sábado, 5 de julio de 2014

Indignación por un artefacto que 'crucifica' a los niños para que no se masturben

El crucifijo está forrado de fibra sintética acolchada con el que se puede inmovilizar al menor a la hora de dormir

 Al parecer, la organización cristiana 'Stop Masturbation Now' está muy lejos de ser real
Las redes sociales están que arden con una cuenta de Facebook de padres cristianos, donde se ha publicado una foto de un 'novedoso' artefacto con forma de crucifijo, con el propósito de que los niños -a partir de los 5 años- no se masturben.
Según das cuenta 'Diario Registrado',  se trata de un crucifijo forrado de fibra sintética acolchada, con el que se puede inmovilizar al niño a la hora de dormir. Las bandas de velcro permiten atar las manos y la cabeza a una base en forma de cruz.

CLARO OBJETIVO EN LA VIDA
El objetivo de este extraño artefacto es
"evitar que los niños de más de cinco años comiencen una vida de auto estimulación temprana, que degenere en una futura adicción a la masturbación".
La foto ha dado la vuelta el mundo y ha indignado a muchos internautas.
Según el sitio 'scallywagandvagabond', se trata de una broma, ya que la organización cristiana 'Stop Masturbation Now' no existe ni de lejos. A saber...

Publicado por: Periodista Digital – 02/07/14 -

Participación política de las mujeres a la zaga en India

Celebraciones fuera de la casa de la dirigente Mamata Banerjee. Crédito: Avishek Mitra/IPS.
Cuando en India aún resuenan los efectos de las elecciones nacionales, activistas y académicos pasan a preguntarse si la crónica inseguridad que padece la población femenina y la apatía de los dirigentes políticos para afrontarla, podrían revertirse con más mujeres en el parlamento.
Desde la violación colectiva de una joven en Nueva Delhi hace dos años hasta la violación y linchamiento de dos primas adolescentes en el norteño estado de Uttar Pradesh, la violencia de género ocupa la primera plana de la prensa local.
En una lista de prioridades del gobierno que comenzó su andadura el 1 de junio, se incluyó el compromiso de garantizar una representación femenina de 33 por ciento en el parlamento, así como en las asambleas estaduales.

La aprobación del proyecto de ley de Reserva para las Mujeres, que establece una cuota de un tercio de los asientos de la Lok Sabha (cámara baja) y de todas las asambleas legislativas, podría convertirse en un fuerte mensaje a favor del empoderamiento femenino, según especialistas.
La iniciativa legislativa fue aprobada por la Rajya Sabha (cámara alta) en 2010, pero espera el visto bueno de la Lok Sabha, así como del nuevo primer ministro, Narendra Modi, del nacionalista Bharatiya Janata Party (BJP).
Para varios analistas, el proyecto simboliza la llave que abriría la caja de las necesarias reformas electorales y parlamentarias.

El principio de la igualdad de género está consagrado en la Constitución de India. Además, este país ratificó varias convenciones internacionales e instrumentos de derechos humanos para garantizar la equidad de las mujeres. Una de ellas es la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (Cedaw, por sus siglas en inglés), ratificada en 1993.
Pero actualmente solo hay 61 mujeres en la cámara baja de 543 escaños.
A pesar de que las mujeres constituyen alrededor de la mitad de los 1.200 millones de habitantes, no están bien representadas en todos los niveles políticos. Esto se reflejó en las últimas elecciones, en las que solo hubo 632 candidatas, muy por debajo de los 7.527 hombres que se presentaron.
“Difícilmente sea una representación proporcional en la (llamada) mayor democracia del mundo”, observó la socióloga Pratibha Pande, que ha sido profesora de la Universidad de Nueva Delhi.

En cambio, “si las mujeres representan un tercio de los parlamentarios, se implementaría un sistema de control y equilibrio para garantizar una mejor vigilancia de las autoridades en los casos de violación y en la sesgada proporción entre mujeres y hombres, notoria en todo el país”, aseguró.deEn las últimas décadas se registró un continuo declive en la proporción de mujeres con respecto a los hombres en la población india.

Todavía se prefieren los hijos varones y, aunque se prohibió en 1996 conocer el sexo del feto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), estima que “faltan” unas 50 millones de mujeres en India debido a prácticas como el feticidio y el infanticidio.
La mentalidad patriarcal está tan arraigada que, según el censo de 2011, hay 37 millones menos de mujeres que de hombres; 586,5 millones de mujeres respecto de 623,7 millones de hombres.
La alfabetización también muestra claramente la situación. Setenta y seis por ciento de los hombres saben leer y escribir y solo 54 por ciento de las mujeres pueden hacerlo, lo que limita más sus oportunidades en el ámbito político.
Durante la última campaña electoral, muchos partidos políticos, incluido el nacionalista partido pro hindú BJP, expresaron su deseo de promover leyes que mejoren la situación de las mujeres y enderecen los permanentes desequilibrios de género. El BJP desalojó del poder al Partido del Congreso, que gobernó la última década.

Pero ninguna organización presentó más que unas pocas candidatas, que para muchos observadores fueron simples “piezas” del proceso.
Según un ensayo de Carole Spary, profesora de la británica Universidad de York, los partidos políticos de India tienden a considerar que las mujeres tienen menos posibilidad de ganar los comicios, en comparación con los hombres, y por lo tanto prefieren no arriesgarse.
Amitabh Kumar, del Centro de Investigación Social, con sede en Nueva Delhi, quien desde hace años promueve campañas para la aprobación de la ley de Reserva para las Mujeres, dijo a IPS que a pesar de que ya pasaron seis décadas de la independencia, una actitud profundamente misógina frustra la capacidad de las mujeres de ingresar a la política e incidir en las decisiones políticas.
 “Incluso mujeres muy capaces que demostraron excelentes habilidades administrativas y de liderazgo tiene dificultades para movilizar fondos para las elecciones”, remarcó Kumar.

Para competir por un escaño legislativo, el candidato o la candidata necesita por lo menos cinco millones de dólares. “¿Cuántas mujeres puede reunir ese monto?”, preguntó.
Las mujeres constituyen solo 11 por ciento de los miembros de la cámara baja, una ínfima cantidad comparado con muchos países, incluso los vecinos de India en Asia meridional.
Según datos de este año de la Unión Interparlamentaria, con sede en Ginebra, Pakistán tiene 67 mujeres en la cámara baja, de un total de 323 diputados (20,7 por ciento), Bangladesh tiene 67 de 347 (19,3 por ciento) y Nepal 172 de 575 (29,9 por ciento).
La situación de la cámara alta no está mucho mejor con 27 mujeres en 2013, equivalentes a 11,5 por ciento, muy por debajo del promedio mundial de 19,6 por ciento.

La representación femenina en el parlamento es importante no solo por la justicia social y la legitimidad del sistema político, sino también porque un mayor número mujeres en el ámbito público, articulando intereses y ejerciendo el poder, atacará a la raíz misma del dominio patriarcal en la vida pública.
“Sin la suficiente visibilidad, la capacidad de un sector de incidir, ya sea en la toma de decisiones o en la cultura política en la que se enmarca el sistema de representaciones, es limitada”, explicó Pande.
“Tiene que haber una masa crítica de mujeres para poner las cuestiones femeninas en la agenda política”, añadió.
Un nuevo estudio de la organización Oxfam International concluyó que los panchayats (unidades administrativas rurales), encabezados por mujeres funcionaban mejor que los que tienen hombres al frente, según un índice realizado en base a ocho servicios: agua potable, sanitarios y saneamiento, escolaridad, comercio, grupos comunitarios de autoayuda, implementación de programas de bienestar y reducción del alcoholismo masculino.

El hecho de que las mujeres representen casi 25 por ciento del nuevo gabinete ministerial es un buen augurio para el movimiento femenino.
Esta es la primera vez que India tiene siete ministras, lo que ha generado esperanzas de que el país logre dar pasos importantes para revertir el desequilibrio de género en la política.

Publicado por: Inter Prss Service – Nueva Delhi – Neeta Lal – 01/07/14 -


Empresas latinoamericanas discuten sobre igualdad de género

Colombia instaló el segundo Foro Regional de Empresas por la Igualdad de Género, que se lleva a cabo los días 2 y 3 de julio, en la ciudad de Cartagena. (Foto: mintrabajo.gov.co)

Representantes de unas 250 empresas públicas y privadas de América Latina debatieron el miércoles en la ciudad colombiana de Cartagena, iniciativas para avanzar hacia la igualdad de género en el ambiente laboral.
Los representantes de las empresas participantes en este Segundo Foro Regional de Empresas por la Igualdad de Género, analizaron estrategias de desarrollo profesional, comunicación incluyente y mercados de trabajo en materia de igualdad de género y de no discriminación.
En la apertura de este foro, el ministro del Trabajo colombiano, José Noé Ríos, destacó que "este Foro es la oportunidad para aprender de esos programas que sí funcionan, que generan cambios y por lo tanto progreso".
Ríos también resaltó que "cuando las mujeres tienen acceso a una buena educación, a un buen empleo, a atención de salud, a una vida libre de violencia, acceso a la tierra y a otras prestaciones básicas, no solo mejora su calidad de vida y la de sus familias, sino también el crecimiento económico y la calidad de vida en sus comunidades"
Este foro que se desarrollará hasta el jueves 3 de julio, fue convocado por el Ministerio de Trabajo de Colombia, la Alta Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Publicado por: TeleSur – Latinoamérica – 03/07/14 -


Etiopía y Ruanda dan ejemplo en mortalidad materna e infantil

Bosena, de 25 años, con un bebé en sus brazos al costado de una transitada carretera en Addis Abeba. Etiopía logró avances importantes en la reducción de la mortandad infantil y materna. Crédito: Jacey Fortin/IPS
Cada año mueren tres millones de recién nacidos y 6,6 millones de niños y niñas menores de cinco años en el mundo, pero Ruanda y Etiopía, dos de los países menos adelantados de África, son un ejemplo en la reducción de la mortalidad de madres e hijos.
En el Foro de Asociados 2014 que concluyó este miércoles 2 en Johannesburgo, organizado por la Alianza para la Salud de la Madre, el Recién Nacido y el Niño (ASMRN) y el gobierno de Sudáfrica, se anunciaron compromisos importantes relacionados con las finanzas, la prestación de servicios y políticas de los estados para erradicar la elevada mortalidad.
Cifras ejemplares

ETIOPÍA 
• Reducción de 47 por ciento de la mortalidad de menores de cinco años entre 2000 y 2011, de 166 a 88 cada 1.000 nacidos vivos.
• Aunque Etiopía sigue teniendo una de las tasas de mortalidad materna más altas de África, esta se redujo 22 por ciento, de 871 en 2000 a 676 por 100.000 nacidos vivos en 2011. 
• La atención primaria de extensión en la comunidad para mujeres y niños se amplió a través de 40.000 trabajadores de la salud. 
• La escolarización alcanzó la cuasi paridad en el bienio 2008-2009, con 90,7 por ciento para las mujeres y 96,7 por ciento para los varones, frente a 20,4 por ciento y 31,7 por ciento en 1994-1995, respectivamente. 

RUANDA 
• Reducción de 50 por ciento de la mortandad de menores de cinco años entre 1992 y 2010, de 151 a 76 por cada 1.000 nacidos vivos.
• Reducción de 22 por ciento de la mortalidad materna, de 611 a 476 cada 100.000 nacidos vivos entre 1992 y 2010, y de 55 por ciento entre 2000 y 2010, de 1.071 a 476 cada 100.000 nacidos vivos. 
• Aumento de la cobertura de parto con personal calificado, de 31 por ciento en 2000 a 69 por ciento en 2010.
• En 2013, las mujeres constituían 64 por ciento del total de legisladores, el porcentaje más alto en el mundo.

Tomado de datos nacionales e internacionales oficiales.
En total, los representantes de gobiernos y del sector privado representados en el foro, que comenzó el 30 de junio, anunciaron 40 compromisos para acabar con la mortalidad infantil y materna.
Aunque hubo progresos notables en la reducción de ambas tasas de mortalidad en todo el mundo, en las últimas dos décadas el descenso en la mortalidad de recién nacidos se estancó.
Sin embargo, Ruanda y Etiopía están entre los 10 países que redujeron su mortalidad infantil y materna, según el nuevo plan de acción global que se presentó en el foro.
El Plan de Acción para Todo Recién Nacido (ENAP, por sus siglas en inglés) proporciona la estrategia necesaria para reducir los 2,6 millones de mortinatos y 2,9 millones de muertes de recién nacidos que se producen todos los años y que podrían evitarse.
Estos países invirtieron en intervenciones sanitarias de alto impacto, incluidas la inmunización, la planificación familiar, la educación y la buena gobernanza.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, el ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía, dijo a IPS que las inversiones en varios sectores, y no exclusivamente en la salud pública, ayudarán a reducir el número de muertes de madres y niños.
“Si no invertimos en agricultura, agua y saneamiento, así como en el sector de la salud, entonces todo avance que logremos en la reducción de la mortalidad infantil y materna será inútil”, advirtió.
“Los trabajadores comunitarios de la salud ayudaron a reducir las tasas de mortalidad… en Etiopía”, añadió el ministro.
El ENAP señala que las muertes neonatales constituyen 44 por ciento de los decesos de niños y niñas menores de cinco años que se producen en el mundo, y que la inversión en atención médica de calidad al nacer podría salvar la vida a tres millones de mujeres y niños cada año.
“Ahora es el momento de centrarse en la acción y la ejecución, para asegurarnos que se salven más vidas”, dijo Graça Machel, copresidenta de la ASMRN.
“Algunos países han avanzado y otros no. Tenemos que aprender de ellos, para mantener el impulso”, exhortó.
Junto al ENAP se lanzó la cuenta regresiva a 2015 del informe titulado “Cumpliendo la agenda de salud para mujeres y niños”, que sirve como un boletín de calificaciones de los logros alcanzados en materia de salud materna e infantil.
El informe, que abarcó a 75 países, revela que persisten inequidades importantes.
“El tema del informe de la cuenta regresiva es la ‘asignatura pendiente’”, dijo Machel. “Demasiadas mujeres y niños están muriendo cuando existe un tratamiento simple” que podría salvarlos, aseguró.
Más de 71 por ciento de las muertes de recién nacidos podrían evitarse sin la necesidad de cuidados intensivos. Por lo general, estas son la consecuencia de tres factores: prematuridad, complicaciones en el parto e infecciones graves.
Mariame Sylla, especialista en salud del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), dijo a IPS que los países deben aprender unos de otros.
“Las estrategias comunitarias, en las cuales los gobiernos llevan los servicios sanitarios a la gente y la gente a los servicios, demostraron su eficacia”, explicó.
“El seguimiento de los resultados también es muy importante para garantizar la rendición de cuentas en el sector de la salud”, añadió.
“Contar con parteras profesionales también ayudaría a las madres primerizas a comprender mejor la maternidad y a reducir las tasas de mortalidad de mujeres y niños”, aseguró el ministro de salud sudafricano, Aaron Motsoaledi.
Sin embargo, el canciller de Etiopía señaló que “estos esfuerzos son sencillos pero suelen ser difíciles de cumplir”.
“Los países menos adelantados, como Etiopía, alcanzaron progresos en la reducción de la mortalidad infantil y materna por su voluntad política”, destacó Janet Kayita, especialista en salud de Unicef.
Pero “la clave del éxito de Etiopía no tiene que ver solo con el liderazgo de tomar la decisión de reducir las tasas de mortalidad infantil y materna, sino también con su organización a nivel comunitario”, afirmó.
“Etiopía es uno de los pocos PMA que institucionalizó la mejora de la calidad en el sector de la salud, utilizando el mecanismo de recompensa a los servicios… de buena calidad y responsabilizando a aquellos con menor rendimiento”, indicó Kayita.
 Publicado por: Inter Press Service – Johannesburgo – Ngabomzi – 02/07/14 -


Violencia contra las mujeres se dispara en Iraq

Zahra Radwan y Zoe Blumenfeld, dos responsables del Fondo Global para Mujeres, denuncian en esta columna que las mujeres de Iraq están siendo víctimas sexuales en la ofensiva del grupo radical sunita ISIS 
Los últimos enfrentamientos armados en Iraq amenazan con desatar más actos de violencia contra las mujeres. Crédito: sargento Jason W. Fudge/cuerpo de marines de Estados Unidos
Poco después de que el Estado Islámico de Iraq y el Levante (ISIS) tomara Mosul, la segunda ciudad de Iraq, a principios de junio, jóvenes armados recorrieron casa por casa y tomaron a “las mujeres sin dueño” para someterlas sexualmente.
En un lapso de tres días, del 9 al 12 de junio, activistas de los derechos de las mujeres documentaron 13 casos de mujeres que fueron secuestradas y violadas por milicianos del ISIS, un grupo yihadista sunita, escindido de la red islamista Al Qaeda, que reclama territorio de Iraq y Siria.
De las trece mujeres violadas, cuatro se suicidaron porque no pudieron soportar la vergüenza. El hermano de una de ellas se quitó la vida porque no pudo tolerar que fuera incapaz de proteger a su hermana.
Los despachos procedentes de Mosul son una muestra más de la extrema violencia que azota a Iraq desde que los extremistas sunitas del ISIS tomaran el control de gran parte del país.
Ser mujer ya era difícil en el territorio iraquí antes del conflicto actual, pero ahora el recrudecimiento de las acciones armadas amenaza con empeorar la vida de las mujeres.
“Las mujeres son poseídas a plena luz del día”, aseguró Yanar Mohammad, cofundadora y presidenta de la Organización por la Libertad de las Mujeres en Iraq, un grupo financiado por el Fondo Global para las Mujeres, una organización internacional con sede en Estados Unidos.
“Los hombres tienen las armas para hacer lo que quieran y la forma del ISIS de hacer las cosas es matando”, sostuvo la feminista.
Ahora, los combatientes les entregan armas a jóvenes chiitas sin formación, sin educación y sin empleo, y les prometen generosos salarios si abandonan sus casas por la lucha, dijo una mujer de Bagdad, aliada del Fondo Global para las Mujeres.
“Somos acosadas cuando nos trasladamos a nuestra oficina, caminamos por la calle o tomamos el autobús,”, agregó la mujer, que permanece en el anonimato por razones de seguridad.
“Pero ahora, todos los hombres están armados. Es posible que me secuestren o disparen si no hago lo que quieren. Son capaces de hacer cualquier cosa, y nadie hace preguntas debido a la fatwa”, explicó en referencia a un edicto religioso que instó a los iraquíes que tomen las armas contra los extremistas sunitas.
Violencia sectaria frena el progreso de las mujeres
El conflicto, que ya mató a más de 1.000 personas desde principios de junio, obligó a la mayoría de las organizaciones de derechos de las mujeres a reducir sus actividades.
La Organización por la Libertad de las Mujeres en Iraq estaba en campaña contra el artículo 79 de la ley de Estatuto Personal Jaafari, que le otorgaría al padre la custodia de los hijos mayores de dos años en caso de divorcio, reduciría la edad para contraer matrimonio a nueve años para las niñas y 15 años para los varones, e incluso habilitaría el casamiento de niñas menores de nueve años, con la autorización de sus padres.
Ahora la organización concentra sus esfuerzos solo en mantener sus refugios abiertos y a las mujeres seguras.
“Ahora no podemos hablar de los derechos de las mujeres salvo que nos refiramos a la subsistencia de quienes están en absoluto peligro, como las mujeres que perdieron a sus familias y las jóvenes que son vulnerables ante los funcionarios o clérigos corruptos”, precisó Yanar Mohammad.
“Pasamos del trabajo jurídico y la mejora de los derechos de las mujeres a trabajar en un estado de emergencia”, se lamentó.
La enmarañada situación que dejó Estados Unidos
El radicalismo de esta violencia sectaria es un fenómeno relativamente nuevo en Iraq, manifestó Yanar Mohammad, que está “harta” de que los expertos occidentales digan por televisión que el país no tiene esperanza.
“Que los medios de comunicación vituperen al pueblo iraquí es insoportable y es una total manipulación del papel que desempeñó Estados Unidos en la división de los iraquíes”, sostuvo.
“El proceso político que instaló el gobierno de Estados Unidos es un fracaso total y ellos sencillamente se fueron. El daño ahora no los afecta a ellos, sino a nosotros”, añadió la feminista.
Entre otras cosas, ese daño se manifiesta en una generación sin acceso a la educación.
“Esta generación escucha todo lo que los clérigos y los políticos digan”, aseguró Yanar Mohammad. “Están dispuestos a arrojarse a las llamas, y lo harían en nombre de su imán… Los políticos y los jefes religiosos están empujando al país a una brecha muy sectaria, y eso es aterrador”, se lamentó.
Los refugiados huyen a la región kurda
A medida que la lucha se intensifica en el norte y el oeste de Iraq, más de 300.000 personas huyeron a la región kurda, donde la Organización de las Naciones Unidas y grupos de ayuda instalaron un campo de refugiados en la zona árida de Khazer.
“Hace mucho calor y no hay agua. No estábamos preparados para este ingreso de refugiados”, indicó una colaboradora del Fondo Mundial para las Mujeres en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.
“La situación no es para nada sostenible. La mayoría no tiene a dónde ir y se queda en los parques. Familias enteras solo tienen lo más básico en materia de abrigo, comida y ropa”, explicó.
Si bien entre las oleadas de desplazados en Kurdistán hay familias chiitas, sunitas y cristianas, la presión sobre los cristianos iraquíes ha sido peor debido a la brutalidad del ISIS.
“Las mujeres cristianas en las zonas controladas por el ISIS están obligadas a llevar el hiyab (velo islámico) so pena de muerte”, advirtió una colaboradora del Fondo Global para las Mujeres que vive en Bagdad. “Deben pagarle un impuesto de protección, o jizyah, al ISIS para mantenerse a salvo”, agregó.
De no abordarse la violencia con urgencia, la colaboradora en Erbil afirma que las mujeres iraquíes saben exactamente qué sucederá a continuación porque ya lo padecieron una y otra vez desde la invasión de Estados Unidos en 2003, y durante la primera y la segunda guerra del Golfo en los años 80 y 90.
“Sabemos lo que les ha sucedido a las mujeres en Iraq, una gran cantidad de asesinatos y violaciones”, dijo la aliada del Fondo Global para las Mujeres en Erbil. “No hay nada que no nos hayan hecho, por eso apenas nos enteramos de otra crisis cunde el pánico entre nosotras. Somos utilizadas como arma de venganza”, destacó.
Publicado por: Inter Press Service – San Francisco (EE.UU) – Zahara Radwan/Zoe Blumenfeld – 27/06/14 -
 Zahra Radwan es la encargada del programa para Oriente Medio y el Norte de África en el Fondo Global para Mujeres y Zoe Blumenfeld es la gerente de comunicaciones del Fondo Global para Mujeres. Ambas son columnistas invitadas en Foreign Policy In Focus, donde este artículo se publicó por primera vez.

Más de la mitad de las mujeres con desnutrición en Costa Rica

Costa Rica posee hoy una tasa de 22,68 por cada 100 mil habitantes aquejados por la desnutrición, es decir, más de mil 122 personas, de las cuales 52 por ciento son mujeres.

Registros del Ministerio de Salud refieren que el grupo de edad más afectado es el de los menores de nueve años, con el 74 por ciento del total; y el territorio de mayor incidencia es la provincia occidental de Guanacaste, seguida por San José, con 35 por ciento de los casos.

En la demarcación guanacasteca, donde la tasa de de desnutrición es de 60,65 por 100 mil habitantes, existe 2,5 veces más riesgo de padecer ese mal que en el resto del país, añade el primer informe oficial acerca del tema, realizado en 2013.

El otro grupo de edad más afectado es el de los adultos mayores con un 16 por ciento de los casos registrados por las autoridades sanitarias.

Costa Rica Hoy, publicación digital, cuestiona la proclividad de los medios de prensa a dedicar más espacios a hablar sobre el tema de la obesidad, a pesar de la incidencia de la desnutrición en esta parte de Centroamérica.

Precisa que Guanacaste, ubicada en la región Chorotega y con un número considerable de población indígena, tiene una tasa de 34 por ciento de pobreza total y 13 por ciento de pobreza extrema, ambas entre las más altas en Costa Rica.

La tasa de desempleo en esa zona es la más elevada de este país, que sigue en el segundo lugar en cuanto al impacto de esa problemática en América Latina, después de Colombia.

Con base en opiniones de expertos, el diario destaca que la desnutrición afecta la talla y la calidad de vida en la niñez y puede agravarse hacia la adolescencia, en particular en las niñas.

A partir de su primera menstruación ellas pueden presentar otros problemas de salud, como la anemia, lo cual abre la posibilidad al desarrollo de un ciclo de desnutrición por generaciones, subraya.

Una mujer desnutrida puede dar a luz un bebé con igual padecimiento y amenazado de sufrirlo por el resto de su infancia, agrega.


Publicado por: Argenpress.info – PL – 02/07/14 -

“Esclavas del templo” luchan por liberarse en India

Mujeres joginis bailan fuera de un templo durante un festival religioso en India. Crédito: Stella Paul/IPS
“Estoy mareada. El tabaco me da dolor de cabeza y náuseas”, contó Nalluri Poshani, quien solo tiene 32 años, pero parece una mujer de bastante más edad. IPS la entrevistó mientras con destreza fabricaba “beedis”, un cigarrillo local, arrodillada en el suelo junto a una pila de tabaco y hojas.
Poshani no es una mujer común, es una jogini, que podría traducirse como “esclava del templo”. Es una de las miles de jóvenes dalits, la más baja en el sistema de castas hindú. Desde muy pequeñas las dedican a la diosa del pueblo Yellamma, porque se cree que su presencia en el templo alejará a los malos espíritus y traerá prosperidad para todos.
Actualmente, no puede hacer otra cosa que fabricar cigarrillos, que vende a dos dólares las 1.000 unidades y le deja unos 36 dólares al mes. “Ojalá pudiera tener otro trabajo”, anheló.
Tenía solo cinco años cuando protagonizó el ritual de dedicación.
Primero la bañaron, la vistieron como novia y la llevaron al templo donde un sacerdote le ató un “thali”, un hilo sagrado que simboliza el matrimonio, alrededor del cuello. Luego la condujeron afuera donde había una multitud reunida, la sujetaron para que la examinaran y la proclamaron nueva jogini.
Durante varios años vivió y trabajó en el templo, pero al llegar a la pubertad, los hombres del pueblo, por lo general de castas altas que en otro contexto la hubieran considerado “intocable” como a todos los dalits, la visitaban por la noche y mantenían relaciones sexuales con ella.
Nunca fue una trabajadora sexual porque nunca cobró o le pagaron por sostener esas relaciones. Pero sí estaba atada al templo, mediante rituales y la firme creencia de los lugareños en sus poderes sobrenaturales.
Solo la consideraban más que una prostituta durante los festivales religiosos, cuando bailaba en trance oficiando de médium a través del cual se expresaba la diosa Yellamma. Si no, la mayoría de sus casi tres décadas de servidumbre estuvieron teñidas de violencia y falta de respeto.
Actualmente, hay una fuerte campaña contra las joginis en el pueblo de Vellpoor, en la región de Nizamabad en el sureño estado indio de Telangana, para prohibir esta práctica centenaria. Pero las mujeres como Poshani todavía no tienen mucho que celebrar.
Si bien está contenta de no tener más ataduras sexuales, no tiene cómo mantenerse sin casa, ni tierras y una deuda de 200.000 rupias (unos 3.000 dólares), que pidió prestados a un usurero.
Visiblemente desnutrida, Poshani representa la situación de muchas mujeres joginis adultas que se encuentran explotadas sexualmente, en la pobreza, enfermas y solas.
Tradición o un sistema de explotación
Según cifras oficiales, hay unas 30.000 joginis, también llamadas devdasis o matammas, en Telangana. Otras 20.000 viven en el vecino estado de Andhra Pradesh. En ambos estados, 90 por ciento de las joginis son dalits.
La prostitución en los templos está prohibida en Andhra Pradesh desde 1988. La Ley para la Abolición de las Jogini castiga la iniciación de una mujer en el sistema con penas de entre dos a tres años de cárcel y una multa de 3.000 rupias (unos 33 dólares).
Pero es un castigo demasiado suave para un delito tan atroz, observó Grace Nirmala, una activista de Hyderabad, capital compartida por ambos estados.
“Las joginis viven alejadas de sus familias y no tienen derechos”, explicó Nirmala, quien dirige la organización Ahsray (refugio) y hace 20 años se dedica a rescatar y rehabilitar a estas mujeres. “Su vida queda totalmente arruinada y el castigo son un par de años de cárcel o una multa de unas pocas rupias”, subrayó.
La mayoría de los agentes de policía ni siquiera conocen la ley, lo que dificulta la abolición de la práctica, apuntó.
Las supersticiones también contribuyen a mantener la tradición, pues muchos lugareños creen que las joginis tienen poderes divinos.
“Acostarse con una jogini es una forma de invocar el poder sobrenatural y agradar a la diosa”, explicó Nirmala. “En muchas familias, cuando hay algo que les molesta, la esposa le pide a su marido que tenga relaciones con la jogini para que el problema se vaya”, añadió.
Pero hay quienes atribuyen esta práctica al arraigado sistema de castas.
 “El sistema jogini no solo viola los derechos de las mujeres, también los derechos humanos porque siempre es una mujer dalit la que se convierte en jogini, así como siempre son de las castas dominantes los que ella sirve”, arguyó Jyoti Neelaiah, defensora de los derechos dalits en Hyderabad.
Todo el sistema es un “juego de poder” en el que los grupos sociales dominantes oprimen a los más débiles y marginados de la sociedad, insistió.
La activista Kolamaddi Parijatam cuestiona la explicación de varias organizaciones, e incluso de académicos, sobre que esta práctica tiene profundas raíces culturales y que debiera preservarse.
La comunidad dalit constituye 17 por ciento de la población del nuevo estado de Telangana, por lo que muchas activistas creen que Vellpoor es un buen lugar para encabezar el movimiento a favor de una reforma legal. Parijatam hace seis años que moviliza a las mujeres rurales contra este sistema. Ha trabajado incluso en Vellpoor, donde hay unas 30 joginis.
Molestas por la incapacidad de las autoridades de frenar esta práctica, las mujeres se convirtieron en vigilantes en un intento por rescatar a sus congéneres de la ceremonia de dedicación.
La policía de a poco toma conciencia de la ley gracias a la presión de organizaciones civiles. Pero el proceso es muy lento y la mayor responsabilidad recae sobre las activistas que denuncian las violaciones y se aseguran que los responsables sean detenidos.
Las activistas reclaman al gobierno que destine recursos del Plan para el Componente Especial -que ofrece apoyo económico y social a las comunidades marginadas- a la rehabilitación de las joginis, quienes permanecen excluidas de los programas de asistencia.
Neelaiah hizo hincapié en que los hijos y las hijas de las joginis corren el riesgo de sufrir abusos verbales y acoso si se llega a conocer la identidad de sus madres. Las niñas están en una situación particularmente vulnerable porque pueden ser víctimas de trata u obligadas a reemplazar a su madre en el templo.
Tanto Neelaiah como Nirmala trabajan para que los hijos y las hijas de las joginis vayan a la escuela, lo que, según ellas, es la mejor forma de protegerlos.
 Publicado por: Inter Press Service – Stella Paul – Nizambad (India) – 04/07/14 -


Bolivia: Defensor firma convenio con las “bartolinas”

La Defensoría del Pueblo suscribió un convenio con la Federación de Departamental Única de Mujeres Campesinas Indígena Originarias “Bartolina Sisa” para promover que las mujeres que viven en área rural paceña accedan a análisis médicos y a tratamientos para prevenir y combatir el cáncer cérvico uterino y el de mama.
El convenio, que fue suscrito por el Defensor del Pueblo, Rolando Villena y la dirigente campesina, Felipa Huanca, tiene el objetivo de realizar acciones para la promoción y protección de los derechos humanos de las mujeres a partir de la generación de espacios de diálogo y fortalecimiento de habilidades para el ejercicio de los mismos, además de coordinar acciones para generar espacios de prevención, información y tratamiento del cáncer de cuello uterino y de mama.
“De forma inmediata se iniciará procesos de información sobre las causas y consecuencias de esta enfermedad para que tomen conciencia de la importancia y necesidad que se hagan estos análisis, pues hay hermanas que enferman y se mueren sin saber el origen de su mal”, afirmó Villena.
La autoridad dijo que la situación en el país es crítica en cuanto al cáncer cérvico uterino, pues la cantidad de mujeres que se realizan los análisis es muy reducida,  por lo que instó a las mujeres a ser ellas mismas las que generen espacios y exijan políticas públicas.

Publicado por: Diario Los Tiempos – Bolivia – Erbol – Agencia – 05/07/14 -

Cáncer y sexualidad, ¿qué cambia?

*¿Cómo sobrevivir? es la primera pregunta después de un diagnóstico de cáncer. Pero con el tiempo aparecen otros cuestionamientos que tienen que ver con la vida normal que todos queremos llevar. Por ejemplo: ¿Cómo afecta el cáncer a la sexualidad? ¿Qué alternativas existen? Y ¿cuál es la mejor forma de sentir placer en medio de esta dolencia?
La sexualidad se relaciona con nuestra capacidad de sentir placer, donde se involucran aspectos físicos, sentimentales y emocionales. También está enlazada con la forma de ser, sentir y relacionarnos con otras personas y nosotros mismos. Es tan importante que puede afectar nuestro entusiasmo por vivir.
Un informe del American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer),titulado ‘Sexualidad para la mujer con cáncer’, indica que esta enfermedad y tratamiento alteran el deseo y las respuestas sexuales. Las mujeres pueden sufrir dolor a la hora de la penetración, padecer menopausia prematura y dificultades para llegar al orgasmo.
El cáncer de ovario ataca de manera silenciosa a las mujeres. En Colombia la enfermedad dejó como víctimas mortales al 51% por ciento de quienes fueron diagnosticadas en 2012. Al 75% de las pacientes se les detecta este tipo de cáncer en un estadio avanzado y esto reduce la posibilidad de acceder a un tratamiento oportuno y limita la supervivencia.
Marion Jaimes, exseñorita Boyacá en el Reinado Nacional de la Belleza de 2009, padeció cáncer de ovario. Comenta que durante el tratamiento para combatir la enfermedad perdió el deseo sexual. Nunca le consultó ni habló del tema con su médico tratante.
Según Javier Orlando Pacheco, hemato-oncólogo y jefe del servicio de oncología del Hospital San José, es poco frecuente que las pacientes hagan cuestionamientos sobre su vida sexual después de ser diagnosticadas con cáncer. La razón está en que su prioridad es la salud, una conducta totalmente normal.
“Es evidente que hay una falta de cultura acerca del tema. Es importante  empezar a educar y que las personas entiendan que pueden convivir con la enfermedad. Es claro que hay alteraciones en la parte sexual porque la quimioterapia y medicamentos disminuyen la libido. Por esta razón, se debe consultar y preguntarle al médico ¿qué se puede hacer para tener una vida sexual normal? Es cierto que habrá limitaciones pero deben olvidarse los tabúes y dejar a un lado la negatividad”, explica Pacheco.
El deseo y el orgasmo cuando se lucha contra el cáncer
Durante el tratamiento contra el cáncer, hombres y mujeres pierden con frecuencia el interés por la actividad sexual. Se cree que esto sucede al principio de la enfermedad cuando la prioridad es sobrevivir, un instinto natural de la humanidad. Según el American Cancer Society, estos son los aspectos más afectados:
Falta de deseo sexual
La preocupación, depresión, náuseas, dolor o cansancio que se viven mientras se lucha contra el cáncer pueden hacer que se pierda el deseo sexual. También sucede cuando los tratamientos alteran el equilibrio de las hormonas. Por otra parte, los problemas de pareja conllevan a la pérdida del interés por el sexo. Por ejemplo, un detonante puede ser la aceptación de los cambios físicos en el cuerpo por la enfermedad.
Dolor durante el coito
Cambios en los tejidos vaginales, tamaño de la vagina y resequedad son los responsables de que las mujeres tengan dolor en el momento de la penetración. Estos cambios pueden ocurrir después de la cirugía pélvica, radioterapia, menopausia o el tratamiento que ha afectado las hormonas femeninas. El dolor a la hora de la penetración vaginal es una disfunción sexual que puede ser tratada por un especialista.
Orgasmo
La mayoría de mujeres pueden tener orgasmos después de superar el cáncer. Sin embargo, hay quienes tienen dificultades porque el tratamiento puede ocasionar un daño en la médula espinal e insensibilidad de la región genital.
El dolor durante el coito también puede interferir para que una mujer logre el orgasmo. En estos casos es importante experimentar distintas posiciones o diferentes tipos de tacto genital.
Menopausia prematura
Está directamente relacionada con el cáncer de ovario. Se da cuando estos son extirpados como parte del tratamiento quirúrgico, cuando dejan de funcionar debido a la quimioterapia o por radiación al área de la pelvis.
Mente abierta para sentir placer
El primer paso es informarse sobre los posibles efectos que el tratamiento contra el cáncer puede tener sobre su vida sexual. Acudir al médico tratante o especialista y solicitar ayuda para aprender a manejar la nueva situación. También es importante tener la mente abierta frente a las distintas formas en que puede sentirse el placer sexual y hablar claramente con la pareja. En las personas con cáncer, el contacto físico sexual es gratificante.
Para el American Cancer Society se debe tener en cuenta, sin importar el tipo de tratamiento contra el cáncer, que se conserva la capacidad de sentir placer a través del tacto.
“Pocos tratamientos contra el cáncer (que no sean aquellos que afectan las regiones del cerebro y la médula espinal) dañan las terminales nerviosas y los músculos involucrados en la sensación de placer al contacto físico y en lograr un orgasmo. Por ejemplo, la mujer cuya vagina sea lo suficientemente estrecha o reseca como para causar dolor, a menudo puede lograr el orgasmo a través de frotar sus senos y partes externas de sus órganos genitales”, precisa.
Se pueden aprender nuevas formas de dar y recibir placer sexual. La pareja puede ayudarse mutuamente a lograr el orgasmo a través del tacto y caricias. La mujer debe contemplar la opción de aprender a masturbarse.
Fortalecer la autoestima hace parte de las alternativas. Cuando se pierda el pelo se puede usar una peluca, sombrero o pañuelo para sentirse más cómoda. Comer bien y hacer ejercicio también puede ayudar a mantener un cuerpo fuerte y con energía. Las técnicas de relajación pueden ser útiles al igual que la ayuda profesional para contrarrestar la depresión.
“Tenga en cuenta que el tocarse sensual y/o sexualmente entre usted y su pareja es algo que siempre podrán hacer, sin importar el tipo de tratamiento que haya recibido contra el cáncer. Puede que esto le sorprenda, especialmente si se siente con pocos ánimos y no ha tenido contacto ni actividad sexual por algún tiempo. Pero es verdad: su capacidad de sentir placer a través del tacto permanece siempre”: American Cancer Society.
Factores de riesgo del cáncer de ovario
El cáncer de ovario se produce cuando las células del tejido ovárico comienzan a crecer de manera descontrolada. Estas no mueren sino que continúan creciendo y forman nuevas células anormales con capacidad de metástasis. Los especialistas llegan al diagnóstico después de practicar un examen físico general y exploración ginecológica. Además, de un análisis de sangre de los marcadores tumorales, una ecografía transvaginal y un TAC toracoabdominal – pélvico.
El riesgo aumenta para las mujeres con antecedentes familiares con cáncer, es más frecuente cuando superan los 50 años y para quienes no han tenido hijos. También existen algunos factores de riesgo que no han sido demostrados de forma concluyente. Por ejemplo, las mujeres que reciben terapia hormonal y consumen fármacos inductores a la fertilidad. Además, ciertos estudios han indicado que las mujeres obesas son más propensas a la enfermedad.
Cuando el cáncer es detectado en estadios tempranos, el tratamiento –dependiendo de la extensión del tumor – es la cirugía para extirpar la mayor parte del tumor. Esta se debe complementar con la quimioterapia, necesaria en la mayoría de pacientes.
Han pasado dos años desde Marion fue diagnosticada. Tenía 22 años y estudiaba ingeniería catastral en la Universidad Distrital. En la actualidad, comenta que está libre de cáncer y lleva una vida normal. Sobre su sexualidad expresa que la única restricción que tiene es que no debe tomar ningún anticonceptivo con hormonas y solo puede planificar con preservativo. Pese a su enfermedad, Marion pudo conservar sus ovarios y su sueño es ser mamá.
*Este texto, de Daniela Guzmán, fue escogido como uno de los mejores en el Taller de Periodismo en Salud, organizado por Roche y el Ceper de la Universidad de los Andes. 

Publicado por: KIEN&KE -  Daniela Guzmán – 02/07/14 -