pero aquí no termina el horror que nos rodea. Estamos filmando en secreto al director mientras hace una declaración sorprendente: los guardias abusan de los pacientes.
El hospital, dijo, es un lugar "donde cualquier cosa puede pasar".

Dos expacientes me dijeron que fueron violados en el hospital Federico Mora. Y que los perpetradores incluyeron tanto a personal médico como de seguridad.
Una mujer nos dijo que fue abusada sexualmente por un enfermero mientras estaba durmiendo. En ese entonces solo tenía 17 años, y era virgen.
"Como estaba sedada, no estaba consciente de lo que pasaba. Solo me di cuenta a la mañana siguiente que había perdido mi inocencia. Estaba sangrando entre las piernas y comprendí lo que había pasado esa noche: que un enfermero había entrado y me había violado", explicó.
Era su tercer día en el hospital. Dos semanas después ella pidió a su familia de forma desesperada que la sacaran de ese lugar.
"Uno nunca puede olvidar una experiencia así", dijo mientras se secaba las lágrimas. "Eso se queda en tu mente. Todavía pienso mucho en los pacientes que están allí".
Ricardo, otro expaciente, dijo que fue violado repetidamente durante los tres años que estuvo en el Federico Mora.
Logró salir de allí después de una feroz batalla legal en la que alegó que había sido mal diagnosticado por esquizofrenia.
"Se aprovecharon de las pacientes cuando estaban sedadas y no estaban en su sano juicio", anotó Ricardo.
Y añadió: "Los oficiales de policía, los pacientes y los enfermeros –además de algunos doctores- ellos separan a las pacientes más bonitas durante la noche".

"El peor lugar"

El grupo Derecho Internacional para la Discapacidad, (DRI, por sus siglas en inglés) que tiene su sede en Estados Unidos, pasó tres años recolectando evidencias de lo que ocurría en el Federico Mora.
El reporte explicó que a algunos pacientes se les negó el tratamiento médico, fueron expuestos a contagio de enfermedades infecciosas serias y –a través de los abusos sexuales- estaban en riesgo de contraer VIH
En una de sus visitas, el personal de DRI logró filmar a una de las pacientes que explicaba cómo, en el primer día de estadía, había sido violada mientras la ataban a una pared.
"El abuso sexual hace que sea un nivel más terrible que cualquier lugar que yo haya visto antes", dijo el fundador de DRI, Eric Rosenthal.

Las celdas de aislamiento

"También vi a pacientes puestos en aislamiento. Había un hombre que literalmente estaba tratando de escalar por las paredes de la celda de aislamiento. Él estaba en la parte de arriba de la pared tratando de escapar. Y hay gente que es encerrada en estas celdas durante horas o días", añadió.
En mi visita al hospital, también pude apreciar una de esas celdas de aislamiento que son utilizadas para pacientes muy violentos. Es un salón de dos metros cuadrados con una pequeña ventana.
Un hombre estaba en un rincón, mientras que el suelo estaba cubierto con desperdicios humanos.
El director me dijo que esos cuartos están vigilados constantemente, pero también admitió que hace poco un hombre se había suicidado allí subiéndose en una ventana y ahorcándose.
El gobierno de Guatemala defendió el uso del aislamiento: "Los pacientes son puestos en estos cuartos solo por dos horas cada vez" y son constantemente monitoreados.
El gobierno también argumentó que ninguna persona estaba mantenida en aislamiento cuando realizamos nuestra visita.

A la Corte Interamericana

El uso de celdas de aislamiento hizo parte de la evidencia que el DRI llevó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en 2012, donde solicitaban que se tomaran "medidas de emergencia".
Efectivamente se ordenó al gobierno de Guatemala tomar en cuenta los temas presentados por DRI en orden de "salvar vidas".

Ser un país en desarrollo con una economía pobre no es una excusa para la tortura, el abuso sexual y la falta de cuidado digno
Eric Rosenthal, DRI
Las autoridades estuvieron de acuerdo en actuar de forma inmediata y lanzaron una investigación para aclarar los alegatos sobre abuso sexual.
Pero dos años después aparentemente no ha pasado nada.
Ahora, el grupo DRI está preparando un nuevo caso contra el gobierno de Guatemala para obligar al cierre del hospital.
El caso se presentará en el segundo semestre de 2015, y se verá al gobierno de Guatemala sometido a juicio por la CIDH sobre los problemas en el hospital.
Con esto podría enfrentar sanciones comerciales y económicas de otros miembros de la CIDH.

Los empleados del hospital

El personal del hospital tenía miedo de alguna represalia si llegaban a hacer una declaración.
La única forma en que seis de ellos aceptaron hablar conmigo fue que lo hiciéramos de forma grupal y sin dar nombres.
"Nosotros no tenemos la medicación adecuada para tratar a los pacientes. Además, es sucio, hay ratas y cucarachas", admitió una de ellas, con las manos temblando de los nervios.
"Creo que puedo hablar en nombre de todos cuando digo que son de conocimiento común los abusos que los guardias cometen en el hospital", dijo otro.
En ese momento los seis empleados del hospital comenzaron a llorar.
"No es solo peligroso para los pacientes. También lo es para nosotros", dijo uno de los trabajadores de salud, que sostenía las manos de sus colegas.
"Nos hemos quejado bastante, pero nadie nos escucha. Trabajar en el hospital es aterrador", añadió.

Sin palabras

De regreso en Reino Unido, le mostré una parte de la filmación a un abogado de derechos humanos, John Cooper.
"Hay un hombre durmiendo en su cama con heces a su alrededor. Es una persona en su momento de mayor vulnerabilidad. Me deja sin palabras lo que estoy viendo", dijo.
Añadió que es probablemente el peor caso de falta de atención y humanidad que ha visto.
El gobierno de Guatemala le dijo a la BBC que ha iniciado un proceso para mejorar su sistema de atención a la salud mental en todo el país.
También afirmó que comenzó a construir un muro para separar a los prisioneros del resto de los pacientes.
El director del hospital Federico Mora afirmó que en ese lugar "cualquier cosa puede ocurrir".
Y aunque no ha recibido ningún informe de abuso sexual o violación, dijo, ya ordenó otra investigación interna.
Rosenthal, de DRI, dijo que ya había escuchado esas promesas en 2012 y cree que solo un proceso legal puede salvar a los pacientes del Federico Mora.
"Ser un país en desarrollo con una economía pobre no es una excusa para la tortura, el abuso sexual y la falta de cuidado digno", dijo.
"Es una total deshumanización. A esas personas no se les trata como seres humanos. Se les ha dado por perdidas. Se les ha encerrado y su crimen es tener una discapacidad", concluyó.

Publicado por BBC Mundo - Chris Rogers (BBC News) – 05/12/14 -

Una embarazada le canta las cuarenta a unos antiabortistas en Londres

Una mujer embarazada lanza una reprimenda a unos antiabortistas por acosar a las mujeres.

Una mujer embarazada se ha convertido en una celebridad en el Reino Unido después de que se difundiera un vídeo en que se la ve como lanza una dura reprimenda a los miembros de una oenegé antiabortista que se habían colocado con una pancarta ante una clínica de interrupción del embarazo en el sur de Londres y que se dedicaban a grabar a las mujeres que entraban y salían.

El vídeo lo graba un individuo que pregunta a los miembros de la plataforma antiabortista Abort67 por qué uno de ellos lleva sujeta al pecho una cámara go-pro con la que graba todas las mujeres que entran. El interpelado se defiende asegurando que no graba a nadie y que solo toma imágenes para demostrar “que la gente dice falsedades cuando nos acusa de acosar a las personas”.


"QUE TE VIOLE ALGUIEN Y LUEGO ME CUENTAS"

En ese momento (minuto 1.19 del vídeo) una mujer embarazada que pasaba por ahí y que se quedó a escuchar la discusión interviene: “Lo que hacéis está muy mal. Vosotros no sabéis por qué la gente hace lo que hace. En cambio, estáis aquí fuera juzgándolas y filmándolas”. 
La mujer, en un avanzado estado de gestación, les reprocha a los antiaborstistas que acosan a las mujeres que acuden al clínica y que “pueden haber sido violadas” o porque saben que no tienen los medios para criar a un hijo. “Que te viole alguien y luego me dices como te sientes”, le espeta la mujer al joven de la cámara.
La mujer se refiere incluso al hallazgo hace tres días de un bebé muerto en North Yorkshire y señala que posiblemente la madre de ese niño no hubiera hecho eso si no se sintiera acosada y señalada por organizaciones antiabortistas como Abort67. 

Publicado por elperiodico.com – Londres – 05/12/14 -

Rocío Fernández: El abuso sexual infantil todavía es silenciado

Más de 2.300 niñas y niños de Cuba requirieron protección policial al ser víctimas de abuso sexual en 2013, revela el Informe sobre el enfrentamiento jurídico- penal a la trata de personas y otras formas de abuso sexual (2013), que divulgó el Ministerio de Relaciones Exteriores del país hace dos semanas.
El dato resume 1.036 casos detectados de abuso lascivo, 553 de corrupción, 365 violaciones, 191 de ultraje sexual, 57 de pederastia y 29 de estupro, consumados contra el 0,09 por ciento de la población infanto-juvenil de la isla ,que suma más de dos millones 260.000 menores de 16 años. 

Pero la cifra apenas revela la persistencia de un problema mucho más frecuente de lo imaginado, que casi siempre queda puertas adentro y en silencio, debido a los tabúes sociales y el desconocimiento de las personas cercanas a niños y niñas acerca de las manifestaciones de este tipo de maltrato.
Lo ha constatado en su práctica profesional Rocío Fernández Ruiz, especialista de la Mesa de Consulta y Orientación Psicopastoral del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba (CCRD) de Cárdenas, Matanzas, a 150 km de La Habana, donde con frecuencia atienden a familias afectadas por el abuso sexual infantil.
Se trata de un maltrato en el que un adulto o adolescente utiliza su superioridad para realizar caricias, besos, manipulación, exhibicionismo, violación o pornografía contra un niño o niña.
En conversación con SEMlac, la joven psicóloga reconoce la poca información que existe en el país sobre el tema, pues apenas se le menciona en los medios de comunicación y no se le incluye en la preparación de profesionales que luego deberán dar respuestas a este tipo de casos. 

Uno de los mitos más extendidos, según reconoce Fernández, es que el abuso no sucede dentro de la familia, cuando en la práctica muchos de los infantes que recibe en su consulta han sido violentados por personas cercanas, ya sean amistades o parientes.
"El trabajo del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba de Cárdenas va dirigido a preservar el bien supremo del menor", describe la entendida. 
De hecho, en varias ocasiones quienes se encargan de este servicio en la organización no gubernamental han propiciado el seguimiento judicial de la violencia, pues se trata de delitos que requieren ser juzgados. 
"A los pacientes que llegan a la consulta con este tipo de conflictos, además del tratamiento psicológico, se les ofrece apoyo psicopastoral y tratamos de propiciar que los adultos transiten por el proceso de convencimiento hasta hacer una denuncia, que representa una acción a favor de sus hijos", revela Fernández. 
A su juicio, ante este tipo de ultraje "los padres tienen que tomar partido y las autoridades pertinentes necesitan concientizar la necesidad de establecer mecanismos y estrategias para que no siga sucediendo".

¿Es difícil reconocer este abuso para las personas cercanas?
A los padres y madres les cuesta mucho trabajo advertir que sus hijos son víctimas de abuso sexual, debido a las propias dinámicas de la familia. Las madres y padres vivencian una contradicción importante cuando se enfrentan a estos casos, porque muchas veces las personas que establecen prácticas sexuales sobre menores de edad forman parte de la misma familia. A la persona que está sufriendo el abuso también le cuesta soltarse desde el punto de vista psicológico y subjetivo de los lazos afectivos o de dependencia con su maltratador.

¿Qué secuelas deja ese tipo de maltrato?
Genera mucha ansiedad por todos los síntomas psicosomáticos que trae consigo el abuso sexual en niños y adolescentes. Estos pueden ser taquicardias, palpitaciones, reactividad en el sistema nervioso, temblores, sudoraciones de manos y pies, mareo. 
También trae aparejado síntomas depresivos; cambios bruscos en el comportamiento como que la persona no quiera comer, se vuelva silenciosa, retraída o transforme su carácter; expresiones de ansiedad; manifestaciones de silencio; mecanismos de introversión; entre otros. 
Sobre todo, se afecta el área escolar como primer espacio de funcionamiento comportamental en estas edades.

¿Estos casos siempre deben contar con atención psicológica?
Creo que deben tener un acompañamiento psicológico, pero que no se quede solo ahí. Es pertinente hacerlo extensivo a todos los profesionales que pudieran ayudar en el restablecimiento del paciente. Desde las personas de los medios hasta la policía, la escuela, quienes trabajan con menores, los psiquiatras. 
Todos los campos implicados deben sensibilizarse, porque no hay derecho de ningún ser humano a dañar a otro, ni física ni psicológicamente. Este tipo de abuso requiere integrar un grupo multidisciplinario de trabajo para el apoyo a la víctima.

¿Qué se puede hacer a favor de la prevención del abuso sexual infantil en Cuba?
Es un tema indiscutiblemente silenciado y para poder sensibilizar a la familia y alertarla, se necesita hacerlo visible.
Deben crearse mecanismos para brindarles herramientas y establecer estrategias de capacitación social, para que los padres puedan conocer cómo se proyectan los violentadores y los síntomas de los niños y niñas cuando ocurre. En la mayoría de los casos, la víctima no habla porque quien la ha abusado es parte de la misma familia o amistades cercanas, y los demás miembros tampoco lo imaginan. 
Es importante ayudar a los padres para que conozcan qué les sucede a sus hijos y, sobre todo, para que ejerciten la comunicación y la confianza. Deben conocer el comportamiento habitual de sus hijos para darse cuenta cuándo existe un cambio repentino y por qué. Hay que hablar con los niños y niñas, escucharles, preguntarles qué necesitan, decirles palabras de afecto y dejarles claro que pueden contar con ellos. 
Las escuelas de padres y los talleres de sensibilización son fundamentales, pero deben incluir estos temas directamente. También hay que saber a dónde acudir, algo que no está claro todavía.
Con los profesionales de la salud, la policía y la justicia puede trabajarse a través de talleres, charlas y, sobre todo, establecer mecanismos legislativos que ayuden a hacer justicia con un nivel de autoridad mayor.


Publicado por Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe – Helen Hernández Hormilla – Cuba – 04/12/14 -

La reina Fabiola de Bélgica fallece a los 86 años de edad

Jornada negra para la monarquía belga. La reina Fabiola ha fallecido en Bruselas a los 86 años de edad en el Palacio de Stuybenberg de Bruselas.
En los últimos tiempos el estado de salud de la reina había empeorado: sufría problemas renales y desde el pasado verano necesitaba respiración asistida. Además, se vio obligada a reducir sus apariciones públicas en los últimos años por una artritis que la mantenía en una silla de ruedas.
La reina consorte de los belgas nació en Madrid en el seno de una familia de la nobleza española y contrajo matrimonio con Balduino de Bélgica en 1960, fallecido a los 63 años y con quien no tuvo descendencia.

La reina fue noticia por última vez con la creación de la fundación Fons Pereos, con la que pretendía legar su capital a sus sobrinos evitando el 70% del gravamen que impone la hacienda belga a las herencias cuando no hay herederos directos.


11 personas pierden la vista tras ser operadas en la India

La edad de las víctimas rondan los 60 años. | Foto: EFE


El número de casos podría aumentar. Autoridades señalan que los instrumentos utilizados no estaban esterilizados y el hospital no contaba con los permisos sanitarios.

Al menos 11 personas perdieron la vista al norte de India luego de someterse a una operación de cataratas ofrecida gratuitamente por una ONG, según anunciaron este viernes autoridades locales.  
El pasado mes de noviembre, 60 personas acudieron a un pueblo del estado de Pendjab (oeste de India) para ser operadas de cataratas en el marco de un programa organizado por una ONG local. 

Autoridades señalaron que los instrumentos utilizados no estaban esterilizados y el hospital no contaba con los permisos sanitarios requeridos para este tipo de operaciones.
Hasta los momentos no han determinado el número exacto de pacientes que han perdido la vista. “De momento, hay 11 casos confirmados”, dijo Abhinav Trikha, un alto funcionario del distrito de Gurdaspur.

La prensa local reseña que el balance puede ser mayor. “Estaban en muy malas condiciones cuando vinieron a vernos. La infección ya se había extendido”, dijo Karanjeet Singh a la cadena local NDTV.
En noviembre pasado,13 mujeres murieron tras someterse a cirugías de esterilización en el centro de la India debido a que los instrumentos quirúrgicos usados estaban oxidados y les causaron una infección letal.


Publicado por Telesur – Noticias Mundo – 05/12/14 -

Danae Diéguez: Cultura feminista frente a la violencia simbólica

Constantemente nos exponemos a ella, desde los medios de comunicación, el arte, el lenguaje y, en general, la cultura. Sin embargo, la violencia simbólica contra las mujeres pasa inadvertida, pese a sus altos costos sociales. 
En Cuba, mucho se ha comentado en los últimos años sobre el contenido agresivo y denigrante hacia la mitad femenina que reproducen algunas expresiones de la música popular, videoclips o la incipiente publicidad estatal y privada.
Pero Danae C. Diéguez, profesora del Instituto Superior de Arte, invita a ir más allá para advertir la agresividad latente en todas las expresiones simbólicas sobre las cuales se sostiene la inequidad de poder entre hombres y mujeres. 
La especialista en género y cine explica en esta entrevista con SEMlac las implicaciones de este tipo de agresividad machista, sus principales manifestaciones en Cuba, así como los modos de combatirla.

¿Qué es la violencia simbólica por motivos de género? ¿Cómo se manifiesta y cuáles son sus implicaciones, especialmente en el contexto cubano?
La violencia simbólica por motivos de género se da mediante el tratamiento sexista que se hace de las imágenes y las representaciones sociales de lo femenino y lo masculino. En estas se invisibilizan las voces de las mujeres y sus conflictos, y los medios de comunicación, el cine y las industrias culturales son responsables de ello.
Las formas de manifestarse pueden ser muchas y varían desde las obvias, que fragmentan el cuerpo femenino y/o lo convierten en depositario de un "deber ser" dentro de un canon de belleza y un estereotipo que cercena las diversidades que hablan de las múltiples formas de las feminidades, hasta aquellas que sutilizan el estereotipo en la representación. Me refiero a que "de buenas intenciones está lleno el camino del sexismo", o sea, aquellas imágenes que aparentan una cosa pero que, cuando escarbas en su representación, portan un modelo ya conocido y encorsetado en ese "deber ser femenino".
Las implicaciones pueden ser muchas y variadas, en tanto las imágenes son depositarias de un orden de género y moldean los imaginarios simbólicos. En el contexto cubano, lo femenino aún está asociado a modelos de feminidad unidireccionales y atomizados: la mujer dentro de un prototipo de belleza, el cuerpo intervenido por el poder masculino o en función de la mirada de ese poder masculino, la dicotomía espacio público y espacio privado asociada a lo que se espera de ellas en cada espacio. También el mito de la "súper mujer" está muy referenciado y, sobre todo, el hacer hincapié en cómo esta o aquella mujer ha logrado determinados éxitos sin dejar de ser "la buena madre, la buena esposa, la que no ha perdido los atributos que la caracterizan como mujer". Los peligros que acarrea la sistematización de estas tendencias está en cómo las mujeres se obsesionan con una fórmula que las amputa en sus libertades más esenciales y cómo los hombres viven en función de ser los machos, en busca de esas mujeres, que ya de por sí están cercenadas sin conciencia de ello.

¿Por qué resulta tan difícil de identificar y transformar la violencia simbólica?
Primero que todo por su naturalización, generada por el poder real que tiene el mundo mediático. Ello provoca que mucho de lo que se produce esté asociado a criterios de verdad y legitimados como incólumes. 
Los discursos hegemónicos gozan de buena salud porque, tristemente, el patriarcado goza de buena salud, aunque me gusta aclarar que, algunas veces,
propuestas alternas a las hegemónicas no tienen por qué tener conciencia de la representación comprometida con la equidad de género. También resulta interesante que muchos discursos institucionalizados operan "correctamente", si de representaciones de género se trata, solo que la pregunta sería: ¿hasta dónde esas propuestas responden a un imaginario verdaderamente comprometido o están haciendo el juego de lo "políticamente correcto"?

¿Piensas que el arte y la cultura en Cuba reproducen un discurso violento desde lo simbólico contra las mujeres? ¿Por qué y de qué manera se reproducen estos criterios en el campo cultural cubano?
Cuba no queda al margen de cómo se reproduce la violencia simbólica contra las mujeres, sobre todo porque, a pesar de los avances incuestionables de las cubanas, hablamos de subjetividades humanas que no cambian a la velocidad de la creación de determinadas políticas públicas. 
A ello se le suma que parece existir una supuesta verdad generalizada en torno a que el arte no tiene sexo ni género. Ese criterio esteticista obvia que quienes crean sí tienen una construcción de género y están socializados y socializadas con determinadas pautas de un orden patriarcal. Eso queda implícito y, a veces, explícito en la obra de arte, cualquiera sea la manifestación. Pero sobre todo es más evidente en las artes visuales, en los medios audiovisuales, en la literatura y en la letra de las canciones. 
En el campo cultural cubano se reproducen estos criterios porque no basta con las buenas intenciones, se necesita de una política cultural con perspectiva de género. Puedo creer que está implícito tal o más cual criterio asociado a evitar la discriminación, pero si no lo declaro y articulo en función de ello, puedo ser excluyente y, sin querer, sexista.

Cuando se menciona la violencia simbólica en Cuba se cita, fundamentalmente, el audiovisual, sobre todo el videoclip y otros productos televisivos. ¿Desde estos medios se reproduce la violencia de género? ¿Qué los hace tan significativos en este sentido? 
Sin dudas, el audiovisual es portador de una ideología de género, quizás más evidente porque llega a multitudes y, según el género al que pertenezca, es masiva la recepción. 
La televisión, los videoclips y el cine reproducen hasta la saciedad esa violencia simbólica de la que hemos hablado, sobre todo aquellas obras en las que se asocia que, para que "guste más" y se "venda más", el cuerpo femenino y todo lo asociado a las mujeres deben estar determinados por patrones culturales sexistas, que ya está probado que "gustan". Ese es el poder de las industrias culturales y la poca conciencia de cómo impactan estas representaciones en las personas que después, acríticamente, reproducen esos patrones.

¿Existen experiencias culturales en Cuba que subviertan este tipo de violencia? ¿Cuáles y que estrategias utilizan para proponer nuevas representaciones?
Por supuesto que existen experiencias comprometidas con la equidad de género en prácticas artísticas que, a pesar de ciertos "peajes de invisibilidad", se han sostenido en el tiempo y, sobre todo, se han incrementado. 
En el mundo del audiovisual, hay cambios que van no solo por el camino temático, sino también por lo formal: el cambio del punto de vista en la representación; el abordaje de temas asociados a los conflictos de las mujeres: diversas, múltiples; la autorrepresentación y/o darle voz a ellas, en primera persona; la denuncia a los encorsetamientos asociados a las feminidades y algunas estrategias discursivas que se desmarcan de narrativas asociadas a las hegemonías que son directamente proporcionales a propuestas sexistas.
A la larga, estos cambios han redundado en mayor cantidad de mujeres que hacen visible que somos mucho más que un tipo de mujer: somos muchas formas de ser mujeres.

¿Cuál sería, a tu juicio, el antídoto contra la violencia simbólica hacia las mujeres que reproducen el arte y la cultura?
Propuestas discursivas que se desmarquen de esas representaciones tradicionales asociadas a lo femenino. Para ello, sensibilización y capacitación, porque para comprometerse hay que estar sensibilizado y tener herramientas.
Pero, sobre todo, una cultura de resistencia que subvierta los presupuestos que, desde el arte, legitiman las estructuras patriarcales. Con ese propósito, el feminismo es necesario y útil. Podremos avanzar poco si no tenemos conciencia de los aportes que se han hecho desde el feminismo. Cuando hablamos de feminismo, lo hacemos porque es una corriente de pensamiento, una práctica política inclusiva, que busca la equidad entre los seres humanos. La cultura y el arte han dado evidencias de alta calidad estética en la que ha anclado la práctica feminista.


Publicado por SEMlac – Helen Hernández Hormilla – 02/12/14 -

La obesidad puede acortar la vida en ocho años

La obesidad y la obesidad severa pueden acortar hasta en ocho años la esperanza de vida y hasta en diecinueve los vividos en estado de buena salud entre las personas concernidas, según un estudio publicado este viernes.

Conducido por el doctor Steven Grover de la universidad McGill (de Montreal, Canadá) y publicado en la revista especializada The Lancet Diabetes & Endocrinology, este estudio partió de un modelo matemático realizado sobre una amplia base de datos estadounidense (NHANES, the National Health and Nutrition Examination Survey 2003-2010) que engloba a miles de adultos de entre 20 y 79 años de edad.
Los resultadoss son claros: cuanto más sobrepeso tiene un individuo de joven, la repercusión en su salud (posterior) será más importante, según este médico epidemiólogo.

El estudio muestra que la obesidad está asociada a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, incluyendo crisis cardíacas y accidentes vasculares cerebrales (AVC), así como a la diabetes, las que van a reducir considerablemente, en una media, la esperanza de vida y los años de vida en buen estado de salud de los afectados, en comparación con las personas que tienen un peso normal, comenta el doctor Grover.
El exceso de peso es definido en función de un índice de masa corporal elevado (IMC: peso dividido por la estatura al cuadrado). El sobrepeso corresponde a un IMC de 25 o más, la obesidad a un IMC igual o superior a 30, y la obesidad severa a un IMC superior a 35.

Las personas con sobrepeso pierden entre 0 y 3 años de esperanza de vida, según el estudio. Los obesos (IMC de 25 a 30) entre uno y seis años, en tanto que los grandes obesos pierden entre uno y ocho años de esperanza de vida.
Las pérdidas más importantes de esperanza de vida corresponden a jóvenes adultos, de entre 20 y 29 años de edad.
El tiempo de "vida en buen estado de salud" perdido puede alcanzar hasta unos 19 años, tanto en hombres como en mujeres muy obesos.

En este estudio se consideraron la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, pero no así otras patologías (cáncer, problemas respiratorios, etc) que también pueden estar vinculadas a la obesidad crónica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de casos de obesidad se ha duplicado desde 1980 a la fecha. El sobrepeso afecta en el mundo a aproximadamente 1.400 millones de personas de más de 20 años de edad, entre las cuales más de 200 millones de hombres y 300 millones de mujeres son obesos.


Publicado por Boletín Globedia –  Redacción Ciencia – 04/12/14 -

Caravana de madres centroamericanas “Puentes de Esperanza”: María Inés “no aparece ni muerta, ni enterrada, ni viva”

México es el primer país extranjero que visita María Clementina Vázquez Hernández, una hondureña bajita y menudita que ha pasado 15 de sus 70 años buscando a su hija María Inés Hernández, y quien de tanto caminar se lastimó un tobillo y por tres días debió desplazarse en silla de ruedas.

Clementina es una de las mujeres que acompaña a la X Caravana de Madres Centroamericanas “Puentes de Esperanza”, que recorre el país desde el 20 de noviembre y hasta el 7 de diciembre, y que ahora se encuentra en esta ciudad chiapaneca, al sur del país.

Los últimos 12 años esta mujer se dedicó a trabajar como empleada de la alcaldía de Villa Unión en el Sector Cuatro en Honduras, donde cada mañana barría las calles para ganar el sustento que le permitiera mantener al nieto que crió desde que tenía dos años de edad, cuando su hija migró hacia Estados Unidos.

Su hija, la joven María Inés, dejó su hogar el 7 de noviembre de 2000, "ella tenía 22 años, ella ahorita ya tiene como 37 años, ya si la miro ya no la voy a reconocer porque ya no era como antes", dice la mujer con un gesto de desánimo.

Mientras toma una taza de café en la casa zapatista que recibe a la caravana, Clementina, de caminar lento cuenta que no sabe de organizaciones civiles, de partidos políticos y mucho menos de flujos migratorios, pero tiene claro que hay mujeres como su hija que desean un mejor futuro cerca de norteamérica y lejos de los barrios pobres y marginados.

Hace dos años, dice, su ánimo decayó y dejó de buscar a María Inés pero en la iglesia encontró a una vecina que le dijo de un grupo de mujeres que estaban en búsqueda de sus hijos migrantes. "Me dijo que buscaban jovencitas de 25 a 30 años. Entonces le dije 'tiene oportunidad mi hija'".

Lo único que Clementina sabe es que María Inés se perdió en Tapachula, Chiapas, lo sabe porque unas compañeras de viaje de su hija, que regresaron a Honduras, le dijeron que ese fue el último punto donde estuvieron juntas. Tiempo después una de esas mujeres le dijo que la joven murió en el camino.

Esta madre se resiste a creer que una de sus siete hijas e hijos muriera, prefiere pensar que su hija vive en México, que está casada y es feliz pero al mismo tiempo se lamenta "no aparece ni muerta, ni enterrada, ni viva. No hay rastro, yo digo que está viva, yo tengo la fe".

Después señala con la mano y dice "tiene un lunar acá".

Clementina afirma que la haría feliz verla, así como fue feliz este 28 de noviembre al ver a su hijo Miguel, a quien no veía desde hace nueve años. En la Ciudad de México ella pudo mirar los ojos del hijo que abandonó su país para ir en busca de rastros de su hermana, a quien no pudo localizar. Al no encontrarla se quedó a vivir en México.

"No pienso regresar a Honduras", dice Miguel, y es que todavía recuerda los días de hambre y de violencia y aunque en su viaje por tren también atestiguó intentos de violaciones sexuales, extorsiones y personas aventadas del tren, prefiere vivir en este país que regresar a su patria.

Clementina está conforme con que su hijo viva lejos de ella pero ahora está tras información sobre su hija, por eso aprovechará que la caravana parte hacia Tapachula, para seguir indagando qué sucedió con María Isabel en si viaje hacia Estados Unidos.


Publicado por Argenpress.info - Anayeli García Martínez (CIMAC) – 05/12/14 -

Mujeres enroladas en un submarino estadounidense fueron grabadas en las duchas

Las imágenes eran distribuidas posteriormente entre el resto de marines de la tripulación

Al menos tres marines norteamericanas miembros de la tripulación del submarino Wyoming fueron grabadas con cámara oculta durante aproximadamente un año mientras se duchaban y se cambiaban de ropa en los baños mixtos de la nave. Los vídeos eran posteriormente distribuidos entre el resto de marines.

El equipo de investigación criminal de la Marinaestadounidense ha señalado que tuvo noticia de este incidente en noviembre de este año y que inmediatamente abrió una investigación al respecto. Dicho submarino se encuentra actualmente en fase de despliegue y se desconoce su ubicación exacta y tampoco se tiene constancia de que nadie haya sido detenido ni expulsado de la embarcación.

Al tratarse de unas imágenes grabadas en cámara oculta en unosbaños mixtos, la armada ha señalado que es probable que también se grabaran a hombres en la ducha, aunque estas imágenes no fueron distribuidas. El principal sospechoso de grabar y distribuir los vídeos, es, según el diario norteamericano USA Today, un suboficial de segunda clase de 24 años, cuya identidad aún no ha trascendido.

En una carta del vicealmirante M. J Connor, difundida por la cadena norteamericana CNN , "la investigación está en marcha" y enfatiza el hecho de que "vamos a la guerra con la confianza de que podemos confiar los unos con los otros, en todas las circunstancias, y este incidente en el que unos marineros victimizan a otros marineros es una violación extrema de esta confianza".
A pesar de esta contundente afirmación, algunas de las mujeres afectadas han denunciado su profunda decepción en la forma en qué, los altos mandos han llevado la situación, y denuncian una falta de sensibilidad.


El largo camino de la integración

Las primeras mujeres fueron elegidas para servir en submarinos a partir de diciembre de 2011, y el Wyoming fue uno de los primeros en los que se enrolaron. Desde entonces,en ese tipo de naves en que los baños son mixtos, cuando las mujeres están usando el servicio se coloca un cartel indicando que lo están usando y los hombres deben esperarse. Este escándalo ha dañado enormemente la reputación de una institución que hasta el momento se enorgullecía de su integración.

No obstante, ya en último informe presentado por elPentágono se muestra que los casos de denuncias de agresiones sexuales han aumentado en los últimos años: de 3.604 en el 2012 a 5.518 en el 2013 hasta llegar a las 5.983 en el 2014.
Según el exsecretario de defensa, Chuck Hagel, estas cifras por un lado evidencian una mayor confianza de las víctimas en las autoridades competentes al atreverse a denunciarlo aunque, por el otro, las cifras siguen siendo alarmantes. Según el mismo informe, un 4,3% de las mujeres de la marina sufrieron a lo largo del 2013 acoso sexual. 

Publicado por elperiodico.com – Barcelona – 05/12/14 -