lunes, 17 de noviembre de 2014

Colorido desfile gay en Río contra la homofobia.





Defensores de los derechos de los homosexuales alzaron la voz el domingo durante el desfile gay de Río de Janeiro para exigir leyes que prevengan la discriminación basada en la orientación sexual.


A lo largo de la principal avenida costera de la playa de Copacabana, miles se congregaron con banderas de los colores del arcoíris, símbolo de la comunidad LGBT, y carros alegóricos.

Algunos participantes vestían camisetas con consignas que decían "lucha contra la homofobia". 
 Los organizadores del desfile, que este año lleva como lema "Somos millones de voces", dijeron que Brasil debe aprobar una ley que prohíba la discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). 




Los defensores de los derechos de la comunidad LGBT afirman que la penalización de la discriminación reduciría la violencia. Esta semana una pareja de homosexuales fue golpeada por un grupo de personas en un vagón del metro de Sao Paulo, la ciudad más grande del país. 
En las elecciones pasadas creció la bancada conservadora del Congreso Nacional de Brasil con legisladores evangélicos que se oponen al matrimonio gay y a la ley que criminaliza la discriminación. 

Publicado por Al Día con Terra – Latinoamérica – 16/11/14 -


Participación de la mujer en la política es un desafío para mejorar igualdad de género en América Latina.

Participación de la mujer en la política adquiere autonomía. Foto: Reproducción.

Brasil cayó nueve posiciones en una encuesta mundial de igualdad de género. Según el relevamiento divulgado por el Forum Económico Mundial (FEM), el país figura ahora en la 71ª colocación en la lista global. En 2013, ocupaba la 62ª posición. La organización evaluó las diferencias entre hombres y mujeres en la salud, educación, economía e indicadores políticos en 142 países. Entre los 10 primeros figuran países nórdicos, la centroamericana Nicaragua y el africano Ruanda.

A pesar de haber mantenido índices de igualdad entre hombres y mujeres en las áreas de salud y educación, Brasil perdió posiciones en las estadísticas que miden la participación femenina en la economía y en la política. La mayor caída ocurrió en la evaluación que considera salarios, participación y liderazgo femenino en el mercado de trabajo. En ese índice, la puntuación de Brasil cayó de 0,656 a 0,649 — cuanto más cerca de 1, mayor la igualdad entre los géneros. La nota cero indica desigualdad total.

Según el relevamiento, hubo una "ligera caída en la igualdad salarial e ingreso promedio estimado” para mujeres en Brasil. A pesar de estar en una colocación peor, la nota individual de Brasil progresó desde que el índice comenzó a ser divulgado. En 2006, la nota del país era 0,604.
Aún con la inclusión en el mercado de trabajo, hubo caída en la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Foto: Reproducción.

Otro criterio que hizo que Brasil perdiera posiciones en el ranking fue el de "empoderamiento” político de las mujeres. La encuesta contabiliza mujeres en el Congreso Nacional, en posiciones ministeriales y en la jefatura de Estado. En ese índice, Brasil perdió colocaciones en comparación con otros países, a pesar de haber mejorado su nota individual. La curva de participación femenina en la política brasilera muestra ascenso desde la llegada de Dilma Rousseff a la Presidencia de la República, en 2011. Ella fue la primera mujer en gobernar el país.
En entrevista con Adital, la socióloga, historiadora y profesora de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, Rosana Schwartz, destaca que Brasil desarrolla, actualmente, una serie de políticas públicas que colaboran en la superación de cuestiones de género. Sin embargo, existen permanencias de comportamiento que serían más difíciles de ser deconstruidas.
"La mujer fue preparada para el ámbito privado --ser madre, ser ama de casa. Entonces, optan por no buscar determinado tipo de empleo, que tengan que desatender a la familia”, ejemplifica. "La propia mujer no quiere, porque ella se siente con doble o triple jornada de trabajo”, evalúa Schwartz.

Otro punto importante en la construcción de estos resultados estaría en la participación de la mujer en la política partidaria e institucional. "Antes, ellas entraban en la política porque eran parientes de hombres que ya estaban históricamente en la política. Hoy, disminuyó el número de mujeres, pero aumentó la calidad”, señala la profesora. "Ahora, las mujeres entran en la política con intereses propios. Tienen mayor necesidad de participar de las instancias de poder”, explica.
En el área de educación, Brasil alcanzó la nota 1, lo que significa que no hay desigualdad entre hombres y mujeres. La eliminación de las desigualdades en la educación viene desde 2012. En la salud, el país puntualiza 0,98 —lo que lo coloca en 1º lugar, empatado con otros países— desde el comienzo de la divulgación del ranking, en 2006. El informe destaca que Brasil consiguió cerrar el 70% de la laguna entre los géneros.
"La caída de Brasil nueve colocaciones, quedando en el 71º, ocurrió inclusive habiendo cerrado con éxito las lagunas entre géneros en el nivel educacional y de salud, y de supervivencia. La prioridad, ahora, es garantizar retornos en sus inversiones a través del aumento de la participación femenina en el área de trabajo”, se señala en el informe.

Igualdad en otros países

Islandia ocupa el tope del ranking general, seguida de otros países nórdicos: 1) Islandia, 2) Finlandia, 3) Noruega, 4) Suecia y 5) Dinamarca. En la sexta colocación, aparece Nicaragua, el único país latinoamericano entre los 10 primeros, seguida por Ruanda (7º), en África, 8) Irlanda, 9) Filipinas y 10) Bélgica. Nicaragua es el país mejor colocado de América Latina hace tres años. Inmediatamente después, en el 7º aparece Ruanda, situada en África centro oriental, que según el informe, tiene "gran puntuación en términos de participación económica y política”.
En las elecciones de 2012, por ejemplo, las mujeres ocuparon en forma masiva el Parlamento nicaragüense, siendo electas en más de la mitad de las vacantes. Además, ministerios y otros cargos fundamentales de las instituciones públicas del país pasaron a ser dirigidos por ellas. Un ejemplo es Aminta Granera, ex-guerrillera sandinista, hoy jefa de la Policía Nacional.
Entre los países BRICS, África del Sur es la mejor colocada (18º), "debido a la fuerte participación política”. 

Después de Brasil, aparecen Rusia (75º), China (87º) e India (114º). El documento del FEM destaca que los avances en todo el mundo fueron pequeños. La laguna entre hombres y mujeres aún está en el 60%. En 2006, ese dato era del 56%.
De acuerdo con Rosana Schwartz, en ambos países en desarrollo, Nicaragua y Ruanda, los resultados poco tienen que ver con políticas públicas por parte del Estado. Ella explica que son naciones en conflicto, en los que la población está sometida a contextos de reposicionamiento de los papeles de los ciudadanos. En ese caso, la mujer comienza a salir de casa para participar en la vida pública por necesidad y no por inclusión social promovida por vías institucionales.

"El hombre sale hacia conflictos bélicos, se aleja del mercado de trabajo y la mujer asume”, ejemplifica. Según la profesora, ese movimiento ocurre desde los años 1960 y demora mucho tiempo para presentar nuevas configuraciones a la sociedad. "La necesidad crea solidaridad, concientización y espíritu de lucha. Se yo, como sujeto social, tengo que cambiar, voy deconstruyendo eso en la vida cotidiana”, explica Schwartz.

Publicado por Adital (Brasil) – Marcela Belchior – 17/11/14 -

Un matrimonio de caníbales se comió a la niñera con ayuda de la loca amante.

Un juzgado del noroeste de Brasil les ha condenado a más de 20 años de cárcel a cada uno.


Un juzgado del noroeste de Brasil ha condenado a tres personas a más de 20 años de cárcel cada una de ellas -un hombre, su esposa y su amante- por matar a una joven y comer parte de su cuerpo.Los delincuentes fueron arrestados en abril de 2012 y ya habían confesado sus crímenes.
Se trata de un hombre, Jorge Beltrao Negromonte da Silveira, condenado a 23 años de prisión, su esposa, Isabel Cristina Pires, y su amante, Bruna Cristina Oliveira da Silva, condenadas estas dos últimas a 20 años.
CON ENGAÑOS
La víctima fue atraída con engaños a la casa de los sospechosos con la falsa promesa de un trabajo como niñera, según informa la cadena BBC.
Los tres condenados -por asesinato, profanación y ocultamiento de un cuerpo- también han confesado haber matado a otras dos mujeres, unos hechos por los que serán juzgados más adelante. Los restos humanos fueron encontrados en el jardín trasero de la casa que los tres compartían.
'REVELACIONES DE UN ESQUIZOFRÉNICO'
La Policía también encontró un libro de 50 páginas escrito por Negromonte llamado 'Revelaciones de un esquizofrénico'.
En el documento afirma que oyó voces y estaba obsesionado por matar a las mujeres. En el momento de su detención, los tres acusados dijeron ser parte de un grupo que apoyaba
"la purificación del mundo y la reducción de su población".

Publicado por Periodista Digital - Mundo – 17/11/14 -

La violencia contra la mujer en Kenia desata la indignación ciudadana.

Las últimas agresiones sufridas por varias mujeres en diversas ciudades del país, han llevado a centenares de personas a las calles de Nairobi. En alguna de estas agresiones, grabadas con teléfonos móviles, vemos cómo grupos de hombres dejan a las víctimas semidesnudas en plena calle, porque vestían con minifalda.
Convocada por el colectivo ‘Madres de Kilimani’, uno de los barrios de la capital, la manifestación ha recibido el apoyo de conocidos activistas keniatas como Boniface Mwangi:
“Hay que detener a esa gente, son criminales. Cualquiera que agreda a una mujer debería ser detenido y juzgado porque son agresiones sexuales”, señaló Mwangi.
Kenia es un país con grandes contrastes, no sólo en cuanto a las desigualdades sociales sino también a nivel ideológico y cultural. Hasta el punto que hay personas que censuran la forma de vestir de muchas mujeres.
“Llevar minifaldas delante de los hombres no es correcto, es como si estuvieran desnudas, y se les debería dar una buen paliza para que aprendan, decía una trabajadora del servicio de limpieza.
La manifestación ha finalizado a las puertas del Tribunal Supremo para pedir una mayor implicación de la justicia en la persecución de este tipo de agresiones. La organización ha puesto en marcha una campaña de sensibilización nacional e internacional a través de twitter con la etiqueta #MyDressMyChoice (Mi vestido, mi elección).

Publicado por: Euronews – CET – 17/11/14 - 

Una revista impulsa a las mujeres sirias hacia el futuro.

Dos niñas ven pasar a una mujer cubierta con velo en Aleppo, en agosto de 2014. La revista siria Saiedet Souria quiere aportar a las mujeres la información que necesitan para tener una visión más amplia del mundo y una voz en la revolución que en buena medida dejó de lado sus puntos de vista. Crédito: Shelly Kittleson/IPS

Para la mayoría de las mujeres sirias, la guerra ha sido un desastre. Para otras, sin embargo, también ha sido una experiencia liberadora.
Yasmine Merei, editora ejecutiva de la revista siria Saiedet Souria, dirigida al público femenino, está entre aquellas para las que el revés que sufrieron los roles familiares tradicionales y el quitarse de encima la cultura del miedo ha acarreado efectos positivos.
Muchas mujeres sirias se vieron obligadas a convertirse en jefas de hogar, pues sus esposos estaban desaparecidos, presos, heridos o muertos, explicó Merei a IPS. Pero aunque valerse por sí mismas puede resultar aterrador, también puede liberarlas de las cadenas tradicionales que se les impusieron.
“Si (tu esposo) no es el que paga todo y tiene ese rol específico en la sociedad, ya no tiene derecho a decirte lo que tienes que hacer”, agregó Mohammad Mallak, fundador y editor en jefe de la revista, cuyo nombre significa “mujeres sirias” y que se fundó a comienzos de este año.
Mallak también dirige la revista Dawda (“ruido”), desde la misma oficina en la sureña ciudad turca de Gaziantep.
Pocas de las mujeres que aparecen en las fotografías de la revista llevan sus cabezas cubiertas. La propia Merei dejó de usar el pañuelo que cubría la suya a principios de año, tras haberlo llevado “durante alrededor de 20”, a raíz de su crianza dentro de una familia sunita pobre y conservadora.
Merei relató que empezó a participar en las protestas de 2011 debido a lo injusto de las leyes sirias, especialmente las relativas a las mujeres. Entre ellas citó las que dejan impunes las muertes de honor.
Al igual que muchas mujeres sirias, Merei, quien realizó una maestría en lingüística, se convirtió en la responsable de mantener a su familia inmediata, enviando dinero a su madre y a sus hermanos, ambos presos por protestar y liberados apenas después de pagar abultados sobornos.
Su anciano padre murió poco después de, él también, haber sido encarcelado, y la familia obligada a huir de su hogar.
Sin embargo, relatar historias de mujeres no simplemente significa que víctimas femeninas cuenten los horrores y las penurias de sus vidas.
“Intentamos dar a las sirias el conocimiento que necesitarán en el futuro”: Yasmine Merei, editora ejecutiva de la revista Saiedet Souria

Aunque esto no rehúye de las historias de mujeres que han sufrido mucho, Merei quiere principalmente brindar al público femenino la información que necesita para tener una visión más amplia del mundo y una voz en una revolución que, en buena medida, ha dejado sin oír sus puntos de vista.
De este modo, en las páginas de la revista impresa y en su cuenta de la red social Facebook, conviven un relato de primera mano de una mujer que fue torturada en las prisiones del régimen sirio junto a una crítica de “La mujer eunuco”, de Germaine Greer, y a una entrevista con una oficial de policía que se desempeña en las áreas controladas por la oposición.
Hay artículos sobre cómo la dependencia económica forzada afecta negativamente tanto a las mujeres como a las economías nacionales en general, y otros que analizan los potenciales problemas sanitarios que surgen en los campamentos de refugiados, como la tuberculosis.
Y también se publica una columna que publica regularmente una abogada que todavía está en áreas del régimen y que antes pasó 13 años en prisión por motivos políticos, así como dos artículos traducidos de medios internacionales.
En conjunto, la revista llega a unas 50 páginas por ejemplar.
En cada edición, Saiedet Souria publica secciones de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (Cedaw), adoptada en 1979 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y en la próxima entrega la publicará entera, dijo Merei.
La revista tiene una tirada de entre 4.500 y 5.000 ejemplares por edición (y aproximadamente 3.500 se distribuyen dentro de Siria a través de una de sus cuatro oficinas). A eso se suma su página de Facebook, donde los artículos se publican regularmente y que tiene unas 40.000 seguidoras.
Para un país donde Facebook y YouTube estuvieron prohibidos entre 2007 y comienzos de febrero de 2011, y donde Internet y la electricidad escasean, ese es un número significativo. Siria figura en la lista de enemigos de Internet desde que la organización Reporteros Sin Fronteras la creó en 2006.
Además de sus oficinas en Daraa, Damasco, Suweida y Qamishli, la revista abrirá pronto otra en Aleppo, dijo Merei.
“Las 10 mujeres que trabajan para nosotros dentro de la revista cobran un salario regular de 200 dólares y son responsables de distribuir las copias, además de convocar a (otras) mujeres para reuniones e iniciativas similares”, explicó.
Los ejemplares se reparten en mercados y concejos locales, y en por lo menos una de esas ubicaciones las mujeres tienen un sistema para hacer recircular las limitadas copias apenas las leen, señaló Merei.
Reporteros Sin Fronteras realizó dos talleres para la revista, en abril y septiembre de este año, y ofreció donarle equipos, pero “nosotras tenemos equipamiento básico: impresoras, computadoras” compradas a partir de una inversión inicial de Mallak, dijo.
Sin embargo, “lo que realmente necesitábamos era papel y tinta, para hacer que la revista llegara a la mayor cantidad posible de mujeres. Así que Reporteros Sin Fronteras hizo una excepción y, en cambio, nos ofreció eso”, relató.
El objetivo, dijo es “ayudar a las mujeres sirias a recuperar la confianza en sí mismas”.
Esa confianza se vio debilitada por la guerra y por el uso de la “religión” para controlar a las mujeres en áreas islamistas que, cuando ella las visitó por última vez a comienzos de este año, “parecían como si el país hubiera vuelto a la Edad de Piedra”, recordó.
“Yo soy una musulmana sunita, pero el Islam allí no se parece a ninguno que yo conozca”, enfatizó.
“Uno de los principales problemas es que los intelectuales de Siria están o en la cárcel, o en el exterior, o muertos”, dijo a IPS un sirio que ha vivido la mayor parte de su vida fuera del país pero que hace poco volvió para ayudar a que haya clases universitarias en Aleppo, ciudad dominada por la oposición.
“Prácticamente no hay nadie que estructure nada, nadie que plantee ideas”, señaló.
Es esto lo que también la revista y sus actividades correlacionadas buscan abordar, dijo Merei.
“Intentamos dar a las sirias el conocimiento que necesitarán en el futuro”, resumió.

Publicado por Inter Press Service – Ganziatep (Turquía) – Shelly Kittleson – 17/11/14 –
Editado por Phil Harris -


Cerca de 36 millones de personas esclavas en el mundo.

Cerca de 36 millones de personas, hombres, mujeres y niños, son víctimas de esclavitud en el mundo, más de la mitad de ellas en cinco países -India, China, Pakistán Uzbekistán y Rusia- denuncia el lunes la ONG Fondation Walk Free.

Según la investigación llevada a cabo por la organización de defensa de los derechos humanos, "la esclavitud moderna está presente en los 167 países" en los que se realizó el estudio, pudiendo tratarse de trata de seres humanos, explotación sexual, trabajo forzoso, servidumbre por deuda o matrimonio forzoso.

La organización censó 35,8 millones de personas esclavas, cifra en aumento de 20% con respecto a 2013, aunque esta progresión no se atribuyo a un aumento real de los casos sino a una metodología más adecuada.
Gran parte de los países en los que los esclavos son más numerosos se encuentran en África y Asia.
Cinco países concentran 61% de las personas esclavizadas: India, donde "existen todas las formas de la esclavitud moderna", encabeza la lista, con 14,3 millones de víctimas, delante de China (3,2 millones), Pakistán (2,1), Uzbekistán (1,2) y Rusia (1,1).
Siguen Nigeria, la República Democrática del Congo, Indonesia, Bangladesh y Tailandia.

En términos de porcentaje de población sometida a esclavitud, Mauritania registra la más fuerte proporción (4%), seguida de Uzbekistán (3,97%), Haití, Catar, India y Pakistán .
Los países más ejemplares son Islandia y Luxemburgo, con solamente 100 víctimas cada uno.
Aunque Europa tiene el más bajo porcentaje de personas sometidas a esclavitud (1,6%), en su territorio hay 566.200 víctimas sometidas a explotación sexual o económica.
El informe señala los esfuerzos de los países para luchar contra la esclavitud moderna. Salvo Corea del Norte, todos los concernidos por la investigación adoptaron leyes para criminalizar ciertas formas de esclavitud moderna.
Agrega empero que solamente tres gobiernos (Estados Unidos, Brasil y Australia)aplicaron medidas para impedir la esclavitud moderna en los mercados públicos y cadenas logísticas de las empresas que trabajan en su territorio. 


Publicado por elespectador.com – El Mundo – AFP – 17/11/14 -