martes, 9 de septiembre de 2014

Argentina. Santa Fé: Licencias laborales por violencia de género

Se presentó en la Legislatura santafesina, hace más de un mes, un proyecto de Ley que contempla la creación de una Licencia laboral para trabajadores/as del Estado, víctimas de violencia. La iniciativa “Las cosas por su nombre” es impulsada por las secretarias de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA. El único antedecente en todo el país se encuentra en la pcia de Chubut donde la existencia de esta ley permite visibilizar las situaciones de violencia de género que padecen, en su inmensa mayoría, mujeres. Para conocer el alcance del proyecto, enREDando dialogó con Majo Gerez, Lili Leyes y la Diputada Verónica Benas. 
“Hace dos años como consecuencia de que una mujer llegó al sindicato totalmente empastillada, del brazo de su hija y de su madre y con licencia psiquiátrica, es que nos surgió pensar la posibilidad de que exista una una licencia por violencia de género”, explica Liliana Leyes, secretaria de Género de la Central de Trabajadores  Argentina provincial (CTA), al ser consultada por enREDando.
Rosario está en estado emergencia en materia de violencia de género; el patriarcado rige y golpea en los rincones más silenciosos de la vida cotidiana. “Entonces es el momento indicado para que esto pueda ser abordado y reglamentado para todas las mujeres”, agrega María José (Majo) Gerez, secretaria de género de la CTA local.
La situación devela que hay una nueva demanda en relación a un derecho laboral postergado. Desde aquí distintos gremios, organizaciones sociales, grupos feministas empezaron a llamar a las cosas por su nombre.
“La estrategia tuvo también que ver con pensar, primero, en presentar el proyecto de ley a Mercedes Martorell (Directora Provincial de Políticas de Género), luego proyectarlo a nivel provincial; entonces se lo entregamos a Verónica Benas (diputada provincial por el PARES – Participación Ética y Solidaridad-), que participó de una de las conferencias de prensa que hicimos; y lo próximo – a nivel nacional – alcanzándoselo a Víctor De Gennaro, que es diputado nacional por UP (Corriente Nacional Unidad Popular)”, sostiene Liliana y continúa: “a medida que esto va creciendo, van naciendo ramas de la licencia: no existe un observatorio oficial donde estén los datos de violencia que llegan a los lugares de salud, como así tampoco hay un registro formal de los datos de feminicidios. Todo lo que tenemos es por los medios de comunicación o por la Casa del Encuentro. Entonces esta va a ser una de las patas importantes que debe contener este proyecto de licencia: confeccionar, en organismo oficial, el registro de casos de violencia de género”.
Hoy, el proyecto de ley está firmado por once diputados provinciales. enREDando también se acercó a dialogar con la diputada Verónica Benas, quien presentó el proyecto en la Legislatura provincial: “Si lo podemos empezar a visibilizar, se puede reconocer y afrontar el problema; lo cual nos permite tener mejores condiciones desde el Estado para prestar la asistencia a la demanda”, explica.
¿Cómo acceder a la licencia?
“Para acceder a la licencia hay que acercase personalmente o por teléfono a alguna de las delegaciones (pueden ser centros de salud) donde funcione la oficina de la Dirección de Políticas de Género; no es una licencia que se otorgue mediante un certificado médico, todo lo contrario. La idea es poder brindar la posibilidad de contener a la persona que sufra algún tipo de violencia de género, otorgarle días de francos en su puesto laboral para que esa persona, por ejemplo, pueda tomarse el tiempo que necesita para realizar una denuncia, reponerse y nosotros así brindar la mejor contención frente a estas situaciones” – sostiene la diputada Benas y sigue – “detrás de cada caso hay una serie de factores que hace muy difícil que la mujer sola pueda superarlo, por eso es importante que el Estado esté ahí para dar ayuda a los más vulnerables, en este caso: la mujer, sus hijos, etc.. Incluso la intervención de la justicia no garantiza que cesen las agresiones y las hostilidades. Muchas veces hay mujeres que denuncian estas situaciones ante la justicia y hay órdenes de restricción que no se cumplen, ya que no hay un sistema de vigilancia permanente sobre el agresor para que no se acerque a la mujer. Los tiempos de la justicia son otros y las garantías que se necesitan muchas. Entonces es importante que, además del proceso judicial que se desate por una denuncia, presentemos la asistencia social, psicológica, de salud de modo que la mujer pueda superar esa etapa”.
Tanto Majo, Liliana, como Verónica hacen hincapié en la importancia de saber que para realizar una denuncia por violencia de género, la víctima no necesariamente debe realizar dicho trámite de manera personal, sino que pueden hacerlo otras personas del entorno como vecinos que obtengan ayuda e intervención al Estado.
La militante Liliana Leyes aclara que el proyecto de ley también contempla que el personal víctima de agresión tiene derecho a reducir su cantidad de horas de su jornada laboral, como así también “reordenar el tiempo de trabajo o del lugar de prestación del servicio cuando sea necesario”.
A su vez, Majo Gerez sostiene: “hay que sacar este problema del plano de lo personal porque es un problema social y estructural – y manifiesta – desde la secretaría de género de la CTA trabajamos para abrir espacios de reflexión donde podamos pensar políticas relacionadas a las necesidades que tengan las compañeras en cada lugar de trabajo y en los sindicatos mismos. También intentamos abocarnos bastante a lo que es la agenda de lucha de las mujeres feministas en la ciudad y del país para pensar una política de género que sea transversal a la CTA. Por eso el trabajo fuerte que tenemos es la Multisectorial de Mujeres y la lucha contra la violencia de género que venimos llevando ahí; es decir, lo hacemos de manera conjunta nucleando, tanto gremios, como organizaciones, colectivos feministas y demás”.
Antecedente
En la provincia de Chubut se consiguió que esta ley se efectivice mediante una instancia de paritarias que llevó a cabo el gremio docente. “La fecha quedó marcada en la historia de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (Atech): el 12 de abril, en la paritaria provincial, lograron establecer un artículo específico del Reglamento de Licencias, el 5E, que no sólo permite a la docente tomarse los días que indique su médico, sino además facilita el inmediato traslado ya sea a otra ciudad o a otra provincia, si la situación lo requiere.”
La iniciativa se realiza en simultáneo a un pedido de la CTERA por lograr la inclusión de licencias específicas por violencia de género ante reiterados hechos de violencia de género que padecen docentes en todas sus entidades.
 “Esto hace que se ponga en agenda el tema, como también lo hicieron acá las docentes de Rosario que vienen trabajando sobre licencias que permitan abordar la problemática; entonces a nosotras desde la secretaria de género de la CTA nos parecía atinado presentarlo en términos de proyecto de ley, para que cada gremio no quede supeditado a una discusión netamente paritaria”, sostiene Gerez.
El Ministerio de Educación provincial, en la resolución 0988 con fecha 2 de junio de 2014, incorporó la causal de violencia de género para hacer uso del artículo 60 del código para docentes. Desde Amsafé Rosario manifestaron: “Somos conscientes de que esto significa un logro muy importante pero parcial, por eso seguiremos trabajando hasta lograr  que la licencia de respuesta a la múltiples necesidades que esta situación genera en las compañeras, avanzando hacia los traslados extraordinarios por estas causales, por el cobro de las asignaciones familiares para el progenitor que tenga la tenencia.” 

Lograr la sanción de esta Ley significará, sin lugar a duda, un avance para luchar contra el maltrato, para dejar de disfrazar con licencias psiquiátricas o por enfermedad, a las personas que son víctimas de agresiones físicas, verbales o psicológicas. La ley es un paso más para que, por ahora, rija sobre el sector público. “Hay que regular más estas situaciones; y de esto se trata el pensar en políticas de género: no solo atender a la víctima si no también ver cómo podemos educarnos todos en otro tipo de relaciones, más respetuosas y menos violentas ya que esto atraviesa a toda la sociedad – dice la diputada Benas y cierra – estamos en emergencia y por eso debemos reforzar las políticas de género: la perspectiva es una sociedad donde la convivencia es cada vez más difícil”.

Publicado por: Boletín enredando – Comunidades en Red – Malena Montenegro - 08/09/14 -

Brasil: Voto del electorado femenino y negro será determinante en las elecciones 2014

Por primera vez en la historia de las elecciones directas para la Presidencia de Brasil, las electoras superan a los votantes hombres en 6 millones de personas en todo el país. Además, la población negra y parda es mayoría en el electorado brasilero de manera inédita en la elección del mandatario del país. Las informaciones son destacadas en el análisis titulado "Género y raza en las elecciones presidenciales de 2014: la fuerza del voto de mujeres y negros”, publicado por el Instituto Patricia Galvão, que trabaja en la calificación de la cobertura periodística sobre cuestiones críticas que involucren los derechos de las mujeres brasileras.

El estudio es una lectura de datos relevados por los institutos de investigación Ibope y Datafolha. De acuerdo con el análisis, el electorado femenino es mayor desde el año 2000, pero el peso este año es inédito, sumando 74,4 millones de votantes mujeres contra 68,2 millones de votantes masculinos.
Desde 1989, cuando la población brasilera pasó a elegir a su presidente por voto directo, después de dos décadas de dictadura civil y militar, negros o pardos representan el 55% del electorado brasilero, declarándose blancos otro 44% de la población y amarillos el restante 1% de los entrevistados en las encuestas.
En lo que se refiere a la intención de voto espontáneo por sexo y raza, el 32% declaró todavía no saber a quién votará en las elecciones del próximo 5 de octubre en todo el país. Entre las mujeres, se mantiene un empate técnico entre las candidatas Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores - PT), actual Presidenta de la República, que intenta la reelección, y Marina Silva (Partido Socialista Brasilero - PSB), ex ministra de Medio Ambiente que entró en la carrera presidencial después de la muerte del entonces candidato Eduardo Campos.

En la intención de voto espontáneo, Dilma marca el 27% mientras que Marina cosecha el 25% de las votantes. Un total del 10% de las electoras señala a Aécio Neves (Partido de la Social Democracia Brasilera - PSDB) como su candidato, mientras que otro 10% declaró votar en blanco y el 28% no sabe o no contestó. En el voto estimulado, las dos mujeres candidatas aparecen con el 35% de las intenciones de voto de las brasileras, mientras que Aécio figura con el 14%. Campos, muerto el último 13 de agosto en un accidente de aviación, permanece apareciendo en las intenciones de voto con el 8% del electorado femenino.
Entre el electorado autodeclarado negro o pardo, Dilma amplía su liderazgo en el voto espontáneo, con el 35% de las intenciones de voto, seguida por Marina (25%) y Aécio (8%). En ese segmento, el 9% votará en blanco o nulo y el 22% todavía no escogió a su candidato o no respondió la pregunta. En el voto estimulado, o sea, aquel en que la lista de candidatos es presentada al entrevistado, Dilma sacó ocho puntos de ventaja en el liderazgo entre la población negra de Brasil, apareciendo con el 40% de las intenciones de voto de ese segmento étnico.

Qué representan los datos
La socióloga y especialista en encuestas de opinión Fátima Pacheco Jordão, coordinadora del estudio, señala aspectos del comportamiento de esos dos segmentos en Brasil. Según ella, los datos muestran cómo el electorado todavía está evaluando las opciones para el cargo y, en ese contexto, las mujeres continúan tomándose más tiempo para definir su voto. "Así como en las elecciones anteriores, el voto femenino continúa siendo un voto más reflexivo”, evalúa Fátima.
De acuerdo con la socióloga, el proceso de maduración de la elección electoral tiene un recorte de género y, en diferentes niveles, va más allá de la geografía, la escolaridad y los ciclos de vida del electorado. En ese sentido, las mujeres esperarían más informaciones para definir su voto y observarían con mayor rigor las propuestas y promesas de políticas públicas, ya que ellas mismas son las principales usuarias de los servicios públicos, representando el 51,3% del contingente poblacional brasilero.
En relación con el cambio en el peso del electorado negro, Fátima interpreta que eso revela que la población brasilera cada vez más se reconoce en su identidad racial. En lo que atañe a las campañas en el horario electoral, el estudio indica que Dilma y Marina reciben una evaluación similar por parte de la población. "Llama la atención el distanciamiento de los autodeclarados negros en relación con el programa, lo que puede explicarse por el hecho de que la cuestión racial no aparece con énfasis en las campañas. A no ser en la exhibición de algunos modelos negros y negras, la población negra no se ve representada en los programas”, señala Fátima.

Cómo puede influir
En entrevista con Adital, Fátima evalúa que esa característica del electorado femenino (tardar más en decidir el voto) puede influir tanto en el curso de las elecciones como en la generación de una segunda vuelta de votación. "Como fue el caso de las últimas elecciones presidenciales, en que no se esperaba la segunda vuelta entre Dilma y José Serra [en la época candidato por el PSDB]”, ejemplificó.
En relación con la población negra, dice que ese electorado creciente puede influir en la integración de brasileros/as negros/as en las piezas de campañas publicitarias electorales, pero todavía sin plantear cuestiones sobre el racismo propiamente dicho. "Ellos son tratados sólo en los períodos electorales. Fuera de éstos, no se ve un debate incisivo que produzca una transformación de la sociedad”, analiza la socióloga.

Publicado por: ADITAL – Brasil – Marcela Belchior – 09/09/14 -


Dos mujeres de 90 años se casan en Iowa tras convivir durante siete décadas


Vivian y Alice son pareja desde que se conocieron en el año 1947.

Vivian, a la izquierda y Alice en el centro, escuchan al reverendo Linda Hunsaker/AP

Ni superar los 90 años. Ni ir en silla de ruedas. Nada les ha impedido cumplir un sueño que, cuando se conocieron, les parecía imposible. Vivian Boyack, de 91 años, y Alice 'Nonie' Dubes, de 90, dos ancianas estadounidenses, se han casado en Iowa después de pasar 72 años viviendo en pareja. Esta estado legalizó los matrimonios homosexuales en el 2009.

La boda se celebró el pasado sábado en una iglesia de Davenport, donde las dos mujeres, elegantemente ataviadas y sentadas en sendas sillas de ruedas, se dieron el sí quiero. Ambas mujeres se conocieron en Yale (Iowa), cuando eran niñas. Más tarde se fueron a vivir juntas en Davenport, donde Boyack era profesora en una escuela y donde Dubes trabajaba como contable.

"Lo hemos pasado bien"
Pese a la necesidad de mantener su relación en secreto, ambas han confesado que "han disfrutad de la vida". "Lo hemos pasado bien", dijo la señora Dubes. Sobre el secreto para mantener una relación durante tanto tiempo su pareja ha dicho que "se necesita trabajar mucho la relación".

Publicado por: elperiodico.com – Internacional – IOWA – 09/09/14 -


Esclavas de la yihad

Mujeres y niños yazidís desplazados de Sinjar, en agosto./Reuters – Rodi Sair -
«Han robado mi cuerpo, están robando mi alma también». Son las palabras de una chicayazidí de 17 años que lleva semanas en manos de los yihadistas delEstado Islámico.En una llamada telefónica al diario italiano La Repubblica, la joven, a la que el periodista pone como nombre ficticio Mayat, describe la horrible situación que está padeciendo. No quiere dar demasiados detalles, pues siente vergüenza de hacerlo. 
No obstante, explica que unas 40 mujeres yazidís, que fueron secuestradas tras la entrada de los terroristas en la ciudad de Sinjar, están apresadas y esclavizadas en el sur de Mosul, donde sufren constantes agresiones sexuales por los yihadistas.

Los secuestradores las tratan como animales y les dicen que «son como cabras que hubieran tenido que ser vendidas en el mercado». La casa donde están es muy grande y en la primera planta hay tres habitaciones alargadas que ellas llaman los cuartos de los horrores, pues es ahí donde se cometen las violaciones.

Sin piedad

La joven dice que los yihadistas «no tienen piedad de nadie; tampoco de las que tienen solo 12 o 13 años». A una de esas menores, que llegó a arrancarse el pelo tras las agresiones sexuales, sus captores se la llevaron y ahora no se sabe dónde está. Otras, a causa del trauma de sufrir violaciones en serie, «han perdido el habla».
Los hombres que abusan de ellas son de todas las edades, algunos llevan la uniforme militar, otros visten ropas árabes. Ella solo quiere que la liberen o, si no, que la maten, pues dice que su cuerpo ya ha muerto y ahora, poco a poco, está muriendo su alma. «Muchas de mis compañeras han intentado suicidarse o rezan para que les maten», cuenta la joven por teléfono, pues los yihadistas le permiten tenerlo ya que, en su política de guerra psicológica, quieren que esas jóvenes relaten el horror que sufren.
La chica explica que las amenazan diciéndoles que si no se portan como ellos les mandan, las llevaran a Raqa, bastión del EI en Siria. No le importa demasiado,con todo lo que le está sufriendo ya.

«Ojalá los maten a todos»

Cuenta que el primer día, vinieron tres hombres que las manosearon por todas partes amenazándolas con un cuchillo y las examinaron como a animales. En lo que le pareció una venta, aquellos hombres se llevaron a 15 de ellas. Nadie sabe donde están. Pese al cautiverio, ella sigue en contacto con su familia. Su padre le ha contado que los estadounidense están atacando a los yihadistas. «Espero que los maten a todos», dice.

Publicado por: elperiodico.com – Roma – 09/09/14 -




Una de cada diez niñas o jóvenes ha sufrido algún tipo de acto sexual forzado

El informe, titulado «Ocultos a plena luz» y que incluye información de 190 países, es la mayor compilación de datos realizada hasta ahora en cuanto a la violencia infantil y las actitudes sociales hacia este tema y pretende aportar datos para que los Gobiernos adopten decisiones.
«No solo tenemos el poder de actuar, sino también el poder de la información», ha afirmado la jefa de la unidad de Protección Infantil de Unicef, Susan Bissell, durante la presentación del informe en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

El documento, de 206 páginas, indica, entre otros datos, que cerca de 120 millones de niñas o adolescentes (menores de 20 años), o una de cada diez, han sufrido relaciones sexuales a la fuerza y una de cada tres adolescentes casadas entre los 15 y los 19 años ha sido víctima de violencia emocional o física por parte de su pareja.
En naciones como en la República Democrática del Congo o Guinea Ecuatorial, la violencia por parte de la pareja se eleva al 70%.
«En algunos países, hay un número mayor de personas que justifica la violencia del marido contra la esposa que el castigo físico de los niños», ha dicho la coordinadora del informe, Claudia Cappa.

Panorama «impactante»
Los datos, que muestran el panorama «impactante» del abuso físico, sexual y emocional que sufren los menores, sostiene que en la quinta parte de los homicidios en todo el mundo las víctimas son menores de 20 años, con un total de 95.000 fallecidos en 2012.
También señala que tres de cada diez adultos en todo el mundo creen que el castigo físico es necesario para criar bien a los niños. En 58 países, el 17% de los menores sufre «graves formas de castigo físico», un nivel que llega al 40% en naciones como Chad, Egipto o Yemen.
También establece que cerca de la mitad de todas las adolescentes entre los 15 y 19 años cree que está justificado que un marido golpee a su esposa «en determinadas circunstancias». Pero esa proporción se eleva al 80% en países como Afganistán, Guinea, Jordania, Mali y Timor Oriental.
«¿Tiene que ser el mundo de esta forma? ¿Tiene que haber toda esta violencia?», se ha preguntado Bissell. «No hay acto violencia que sea inevitable», ha insistido.

“Son datos incómodos, ningún gobierno o padre querría verlos”
El informe analiza también el acoso escolar que sufren los menores y establece que afecta «sistemáticamente» a uno de cada tres estudiantes en todo el mundo con edades comprendidas entre los 13 y 15 años. En Samoa es aún más: tres de cada cuatro estudiantes.
«Son datos incómodos, ningún gobierno o padre querría verlos», ha afirmado el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, quien no pudo estar presente en el acto, por gripe, y su declaración fue leída por la directora ejecutiva adjunta, Geeta Rao Gupta.
«La violencia contra los niños se produce todos los días, en todas partes. Y al mismo tiempo que perjudica a los niños como individuos, también desgarra el tejido social, y socava la estabilidad y el progreso», ha agregado Lake en su declaración.


Publicado por: AmecoPress/Naiz – Nueva York – Redacción – 09/09/14 -

El incremento de la obesidad puede ser una de las causas del crecimiento del número de mujeres con cáncer ginecológico

En el mundo más de 5 millones de mujeres son diagnosticadas al año de un cáncer ginecológico y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estas cifras van en aumento en parte, por el incremento de la obesidad. Por este motivo, el próximo 21 de septiembre, la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO) celebrará el Globeathon, una iniciativa para dar voz al cáncer ginecológico, concienciar sobre el mismo a la sociedad en general y apoyar la investigación. Es una información de medicosypacientes.com

Más de 80 países de todo el mundo se unirán el próximo 21 de septiembre de forma simultánea con motivo del Globeathon, una iniciativa llevada a cabo a nivel internacional, cuyo objetivo es darle voz al cáncer ginecológico y concienciar sobre el mismo a la sociedad en general y, en particular, a las mujeres. Más de 5 millones de mujeres son diagnosticadas al año de un cáncer ginecológico en el mundo, más de 12.300 de ellas en España.
Según la Organización Mundial de la Salud, estas cifras van en aumento como consecuencia, en parte, del incremento de la obesidad. Por este motivo, la campaña Globeathon está dedicada este año a concienciar sobre la importancia de prevenir la obesidad como una parte importante de la prevención del cáncer ginecológico.

Con este motivo, la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO), que lidera esta iniciativa en nuestro país, ha puesto en marcha la campaña 10.000 pasos contra el cáncer ginecológico, un llamamiento a la información, divulgación y concienciación en torno a este tipo de tumores, así como a la realización de ejercicio físico. De esta forma, ASACO, a través de las redes sociales, ha hecho un llamamiento a firmar el compromiso de andar 10.000 pasos durante el mes de septiembre.
Del mismo modo, la Asociación solicita a toda la sociedad hacerse embajador o embajadora de Globeathon 2014, participando en el juego "¿En qué parte del mundo o país sucede algo de Globeathon 2014?", con pistas en Facebook Globeathon para responder en Twitter Globeathon.

La edición de Globeathon 2014, una llamada a la acción sin precedentes, que une las comunidades de todo el mundo para crear conciencia y apoyar la investigación del cáncer de los órganos reproductivos femeninos, culminará el próximo 21 de septiembre en la Plaza de Oriente de Madrid, frente al Palacio Real, con un programa de actividades deportivas que incluyen yoga y una marcha por los cánceres ginecológicos y un concierto de ópera.
Esta iniciativa cuenta en España con el aval del Instituto de la Mujer, la Dirección de Atención al Paciente de Salud Madrid, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) y con el apoyo del Máster propio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la Asociación Española Contra la Osteoporosis (AECOS) y la Asociación de Adolescentes y Adultos Jóvenes con Cáncer (AAA).



Publicado por: AmecoPress – Redacción – Madrid – 09/09/14 -

El Estado Islámico secuestra a 70 niños y adolescentes de una aldea del norte de Irak

Refugiados yazidís que huyen de los yihadistas en Irak suben a un vehículo para ir a Siria.

Terroristas del Estado Islámico (EI) han secuestrado este jueves a cerca de 70 jóvenes, muchos de ellos niños, en la población de Tal Ali, en la provincia de Kirkuk (norte de Irak.Los secuestrados son habitantes de esa aldea suní y ese rapto es el castigo que el grupo terrorista ha impuesto a la población después de que ahí se quemara una bandera de ese grupo yihadista.

Decenas de yihadistas han cercado esta mañana el pueblo, que está a 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Kirkuk, entraron en él y perpetraron el secuestro. Los jóvenes fueron amenazados y conducidos a un lugar desconocido. Las atrocidades cometida por los terroristas de este grupo contra la población civil ha hecho saltar la alarma sobre la suerte que pueden correr los seucestrados.


Zona de alta tensión

La aldea se encuentra en una zona de colisión entre los territorios que controla el Estado Islámico y aquellos que están bajo dominio de los combatientes kurdos, los pesh
 mergas. Ambos bandos están en conflicto permanente.
Publicado por: elperiodico.com – Kirkuk – 04/09/14 -

Silvia Federici: "Es un engaño que el trabajo asalariado sea la clave para liberar a las mujeres"

Silvia Federici (Italia, 1942) es una pensadora y activista feminista, un referente intelectual por su análisis del capitalismo, el trabajo asalariado y reproductivo, siempre desde una perspectiva de género. Profesora en la Universidad de Hofstra de Nueva York, Federici fue una de las impulsoras de las campañas que en los años setenta comenzaron a reivindicar un salario para el empleo doméstico. "El trabajo doméstico no es un trabajo por amor, hay que desnaturalizarlo", defiende. La escritora está de gira por España: allá donde ha estado las librerías y salas se han llenado para escucharla. Su último libro publicado en español es "Revolución en punto cero. Trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas", publicado por Traficantes de Sueños. 

¿Es esta crisis económica una crisis también de igualdad? Sí, es una crisis de igualdad y que amenaza especialmente a las mujeres. Hay muchas consecuencias de las crisis que impactan en las mujeres de forma particularmente intensa. Por un lado, los recortes de servicios públicos, de la sanidad, de la educación, de los cuidados, las guarderías... eso trae a las casas un montón de trabajo doméstico que todavía siguen haciendo mayoritariamente las mujeres. La mayoría de las mujeres trabajan fuera de casa pero siguen encargándose de este trabajo y tienen que absorber esta parte de tareas que antes eran públicas. Por otro lado, la crisis del empleo y del salario crea nuevas tensiones entre las mujeres y los hombres. Que las mujeres tengan más autonomía ha creado tensiones y un aumento de la violencia masculina. El hecho de que los hombres no tengan el poder económico y al mismo tiempo las mujeres reivindican una mayor autonomía ha creado formas de violencia masculina contra las mujeres que se pueden ver en todo el mundo. 

¿En qué momento diría que estamos entonces?Estamos en un periodo en el cual se está desarrollando un nuevo tipo de patriarcado en el cual las mujeres no son solo amas de casa, pero en el que los valores y las estructuras sociales tradicionales aún no han sido cambiadas. Por ejemplo, hoy muchas mujeres trabajan fuera de la casa, muchas veces en condiciones precarias, lo que supone una pequeña fuente de mayor autonomía. Sin embargo, los lugares de trabajo asalariado no han sido cambiados, por tanto, ese trabajo asalariado significa adaptarse a un régimen que está construido pensado en el trabajo tradicional masculino: las horas de trabajo no son flexibles, los centros de trabajo no han incluido lugares para el cuidado, como guarderías, y no se ha pensado formas para que hombres y mujeres concilien producción y reproducción. Es un nuevo patriarcado en el que las mujeres deben ser dos cosas: productoras y reproductoras al mismo tiempo, una espiral que acaba consumiendo toda la vida de las mujeres. 

De hecho, usted dice que se ha identificado la emancipación de las mujeres con el acceso al trabajo asalariado y que eso le parece un error, ¿lo es? Es un engaño del que hoy podemos darnos cuenta. La ilusión de que el trabajo asalariado podía liberar a las mujeres no se ha producido. El feminismo de los años 70 no podía imaginar que las mujeres estaban entrando al trabajo asalariado en el momento justo en el que éste se estaba convirtiendo en un terreno de crisis. Pero es que, en general, el trabajo asalariado no ha liberado nunca a nadie. La idea de la liberación es alcanzar la igualdad de oportundiades con los hombres, pero ha estado basada en un malentendido fundamental sobre el papel del trabajo asalariado en el capitalismo. Ahora vemos que esas esperanzas de transformación completa eran en vano. Al mismo tiempo sí vemos que muchas mujeres han conseguido más autonomía a través del trabajo asalarido, pero más autonomía respecto de los hombres no respecto del capital. Es algo que ha permitido vivir por su cuenta a muchas mujeres o bien que tuvieran un trabajo, mientras su pareja no lo tenía. De alguna forma esto ha cambiado las dinámicas en los hogares, pero en general no ha cambiado las relaciones entre hombres y mujeres. Y, muy importante, eso no ha cambiado las relaciones entre mujeres y capitalismo: porque ahora las mujeres tienen dos trabajos y aún menos tiempo para, por ejemplo, luchar, participar en movimientos sociales o políticos. 

Es también muy crítica con organismos internacionales como el FMI, el Banco Mundial o la ONU. Algunos de ellos publican informes animando a la participación femenina en el mercado laboral, mientras alientan medidas de recorte que perjudican la igualdad y la vida de las mujeres... Sí y esto es fundamental. Es un error no ver el tipo de planificación capitalista que se está desarrollando dentro del proyecto de globalización. Hubo una intervención masiva en la agenda y en las políticas feministas con el objetivo de usar el feminismo para promover el neoliberalismo y para contrarrestar el potencial subversivo que tenía el movimietno de mujeres en términos, por ejemplo, de lucha contra la división sexual del trabajo y contra todos los mecanismos de explotación. Por un lado, el trabajo de la ONU fue redefinir la agenda feminista y creo que fueron bastante efectivos. A través de varias conferencias mundiales, por ejemplo, se presentaban así misma como la representación de las mujeres del mundo y de lo que es o no el feminismo. Por otro lado, su otro objetivo era 'educar' a los gobiernos del mundo en que algo tenía que cambiar en la legislación laboral para permitir la entrada de las mujeres en el trabajo asalariado. 

¿Cómo salir entonces de esa trampa, cómo conseguir reivindicar la igualdad sin caer en esas trampas? Porque, por ejemplo, usted rechaza que las mujeres se incorporen en igualdad a los Ejércitos. No a las mujeres en el Ejército, de ninguna manera. Hay que tener en cuenta que los hombres también son explotados. Entonces, si decimos simplemente que queremos la igualdad con los hombres estamos diciendo que queremos tener la misma explotación que los hombres tienen. La igualdad es un término que congela el feminismo: por supuesto que en un sentido general no podemos estar en contra de la igualdad, pero en otro sentido decir solo que luchamos por la igualdad es decir que queremos la explotación capitalista que sufren los hombres. Creo que lo podemos hacer mejor que eso, hay que aspirar a transformar el modelo entero, porque los hombres tampoco tienen una situación ideal, los hombres también deben ser liberados, porque son sujetos de un proceso de explotación. Por eso no a las mujeres en el ejército, porque no a la guerra, no a la participación en ninguna organización que nos comprometa a matar a otras mujeres, a otros hombres en otros países con el objetivo de controlar los recursos del mundo. La lucha feminista debería deicr en ese sentido que los hombres deberían ser iguales a las mujeres, que no haya hombres en los ejércitos, es decir, no a los ejércitos y no a las guerras. 

¿Y cómo salir de la trampa en el caso del trabajo asalariado? Esto es diferente porque en muchos casos el trabajo asalariado es la única forma en la que podamos ser autónomas y no estamos en la posición de decir no al empleo. La cuestión es considerar el trabajo asalariado como una estrategia más para la liberación, no como la gran estrategia para liberarnos. Por ejemplo, en EEUU la cuestión del trabajo reproductivo no se tiene en cuenta para nada e incluso cuando las mujeres luchan por liberarse de las tareas de cuidado eso solo se tiene en cuenta como una forma de que ellas puedan dedicar más tiempo al trabajo fuera de casa. El capitalismo devalúa la reproducción, y eso significa que devalúa nuestras vidas para continuar devaluando la producción de trabajadores. Es un asunto fundamental que no se está teniendo en cuenta. Así que no se trata de decir no al trabajo asalariado sino de decir que el trabajo asalariado no es la fórmula mágica para liberar a las mujeres. Las mujeres no están afuera de la clase trabajadora, la lucha feminista debe estar totalmente imbricada en la lucha trabajadora. 

Entonces, ¿qué más estrategias se pueden seguir para conseguir esa liberación? El trabajo que la mayoría de mujeres hacen en el mundo, que es el trabajo reproductivo y doméstico, es ignorado. Y ese trabajo es la base del capitalismo porque es la forma en la que se reproducen los trabajadores. El trabajo de cuidados no es un trabajo por amor, es un trabajo para producir a los trabajadores para el capital y es un tema central. Si no hay reproducción, no hay producción. Si ese trabajo que hacen las mujeres en las casas es el principio de todo lo demás: si las mujeres paran, todo para; si el trabajo doméstico para, todo lo demás para. Por eso el capitalismo tiene que devaluar este trabajo constantemente para sobrevivir: ¿por qué ese trabajo no está pagado si mantiene nuestras vidas en marcha? La corriente de la que yo provengo vimos que si el capitalismo tuviera que pagar por este trabajo no podría seguir acumulando bienes. Y al menos que lidiemos con este asunto no produciremos ningún cambio en ningún otra plano. 

¿Defiende el salario para el trabajo doméstico? Sí. Muchas feministas nos acusan de institucionalizar a las mujeres en casa porque entienden que esta demanda es una forma de congelar a las mujeres en los hogares, pero es exactamente lo contrario, es la forma en que podemos liberarnos. Porque si este trabajo es considerado como tal los hombres también podrán hacerlo. El salario sería para el trabajo, no para las mujeres. 

Sí, pero aún hoy son las mujeres las que hacen mayoritariamente ese trabajo, esa sigue siendo la tendencia a pesar de que ha habido otros cambios, ¿qué haría cambiar esa inercia? La tendencia es esa porque la ausencia de salario ha naturalizado la explotación. ¿Te imaginas que los hombres hubieran hecho un trabajo industrial gratis durante dos años porque es lo propio de los hombres? Estaría totalmente naturalizado, igual que lo está el trabajo doméstico, que está ligado a la feminidad y a lo que se considera propio de las mujeres. En una sociedad conformada para las relaciones monetarias, la falta de salario ha transformado una forma de explotación en una actividad natural, por eso decimos que es importante desnaturalizarla. 

¿Y la forma de desnaturalizarla es precisamente mediante un salario? Sí, es un primer paso para hacerlo. Pero nunca vemos el salario como un fin, sino como un medio, un instrumento para empezar la reivindicación. Ya solo pedir un salario tiene el poder de revelar toda un área de explotación, de sacar a la luz que esto es un trabajo propiamente dicho, y que es esencial para el capitalismo, que ha acumulado riqueza gracias a ello. 

¿No se corre el riesgo de perpetuar así la división sexual del trabajo? No, es una forma de romperla. Se puede demostrar que la división sexual del trabajo está construida sobre la diferencia salario-no salario. 

Sin embargo, en muchos países como España el trabajo doméstico ya está reconocido como tal (no con todos los derechos) y aún así ese trabajo sigue siendo femenino mayoritariamente, es decir, que esté remunerado no ha hecho que los hombres se incorporen a esos empleos. ¿Por qué pensar entonces que pagar por las tareas del hogar hará que los hombres se incorporen a ese área? En una situación en la que el trabajo doméstico no es reconocido como trabajo y millones de mujeres lo hacen gratis en todo el mundo, las mujeres que lo hacen por dinero están en una situación de debilidad, de no poder negociar mejores condiciones. Yo espero que se construya un nuevo movimiento feminista que una a las mujeres que hacen trabajo doméstico pagado y a las que lo hacen no pagado. 

Empezar una lucha sobre qué significa este trabajo, reivindicar nuevos recursos al servicio de este trabajo y proponer nuevas formas de organización. Este trabajo se hace separadas las unas de las otras y hace falta unión, nuevas formas de cooperación que nos permitan unir nuestras fuerzas para contestar esta devaluación del trabajo doméstico. La conexión entre mujeres y trabajo doméstico es muy fuerte y no será fácil, pero creo que sí se podrían conseguir cosas. La reinvidicación del salario para el trabajo doméstico ha sido muy liberadora porque muchas mujeres podían comprender así que lo que hacían era trabajo y era explotación, y no algo natural.


Publicado por: Boletín Globedia – Libroscolgados – 08/09/14 -

Igualdad de género y DDHH con poco peso en proyecto de ODS

Agricultoras de Mauricio cosechando caña de azúcar. Crédito: Nasseem Ackbarally/IPS
 Mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) discute la agenda de desarrollo post-2015, representantes de la sociedad civil de Europa reclaman una postura más firme en materia de derechos humanos e igualdad de género, lo cual incluye que las mujeres tengan control sobre su patrimonio. 
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) “son una oportunidad única para nosotros. La erradicación de la pobreza extrema está a nuestro alcance. Pero todavía nos quedan grandes retos. Que todo siga igual no es una opción”, dijo Seamus Jeffreson, director de Concord, una alianza europea de organizaciones no gubernamentales, en una reunión con la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo celebrada el miércoles 3, en Bruselas.
La ONU creó un Grupo de Trabajo Abierto para la redacción de los ODS, que deben reemplazar a los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), establecidos en el año 2000 y que deben cumplirse a fines de 2015.

"Tenemos que abordar el control de las mujeres sobre el patrimonio. La mayoría de los agricultores del mundo son mujeres, pero no son propietarias de la tierra. Las leyes impiden que… hereden propiedades”: Seamus Jeffreson. 

Entre  ellos se incluyó  la reducción a la mitad de la pobreza extrema (objeitvo 1),  la educación primaria universal (2), la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres (3), la reducción de la mortalidad infantil (4), el mejoramiento de la salud materna (5) y el combate al VIH/sida, la malaria y otras enfermedades (6).
Las organizaciones europeas señalan que hace falta reforzar el enfoque de los derechos humanos en los ODS propuestos, de lo contrario existe el riesgo de que se diluyan en negociaciones con potencias que tienen un menor compromiso con estos derechos.
“No vemos que el espíritu del enfoque de los derechos humanos esté presente en los demás objetivos. Debería ser la base de los ODS. La gente tiene derecho a los recursos, y esa conexión no se hace. No podemos tener una agenda de desarrollo sin el respeto por los derechos”, afirmó Jeffreson.
Thomas Mayr Harting, embajador de la Unión Europea (UE) ante la ONU, compartió ese sentir. “Desde nuestro punto de vista, el enfoque de derechos y la gobernanza y el imperio de la ley tienen que estar mejor representados en los ODS”, destacó.
Concord apoya la inclusión de un objetivo específico en materia de igualdad de género dentro de los ODS, “pero se necesitan más detalles para que esto sea una meta y no solo un eslogan”, dijo Jeffreson a IPS.
“Tenemos que abordar el control de las mujeres sobre el patrimonio. La mayoría de los agricultores del mundo son mujeres, pero no son propietarias de la tierra. Las leyes impiden que… hereden propiedades”, explicó.
La UE redactará una posición en común antes de que comiencen las negociaciones intergubernamentales. Un aporte adicional provendrá de un Grupo de Alto Nivel creado en julio de 2012 por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que asesorará sobre el marco de desarrollo mundial más allá de 2015.
“Ahora esperamos que Ban Ki-moon desempeñe un papel central en la concreción de este proceso”, dijo Mayr Harting, y agregó que Sam Kutesa, el ministro de Relaciones Exteriores de Uganda que presidirá la Asamblea General de la ONU desde mediados de este mes, también será importante.
Ajay Kumar Bramdeo, embajador de la Unión Africana ante la UE, que también asistió a la reunión en Bruselas, dijo que más de 90 por ciento de las prioridades en la posición común africana quedaron incluidas en los ODS propuestos. Eso incluyó su postura sobre el cambio climático.
“Los países de África ya están sintiendo el impacto negativo del cambio climático. La UE ha sido un socio histórico, político, económico y social importante” del continente “y también sentiría ese impacto”, aseguró.
Kumar Bramdeo destacó la necesidad de movilizar recursos financieros del Norte industrializado a través del Fondo Verde para el Clima, de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la transferencia de tecnologías limpias, y la mejora de la gestión del riesgo de desastres y de las iniciativas de adaptación al cambio climático.
Ole Lund Hansen, que representó al Pacto Mundial de la ONU en Bruselas, destacó que los ODS no se conquistarán sin la participación activa de las empresas privadas.
“Algunas cifras dicen que necesitamos 2.500 millones de dólares por año en inversiones adicionales para alcanzar los ODS. Claramente necesitamos aprovechar los vastos recursos del sector privado”, subrayó.
Los nuevos ODS, que procuran remediar las deficiencias de los ODM, serán una parte integral de la agenda de desarrollo post-2015 de la ONU que, entre otras metas, busca erradicar la pobreza extrema y el hambre de la faz de la tierra para 2030.
En este momento el proyecto de ODS tiene 17 metas nuevas, incluidas la propuesta para acabar con la pobreza, eliminar el hambre, lograr una vida saludable, proporcionar una educación de calidad, alcanzar  la igualdad de género y reducir las desigualdades.
La lista también incluye el uso sostenible del agua y el saneamiento, energía para todos, empleo productivo, la industrialización, la protección de los ecosistemas terrestres y el fortalecimiento de la alianza mundial para el desarrollo sostenible.
Gobernantes de todo el mundo aprobarán la serie definitiva de los nuevos objetivos en septiembre de 2015, durante una cumbre en la ONU en Nueva York, como 15 años antes hicieron con los ODM.
Publicado por: Inter Press Service – Bruselas – Ida Karlsson – 08/09/14 -



El Estado Islámico ordenó la ablación de decenas de niñas

Más de 125 millones de mujeres sufrieron la circuncisión femenina en todo el planeta. Los islamistas la justifican para alejarlas de la “inmoralidad”.


El Estado Islámico ordenó  que decenas  de  niñas y mujeres entre 11 y 46 años, de Mosul la segunda ciudad de Irak, sean sometidas a la mutilación genital femenina, una práctica atroz poco común en el país árabe, denunció ayer Naciones Unidas. 

En la fatua (edicto islámico), el líder del Estado Islámico (EI) y autoproclamado califa Abu Bakr Al Bagdadi exige que se lleve a cabo la ablación para "alejar a las mujeres islamistas del libertinaje y la inmoralidad”. 
El Fondo de Población de la ONU calcula que la medida podría afectar a unas 4 millones de mujeres y menores de edad.

"Es algo muy nuevo en Irak, especialmente en este área y es motivo de gran preocupación”, alertó Jacqueline Badcock, coordinadora humanitaria de la ONU en Irak por videoconferencia desde Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán. 
"No es la voluntad del pueblo iraquí ni de las mujeres iraquíes en estas zonas vulnerables controladas por los terroristas”, recalcó Jacqueline Badcock. 

Hasta la fecha, la ablación de clítoris era casi inexistente en Irak, reducida a algunas zonas de Erbil y Suleimaniya, en el Kurdistán, agrega El Periódico.  
Un portavoz de la Policía de Mosul, Ahmed Obaydi, declaró al diario kurdo Basnews que el objetivo del IS -que ha diluido la frontera entre Irak y Siria y cuenta con un largo historial de torturas, ejecuciones sumarias, secuestros y amputaciones- es "evitar la inmoralidad y promover actitudes islámicas”. 
"La decisión fue tomada como un regalo de Al Bagdadi a la gente de Mosul” declaró  el agente.

Una práctica común en África

Más de 125 millones de mujeres sufrieron  la circuncisión femenina en todo el planeta. 

La práctica, común en una veintena de países africanos, es ajena al mundo musulmán. 

De hecho, sólo está arraigada en Sudán y Egipto. 

En la tierra de los faraones, 27,2 millones de mujeres -el 91%  de las egipcias en edad fértil- han sido víctimas de esta terrible costumbre. Ilegalizada desde 2008, el pasado mayo se inició el primer juicio contra un médico y un padre por la muerte de una niña tras la operación. Es una práctica extendida entre musulmanes y cristianos egipcios.

La extirpación parcial o total de los órganos genitales es una violación de los derechos humanos. Su práctica, a menudo en pésimas condiciones higiénicas, puede provocar hemorragias prolongadas, infecciones, infertilidad e incluso la muerte. 
En Egipto, por ejemplo, sus partidarios insisten que se trata de una práctica religiosa que reduce la libido de las mujeres, preserva su virginidad hasta el matrimonio y elimina cualquier tentación de adulterio.


Asimismo, la ONU señaló que en Mosul sólo quedan 20 familias cristianas después de que el IS amenazara la semana pasada con la muerte a todos aquellos fieles que no se convirtieran al islam, pagaran un impuesto o abandonaran la urbe. Desde entonces, la mayoría de los vecinos cristianos huyeron ante el avance del Estado Islámico.


Publicado por: Página siete – Agencias - Washington y Londres – 05/09/14 -