miércoles, 21 de mayo de 2014

VENEZUELA: Cárceles de mujeres

/ Los traslados del Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof), después de las protestas que hicieron las internas, por la muerte de una de sus compañeras, terminaron. Como siempre, el Ministerio de Asuntos Penitenciarios trasladó a 90 reclusas a las cárceles de la cárcel de Santa Ana, en  Táchira, la cárcel de Coro y la Penitenciería General de Venezuela (PGV) en el estado Guárico.

Esto deja a los familiares con más de una incertidumbre: Osfel Huizi, de 18 años, acudió desde Catia La Mar junto a su hermano de 15 años, para conocer la situación de su mamá, quien fue trasladada ayer a Táchira.

La muchacha se preguntaba cómo iba a hacer para visitar a su madre, ya que la llevaron tan lejos, que va a ser casi imposible "llevarle todo lo que necesita". Cuando el autobús trasladaba a las internas, la chama pudo ver a su mamá golpeada "y a otra mujer a quien le cortaron el pelo".

Juani Bravo, es la pareja de una de las reclusas trasladadas e indica que desde el miércoles no les han dado comida, ni les permiten bañarse y que a un grupo de ellas las esposaron y encerraron en un cuarto. Destaca que la GNB no está involucrada en los maltratos a las reclusas y que "hemos sentido el apoyo por parte de ellos".

Nancy Bracho, explica que desde hace tres días no sabe nada de su hija, lo que le produce gran angustia, ya que la información que maneja es que las reclusas han sido presuntamente golpeadas, a las "machito" les habrían introducido un tubo por el ano y cortado el cabello, en represalia por su condición sexual.

Describe que las golpearon con un bate forrado en goma espuma, para que las lesiones sean internas y no se puedan percibir.

"No puedo entender por qué tratan a estas muchachas como animales". Marlin Villarroel señala que a las reclusas "las están sometiendo a una situación muy humillante" al dejarlas en el patio esposadas, hacerles el tacto vaginal a 100 mujeres con un solo guante, algo que a su juicio "está penado por la ley, porque no son médicos ni enfermeras".

Dice que "a una de las machito le metieron un palo por el ano, lo que causó que se le salieran las hemorroides y esté vomitando sangre". A otra reclusa sexodiversa también le introdujeron un objeto por el ano, "porque cuando la golpeaban no lloraba".

Los familiares pidieron que "el grupo gris" deje de tomar represalias contra las reclusas por su condición sexual, ya que no merecen ser maltratadas. Rechazaron la homofobia y pidieron el cese de las vejaciones contra "las machito".

Es doblemente grave esta situación, por dos razones; la primera de ellas porque la incidencia de violaciones a los derechos humanos es muy alta y frecuente, me atrevería a decir que permanente; y, en segundo lugar, porque esta violación sistemática a los derechos fundamentales de la población reclusa es producto y acción de las autoridades nacionales.

Publicado por: ENTORNO INTELIGENTE – 21/05/14 -

Con Información de Tal Cual

Críticas a una cantante por su sobrepeso enfadan al mundo de la ópera

Se trata de la mezzosoprano irlandesa de 27 años, Tara Erraught. FOTO: AFP

Acostumbrado al rotundo perfil de muchas de sus grandes figuras, el mundo de la ópera ha reaccionado con enfado y sorpresa a los ofensivos comentarios lanzados contra la joven mezzosoprano irlandesa Tara Erraught por su sobrepeso.
Erraught, de 27 años, es una de las estrellas emergentes del género, pero parece que su aspecto físico llama la atención de los críticos británicos tanto como su voz.
También extraña que varios expertos en ópera de periódicos considerados "serios" en el Reino Unido se hayan puesto de acuerdo para ensalzar su valía artística y, al tiempo, comentar con gran frivolidad sus michelines.
Así sucedió después de la actuación de Erraught el pasado sábado en el Festival de Glyndebourne, donde interpretó al personaje principal de la ópera de Richard Strauss "El caballero de la rosa", Octavia, con una voz "gloriosa", según el crítico del Financial Times, Andrew Clark.

No obstante, el periodista opinó que Tara es "un envoltorio regordete de grasa de cachorro, más apta para el papel" de Mariandel que el de Octavia.
The Telegraph tampoco cuestionó el "talento de esta joven mezzo irlandesa", quien canta con una "seguridad vibrante" y demuestra tener una gran vis cómica, pero considera que su "físico sin remedio" recuerda a una mezcla entre "Heidi y Just William" (personaje de la literatura infantil).
Abierta ya la veda, The Times aseguró que Erraught es "poco creíble, fea y nada atractiva", mientras que The Independent la ve "regordeta" y The Guardian "rechoncha".
Nacida en la localidad de Dundalk, al norte de Irlanda, Tara estudió en la Academia Real de Música de Dublín y en 2008 se unió a la Bavarian State Opera de Berlín, con la que se presentó por primera vez al público del Reino Unido en ese Festival de Glyndebourne.
No obstante, la fama internacional le llegó en 2011 por sus interpretaciones en las óperas "L'Enfant et les Sortilèges", de Maurice Ravel, y "I Capuleti e i Montecchi", de Vincenzo Bellini.

Tras su polémico debut en la tierra de Shakespeare, Erraught tiene previsto cruzar el Atlántico para embarcarse en su segunda gira por Norteamérica, donde actuará por primera vez en la Washington National Opera y San Francisco Opera.
El entorno de la mezzosoprano no quiso entrar a valorar las críticas recibidas y un portavoz se limitó a decir hoy que "está centrada en la música" y "preparando sus próximas actuaciones".
Algunos colegas de profesión sí han reaccionado, así como otros periodistas conmocionados por la "sarta de insultos" contra Erraught.
Además de criticar la "absoluta mezquindad" de sus colegas por sus "burlas", Kate Lowe recuerda en The Guardian que el "tamaño y la figura" de las cantantes de ópera tiene "implicaciones prácticas" sobre su capacidad para cantar.

Así se lo asegura a esa periodista y activista la contralto británica Alice Coote, quien sostiene que "tener poco peso es mucho más dañino para el bienestar de un cantante que tener sobrepeso".
"Si nuestros estómagos estuviesen tonificados hasta el punto de marcar abdominales, nuestro sonido se resentiría. La relajación necesaria para mantener una respiración baja no se vería beneficiada en absoluto por un cuerpo musculado", relató la cantante.
Otros compañeros de Tara se lanzaron a la blogosfera para defenderla de un ataque que consideran típico de la era de culto al cuerpo que parece haber afectado también a los críticos de música clásica.

El bajo-barítono canadiense Trevor Eliot Bowes escribió una carta en su página web para declarar el "dolor" y "enfado" que sintió por las críticas y, por ello, "no puedo resistirme -subraya- a darte la gracias, sí, las gracias".
"Tu verdadera honestidad es algo muy raro y muy especial en un mundo cada vez más superficial. Por compartir eso con nosotros te doy las gracias", escribe su colega, quien califica las críticas de "repulsivas, inmaduras y barriobajeras".
También la famosa mezzosoprano estadounidense Jennifer Rivera se sintió ofendida por unos comentarios que "degradan a toda la ópera" como forma de expresión artística.
Lo que molestó sobremanera es que todas las críticas, "casi a regañadientes", admiten que Tara "interpretó maravillosamente un papel extraordinariamente difícil", pero la mayoría de sus comentarios se "centraron en su cuerpo".

Publicado por: elespectador.com – EFE – 21/05/14 -

Diversidad sexual: mucho más que uniones civiles de parejas del mismo sexo

Tratándose de los movimientos de la diversidad sexual, la tendencia mundial ha privilegiado centralmente un aspecto: el reconocimiento legal de las parejas del mismo. En 16 países del mundo -incluso cuatro latinoamericanos- así como entidades subnacionales en Estados Unidos, México y Reino Unido, se ha aprobado el matrimonio igualitario, el cual otorga a las parejas homosexuales los mismos derechos y responsabilidades que a las parejas heterosexuales. En otros países se han concedido derechos legales de diverso alcance, aunque de estatus diferente al del matrimonio.

Aunque la cuestión nos llegó con cierto rezago, el caso es que también en Costa Rica se ha privilegiado este aspecto de la cuestión. En ello claramente han influido las propias organizaciones de la diversidad, en cuyas propuestas, discursos y acciones está casi completamente ausente cualquier otra faceta de los problemas de discriminación asociados con la orientación sexual o la identidad de género. De las reivindicaciones así sentadas por los liderazgos, se ha saltado a los estrados de predicación de las iglesias católica y evangélicas, como también a los micrófonos de los políticos y a las notas de prensa. Al cabo, el tema de la diversidad sexual parece ser entendido como un monotema: las parejas homosexuales y su posible (o acaso imposible) reconocimiento legal.

Este último es, sin duda, un problema muy importante; no es posible negarlo. Hemos también comprobado que es un asunto que comporta suficiente potencial disruptivo y transgresor, como bien lo atestigua la polémica que ha suscitado, y todos los fantasmas – acerca de destrucción de la familia y perversión de la moral- que sus enemigos agitan a fin de infundir temor y, desde ahí, manipular conciencias. Pero, y no obstante este juego malintencionado de retorcimientos discursivos, lo cierto es que la idea del reconocimiento legal de estas parejas tiende a ganar aceptabilidad entre otros sectores (aun minoritarios) de la sociedad costarricense. Ello es así, al menos en cuanto la reivindicación semantenga en los límites que demarca su versión descafeinada: uniones civiles no matrimonio igualitario. Este último suscita un rechazo casi unánime; la primera opción –la descafeinada- ha ganado algunos adeptos.
Desde ese punto de vista, podría decirse que el movimiento de las diversidades sexuales ha tendido a moverse a lo largo de la línea de menor resistencia. Las uniones civiles –no obstante la feroz oposición de algunos sectores fanatizados- claramente representan esa posibilidad. Es la opción que el estatus quo logra digerir con menor trauma. Del matrimonio igualitario se ha hablado (incluso planteando un posible referendo), pero, la verdad, ha ocupado un lugar muy secundario.

Planteada la cuestión en estos términos, otros asuntos quedan en la ignorancia. O sea, quedan como siempre han estado: invisibles. Solo que, en las actuales circunstancias, es una invisibilidad promovida (acaso como estrategia política, o puede que simplemente de modo inconsciente) por las propias organizaciones de la diversidad sexual.
Un caso para ilustrar este punto: el Sida. Este es un problema con complejas facetas. Destacaré dos: (a) las graves falencias en materia de educación y prevención entre la población gay (con mucha diferencia la más expuesta); (b) el trato, socialmente sancionado, que reciben los pacientes VIH, especialmente los gais (que -con mucha diferencia una vez más- son, entre quienes sufren del Sida, la subpoblación más cruelmente estigmatizada). El primer aspecto tiene gravísimas consecuencias, en términos de tasas de infección sumamente elevadas, que podrían estar afectando de forma especialmente aguda a muchachos jóvenes. El segundo remite a la ausencia de un abordaje apropiado según las peculiares condiciones que enfrentan los gais, en ausencia de lo cual se corre un elevado riesgo de que no se dé la necesaria adherencia a los tratamientos y, por lo tanto, una mayor posibilidad de muertes prematuras.

Un segundo ejemplo: la población trans, en sus múltiples variantes y en relación con las múltiples expresiones de estigmatización, violencia y marginación de que es víctima, en especial cuando se trata de personas trans que originalmente son o han sido portadores de un sexo biológico masculino, y que migran hacia expresiones identitarias usualmente tenidas como "femeninas”. Posiblemente ninguna otra minoría es víctima de un trato tan violento y degradante.
Un tercer problema generalmente ignorado: cuando la condición de diversidad en términos de orientación sexual y/o identidad de género se cruza con otras condiciones que marcan desventaja, por ejemplo, personas migrantes, negras o con alguna discapacidad física.
Y, sin pretender, ni mucho menos, agotar el tema, dos facetas más que amerita mencionar son las siguientes: (a) las sutiles, y generalmente encubiertas (solo ocasionalmente desembozadas) formas de discriminación laboral; y (b) los múltiples obstáculos que dificultan que la población diversa tenga acceso a posiciones públicas importantes, especialmente cuando se asume esa condición en forma explícita y abierta.

En relación al primer aspecto –la discriminación laboral- se hace particularmente necesario un trabajo de investigación, reflexión y debate que permita hacer inteligible la compleja trama de prejuicios –y la forma a menudo sibilina como estos operan- que actúan en los ambientes laborales contra las personas sexualmente diversas. Es esencial entender que esa discriminación laboral es más dañina y, a la vez, más efectiva, precisamente cuando actúa en la penumbra.
Y en relación con lo segundo –el acceso a posiciones públicas relevantes- cabe reconocer un pequeño avance en la administración Solís, y, sin embargo, es un tema que debería ser abordado abiertamente, desde una exigencia explícita orientada a la aplicación de acciones afirmativas, en ausencia de lo cual será imposible vencer los obstáculos interpuestos por los prejuicios prevalecientes.


Publicado por: ADITAL – Luis Vargas Solís – (Mundo) – 21/05/14 -

Entrevista a Gro Harlem, la mujer que despertó la conciencia ambiental del planeta

La mujer que despertó la conciencia ambiental del planeta ha sido pionera como mujer en casi todo, y, entre otras cosas, tres veces Primera Ministra de Noruega (1981, 1986-1989, y 1990-1996) y presidenta de la Organización Mundial de la Salud (1998-2003).
En las distancias cortas la doctora Brundtland sorprende como una mujer cercana, tremendamente enérgica -con sus 71 años aparenta más energía que una de 20- y, sobre todo, convincente. Cualidades que de seguro tuvo en cuenta el secretario general de Naciones Unidas, Ban-Ki-moon, cuando en 2007 decidió descargar en ella la responsabilidad de convencer a los líderes políticos mundiales de que el calentamiento global "no admite esperas y hay que actuar ya", al nombrarla enviada especial de la ONU para el Cambio Climático.
Parece que el planeta la vuelve a necesitar para ponga las cartas verdes sobre la mesa, de ahí que Naciones Unidas también la haya vuelto a reclamar como autora del nuevo informe sobre desarrollo y sostenibilidad que será presentado en 2012 en la Cumbre Río+20. De eso y otros temas ha charlado en una entrevista con EFEverde coincidiendo con una visita a Madrid.

Pregunta: Usted dirigió y se implicó hasta tal punto en el informe de la ONU "Nuestro futuro común" que hoy todo el mundo conoce ese trabajo como el "Informe Brundtland", ¿Qué piensa de ese documento 23 años después?
Respuesta: Que estuvimos muy acertados en describir lo que iba a pasar. Las explicaciones que dimos sobre hacia donde iba la humanidad se han demostrado correctas y continúan vigentes. Pienso que hicimos bien dando la voz de alarma en temas como la pérdida de biodiversidad o el cambio climático. Advertimos de que la situación no admitía esperas, de que había que actuar rápido.

P.- ¿Considera que los líderes mundiales han hecho caso de las advertencias de ese informe?
R.- Nosotros recomendamos a los países que se reunieran en una Cumbre de la Tierra y cinco años después se celebró la Cumbre de Río (1992), donde hubo acuerdos en los tres aspectos sobre los que llamábamos la atención, cambio climático, biodiversidad y Agenda 21. Diez años después de la publicación del Informe, en 1997, se firmó el Protocolo de Kioto, así que, en ese sentido, sí se cumplieron las recomendaciones.
El problema es que hoy día sólo el 30 por ciento de las emisiones mundiales corresponden a los países que ratificaron ese protocolo y ese porcentaje irá decreciendo. Hay nuevos actores, como China, India, Brasil o Sudáfrica, que se han convertido en los grandes emisores, y si no se implican esos países no habrá solución al cambio climático. Por eso fracasó la Cumbre de Copenhague.

P.- ¿Era mayor el compromiso político hace 20 años que ahora?
R.- Puede que sí, pero quizá porque en la Cumbre Río los líderes políticos todavía no tenían muy claras las consecuencias de lo que estaban firmando. Eso no ocurre ahora que los políticos son plenamente conscientes de que firmar es comprometerse, y de que lo que firmen tendrá una repercusión directa en las políticas de sus países, y que incluso puede redundar en una sanción si no lo cumplen. Por eso es tan complicado llegar a un acuerdo.

P.- En su informe se acuñó por primera vez el término "desarrollo sostenible" entendiendo como tal aquel que "satisface las necesidades del presente sin comprometer las de las generaciones futuras". Pero, ¿No cree que se ha hecho un uso abusivo de este término?
R.- Sí, mucha gente lo ha hecho, sobre todo empresas, y más que del concepto "desarrollo sostenible" del término "sostenibilidad", pero no por eso deja de ser un concepto menos importante. Hoy todo el mundo sabe si algo es de verdad "sostenible" más allá del nombre. Es difícil engañar a la gente.

P.- Si hubiera sido consciente de que su informe iba a tener esa inmensa repercusión, ¿Hubiera cambiado algo?
R.- Quizá hubiera agregado que había que prestar atención para que no se hiciera un uso abusivo del término "desarrollo sostenible" (risas). Lo extraordinario de ese informe es que como conseguimos implicar en él a gente de todos los sectores y países, comunidad científica, ONG, empresarios, políticos, etcétera, logramos una fotografía perfecta de la situación del planeta que todavía hoy perdura.

P.- Usted es una de las expertas del Panel de Sostenibilidad Global de la ONU que elaborará el próximo informe de cara a la Cumbre de la Tierra Río+20, en 2012. ¿Podría avanzar algo de ese nuevo documento?
R.- Que nuestro objetivo es ver cómo ha cambiado la situación ambiental en los últimos diez años y dar los mejores consejos que podamos en base a ello. No hay más porque no hace ni un mes que tuvimos la primera reunión en Nueva York, así que tenemos quince meses de intenso trabajo, porque debemos entregarlo a finales de 2011.

P.- Como enviada especial de Naciones Unidas para el Cambio Climático, ¿Qué expectativas tiene ante la próxima Cumbre de Cancún (COP16)?
R.- Nadie espera un gran acuerdo de Cancún, pero confío en que se van a dar pasos en la dirección correcta y pienso que no va a ser una oportunidad perdida.

P.- ¿Cree que los países están por la labor de alcanzar un consenso para salvar el clima?
R.- El consenso actual no es suficiente, pero para saberlo debemos esperar para ver qué pasa en Cancún y en Johanesburgo, en 2011. Lo que está claro es que necesitamos una solución antes de 2012, que expira el Protocolo de Kioto, y espero que los líderes políticos se den cuenta de que es su responsabilidad tener esa solución.

P.- ¿Qué pasará si los países no reducen sus emisiones?
R.- Que el nivel del mar aumentará, que habrá más desertificación... En definitiva, toda una larga lista de fenómenos irá a peor si no actuamos, por eso hay que actuar ya.

P.- Usted pensaba que la elección de Obama facilitaría las negociaciones internacionales de cambio climático, ¿Ha sido así?
R.- Tuvo un impacto positivo en los meses previos a la Cumbre Copenhague, pero no fue suficiente. El hecho de que no lograra sacar adelante en el Congreso una ley de reducción de emisiones me decepcionó y creo que países como India o China lo utilizaron como excusa para no comprometerse en Copenhague.

P.- ¿Cómo vivió aquella larga y tensa reunión en Copenhague en la que, encerrados en una pequeña habitación, los líderes políticos mundiales fueron incapaces de llegar a un acuerdo sobre cambio climático?
R.- ¡Dios mío, menuda reunión! (risas). Tengo que reconocer que algunos de esos políticos hicieron un gran esfuerzo para que se alcanzara un acuerdo, y que al menos todos coincidieron en una cosa: en que la temperatura media del planeta no puede subir más de dos grados en 2050. No hubo acuerdo en cuánto tiene que reducir sus emisiones cada país para lograrlo, pero el simple hecho de que hubiera consenso en no más de dos grados es importante, porque eso significa que incluso países como China tienen que ser parte de la solución. Seguramente no en la misma medida que Estados Unidos o Europa, porque nosotros somos países desarrollados y tenemos otras oportunidades y mayores deberes, pero China no puede quedarse de manos cruzadas porque entonces no serviría de nada.

P.- ¿Qué porcentaje del sistema eléctrico deben de representar las energías renovables en los países desarrollados para que la lucha contra el cambio climático sea efectiva?
R.- Es difícil decir una única cifra para todos los países, pero entre un 50 y un 80 por ciento, según el país, para 2050, o incluso más. Mi país, Noruega, se ha propuesto ser una economía neutra en carbono para 2030. No obstante, tan importante como las renovables es la eficiencia energética.

P.- ¿Considera que para proteger de verdad el medio ambiente es necesario un cambio en el modelo económico de los países desarrollados?
R.- Lo ideal sería una economía de mercado regulada por un marco legal que proteja el medio ambiente y los derechos sociales.

P.- Usted ha sido en tres ocasiones Primera Ministra de Noruega, ¿Qué argumentos les daba y les da a otros primeros ministros y presidentes para convencerles de que apuesten por el desarrollo sostenible como usted hizo en su país?
R.- Trato de convencerles de que hay que llegar a un consenso porque los problemas del planeta son problemas de todos, somos dependientes en esto. También de que es imprescindible combinar economía, medio ambiente y derechos sociales. Es cierto que el hecho de que yo fuera la primera ministra de Noruega cuando hicimos el informe de la ONU en 1987 me abrió las puertas de los líderes políticos de todo el mundo, y no tuvieron más remedio que escucharme que había que poner el medio ambiente en la agenda y organizar una Cumbre de la Tierra.
Si yo no hubiera tenido ese cargo, no creo que ningún primer ministro me hubiera abierto su puerta, y a lo mejor por eso me eligieron para que presidiera la comisión que elaboró ese informe

P.- ¿Qué le parece que Noruega siga autorizando la caza de ballenas?
R.- Bien, porque se hace bajo el principio del control ecológico de las poblaciones, por razones científicas, de acuerdo con la regulación internacional, y la cuota de captura es bajísima y no afecta a especies amenazadas.

Publicado por: Boletín Globedia – libroscolgados – 21/05/14 -


Ley boliviana de la Madre Tierra dura de implementar

La defensa de la Madre Tierra, que el Estado plurinacional de Bolivia formalizó en una ley específica hace año y medio, no pasa todavía de las buenas intenciones a las acciones.
La Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien, sancionada el 15 de octubre de 2012, establece principios para modificar los modelos clásicos de desarrollo por uno “integral en armonía y equilibrio” con la naturaleza, “recuperando y fortaleciendo los saberes locales y conocimientos ancestrales”.
La norma condena la mercantilización de las funciones ambientales de la Madre Tierra, a las que considera “dones” naturales, y obliga a prevenir y evitar daños al ambiente, a la biodiversidad, a la salud humana y a valores culturales intangibles.
El capítulo IV establece un marco institucional sobre cambio climático, que se asienta en la Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra.
El director de esa Autoridad, Benecio Quispe, fue nombrado el 18 de febrero y todavía está en el proceso de armar su equipo e instalar la sede.
La primera actividad externa de esa dirección ha sido la convocatoria a un Primer Taller Nacional sobre Políticas de Cambio Climático, orientado a organizaciones sociales, académicas, públicas y privadas, y a integrantes de los tres niveles de gobierno: central, departamental y municipal.
El objetivo del taller de dos días que concluyó el sábado 17, es ayudar a concebir las políticas de cambio climático con participación de toda la comunidad.
A partir de la ley marco y su reglamento, se podrá establecer el control satelital de las regiones expuestas a deforestación y quema de bosques, dijo a IPS el diputado David Cortés, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) e integrante de la Organización Global de Legisladores para el Equilibrio Ambiental (Globe International).
El mayor estudio hecho hasta ahora sobre legislación ambiental, publicado por Globe International y el Instituto Grantham de Investigación sobre Cambio Climático y Ambiente de la británica London School of Economics, elogia la Ley Marco de la Madre Tierra por sus alcances, pero advierte que “carece de objetivos cuantificables que permitan medir su implementación”.
Lo dispuesto por la ley avanza con lentitud y dificultad “porque los modos de producción y la política neoliberal” están enraizados en los “empresarios” que se caracterizan por “explotar” los recursos naturales sin ningún cuidado, dijo a IPS el abogado y asesor de la Cámara de Diputados, Víctor Quispe, sin vínculos familiares con el director de la Autoridad.
Desde su promulgación aumentó la conciencia ambiental, aseguró Cortés, quien destacó los esfuerzos de las autoridades para crear hábitos de cuidado del agua.
Según datos oficiales, la cobertura de agua potable alcanza a 78,9 por ciento del territorio. Dos millones de habitantes, de los 10,5 millones que tiene este país, carecen de ese bien esencial y algo menos de cuatro millones no tienen saneamiento, dijo el año pasado el ministro del Ambiente, José Zamora.
Pero mientras la ley marco requiere muchas nuevas legislaciones que hagan aplicables sus principios, otras iniciativas buscan soluciones a problemas concretos, como el agua.
Este fue un tema central de la presentación que Cortés hizo en la última reunión de Globe International, celebrada los días 27 y 28 de febrero en Washington, en la sede del Senado de Estados Unidos.
En Bolivia, el cambio climático incide en el derretimiento de glaciares, que disminuye la provisión de agua a las ciudades en la temporada seca, mientras intensifica las lluvias e inundaciones en los meses de diciembre y enero, expuso Cortés.
Para preservar los recursos hídricos, el gobierno puso en marcha en 2011 el Programa Mi Agua, destinado a abastecer el consumo humano y el riego y ayudar a garantizar la soberanía alimentaria, reducir la pobreza y mejorar la productividad agrícola.
El Programa beneficia hasta ahora 2.937 proyectos en 98 por ciento de los 327 municipios bolivianos y una inversión de 118 millones, dijo a IPS una fuente del Fondo Productivo y Social, que ejecuta la iniciativa.
Estas iniciativas dan respuesta a la demanda de agua para consumo y para riego, en áreas urbanas mediante sistemas de distribución domiciliaria y en las zonas rurales con captación desde las fuentes y construcción de minirrepresas.
Pero en la ciudad central de Cochabamba, el río Rocha que la cruza se ha convertido en un desafío para las autoridades que intentan eliminar la contaminación que dejan en sus aguas unas 50 industrias.
Cuando las lluvias son abundantes, el Rocha se asemeja a un manantial claro, rodeado de árboles, pero en la época seca se convierte en una fuente de contaminación por la abundancia de nitratos y sulfatos que superan los límites permitidos, según la Dirección de Protección de la Madre Tierra de la Alcaldía de Cochabamba.
Se está aplicando para eso “un plan integral de manejo de cuencas que comienza en las nacientes” de este curso de agua que recorre zonas rurales y urbanas, explicó a IPS el director de esa dependencia, Germán Parrilla.
Las tareas incluyen el retiro de residuos sólidos que arroja la población, la remoción de escombros con que algunos vecinos rellenaron la cuenca para ganar espacios al río y sanciones a quienes contaminen, de acuerdo a las 44 recomendaciones que emitió en 2011 la Contraloría General, explicó Parrilla.
Mientras, el abogado Quispe busca que el parlamento apruebe una ley para reforestar zonas mineras del departamento de Potosí, con el fin de mejorar la calidad del aire en sitios donde quedaron abandonados a cielo abierto residuos de la explotación de estaño, zinc y wólfram.
Pero el principal objetivo del asesor parlamentario es contribuir a limpiar el río Pilcomayo, que nace en Potosí y recorre de norte a sur municipios de Chuquisaca y Tarija y se adentra luego en los territorios de los vecinos Argentina y Paraguay.
Desde su origen, el Pilcomayo arrastra restos minerales que arrojan empresas que explotan yacimientos cercanos al cauce y que matan las riquezas piscícolas aguas abajo.
“Es un asunto de vida o muerte”, dijo el abogado, quien espera que la Comisión de Desarrollo Económico apruebe su proyecto.
La iniciativa prevé crear una mancomunidad de municipios que se ocupe de un estudio de impacto ambiental, asuma medidas preventivas y realice la limpieza del río con respaldo financiero de las gobernaciones de Potosí, Chuquisaca y Tarija.

 Publicado por: Inter Press Service  (IPS) – La Paz – Franz Chávez – 19/05/14 -

La violencia de género y la falta de penas para el agresor

Se podría enumerar iniciativas que no se enmarcan en acciones estratégicas y que de alguna manera re victimizan a las mujeres.

Los problemas de violencia de género se vienen agravando en los últimos tiempos, pensemos en los femicidios, la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, las mujeres que mueren por abortos clandestinos y la crueldad con que se manifiesta la violencia de género: quemaduras, ensañamiento, violaciones en el ámbito doméstico.

En estos tiempos de tanta violencia, y con instituciones debilitadas o desacreditadas, (por lo menos en lo que hace a los derechos de las mujeres), a pesar de las leyes nacionales sancionadas, que son pioneras en el mundo pero que carecen de reglamentación y /o presupuesto para su aplicación, Un ejemplo es la propia Ley de Violencia de género 26.485 para prevenir sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres. Sin embargo, es en este marco donde se ensayan diferentes iniciativas sociales y/o políticas intentando revertir las consecuencias de este creciente problema. Por eso, es oportuno que se abran interrogantes que inviten a la reflexión sobre dichas prácticas e iniciativas.

Un ejemplo podría ser, que frente al incremento de denuncias por violencia de género, se realizan cada vez más derivaciones de unas instituciones a otras solicitando vagamente el seguimiento a la mujer “víctima de violencia de género”, sin que la mujer esté en conocimiento de lo actuado y sin que esta derivación tenga algún sentido claramente establecido.

Este tipo de iniciativas practicadas de manera compulsiva, caen en lo que entendemos por violencia institucional, ya que en vez de favorecer el empoderamiento de la mujer en la toma de sus propias decisiones, se prioriza una respuesta rápida y burocrática, Es decir, se institucionaliza una forma de proceder sin tener en cuenta la opinión de la mujer ni una estrategia especifica.

Otro ejemplo podría ser cuando las mujeres solicitan medidas de exclusión de hogar hacia su agresor, (pareja y padre de sus hijos/as); y terminan asumiendo en soledad la carga familiar. En varias ocasiones, las mismas mujeres son quienes incumplen con las medidas que solicitaron anteriormente a la justicia para buscar el resguardo económico exponiéndose a situaciones de violencia.

Podríamos hablar de la cantidad de denuncias que se efectúan en las fiscalías, y la falta de un procedimiento penal adecuado a la problemática de la violencia de género que logre una sanción al respecto. Sobre los agresores no pesa ningún tipo de sanción penal ni civil.

Se podrían seguir enumerando iniciativas que no se enmarcan en acciones estratégicas y que de alguna manera re victimizan a las mujeres. Pero no es ese el sentido de esta nota, sino alertar sobre lo que no podemos seguir permitiendo que suceda, que es que se sigan generando miles de parches en políticas públicas para remendar un flagelo social. Es necesario planificar en términos estratégicos, con participación social, responsabilidad ética y política, de eso se trata la tarea de Gobernar.


Publicado por: Argenpress.info - Silvina Anfuso (MDZOL) – 20/05/14 -

Curanderos en Egipto mutilan a niñas, pese al rechazo global

Saber Abd El Mawgoud comenzó su carrera castrando ovejas y cabras, antes de pasar a los seres humanos. Su primer experimento fue con un niño que intentó circuncidar en 1999 ante la insistencia del padre. 

El niño murió a los pocos días de una infección posoperatoria, cuenta Mawgoud, de 67 años y oriundo de la provincia de Al Monofiya, 60 kilómetros al norte de El Cairo. Mawgoud continuó ejerciendo como cirujano, con la asistencia de una enfermera durante algunos años y luego solo. Pronto comenzó a operar sobre todo a niñas. "Después de mi mala experiencia con la circuncisión de varones, me especialicé en la mutilación genital femenina y realicé miles de operaciones. 

Algunas murieron, especialmente cuando había epidemias". "Más de una vez me enfrenté a los tribunales, porque los padres me denunciaban, pero me liberaban después de pagar una multa por ejercer sin licencia", explicó. Al final, padres terminaban admitiendo que habían aceptado que este curandero realizara la operación. En el 2010 la cantidad de cirugías que practicaba cayó, cuando el Ministerio de Salud lanzó una campaña educativa para que la población acudiera a personal médico y no a curanderos. Solo entonces Mawgoud comprendió que venía operando a las niñas de una manera incorrecta, cuando una paciente sufrió una gran hemorragia y su padre la llevó al hospital. Sin embargo, Mawgoud no tiene reparos. "Los padres mutilan a sus hijos por costumbre. Se considera apropiado que lo hagan, para evitar la desgracia de los padres cuando sean ancianos", señaló. Pero reconoce que no operó a sus nietas. Les pidió a sus madres que las llevaran a un hospital, por temor a hacerles daño. 

Efectos irreversibles La ablación es perjudicial en muchos aspectos, según la médica El Naglaa Shabrawy, jefa del departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina Al Azhar. "Es una costumbre tradicional de nuestra sociedad ignorante. Se remonta a la era de los faraones y no tiene beneficios de salud ni ningún tipo de fundamento religioso en el islam", aseguró. En cambio, supone el riesgo de muerte debido a hemorragias e infecciones. Otros problemas son de índole psicológica. "Puede afectar las relaciones sexuales y causar problemas que duran toda la vida", afirmó. La mutilación provoca apatía emocional en las mujeres debido a que se corta parte de un órgano. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), más de 125 millones de niñas y mujeres sufrieron algún tipo de mutilación genital en 29 países de África y Oriente Medio. Treinta millones de niñas más corren el riesgo de padecerla en las próximas décadas."En Egipto, el apoyo general a la mutilación genital femenina está disminuyendo y la práctica se reduce lentamente", según Shabrawy. La eliminación es lenta Pero el descenso ha sido mínimo en este país de 83 millones de habitantes.La prevalencia disminuyó de 76% en el 2005 a 74% en el 2008 para las niñas de 15 a 17 años. "Se requieren esfuerzos colectivos para avanzar hacia la eliminación de esta práctica nociva", opinó la especialista. 

De hecho, las mutilaciones continúan a pesar de que fueron prohibidas en el 2007, cuando una niña de 11 años murió en una clínica privada mientras se sometía a la operación. La ley prevé hasta tres años de cárcel por desfigurar y dañar el cuerpo humano. La Encuesta Demográfica y Sanitaria de Egipto, realizada en el 2005, indicó que las familias pobres de las zonas rurales son las más propensas a la práctica. La encuesta indica que 80,7% de las jóvenes de 15 a 19 años habían sido mutiladas, y esa proporción aumenta a 87,4% entre las mujeres de hasta 24 años. 

Menos de dos de cada 10 jóvenes se salvan. La ablación "consiste en seccionar cuatro zonas de los genitales externos de la mujer. Una de ellas (el clítoris) es la principal responsable de la sensibilidad durante el coito, y su ausencia causa problemas maritales", explicó Shabrawy. Las víctimas de ablación han reportado que también impide el placer sexual, y el coito con frecuencia termina en dolor y secreciones vaginales, además de tensión emocional. 

Publicado por: ElComercio.com - Hisham Alam – (IPS) – Egipto -18/05/2014



La niña que estremeció las marcas de Coca-Cola y Pepsi

El poder del consumidor y las redes sociales fueron las armas utilizadas por una adolescente en Estados Unidos, para lograr, en 2012, a sus 15 años, que Pepsi, fabricante de Gatorade, retirara de su fórmula el aceite vegetal bromado (BVO por sus siglas en inglés).
Sarah Kavanagh ya tiene 17 años, vive en Hattiesburg, Missisipi, y como cualquier otro adolescente gusta de las bebidas azucaradas.
Según una publicación del diario The New York Times , la chica sacó la botella de Gatorade de su refrigerador, y como buena vegetariana, revisó la etiqueta, para constatar que no tuviese ingredientes animales.
Su atención se centró en el componente BVO, y decidió investigar este compuesto en Google.
Tras la búsqueda rápida, Sara encontró que este ingrediente se utiliza como estabilizador de sabor dentro de los refrescos, pero también fue patentado por empresas químicas como un aditivo para retardar el fuego.
Japón y la Unión Europea incluso habían prohibido esta sustancia en alimentos y bebidas, por un riesgo potencial de trastorno nervioso si se consume con frecuencia.
‘La lista de posibles efectos secundarios incluía desórdenes neurológicos y alteraciones de la tiroides’, explicó la chica al rotativo estadounidense en aquel momento.
ACCIÓN
Molesta por su descubrimiento, Sara comenzó una fuerte batalla contra Pepsico en 2012 para que retirara este polémico estabilizador de sabor.
‘No pongan retardantes de fuego químicos en las bebidas deportivas’, exigió la curiosa adolescente, y comenzó una petición en la plataforma ‘Change.org’.
Más de 200 mil firmas consiguieron alcanzar el objetivo en sólo un par de semanas.
Una segunda petición llegó unos meses más tarde, esta vez en contra de Coca-Cola para exigir la eliminación del BVO dentro de su Powerade.
Esta vez el movimiento necesitó poco menos de 60 mil firmas para que la compañía anunciara, en un comunicado, que ‘aunque es utilizado de forma segura para sus consumidores’, retiraría el ingrediente de dos de sus variedades de esta bebida deportiva y otros de sus productos a lo largo de este año en Estados Unidos.
Aunque señaló que la medida tendría efecto en el resto del mundo, no ofrecieron un calendario aplicable a otros países.
Los consumidores tienen poder sobre las marcas, poder que han empoderado las redes sociales y el internet.
Si somos optimistas, esperaremos que la labor de esta chica sea un ejemplo que impulse la práctica de hábitos de consumo más responsables.

Publicado por: Diario La Estrella de Panamá – Redacción Capital – 20/05/14 -

“Mujeres indígenas en la guajira colombiana”

Nuevamente he tenido el placer de compartir experiencias y trabajo con las mujeres de la Fuerza de Mujeres Wayuu, gracias al trabajo que desde Ipes Elkartea realizan con ellas en el marco de un proyecto financiado por la UE. En esta ocasión con motivo del 3 módulo de la escuela Mujeres indígenas y otras formas de sabiduría. Un espacio cargado de fuerza con un grupo de mujeres llegadas de diferentes partes del caribe Colombiano llenas de experiencias e historias impresionantes. Y como siempre la experiencia resulta tremendamente enriquecedora al poder aportar un granito de arena en un proceso de autoorganización y fortalecimiento de mujeres indígenas colombianas muy interesante.

Las mujeres indígenas de ese País llamado Colombia atesoran una larga lista de violaciones de sus derechos difícilmente igualables. Al machismo tradicional de unas sociedades muy cerradas se suman la violencia de género, y un sinfín de barbaridades que han sufrido en primera persona como consecuencia del conflicto armado colombiano. Este conflicto sigue siendo especialmente duro contra los pueblos indígenas y muy especialmente contra las mujeres indígenas que siempre se llevan la peor parte. A pesar de las negociaciones de paz que se están celebrando en Cuba, durante los últimos meses los asesinatos de dirigentes indígenas por actores del conflicto no han parado. No interesa hablar mucho de ello, pero la realidad y las estadísticas están ahí. Y las agresiones contra mujeres indígenas tampoco han cesado. Los datos siguen estando ahí, aunque siga sin interesar que estos datos se conozcan.
A pesar de tanta violencia, impunidad y discriminación, incluso de sus propias comunidades y pueblos, estas mujeres de la escuela no renuncian a su determinación de vivir con dignidad y de dejar a sus hijos e hijas una sociedad menos agresiva contra las mujeres. Su alegría y capacidad para superar adversidades durísimas llama la atención de alguien que viene de Europa y que está acostumbrado a ver estas cosas en las películas más que en la vida real.

Las mujeres indígenas están reclamando su espacio en el panorama político nacional y exigen ser parte de los procesos de negociación. Organizaciones como la fuerza de mujeres wayuu son un ejemplo impresionante de la determinación y capacidad que tienen las mujeres para superarse en las peores condiciones. Lo están haciendo en condiciones muy duras, asumiendo precios altos en lo personal y en lo profesional. Pero convencidas de que alguien debe llamar a las cosas por su nombre y exigir que se produzcan los cambios necesarios para que el bendito desarrollo llegue por fin a esta parte del mundo. Alguien debe denunciar que en los últimos meses alrededor de 19 niños han muerto en la Guajira por hambre, que la frontera venezolana se encuentra totalmente militarizada y las mujeres Wayuu se llevan la peor parte (detenciones arbitrarias por llevar comida, abusos sexuales como condición para pasar la frontera, violencia…)., que las empresas extractivas de minería e hidrocarburos que operan en la región campan a su antojo sin la menor preocupación por los daños que han causado, y que la pobreza, como siempre, afecta a los de siempre: a las comunidades indígenas, en este caso del pueblo Wayuu, y muy especialmente a las mujeres wayuu.

Mientras todo esto pasa Colombia se prepara para una nueva cita electoral el próximo mes de marzo, a la vez que vive entusiasmada sus negociaciones de Paz con una guerrilla desgastada y desprestigiada con grandes incógnitas por resolver al tiempo que avanzan las negociaciones. La desarticulación de los grupos paramilitares no ha terminado de funcionar. Los que se desmovilizaron y cumplieron penas de cárcel ya están en la calle con el único oficio conocido de la violencia y la extorsión que implantan como ley callejera allá donde se juntan más de dos de estos angelitos. Y los que no se desmovilizaron siguen parapetados en regiones estratégicas controlando suculentos negocios ilícitos y utilizando a la población civil como escudos de sus actividades.
La violencia del narcotráfico se mantiene con una intensidad alarmante más allá de los ¨ planes Colombia¨ y de las actividades de la inteligencia militar de unos y de otros (aquellos que son juez y parte del mundo). La violencia contra dirigentes sindicales, campesinos e indígenas recupera el triste esplendor de tiempos pasados, cebándose como antaño con el pueblo Nasa y la determinación de sus dirigentes, decididos a no permitir que los excombatientes guerrilleros transformados en agricultores invadan sus territorios y les expulsen con el único argumento de la violencia. Y, por supuesto, la violencia política, vuelve a escena cuando la Unión Patriota (la famosa UP) ha regresado del exilio al que fue condenado después del asesinato de más de 300 de sus dirigentes políticos a mediados de los 90 cuando las FARC ya intentaron dejar las armas y entrar en la vida política. Vuelve a escena, una vez más, contra los candidatos electorales de la UP a cuyas cabezas ya se ha puesto precio y cuyas oficinas centrales ya han sido allanadas por personas vestidas de policías. Nuevamente las elecciones de este año no se libran de la violencia y de los señalamientos hacia los que amenazan con intentar desestabilizar los poderes ocultos de los negocios ilícitos.

En medio de semejante ¨quilombo¨ los pueblos indígenas y sus mujeres siguen exigiendo respeto y cumplimiento del derecho. El espacio de fortalecimiento de mujeres indígenas de la escuela de mujeres y otras formas de sabiduría o la red seimakan de mujeres indígenas y afrodescendientes del caribe colombiano son ejemplos positivos de lo que la determinación de un grupo de mujeres puede lograr. El informe sombra presentado ante la CEDAW por diversas organizaciones de mujeres indígenas del País en octubre de 2013 ofrece una hoja de ruta importante para mejorar los derecho de las mujeres indígenas. El nuevo partido político MAIS, surgido desde el movimiento indígena y con el apoyo unánime de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) representan una esperanza interesante a tantas y tantas organizaciones y comunidades invisibilizadas, excluidas del desarrollo nacional y secuestradas por la diversidad de actores armados. Y las mujeres indígenas ahí siguen tejiendo espacios para conseguir una vida mejor, llevando sus hijos a cuestas de un lado al otro del País para participar en reuniones y generar alianzas, soportando las críticas internas y externas por ¨descuidar¨ sus labores como mujeres y demostrando una vez más que sin ellas el movimiento indígena difícilmente podrá avanzar. Si se consiguen los cambios que este País necesita, será en gran medida gracias al sacrificio de tantas y tantas mujeres.


Publicado por: AmecoPress – Madrid – Mikel Berraondo – 20/05/14 -

Infancia perdida: niños y adolescentes son engañados por el crimen organizado. (Honduras)

Niños y adolescentes pobres de Honduras han perdido la infancia por involucrarse en el crimen organizado. La constatación es de la organización Casa Alianza, revelada en el informe "Infancia y juventud en las redes del crimen organizado en Tegucigalpa”. La entidad señala que los menores están involucrados principalmente en robos, asesinatos, extorsión, tráfico y venta de drogas y armas.
El crimen organizado encuentra en la pobreza y en la carencia una brecha para engañar y reclutar a niños y adolescentes que son entrenados para usar armas y estar en la línea de frente de acciones violentas. Además de ser una mano de obra barata, los menores no son castigados por la ley hondureña. No existen estadísticas oficiales, pero en el se informe se asegura que es cada vez más alto el número de menores de 10 a 18 años que integran pandillas y grupos criminales en el país.

Casa Alianza señala que la marginalidad, la exclusión social y la desintegración familiar son también factores condicionantes, pero no determinantes para que niños y adolescentes se vinculen con grupos criminales. La pobreza y la situación de abandono familiar se señalan como los factores que convierten a los menores en más vulnerables al reclutamiento forzado por el crimen organizado.
De 120 niños y adolescentes entrevistados durante la preparación del informe, el 44% manifestó que las actividades ilícitas que rinden mejor y de forma más rápida y fácil son la venta de drogas, el robo y el cobro de extorsiones. Vender o transportar drogas y armas y conseguir marihuana y alcohol también fueron citadas como "actividades” fáciles de realizar en Tegucigalpa.
Atentamente alerta a esta situación, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó un llamado al Estado hondureño para que proteja a los niños y adolescentes de la violencia y dé prioridad a las investigaciones sobre varios asesinatos de menores en el país. "Ante los recientes asesinatos de menores en centros de reclusión o en sus comunidades, las autoridades hondureñas deben realizar investigaciones diligentes e imparciales, además de aplicar las sanciones correspondientes para evitar la impunidad y la repetición de hechos similares”, demandó el organismo.

El último 4 de mayo, cinco jóvenes murieron y uno fue herido por la explosión de una granada dentro de un centro correccional de menores en San Pedro Sula. Recientemente, otros cuatro adolescentes fueron asesinados a puñaladas en sus casas y otros dos fueron torturados y asesinados. Las autoridades hondureñas atribuyen la autoría de los casos a bandas, pandillas y grupos criminales.
A fines de abril de este año, la relatora especial de la ONU sobre venta, prostitución y pornografía infantil, Najat Maalla M'jid, ya había demandado al país que adoptara con urgencia medidas para proteger a los menores víctimas de violencia y abusos.

Honduras está siendo bañada por una ola de violencia. Datos de 2012 de la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (Unodc) muestran que el país tiene la tasa de homicidios más alta del mundo, son 90,4 por cada 100.000 habitantes. De acuerdo con un relevamiento de la ONG Consejo Ciudadano por la Seguridad Social Pública y la Justicia Penal, de México, por tercer año consecutivo la ciudad hondureña de San Pedro Sula fue considerada la más violenta del mundo.


Publicado por: Adital Joven -  Honduras – Natasha Pitts – 21/05/14 -

Mayoría de muertes maternas son evitables

Tres mujeres mueren diariamente por complicaciones en el embarazo, parto y puerperio

La mortalidad materna se ha reducido en México en casi 50% entre 1990 y el 2012, pasando de 88.7 a 42.7 muertes por cada 100,000 nacidos vivos. Sin embargo, todavía unas 1,000 mujeres mueren cada año por causas evitables.
De acuerdo con un informe publicado el 5 de mayo por el informativoContralínea, en el 2012 — la cifra más reciente —, 73% de las muertes maternas tuvo su origen en causas directas (aborto, enfermedades hipertensivas del embarazo, trauma obstétrico, hemorragia, sepsis) que podrían haberse atendido adecuadamente y de manera oportuna. Además, siete de cada 10 muertes maternas se producen en centros hospitalarios.
Para Paola Sesia y Raffaela Schiavon Ermani, del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, "la muerte materna es una violación a los derechos humanos de las mujeres porque es evitable en la gran mayoría de los casos. Son muertes innecesarias, por lo que, al ocurrir, se viola el derecho a la vida de las mujeres. Las muertes evitables son aquellas defunciones que ocurrieron de manera ‘prematura’ e innecesaria, de acuerdo con el nivel de tecnología médica disponible y el conocimiento clínico alcanzado”.

El no gubernamental Observatorio de la Mortalidad Materna de México (OMM) estimó que 29,869 mujeres murieron entre 1990 y el 2013 por deficientes servicios de atención médica, cifra que aumenta en estados con una importante población indígena como son Chiapas, Guerrero, Oaxaca o Tlaxcala. Las mujeres en los 100 municipios con menor índice de desarrollo humano tienen cinco veces más posibilidades de morir por problemas durante el embarazo y el parto que en el resto del país.
Asimismo, de las 960 muertes maternas registradas en el 2012, 141 correspondieron a adolescentes entre 10 y 19 años. Desde el 2002, se han registrado 1,841 casos de muertes maternas de niñas y adolescentes. La falta de información sobre sus derechos sexuales y reproductivos y no acudir a los servicios médicos de manera oportuna se encuentran entre los motivos del elevado número de mortalidad materna adolescente en el país.

Progreso insuficiente
El informe "Estado Mundial de las Madres 2014” elaborado por la organización humanitaria Save the Children y publicado el 5 de mayo, coloca a México en el puesto 54 de 178 países en el Índice de las Madres que clasifica a los países de acuerdo a las condiciones a nivel de salud, situación económica, educación y participación política que viven las madres.
ParaSave the Children, México tiene una deuda pendiente con los Objetivos de Desarrollo del Milenio en relación a la mortalidad materna. La meta de reducir en tres cuartas partes la mortalidad materna entre 1990 y el 2015, está lejos de ser alcanzada, ya que debe llegar a 22.2 muertes por cada 100,000 nacidos vivos, siendo la cifra actual de casi el doble (42.7 muertes por cada 100,000 nacidos vivos).
El documento "Objetivos de Desarrollo del Milenio en México, Informe de Avances 2013”, publicado en setiembre del año pasado por el gobierno federal, admite un "progreso insuficiente” en la reducción de la mortalidad materna, agregando que se trata de "un problema de salud pública que refleja inequidad social y evidencia limitaciones en cobertura y calidad de los servicios de salud, como el acceso a métodos de planificación familiar, la detección y el tratamiento adecuado de complicaciones y la atención oportuna en hospitales resolutivos”.
Entre las medidas que el gobierno ha asumido con el fin de cumplir la meta para el 2015 se incluyen el fortalecimiento de los controles del embarazo, parto y puerperio y manejo médico de la emergencia obstétrica, particularmente para preeclamsia/ eclamsia, hemorragia obstétrica, infección puerperal y las complicaciones del aborto que son las principales causas de muerte materna.

AMPÉRICA LATINA/ EL CARIBE
Índice de las Madres 2014*
PAÍS PUESSTO
Cuba 35
Costa Rica 39
Granada 42
Argentina 43
Chile 47
Barbados 49
Uruguay 53
México 54
Ecuador 64
Trinidad y Tobago 65
Venezuela 67
Perú 72
Brasil 76
El Salvador 78
Santa Lucía 80
Colombia 85
Belice 86
San Vicente y Granadinas 86
Jamaica 91
Bolivia 93
Nicaragua 95
Surinam 99
República Dominicana 102
Paraguay 105
Honduras 107
Panamá 109
Guyana 112
Guatemala 126
Haiti 168
*Calculado en base a cinco indicadores: riesgo de muerte materna a lo largo de la vida, índice de mortalidad de menores de cinco años, número de años de escolarización formal, producto nacional bruto per cápita y participación de las mujeres en el gobierno nacional, siendo el puesto 1 el mejor.

Publicado por: ADITAL - Fuente: Save the Children. – Noticias Aliadas (México) – 21/05/14