miércoles, 19 de marzo de 2014

Un ensayo fotográfico muestra cómo era la rutina de las prostitutas a principios del siglo XX

Uno de los fotógrafos norteamericanos más famosos de todos los tiempos, John Ernest Joseph Bellocq, mantuvo durante más de tres décadas una de sus obras más ocultas.

Fotografiado en 1912, el proyecto reúne las imágenes en la rutina de las prostitutas de la época se consideraba vulgar y sucia. Por esta razón, no se publicó hasta 1949, tras la muerte de Bellocq.

El fotógrafo incursionó por Storyville, Nueva Orleans, EE.UU., para fotografiar a las prostitutas locales. La obra fue descubierta por el fotógrafo Lee Friedlander.

Aquí, algunas de ellas ……..








Mujeres de Zimbabwe convierten las papas en oro

Plantación de papas en el patio de la casa de Lina Chingama, de la localidad de Norton, 40 kilómetros al oeste de Harare. Crédito: Jeffrey Moyo/IPS
Shyline Chipfika, de 26 años, es una de las miles de mujeres de ciudades de Zimbabwe que han hecho fortuna cultivando sus propias papas. Y gran parte de su éxito se lo deben a una prohibición a las importaciones.
“Yo era una simple trabajadora en el hogar, y mi vida cambió mucho cuando me animé a plantar papas”, dijo Chipfika a IPS.
Su esposo se dedica a la venta ambulante en autobuses de Harare desde 2008, cuando la empresa en la que entonces trabajaba cerró, afectada por la hiperinflación, que paralizó a varios sectores de la economía.
La historia de éxito de Chipfika es muy rara en Zimbabwe, y ella asegura que no piensa dejar de cultivar.
“Vivía en un pequeño apartamento, pero gracias a esta iniciativa logré ampliarlo y convertirlo en una propiedad respetable”, dijo.
Para cultivar papas no se requiere una gran cantidad de tierra, solo tener un patio común y corriente. Allí muchas mujeres plantan semillas en sacos llenos de tierra fértil.
“El cultivo de papas en las ciudades que hacen las mujeres es muy simple y extremadamente productivo. Y sin embargo, desde tiempos inmemoriales las zonas urbanas fueron desaprovechadas por muchos que no veían ningún valor en ellas”, dijo a IPS el funcionario de extensión agrícola Mike Hunde, en Marondera, capital de la provincia Mashonalandia Oriental, a 70 kilómetros de Harare.
El gobierno estimula la investigación agrícola para mejorar la productividad, y promueve el cultivo de papas para la seguridad alimentaria y para apoyar a cultivadores locales. En 2013, prohibió las importaciones de este alimento básico, y la producción local despegó.
Aprovechando esta protección, mujeres en pueblos y ciudades formaron asociaciones para obtener ayuda financiera y asistencia de organizaciones no gubernamentales con el fin de dedicarse al cultivo de papas.
Según la Unión de Agricultoras Urbanas de Harare, en todo el país hay 151 asociaciones con 16.150 mujeres dedicadas a cultivar papa.
“Desde que se prohibió la importación cubrimos ocho por ciento delmercado nacional, dominado por los grandes productores locales, con 88 por ciento, mientras algunos agricultores varones que nos han imitado aportan el cuatro por ciento restante”, explicó a IPS la secretaria general de la Unión, Abigail Mlambo.
“Nuestra asociación de 12 cultivadoras se acercó a organizaciones no gubernamentales para pedir financiamiento e impulsar nuestro proyecto urbano”, dijo Nancy Chikwari a IPS.
Tras reunir 1.000 dólares para comprar insumos, el proyecto creció rápidamente, señaló. Hoy, esas mujeres pueden enviar a sus hijos a la escuela y a la universidad sin depender financieramente de sus maridos.
“Solo en 2013 cosechamos 30 toneladas y vendimos cada paquete de 15 kilos a ocho dólares, obteniendo miles de dólares en ganancias”, dijo Chikwari. Todas ellas ahora tienen automóvil y una casa en la capital.
Las mujeres en este país de África austral constituyen el sector más afectado por el desempleo. Según la Oficina Central de Estadística, de los 13 millones de habitantes del país, 60 por ciento son mujeres y 66 por ciento de ellas están desempleadas.
Cifras oficiales de 2013 indican que solo 850.000 zimbabwenses cuentan con un empleo formal.
El Programa Mundial de Alimentos estima que el desempleo en este país ronda 60 por ciento, y un gran número de personas sobreviven en el sector informal.
Pero para muchas mujeres que ahora se dedican a sembrar papas, el desempleo es cosa del pasado.
“Las mujeres como yo ya no nos preocupamos por el desempleo. Hago muchas ventas de papas que cosecho en mi propio patio trasero”, dijo Lina Chingama, de 44 años, residente de Norton, localidad 40 kilómetros al oeste de Harare, en diálogo con IPS.
Chingama dijo que realiza tres cosechas al año y obtiene 1.200 kilos cada vez. Una bolsa de 10 kilos se vende a unos 10 dólares en el mercado local.
Muchas mujeres, antes dependientes de sus maridos, ahora se convirtieron en sostén de sus hogares.
“¿Quién dijo que las mujeres no podían mantener a sus familias? De verdad, vea lo que la magia de la papa ha hecho para muchas aquí. No nos hemos quedado dormidas en las ciudades, sino que estamos velando por el bienestar de nuestras familias”, dijo a IPS la activista feminista Grace Mbiza.
El ambientalista independiente Archibald Chigumbu destaca que este tipo de siembra es sostenible.
“Su método no daña el ambiente, pues las bolsas con las plantas de papa se ubican en los patios”, dijo Chigumbu a IPS.  Las variedades más cultivadas son Amythest, Mont Claire, BPI, Jacaranda, Opal y Emerald, destacó.
Ronald Museka, presidente del gremio agropecuario Consejo de la Papa de Zimbabwe dijo a IPS que “buscamos asegurarnos de que haya suficiente producción para el mercado local, y las mujeres de las ciudades están haciendo precisamente eso. Pronto podrían comenzar a exportar”.
Por su parte, el ministro de Agricultura de Zimbabwe, Joseph Made, mostró un decisivo apoyo al emprendimiento.
Estas mujeres “lideran una gran iniciativa, maximizando los cultivos de papa en sus patios domésticos, y terminan el día yendo al banco con una sonrisa. No dudaremos en apoyarlas en todo lo que sea posible”, dijo Made a IPS.
Pero las agricultoras tienen dificultades con las autoridades locales, ya que no están claros los márgenes legales del cultivo doméstico para la venta.
“Las autoridades de los concejos no han aprobado la agricultura urbana, y no estoy seguro de lo que puede ocurrir con estos proyectos”, dijo un funcionario local a IPS a condición de preservar el anonimato.

Publicado por: IPS – Harare – Jeffrey Moyo – 11/03/14 -



Las mujeres de Somalia se rebelan contra la ablación

La Circuncisión Faraónica, la más brutal de las ablaciones. “Es la forma más agresiva de Mutilación Genital Femenina (MGF) y consiste en la extirpación de los labios mayores y menores y del clítoris. 


Deega Abukar está agotada. Dormita sobre su brazo derecho mientras a sus pies descansa su pequeña. La niña mueve lentamente las manitas, suelta un largo bostezo y comienza a llorar. Deega entorna los ojos. Está desorientada. Los lloros de la pequeña se hacen más fuertes y la muchacha (tiene solo 18 años) la toma en brazos y la ofrece el pecho para calmar su sed.

Deega dio a luz en el Hospital Banadir —el más importante de todo Mogadiscio— hace unas horas. Fue un parto lento, agónico y muy doloroso. La doctora Lul Mohamud Mohamed tuvo que hacerla varias incisiones para ayudar a 
dar a luz ya que debido a la circuncisión faraónica la vagina estaba completamente cerrada imposibilitando el parto. Cuando se le pregunta a la doctora por la situación de la madre después de la cirugía se encoje de hombros resignada y ladea la cabeza. “Lo he hecho tantas y tantas veces que es algo habitual. Lo normal es que las tengamos que ‘rajar’ con el bisturí para poder abrir la vagina porque de otra forma los bebés no podrían nacer y la madre moriría de agotamiento y dolor”, confiesa esta mujer que lleva prácticamente toda su vida ayudando a las madres a dar a luz.

La Circuncisión Faraónica, la más brutal de las ablaciones. “Es la forma más agresiva de Mutilación Genital Femenina (MGF) y consiste en la extirpación de los labios mayores y menores y del clítoris. Después se cose ambos lados de la vulva hasta que está prácticamente cerrada dejando un único orificio. Es una práctica inhumana y brutal que causa cientos de muertos al año en Somalia”, denuncia Sagal Sheid Ali, trabajadora social en Somali Women 
Development Center (SWDC).

Entre 100 y 130 millones de mujeres han sufrido algún tipo de MGF. Es un ‘tradición’ que pasa de generación en generación y que está presente en 28 países de África, pero que también ha comenzado a desembarcar en Europa, Oriente Medio y Europa. El 95 por ciento de las somalíes están circuncidadas —es el país donde más se realiza esta práctica, según un informe de Save the Children. “No es una cuestión religiosa porque va en contra del Islam. Es algo cultural y que pasa de generación en generación y se ha convertido en algo habitual entre las mujeres de Somalia. Es una tradición”, denuncia Sagal.

En un país donde las tradiciones son tan respetadas por la sociedad, las mujeres que no están circuncidadas son mal vistas e incluso llegan a ser repudiadas. Se les considera insalubres (según la creencia popular la MGF ayuda a mejorar la higiene de las mujeres) y no pueden manipular ningún tipo de alimento para no contagiar al resto de la comunidad con sus pérfidas manos. Existe la creencia que el contacto del bebé con el clítoris materno puede llegar a ser mortal para el recién nacido.

Los primeros pasos para erradicar esta técnica fueron dados por el gobierno de Somalia que prohibió, en la nueva Constitución, la Mutilación Genital Femenina, donde se considera está práctica como una “tortura” para las mujeres. “La circuncisión de las niñas es una práctica tradicional cruel y degradante, y equivale a la tortura. La circuncisión de las niñas está prohibida”, señala el artículo 15 (4) de la Constitución del país africano. Pero la realidad es que no hay ninguna ley específica y la práctica se mantiene tanto en áreas rurales como urbanas de Somalia.

En este hospital se hacen grandes esfuerzos para que las mujeres comprendan los riegos a los que someten a sus hijas realizando la MGF. Las niñas pueden padecer graves problemas psicológicos, fuertes dolores, hemorragias, infecciones y transmisión de enfermedades, ya que las ablaciones se producen en grupo y con un instrumental que no ha sido esterilizado previamente entre intervención e intervención. “Incluso puede provocar fístulas en la mujer dado que durante las relaciones sexuales el hombre hace fuerza para penetrar a la mujer”, puntualiza la doctora.

La doctora Lul se acerca hasta la cama donde Deega continúa dando el pecho a su hija. La mira y la pregunta como está. La muchacha sonríe. Deega fue circuncidada cuando tenía 14 años. Recuerda que trató de escapar cuando vio lo que le estaban haciendo a las otras niñas, pero entre varias mujeres la lograron retener. “Me hicieron muchísimo daño. Fue algo horrible que jamás podré olvidar en toda mi vida”, se sincera. Pero, a pesar de la experiencia a la que fue sometida, la joven tiene claro que el peso de la tradición puede más que el sentido común. “Mi abuela, mi madre, mis hermanas, mis primas y yo estamos todas circuncidadas. Mi hija será circuncidada porque es una tradición familiar”, afirma sin dudar un instante. “Es nuestra cultura. Es lo que somos y lo que debemos transmitir a nuestros hijos para que ellos hagan lo mismo con los suyos”, confiesa.

La respuesta no sorprende a la doctora Lul. “La circuncisión no tiene nada que ver con la religión, es tradición. Debemos educar a nuestra sociedad para que dejen de realizar estas prácticas brutales”, reconoce la pediatra.



CREAR CONCIENCIA

Los habitantes del campo de desplazados de Maslah se van acercando en torno a una mujer que cubre su cabello con un largo velo rosa. Los hombres a un lado y las mujeres a otro. Algunos se sientan sobre la arena caliente, otros se resguardan bajo la sombra de unos endebles árboles y el resto aguanta con estoicismo bajo el intenso calor que castiga Mogadiscio. La mujer habla con pausa. El silencio es absoluto. Todos la miran y la escuchan con respeto. “No debéis someter a vuestras hijas a la circuncisión porque esto la acarreará graves problemas en el futuro, afectará a su salud…”, la mujer alza la voz para que todos la puedan escuchar.

Los trabajadores de la Organización No Gubernamental Somali
Women Development Center (SWDC) acuden, una vez al mes, a este campo para tratar de crear conciencia entre sus habitantes de que dejen de circuncidar a sus hijas. “Es complicado hacerles ver que esta práctica que para ellos es algo tradicional es algo que afecta negativamente la vida de sus hijas. Ha pasado de madres a hijas desde hace siglos y cambiar esa mentalidad no es tarea sencilla pero cuando les ponemos delante ejemplos de lo que puede ocurrirles a sus hijas entonces es cuando comprenden la situación y muchas comienzan a renegar de estas prácticas. Pero es un proceso largo y difícil”, Sagal Sheid Ali.

“La circuncisión va contra el Islam y contra las mujeres. No debemos someter a nuestras hijas a esta práctica inmoral y antirreligiosa”, clama una mujer entre los asistentes. Todos se giran para mirarla. Algunos cuchichean entre ellos. “En nuestros tiempos, donde no teníamos educación, la circuncisión era una práctica normal entre las mujeres. Pero ahora, los tiempos han cambiado. Nuestros hijos tienen más educación y más conocimiento que nosotros así que no debemos someterlos a prácticas ancestrales”, afirma con firmeza Maryah Habeeb Haydar.

Esta oronda mujer que cubre su cabeza con un larguísimo velo blanco salpicado de motivos verdes es la esposa de uno de los líderes religiosos más importantes del campo de desplazados. A sus 58 años es madre y abuela y lucha con fiereza contra la MGF. “Las mujeres somalíes nos encontramos indefensas y en una situación terrible. Somos nosotras las que imponemos tradiciones sin sentido a nuestras hijas sin recordar lo que sufrimos”, denuncia. Maryah hace memoria y se traslada 44 años atrás cuando fue sometida a la circuncisión faraónica. “Fue terrible. Recuerdo que en mi primera menstruación sufrí fuertes dolores, al igual que la primera vez que tuve relaciones sexuales con mi marido o cuando di a luz y tuvieron que intervenirme quirúrgicamente para que mi bebé pudiera salir”.

Maryah es consciente de su autoridad entre las mujeres del campo y la utiliza para tratar de cambiar conciencias y evitar que más niñas continúen sufriendo de manera innecesaria. Son actitudes como la de esta mujer la que están consiguiendo que el número de ablaciones disminuya en Mogadiscio. “Hemos registrado un descenso en las niñas que han sido circuncidadas, pero solo es un espejismo porque en las áreas rurales donde no podemos llegar está práctica sigue siendo habitual”, se lamenta Sagal Sheid Ali.


Publicado por: el Mañana + El Mundo – Nuevo Laredo – 18/03/14 - 

Riesgos de la depilación genital

Miembros de la asociación médica americana sugieren que la depilación del vello púbico con cera puede derivar en graves lesiones e infecciones.


La depilación del vello púbico se ha convertido en una práctica frecuente entre las mujeres de todos los grupos sociales. Según un estudio publicado en la revista de la Asociación Médica Americana (JAMA , por sus siglas en inglés), la mayoría de las mujeres se depilan por razones asociadas a su actividad sexual. “La remoción del vello púbico está asociado a la actividad sexual de las mujeres. Aquellas  que tienen una vida sexual activa tienden depilarse con  más  frecuencia que aquellas que no la tienen”, anota el estudio.

Pese a su popularidad, el equipo de científicos, conformado por Lindsey Schmidt Berger, Barry Ladizinsky y Margalida Ramírez Fort, sugiere que la depilación genital, especialmente aquella que se realiza con cera caliente, podría traer graves consecuencias para la salud.
“La depilación con cera podría generar microtraumas en la piel y en las estructuras subcutáneas tales como la foliculítis, la propagación de infecciones en toda el área, quemaduras y la aparición de sirigomas o pequeños tumores”, explica la investigación.

Tanto la foliculitis como las propagación de  infecciones son dos de las consecuencias más graves de la depilación . Factores como la flora de la piel y la falta de aseo de los utensilios depilatorios   pueden causar la propagación de bacterias como el estafilococo áureo, la Streptococcus pyogenes y la Pseudomona aeruginosa.
De acuerdo con el artículo publicado por la JAMA, el estado de la salud de una mujer también puede influir en la gravedad de las consecuencias de la depilación con cera. “Uno de los reportes describe cómo una mujer que sufre diabetes mellitus desarrolló la reactivación de un herpes y el síndrome del choque tóxico después de hacerse el bikini”, asegura el informe.

Por otra parte, la depilación con cera puede producir un déficit de la barrera mucocutánea de la vagina, encargada de prevenir la entrada de virus y bacterias al organismo, lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. “Existe una correlación entre la depilación de los genitales femeninos y la adquisición de este tipo de enfermedades y de otros agentes virales que pueden producir, por ejemplo, la aparición de herpes”, afirma el estudio.

En ese sentido, los expertos sugieren a los profesionales de la salud advertir a sus pacientes sobre los riesgos de esta práctica e invitan a las mujeres (especialmente aquellas que sufran de diabetes o problemas circulatorios) a evitarla o, en su defecto, a minimizar los factores que puedan poner en riesgo su salud.
Publicado por: elespectador.com – Salud – 15/03/14 -


Víctimas Inocentes: aterradora brecha de seguridad para los niños

El jefe de la agencia estatal de bienestar de los niños dijo el martes a una comisión de la Cámara de Representantes que las muertes de niños documentada por el Miami Herald expone una brecha en la red de seguridad del bienestar infantil del estado y reconoció, por primera vez, que hará falta más que dinero para arreglarla.
Sin embargo, Esther Jacobo, secretaria del Departamento de Niños y Familias (DCF), se mantuvo desafiante de que la agencia no necesita cambiar sus políticas en lo que se refiere a sacar a los niños en alto riesgo de casas inseguras, y en su lugar dijo que se deben eliminar las brechas en los servicios en la secuela de la serie “Víctimas Inocentes” del Miami Herald.
“Necesitamos identificar cuáles son esos servicios adicionales”, dijo Jacobo, incluyendo qué partes del estado necesitan desarrollarlos “y qué recursos adicionales podríamos necesitar”.
El Herald hizo la crónica de las muertes de 477 niños durante seis años cuyas familias tenían una historia con el DCF y encontró que el número de niños que murieron de abuso o negligencia durante un período de seis años aumentó dramáticamente. Durante este tiempo, administradores del bienestar de los niños en la Florida implementaron un intenso programa de preservación de la familia que redujo el número de niños en cuidado estatal mientras reducía los servicios y descuidaba la supervisión de los niños en familias con problemas.
Jacobo dijo el martes que la solución no es el cambio de la ley, sino incrementar las herramientas que tiene la agencia para proteger a los niños en alto riesgo de abuso o negligencia.
“Si está en alto riesgo y no tenemos los servicios, la respuesta no es alejarse”, agregó Jacobo. “La respuesta es una acción de la corte si fuera necesario”.
Jacobo reconoció que la serie del Herald destacó el problema de los llamados “planes de seguridad”, que a menudo sólo logran promesas de los padres de que cambiarán voluntariamente sus comportamientos, a menudo con poca o ninguna acción de seguimiento por los trabajadores de casos.
En al menos 83 de las muertes de niños revisadas por el Herald durante el período de seis años, los padres habían estado de acuerdo con uno o más planes de seguridad.
“Parte del problema es que los planes de seguridad no son verificables y no responden a los problemas de seguridad”, dijo Jacobo.
Agregó que si los investigadores no han preparado un caso lo suficientemente fuerte como para persuadir a un juez a que saque a un niño de una casa, la agencia debe confiar en que la familia acepte voluntariamente los servicios.
Jacobo dijo que el DCF lleva a cabo un análisis para determinar qué brechas hay en la forma en que se tratan estos casos a lo largo del estado, pues los suministradores de cuidado basados en la comunidad a menudo tienen grados diferentes de recursos y enfoques. Agregó que suministrar más recursos para llenar las brechas “probablemente” requerirá más dinero “pero no sé todavía cómo será eso”.
Una revisión del Herald del presupuesto del estado durante el período de seis años encontró que éste creció en $10 millones entre el 2005 y el 2013, mientras que los recursos dedicados al bienestar de los niños se redujeron en $80 millones.
El gobernador Rick Scott ha recomendado gastar casi $40 millones para contratar a 400 nuevos investigadores de protección de los niños, pero su presupuesto no incluye dinero adicional para servicios a los niños y familias una vez que estén en el sistema.
El presidente del Senado, Don Gaetz, republicano por Niceville, dijo que renovar el sistema costaría “decenas de millones” en nuevos recursos y está “comprometido a hacer lo nececesitamos hacer”.
“Ha sido siempre la intención del Senado que invirtamos más dinero sobre una base recurrente para desarrollar un sistema de bienestar de los niños que sea más profesional, esto es más efectivo y menos poroso –y que sea un sistema del que estemos orgullosos en vez de uno del que estemos horrorizados”, agregó.
La Cámara de Representantes y el Senado han pedido que se reescriban las leyes de bienestar infantil del estado después de que una serie de historias del Miami Herald del verano pasado destacaran las muertes de niños que se encontraban ese año en cuidado estatal. Las propuestas varían, pero primariamente se centran en mejorar el entrenamiento y experiencia de los investigadopres, mejorar los llamados “planes de seguridad” voluntarios y mejorar la forma en que el estado maneja a los niños médicamente frágiles.
La senadora Eleanor Sobel, demócrata por Hollywood, dijo que la serie del Herald subrayó la necesidad de cambiar los patrones de cuidado del estado para los niños vulnerables de “adecuado” a amplio.
“Vamos a cambiar el sistema”, dijo el representante Gayle Harrell, republicano por Stuart y presidente de la subcomisión de Familias Saludables de la Cámara de Representantes. “Vamos a hacer todo lo que esté en nuestro poder para impedir que los niños mueran a manos de un abusador”.


Publicado por: el Nuevo Herald – Tallahasee Bureau - Mary Ellen Klas (Herald-Times) – 18/03/14 -
                                 




Otro Feminicidio: Mandó asesinar a su novia porque no quería abortar

Manuel Forcelledo Nader, ex novio de Karla López Albert, mandó matar a la joven por 7 mil pesos, ya que quería hacer abortar a la mujer, quien ya tenía 5 meses de gestación.
Se dieron a conocer las conclusiones de las indagatorias realizadas por la policía, las cuales revelaron la autoría intelectual del crimen, del joven de 28 años, quien junto con el resto de los implicados ya están recluidos en el penal de Cholula.

Según medio local, "El Many" como es conocida el ‘papá’ de la criatura, quien estuvo más de un mes arraigado, no estaba dispuesto a reconocer su paternidad, por lo que insistentemente sugería a Karla abortar y proponía algunas clínicas especializadas en la materia; sin embargo, López Albert nunca aceptó y advirtió a Manuel que procedería legalmente en su contra para hacerse responsable y así "garantizar la manutención del hijo de ambos".

Forcelledo Nader había participado en 2012 en la campaña de Enrique Agüera Ibáñez, quien buscaba la Presidencia Municipal de Puebla, específicamente colaboró en el equipo "Jóvenes con Agüera", por lo que conoció a Solís Cano y Cordero Hernández, quienes prácticamente se desempeñaban como escoltas del también ex rector de la BUAP.
Con tal antecedente, Manuel Forcelledo planeó con ambos la forma en la que privarían de la vida a Karla, a quien citó en el salón de fiestas Katz, localizado a un costado de la Recta a Cholula, donde supuestamente firmarían un seguro de gastos médicos para atender el parto.

Una vez que entró al inmueble, la mujer fue sometida por Manuel y Rodrigo Augusto, quienes la golpearon hasta que perdió conocimiento, de inmediato, López Albert fue estrangulada por Moises Cordero con un lazo de rafia y el cadáver fue ocultado en el interior de su vehículo, el cual condujo Rodrigo hasta la ciudad de México, donde abandonó el cuerpo dos días después.

A través del análisis de los distintos números telefónicos de cada uno de los sujetos pasivos y activos del delito, se logró georreferenciar que tanto la víctima como los hoy consignados coincidieron durante un lapso estimado de una hora y media, momento en el que sucedió el feminicidio", destacó Carranca Bourget.

Publicado por: UniradioInforma.com – Tijuana – 17/03/14 -


Adversas condiciones de mujeres en cárceles de EEUU

Un reciente informe trágico y chocante, ha revelado las adversas condiciones que atraviesan las mujeres embarazadas encarceladas en los centros penitenciarios estadounidenses. 

Las mujeres embarazadas en las prisiones de varios estados, como en Massachusetts (nororiente de EE.UU.), llevan esposas durante la gestación, el parto y el posparto, indica la información proporcionada el viernes por el diario estadounidense 'The Huffington Post'.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en 2013, 18 estados estadounidenses aprobaron proyectos de ley con el fin de limitar este tipo de acciones que van en contra de los derechos humanos.

Hay que destacar que los días 13 y 14 de este mes, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (UNHCR, por sus siglas en inglés) analizó la implementación del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) en las cárceles estadounidenses.

En el año 2006, el UNHCR, también, manifestó su preocupación por la situación del parto de las prisioneras estadounidenses y exigió el cese de este tipo de actos de violencia.

Esposar a las mujeres embarazadas prisioneras contradice la aplicación del PIDCP y se considera también una violación de la Convención contra la Tortura, que define la “tortura” todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales.

Esta Convención, ratificada por Estados Unidos en 1994, exige a los signatarios a tomar medidas para preven
ir la aplicación de tortura y tratos o penas degradantes. 


Publicado por: HispanTV – Nexo Latino – 16/03/14 -

Fiscalía de Tegucigalpa (Honduras), ha recibido 130 denuncias de maltrato a ancianos.

Uno de los casos más recientes es el de una anciana que fue atacada a puñetazos y patadas por su nieto.

Al menos 130 casos de maltrato contra ancianos ha recibido el Ministerio Público en los últimos meses, varios ya son ventilados en los Juzgados de lo Penal de Honduras.Del total de casos, 24 son por abandono y 126 por violencia intrafamiliar.

El coordinador de la Fiscalía del Consumidor y la Tercera Edad, Javier Santos, dio a conocer el caso de doña Julia Mercedes Flores, quien fue asesinada a golpes por su propio nieto.Detalló que la investigación inició cuando recibieron la denuncia de que la anciana era maltratada por su nieto, "incluso cuando se le dio captura la había agarrado a puñetazos y le había dado varias patadas en su pecho, eso lo determinó el dictamen médico".De inmediato la anciana fue trasladada a un centro hospitalario, donde falleció "como consecuencia de los golpes recibidos".

El fiscal reveló que el requerimiento fiscal contra el sujeto será modificado, ya que estaba acusado por violencia intrafamiliar y ahora será acusado por parricidio.Dijo que en la "mayoría de casos se trata de hijos mal agradecidos que después de que los padres los han alimentado y dado los estudios, ya cuando ellos se encuentran en una edad que no se pueden valer solos, lo que hacen es sacarlos del lugar de donde viven y quedarse ellos con los bienes que les pertenecen a sus padres".

El acusador afirmó que varios de los ancianos que piden dinero en las calles lo hacen porque han sido abandonados por sus hijos, quienes en algunos casos los han despojado hasta de sus ahorros.El 10 de diciembre de 2013, una quinceañera mató de varios disparos a su madre adoptiva porque ésta le reclamó su relación con pandilleros.El 7 de noviembre de 2012, otra quinceañera en complicidad con su novio asesinó de varias puñaladas a su madre  quien se oponía a su relación.

Publicado por: elheraldo.hn – Tegucigalpa – Redacción – 17/03/14 -

Concientización sobre violencia obstétrica

Como parte de las actividades del Mes de la Mujer, la organizaciónArtemis y elNúcleo Especializado de Promoción y Defensa de los Derechos de la Mujer (Nudem) de la Defensoría Pública de San Pablo realizaron este martes, 11 de marzo, en la Estación Clínicas del Metro, una acción de esclarecimiento sobre violencia obstétrica. La atención fue realizada por 15 voluntarias y por un equipo de Defensores Públicos, integrantes del Nudem.

Ana Lúcia Keunecke, directora Jurídica de Artemis, destacó que fueron distribuidos 4 mil panfletos a hombres y mujeres, que paraban, leían y preguntaban. "Las personas necesitan saber, tener información. Por eso los hombres fueron informados, pues ellos también pueden sufrir violencia obstétrica en el momento en que son impedidos de acompañar a sus mujeres en el parto, por ejemplo. A partir del momento en que las personas toman conocimiento comienzan a denunciar”.

Las actividades de concientización sobre el problema van a continuar durante todo el mes de marzo. Quien estuviera esperando atención en la Defensoría Pública de San Pablo tendrá la oportunidad de participar en un taller sobre violencia obstétrica ofrecida por Artemis en cooperación con la Defensoría.
"Muchas mujeres no saben de qué se trata, así, a partir del momento en que reciben información, comienzan a denunciar. Hoy, los reclamos pueden realizarse en el Ministerio Público y en la Defensoría. Cuando la población está informada sobre el problema es más fácil buscar medidas efectivas contra el problema”, destaca Ana Lúcia.

La violencia obstétrica se caracteriza por la apropiación del cuerpo y de los procesos productivos de las mujeres por los profesionales de la salud, a través del tratamiento inhumano, abuso de medicación y patologización de los procesos naturales, causando la pérdida de la autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad. Esto impacta negativamente en la calidad de vida de las mujeres (definición dada por las leyes argentinas y venezolanas, donde la violencia obstétrica está tipificada).


Publicado por: ADITAL  JOVEN (Brasil) – 18/03/14 – Traducción: Daniel Barrantes -

Muere mujer tras inyectarse vaselina en los senos

Una argentina de 39 años murió como consecuencia de una embolia pulmonar provocada por una inyección de vaselina en los senos con fines estéticos, informó a la prensa una fuente médica.

"Sonia Pérez Llanzon ingresó con lesiones en las mamas, eran como golpes", explicó el médico Julio Plá Cárdenas, jefe de la Clínica Quirúrgica del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, 640 km al sudoeste de Buenos Aires, donde la mujer estuvo un mes internada.
Según el médico, la paciente no quiso brindar información sobre la forma en que se inyectó el producto o si fue ayudada por otra persona.

"Primero negó todo, pero después confesó que se aplicó vaselina, la vaselina es un líquido oleoso, que se hace con petróleo, muy denso", explicó Plá Cárdenas, quien advirtió sobre la peligrosidad de la práctica.
La vaselina llegó al torrente sanguíneo a través de los vasos, luego le afectó los pulmones provocándole dificultades respiratorias, que obligaron a colocarle un respirador artificial.

"En toda mi vida de médico nunca vi un caso así, el organismo tiene anticuerpos para remover bacterias y virus, pero con este tipo de elemento no tiene mecanismo", dijo el especialista a medio local.

La mujer, que vivía en Santa Rosa, era una amante del deporte, dedicada al atletismo y al boxeo y estaba constantemente preocupada por su figura, según informaron familiares

Publicado por: UniradioInforma.com – Tijuana – 19/03/14 -


Embarazos adolescentes aumentan en Zimbabwe

Zimbabwe experimenta un significativo incremento en el número de embarazos adolescentes. Crédito: Jeffrey Moyo/IPS
 Todos los días, Pretty Nyathi*, de 17 años, se levanta de la cama, alimenta a su bebé, lo carga a su espalda y sale rápidamente al mercado para comprar verduras que luego revende en las calles de Bulawayo, la segunda ciudad más importante de Zimbabwe. Ella desearía que su vida fuera diferente.
“No hay nada bello en ser una madre adolescente”, dijo a IPS. “Desearía poder volver el tiempo atrás, a cuando estaba en la escuela, y ser como cualquier otra chica”.
Hace cinco años, su madre murió y ella tuvo que mudarse con su abuela, quien atiende un “shebeen” (bar) en Tsholotsho, 116 kilómetros al noreste de Bulawayo.
A los 14 fue violada por un cliente. “Intenté pedirle ayuda a mi abuela, pero ella me amenazó con echarme”, añadió.
Pronto, la abuela obligó a la joven a prostituirse con los clientes. “Perdí la cuenta de los hombres con los que me acosté sin usar protección”, dijo Nyathi.
En 2012 escapó a Bulawayo, donde vivió en las calles y sobrevivió también prostituyéndose. Dos meses después quedó embarazada, y en una clínica se le diagnosticó VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida).
Un pastor evangélico le ofreció refugio, y en el Hospital Mpilo comenzó a recibir tratamiento antirretroviral.
“Por la gracia del Señor, mi bebé es VIH negativo”, dijo Nyathi.
Ahora la joven vive con un familiar y se esfuerza por seguir el tratamiento. Este requiere “una dieta equilibrada, que me puede ayudar a vivir más y al menos ver a mi hija comenzando la escuela”, dijo.
Nyathi representa uno de los cada vez más numerosos casos de embarazos adolescentes en Zimbabwe.
En 2011, la tasa de fecundidad entre las adolescentes de entre 15 y 19 años era de 112 nacimientos por cada 1.000 jóvenes, cuando en 2006 era de 99 por cada 1.000, según el Estudio Demográfico y de Salud de Zimbabwe (ZDHS, por sus siglas en inglés).
“Se trata de un aumento significativo”, dijo Stewart Muchapera, analista de comunicaciones en el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Zimbabwe, en diálogo con IPS.
Las jóvenes de áreas rurales, como Nyathi, tienen el doble de probabilidades de quedar embarazadas en la adolescencia. La tasa de fecundidad en el ámbito rural es de 144 nacimientos por cada 1.000 jóvenes, contra 70 por cada 1.000 en zonas urbanas.
Riesgos
“La pubertad es un periodo de rápidos cambios biológicos, y esa etapa de desarrollo debe ser bien afrontada por las jóvenes para superarla en forma segura”, dijo Muchapera.
Entre las muchas causas de embarazo adolescente, el experto mencionó la falta de información precisa sobre la pubertad, la cual vuelve a las adolescentes dependientes de lo que les digan otras jóvenes mal informadas o de los pocos datos que puedan obtener en Internet.
También señaló que algunas normas culturales o religiosas, como el matrimonio infantil, las relaciones intergeneracionales, la coerción sexual y el sexo transaccional, contribuyen con el embarazo adolescente.
El ZDHS señala que nueve de cada 10 zimbabwenses activas sexualmente de entre 15 y 19 años se encuentran en alguna forma de matrimonio, y que dos de cada tres jóvenes que tuvieron relaciones sexuales antes de los 15 años lo hicieron contra su voluntad.
El problema se ve agravado por la crisis política y económica de la última década, que propagó la pobreza y deterioró los servicios educativos y de salud. Las adolescentes practican sexo transaccional como medio de obtener alimento, ropa, educación y seguridad.
Simanga Nkomo, partera en Bulawayo, dijo a IPS que cada año asiste a madres cada vez más jóvenes, algunas de 14 años o menos.
“Es preocupante, ya que la mayoría de esas adolescentes no están informadas sobre salud materna y arriesgan sus vidas”, afirmó.
El riesgo de mortalidad materna es el doble para las jóvenes de entre 15 y 19 años que para las mujeres de más de 20, y cinco veces más alto para las niñas de entre 10 y 14 años.
Sipho Ncube* es otra madre adolescente de Bulawayo. Obtuvo buenas notas el año pasado en el colegio secundario, pero debió abandonarlo cuando quedó embarazada y dio a luz un bebé varón, ahora de siete meses.
“Comencé una relación, y una cosa llevó a la otra, hasta que descubrí que estaba embarazada. Tenía conocimiento sobre anticonceptivos, pero por algún motivo no usé ninguno”, contó a IPS.
Ncube y su bebé son VIH negativos, pero perfectamente podría haber sido de otra manera: la seroprevalencia nacional es de casi 15 por ciento entre personas de entre 15 y 49 años.
Unos 120.000 jóvenes zimbabwenses de entre 15 y 19 años contrajeron el VIH en 2012, y 63.000 eran mujeres, según estimaciones del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.
Los padres de Ncube, que trabajan en Sudáfrica, la visitan tres veces al año y le envían algo de dinero. Ella cuida a sus hermanos, de 13 y siete años, en una casa alquilada de dos habitaciones en el suburbio capitalino de Mpopoma.
El padre del bebé trabaja en la occidental ciudad de Victoria Falls, y ayuda financieramente a Ncube cada vez que puede.
“Me lamento de todo, pero debo vivir con las tontas decisiones que tomé”, dijo Ncube a IPS. “Desearía volver al colegio y (a la vez) poder cuidar al bebé”.
* Los nombres fueron cambiados para proteger su privacidad.
 

Publicado por: IPS – BULAWAYO (Zimbabwe) – Thandeka Moyo – 17/03/14 -