martes, 1 de julio de 2014

Mujeres ambulantes evalúan impacto de la Copa Mundial en sus condiciones de vida

Encuesta entre mujeres brasileras que trabajan como vendedoras ambulantes señala que este grupo espera ampliar las ventas durante la Copa Mundial de Fútbol Fifa 2014 en Brasil, pero cree que el megaevento no es prioridad para el país. El estudio fue realizado por la Casa de la Mujer Trabajadora (Camtra), institución feminista sin fines de lucro, en cooperación con la Fundación Rosa Luxemburgo, integrando las acciones del proyecto "Impactos de los megaeventos en la vida de las mujeres trabajadoras”.

El relevamiento abordó a las mujeres trabajadoras en sus condiciones de vida y trabajo, específicamente sobre su percepción acerca de los impactos de los megaeventos en sus vidas. Para ello, fueron entrevistadas 120 trabajadoras ambulantes en las calles del centro de la ciudad de Río de Janeiro (62%) y comercios del Centro Comercial de la SAARA (48%), asociación de comerciantes, también en el centro de la capital fluminense.

En relación con los gastos públicos por el Mundial, sólo el 7% de las mujeres entrevistadas cree que éstas serán inversiones importantes, pues traerán retorno al país, principalmente vinculado al comercio. El 91% cree que no habrá retorno. La mayoría de las trabajadoras defiende que la Copa no debería ser prioridad para el país, el 80% de ellas señala como prioridad la salud y el 62% la educación. Transporte y seguridad figuran a continuación, sumando 17% cada una.

En relación con la exposición del cuerpo de la mujer en propagandas de la Copa del Mundo, el 27% dice no haber percibido como son retratadas, el 20% afirmó que las mujeres aparecen de manera "normal”, el 7% cree que ellas aparecen como mercaderías y el 5% cree que son explotadas físicamente.

Las trabajadoras también fueron indagadas acerca de si perciben cambios relacionados con la seguridad pública de la ciudad como consecuencia de la Copa. En total, el 67,5% de ellas respondió que sí. De éstas, el 69% dice sentirse menos seguras. Sobre la represión policial, el 29% afirmó que no hay diferencia, el 21% cree que aumentó. "Sin embargo, muchas de ellas no perciben el aumento de la represión como algo malo, pues la identifican como la forma de lidiar con robos y otros tipos de inseguridad”, destaca el resultado de la encuesta.

En relación con la violencia contra las mujeres, el 55% cree que la ciudad de Río de Janeiro está más peligrosa para esa parte de la población. Cuando son indagadas si ya sufrieron violencia, el 30% respondió que sí. El otro 70% que negó haber sufrido violencia, el 43% afirmó haber sufrido asedio. "Lo que eleva el número de mujeres que ya sufrió violencia, alcanzando el 70% de las mujeres, y también revela la falta de reconocimiento de las mujeres sobre el asedio como una forma de violencia”, se destaca en el estudio.

También se discutieron las Unidades de Policía Pacificadoras (UPPs), ya que el 24% de ellas vive en comunidades con presencia de UPPs. El 70% del total de las mujeres entrevistadas cree que las Unidades tienen relación con la Copa. Sin embargo, entre las habitantes de áreas con UPP, ese porcentaje cierra en el 100%. "Revelando una mirada más incrédula entre las habitantes de áreas con UPPs instaladas en relación con esa política”, se evalúa en la encuesta.

Del total de mujeres que creen que hay relación entre la Copa del Mundo y la UPP, el 28% espera que las Unidades terminen después de la realización del megaevento en Brasil y otro 28% cree que se trata de un proyecto de "maquillaje” sobre la imagen internacional del país. El 24% de las trabajadoras ambulantes cree que no hay relación entre la UPP y la Copa. Esto porque la mayoría cree que esa política ya existía antes y otra parte evalúa como una manera estatal de protección ante el tráfico.

Publicado por: ADITAL JOVEN – Brasil – Marcela Belchior – 01/07/14 -

Traducción: Daniel Barrantes -

Miles de personas marchan en Colombia por celebración del Orgullo Gay

 Miles de personas salieron a las calles el domingo en Colombia para celebrar el Orgullo Gay, una festiva manifestación llena de colores y de disfraces representativos de la cultura popular, en la que reclamaron más derechos civiles para los homosexuales.
“Queremos que el gobierno nacional, que Juan Manuel Santos, en su segundo tiempo, tiene que hacer más por acabar con la discriminación”, dijo a Canal Capital Mauricio Albarracín, director de la organización a favor de los derechos de Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transexuales (LGBT).
La manifestación, que se celebró en la capital colombiana y en las principales ciudades del país, tuvo como consigna “Por una cultura de paz”, un mensaje orientado hacia los actuales diálogos de paz que lleva a cabo el gobierno con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para terminar con un conflicto interno que afecta al país desde hace 50 años.
El carnaval del Orgullo Gay incluyó paraguas en Bogotá, donde una fina lluvia acompañó a los manifestantes desde el Parque Nacional hasta la Plaza de Bolívar en el centro de la ciudad, y en Medellín, la segunda ciudad del país ubicada en el suroeste, disfraces de personajes como Maléfica y trajes de fantasía con plumas con los colores de la bandera de Colombia.
En Colombia, pese a que la Corte Constitucional reconoce los derechos legales de las parejas del mismo sexo para constituirse como matrimonio, hay una controversia jurídica luego que el organismo que controla a los funcionarios, la Procuraduría, fallara en contra de este derecho.
Para Angélica Lozano, representante por Bogotá del Partido Verde, si bien ha habido un avance en los derechos de los homosexuales, existen muchos obstáculos todavía.
“Tenemos avances y logros significativos pero hace falta mucho por hacer, sobre todo en materia legal”, señaló a medios locales la congresista.

Publicado por: El Nuevo Herald (América Latina) – Bogotá - AFP – 01/07/14 -


Dos mujeres inventan un pantalón antiviolación

El invento podría ser clave en India, país en el que se registra una violación cada 22 minutos

 Ya hay casi 200 comisarías que cuentan con receptores que muestran la ubicación exacta de la víctima 
Dos jóvenes indias han inventado un pantalón antiviolación que incluye un dispositivo electrónico que envía una alerta a la comisaría de Policía más cercana en caso de ser activado por la portadora. El invento podría ser clave en un país en el que se registra una violación cada 22 minutos, según las cifras oficiales.
La idea es de Diksha Pathak, de 21 años, y Anjali Srivastava, de 23, originarias de la ciudad de Varanasi, en el norte del país y gracias al apoyo de las autoridades el invento va a ser probado a partir de julio en esta región.
Ya hay casi 200 comisarías que cuentan con receptores que muestran la ubicación exacta de la víctima de la agresión para poder así responder con la mayor celeridad posible, informa el diario indio 'Deccan Chronicle'.
POCO MÁS DE TRES EUROS
Pathak ha destacado la ayuda de su amiga, Srivastava, estudiante de electrónica, para hacer realidad su idea y el resultado es un pantalón que cuesta menos de 250 rupias (poco más de tres euros). La batería del dispositivo dura unos tres meses.
Diputados a nivel nacional han manifestado su intención de apoyar la expansión de la iniciativa a todo el país si las pruebas demuestran la eficacia de estos pantalones antiviolación.
Pathak y Srivastava idearon estos pantalones tras una ola de brutales agresiones sexuales contra mujeres con ataques como el que en mayo costó la vida a dos niñas de 12 y 14 años en una aldea del estado de Uttar Pradesh. Las niñas fueron violadas en grupo y linchadas hasta la muerte.
"Llevábamos mucho tiempo pensando en este dispositivo. Mi padre se preocupa mucho cada vez que llego tarde a casa", ha explicado Pathak, estudiante de ciencias hija de un taxista.
"Estas horrorosas violaciones en grupo a mujeres de las que tanto se ha oído hablar últimamente nos conmocionaron de verdad a mí y a mi compañera. Ójala que ninguna otra mujer tenga que sufrir gracias a nuestras prendas".


Publicado por: Periodista Digitral – 30/06/14 -

POSICIONAMIENTO DE LAS ADORADORAS DE LA SANTA VULVA EN EL SALVADOR, CENTROÁMERICA.

Nosotras lesbianas feministas, ante los ataques, amenazas y mensajes con contenido de odio, misoginia, lesbofobia y violencia exacerbada contra integrantes y compañeras del Colectivo Adoradoras de la Santísima Vulva, derivados de la convocatoria realizada en Redes Sociales para participar en la Marcha de la Diversidad Sexual, a través de una acción reivindicativa que pretende hacer visibles que los cuerpos de las mujeres son un espacio sagrado que han sido históricamente violentados, agredidos, sometidos ,humillados y negados.

Esta actividad busca reivindicar el derecho al placer y exigir el respeto a nuestros cuerpos y derechos como integrantes del movimiento de la diversidad sexual desde un posicionamiento feminista que cuestiona los fundamentalismos, los prejuicios, los privilegios y la normatividad que la sociedad quiere imponernos para vivir nuestra sexualidad y nuestro placer. Y que la misma restringe, anula y violenta el goce y reconocimiento de nuestros derechos humanos.
Consideramos que es necesaria una reflexión profunda que cuestione y haga visible la doble moral que existe detrás de las estructuras religiosas, que nos excluye, nos discrimina, nos condena y nos sataniza por ser Lesbianas, Gay, Transexuales, Transgénero, Bisexuales e Intersexuales, es decir por no responder a la norma heterosexual. Y que además, nos hace reaccionar con violencia ante cualquier cuestionamiento de los dogmas religiosos.
Reconocemos la necesidad humana de la espiritualidad que no se expresa exclusivamente a través de las instituciones religiosas con sus prácticas y símbolos, la espiritualidad se expresa también a través del respeto, del amor, de la solidaridad, de la empatía, de la construcción de la paz y de EQUIDAD.

Como bloque de lesbianas feministas, denunciamos:
Descripción: - 
Las expresiones de violencia, lesbofobia y exclusión que el Comité 28 de junio y las organizaciones integrantes: ElSalvadorG, ESMULES, Asociación EntreAmigos, HT 503 y activistas independientes; así como, las amenazas y agresiones verbales del grup o LGBT CRISTIANOS SV, a quienes hacemos responsables de cualquier agresión en nuestra contra antes, durante y posterior a la marcha.
Descripción: - 
La apropiación de la movilización social de la comunidad LGBTI que un grupo de empresarios se atribuye y con ello, excluye cualquier expresión ajena a sus intereses económicos.
Descripción: - 
Las prácticas patriarcales que promueven una sola manera de exponer los cuerpos femeninos que responde a sus normas, deseos y placeres. Reaccionando de manera violenta contra cualquier expresión de autonomía desde las mujeres.
Descripción: - 
La exclusión que estas organizaciones hacen a las lesbianas feministas para participar en la marcha y la descalificación de nuestras luchas, contribuciones y logros relacionados al reconocimiento y goce de los derechos de la comunidad LGBT, desconociendo la historia de lucha que caracteriza al movimiento feminista y lesbofeminista.
Descripción: - 
El fomento del odio y la incitación a la violencia contra las mujeres y las lesbianas al interior del movimiento, llegando incluso a expresar que harán caso omiso ante una agresión contra nosotras y negando el acceso a la seguridad durante la realización de la marcha.
Descripción: - 
La ausencia de un posicionamiento político claro de los organizadores de la Marcha que año tras año, ha ignorado el origen transgresor y reivindicativo de esta fecha, fomentando la normalización de los estereotipos sexistas y promoviendo la falsa tolerancia hacia la comunidad LGBTI y que en esta ocasión queda evidenciada al rechazar las expresiones que cuestionan esta despolitización.
Dejamos claro que:
Descripción: - 
La intolerancia y el rechazo hacia nuestra comunidad y nuestros derechos es una práctica cultural constante en la sociedad salvadoreña y no deriva de la convocatoria del colectivo de las Adoradoras de la Vulva
Descripción: - 
No somos responsables del aumento de la violencia contra la población de mujeres trans y mujeres lesbianas tal como se nos ha querido atribuir.
-
El sentido de nuestra acción es reivindicar el placer y la autonomía de nuestros cuerpos lesbianos que consideramos sagrados.
Descripción: - 
Las luchas reivindicativas por los derechos de la comunidad LGBTI no tienen cuatro meses de existir, son el resultado de una lucha histórica en la que hemos estado presente las lesbianas feministas.

Por mi vulva, por mi vulva, por mi gran vulva,Yo transgredo y disfruto

San Salvador, 25 de junio de 2014


Publicado por: rednosotrasenelmundo.org – 30/06/14 -

La energía interna.

Cuando estamos llenos de energía interna todo nos parece posible, nuestra mente se siente capaz de llevar a cabo con éxito los retos más difíciles. En cambio si nuestra corriente energética decae la más simple y sencilla de las tareas nos cuesta un gran esfuerzo y nos parece que nuestro camino está lleno de obstáculos que nos resultarán imposibles de superar.
La forma de enfrentarnos a las circunstancias que la vida nos plantea dependerá mucho de nuestro nivel de energía interna. Hay persona que parecen tener un caudal inagotable de energía y nunca decaen ante nada, en cambio otras apenas encuentran la energía necesaria para seguir el camino.
Saber como llenarnos de energía y como la perdemos es importante, este artículo nos va a describir cuales son las mejores fuentes de energía y que es lo podemos hacer para recargarnos.
Fuentes físicas que nos proporcionan energía interna
En lo físico los puntos clave que nos proporcionan energía son la respiración, la alimentación y el ejercicio:
·         Respiración: la respiración es, para las personas, una de las fuentes de energía más importante. Mediante la respiración conseguimos cargarnos de energía, con una inspiración profunda, y, mediante la expiración, limpiarnos y liberar toxinas.
Mediante el control de la respiración se puede conseguir regular el pulso cardíaco, la eyaculación, el sistema inmunitario, la presión arterial, etc.
Aprendiendo a controlar la respiración controlas el cuerpo y la mente, pudiendo eliminar la ansiedad y disminuir la tensión.
·         Alimentación: debemos tener mucho cuidado con la forma en que nos alimentamos pues esta importante fuente de energía puede convertirse en una fuente de toxinas que enferme nuestro organismo. Seguir una dieta sana y equilibrada, en la que estén presentes todos los grupos de nutrientes que nuestro organismo necesita nos ayudará a recargarnos de energía interna.
·         Ejercicio físico: es muy importante, para un correcto fluir de la energía, la práctica d ejercicio físico. Dedicara unos minutos todos los días a hacer deporte es muy recomendable y nos ayudará a sentirnos bien.
¿Por dónde se nos escapa la energía?
La mente es responsable de una gran pérdida de energía. Perdemos esta energía a través d los pensamientos negativos que invaden nuestra mente, a través del pesimismo, la crítica, las autolimitaciones que nos imponemos y los miedos que bloquean el libre fluir de la energía.
Hemos de aprender a liberar a nuestra mente de esas pesadas cargas, no dejar que esos pensamientos negativos, que son un pesado lastre, se instalen en nosotros. Hemos de conseguir desterrarlos y llenar nuestra mente de pensamientos alegres y positivos que nos ayuden a recargarnos de energía y ver la vida de un color alegre.
Actuar de acuerdo con nuestro sistema de valores también es importante para no perder energía interna. Si actuamos de forma contraria a nuestra forma de pensar nos sentiremos decaídos y desanimados.
Meditación y relajación para recargarnos de energía interna
·         Meditación: dedicar unos minutos al día a la práctica de la meditación es una buena manera de conseguir recargarnos de energía interna. Solo necesitamos unos minutos, a cambio veremos como nos sentimos mucho más dispuestos a encarar todos los problemas que se nos puedan presentar.
·         Relajación: terminar el día con unos sencillos ejercicios de relajación nos ayudará a liberarnos del estrés y eliminar la carga negativa que hayamos acumulado durante el día.
Otras fuentes de energía
Otras fuentes que nos ayudarán a llenarnos de energía interna son:
·         Tomar el sol (siempre con moderación).
·         Los colores vivos.
·         Un masaje.
·         Práctica de yoga, tai-chi, etc.
·         Dormir las horas necesarias.
·         Reír, cantar.
·         Dar las gracias por todo lo que recibimos.
·         Notar la tierra bajo los pies descalzos.

Publicado por: Boletín En Buenas Manos Nº 134 - Elia Arcas – 30/06/14 -

Víctimas de centros que ‘curan la homosexualidad’ se confiesan

Mientras varios estados de Estados Unidos aprueban legislaciones para legalizar el matrimonio igualitario, y a pesar de que el Supremo Federal reconoce los derechos de las minorías sexuales, otras regiones más conservadoras salen al paso de estas concepciones progresistas para impulsar métodos controversiales que impida la “proliferación” de la población LGTBI.
Hay gran revuelo en Texas, un estado sureño con mayorías políticas republicanas (conservadores), donde sus legisladores han votado para apoyar la legalización de las llamadas “terapias de reorientación sexual”, una serie de prácticas médicas y religiosas que ofrecen a la población homosexual la posibilidad de cambiar de parecer y volver a la heterosexualidad.
La semana pasada se conocieron grandes campañas, impulsadas por medios como la revista Time, que rechazan este tipo de iniciativas considerándolas discriminatorias, que promueven el odio y que –sin fundamento científico- podrían ocasionar graves daños físicos y psicológicos a los pacientes.
Los defensores de estos centros de reconversión sexual insisten en que hay familias afectadas por haber descubierto que uno de sus miembros siente atracción por su mismo sexo, para lo cual abogan por ayudas que eviten que lo que consideran una ‘enfermedad’ destruya las tradiciones del estado. Estas ayudas psicológicas y terapeúticas ‘antigay’ podrían ser aplicadas a menores de edad si sus padres así lo solicitan.
La polémica está servida no solo en Estados Unidos, donde asociaciones que defienden derechos de diversidad sexual han presionado para visibilizar y bloquear estos sitios que han sido declarados como ilegales en varios lugares del país. América Latina tiene países donde la homosexualidad es ámpliamente condenada a pesar de que las leyes respeten la diversidad étnica, religiosa o sexual de sus ciudadanos.
KienyKe.com obtuvo tres testimonios de personas que hicieron parte de alguna de estas ‘clínicas de reorientación sexual’. Uno de ellos en México, otro en Perú y los casos de varias mujeres en Ecuador. Varios de ellos los describen como centros de concentración, casas de la tortura y hasta negocios de estafas.

Al fin de cuentas todos los consultados aseguraron que nunca pudieron cambiar su condición sexual y hoy, más que antes, se reafirman como miembros de la población LGTBI.El Taller de Comunicación Mujer ha sido una de las más sólidas organizaciones feministas en Ecuador que ha atendido y acogido a víctimas de centros terapéuticos de reorientación sexual. En el país vecino de Colombia se han descubierto al menos 364 clínicas desde 2009 donde recluyen a pacientes, los torturan y llevan a situaciones extremas con tal de que cambien sus preferencias sexuales.
“Son centros de rehabilitación de adicciones, de carácter privado, que operan de manera clandestina y solapada, mientras asumen la homosexualidad como una patología susceptible de ser curada o corregida”.
Bajo condición de no identificar a las víctimas, Cayetana accedió a describir los aberrantes casos que ha descubierto en su atención a las mujeres que escaparon de estos lugares, a los que entraron inicialmente por presiones o chantajes familiares, buscando poder sentir atracción forzosa por un hombre.
Comparado a otros tratamientos de corte más religioso, los casos denunciados en Ecuador demuestran que allí las víctimas sufren de veras.
El tormento comienza en casa, con hogares de tradiciones muy conservadoras que aún identifican la diversidad sexual como una peligrosa maldición. Los familiares son casi siempre quienes buscan los centros terapéuticos. En esos lugares les prometen una cura infalible a cambio del encierro y aislamiento en casas de sanación de homosexuales. Si es menor de edad, los padres firman un consentimiento que entrega total autoridad, hasta de la vida misma del paciente. Los mayores de edad firman dos consentimientos: el primero cediendo sus derechos fundamentales a los caprichos de los “terapeutas” y uno segundo autorizando a un familiar a ser el único que decida sobre su futuro durante el tratamiento. Es decir, que aunque el joven o la joven ya no quieran seguir más, solo su apoderado podrá decidir si sale.
“Lo calificamos como un secuestro agravado, porque incluye violencia y malos tratos. Las víctimas no tienen posibilidad de expresar que no quiere estar en la clínica. Lo ponen en una situación en que le despojan todos sus derechos”.
En seguida, los pacientes son llevados a centros de atención en zonas apartadas, y muchas veces clandestinas, donde son sometidos a una reclusión forzada. “Ya adentro, dependiendo del lugar, hay niveles de represión que varían. Los más crueles son medicaciones forzadas, torturas, agresiones verbales y físicas y tratos inhumanos”, dice Cayetana.
Los horrores relatados por algunas sobrevivientes de estos centros cuentan que, si les iba bien, simplemente sufrían de malnutrición o intoxicaciones permanentes por la pésima alimentación. El grado de maltrato ascendía a encierros en calabozos aislados, a la intemperie y a veces atados como reos. El precio por ser homosexual se pagaba con hambre, frío, lágrimas y soledad.
“Nos han reportado violaciones sexuales correctivas cometidas por funcionarios o terapeutas de esos centros. Aluden a la violación como una técnica para restituir el gusto por la práctica heterosexual”, denuncia Cayetana, quien cuenta que en otros registros clínicos han encontrado casos de torturas con electrochoques o un estrangulamiento que llevó a la muerte a una de las pacientes.
Los familiares que inscriben a hijos o hijas a estos lugares pueden pagar entre 500 y 2.000 dólares mensuales. “Normalmente estas clínicas convencen a los familiares de  que el paciente está progresando pero requiere estar otros meses adentro. Hemos conocido casos de personas con uno o dos años de encierro”.
Estos lugares, al operar bajo la ilegalidad, no están en zonas urbanas, sino en centros periféricos. No se conocen muchos casos de menores de edad, y el promedio de víctimas de estos centros en Ecuador tienen entre 20 y 30 años.
“Muchos de los terapeutas en estas clínicas no son profesionales ni en salud ni en psicología. Hemos conocido una tendencia perversa, y es que algunos pacientes que demuestran buena conducta y agrado por el método, luego son usados como terapeutas y ellos aplican las torturas que alguna vez sufrieron en los nuevos pacientes. Hay un círculo o cadena que reproduce mecanismos de deshumanización y odio”, añade la activista.
Pocos de los centros son asociados a iglesias; siempre son organizaciones independientes con fines de lucro que a veces se legitiman solo como centros de atención a alcohólicos o drogadictos. Muchos casos no se denuncian. Según Cayetana, varias mujeres que sufren ese episodio cuando salen, sin haber dejado de ser lesbianas, tratan de olvidar el tema por miedo o vergüenza. Desde organizaciones como la suya, apoyadas por instituciones gubernamentales, tratan de convencer a las víctimas para que denuncien como elemento inicial para actuar contra el impune círculo de violencia y represión de estos campos de concentración contra la diversidad.
“Solo aprendí que la orientación sexual tiene que ver con la naturaleza de cada cual”: Francisco San Martín, de Perú
A los 40 años, Francisco San Martín aún no aceptaba que era homosexual. Sus preferencias le causaban conflictos en varios aspectos de su vida y la decepción lo embargaba hasta los límites más desesperantes.
“Buscaba ayuda porque tenía una encrucijada existencial y quería obtener respuestas. Me contaron que quizá por el aspecto espiritual podría conocerme más a mí mismo y conocí a una amiga evangélica que dijo que ellos me podían ayudar”, dice Francisco sobre lo que pasó hace ocho años.
“Claro que quería cambiar, dejar de ser gay, porque no me sentía bien conmigo mismo. Necesitaba respuestas y ellos las prometieron”, añade.
A través de su amiga, Francisco se inscribió en el Centro de Restauración y Oración para Homosexuales CRHEO. “En ese momento lo dirigía la señora Helena Matos. Era una evangélica que se autodenominaba pastora y aseguraba que cualquier mal se podía manejar con la fe y la palabra de Dios. Esa era la filosofía de su terapia”.
Con el tiempo, Francisco supo que la Pastora sustentaba que ella en el pasado había caído en las manos ‘malignas del lesbianismo’ y las drogas, pero que con la palabra de Dios se ‘había curado’ y ahora enfrentaba una misión celestial: convertir al resto de ‘enfermos’ al camino de la heterosexualidad.
“En el lugar la única terapia era la palabra de Dios. Para mí era como un sistema piloto, porque nunca había trabajo metódico, consistente o bien elaborado. Todo era muy informal; bajo la creencia evangélica”, detalla Francisco quien añade que en ese lugar también eran tratadas personas con problemas de drogadicción y alcoholismo, todos bajo las mismas técnicas y asimilando la diversidad sexual a una enfermedad o vicio curable.
El tratamiento incluía una casa-residencia donde podían internarse los casos que se consideraban más crónicos. No obstante no era un claustro, pues siempre estaban las puertas abiertas. Francisco no consideró prudente internarse, pero asistía a ese lugar todos los martes, jueves y domingos. Iba a talleres exhaustivos de casi seis horas seguidas donde solo se realizaban lecturas y estudios bíblicos, siempre cayendo en las mismas tesis antiquísimas, muchas de ellas manipuladas, que condenan al peor de los infiernos a quienes pecan con la carne del mismo sexo.
“Se internaban personas homosexuales, lesbianas, travestis, drogadictos, alcohólicos. Una mezcolanza que no daba resultado. En el lugar no había tampoco respeto ni apertura por la dignidad humana. Todos éramos estigmatizados, por eso mi convivencia con ellos era eventual”.
Bajo la idea de que esas lecturas lo ayudarían, aunque solo lo consumían en una vertiginosa vergüenza y auto condena, Francisco permaneció tres años en el grupo. No les cobraban ninguna mensualidad, pero la Pastora pedía ‘generosos donativos’ para sostener el centro que atendía a los hijos de sus benefactores. La mayoría eran personas de clases media y alta de Lima, y el diezmo que administraba la líder bastaba para el funcionamiento sin inconveniente alguno.
“Con ellos conseguí estar dos años en abstinencia absoluta. La mente es capaz de manejar y controlar la propia conducta y lo logré. Pero sabía que el deseo siempre estaba ahí y si lo reprimía, de alguna manera se manifestaba. En algunas oportunidades tenía eyaculaciones nocturnas y me daba cuenta que todo seguía igual, porque era algo natural”.
Francisco finalmente se cansó. Había encontrado una opción espiritual de la que, dice, aprendió a orar, a reflexionar sobre sí y, paradójicamente, a amarse como era. “Luego de casi cuatro años de participar ahí veía que mi orientación se mantenía, de hecho lo reprimía más de lo que ya estaba. No me parecía honesto mentirle al grupo y decir que sí estaba progresando. Decidí alejarme aunque obtuve otras respuestas espirituales que buscaba”.
Desde entonces Francisco dejó de buscar sitios de reorientación sexual. Además de la frustración, encontró consuelo al saber que la mayoría de sus compañeros tampoco había conseguido cambios. “En el Perú aún hay muchos de esos establecimientos y algunos sí son terapéuticos con tratamientos psiquiátricos. Allá solo van personas que pueden pagarlos, pero no creo que funcione. No se puede pretender cambiar la naturaleza de un individuo. Entendí que la orientación sexual tiene que ver con la naturaleza de cada cual”.
“Nos informaron que ese centro funcionaba desde el año 2000 con la aprobación del papa Juan Pablo II. Es de la iglesia Católica y tiene una misión pastoral que es ‘volver a acarrear las ovejas perdidas’”.
El centro se llama Courage Latino. Édgar buscó ingresar a él con 24 años de edad. Entonces solo lo hacía por curiosidad, más que por buscar cambiar su orientación sexual.
Publicado por: KIEN&KE – David Baracaldo Ojeda - 30/06/14 -

Estrasburgo avala la prohibición del uso del burka en el espacio público POR RAZONES DE SEGURIDAD

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos respalda la ley francesa y rechaza la demanda de una joven que aseguraba portar la prenda por cultura y convicciones personales

La ley francesa del 2011 que prohíbe portar el burka o velo integral en el espacio público es acorde al Convenio Europeo de Derechos Humanos, según dictaminó este martes la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo.
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos entiende la necesidad de las autoridades "de identificar a los individuos para prevenir atentados contra la seguridad de las personas y los bienes y luchar contra el fraude de identidad".
Los jueces rechazaron la demanda interpuesta por una joven, nacida en 1990 y que asegura usar el burka, que cubre todo el cuerpo y tiene una rejilla para ver, y el niqab, un velo negro de pies a cabeza, con una pequeña abertura a la altura de los ojos.

Bajo la presidencia de Sarkozy

La demandante, que consideraba contraria al convenio la ley adoptada en abril del 2011, bajo presidencia de Nicolas Sarkozy, afirmaba portar estas prendas por "su fe, su cultura y sus convicciones personales". 
El mismo día de la entrada en vigor, apoyada por un gabinete de abogados británico, la demandante, francesa de origen paquistaní, presentó una demanda ante la Corte, que llegó a la Gran Sala, cuyas resoluciones no admiten apelación.

Dos votos disidentes

La sentencia de Estrasburgo, adoptada con 15 votos a favor y dos disidentes, reconoce que la ley puede tener "efectos negativos específicos sobre la situación de las mujeres musulmanas" que quieran portar estas prendas, pero que existe "una justificación objetiva y razonable" para adoptarla.
Los jueces aceptan así los argumentos de Francia, que señalaba que la ley no perseguía la prohibición del burka y el niqab, sino de cualquier prenda o accesorio que ocultara el rostro de una persona, como un casco de moto o un pasamontañas.

Impacto negativo

El fallo reconoce que la medida "puede parecer desmesurada" dado el reducido número de personas que usan estas prendas en Francia, menos de 2.000 de los 5 millones de musulmanes que hay en el país, y que la adopción de la ley puede tener "un impacto negativo" de las mujeres que decidan llevarlo.
Pero señala que la decisión de prohibir esta prenda entra dentro del "amplio margen de apreciación" del que gozan los Estados a la hora de imponer este tipo de medidas en beneficio de la "convivencia".
Además, consideraron que las sanciones previstas en la ley, con multas máximas de 150 euros, son "de las más ligeras que el legislador podía plantear".
Por ello, los magistrados rechazaron que la ley contravenga los artículos del Convenio relativos al respeto de la vida privada y familiar, por un lado, y a la libertad de pensamiento, conciencia y religión.
La ley francesa, indica la sentencia, no se refiere a ninguna prenda religiosa, que pueden portarse con libertad en el país a condición de que no oculten el rostro
La ley francesa, indica la sentencia, no se refiere a ninguna prenda religiosa, que pueden portarse con libertad en el país a condición de que no oculten el rostro.
La jueza alemana Angelika Nussberger, y la sueca Helena Jäderblom, afirman en su opinión disidente que "una prohibición tan general, que afecta al derecho de toda persona a su propia identidad cultural y religiosa no es necesaria en una sociedad democrática".

En Bélgica, una ley similar

Francia contó en su defensa con el respaldo del Gobierno belga, que aprobó una ley muy similar a la francesa en junio de 2011.
La ley que prohíbe el burka provocó polémica en Francia, porque muchos colectivos consideraban que estigmatizaba a parte de la población cuando muy pocas mujeres lo llevan.
Pero los conservadores franceses, apoyados de forma resuelta por Sarkozy, la sacaron adelante con el apoyo de la mayor parte del arco parlamentario.
La ley superó también el filtro del Consejo Constitucional y, aunque su adopción definitiva tuvo lugar a finales de 2010, el Gobierno dio un plazo de seis meses para su entrada en vigor, tiempo en el que inició una campaña de información, sin sanción, en los barrios donde más se veían este tipo de prendas.

Publicado por: elperiodico.com – Internacional – Estrasburgo – EFE – 01/07/14 -