martes, 3 de junio de 2014

Violencia intrafamiliar: Denuncian que mujer de 86 años es agredida por su hijo

 Desde hace más de 23 años, Sofía Herrera Calderón es víctima de violencia intrafamiliar por parte de su hijo, Carlos Mendoza Herrera. Así lo asegura su familia. Hoy, cuando ella tiene 86 años y él 58, Ricardo Rey, sobrino de la mujer, decide hacer una denuncia pública
KienyKe.com habló con Rey quien tomó la vocería y espera que las autoridades tomen medidas frente a este caso. “No puedo continuar callándome”, asegura.
 El más reciente episodio de violencia ocurrió el pasado 28 de mayo en horas de la noche. Según cuenta Rey: “A razón de una pregunta que ella le hizo acerca de una cosa que había traído de un viaje, él reaccionó de forma violenta y la agredió físicamente. Le causó varias lesiones que pueden evidenciarse en las fotografías”.
Los médicos del Hospital Militar, lugar donde fue atendida la mujer, aseguran que pese a la gravedad de los hematomas de su cuerpo, no presenta ninguna fractura o lesión interna.
En la tarde del viernes, Sofía fue dada de alta y se encuentra en una valoración con peritos de Instituto de Medicina Legal en compañía del Coronel Vera, quien está a cargo de la estación de policía de Chapinero y dos funcionarios de la Secretaría de Integración Social. El resultado del examen será anexado a la denuncia en contra de Carlos Mendoza, presunto responsable de las agresiones.
Sobre posibles comportamientos que indicen un trastorno mental o adicciones que lleven a Carlos a atacar a su mamá, Ricardo responde: “No es una persona que tenga un diagnóstico psiquiátrico-psicológico. Tampoco es una persona que tenga un tipo de condición demostrada acerca de lo que podría denominarse como un detónante para tener este tipo de comportamientos”.
Luego del divorcio, Sofía se quedó en su casa con sus dos hijos. Al pasar los años, María Lucía se casó y radicó fuera del país. Por su parte, Carlos nunca mostró disposición para el trabajo ni le interesó conformar una familia. Tampoco vio la necesidad de tener ingresos económicos propios porque su mamá siempre lo mantuvo. Además, su hermana siempre ha estado pendiente de las necesidades de la casa.
Por ahora, Sofía permanecerá en la casa de una familiar y recibirá todos los cuidados para recuperar su salud. Está muy deprimida porque teme por el destino de su hijo. El paradero de Carlos no se conoce desde el jueves en la tarde, no ha vuelto a contestar su teléfono celular y nadie de la familia quiere a ir a buscarlo a la casa.
Ricardo se enteró del episodio por una prima que publicó las fotografías a través Facebook y decidió que era justo denunciarlo pese a la preocupación de su familia por el qué dirán. Espera que las autoridades tomen medidas en el asunto y su tía abuela pueda vivir tranquila.

Publicado por: KIEN&KE – 30/05/14 -

Separan de sus padres a 270 niños en Argentina por abuso sexual

Un total de 270 niños, niñas y adolescentes fueron separados de su padres en los últimos 12 meses por abuso sexual, informó el domingo el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

El informe de la Secretaría de Niñez y Adolescencia señala que “entre el 1 de junio del 2013 y el 31 de mayo de este año, la secretaría tomó 270 medidas de abrigo para la protección de niños y adolescentes”.
El 51 ciento de las víctimas tenía al momento del registro del caso entre 12 y 17 años, mientras que el 32 por ciento tenía entre 6 y 11 años. Además, el 79 por ciento son niñas o mujeres, según un comunicado oficial.
En total, hubo 1,144 casos de víctimas de abusos en ese lapso en los que intervinieron las autoridades.
“El abuso y la violencia son la principal causa de vulneración de derechos en los niños”, dijo Pablo Navarro, secretario de Niñez y Adolescencia provincial.
La provincia, la más poblada del país con 14.6 millones de habitantes, elaboró el año pasado la guía “Basta de Violencia” junto a la organización mundial Unicef, el primer protocolo de acción para todos los actores del Estado ante situaciones de violencia o abuso contra niñas y niños.
“Estos abusos se producen en el ámbito familiar, no son fáciles de detectar y resulta fundamental el alerta de otros familiares, vecinos, docentes o toda persona que pueda observar conductas inadecuadas”, dijo el funcionario.
En la provincia se instauró un número de emergencia para atender estos casos, que funciona ininterrumpidamente.
La gran mayoría de los niños apartados de sus padres no ingresan en instituciones, ya que el objetivo es que puedan ir a vivir con tíos, abuelos o hermanos mayores, señala la nota de prensa.
Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, casi el 20 por ciento de las mujeres y entre el 5 y el 8 por ciento de los hombres manifiestan haber sufrido algún tipo de abuso sexual antes de los 18 años.
Publicado por: el Nuevo Herald – América Latina – Buenos Aires (AFP) – 02/06/14 -


Prejuicios limitan acceso de mujeres lesbianas y bisexuales a la salud

Las mujeres lesbianas acumulan malestares físicos y psicológicos debido a comportamientos discriminatorios de profesionales de la salud en Cuba, sustentaron expertas y participantes en la VII Jornada Cubana contra la Homofobia, organizada por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) del 6 al 17 de mayo.
Resultados preliminares de una investigación en curso sobre la salud de mujeres lesbianas indican que reconocerse como tales implica desventajas y desigualdades visibles también en la atención médica, expuso la psiquiatra Ada Alfonso durante un panel celebrado el pasado 12 de mayo en La Habana.
Una agenda comprometida con los derechos sexuales de las mujeres tendría al menos que revisar los programas y los planes de estudio de la formación en tecnologías de la salud y la medicina, para incluir contenidos de género y derechos sexuales, defendió la especialista.
Si bien en Cuba el acceso a la salud es público y libre de costos para todas y todos, aún existen prejuicios hacia personas no heterosexuales entre quienes ofrecen esta asistencia.
El estudio citado por Alfonso incluye a lesbianas y profesionales de la salud e indaga en las condiciones materiales, sociales, de vida, trabajo, salud, familia y pareja de estas mujeres, con el objetivo de develar nuevas expresiones de desigualdad por orientación sexual.
La ética no siempre prima en prestaciones médicas a las que acuden estas mujeres. Varias lesbianas entrevistadas por Alfonso coincidieron en que les preguntan más por aspectos relacionados con sus experiencias sexuales que por la dolencia.
Ello las motiva a postergar exámenes clínicos hasta encontrar profesionales recomendados o que compartan su misma orientación sexual.
La prueba citológica, que permite detectar y prevenir el cáncer cérvico uterino, es uno de los exámenes médicos que más posponen las lesbianas, porque no se sienten cómodas con instrumentos y procedimientos ginecológicos como el espéculo y el tacto vaginal, explicó.
Opiniones de quienes se encargan de estos servicios confirmaron que estas pacientes acuden tardíamente, cuando queda poco por hacer, y reconocieron que son víctimas del rechazo, especialmente en los pueblos pequeños.
"Las prestadoras de servicios sienten sobre sí las presiones de la sociedad y la comunidad, espacios en los cuales prima la idea de que las lesbianas pueden contaminarlas con su orientación sexual", confirmó Alfonso.
Cuando se trata de una especialista con deseos eróticos hacia su mismo sexo, el estigma proviene de pacientes y colegas, y solo se obvia en casos de expertas muy reconocidas en su área de especialización.
"Si miramos con lentes de desigualdad la salud de las mujeres, la brecha entre lesbianas y heterosexuales en el disfrute de los servicios de la salud contienen subtextos lesbofóbicos que se esconden tras los discursos de las carencias sociales", significó la especialista del Cenesex.
"Si salud es sinónimo de bienestar físico, mental, social y ejercicio de derecho, la contracción de las capacidades de las mujeres lesbianas en la vida cotidiana genera malestares psicológicos y sexuales distintos a los del resto de las mujeres porque los causan las tramas patriarcales que las discriminan, pero las validan como agentes reproductivos", expresó Alfonso.
En su criterio, no se trata de medicalizar o patologizar las diversidades sexuales, sino de movilizar la comprensión de que lo social, lo cultural y lo sexual impacta la salud de los sujetos, sobre todo mujeres lesbianas.
La experta sugirió sensibilizar a especialistas de la medicina con estos temas e incluirlos de manera transversal en su formación, al tiempo que se facilite el empoderamiento de la ciudadanía LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales).

Familia y derechos
Reclamos similares se escucharon en la provincia de Granma, a más de 740 kilómetros al este de la capital cubana, donde tuvieron su sede las acciones centrales por la VII Jornada Cubana contra la Homofobia.
Una atención médica digna, respetuosa y plena destacó entre las principales demandas de las cubanas lesbianas y bisexuales, durante un taller realizado allí, el 16 de mayo, sobre salud sexual y reproductiva en ese grupo de mujeres.
"Esta temática es muy poco abordada debido a la estigmatización en torno a las mujeres no heterosexuales y es decisiva para velar no solamente por el bienestar físico de ellas, sino por su estabilidad psicológica", explicó la licenciada en higiene y epidemiología Yeny Milanés, quien trabaja en el departamento provincial de prevención de ITS-VIH/sida.
"Muchas de estas mujeres creen que, al no practicar relaciones sexuales con hombres, no necesitan atención ginecológica, e incluso desestiman el autocuidado", insistió la especialista, partidaria de contrarrestar mitos y prejuicios amparados en una visión heteronormativa de la realidad.
Entre lesbianas también se reproducen esos estereotipos que hacen prevalecer formas de violencia, en opinión de Idalia Rivero, coordinadora del grupo lésbico Venus, perteneciente a la localidad granmense de Bayamo.
"Es violencia cuando a mi pareja no la considero o no me preocupo porque se haga el examen de mamas y la prueba citológica", manifestó.
La necesidad del conocimiento real del cuerpo y la familiarización con el condón femenino, que podría estar mucho más disponible en las redes de comercialización y con precios económicos, fueron otras de las inquietudes debatidas en el encuentro.
"Uno de los dedos acusadores que señalan cotidianamente a nuestra comunidad es la creencia de que las lesbianas no debemos tener hijos o no somos madres responsables. Al pensar así se viola un derecho sexual. Cuándo, cómo y con quién puedo crear descendencia es una decisión personal y no debe generar angustias a otras personas", enfatizó Rivero, en diálogo con SEMlac.
En esa línea de pensamiento, se mostraron experiencias de madres que han criado a sus hijos solas o con la ayuda de sus parejas mujeres. Varias de las protagonistas del taller aseguraron haber formado familias funcionales, a las que no les ha faltado amor y respeto.
Según las participantes, aunque el proceso de sensibilización debe continuar, muchas mujeres lesbianas y bisexuales han tomado conciencia de la necesidad de visibilizar sus problemas, pues no hacerlo implicaría pretender que esa realidad discriminatoria no existe y, por ende, tampoco aparecerían las soluciones.
Reconocerse como lesbianas ya no constituye un temor para la mayoría de las integrantes del grupo Venus, manifestó su coordinadora.
Tenemos autonomía en el pensamiento y en el accionar, somos libres de decidir qué hacemos con nuestro cuerpo y responsables de cuidarlo para amarnos a nosotras mismas, recalcó.
A menos de un mes de celebrarse el primer año de creado ese grupo, su responsable principal reconoció que, para hacer un proyecto legítimo, "nos tiene que mover el sentimiento y juntar esa fuerza para integrarnos en la conquista de nuestros sueños".
"Quienes viven este tipo de encuentros crecen desde sus afectos, vivencias, dolores y se llega a formar un grupo con capacidad de crear, amar, existir dignamente", indicó a SEMlac Yeny Milanés, quien funge además como asesora de Venus.
Para Teresa Fernández, coordinadora nacional de la Red Social de Mujeres Lesbianas y Bisexuales, es importante que intercambios similares no solo se limiten a los momentos de la jornada, sino que sean sistemáticos.
"Si se garantiza la realización de procesos más frecuentes para empoderar a las mujeres, se logrará en cada comunidad una mejor aproximación a las características y demandas de nuestra red", recalcó.

Publicado por: SEMlac - Helen Hernández Hormilla y Yohana Lezcano Lavandero – mayo/2014 -


Nigeria: las mujeres como pretexto en las intervenciones militares

Rafia Sakaira *Periodista Feminista

Rafia Zakaria, periodista feminista pakistaní, lo llama “el paradigma de la colegiala” en una columna de opinión publicada en Al-Jazeera. La narrativa es sencilla: niñas en una tierra subdesarrollada en la que el acceso a la educación no está garantizado, un grupo islamista bárbaro y un Gobier¬no ineficaz que no es capaz de controlar su propio territorio, la violencia y la misoginia.
La estampa recuerda a países como Afganistán o Pakistán, pero desde hace un mes es el discurso dominante sobre Nigeria, donde el grupo islámico Boko Haram tiene secuestradas a más de 200 niñas de la localidad de Chibok, al noroeste del país.

Así, la maquinaria de defensa occidental (Estados Unidos, Francia e Inglaterra) celebraba en París el pasado 17 de mayo una cumbre internacional junto a cinco países africanos, Nigeria, Níger, Camerún, Chad y Benín, en la que diseñaron un plan global para “defender el estado de derecho en las regiones afectadas por la acción de los terroristas” y, sobre todo, “los derechos de las niñas víctimas de la violencia, los matrimonios forzados o la amenaza de esclavitud”.
“A menudo se usa a las mujeres como excusa para las intervenciones de la comunidad internacional, se hace bajo la idea de la protección de las mujeres. Pero esta idea supone verlas sólo como víctimas. La lógica de la protección implica continuar con una dinámica armada donde hay intereses de otro tipo”. Así lo explica Carmen Magallón, directora de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz.
Uno de los ejemplos es Afganistán, donde la intervención estadounidense de 2001, previa campaña internacional de denuncia de la situación de las mujeres afganas, ha cronificado un conflicto con miles de personas muertas y desplazadas donde las mujeres se enfrentan a un régimen que continúa vulnerando sus derechos de manera sistemática.

Pretextos para intervenir
Sin embargo, a pesar de experiencias como la del país asiático, Rafia Zakaria señala que incluso los feminismos occidentales ponen el acento en el islam y en los derechos de las mujeres en vez de articular un discurso más profundo que tenga en cuenta cómo estos derechos son usados como pretexto para una intervención militar.
Esta narrativa, según Carmen Magallón, “deja fuera de discurso la opinión de las mujeres africanas”, que, sin embargo, en muchas ocasiones rechazan de manera contundente las intervenciones. En noviembre de 2012, la feminista Aminata Traoré firmaba junto a distintas personalidades malienses un manifiesto en el que denunciaba la instrumentalización de la violencia contra las mujeres para legitimar las guerras y la injerencia en su país.
Ese mismo año la feminista nigeriana Amina Mama señalaba la necesidad de problematizar “la retórica omnipresente occidental de ‘terror’ que justifica y sostiene la expansión militar continuada en nombre de un discurso emi¬nentemente nortea¬me¬ri-cano cen¬tra¬do en la doctrina de la seguridad”.
En esta línea, la profesora y antropóloga de la Universidad de Grana¬da Soledad Vieitez afirma en una entrevista con este medio que “lo que está ocurriendo con el terrorismo de Boko Haram es execrable. Sin embargo, vemos como en estos días muchas personas reconocibles de todos los ámbitos de la política se hacen la foto, sin hacer la más mínima autocrítica de hasta qué punto las políticas económicas de sus propios países han contribuido a polarizar a estos grupos en Nigeria o en Somalia hasta alcanzar esta situación. De fondo hay numerosos objetivos geoestratégicos de primera magnitud”.

Combustibles fósiles
Nafeez Ahed, columnista del diario británico The Guardian, también critica la poca atención que se ha prestado a las raíces de la crisis que afecta a Nigeria: “La militancia islamista en Nigeria está siendo fortalecida por los intereses occidentales y regionales sobre los combustibles fósiles”.
Nigeria es el mayor exportador de petróleo en el África subsahariana y, según un informe anual de BP sobre el estado de la energía en el mundo en 2013, cuenta con el 2,2% de las reservas mundiales de petróleo. Ade¬más, como refleja en sus informes la Unión Europea, es un socio comercial muy importante para el continente, sobre todo en recursos energéticos como gas y petróleo. Según el Departamento de Energía de Esta¬dos Unidos, en 2012 Europa importó el 44% del petróleo producido por Nigeria, lo que representa el 20% de su consumo total de esta energía. Este crudo, por otro lado, es exportado por multinacionales europeas, como Shell o Total, que operan en el Delta del Níger desde los años 50.
La riqueza energética, sin embargo, es un arma de doble filo para el neoliberalismo. El pasado mes de marzo un estudio de Bank of Ame¬rica-Merrill Lynch, una de las mayores compañías financieras del mundo, señalaba a Nigeria como uno de los países emergentes que más amenazan en el plano geopolítico los mercados internacionales.

A pesar de las cifras, la riqueza de la primera economía africana no repercute en la población del país: según Naciones Unidas, el 62% de sus 170 millones de habitantes vive bajo el umbral de la pobreza. Para Itziar Ruiz-Giménez, coordinadora del Gru¬po de Estudios Africanos, éste es uno de los factores que explican la presencia de grupos armados del islam político: “Los recursos naturales de Nigeria se han quedado en manos de una pequeña élite y no han llegado al conjunto de la población, y mucho menos a esos Estados del noreste, de donde proviene Boko Haram. No hay escuelas, educación, carreteras... y se percibe al Gobierno de Nigeria como un gobierno corrupto y acaparador que excluye y margina a la población”.
Las violaciones de derechos humanos por parte del Gobierno son también silenciadas en el discurso mediático. “Se practica de manera sistemática la tortura –afirma Ruiz-Giménez–, lo que ha supuesto, por ejemplo, que desde el año pasado más de 900 personas murieran bajo custodia en las cárceles nigerianas por su supuesta vinculación no probada con Boko Haram. Es importante que la cobertura mediática amplíe el foco del secuestro de estas niñas”.

Hacer un análisis multidimensional de lo que ocurre en Nigeria implica dejar de lado el discurso civilizatorio y elaborar una respuesta que cuestione los discursos hegemónicos. Así lo señala Rafia Zakaria, que critica cómo “se descontextualizan las historias locales que se transfieren a un contexto global sólo cuando se ajustan a los estereotipos de la mayoría”.
Desde esta lectura, Zaka¬ria apela a las feministas occidentales que deseen unir fuerzas con las feministas negras, menos representadas en los medios de comunicación, para ir más allá y desmontar esa narrativa que busca justificar las intervenciones militares.

Publicado por: AmecoPress/Diagonal – Madrid – Izaskun Sánchez Aroca – 03/06/14 -


Mujeres Colombianas piden estar presentes en Mesa de Paz

Organizaciones y movimientos de mujeres colombianas, una de las mayores víctimas del conflicto armado, reiteraron hoy su deseo de estar presente en la mesa de diálogos entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC-EP, para que sus voces sean escuchadas.

En declaraciones difundidas por el diario El Nuevo Siglo, Beatriz Quintero, dirigente de la Red Nacional de Mujeres, apuntó que pidieron a los delegados de paz del Gobierno recibir a un grupo de quienes participaron en la Cumbre de Mujeres y Paz, celebrada en noviembre de 2013 en esta capital.
"Como mujeres pensamos aprovechar el momento del posconflicto. Tenemos que hablar de derechos sexuales y reproductivos, de paridad, de autonomía, de un país sin violencia contra las mujeres", expresó Quintero, quien agregó que ya elevaron su solicitud a la delegación gubernamental, especialmente a las dos plenipotenciarias.
Nuestras propuestas, dijo, se centran en dos objetivos claves, la violencia sexual y el desplazamiento forzado de la que hemos sido víctimas en estos años.
Para la directora de la organización Sisma Mujer, Claudia Mejía, "si en la mesa los asuntos relacionados con los derechos de las mujeres y la violencia de género no se abordan, los acuerdos a los que se llegue no serán sostenibles", agregó la fuente.
Las organizaciones de género también creen necesaria la asistencia de una misión especial para presentarle a ambas delegaciones las propuestas que han construido.
Tras llegar a acuerdos parciales en los primeros tres temas de la agenda de paz (desarrollo agrario integral, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas), el Gobierno y las FARC-EP se preparan ahora para abordar el punto relacionado con las víctimas.


Publicado por: AWID -  Prensa Latina – 27/05/14 -

Eurodiputada Gitana y Feminista representará a las Mujeres de Suecia

Una feminista radical no se anda con remilgos, así que el lema del partido sueco Iniciativa Feminista para las elecciones europeas ha sido tan simple como rotundo: "¡Fuera con los racistas, adentro con las feministas!". 
La primera parte no se ha cumplido del todo, puesto que los presuntos racistas, Demócratas de Suecia, obtuvieron el 9,7% del voto y sus dos primeros escaños en el Europarlamento. Pero la segunda sí. Iniciativa, o F!, que es como se autodenominan, consiguió un escaño respaldado por el 5,3% de los sufragios
A Bruselas irá, por tanto, Soraya Post, madre de cuatro hijos, gitana y feminista comprometida en la lucha contra "la herencia blanca, occidental y cristiana", que es según F! la raíz de gran parte de los males que aquejan a la próspera Suecia. "Las feministas son el peor enemigo de los fascistas, que quieren que las mujeres se queden en la cocina y cuiden de los niños", asegura Post. "Las niñas son educadas para servir a los hombres".
En los últimos meses, F! ha perdido algunas figuras prominentes que consideran la línea del partido demasiado izquierdista. Post, sin embargo, tiene argumentos de peso para permanecer vigilante ante los atropellos del sistema. Sus padres eran gitanos nómadas que vivían de vender alfombras, chatarra y coches muy usados. Ella fue su hija mayor, llamada Soraya por la esposa repudiada del sha de Irán, aquella de los grandes ojos verdes que solía visitar Marbella. Año y medio después tuvieron un niño. Por orden de las autoridades, un tercer embarazo acabó a los siete meses en un aborto forzado por cesárea. A Ingrid, la madre, siempre le quedó la duda de si el feto murió o si en realidad tuvo otro destino. Poco después, fue obligada a esterilizarse, igual que muchas otras gitanas de la época.
"Nací maldita", recordó Post durante la campaña electoral. "Desde el primer día fui una persona de segunda clase a la que se consideraba inferior. Fui consciente de ello desde muy pequeña, sobre todo por lo que padeció mi madre por ser de una etnia distinta.Para poder ir al colegio, tuve que pasar un examen mental en 1963 para ver si era apta, por ser gitana, y eso que ya sabía leer y escribir, a diferencia de la mayoría del resto de niños".
Pese a la oposición familiar, Post se casó con un gitano de otra comunidad y empezó a ayudar en el puesto de comida que su suegro regentaba en Gotemburgo. Pronto fue ella quien pasó a dirigir el negocio, expandiéndolo en más puestos por toda la ciudad. Fue en aquel entonces cuando comenzó a luchar por los derechos de los gitanos. Siguieron muchos años de activismo hasta que, tras rechazar ofertas de socialdemócratas, socialistas y ecologistas, aceptó ser candidata por F!: "Es un partido en el que me reconozco. Además, es hora de dar un paso adelante: quiero decidir, no sólo influir".
Datos:
1956: Nace en Gotemburgo (Suecia) de madre gitana y padre judío.
1959: El Estado obliga a su madre a abortar su tercer hijo y a esterilizarse. 
2003: Participa en la fundación de una red europea de organizaciones de mujeres gitanas. 
2007: Abre una escuela superior para estudiantes gitanos de Escandinavia. 
2014: Elegida eurodiputada por Iniciativa Feminista, que presenta una lista formada sólo por mujeres.


Publicado por: AWID – El Mundo – 27/05/14 -

COLUMNA: Por qué no se puede esperar para poner fin al matrimonio infantil en África

Debritu con14 años y siete meses de embarazo se escapó de su esposo tras meses de abusos. Ahora está sin hogar y no tiene idea de qué será de su futuro ni del de su hijo. Varias creencias y normas sociales, culturales, religiosas y tradicionales promueven la persistencia del matrimonio infantil en África. Cortesía de Stephanie Sinclair/Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)
Clarisse, con 17 años, ya tiene dos hijos y viven junto a su marido y sus otras esposas en la zona rural en el sur de Chad. Hace tres años, vio como su mamá y sus hermanas preparaban comida para un día de fiesta. Al principio celebró como todo el mundo sin darse cuenta de que se trataba de su propia boda. Cuando se dio cuenta se puso frenética.
“Traté de escapar, pero me agarraron. Me encontré con un esposo tres veces mayor que yo. La escuela se había terminado, así nada más. Diez meses después, me vi con un bebé en brazos”, relató.
Clarissa es una de las millones de niñas que en todo el mundo, y en especial en África, son entregadas en matrimonio cada año. Muchas de ellas se vuelven esposas a edades tan tempranas como los ocho años, a menudo casadas con hombres mucho mayores.
Una de cada tres niñas de países de bajos y medianos ingresos se casan antes de los 18 años; y una de cada nueve, antes de los 15. Se estima que de no revertirse la tendencia, unas 15,1 millones de adolescentes contraerán matrimonio cada año.
El continente africano toleró el matrimonio infantil demasiado tiempo con varios argumentos y justificaciones mal planteadas. Pero nuestras niñas, que han llevado la carga de esta práctica perjudicial, no pueden esperar más su prohibición. No se debe permitir que siga el matrimonio infantil. Ni un día más.
De los 41 países con una prevalencia de matrimonio infantil de 30 por ciento o más, 30 están en África. La práctica está más acentuada en África occidental, donde dos de cada cinco mujeres se casan antes de los 18, y una de cada seis, a los 15.
Se sabe que muchas creencias y normas sociales, culturales, religiosas y tradicionales promueven la persistencia del matrimonio infantil en África.
Además, la dimensión económica es una fuerza que impulsa la práctica. Para muchas familias pobres, el matrimonio infantil es una fuente de ingresos y, por lo tanto, una estrategia de supervivencia.
El impacto del matrimonio infantil
Independientemente de los factores favorables y de las justificaciones mencionadas, el matrimonio infantil tiene un severo y dañino impacto sobre las niñas y la sociedad en general. Compromete su salud, educación y las oportunidades para desarrollar su potencial.
Muchas “niñas-esposas” quedan expuestas a embarazos y partos antes de estar preparadas física y psicológicamente.
En Sudán, Awatif, ahora de 24 años, fue entregada en matrimonio a los 14, cuando todavía estaba en la escuela. En contra de su voluntad, dejó de estudiar en quinto grado y en seguida quedó embarazada.
“Estuve varios días en casa con un trabajo de parto obstruido, fue doloroso y creí que me moría. Mi familia me llevó al hospital para que me atendieran. Sobreviví, pero mi hijo no, y tuve una fístula obstétrica”, relató. A raíz de eso, su esposo la abandonó y le pidió el divorcio.
El director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Babatunde Osotimehin, dijo: “Ninguna sociedad puede permitirse oportunidades perdidas, talento desperdiciado ni personas explotadas a causa del matrimonio infantil”.
Alphonsine Zara, de 35, fue entregada en matrimonio a los 16. Todavía sufre las severas consecuencias de haberse casado tan joven. Cortesía: Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)
El matrimonio infantil puede ser un desafío
El matrimonio infantil es un problema de salud pública y de derechos humanos, que no puede dejar de atenderse. En primer lugar, viola instrumentos de derechos humanos, como la Convención sobre los Derechos del Niño y la Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar del Niño.
Por lo tanto es una obligación de las autoridades del continente proteger los derechos de las niñas a quienes los gobiernos se comprometieron defender. Esto incluye terminar con el matrimonio infantil.
Si se quiere poner fin a la práctica, es necesario tomar medidas en todos los ámbitos para cambiar normas sociales dañinas y empoderar a las niñas. En especial, los gobiernos, la sociedad civil, los líderes comunitarios y las familias que se tomen en serio terminar con el matrimonio infantil deben considerar promulgar, aplicar y reunir apoyo comunitario para aprobar leyes que dispongan una edad mínima para casarse.
Terminar con el matrimonio infantil no solo ayudará a proteger los derechos de las niñas, sino que contribuirá en gran medida a reducir la prevalencia de embarazos adolescentes. Nuestro objetivo debe ser tolerancia cero. Aprobar leyes que prohíban el matrimonio infantil es un buen primer paso, pero a menos que se hagan cumplir y que se cuente con respaldo de la comunidad, el impacto será mínimo.
Existen grandes esfuerzos con resultados prometedores en todo el continente que desafían el status quo de esta práctica dañina. Hemos visto iniciativas buenas como las escuelas de esposos, en Níger, y las iniciativas para adolescentes, en muchos otros países africanos.
En Mozambique, la iniciativa “Foro de niñas” les ofrece una plataforma para mejorar sus posibilidades de toma de decisiones, para aumentar su sensación de empoderamiento y para construir una opinión sobre cuestiones como el matrimonio y la salud sexual y reproductiva.
La educación no es la única clave para desarrollar el potencial de las niñas, sino que contribuye a demorar el matrimonio en todo el continente. Varios estudios indican que las que tienen un bajo nivel educativo tienen más probabilidades de casarse antes, mientras que las que están en secundaria tienen seis veces menos de posibilidades de contraer matrimonio en la infancia.
La educación obligatoria para todos, en especial para las niñas, es una intervención clave que las autoridades pueden poner en práctica.
La Unión Africana (UA) y la campaña para terminar con el matrimonio infantil
El continente ha sido testigo de un renovado compromiso político para atender este problema, de la mano de la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini-Zuma. “Debemos eliminar el matrimonio infantil”, señaló. “Las niñas casadas a temprana edad soportan la presión de tener hijos aún siendo niñas”. Este compromiso se lleva a la práctica a través de una nueva campaña para ponerle fin.
Los objetivos de la campaña son:
terminar con el matrimonio infantil mediante acciones y políticas que protejan y promuevan los derechos humanos;
generar consciencia sobre el matrimonio infantil;
eliminar barreras y obstáculos para el cumplimiento de la ley;
determinar el impacto socioeconómico del matrimonio infantil, y
aumentar la capacidad de los actores no estatales para llevar adelante un diálogo político basado en la evidencia y las actividades operativas.
Reunir fuerzas para que las niñas desarrollen su potencial
El UNFPA cree que la campaña de la UA para terminar con el matrimonio infantil representa un punto de inflexión en esta lucha. Es hora de que no toleremos más que las niñas se conviertan en esposas. Llegó la hora de comprometernos a garantizarles la posibilidad de desarrollar todo su potencial.
El continente africano toleró el matrimonio infantil demasiado tiempo con varios argumentos y justificaciones mal planteadas. Pero nuestras niñas, que han llevado la carga de esta práctica perjudicial no pueden esperar más su prohibición. No se debe permitir que siga el matrimonio infantil. Ni un día más.
Publicado por: Inter Press Service (Agencia de Noticias) – Johannesburgo - Julitta Onabanjo *Directora regional del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para  África oriental y austral. - Benoit Kalasa *Director regional del UNFPA para África occidental y central. - Mohamed Abdel-Ahad  *Director regional de UNFPA para el norte de África y los países árabes.- 28/05/14 -


El Gobierno de Pakistán pide medidas urgentes para resolver un nuevo “crimen de honor”

Protesta en Pakistán por el asesinato de una joven cometido por los varones de su familia el pasado martes. 

Ella estaba embarazada, y murió a ladrillazos frente a un tribunal de la ciudad de Lahore sin que la policía interviniera.
Tras los hechos, solo el padre fue arrestado. Alegó que se trataba de un “crimen de honor”, pues su hija se había casado con quien quiso sin contar con la aprobación familiar.
“Debemos parar esta barbarie”, dice una activista. “Creo que es responsabilidad del Gobierno detener a toda esa gente. Es una vergüenza que solo una persona haya sido arrestada y que el resto de los atacantes huyeran del lugar”.
Pero el drama no acaba aquí. Porque Farzana, de 25 años, se había casado con Mohamed Iqbal, que reconoció a su vez haber asesinado a su primera esposa hace seis años.
El primer ministro paquistaní Nawaz Sharif ha reclamado medidas urgentes para llevar ante la Justicia a los culpables.
En Pakistán, estos “crímenes de honor” son pandemia. El año pasado acabaron con la vida de más de 860 mujeres. 
Además de los muchos casos que ni siquiera son denunciados.

Publicado por:  EURONEWS – 30/05/14 -

Chile: El doble castigo a las mujeres o la violencia sexual en la tortura


Cuando Alejandra Holzapfel cayó detenida, fue llevada al cuartel "Venda Sexy", especializado en torturar mujeres. Allí le pusieron electricidad en los genitales, los pechos y fue violada por los torturadores y un perro pastor alemán llamado "Volodia".
Lucrecia Brito recuerda cuando, en 1974, en el Cuartel Terranova -hoy conocido como Villa Grimaldi-, los represores celebraron el año nuevo con una violación masiva a todas las mujeres allí detenidas. Ella se salvó porque, ante lo violento de la escena, vomitó sin parar.
Estas situaciones de violencia sexual en la tortura no fueron fortuitas en las detenciones de mujeres durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).
Los maltratos sistemáticos y recurrentes implicaban un castigo por ser militantes del bando contrario o vincularse con militantes que eran perseguidos.
Pero también se trataba de apremiarlas por transgredir los roles femeninos tradicionales y una ideología militar y derechista que remarcaba la idea de las mujeres como madres y esposas abnegadas, a la usanza de la virgen María.
Soledad Castillo, una víctima de estas acciones, indicó a SEMlac: "La denuncia de estos abusos fue muy dolorosa (…) eso explica que después de 40 años recién se atrevan a contar esta dolorosa experiencia".

Querella
A mediados de mayo, mujeres sobrevivientes de centros de tortura interpusieron una querella por violencia sexual en la dictadura, apoyadas por la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, excentro de detención que fue recuperado y transformado en un sitio de memoria.
La querella tiene por objetivo diferenciar este tipo de actos como una tortura específica aplicada a la gran mayoría de las detenidas.
"La violencia sexual a que fueron sometidas las presas políticas en dictadura no fue precisamente en momentos de tortura; fueron abusos realizados por agentes de organismos represores fuera de interrogatorio", dijo a SEMlac Castillo, abogada de la causa.
"Las mujeres eran sacadas de sus celdas en la noche o, en determinados momentos, y eran violadas y abusadas sexualmente", detalló.
Lucrecia Brito, quien acompañó a las querellantes, indicó que las mujeres en dictadura fueron tomadas como botín de guerra, incluida la actual presidenta Michelle Bachelet, quien estuvo recluida en la Villa Grimaldi junto a su madre, ambas torturadas.
La tortura sexual fue tan recurrente que incluso existió un cuartel llamado "Venda Sexy", especializado en el maltrato sexual a las mujeres que pasaban por allí.
El abogado a cargo de la querella, Hiram Villagra, explicó que "la violencia sexual, por su poder destructivo, su forma particularmente perversa y humilladora, buscó los efectos en forma intencionada como la mejor manera de golpear la moral del enemigo". 
Así, constituyó una forma de castigo por transgredir los roles tradicionales que les impone la sociedad, precisó.
Castillo indicó que "este delito lo contempla el derecho internacional separado de la tortura y es un delito de lesa humanidad inadmisible, imprescriptible y sin beneficios".
Quienes participaron en ello están en la más absoluta impunidad, agregó. "Fueron conductas delictivas persistentes, sistemáticas, con el fin de degradar a las mujeres pertenecientes a un grupo social y político. Fueron prácticas permanentes en todos los centros de tortura".
El director de Villa Grimaldi, Alberto Rodríguez, se alarma ante las dimensiones y conceptos del maltrato de género a nivel social. En palabras del torturador Osvaldo Romo, expuso de ejemplo, a él le gustaba torturar mujeres porque aguantaban más. 
"Hoy, cuando ellas salen a protestar y exponen su cuerpo en la escena pública, son llevadas a la comisaría, vejadas, maltratadas, son manoseadas con un carácter sexual evidente y eso está silenciado en nuestra sociedad. No podemos seguir siendo cómplices de esta situación; la violencia sexual debe detenerse", dijo Rodríguez.
Para Soledad Castillo es muy importante visibilizar este delito. "En los últimos años hemos visto y denunciado el abuso por parte de carabineros a las estudiantes, a quienes han obligado a desnudarse en las comisarías, levantar sus faldas y así un sinnúmero de prácticas de abusos. Es necesario denunciar y hacer públicos estos delitos", denunció.

El informe oficial
En 2004, el Estado investigó por primera vez los casos de tortura en Chile. De más de 3.000 mujeres que ofrecieron testimonio, casi 10 por ciento señaló haber sido violada. Sin embargo, la Comisión de Prisión Política y Tortura estima que fue mayor el número de violaciones, silenciadas debido al estigma moral de los abusos sexuales.
Además, concluyó que casi la totalidad de los relatos de las sobrevivientes se refirieron a maltratos sexuales de distinta índole, como una represión sistemática durante la tortura, aunque el tema no fue consultado expresamente, sino que surgió de manera espontánea.
El informe de investigación publica relatos anónimos de vejaciones sexuales que ejemplifican lo crudo y sistemático de este tipo específico de violencia aplicada masivamente contra las detenidas. Describe, por ejemplo, violaciones utilizando botellas, perros amaestrados, ratas vivas introducidas en la vagina; además de abusos sexuales que iban desde el manoseo hasta la obligación de practicarles sexo oral a los torturadores.
Muchas víctimas eran menores de edad. Una de ellas, con solo 14 años y 12 días detenida, asegura que esas vejaciones que le cambiaron la vida para siempre.
"Mi vida nunca volvió o volverá a ser como antes, ya que en ese tiempo era solo una estudiante. Por lo ocurrido no pude continuar estudiando hasta ese momento (...) lo único que sé es que no puedo olvidar nada", señala en el informe.
Esos maltratos específicos para las mujeres afectaron no solo sus sexualidades y aparatos reproductores, sino la relación con sus maternidades.
Las víctimas relatan haber sufrido quemaduras en el útero, torturas específicas en el vientre y violaciones estando embarazadas, que les causaron abortos. Igualmente, embarazos como resultado de las violaciones reiteradas en los cuarteles.
El documento emitido por la Comisión reconoce estas acciones como constante histórica en conflictos armados y agresiones de los ejércitos para vulnerar a sus enemigos mediante la dignidad de sus mujeres.
La violencia sexual está prohibida en el derecho internacional humanitario, específicamente en el Convenio de Ginebra, suscrito por Chile en 1949. 
En 1998 la Corte Penal Internacional reconoció en uno de sus estatutos legales que la violación sexual podría constituirse en crimen de guerra o de lesa humanidad, en vez de considerarlo un simple crimen contra la dignidad de las personas, como tradicionalmente se había establecido en el derecho internacional humanitario.
Para la Comisión, la violación es tortura cuando es "infligida, instigada o llevada a cabo con el consentimiento o la pasividad de un funcionario público u otra persona que actúa como representante oficial; y/o busca infligir dolores o sufrimientos para intimidar a la víctima, obtener información, denigrarla o castigarla por actos reales o supuestos atribuidos a ella o a miembros de su familia o para proporcionar satisfacción al victimario bajo condiciones de abuso y desprotección absoluta de la víctima", señala el informe oficial.
Las investigaciones
La investigación "Las mujeres víctimas de violencia sexual como tortura durante la represión política en Chile, 1973-1990. Un secreto a voces", realizada por el Instituto de la Mujer en 2003, concluyó que la mayoría de las detenidas y/o torturadas en la época dictatorial sufrieron algún tipo de violencia sexual.
Agrega que estos vejámenes fueron un método extendido de tortura invisibilizado por los organismos de derechos humanos, la sociedad entera y las propias víctimas.
Este tipo de tortura "buscaba la degradación máxima de la víctima, que esta sintiera vergüenza de sí, de su propio cuerpo", señaló en una columna de opinión la psicóloga Carolina Carrera, una de las autoras del estudio. 
"Era, a juicio de las propias mujeres, el peor de los castigos, la peor tortura", subrayó Carrera.
Gloria Leal, directora ejecutiva de la Fundación Instituto de la Mujer, indicó a SEMlac que este tipo de tortura, habitual durante las detenciones de mujeres en Chile, fue una forma de tortura diferente con un doble castigo para ellas: denigrarlas y violentarlas por el solo hecho de ser mujer.
"Por su gravedad, deben ser tratados como crímenes de lesa humanidad, y sus agresores deben ser juzgados, además, como agresores sexuales", puntualizó.
El especialista José Olavarría aclara en sus estudios que estos maltratos específicos a las mujeres se enmarcaron en la lógica de la "contrainsurgencia" y la doctrina de la "seguridad nacional" del aparato represor.
Según esa doctrina, las mujeres del bando contrario se diferenciaban entre "enemigas" o "mujeres del enemigo", por lo que la violencia sexual contra ellas fue una política de género aplicada sistemáticamente por la represión dictatorial
.


Publicado por: SEMlac – Santiago de Chile – Tamara Vidaurrázaga – mayo/2014

Acciones por la Salud de las Mujeres, en la ciudad de Rosario – Santa Fé – Argentina-

Foto: Colectivo Mujeres de Negro

Numerosas organizaciones que integran el movimiento de Mujeres de Rosario realizaron diversas actividades tras conmemorarse el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, una fecha para visibilizar los importantes reclamos en materia de derechos sexuales y reproductivos y violencia de género. El más emblemático sigue siendo la lucha por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Además, conocimos la campaña Cuida Tu Misoprostol que impulsan Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del aborto. ´

El 28 de mayo pasado – Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres – la plaza Sarmiento fue el escenario donde organizaciones de mujeres y varones antipatriarcales visibilizaron, una vez más,  el reclamo extendido en todas las provincias del país, de sur a sur, de norte a norte: la despenalización y legalización del aborto.
El verde, color que simboliza la lucha de la Campaña Nacional, copó una de las paradas más transitadas de Rosario. En la esquina de Corrientes y San Luis, en cada corte de semáforo, la amplia bandera que brega por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito era desplegada durante unos segundos para mostrarse, entera, ante quienes transitaban por allí. En la plaza, además, se juntaron firmas para apoyar el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que este año se presentó por quinta vez en el Congreso de la Nación y ya cuenta con la firma de más de 60 diputados y diputadas de diferentes bloques políticos.
El Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres se instaura el 28 de mayo de 1987, en la reunión de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos realizada en Costa Rica. El propósito, en esta fecha, es reafirmar el derecho a la salud como un derecho humano de las mujeres, al que deben acceder sin restricciones o exclusiones de ningún tipo, raciales, económicas, culturales o confesionales, respetando la diversidad y la identidad de género.
Decíamos: el 9 de abril se presentó nuevamente el proyecto que impulsa la Campaña, conformada hace 9 años por más de 300 organizaciones de toda Argentina. Según datos estimativos -ya que por su carácter de ilegalidad no se disponen de cifras oficiales- “en Argentina se calcula que abortan clandestinamente más de 500.000 mujeres al año, lo que demuestra que la penalización de esta práctica resulta inútil. Es por eso que sostenemos que el debate sobre la despenalización y legalización del aborto resulta fundamental y urgente”, señala la Campaña.
En estos 9 años, la titánica lucha se ha dado también en la calle, logrando un consenso social significativo en la opinión pública. Que el Congreso pueda comenzar a dar el debate resulta fundamental e imprescindible, teniendo en cuenta que una de las principales causas de muerte de mujeres gestantes sigue siendo el aborto clandestino. “Es un reclamo de justicia social ya que  las principales víctimas son las mujeres pobres y jóvenes”, sentencia el movimiento de mujeres en su conjunto.
La actividad principal en Rosario fue organizada por un gran número deorganizaciones sociales, entre ellas Las Safinas, una organización con más de 10 años de militancia por los derechos de mujeres lesbianas, bisexuales y trans. Su referente, María Eugenia Sarrías nos decía: “Mientras sigan muriendo mujeres por abortos clandestinos, éste va a seguir siendo el reclamo más importante”.
Con la figura del Papa Francisco, la influencia de la Iglesia Católica parece cobrar un peso mucho mayor del que tiene históricamente y a esto se refería, con preocupación, María Eugenia: “Las Safinas viajamos a Paraguay, a participar de la Campaña Interamericana por los Derechos sexuales y Reproductivos de la OEA, y nos piden que asista la mayor cantidad de organizaciones porque éste va a ser el primer año, por ejemplo, que la OEA manifiesta  que no va a emitir una resolución sobre derecho de identidad y orientación sexual que desde hace 6 años lo viene haciendo. Y esto se debe a que la Iglesia puso a 40 personas por comisión para trabajar al interior de la OEA. El derecho a los derechos humanos no puede ser comprado ni por plata ni por una religión. Tenemos que tener el derecho a la autonomía sobre nuestro cuerpo”.
Otro de los reclamos que incluye la agenda por los derechos sexuales y reproductivos, es el real acceso a un aborto no punible el cual sí constituye un derecho contemplado en el artículo 86 del Código Penal argentino. Sin embargo, es recurrente encontrar situaciones en las que el cuerpo médico de un efector se niega a practicar un aborto no punible, violando de esta manera, lo que establece la ley. El caso más reciente ocurrió en el partido de Moreno, en Buenos Aires. Médicos del Hospital provincial Mariano y Luciano de la Vega se opusieron a la realización de un aborto legal a una niña de 13 años cuyo embarazo fue producto de una violación. La fuerte presión de las organizaciones de mujeres posibilitaron, finalmente, que la niña pudiera acceder a la interrupción del embarazo con medicamentos, de manera privada.
Majo Gerez integra el Colectivo MalaJuntas del Frente Darío Santillán y era una de las tantas activistas presentes en la plaza. “Queremos salir a la calle con nuestras demandas. Hace años, nuestra principal demanda es el aborto legal. Todas las organizaciones que integramos la Campaña nos convocamos en esta actividad, porque queremos visibilizar el proyecto de ley. Venimos trabajando para poder conseguir esta demanda histórica. Creemos que la gran deuda de la democracia es que el aborto siga siendo ilegal”, le decía a enREDando.
Consultada también por las expectativas que el proyecto avance en el ámbito legislativo, Majo señaló aspectos positivos y negativos: “Creemos, por un lado, que se ha avanzado muchísimo en términos de consenso social. Por otro lado, hoy es el momento en que más voluntades sumamos de diputados y diputadas, pero sabemos que hay que seguir presionando fuertemente para que esto se lleve adelante, ya que que hay muchos diputados y diputados de los mismos bloques políticos que tienen posiciones encontradas. Y no hay manifestaciones más generales desde el gobierno nacional que se expresen a favor. Y que el Papa sea argentino creemos que no ha favorecido, de hecho esto se ve en la reforma del Código Civil que en su momento tenía modificaciones de avanzadas y post encuentros de la presidenta y el Papa ha hecho que se vuelva aún más regresiva la reforma. Sabemos que un gran bastión de la iglesia católica es seguir oprimiendo el cuerpo de las mujeres, nuestra sexualidad. Pero esto no quita que sigamos dando batalla todos los días.”
Entre otros reclamos por el derecho a la salud de las mujeres, la activista de MalasJuntas remarcó claramente la Violencia Obstétrica. “Cuando hablamos de violencia de género una de sus violencias es ésta, que visibiliza el poder de la corporación médica sobre nuestros cuerpos. También hay demandas como la implementación de la ley Educación Sexual Integral en la educación pública, el acceso a los anticonceptivos para una sexualidad responsable, y por supuesto, el aborto legal”.
MalasJuntas además de integrar la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, integra la Multisectorial de Mujeres de Rosario, una red de organizaciones que logró declarar hace un año atrás la Emergencia en violencia de género, ante el aumento de crímenes de mujeres por el solo hecho de ser mujeres: el feminicidio. Si Santa Fe es una de las provincias que más avances ha logrado en materia de derechos sexuales y reproductivos, contando con un Protocolo de Atención de Abortos No Punibles, en violencia de género aún son muchas las deudas pendientes. Así lo explica Majo Gerez: “En violencia de género, vemos muchas falencias. Si bien se amplió el horario de atención del Teléfono Verde, no cuenta con el personal debidamente capacitado y seguimos teniendo quejas de mujeres en cómo se han abordado las situaciones al día de hoy. Esta es una lucha que seguimos dando adelante, y lo que más está costando es brindarle a las mujeres que dan ese paso tan fuerte como es el de denunciar la situación de violencia en la que viven, un espacio de contención y salir de ese lugar de dependencia económica, etc. Que puedan tener refugios, garantías laborales”.
Mabel Gabarra es una reconocida militante del movimiento de mujeres de Argentina. En diálogo con enREDando, Mabel acuerda en todos los reclamos señalados. “Queremos llegar a un objetivo cumplido que es el aborto legal. Hay una mayoría de diputados que han firmado el proyecto. Están dadas las condiciones para que se debata, falta el último paso que es que se ponga en la agenda. Tenemos la expectativa que este año se comience a debatir en comisión. Todas las encuestas nos están dando un crecimiento asombroso de la gente para que el aborto se legalice. Es irracional que 100 mujeres mueran al año por abortos clandestinos, cuando es una cuestión de derechos humanos. No tiene nada que ver ni con la religión, ni con la moral ni con la ética.”
 Con respecto a la voluntad política del Ejecutivo, Gabarra sostiene con claridad: “La Presidenta siempre dijo que no estaba de acuerdo, en eso siempre fue clara, pero también manifestó que no vetaría la ley. Por lo cual, tenemos la expectativa que los diputados/as kirchneristas puedan ponerlo en debate”.
Las organizaciones y su incidencia en políticas públicas
El aporte que realizan las organizaciones para avanzar en derechos sexuales y reproductivos es fundamental. La militancia y la tenacidad permite que el conocimiento y la experiencia adquirida pueda traducirse en políticas públicas. Contar hoy con un Registro de Objetores de Conciencia en Santa Fe es producto también de la lucha del movimiento de mujeres que logró, en el año 2010,  la Resolución N° 843, la cual contemplaba la creación de dicho registro que hoy ya se encuentra disponible en la webpara ser consultado públicamente. “El registro de trabajadores/as de salud, que hacen objeción de conciencia en relación a alguna práctica, debe estar disponible públicamente para que se cumpla el principio de igualdad, y que permita de esta manera organizar los servicios con antelación a que se presenten las circunstancias que se contemplan como derechos de la población”, explicita formalmente el documento emitido por la provincia.
Sarrías, desde las Safinas, observa como un avance la publicación del Registro de Objetores de Conciencia y la posibilidad y el derecho que tienen las mujeres de acceder a esta información. A su vez, remarca la participación que como organización tuvieron en la producción de la Agenda de la Salud de las Mujeres, una guía realizada por el Ministerio de Salud de la pcia.  “Hemos logrado que esta agenda logre integrar la perspectiva de la identidad sexual y se hable de nuestras realidades. Además, logramos sacar una Ordenanza que elabora un Protocolo en atención sexual reproductiva para lesbianas, bisexuales y trans, pero lo que queremos es que realmente esa ordenanza se cumpla, porque es una necesidad que tenemos. Queremos lograr hablar de aquello que no se habla, de esa premisa de heterosexualidad obligatoria. Es cambiar un posicionamiento del Estado con respecto a las políticas políticas”, señala, entre avances y dificultades con las que cotidianamente se encuentran, sobretodo en la atención ginecológica. “Pensar la salud sexual de una manera integral implica además reconocer las disidencias sexuales al sistema de la heterosexualidad obligatoria. Al respecto las mujeres lesbianas, bisexuales y trans han elaborado documentos donde exponen los malos tratos que sufren  y las consecuencias que acarrea  la falta de acceso a la salud. ( Campaña Cambiemos Las preguntas-  Decreto Municipal 40.143)”.
La participación de las Safinas en la realización de la Agenda –disponible en los centros de salud- fue importante para lograr incorporar la diversidad sexual. “No fue fácil”, destaca la militante, pero hoy “nuestra mirada está traducida en una política pública de transmisión de derechos”.
Al mismo tiempo, fueron Las Safinas quienes promovieron la Campaña que el día viernes se presentó en la ciudad y que apunta a visibilizar la Violencia entre mujeres lesbianas.
Los avances son significativos pero aún resta mucho por hacer en materia de derechos para mujeres lesbianas, bisexuales y trans. “Hay una resistencia muy grande, la prepotencia del hacer hace que las cosas vayan avanzando pero no hay igualdad de oportunidades.  Por eso, hoy es un día importante, porque pensamos a la salud desde una mirada integral. Queremos que nuestra voz y nuestra autonomía sea respetada por los servicios que deben garantizar nuestra salud”, dice María Eugenia mientras sigue peleando por todo aquello que todavía falta.
Misoprostol con precio cuidado
Luciana forma parte del Frente de Mujeres de Nuevo Encuentro, otro de los espacios que participó de las actividades por el Día de Acción por la Salud de las Mujeres. En la mesa de la organización claramente se hacía visible el Manual para realizar un aborto con misoprostol: Todo lo que querés saber sobre cómo hacerse un aborto con pastillas”, elaborado por Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto. “La información de este manual es para que entre todas podamos reducir los riesgos y daños de los abortos inseguros”, aseguran, al tiempo que aclaran que la información volcada en este amplio y completo Manual “no siempre alcanza para resolver los problemas relacionados con el aborto. Por eso se explica cuando una mujer necesita atención médica y dónde conseguirla”.
Desde el colectivo militante Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto., que además impulsa la línea de consultas Más Información Menos Riesgos (011-1566647070) afirman que el  uso de medicamentos para realizar abortos seguros lleva más de veinte años como práctica establecida y es recomendada por la OMS y otros organismos por su eficacia y bajo riesgo de muerte y complicaciones cuando se realiza con el método correcto. “Muchas mujeres no saben que este método existe. Las que saben, suelen obtener información confusa e incompleta. Según el Ministerio de Salud de la Nación, el 60% de las embarazadas argentinas no planificó su embarazo. Hace años, la principal causa de muerte de embarazadas en el país deriva de las prácticas abortivas inseguras. Estas muertes son evitables poniendo información sobre aborto seguro en manos de las mujeres”.
“Todos los días damos información sobre el uso correcto del misoprostol a mujeres que nos llaman o mandan un SMS al (011) 15 66 64 7070, de todo el país. El método para abortar con misoprostol es un avance tecnológico concreto que debe estar a disposición de tod@s l@s que puedan beneficiarse de su uso. No somos médicas ni reemplazamos la consulta médica, la información que damos es pública,  actualizada y corroborada por fuentes médicas y científicas”.
En Rosario, el Frente de Mujeres de Nuevo Encuentro no solo difunde el Manual sino que también brinda un servicio de Consejería . “Estamos difundiendo la Consejería para explicarle a las mujeres como se utiliza el Misoprostol.” En el local de Cerrito 1718, la Consejería atiene Lunes y Jueves personalmente, nos aclara Luciana. Con respecto al uso de Misoprostol, la militante señala que el medicamento que viene en una composición de 16 comprimidos, bajo la marca Oxaprost, se encuentra en la lista  de precios acordados por la Secretaría de Comercio Interior con la Cámara de Farmacias, en el marco de precios cuidados y por ello “tiene que costar 452 pesos”. Dice Luciana: “Sacaron una marca alternativa que viene en una presentación de 20 pastillas y la cobran a 1200 pesos. Es un medicamento que se vende bajo receta, y con esa receta no pueden cobrar más de 452 pesos y tampoco pueden negar la venta del Misoprostol, sino lo tienen en stock lo tienen que conseguir. El problema es que cuando van sin receta, les venden esa marca alternativa a otro precio mucho mayor”.
El colectivo de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto lanzó una campaña de afiches, volantes y una página en Facebook donde las mujeres consignan las farmacias que no venden el producto por diferentes excusas.
“La utilización de pastillas es la manera más segura y económica de realizarse un aborto”, dice Luciana. La línea ya tiene 5 años y aseguran que las consultas ya superan las 5 mil por año. “Son muchísimas consultas, y se desmitifican un montón de cosas, como los miedos, la inseguridad. Desde la línea brindamos la herramienta para que sea lo más autogestivo posible. No realizamos acompañamiento”, explica la militante de Nuevo Encuentro mientras nos aclara que el manual se encuentra disponible en la web para su consulta.
Publicado por: Boletín ENREDando – Comunidades en Red – 02/06/14 -