sábado, 22 de noviembre de 2014

Muere la duquesa de Alba, la mujer con más títulos nobiliarios del mundo

Cayetana Fitz-James Stuart nació en Madrid en 1926.
Tres matrimonios, seis hijos, más de 50 títulos nobiliarios, dominio de cinco idiomas, un patrimonio de miles de millones de dólares y más de 15 nombres. Son los números que dan forma a la figura de Cayetana, duquesa de Alba, que falleció en Sevilla este jueves a los 88 años.
Cayetana de Alba había ingresado en la Clínica Sagrado Corazón de Sevilla el pasado domingo, tras sufrir una gastroenteritis, una afección respiratoria causada por una neumonía y una arritmia cardíaca.
Si bien los médicos confiaban en la naturaleza fuerte de la aristócrata española, su cuerpo no pudo resistir este último embate después de un año plagado de diversas afecciones e ingresos hospitalarios.
El martes la duquesa había sido trasladada a su residencia sevillana del palacio de Dueñas por petición expresa de ella y sus familiares.
Murió rodeada de sus hijos y de su marido, Alfonso Díez.

Niñez y adolescencia de exilios

Nacida en el palacio de Liria de Madrid el 28 de marzo de 1926, Cayetana -la XVIII duquesa de Alba- era hija de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó -duque de Alba y de Berwick- y María del Rosario de Silva y Gurtabay, marquesa de San Vicente del Barco.
Fue bautizada en la capilla del Palacio Real de Madrid el 17 de abril de 1926, apadrinada por los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.
Su madre enfermó de tuberculosis y apenas pasó tiempo con ella, para evitar un posible contagio. Así, Cayetana cultivó una estrecha relación con su padre, de quien heredó su gusto por la cultura y el arte.
Con la proclamación de la Segunda República en España en 1931, Cayetana se exilió con su familia en la capital francesa, París; al estallar la Guerra Civil española en 1936, la familia se trasladó a Londres, Reino Unido, donde Cayetana entró en contacto, entre otros, con el nieto de Leon Tolstoi, Winston Churchill e Isabel II, antes de que fuera reina de Inglaterra.

Los seis hijos que deja -Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia- los tuvo con el primero de sus tres maridos: Luis Martínez de Irujo, un noble e industrial de profesión, que falleció en 1972.
Seis años más tarde, Cayetana se casó con el teólogo y exsacerdote jesuita Jesús Aguirre, de quien también quedó viuda, en 2001.
El último matrimonio lo contrajo con Alfonso Díez, funcionario público, en 2011, año en que donó a sus hijos su herencia personal e histórica, de la que es usufructuaria hasta su fallecimiento.

Récord nobiliario y de nombres

De acuerdo a la tradición de algunas familias españolas de poner varios nombres a sus vástagos de acuerdo con el santoral católico, la duquesa de Alba tenía una lista de nombres difícil de memorizar: María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart de Silva Falcó y Gurtubay.
De todos ellos, ella se quedó con Cayetana, y en tono cariñoso había quien la conocía como "Tana" o "Tanuca".
La revista Forbes le atribuyó un patrimonio estimado de US$3.500 millones, lo que la convertía en la tercera mujer más rica de España.
Además, según el Libro Guinness de los récords, era la persona con más títulos nobiliarios del mundo, más de 50.
Cuenta la leyenda que la duquesa de Alba tenía el privilegio de no tener que hacer una genuflexión delante del Papa y que gozaba de prioridad diplomática respecto a reyes y nobles.
La duquesa era descendiente directa del rey Jacobo II de Inglaterra a través de un hijo ilegítimo y bastardo, James Fitz-James, que dicho rey tuvo con su amante Arabella Churchill.
Amante del arte y la cultura, se entregó con particular dedicación al flamenco y los toros.

Controvertido matrimonio

La duquesa de Alba rara vez dejó indiferente a nadie. Copó titulares y numerosas páginas de la llamada prensa rosa, si bien con el paso de los años fueron sus hijos quienes tomaron el relevo y aparecieron profusamente en las páginas de las publicaciones del corazón, especialmente los más jóvenes: Cayetano y Eugenia.

Sin embargo, el último de los escándalos lo protagonizó ella misma y se produjo cuando contrajo matrimonio con Alfonso Díez, 24 años menor que ella.

El matrimonio entre la duquesa de Alba y Alfonso Díez desató todo tipo de especulaciones y críticas.
Los comentarios de la prensa rosa insinuaban que Díez, a quien tildaban de vividor con un modesto salario, sólo pretendía heredar la fortuna de la duquesa.
Los hijos de Cayetana se opusieron también públicamente a la boda.
La mujer, que nunca aceptó que le dijeran lo que tenía que hacer, resolvió el dilema haciendo donación de su herencia en vida y pudo celebrar su matrimonio desafiando a los críticos y especuladores con un inolvidable baile público en las calles de su adorada Sevilla.

Publicado por BBC Mundo – Redacción – 20/11/14 -

Tres colombianas entre las mejores generadoras de ideas en el mundo

De izquierda a derecha: Maritza Cruz, Gloria Murillo y Mery Medina, dinamizadoras de la Red Mariposas / Fotografía: ACNUR



Con su iniciativa han ayudado a mil mujeres en Buenaventura que han experimentado alguna forma de violencia.

“Es un trabajo de corazón, hay que trabajar, hay que hacer y aportar al mundo”. Así fue como Maritza Asprilla describió la labor que realiza en ‘Red Mariposas’, un programa que creó con dos compañeras más para ayudar a las mujeres de Buenaventura que han sido víctimas de algún tipo de violencia.

Esta iniciativa fue incluida por la revista Foreign Policy en la lista que reconoce a las personas generadoras de ideas que aportan al mundo.
Entre las actividades que realizan se encuentran unos “talleres de información sobre los derechos para las mujeres en diferentes barrios de Buenaventura”, aseguró Asprilla en entrevista con RCN Radio.

Para ella es importante el acompañamiento y el apoyo que les ofrecen, ya que “muchas veces lo económico no es primordial (...) es muy duro que llegue una mujer llorando y ofrecerle dinero ‘coja y váyase’ y no saber qué es lo que les está sucediendo”.
Por esta razón, indicó que su principal aporte es ofrecerles orientación, “ya que han llegado a nuestra organización agobiadas y después siempre encuentran una pequeña tranquilidad”.
Actualmente, ‘Red Mariposas’ está conformada por 9 organizaciones, 25 coordinadoras y 4 dinamizadoras, entre las cuales han ayudado a más de mil mujeres de esa ciudad de Valle del Cauca.

Publicado por elespectador.com – Redacción Actualidad – 21/11/14 - 

Trabajo esclavo en productos comunes

Talleres textiles. Hay en distintos países del mundo, incluso en barcos en alta mar (AP/Archivo).

La ropa, por ejemplo, suele esconder explotación. Es uno de los temas que se trató en la conferencia Trust Women, en Inglaterra.

También está detrás de los productos que usamos a diario, como la ropa, el maquillaje, o los celulares? Aún sin saberlo, cualquier persona que tenga un lápiz labial en la cartera puede considerarse, de alguna manera, cómplice de trabajo esclavo.
El tema se trató ayer en la conferencia Trust Women, que se celebra desde el martes en Londres, Inglaterra, con la presencia de especialistas y víctimas de la esclavitud laboral y sexual.
Manan Asari (18) es un “sobreviviente”, una exvíctima del trabajo esclavo infantil en India. Ante la pobreza de su familia, a los 5 años comenzó a trabajar de 6 a 20 en una mina de mica, 600 metros bajo la tierra. La mica es un mineral que se usa para hacer productos como lápices labiales o sombras para ojos.
Antes de ser rescatado por activistas de derechos humanos, vio morir a su amigo en un derrumbe.
“Yo pude salir, pero él quedó allí”, contó ayer Manan, hoy activista, en el panel “El costo humano de una ganga: esclavitud en la cadena de abastecimiento moderna”, de la conferencia Trust Women, organizada por la Fundación Thomson Reuters en Londres, Inglaterra.
Algo similar sucede con los productos tecnológicos y, en especial, con la indumentaria. Cualquier prenda que se ofrezca a precios muy bajos –y también caros– seguramente tiene un pasado de esclavitud o explotación laboral en Asia, África pero también en América latina.
En este contexto, en el panel se mencionó el fenómeno de “ fast fashion ” (moda rápida), que se refiere a los cambios constantes en tendencias que conllevan una conducta consumista de comprar por temporada decenas de productos a bajo costo que se usan apenas dos, tres veces. A veces, ni siquiera una vez.
Oxford st.
Así, adquirir, usar y tirar, una y otra vez, se volvió costumbre para millones de europeos, una forma de consumo masivo que tiene como marcas paradigmáticas a Zara o H&M, por ejemplo.
Basta darse una vuelta por la calle Oxford, en Londres, para conocer al instante el fenómeno. Locales tras locales tras locales de ropa (más de 500) repletos de personas que salen con varias bolsas llenas de productos. Compran de a dos, cuatro, 10, incluso sin pasar por el probador.
Las luces navideñas –hermosas, impactantes, mágicas– ya se inauguraron a lo largo de la calle Oxford y de la perpendicular Regent, otro ícono del consumismo, para recordarles a todos los que pasen que llegó “la” temporada de compras.
Londres es una ciudad cara, muy cara para muchos europeos y prohibitiva para los latinoamericanos. Pero algunos de los precios de la indumentaria parecen de otro mundo. Se pueden conseguir jeans –a la moda y de calidad razonable– a 150 pesos argentinos, o botas de mujeres –de símil cuero pero de buen diseño– por el mismo precio en Primark, la casa más económica y concurrida.
Cadena
Los números detrás de este fenómeno sorprenden: en el mundo, las 500 compañías más ricas, que representan el 70 por ciento del comercio internacional, apenas emplean directamente el uno por ciento de la fuerza laboral, resalta en el panel Renato Bignami, coordinador del Programa por la Erradicación de la Esclavitud en Brasil.
En este contexto, los especialistas pusieron el ojo en la “ supply chain ” (cadena de abastecimiento o de suministro), es decir, el largo pasaje desde la elaboración de la materia prima hasta el producto final que se presenta ante el consumidor.
Para abaratar costos, las grandes marcas suelen basar su producción en países con altos índices de pobreza y bajos índices de regulaciones y controles.
En el panel se señaló como las máximas responsables a las grandes marcas pero también a los gobiernos y a los consumidores.
Se resaltó también la importancia de los gremios, ya que son la expresión de los trabajadores.
Por otro lado, se habló del fundamental rol que tienen las organizaciones sociales para emancipar a los trabajadores y para presionar a los gobiernos en la sanción de leyes y en la ejecución de controles.
Un día antes, el fiscal de Nueva York, Cyrus Vance, había apuntado a los controles sobre las operaciones financieras de quienes participan de la explotación laboral y sexual.
En todos lados
En Argentina. El problema no es ajeno a Argentina, donde los talleres clandestinos y las costureras confeccionan desde sus hogares ropa para marcas conocidas y no conocidas por monedas.
En Córdoba. El Fondo de Mujeres del Sur (www.mujeresdelsur.org) trabaja con organizaciones de trabajadoras de la costura y confección de Argentina, Paraguay y Uruguay. Parte de la premisa de que la etapa de la confección, en la industria de la indumentaria, es realizada en gran parte por mujeres, en condiciones de informalidad y explotación, sin las protecciones mínimas del régimen laboral.
Publicado por Diario La Voz Córdoba (Argentina) – Laura Leonelli Morey – 20/11/14 -


¿Qué ocurre cuando las mujeres denuncian?

El próximo viernes, 21 de noviembre, a las 20 horas, la Librería de Mujeres propone un debate sobre las trabas que se encuentran las mujeres cuando acuden a los juzgados para denunciar maltratos, una temática poco conocida y nada visibilizada que conviene abordar para generar nuevas estrategias a desarrollar desde los feminismos.

Para ello, contará con la presencia de la jueza Manuela Carmena, quien presentará su libro ‘Por qué las cosas pueden ser diferentes: Reflexiones de una jueza’.
También, las mujeres del colectivo feminista Las Tejedoras presentan su corto ‘La última gota’ sobre la violencia ejercida contra las mujeres que denuncian por parte de las instituciones judiciales.

“En nuestro entorno, hemos dado por hecho que para salir de una situación de violencia de género, y para ser apoyadas por el Estado, las mujeres tienen que denunciar a su agresor. Pero sigue siendo la mayoría las que no recorren el camino de la denuncia, ante lo cual, nos preguntamos ¿es éste el paso fundamental?, ¿hay otros recorridos para salir de la violencia machista? Y, sobre todo, ¿qué ocurre cuándo las mujeres denuncian?”, explican desde Las Tejedoras. La Última Gota es un cortometraje con el que se quiere sacar a la luz situaciones que, cada día, viven mujeres de nuestro entorno cuando denuncian a sus agresores y acuden a los juzgados “especializados” en violencia de género.


Publicado por AmecoPress – Madrid – Redacción – 20/11/14 -

Por primera vez una mujer presidirá la Magistratura en Argentina.

La jueza laboral Gabriela Vázquez fue electa este jueves presidenta del Consejo de la Magistratura y se convertirá en la primer mujer en liderar el órgano encargado de promover la destitución y el nombramiento de los jueces.

En una elección para designar a las autoridades del organismo para el período 2015, fue electo como vicepresidente el académico Jorge Candis, docente de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ).
Tras la asunción de los 11 nuevos integrantes del organismo, Vázquez se impuso en un plenario de 13 miembros por siete votos contra seis al juez Luis María Cabral, actual presidente de la Asociación de Magistrados e integrante de la lista Bordó.

A Vázquez la votaron el representante del Poder Ejecutivo Julián Álvarez; del académico Candis; de los senadores del FpV Ruperto Godoy y Pablo González; los diputados del FpV Eduardo "Wado" De Pedroy Héctor Recalde y ella misma.
Por Cabral votaron los abogados Miguel Piedecasas y Adriana Donato; el senador radical Ángel Rozas; el diputado de la UCR Gustavo Valdés; el juez federal de Bariloche Leonídas Moldes; y el propio magistrado
Luego de que Vázquez obtuviera los votos para la presidencia, ella propuso como vice a Moldes, pero éste se abstuvo, y finalmente se designó al académico Candis. 

El próximo jueves el organismo definirá la conformación de las cuatro comisiones: de Selección, de Acusación y Disciplina, de Reglamentación y de Administración.


Publicado por ámbito.com – Política – 21/11/14 -

Mujeres con poder se deprimen más que los hombres

En pleno siglo XXI, la sociedad sigue rechazando el liderazgo de las mujeres.

Un estudio de dos investigadoras de sociología y desarrollo humano de las Universidades de Texas e Iowa (EE UU) ha desvelado que las mujeres que ejercen puestos de autoridad tienen más síntomas de depresión, algo que no se produce en hombres con trabajos equivalentes.
Según el trabajo, publicado en el último número de Journal of Health and Social Behavior, esto se debe a que ellos no han de enfrentarse a la resistencia y estereotipos negativos que sufren las mujeres, ya que el liderazgo sigue siendo percibido como algo poco ‘femenino’.
En el estudio se ha observado el comportamiento de 1.300 hombres y 1.500 mujeres de mediana edad, que se graduaron de escuelas secundarias de Wisconsin.
Según Tetyana Pudrovska, profesora de investigación de la universidad tejana y coautora del estudio, en mujeres con puestos que no implican autoridad, los síntomas de depresión son, de media, solo un poco más frecuentes que en hombres en situaciones similares. Sin embargo, entre las personas con la capacidad de contratar, despedir y decidir salarios, las mujeres suelen presentar muchos más rasgos depresivos que los hombres.
"Lo que resulta sorprendente es que a las mujeres con autoridad se les presuponen las ventajas que se asocian con una buena salud mental. Tienen más educación, buenos ingresos, ocupaciones de prestigio, mayor nivel de satisfacción laboral y autonomía que las que carecen de esa autoridad. Sin embargo, sufren más depresión que las de estatus inferior", señala Pudrovska.
La socióloga dice también que años de investigación en ciencias sociales han demostrado que las mujeres en posiciones de autoridad tienen que afrontar tensiones interpersonales de lo más variado: interacciones sociales negativas, estereotipos, prejuicios y aislamiento. “A lo que se añade la resistencia de sus subordinados, colegas y superiores”, destaca.
“Las mujeres en posiciones de poder –agrega– tienden a ser vistas como carentes de la asertividad y la confianza de los líderes fuertes. Pero cuando muestran tales características, son juzgadas negativamente por ser poco ‘femeninas’, lo que puede desembocar en estrés crónico”.
Por otro lado, indica Pudrovska, los hombres en posiciones de autoridad se enfrentan en general a un menor número de factores de estrés, ya que no tienen que superar los estereotipos negativos de resistencia a los que las mujeres se enfrentan habitualmente.
“Las posiciones de los hombres con autoridad son consistentes con lo que se espera de ellos socialmente. Además, el liderazgo masculino es aceptado como normal y legítimo. Esto aumenta el poder y la eficacia de los hombres como líderes y disminuye los conflictos interpersonales”, añade.
En cuanto a las implicaciones políticas del estudio, Pudrovska señala que “es obvia la necesidad de abordar la discriminación de género, la hostilidad y los prejuicios contra las mujeres líderes para reducir los problemas de salud mental y aumentar las recompensas psicológicas de los puestos de trabajo de mayor estatus para las mujeres".


Publicado por elespectador.com – Agencia CINC – 21/11/14 -

Macla es la inspiración de las mujeres gordas

“Soy Macla. Soy una mujer real, no por ser gorda, sino por ser mujer. Tengo celulitis y estrías. Soy hermosa”.
Hace dos años, Marcela McCausland descubrió que le gustaba ser gorda. Se miró al espejo y entendió que era linda. Amó su cuerpo y se sintió segura de cada una de sus curvas. Había luchado contra su exceso de peso durante casi toda su vida. “Pensé que flaca mi vida iba a ser mejor. Iba a ser exitosa y conseguir un novio”. Estaba equivocada y conoció el amor propio.
Macla, como es conocida en las redes sociales, dejó a un lado las dietas extremas y dañinas para su salud. También la obsesión por tener aquel cuerpo esbelto de las portadas de revista. Un blog de moda para mujeres de talla grande fue su inspiración y motor de cambió la vida. De allí nació Macla.co, su propio espacio para aconsejar a las mujeres voluptuosas en temas de moda y mostrar las últimas tendencias. Además promete convertirse en una destacada modelo de tipo plus size.
Marcela ha sido gorda desde niña. Recuerda que su mamá siempre la llevó al nutricionista para remediar su sobrepeso. A los 15 años, apropósito de su cumpleaños, logró bajar 20 de los 80 kilos que pesaba con la asesoría de un especialista. Pero no pudo resistirse al placer de comer dulces y volvió a engordar.
Disfruta mucho de la comida pero sobretodo del chocolate y es amante de la cocina. Su especialidad es una lasaña de berenjena. Le gusta ejercitarse y cuando no puede hacerlo por cuestiones de tiempo pone música en su casa y baila con libertad. Quiere adelgazar sin afán y cuidando su salud. Espera llegar a los 74 kilos cambiando pequeñas cosas de su alimentación. Por ejemplo, sustituyendo el azúcar, el arroz y el pan.

Publicado por KIEN&KE.com – 20/11/14 -

Los estados ponen trabas para castigar feminicidios: exigen comprobar que se asesina por celos

Antes de ser asesinada a golpes, una mujer fue arrastrada ocho metros en un camellón. Los rastros hacen creer a las autoridades que la víctima —de entre 35 y 40 años— se reunió por voluntad propia con quien se convertiría en su homicida. Discutieron y forcejearon antes de que él intentara abusar sexualmente de ella y la asesinara con un tabique que arrojó sobre su cabeza.

Este caso, ocurrido en el Distrito Federal, ocupaba las primeras planas de algunos diarios de la capital cuando el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) denunciaba que sin importar “la evidente violencia de género en los asesinatos” en el país es complicado perseguir y condenar un feminicidio por las trabas que imponen los mismos estados.
Actualmente, en 17 entidades federativas es difícil o imposible acreditar que el asesinato de una mujer cometido con violencia de género es un femicidio debido a las condiciones que imponen los códigos penales locales para calificarlo e investigarlo, concluyó el OCNF en el “Estudio de la implementación del tipo penal de Feminicidio en México. Causas y consecuencias 2012-2013”.
“La autoridad sigue pensando que sólo por celos un hombre puede privar de la vida a una mujer, que lo hizo porque no controló sus emociones y porque además fue engañado y entonces se dio un crimen pasional, siguen sin entender lo que es feminicidio y todo lo que implica la violencia de género”, dijo María de la Luz Estrada, directora del OCNF.
La tipificación penal del feminicidio, es decir, que el asesinato de una mujer por misoginia o sexismo sea considerado un delito, inició en los estados en 2011 y a la fecha 31 entidades —excepto Chihuahua que califica el homicidio de una mujer como un delito grave y da a éstos penas más altas que a otros casos— han modificado sus códigos penales para perseguirlo.
Sin embargo, las características que debe tener el crimen para calificarlo como feminicidio son inverosímiles como comprobar que al victimario lo motivaron los celos o que odiaba a la mujer porque lo engañó; lo cuál, según el OCNF siempre es difícil de demostrar y es un juicio subjetivo pese a la evidencia de violencia de género.
“Se tiene que comprobar el dolo, que la intención era matar a la mujer. Si el homicida declara que no tenía la intención de asesinar, el caso ya no es declarado como feminicidio. Si una violación sexual derivó en una muerte pero el victimario dice que su intención no era matarla, ya no es un feminicidio”, explicó Rodolfo Domínguez, director de la organización civil Justicia, Derechos Humanos y Género.
Los estados en donde es “imposible” acreditar que un homicidio con violencia de género es un feminicidio son: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas.
El OCNF denuncia que en esos códigos penales no se toma en cuenta que según estándares internacionales un feminicidio ocurre cuando “se priva de la vida de una mujer y se incurre en una sola forma de violencia de género” entre las que se encuentran: violencia sexual, lesiones degradantes, amenazas y acoso, abuso de la relación de parentesco —matrimonio o amistad—, abuso de una relación de confianza o subordinación, que la víctima haya sido incomunicada, el cuerpo haya sido expuesto en un lugar público y el estado de indefensión de la víctima.
En 17 estados del país, además de pruebas inverosímiles, se pide comprobar que ocurrieron las ocho razones o la mayoría de éstas. Por ejemplo:
-En Quintana Roo son necesarias ciertas circunstancias como que el cuerpo de la víctima sea exhibido públicamente por la intención de demostrar el odio hacia la víctima.
-En Guerrero, independientemente de las características del crimen se debe comprobar que hubo violación, tratos crueles, inhumanos y degradantes.
-En Michoacán es necesario probar la intención del agresor de asesinar.
-En Puebla se requiere demostrar el odio o la aversión a las mujeres o los celos como motivo del asesinato.
-En Yucatán, el asesinato de una mujer cometido por la pareja se considera un crimen pasional. No toma en cuenta que todo asesinato de pareja es feminicidio.
-En Tamaulipas se requiere probar el uso excesivo de la fuerza y que hubo violencia reiterada.
-En Baja California, para ser considerado feminicidio se solicitan pruebas de que el agresor ha tenido manifestaciones de misoginia o desprecio al género femenino.
Escapar de la alerta de género
Que los feminicidios no se cataloguen como tal no sólo impide que los feminicidas sean castigados con penas más severas —de 40 a 60 años— si no que impide que en los estados sea visible la violencia de género y por lo tanto, se combata.
El OCNF ha denunciado que los gobernadores le huyen a que en su estado se declare una alerta de género por temor a que haya una consecuencia política-electoral; por lo que optan por esconder la violencia de género disminuyendo en sus estadísticas la comisión de feminicidios y catalogándolos sólo como homicidios.
Hasta ahora, se han negado alertas de género para entidades como Chiapas, Estado de México, Nuevo León, Guanajuato, Oaxaca, Morelos e Hidalgo pese a que organizaciones civiles han demostrado cómo han aumentado los feminicidios.
El estudio de la OCNF reporta que los códigos penales de 14 estados sí tienen un tipo penal delfeminicidio que es posible acreditar y por lo tanto, perseguir y castigar.
Las entidades que cumplen con el tipo penal son: Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Distrito Federal, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán.
Diferentes datos
El Observatorio alertó sobre la falta de datos oficiales en el tema de feminicidio, no sólo porque muchos casos no son reportados como tal pese a que se cometieron con violencia de género, si no por la opacidad que existe en los estados.
Tras realizar diferentes solicitudes de información, el OCNF pudo documentar con información de 16 estados que entre enero de 2012 y diciembre de 2013 al menos 3,892 mujeres fueron asesinadas en México.
De esa cifra, sólo 613 casos fueron tipificados como feminicidios, pero el Observatorio duda que estos sean los únicos cometidos en ese periodo pues los datos no coinciden con la información que entregó la Secretaría de Salud que les reportó que ingresaron a 9,015 mujeres violentadas por sus parejas con señales de ahorcamiento, estrangulamiento o lesiones de arma blanca; y de éstas, al menos 1,071 fallecieron.
A ello se suma los datos que otras organizaciones han recolectado. ONU Mujeres reportó el 13 de noviembre pasado que según cifras de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría de Salud, 2,502 mujeres fueron asesinadas de forma violencia durante 2013 y denunció que desde 1985 suman 44,646 muertes violentas.
Publicado por ANIMAL POLITICO – Tania Montalvo – 20/11/14 -


Kenia sigue sometiendo a las niñas a la mutilación genital

Esta terrible práctica sigue muy arraigada en algunas zonas rurales del país pese a estar prohibida desde 2011.

“El dolor la hará fuerte. Podrá mostrarle al resto de la comunidad que es capaz de aguantarlo”. Son las palabras de una mujer después de que su hija fuese mutilada por una anciana de la tribu pokot, en el condado keniata de Baringo. Alrededor de 140 millones de mujeres y niñas en todo el mundo han sufrido la cruel práctica de la mutilación genital, la mayoría de ellas son de origen africano. 
Para la tribu pokot, la ablación es un rito que marca la transición a la condicion de mujer y es un requisito indispensable para todas las niñas antes de casarse. La mutilación genital femenina está prohibida en Kenia desde 2011, aunque sigue prácticándose en las zonas rurales.
Un fotógrafo de la agencia Reuters ha captado recientemente imágenes de este terrible ritual en Baringo, donde miembros de la tribu pokot se reúnen alrededor de una fogata y cubren a las niñas con pieles y pintura blanca antes de mutilarlas. La mutilación genital femenina en Kenia es incluso apoyada por las mujeres, que consideran que es un signo de fortaleza, sobre todo si la práctica se realiza con una cuchilla y sin anestesia.
La ley en Kenia prevé penas de tres años de cárcel y multas para los autores de la práctica. Además, estos se arriesgan a condenas de cadena perpetua si la niña muere a causa de la intervención.


Publicado por Cascara Amarga – Periodismo y Diversidad – Carla Gómez – 19/11/14 -

Intentan imponer requisas íntimas a visitas en la U11 de Neuquén

La Asociación Zainuco informó haber recibido la denuncia de un intento de requisa vaginal en la Unidad de Detención 11. Se trata de una práctica prohibida y que no solo atenta contra la integridad de la mujer que la padece, sino también se aplica como método de tortura a los internos, para que dejen de recibir visitas.

“El Estado penetra el cuerpo de las mujeres: vulnera su dignidad, intimidad y sus más elementales derechos humanos”, señalan desde Zainuco, “la policía provincial, que trabaja en las unidades de detención, obliga a las mujeres a desvestirse, agacharse y abrir sus labios vaginales”.

En el año 2011, el TSJ impartió la orden a la jefatura de policía para que “instruya a todos las dependencias en las que se encuentren alojadas personas detenidas que reciban visitas, que deberán instrumentarse los mecanismos que permitan resguardar la seguridad por la que debe velar la institución, pero a su vez, asegurar la vigencia de los derechos consagrados en la normativa Nacional e Internacional al respecto”.

Según denuncia Zainuco, este sábado la policía provincial intentó imponer esta práctica a una visita. “El encierro en las unidades de detención provinciales, que aplica la tortura y permanentes ataques físicos y psíquicos como prácticas habituales, inyecta más dolor a las personas detenidas a través de los tormentos hacia familiares y allegados”, remarcan y aseguran que esto “pretende aniquilar así su todos los lazos con el exterior de los muros”.

“Las requisas vaginales o íntimas tienen por finalidad doblegar a las personas detenidas. Por un lado, demostrándole que la policía tiene el poder absoluto sobre los cuerpos tanto suyos como de sus afectos y, por el otro, lograr que la visita no vuelva a la unidad. Así, el Estado va concretando los verdaderos objetivos de exclusión y aislamiento como castigo que significan las cárceles”, explica Zainuco a través de un comunicado. Otra situación que persiguió el mismo objetivo el día sábado fue la negativa por parte de la policía de que ingrese una mujer con su constancia de DNI en trámite, siendo que ya lo había hecho en otras oportunidades. En ambos casos, los presos que iban a ser visitados pertenecen al pabellón 1.

Desde la asociación recuerdan la situación vivida por Jesús Álvarez la semana pasada después de entrevistarse y cuentan que volvió a ser atacado, en esta oportunidad a golpes. “No es una ´coincidencia´, sino que es la ´zona liberada´, directiva o rienda suelta que el gobierno -con el aval de la justicia que mira para otro lado- está otorgándole a la institución policial”, resaltan y exigen el cese de vejaciones y tratos denigrantes tanto a los internos como a sus visitas: “porque el Estado provincial aplica el sistema del horror en las unidades de detención, insistimos nuevamente en la necesidad de garantizar el derecho que tiene Zainuco a ingresar e inspeccionar las mismas”.


Publicado por Argenpress.info - EL ZUMBIDO – ANRED – 20/11/14 -

Indígena acusada de matar a marido agresor es condenada a prisión perpetua

Reina Maraz (a la derecha) con intérprete durante el juicio. Foto: Telam.

Fue condenada a prisión perpetua la indígena quechua Reina Maraz, que estuvo presa tres años en Argentina junto con su bebé sin saber por qué. Es boliviana, habla el idioma quechua y nadie le explicó en su lengua, durante casi todo el proceso, de qué era acusada. En octubre de este año, cuando comenzó el juicio de su caso, hubo por primera vez una oportunidad para que Reina atestiguara hablando en su idioma materno. La indígena quedará el resto de su vida tras las rejas por haber asesinado a su marido, Límber Santos, en 2010.

Reina fue detenida hace cuatro años. Estaba embarazada y pasó siete meses en una comisaría. Después fue enviada a la Unidad 33 de Los Hornos, en la ciudad de La Plata (Argentina), donde nació su tercer hijo. Con el hijo mayor, asesinado a los cinco años de edad, ella no tenía contacto. Con el menor, en aquella época con tres años y viviendo con los abuelos paternos, Reina mantenía contacto por teléfono algunas veces por semana.
La conclusión del tribunal señala el delito de latrocinio contra Límber mediante ahorcamiento, que habría sido cometido en colaboración con Tito Vilca, que acabó muriendo en la prisión antes inclusive de ser juzgado. Para el tribunal, los dos, Reina y Tito, lo habrían matado y enseguida robado la cantidad de mil pesos que Límber guardaba en un zapato. El robo habría sido motivado por una deuda que Tito tenía con su hermana. Después, la pareja habría ocultado el cuerpo de la víctima.

Según la acusación, inmediatamente después de participar en el asesinato del marido, Reina habría ido a la comisaría para denunciar la desaparición de Límber. La sentencia de prisión perpetua se apoyó en la tesis de que el delito fue premeditado, además del uso de "arma impropia”, una toalla, en el ahorcamiento.
Durante el juicio, la defensa argumentó que no existían pruebas contra la acusada e insistió en que Reina estaba en una situación de vulnerabilidad: es inmigrante, aborigen, pobre, analfabeta y sufría violencia de género. Además, hay testimonios de que Reina Maraz sufría agresiones físicas del marido, que la habría entregado a un vecino para que la violara como saldo de una deuda.

Reina es oriunda de Avichuca, comunidad de la localidad de San Lucas, en Chuquisaca (Bolivia). Se mudó con su familia a Argentina en 2009. Pasó más de un año encarcelada en la Penitenciaría 33, de Los Hornos, en La Plata (Argentina), sin comprender el proceso penal por el que estaba detenida y, durante todo el período en el cual estuvo presa, solamente se comunicaba a través de su lengua materna, el quechua.
De acuerdo con la defensa, la indígena fue detenida en completo estado de indefensión, sin poder hablar su idioma nativo y tampoco comprender qué le decían. Se hicieron intervenciones con el propósito de garantizar la presencia de intérpretes para interactuar con la acusada, pero sin éxito.

Solo tres años después, una intérprete fue destinada al caso. A través de la intérprete, la indígena puede contar por primera vez su versión de los hechos. En el relato, describió su condición de migrante y la situación de violencia doméstica y abuso sexual al que era sometida. Antes de la sentencia del tribunal, existía la expectativa de que la cuestión de los derechos humanos fuera considerada por las juezas que seguían el caso.

Publicado por Adital Argentina – Marcela Belchior – 20/11/14 - Con informaciones de Cosecha Roja


Equidad de género para mujeres y hombres por igual

Figura 1: Equilibrio de género, en los sectores de mayor edad. Fuente: División de Población de las Naciones Unidas.

Numerosas iniciativas, tanto a escala nacional como internacional, se han dedicado a la equidad de género y al empoderamiento de las mujeres. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), por ejemplo, convocó cuatro conferencias mundiales sobre la mujer: Beijing 1995, Nairobi 1985, Copenhague 1980 y México 1975.
Los estados miembro del foro mundial adoptaron también varios acuerdos internacionales como la Plataforma de Acción y la Declaración de Beijing, así como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw).
"En sectores peligrosos como la minería, la industria maderera, la pesca y la metalurgia, los hombres constituyen la abrumadora mayoría".
Pero para lograr una verdadera equidad de género es necesario resolver varias desigualdades, discriminaciones y barreras que encuentran tanto mujeres como hombres. Concentrar la atención, las políticas y los programas de desigualdad, prejuicios y obstáculos que afrontan las mujeres, mientras se ignora los que soportan los varones no es productivo y limita la estrategia para lograr una verdadera equidad de género.
Es importante reconocer desde el inicio que los derechos de las mujeres y los derechos de los hombres son derechos humanos.
De hecho, según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
El empoderamiento de mujeres y hombres también es un instrumento indispensable para promover el desarrollo humano a escala nacional, reducir la pobreza y mejorar las perspectivas para las futuras generaciones.
Los hombres tienen una gran desventaja en comparación con las mujeres en lo que respecta, quizá, a una de las dimensiones más importantes, la esperanza de vida. Los hombres tienen una longevidad menor que las mujeres en casi todos los grupos etarios.
Los varones viven, en promedio, cuatro años menos que las mujeres. En Estados Unidos, son cinco años menos, sietemenos  en Japón y 10 menos en Rusia.
La brecha de género se ensancha entre los grupos de personas de mayor edad porque los hombres viven menos. Se convierten en una minoría que se encoje con cada década que pasa (ver Figura 1). Por ejemplo, los hombres representan 40 por ciento de las personas de entre 80 y 89 años.
En algunos países, por ejemplo Austria, China, Gran Bretaña, Italia, Rusia y Suiza, la edad de jubilación de los hombres está por encima de la de las mujeres, pese a que tienen menos años probables de retiro. Además, cuando logran la misma participación, los hombres tienen similares beneficios de seguridad social, pese a que tienen menos años de jubilación.
En materia de educación, las niñas superan a los niños en la mayoría de los países ricos, obtienen mejores notas y evaluaciones de los maestros, además de tener menos tasas de deserción escolar que los varones. En la importantísima educación superior, las mujeres superan a los hombres en todo el mundo, tanto en asistencia como en egreso del nivel terciario.
Con respecto a la natalidad y la crianza de los hijos, los padres de los países más industrializados, por lo general, no tienen mucho derecho a opinar en relación con el embarazo, pese a que probablemente asuman responsabilidades y costos por su hijo o hija.
Las mujeres tienen derecho a elegir si se practican un aborto o llevan el embarazo a término, aunque el padre no esté de acuerdo. Además, las mujeres pueden optar por la inseminación artificial para tener hijos, pero los hombres, por lo general, quedan excluidos de la posibilidad de alquilar un útero.
Los hombres que se quedan en la casa y crían a sus hijos son mal vistos por no ayudar económicamente al hogar. Pero todavía es bastante aceptable que las mujeres no trabajen y se dediquen a criar a sus hijos.
A diferencia de las mujeres, todavía se espera que los hombres ingresen lo antes posible al mercado laboral, por lo que soportan la enorme presión de ser exitosos proveedores de las necesidades materiales de sus familias.
Además, en los países occidentales, en caso de divorcio y cuando entra en juego la custodia de los hijos, los tribunales suelen favorecer más a la madre que al padre. Y cuando este también tiene la custodia, es muy poco probable que reciba apoyo por el hijo en común que si la situación es al revés.
En lo que respecta a la estructura laboral en la mayoría de los países, los hombres deben hacer frente una barrera invisible que les impide realizar empleos tradicionalmente considerados femeninos, como ser maestros de preescolar y primaria, secretarios o administrativos, enfermeros y asistentes de médico o dentista.
Si se apunta a la equidad de género en los cargos más altos, también es necesaria en los niveles más bajos.
En sectores peligrosos como la minería, la industria maderera, la pesca y la metalurgia, los hombres constituyen la abrumadora mayoría. Por ello tienen más probabilidades de sufrir lesiones fatales o discapacidades por causas laborales. Además, la construcción, la manufactura y la producción disminuyen en los países más ricos, lo que reduce el número de empleos tradicionalmente masculinos.
En materia deportiva, se alienta mucho más a los niños y hombres a participar en actividades más físicas, como fútbol, hockey y boxeo, que a las niñas y las mujeres. Eso también aumenta el riesgo de que sufran lesiones o daños cerebrales prolongados o permanentes.

Artículos relacionados

En los casos de conflicto armado interno o internacional, los varones tienen más probabilidades de entrar en combate que las mujeres. En consecuencia, sufren más traumas y discapacidad y también pierden más la vida.
Los hombres tienen más probabilidades de ser víctimas de homicidio. Entre las minorías étnicas, los homosexuales y los grupos marginados, los hombres también tienen más probabilidades de sufrir discriminación, hostilidad y violencia, en relación con las mujeres.
Además, los varones suelen caer presos más a menudo y cumplir condenas más prolongadas que las mujeres por el mismo delito. Ellas suelen logar la libertad condicional antes que los hombres.
Los hombres también tienen más probabilidades de perder su casa, por lo general tras perder el empleo, tener ingresos insuficientes, problemas psicológicos o de adicción. En general, el consumo de tabaco y alcohol es mayor entre ellos que entre las mujeres en todo el mundo. Ellos fuman cinco veces más que ellas; seis por ciento de las causas de muerte de los hombres se relacionan con el alcoholismo, mucho más que el uno por ciento, registrado en la población femenina.
Además, en la mayoría de los países, los hombres se suicidan más que las mujeres. Sin embargo, ellos tienen menos probabilidades de pedir ayuda y recibir tratamiento por alcoholismo, adicción, problemas psicológicos y de salud crónicos.
Debiera ser evidente que concentrar la atención, las políticas y los programas en las desigualdades y prejuicios que deben afrontar las mujeres, mientras se ignora las que deben soportar los hombres, obstruye y demora los esfuerzos en lograr la equidad de género.
Para lograr la verdadera equidad de género es necesario reconocer y resolver las desigualdades, la discriminación y las barreras que deben afrontar tanto mujeres como hombres.

Publicado por Inter Press Service – Naciones Unidas -  Joseph Chamie – 21/11/14 -